Skip to main content

Full text of "El poder civil en España: Memoria premiada por la Real Academia de Ciencias Morales y políticas ..."

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as pan of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commcrcial parties, including placing technical restrictions on automatcd qucrying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send aulomated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ A/íJí/iííJí/i íJíírí&Hííon The Google "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct andhclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any speciflc use of 
any speciflc book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite seveie. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full icxi of this book on the web 

at jhttp : //books . google . com/| 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesdmonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http://books .google .comí 



Sp^n "76^2 




BOtJCBT raOM THB FOHD 
BKQOKAIBBD BT 

frangís sales 

INSTEUCTOK IN SPANISH AND FREIf CH 
191^1854 



EL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



a PODER CIVIL EN ESPAÑA 



MEMORIA 



PaEHrADA POB I. 



IL iCiDlA DE CIENCIAS IMIES I POLlflCAS 

EN EL CONCURSO ORDDUBIO W 1883 

ESCRITA POH EL 

EicMO. Sr. D. MANUEL JANVM Y COLLADO , ' 

■ HdlUBO DI LA SUL Á 



DOCUMENTOS É ILUSTRACIONES 




MADRID 

lUPaBNTA y FOKDIOIÓK DE UIHOSL tKLLO 
■BOB DB CÁUABA I» B. N. 

Don Eiuiato, 8 



■ \ 



•1 



o ^^r\ TQ>. 'L 



/ 



y..: 



'¿ * 



'rt t 



^•*/'.-. 



y 



5vj¿^ Uvwá 



rl 



FELIPE III 



DOCUMENTOS É ILUSTRACIONES. 



Documento núm. 598. 

Proposición leída al reino en 23 de Diciembre de 1598. 

Honrrados caballeros. Procuradores destos reynos que aqui estáis Jun- 
tos, por las cartas conbocatorias que se ymbiaron á las Ciudades y Villa 
cuyos poderes tenéis abréis visto para lo que el rey ntro señeros ha man- 
dado jdntar y ha querido tener y celebrar cortes y para que mas particu- 
larmente lo entendáis y Podáis mejor tratar conferir y praticar lo que a 
su servicio bien y beneficio publico destos reynos conbiene a mandado su 
mag.d se os diga lo que aqui oyreis. 

En las Vltimas cortes queste presente año de «1598» su mag.d hacauado 
de celebrar en esta Villa de Madrid so hizo sauer al rcyno lo que hasta 
entonces bauia sucedido y el estado en que las cossas de su Mag.d y las 
publicas de la Cristiandad y las de sus reynos y estados se liallauan y assi 
no sera menester repetíroslo. 

Y como quiera que la mag.d del rey nro señor que santa gloria aya tubo 
tantas y tan continuas yndisposicioues con el grande y continuo cuydado 
que todos tenéis entendido que su mag.d tenia asslstio al gouierno destos 
reynos atendiendo Primeramente como tan christiano y católico Principe 
al servicio de Dios ntro señor y a la defensa y ensalzamiento de su santa 
fee cumpliendo con la obligación del cargo y ministerio en que fue ser- 
uido de Ponerle sin perdonar a ningún trauajo y lo mismo ha hecho y haze 
su Mag.d después que sucedió en estos reynos con el Gran celo y atención 
ques notorio y assi Por la diuina Misericordia en estos tiempos en que 
tanta parte de la christiandad esta ynfícionada y dañada se conserua y 
mantiene en estos sus reynos la verdadera Católica santa fee y religión e 
Cristiana y la obidiencia de la santa sede a Postolica romana con tanta 
purera y con tan grande exemplo como se puede desear. 



./ 



/ 



4 



8 DBL PODBB CIVIL BN BSPANA 

T Porque después de la religión es la mayor obligación de los Príncipes 
la administración de la justicia su mag.d cumpliendo con ella a tenido y 
tiene después que reyna gran cuenta y cuydado con que se a administro 
con la ygualdad y retetad que todos saueis como se hizo en vida del Rey 
uro Señor queste cu el cielo de manera que los felices tiempos de sus ma- 
gestades ha florczido y ñorece esta bzrtud con tanta períicion quanto en 
otros algunos de que depende la paz tranquilidad y reposo con que en 
estos reynos se biue. 

Assi mismo su mag.d que aya Gloria entendidas las novedades moui- 
mientos y alteraciones que hubo en el reyno de francia considerando de 
quanta importancia era Para el serbicio de dios nro. Señor y conserbacion 
de su santa fee y religión christiana y segundad destos reynos y de los 
otros sus estados el asiento y sosiego de las cosas del dho reyno de fran- 
cia correspondiendo a la obligación que como tan chatolico Príncipe tenia 
embio a dibersas partes del dicho reyno en socorro y ayuda de los chato- 
lieos la gente de a pie y de caballo que habréis entendido en lo qual y en 
la continuación de la guerra de los estados de flandes se hizieron muy 
grandes gastos y expensas sin Poderse escusar que se deuen tener por bien 
empleados Por hauer sido de tanta ymportancia para bien de la chrístian- 
dad y Para el trato y comercio destos reynoá y para que se hefetuase como 
se ha hefetuado la Paz con el christianisimo Rey de francia. 

Por algunas ocasiones que se ofrecieron en el reyno de Aragón fueron 
sus magestades a la ciudad de Tára^ona a tener cortes de aquel reyno en 
que se ordenaron y Proneyeron algunas cosas conbmientes y necesarias a 
su rreal servicio y al bien y beneficio publico de aquel reyno y de los na- 
turales del. y assi mismo Visitaron el reyno de nauarra como tendréis en- 
tendido. 

después de lo qual se concertó el casamiento de la S.* Infanta D.* Isabel 
con el S.r archiduque alborto y mediante nro señor se hefetuara con bre- 
vedad. 

assimismo se concertó el casamiento de su mag.d con la reyna nra. se- 
ñora y se hizo el desposorío de sus magestades en la ciudad de Ferrara 
por mano de la santidad del sumo pontifíze clemente otauo y en dando lu- 
gar el tiempo para poder nauegar bendra la reyna nra S.^ plaziendo á dios 
y su mag.d a de salir destos reynos a recibirla para celebrar sus bodas y 
en esto y en el casamiento de la S.* Infanta (y en su yda a flandes se ha- 
brán de hacer muchos gastos). 

desde que su mag.d sucedió en estos reynos con la mucha quentay cuy- 
dado que tiene de la defensa y seguridad dellos y de sus suditos y natu - 
rales a mandado proueer lo que ha parezido conbenir en la tierra y en la 
mar y en los puertos y fronteras presidios y Guarniciones y dado borden 
en la fortificación de las plazas quen todas Parles tiene y que se hayan 
Proueyendo de la Gente de Guerra que tiene en estos reynos y que se ha- 



F£LIP£ III 9 

gan como se bao haziendo las prouisiones necesarias Para qne sas Galeras 
y armadas estén en la borden que conbiene para resistir á los males y da- 
ños qne los cosarios piratas ynfíeles y enemigos de la cbristiandad bazen 
y pretenden bazer de contino a estos reynos y á los naturales dellos y Para 
la Goarda y seguridad de las flotas de las Indias y conserbacion del trato y 
comercio dolías. 

Todo lo qual ha mandado sn mag.d se os diga y reñera para que enten- 
dáis el estado en que las cossas se hallan y lo mucho que es menester para 
acudir á todo ello y quan acabada y consumida esla su real bazienda y los 
sernicios bordinario y extra hordinarioy los espidientes y arbitrios de que 
por esta cansa se a vsado y los ynconbinientes grandes que podrían re- 
sultar de no tener su mag.d las fuerzas y facultad que son menester sien- 
do como son tantas tan precisas y forzosas las ocasiones que se ban ofre- 
cido y ofrecen y se esperan de Grandes y extra bordinaríos Gastos sin l^s 
hordinarios ni sauidos y tan grande la obligación que su mag.d como rey 
y señor tiene de conserbar su autoridad procuraúdo la defensa de nra 
santa fee chatolica y la obediencia de la Iglesia romana y de acudir á la 
Guarda y conservación de sus reynos ques tanto como se puede conside- 
rar y assi os encarga mucho que como tan fieles y leales vasallos y con el 
amor y celo y boluntad que tenéis a su serbicio y al bien y beneficio pu- 
blico y siguiendo lo que estos reynos siempre han acostumbrado y consi- 
derando el grande aprieto en que todo se halla y la vrgente necesidad qne 
su mag.d tiene de ser socorrido y ayudado para acudirá tantas cossas 
como se ofrecen de presente y se esperan en lo por venir lo miréis tratéis 
pratiqueis y deis borden como sn mag.d sea servido y socorrido para que 
pueda suplir tan ynstantes y precisas necesidades atendiendo juntamente 
á lo que os pareciere conbenir al bien y benefício publico destos reynos 
que su mag.d tanto desea y procura en lo qual tiene Por cierto haréis lo 
qne de tan fíeles y leales vasallos y tan celosos del serbicio de dios uro. 
señor y de su mag.d y del bien Yniversal destos reynos y de toda la cbris- 
tiandad se debe esperar. 

Acauado de leer la dha. Proposición los procuradores de la ciudad de 
burgos y los de la ciudad de Toledo se lebantaron en pie y a la par comen- 
Caron juntos á querer responder á su mag.d y su mag.d los mando callar y 
dixo Toledo bara lo que yo mandare bable burgos, con lo qual los procu- 
radores de Toledo pidieron Por testimonio el mandato de su mag.d y los 
de burgos assi mismo lo pidieron y su mag.d mando á nos Don Juan de 
Hinistrosa y pedro de contreras que se les diese y P.° de Miranda salón 
estando el y los demás procuradores en pie y descubiertos respondió en 
nombre del reyno á la dha. proposición lo siguiente. 

Con el dhoso, y Vien a Benturado nacimiento de V. mag.d y subceder a 
tantos principes herederos fue nro. señor ser nido de soldar la Gran quie- 
bra que la fraxelidad de la naturaleza Ymana hizo poniendo en la persona 



Ws^-'^- 


r-í¿.-^ 




.^' 


. r 


^t'i! ' . 


'V. 


'• 


1 


* 


P-f:'-^ 






• 




.'»- 










ijy: 


. ^ 


• 






tf^'.-- 










^•:.-. 










«t.v., 






















._ 








*^' ■ * • 










fe« 


« 








Iwt,''*'^' 










ÚMfc't 










BF| ^_j. - ■ 




















Spk ' ^> 










fe^\\, . 










&^-a; " 










Un!| j 










i' 


I 








W'> ■ 










fM . 




% 






Áv**> 


* 








Lr?-> 


• ■ , 








íí;«' 










£>^** • 










i»'. ■> t 










h^"'^ 










M-.. 










*» ' •• 










C- . 










í^<í\ 










&.■;.' / 


% 








^1r..- 










^.s 










T."^' 




















r t 


í 


















fftr- 










5* ■ ^ 










''< " ' 










íjlv. 











M) DeL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

real de V. mag.d la eminentisima dignidad, do rey sucediendo assi en estos 
reynos como en las may Grandes y heroycas birtades de padres y abac- 
ios que gozan en la Gloria eterna cuyas muy debidas alabanzas son al 
mundo tan notorias Gouernando con singular sabiduría y probidencia asi 
en la administración de la justicia como en el exer^ÍQio de las demás Vir- 
tudes xptianas que en tan tiernos años Pueden ser exemplo á los muy an- 
*" cíanos exercitados en ellas. En fin siendo V. mag.d en quien amirablemen- 
te resplandecen todas las Grandevas dignas de reynar de que resulta muy 
grande consonancia de la Gloria de dios y de Y. mag.d y de la felicidad 
y Bien abent urania destos reynos que con este favor y mrd. que del cielo 
les a benido han de florecer y Producir de manera que bengan á ser fér- 
tilísimos y muy abundantes y como consiga V. mag.d sus muy altos Pen- 
samientos y Santísima ynten^ion y todo lo que en el real nombre de 
V. mag.d se nos a propuesto sujetando no solo al turrco enemigo capital de' 
nra. Santa fee chatolica sino á todos los demás cossarios y hereges que 
por sus pecados se an metido en el mar tempestuoso de sus heregias y 
pervertidos horrores y sin que estos caballeros que en nombre destos 
reynos ha mandado V» mag.d juntar á estas cortes ni lo que después de- 
llos sucediesen tengan de su parte mas que hazer de dar ynfínitas gracias 
a dios por tan grandes mrds. como ha sido seruido de hacernos y muy 
en particular por hauer cumplido en uros, tiempos y con V. mag.d tan 
sin limite ni tassa lo que no pudieron hazer nros. antecesores con sus 
muy claros proxinitores de Y. mag.d de Gloriosa memoria teniendo de 
aquia delante a los mandamientos de V. mag.d sumo respeto y a su vo- 
^/^ ' . luntad suma obediencia suplicando a uro Señor deje Gozar a Y. mag. d 

p\ muy largos y dichosos años y con prospera salud en compañía de la rey- 

H.;^ ^^ ni^* Señora de tan grandes merecimientos que por no comentar lo que 

f!{.' no se podría acauar se sumaran sus alabanzas con solo decir ques digna 

de Y. mag.d a quien de dios la sucesión que la christiandad y estos rey- 
• nos han menester para Yien dellos y hecha Y. mag.d su jornada y conse- 
guido el fin de negocios de tan grande importancia buelba Y. mag.d a estos 
reynos a go^ar del amor y serbicio dellos bibiendo muy contento con la 
bien abenturada presencia fauor y mrds. de Y. mag.d 

Acauado que hubo el dicho pedro de miranda salón de responder á la 
dha. proposición su mag.d dixo al rey no lo que se sigue: 

«Yo os agradezco la boluntad que mostráis a mi serbicio ques la misma 
que tengo entendido de vosotros y de la fidelidad con que estos reynos 
me sirben siempre juntaros heis con el presidente a tratar em particular 
desto y de las demás cossas que conbinieren que yo doy Para ello licencia 
y Procederéis con brebedad por estar tan cerca mi partida.» 

Con lo qual su mag.d se lebanto de su silla y se entro en su a Posento 
acompañándolo los Grandes que allí hauia y los dhos. señores presidente 
y asistentes los qualesse salieron luego y ellos y el rey no volvieron acom- 



2^- 






% 



X 



PBLIPE III 44 

pañando a su SM hasta sa possada en la misína ordea qae vinieron que- 
dándose a la puerta el rey no sin se af^ar con lo cual se acabo el auto del 
dho. día. 

GoTigreao de los Diputados.— Códices de las Cortes de Castilla. 



Documento num. 599. 

Copia de la suplicacián ori^nal que el reino hizo á S. M.: no 
tiene fecha, pero ee dice que es el quinto año de los quince de 
la prorrogación del encabezamiento general. 

«Señor. El Reino di^e que quando tratava de otorgar el servicio de los 
48 millones snplico á Vra. Mag.d se sirviesse de haberle merced de algu- 
nas cosas muy ne^essarias y importantes que se avian puesto por condi- 
ción y Yra. Mag.d no se avia servido de conceder y por que en las res- 
puestas que á ellas se dieron no se concedieron entendiendo son para que 
con mas alivio y beneOcio del Reino se pueda cumplir con el servidlo las 
vuelve de nuevo á suplicar á Vra. Mag.d y son las que se siguen. 

Que Vra. Mag.d mande se responda á lo6 capitules generales de las Cor- 
tes pasadas por estar en ellos suplicado muchas cosas convenientes al bien 
y benefício publico, y aunque esta condición se sirvió Vra. Mag.d de con- 
ceder se publicaría antes que las cartas del servicio se enviasen á las ciu- 
dades cnviandose después á de^ir al Reino de parte de Vra. Mag.d se ternia 
por servido no se impidiese enviar las cartas por esto y que con brevedad 
se responderia á los capítulos y obedeciendo á Vra. Mag.d lo hizo y hasta 
aora no se á rrespondido á ellos, suplica á Vra. Mag.d se sirva de mandar 
que luego se responda. 

Que Vra. Mag.d mande cese y no se pase adelante en la Milicia que se 
trata de establecer y fundar en estos Reinos sino fuera en los lugares que 
estubieren dentro de las diez leguas de la Costa de la mar dellos por los 
grandes incon violentes costas y molestias que dellos podran resultar y estar 
los lugares tan necesitados que importara relevarlos desta carga para que 
mexor puedan cumplir y pagar el servicio que se á de hazer á Vra. Mag. d 
pues con esto parece queda bastantemente proveído á la defensa de los 
puertos y antes que se pusiesse esta condición se avia suplicado lo mismo 
á Vra. Mag.d por memorial particular y enviadole á decir el Presidente del 
Consejo que Vra. Mag.d se servia de mandar se casase por aora en la di- 
cha Milicia sino fuesse en los lugares que estuvieren dentro de las doce 
leguas de la Costa de la mar y por convenir tanto que esto tenga efecto se 
vuelva á suplicar á Vra. Mag.d con mucha instancia. 

Que Vra. Mag.d mande que por seis años que corran y se quenten desde 
el día que se otorgare el contrato del servicio no se labre moneda de ve- 



42 DEL PODBB CIVIL BN ESPAÑA 

llon en ninguDa casa della de las destos reynos por la gran cantidad qae 
ay della en ellos y los machos yncoovinientesqae resaltan y qae ^ese desde 
luego la que al presente se labra en el yngenio do >Segovia y en la casa de 
moneda de Cuenca y que pasados los dichos seis años la moneda de vellón 
que se labrare sea conforme á la ley echa por los señores Reyes Católicos 
que trata desto y como cosa tan negessaria á dado sobre ello memorial 
particular á Vra. Mag.d suplicando lo mismo y signiñcando las rabones que 
á ello mueven al reyno. 

Que atento que el reyno tiene significado á Vra. Mag.d en uno de los ca- 
pitules generales que dio en las Cortes pasadas el remedio que conviene 
dar en lo de los Moriscos del Reino de Granada y por importar tanto se de 
suplica á Vra. Mag.d mande que dentro de quatro meses se provea en ello 
lo que mas convenga al servidlo de Vra. Mag.d cerca de lo que el Reino 
tiene pedido tocante á los dichos moriscos. 

Que las Receptorías del servicio ordinario y extraordinario que go^an 
los Procuradores de Cortes no se desmiembre ninguna parte y que las que 
se an desmembrado y echo merged dellas se buelban á yncorporar con 
las de los dichos procuradores como fueren vacando sin que Vra. Mag. d 
pueda hager merced dellas á otras personas con que las qne fueren re- 
nuQQiables y no bacaren quando murieren las que aora las poseen, suplica 
á Vra. Mag.d haga merced equivalente por ellas á sus herederos y se yn* 
corporen con las de los dichos procuradores de Cortes el día que fallecie- 
ren los que aora las poseen como esta dicho. 

Que quando se otorgo la prorroga qíou del encabezamiento general de 
los quiu^e dños que al presente corre se puso por condición y Vra. Mag. d 
la acepto se habia de hazer yguala en las 'ciudades, villas y lugares destos 
reinos de lo que cada uno avia de pagar y Vra. Mag.d se sirvió para ello 
de nombrar personas y aunque an corrido cinco años de la dicha prorro- 
gación no se á hecho y por ser tan ymportante y necessario y justo que 
aya ygualdad, suplico á Vra. Mag.d se sirva de mandar se haga luego la 
dicha yguala. 

Que Vra. Mag.d sea servido de mandar se guarde la condición del enoa- 
begamiento que áiqe que la administración del se aga por los Contadores 
y Diputados del Reino declarando Vra. Mag.d que los contadores ó la ma- 
yor parte dellos an de ser un voto aunque con ellos se junte nn diputado 
y los diputados ó la mayor parte dellos á de ser otro voto en todas las co- 
sas que se vinieren á votar aunque los Contadores sean mas que los dipu- 
tados porque esto es conforme á derecho y que las cosas en que no se con- 
formaren los contadores y diputados las determine el Consejo. 

Que dentro de dos meses Vra. Mag.d se sirva de mandar aprobar las 
condiciones del Contrato del encabezamiento general que son las que á 
Vra. Mag.d están dadas y á tanto tiempo que se higo este encabezamiento 
como consta por el estar Vra. Mag.d obligado á hacerlo. 



FELIPE III 13 

« 

Que Vra. Mag.d se sirva de mandar asistao dos Comisarios del Reino y 
la persona ó personas qae señalare el reino con las que Vra. Mag.d tiene 
nombradas para tomar las quentas que se están tomando de las Galeras de 
Genova para que con mas claridad se deshagan algunos fraudes y encu- 
biertas que se entiende ay contra la Real hacienda de Vra. Mag.d en las 
dichas quentas y se revean las que están tomadas de las dichas galeras 
de qnaranta años á esta parte para que la hacienda de Vra. Mag.d sea mas 
beneíiQiada y acrecentada y qne las dudas que de las dichas quentas re- 
sultaren las determinen los Oydores de la Contaduría mayor de hagienda 
de Vra. Mag.d y qae si las personas qne el Reino nombrare para asistir á 
estas quentas se escasaren Vra. Mag.d les mande y compela lo hagan y 
ansi lo suplica á Vr». Mag.d 

Que Vra. Mag.d se sirva de mandar y dar ligengia para que las ciudades 
y villas qne quisieren puedan volver á su jurisdigion los lugares que se 
an eximido dellas pagando el precio que ubieren dado los tales lugares y 
sacarlo en la forma que se contiene en la condición del servicio que trata 
del consumo de los Regimientos de los lugares de quinientos vecinos y 
dende avajo y que después no se puedan volver á eximir. 

Qne con muy justas causas de algunos años á esta parte el Reyno á 
acordado que vaya asistir en los Concejos de la mesta un caballero pro- 
curador de Cortes ó un diputado que asista en ellos para defensa de los 
pobres y hager algunas advertencias en casos importantes al Reino y para 
esto suplica á Vra. Mag.d por convenir mucho mande que entre y asista 
en los Concejos y Juntas apartados qne se higleren y se alie presente á 
todo con el Presidente y hermanos della como persona que representa al 
Reino y va á defender las cosas del, asista en todas las dichas juntas y 
Con^^ejos y apartados hasta que se acaven de manera que no se pueda ha- 
Qer, ni hagan ningunas sin su asistencia quiriendo hallarse presente y 
tenga lugar junto al Presidente del dicho Concejo á la mano derecha del. 

Todo lo qual suplica humildemente á Vra. Mag.d se sirva de mandarlo 
conceder en que regevirá muy particular merged y favor de Vra. Mag.d y 
sera muy conforme á su Real y gran clemencia.=Sigue una rdbrica.:=Por 
acuerdo del Reyno Don Juan de Henestrosa, su rúbrica. »= 

ArohÍTO general de Simanoa8.—Negooiado de Cortes.— Logfi^o núm. 41. 



Documento ni5m. 600. 

Carta Real á la ciudad de Burgos en 22 de Mayo de 1599, man- 
dando pague su salario á los procuradores. 

El Rey—Concejo justicia regidores de la muy noble ciudad de burgos 
ya sabéis como enviasteis á la villa de Ocaña por procuradores de cortes 



( 



I 



44 DEL POD£B CIVIL EN BSPAÑA 

á bernardiDo de ierma y á pero sanchez de miranda para que jurasen al 
Illmo. principe don miguel nueetro muy caro é amado nieto los quales vi- 
nieron y fícieroo el dicho jaramente y por que es razón que sean pagados 
de su salario por el tiempo que aquello sean ocupado yo vos mando que 
de la renta de los propios de esa dicha cibdad se de ó pague de a cada uno 
de los dichos vuestros procuradores otros tantos maravedís como soléis y 
acostumbráis dar á cada uno de los regidores desa dicha, cibdad cuando 
vienen á mi corte á facer ó solicitar algunas cosas complideras á esa dicha 
cibdad con tanto á cada uno de ellos los dias que estubieron desde el dia 
que partieron desa ciudad fasta diez y nueve dias del mes de enero y no 
mas y non fagades en deal fecha en Madrid á .veioite y dos dias del mes de 
Mayo del año 4599.=Yo el Rey.«=por mandado del Rey .=sMigael Clemente. 
Arohivo mnnioipal de Bnrsros.— Leirajo 3.**, atado 10, núm. 27. 



Documento núm. 601. 

Carta Real á la ciudad de Burgos en 25 de Julio de 1600, rogan- 
do remita el poder para otorgar el servicio. 

El Rey=Gonoejo justicia Regidores Cavalieros escuderos oficiales y hom* 
hres buenos de la muy noble y muy mas leal ciudad de Burgos cabeza de 
castilla nuestra cámara, ya. sabéis como después que nuestro señor fue 
servido llevar para si al rey mi señor que santa gloria aya yo dile suelta 
y merced á estos reynos del servicio de los 500 quentos cada uno que se 
avia otorgado y concedido á su Magostad en las cortes que entonces se 
estaban celebrando y quedo en estado que solo falta va otorgar el contrato 
del fiado también que ellos entendido el estado en que yo alia va mi ha- 
cienda me servirían con la cantidad que para acudir á mis grandes obli- 
gaciones era necesario y como a viendo disuelto aquellas ¿brtes hice con- 
vocar Las que al presente se celebran en la villa de Madrid en las quales 
se presento esto mismo al reyno y el estado en que las cosas de la xpian- 
dan se halla van y los gastos que con ocasión de mi casamiento y del de la 
Illma. Infanta doña Isabel mi muy cara y muy amada Ser.na y en su yda á 
ñandes y en otra» cosas se avian de hacer forzosamente y quan del todo 
dexava el rey mi señor acabado y consumido su real patrimonio por causa 
de las muchas empresas en que so puso tan del servicio de dios nuestro 
señor por bolver por la defensa de su iglesia, sin aver yo hallado quando 
sucedí en estos reynos cosa alguna deque poderme prevaler para el sus- 
tento de mi estado y dignidad real ni acudir á las otras cosas que depen- 
den de mi; pues con verdad se puede decir que solo herede el nombre de 
rey y las cargas y obligaciones de tal por estar vendida mas cantidad que 
montan las rentas fijas del patrimonio real y aver quedado empeñado por 



r 



FELIPE 111 15 

algunos años Lo que procede del servicio ordinario y extraordinario y de 
las balas y subsidio y escusado y lo que viene de las yndias y que las 
deudas que su Magestad dejo se au aumentado después de su muerte para 
acudir á las cosas suso dichas y al sustento de mi casa real, y en...gado 
se tratase de hacerme tal servicio que tuviese con que poder ser Rey y 
tan poderoso que los enemigos Vivan con temor y estos reynos no estén 
con el riesgo y peligro que tienen de perderle y a viéndose juntado el rey- 
no muy de ordinario y mirado conferido y platicado muy particular- 
mente sobre ello y en los medios y arbitrios de que se podrá usar se ha 
resuelto en el parecer que veréis particularmente por la carta que os es* 
crivi yo os encargo mucho que considerando el estado en que me hallo y 
el peligro que estos reynos tienen y lo que importa al servicio de nuestro 
señor y á la confirmación de su santa fe y religión xpiana y quan en be- 
neficio y utilidad destos dichos reynos se ha de convertir este s^vicio os 
conforméis con su parecer embiando poder á vuestros procuradores de 
Cortes para lo aprovar otorgar y concluir con la brevedad que veis que 
conviene sin poderse escusar como yo lo espero de tan buenos y leales 
vasallos y del amor y voluntad con que siempre aveis acudido al servicio 
de mi corona real y del deseo que aveis significado tener en particular á 
lo que á mi toca que es muy conforme el que yo tengo de haceros mer- 
ced como os lo dirá mas particularmente don Gonzalo manuel mi corre- 
gidor desa ciudad á quien me remito de Yallid á 25 de Julio de 4600.i=Yo 
el rey.!=por mandado del rey nuestro señor=don luis de salazar. 
Archivo mmiicipRl de Boriros. Lesfajo 3.^, atado 10, núm. 98. 



Documento núm. 602. 

Carta original del señor Obispo de Bads^oz á Su Excelencia, fe- 
cha en dicha ciudad á 27 de Abril de 1601, sohre el inventario 
de la plata de los vecinos, iglesias y monasterios. 

«El jueves Santo por la mañana rebebí una carta de V. Ex.*^ con el tanto 
del breve que Su Santidad concedió á Su Mag.d para que el estado eclesiás- 
tico pagase la sisa de vino y a^ey te que se á ympuesto para los millones, y 
assi se dexo luego de proceder contra la justicia y regimiento y se paga, 
y aier jueves 26 de Abril re^ebi otra carta de Su Mag.d y gedula que me 
ymbio el corregidor para que se rregistre y inventarié toda la plata blanca 
y dorada de servi^^o que tienen los vecinos desta Qiudad y tierra, assi 
eclesiásticos como seglares y tienen las iglesias y monasterios, en que se 
va entendiendo y que se á de hazer lo mesmo en los Reynos de Su Mag. d 
para que se entienda la que ay y eviten los daños ó inconvenientes que se 
siguen y pueden seguir de haver empleado tanto dinero como esta en ella 



\6 DEL PODBB CIVIL EX ESPAXA 

y se evite la macha que se saca labrada de los rey nos, y no ^esse el trato 
y comercio en ellos: nuestro Señor lo encamine mny para su servicio y 
guarde á Sus Magestades con sugcession por largos y felí^issimos años 
como la cbristiandad y sus Reynos an menester y se le suplica y á V. Ex.* 
como puede y este servidor dessea: en Badajoz y Abril 27 de 4601.=E1 
Obispo de Badajoz, su rúbrica.» 

Archivo Keneral de Si&uincas.^Neeroeiado de Cories.—Legajo núm. 43. 



Documento num. 603. 

Carta orig^inal del señor Obispo de Ciudad Rodrigo á Su Excelen- 
cia, fechada en dicha ciudad á 6 de Mayo de 160 1, acerca de lo 
mismo. 

ttEx.mo Señor. Por estar enfermo en cama no puedo yr personalmente á 
besar los pies á nuestro Señor el Papa y á Su Mag.d y á V. E.^ las manos y 
darles qoenta como hijo de (^vedien^ia del estado en que está el estado 
eclesiástico deste Obispado, que con el breve que Su Santidad á concedido 
á Su Mag.d para que el estado eclesiástico le den de tributo lá ota va parte 
del vino y azeyte que gastaren y que esto lo paguen como mere laicos y 
los láyeos los puedan cobrar de los eclesiásticos como de los legos. Todos 
estamos tan afligidos y desconsolados que deseamos la muerte corporal por 
ver profanada la ynmunidad eclesiástica y hechos tributarios los templos 
sagrados vivos y materiales y el vino que se ofrege y convierte en sangre 
de jesuchrísto y las lamparas de azeyte que rrepresentaodo la fee viva de 
la yglesia catholica militante alumbran y asisten en el acatamiento del sa- 
cratísimo cuerpo de jesuchristo nuestro Dios y Señor y lo mesmo las sa- 
gradas relichias de la chrisma y óleos santos con que se administran los 
sanctos sacramentos del bautismo confírmagion extrema unción y orden 
sacerdotal, y con esto concurre aver mandado Su Mag.d rregistrar ó yn- 
ventariar toda la plata labrada blanca y dorada que esta dedicada y sacri- 
ficada á Dios y á sus templos y culto divino y la que tienen las personas 
eclesiásticas y no la puedan vender ni enagenar hasta tanto que otra cosa 
se les mande, con que todo el pueblo christiano á rresgevido mayor escán- 
dalo que si á todos nos vbiera mandado quitar las vidas y pasar á cuchi- 
llo ansi por entender lo permite Dios ansi por nuestros pecados como por 
ver que los ynfíeles y ereges nos teman por semejantes á ellos y á Su 
Mag.t por autor dello, y por que con esto y el dicho tribato todos queda- 
mos tan miserables y pobres que quedamos y m posibilitad os de poder ofre- 
cer á Dios y á sus sagrados templos los servicios y ofrendas que se soüan 
ofrecer de plata vino azeyte y otras cosas por ser ansi y por que la mente 
de Su Santidad y Magestat no es querer sucedan estos males sino augmen- 



FBLIPK III 47 

tar la religión christiaaa y la debogion de los fieles chriestianos de mi par* 
te y de la del Cabildo de la Catedral desta sancta yglesia y de todo el es- 
tado eclesiástico con la bumilldad y zelo santo qne devemos, emos supli- 
cado destos mandatos suplicando ¿ naestro Señor el Papa y á Su Mag.t se 
sirvan suspender la execu^ion destos mandatos hasta tanto que mejor in^ 
formados otra cosa manden y ordenen bumillmente suplico á V. Ex.^ (per 
viscera domini nostri jesucbristi) sea servido dar quenta desto á Su Mag.t 
en qne hará Y. Ex.^ muy señalado sacrificio á Dios y á su yglesia militante, 
y pues la causa es de Dios su divina magestat la favores^era y dará á V. Ex.* 
el premio con el centumplum, y todo el estado eclesiástico quedara por 
perpetuo capellán, é yo aunque el menor y miserable en su nombre ansí 
lo ofrezco á V. Ex.* todo lo guie Dios y guarde á Y. Ex.* por largos y feli- 

4 

ees años con vida de Su Mag.t para mayor bien de su Iglesia: De Qiudad 
Rodrigo y de mayo 6 de 4601.=aEi Obispo de Qiudad Rodrigo, su rúbrica.]) 
ÁrohiTo genaral de SimancM.— Neffooiftdo de Cortes.— Legajo núm. 43. 



Documento NÚM, 604. 

Convocatoria de Ck^rtes en 5 de Octubre de 1601 para dar cuen- 
ta del estado en que las cosas se hallan y resolver lo que con- 
viniere al bien y beneficio público. 

Don Felipe etc. Concejo, justicia, regidores, caballeros, escuderos, ofí- 
ciales y hombres buenos de la muy noble y muy más leal ciudad de Bur- 
gos cabeza de Castilla nuestra. cámara, salud y gracia. Ya sabéis como en 
las últimas Cortes que tuvimos y celebramos en la villa de Madrid el año 
pasado de mil y quinientos y noventa y ocho años y se fenecieron y aca- 
baron por el mes de febrero deste presente de seiscientos y uno, se hizo 
saber á los procuradores de las cindades y villas que en nombre de estos 
reinos vinieron y se hallaron en ellas, el estado en que estaban las cosas de 
la cristiandad y las otras más particulares y destos reynos estados y se- 
ñoríos, y como por los grandes y justos gastos qne el Rey mi Señor que 
aya glori» hizo en sustentar la gnerra fuera de ellos dexó consumido y 
acabado todo el patrimonio real y las muchas y graves cargas obligaciones 
y necesidades en que yo subcedi por sa fallecimiento y que por los dichos 
procuradores en nombre destos reinos me fué otorgado paraayadar al so- 
corro de ellas el servicio ordinario y extraordinario por tiempo de tres 
años que cumplían y cumplieron en ün del pasado de mil quinientos y no- 
venta y nueve y también el que por razón de nuestro casamiento acostum- 
bran en semejantes ocasiones y el de los diez y ocho millones pagados en 
seis años que comenzaron á correr desde principios de Abril de este pre- 
sente sobre la sisa del vino y aceite para los efectos y con las condiciones 

Tono VI % 



"I 

1 



18 DEL PODER GlVa EN ESPAÑA 

que terneis entendido, y asimismo en las dichas cortes se trataron y or«- 
denaron otras cosas importantes al bien y beneficio público destos reinos 
y de los subditos y naturales dellos, y por que habernos acordado tener y 
celebrar Cortes generales destos reinos para qne entendáis lo que después 
.se ha ofrecido y el estado en que las cosas se hallan y para qne se dé or- 
den como destos reinos y de los subditos y naturales dellos continuando 
su antiguo amor y fidelidad seamos servido y socorrido para alivio de 
nuestras grandes necesidades y para que se trate lo que conviniere proveer 
y ordenar para el bien y beneficio público y para la seguridad paz y quie- 
tud destos dichos reinos, Por ende por esta nuestra carta os mandamos 
que luego como os fuere notificada juntos en vuestro ayuntamiento segan 
qne lo tenéis de uso y costumbre, elijáis vuestros procuradores de Cortes 
en quien concurran las qualidades que deben tener conforme á las leyes 
destos naestros reinos que cerca desto disponen y les deis y otorguéis 
vuestro poder bastante para que se bailen presentes ante nos en la ciudad 
de Yalladolid para postrero dia dfl mes de noviembre deste presente año 
de mil y seiscientos y uno para entender praticar consentir otorgar y con- 
cluir por cortes en nombre de esa ciudad y destos reinos todo lo que en 
las dichas Cortes pareciere y se resolviere y acordare convenir con aperci- 
bimiento que os hacemos que si para dicho término no se hallasen pre- 
sentes los dichos vuestros procuradores de Cortes ó hallándose no tuvie- 
ren el dicho vuestro poder bastante con los otros procuradores destos rei- 
nos que para las dichas Cortes mandamos llamar y vinieren á ellas man- 
daremos concluir y ordenar lo que se hubiere y debiere hacer y entendié- 
remos que conviene al servicio de nuestro señor y bien destos reinos y de 
como esta nuestra carta os fuere notificada mandamos a qualquier escri- 
bano público que para ello fuese llamado que dé al que os la mostrare tes- 
timonio signado en manera que haga fe. Dada en Castro calvon á quince de 
Octubre de i 601. año.— Firmada de su magestad y refrendada de Don Luis 
de Molina y Sa lazar y librada del Conde de Miranda, Doctor Don Alonso 
Agreda y el Licenciado Don Juan de Acuña. 

Por otra Real Cédula en el Fresno á 28. de Octubre de 4601. después de 
referirse á la anterior se dijo, qne por algunas justas causas y considera- 
ciones habla parecido diferir las dichas Cortes para primero degenero del 
año venidero de 1602, y queria dar aviso de ello para que se escusase la 
venida de los procuradores hasta entonces, los cuales procurarían que para 
hquel dia fuesen en la dicha ciudad de Yalladolid pues por la presente 
prorogaba el término de las dichas Cortes. 

Oonsrreso de los Diputados.— Códices de las Cortes de Oa8tilla.—Libro de 
documentos de 1598 ¿ 1606. 



FELIPE III 



49 



Documento núm. 605. 

Proposioióa leida al reino en 12 de Enero de 1602. 

Honrrados Ga valleros Procaradores destos Rey .os qae aqui estáis juntos. 
Por las cartas combocatorias que se embiaron á las ciudades y villa cuyos 
poderes tenéis habréis visto para lo quel Rey nro. S.or os á mandado jun- 
tar y á querido tener y celebrar Cortes y para que mas particularmente lo 
entendáis y podáis mejor tratar conferir y platicar lo que á su servicio, 
bien y beneficio público destos Rey .os conviene á mandado su Mag.d que 
se os diga lo que aqui oyreis. 

En las vltimas cortes que su Mag.d tuvo y celebro en la villa de Madrid 
el año pasado de mil y quinientos y noventa y ocbo se hizo sauer al Rey- 
no lo que hasta entonces hauia subcedido y el estado en que las cosas de 
su Mag.d y las p.cas de la cristiandad y de sus Reynos y estados se halla- 
uan y asi no sera menester repetíroslo. 

Después su Mag.d con el gran cuidado que todos teneiii entendido á asis- 
tido al Govierno destos dhos. Reynos atendiendo prim.a mente como tan 
cristianisimo y chatolico Principe al servicio de Dios nro. S.r y á la defen- 
sa y ensal9amiento de su sancta fee cumpliendo con la obligación en que 
fue seruido de ponerle y asi para misericordia diuina en estos tipos en que 
tanta parte de la christiandad esta inficionada y dañada se conserva y 
mantiene en estos sus Reynos la verdadera chatolica y sancta fee y Reli- 
gión Xpiana y la obediencia de la sancta sede apostólica Romana con tan- 
ta pureza y con tan gcmde exemplo como es notorio. 

Y siendo (como es) la justicia después de la religión la primera y prin- 
cipal obligación parte y virtud que los Príncipes tienen, su Mag.d á tenido 
y tiene gran queota y cuidado con lo que toca á la administración della y 
se a administrado y exercidq con la igualdad y rectitud que todos saueis 
de manera que en los felices tiempos de su Mag.d íbrece la justicia quanto 
en otros algunos de que depende la seguridad paz quietud y reposso con 
que en estos Reynos se vive. 

Asi mismo ha tenido (y tiene) su Mag.d mucha quenta y cuidado de la 
defensa y seguridad destos sus Reynos y de los subditos y naturales dellos 
proveyendo lo que ha parecido convenir en la tierra y en la mar puertos 
fronteras presidios y guarniciones y el sostenimiento y entretenimiento 
de las guardas y gente de guerra y artillería que en ellas y en estos Rey-' 
nos tiene y á hecho y hace todo lo que ha sido posible para que sus Gale- 
ras y armadas estén en la orden que conviene para resistir á los males y 
daños que los Cosarios, Piratas, infieles y enemigos de la christiandad ha- 
zen y pueden hazer en estos Reynos y para la guarda y seguridad de las 
flotas que an venido y vienen de las Indias y conservación del trato y co- 
"lercio dellas. Y con el S.to ^elo que su M.d tiene del aumento de la Reli- 



\ 



• 



20 DBL PODER CIVIL EN ESPAStA 

gion christiana y del amparo seguridad y vivienda trato y comercio de 
los subditos y naturales destos y de los otros sus Reynos y estados y es- 
cusar los males y daños que los Cosarios ynfieles ha^en y procuran hager 
de ordinario y siendo (como son) tantos y tan grandes los enemigos de su 
corona Real por el imperio grande y poderío della y por esto tan grandes 
las obligaciones de acudir por todas vias en su auxilio y socorro á todas 
partes sustentó en Italia (sin poderlo excusar) el ejercito y armadas que 
saveis y socorrió al Ser.mo Emperador su tio contra el turco enemigo co- 
mún de la christiandad y embio contra Argel su armada de que se pudiera 
esperar un gran subceso, si el tpo. en aquella sazón no huviera sido tan 
contrario y después á instancias de los chatolicos de Irlanda embio tam- 
bién en su socorro la armada y gente de guerra que tenéis entendido de 
que se sigue tanto servicio á ntro. s.r y bien y beneficio de los chatolicos 
della y de los de Inglaterra lo qual su Mag.d ^ hecho muchos gastos sin 
poderse excusar que se deben tener por muy bien empleados por a ver sido 
tan en servicio de nro. Sr. y en defensa de su santa fee chat.ca y ha ver 
resultado en beneficio de estos Reynos pues teniendo los enemigos dellos 
ocupadas sus fuerzas en otras p.tes los an dexado de Inquietar y se á vi- 
vido en ellos con la paz y reposo que se á esperimentado. 

Tampoco sera menester referiros quan acavada y coasumida esta la Real 
hacienda de su Mag.d y los serviisios ordinario y extraordinario y los es- 
pedientes y arbitrios de que se á vsado pues por las cartas quel Reyno es- 
tando junto en las Cortes pasadas escrivio á las ciudades y Villa cuyos po- 
deres tenéis lo habréis entendido muy en particular. 

Todo lo cual á mandado su Mag.d que se os diga y Refiera para que se- 
páis el estado en que las cosas se hallan y que los émulos de su grandeva 
no dexan de maquinar contra ella en diversas partes y los inconvinientes 
grandes que podran resultar de no tener su Mag.d las fuerzas y facultad 
que son menester para acudir á las obligaciones que como Rey y S.or tie- 
ne y conserva su autoridad procurando la defensa de N. ^M fee chat.oa y 
la obediencia de la yglesia romana y la guarda y conservación de sus Rey- 
nos y asi os encarga mucho que como tan fieles y leales vasallos y con el 
amor voluntad y cuidado que su Mag.d entiende tenéis á su servicio y al 
bien y beneficio público y siguiendo el oxemplo y fidelidad con que estos 
Reynos y los subditos y naturales dellos han acostumbrado á servir siem- 
pre á su Mag.d y á los Reyes sus predecesores de gloriosa memoria y con- 
siderando el termino en que todo se halla y lo mucho ques menester para 
ocurrir á tantas cosas lo miréis tratéis y platiquéis y deisorden como su 
Mag.d sea servido y socorrido ad virtiendo juntamente á lo que os parecie- 
re convenir al bien y beneficio publico destos Rey. os que su Mag.d tanto 
desea y procura en lo qual tiene por cierto haréis lo que de tan fieles y 
leales vasallos se puede esperar.=Rubrica. 

Oongreso de los DipntadoB.— Códices de laa Cortes de Castilla. 



I^BLIPE in Sf 

Documento núm. 606. 

Ralación del estado en que los señores y prelados tienen las lan- 
zas 7 jinetes oon que sirvoQ. 

langas 
Para PortagaL 

El obispo de león, 40, que tienen panto las langas y son mny 
buenas. 

El obispo de Oviedo, 40. 

El conde de Venanente, 30, que con brenedad pondria a panto sus 
langas. 

Villalpando. 

El conde de lana, 40, que por estar may pobre a pedido al conde 
de benaaente sn padre le ponga a punto sus langas. 

El almirante, 30, qtie tiene a punto sus langas. 

El obispo de palencia, 40. El deán anisa que esta vaco el obispado 
y goza el nuncio la Renta. 



400 

400 



El obispo de Camera, 40, esta vaco. 

El conde de alna, 20, que las iba preuiniendo con mncbo cuy- 
dado. 
El obispo de salamanca, 40, esta vaco. 

La fnentelflauco. 

El obispo de gindad Rodrigo, 40, que estavan a punto para quan- 
do su M.d mandare que caminen. 

El marques de cerraluo, 40. Pidió le Reseruasen por esta vez y ha- 
uiendosele respondido que no hauia lugar no ha buelto a anisar nada 
dize las terna a punto. 

: El conde de Yillanneva de cañedo, 40, que tendrá con puntualidad 
a punto sos langas. 

El conde de buendia, 40. 

El conde de santa gadea, 40. 

El conde de castro, 40, que ha pedido facultad para poder cumplir 
lo que se le a mandado. 

400 

400 



^% DEL PODBR CIVIL EN SSPAXA 

El obispo de aaila, iO, que con pantaalidad camplira lo que se le 
a mandado. 

El obispo de segouia, 40, idem. 

El conde de salinas, 40, idem. 

El marques de alcañigas, 40, que tiene a punto las langas y son 
muy buenas. 

Cantalapiedra. 

El marques de la mota, 40, que a pedido facultad para poder cum- 
plir lo que se le a mandado. 

El marques de almenara, 4 5, que procara cumplir con puntuali- 
dad lo que se le a mandado. 

El duque de alúa, 30, que va haziendo diligencia en poner en or- 
den las langas. 

El obispo de Corla, 40, idem. 



405 

. 405 



El obispo de plasengia, 45, idem. 
El marques de mirauel, 40, idem. 

Caceres. 

El duque de alhurquerque, 30, su Gobernador responde que a pe- 
dido facultad para poner a punto las langas y que dándosele lo ara. 

El marques de Yiilanueba del fresno, 25, que tendrá a punto sus 
langas. 

El conde de Oropesa, 20, idem. 

El conde de la puebla del maestre, 40, idem. 



440 

440 



El duque de Vexar, 30, idem. 
El duque de feria, 25, idem su Gk)bernador. 
El obispo de Vadajoz, 45, offregio 3.000 ducados para poner a pun- 
to las langas y no hauiendosele admitido no a buelto a Responder. 

Truxillo. 

El conde de medellin, 45, que el no es dueño del estado y que el 
Goaernador pondrá a panto las langas mandándoselo su M.d ' 

Don francisco manuel señor de cheles, 5, que esta muy pobre y 
ofreze su persona. 

Don Garci perez de Vargas señor de la higuera, 5, idem. 



FELIPE III 23 

Don Antonio de muñeses señor de Alconchel, 5, qne cumplirá lo 
qne se le a mandado. 



400 (4) 

400 



El dnqne del Infantadgo, 40, tienelas a pnnto. 

Casarrnuios. 

El dnqne de escalona, 30. 

El dnqne de maqneda, 30, pidió le Resemasen y lianiendosele Res- 
pondido qne no hania lugar no a buelto a anisar. 



400 

400 



El condestable de Castilla, 30, a su Gobernador dize las terna en 
orden para el tiempo señalado. 

£1 marques de Yerlanga, 40, que va procurando el apresto de sus 
langas. 

Don francisco enrriqnez señer de Volaños, 5, su madre a represen- 
tado mucha necesidad y pedido le Reseruen. 

Vecerril de campos. 

El marques de aguilar, 20, que tiene a punto sus langas. 

El conde de miranda, 20, idem y pide se le reciñan. 

El marques de Poga, 40. 

El conde de siruela, 40, que a pedido facultad para cumplir lo que 
se le a mandado. 

Juan de Vega señor de Grajal, 5, escusase con degir que nunca sus 
pasados an seruido con langas. 

440 
— - 440 

Para Castilla. 

El arzobispo de burgos, 45, que con mucho cuydado cumplirá lo 
que se le a mandado. 

El duque de nagera, 30, que va procurando el apresto de sus 
langas. 

Santo Domingo de la calgada. 

El obispo de calahorra, 40, que cumplirá lo que se le a mandado 
sin falta. 



(1) Asi pone el orifrinAl'— «Deben de ser 105. p 



Si uBL podbh givil en bsi-aña 

El marques de deoia, 20, que esta siniiendo en ValeDgia y respoa- 
dera a bu M.d 

El CDode de Ooate, 10. 

El conde de nleba; 10, que hará todo lo posiblo por cumplir lo que 
se te a mandado. 

95 



El marques de agalla fa ente, 10, que ara lo posible en poDor en or- 
den las langas aunque ay falla de cauallo. 

El marques de fromesla, 10, que dándole su M.d raculladcampli- 
ra lo que se le a mandado. 

El conde de paredes, 10, que esta mny pobre y no podra cumplir. 

El conde de aguilar, 10, qQe ha pedido Tacaltad para cumplir lo 
que se le a mandado. 

Santa María del campo. 

El oiarqaes de Tañara, 10, que cstamuypobrey no podra cumplir. 

El marques de moya, 10, que procurara cumplir con pualua- 
lidad. 

Don enrrique de añila, 7, su Goberuador responde que dándole su 
H.3 facultad pondrá a punto las langas. 

Don graniel de gozman señor de Tornl, S, que rn cumpliendo lo . 
qae se le a mandado. 

Don femando de Valdes Osorio, 6, ídem. 

Don Josephe de acuña, s, su Gobernador Responde que no podra 
cumplir por uo hauer con que. 

El conde de fuentes, tO. 



El conde de corona, to. 
El conde de priego. 10. 
El oonde de osoroo, 10. 



El Casar. 



El conde de Cifuentes, 10, que con puatnalídad tendrá en orden 
las langas. 

El duque de paalrana, 20. 

El conde de fuensalida, 10, que tendrá a punto sus langas y no 
sera el postrero. 

El conde de Varajas, 10, que con puntualidad tendía a punto sos 
taufas. 



r* 



FSLIPE m 25 



El conde de cMachon, 10, idem. 
El coade de Yzeda, 10. 



400 

V •-"— " 400 

Garcia de loaysa por el arcobispado de Toledo, 50, qae con paa- 
taalidad tendrá a panto las langas. 
El conde de la pnebla de montalnan, 40 . , 

Vzeda. 

El marques de montemayor, 40. 

El maitines de Velada, 40, que con puntualidad tendrá a punto 
las langas. 
El marques de santa crnz, 20. 

400 

400 



El marques de mondejar, 20, la marquesa aniso que las yba prc- 
uiniendo. 

El marques de camarasa, 40, su Gouemador Responde que no pue- 
de bazer nada sin consultarlo con el marques. 

El conde de orgaz, 40. 

Tordelaguna. 

El marques de avñon, 40, que oon puntualidad tendhi en orden las 
langas. 

El niarques de montesclaros, 40 

Don pedro de nuera, 7, que va baziendo las diligen^^ias posibles 
en aprestar las langas. 

Don gongalo chacón, 40, que las pondrá en orden. 

Don Carlos de beraso, 5, que con puntualidad pondrá en orden sus 
langas. 

Don Juan pardo tañera, 7, idem. 



89 

SO 



El obispo 4e siguenga, 45, offreQio et dinero para aprestar sus lan* 
{as y no bauiendosele admitido no a buelto a Responder. 

El obispo de osma, 40. 

El obispo de cuenca, 4 5, que comoebispo que fue de cordona y por 
hauer Receñido alli la orden de su M.d preuiene los 30 ginetes* 



I 
I 



26 0EL PODEH CIVIL EN ESPAÑA 



Almagan. 



El marques de almagan, 4 O, que pondrá a punto sus langas. 
El marques de cañete, 40. 

Don Juan de mendosa señor de morón, 5, que las terna a punto 
para el tiempo que su M.d quisiere. ' 



65 



Para Galizia. 



El marques de astorga, 20, que a pedido facultad para, poner en 
orden las langas y lo procurara hazer. 

El marques de Villafranca, 40. 

El obispo de astorga, 10, que para fín de hebrero tendría a punto 
sus langas. 

El argobispo de santiago, 15, que procuraría poner en orden sus 
langas. 

El obispo de lugo, 5, que las terna a punto para fín de hebrero. 

El obispo de Toy, 5, que a dado orden en preuenir sus langas. 

El obispo de órense, 5, que las tiene aperceuidas. 

El obispo de mondoñedo, 5, que pondrá a punto las langas aunque 
dize serán menester para aquella costa. 

El conde de lemos, 20, que las procurara tener en orden. 

El conde de monterrey, 40. Don balthasar de guñiga su hermano 
ha pedido le Reseruen deste seruicio pero que entretanto pondrá en 
orden las langas. 

El conde de altamira, 40, que siempre a perceuido de no faltar al 
seruicio de su M.d 

El conde de Riuadauia, 4 O, que para los prímeros de margo tendría 
a punto sus langas. 

El marques de Viana, 40, que no sera de los postreros. 

Don luis Carrillo, 7, que a escrito a don pedro pacheco a madrid 
que a porcina sus langas. 



102 



65 



402 

Para el andalucia. 
El duque de medinaceli, 30. 

30 

00 



El Cardenal de seaílla, 70, qae procurara qaanto pudiere serair a 
SD H.den esta ocasión. 

El conde del Villar, f O, qne a pedido facaltad para poner en orden 
los gioetes. 

Lora. 

Don luya de la cneba, 10, escnaase con dezir que so padre Tae el 
primero posebedor de la casa de Vedmar y qne nnnca simio con gi- 



Bl dnqne de medínasidonia, 80, que bíq perder pnnlo va aprestan- 
do sos ginetes. 

Los palacios. 

El marques de ayamonte, 30, qne se va prenínieado de capallos 
para cumplir lo qne se le a mandado. 



El dnqne de Osnna, 80, gns Gobernadores Responden qne cumpli- 
rán lo qne sd M.d mmda. 



El marqnes del aigsna, 30, qne haze el esraer^o posible por cum- 
plir loque se le a mandado. 



El duque de alcalá, 80, su madre a Representado necesidad y pe- 
dido le ei 



El marqnea de alcalá, 20, que procnrara cumplir lo que su lo a 
mandado. 



El marqnea de Gibraleon, 20, escusase con las langas que da por 
dnqne de Vexar. 



28 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



Marchena . 



El daque de arcos, 60, que con macho cuydado preaenia sus gine- 
tes y lo están los 40. 

El marques de estepa, 20, que para el tiempo señalado daría los gi- 
netes que se le an pedido. 

400 

400 



El marques del carpió, 20, ha pedido le reseruen deste seruicio. 
El conde de palma, 20, idem atento que esta siruiendo. 

Palma. 

El conde de oliuares, 20, su Gobernador Responde que don pedro 
de guzman es dueño de la hazienda y asi se abra de acudir a el. 

El obispo de Cordoua, 30, el de cuenca los pone a punto. 

El obispo de jaén, 30, que procurara quanto pudiere seruir a su M.d 
en esta ocasión. ' 



420 

420 



El marques de priego, 60. 

ToQino. 

El marques de Villamanrriqne, 20, Representa mucha necesidad y 
ha pedido le Reseruen. 
El marques de Villanueba del rio, 20. 



400 

400 



£1 marques de árdales, 20. 
El ponde de Santisteban, 20. 

Ecija. 

El conde de Gelues, 20, que no embargante la estrecheza del es- 
lado procurara cumplir. 

El conde del Castellar, 20, so madre pidió leReseruasen y hauien- 
dosele Respondido que no hauia lugar no a buelto a anisar. 



80 

80 



£1 obispo de Cádiz, 40, qae aun no ha tomado la posesión del obis- 
pado. 
La duquesa de Vaena, 60, escusase con degir que esta muy pobre. 



r 



FBLIPB III 29 



Archidooa. 



Don pedro ponze señor de Vaylen, 20, idem. ' 

Don maaael Yeaaaides, 40, que cumplirá lo qae se le a mandado. 



400 

400 



El conde de alcaadete, 20, su Gonernador Responde que cumplirá 
lo que su M.d manda. 

Vaena. 

El marques de Gomares, 50, que tiene su estado muy empeñado. 
Don Rodrigo Venegas señor üe luque, 20, que pone mucho cuyda- 
do en aprestar sus Ginetes. 
Don gon^alo de Garuajal señor de jodar, 40, idem. 



400 

400 



Para Granada. 

El arzobispo de Granada, 30, escusase con dezir que su M.d se ser- 
uira mas de que se le caliñqnen las Reliquias de los santos que a des- 
cubierto. ^ 

El obispo de málaga, 30, que a cordoua por cauallos y los procura 
poner en orden. 

Loxa. 

El obispo de Guadix, 40, que por estar muy pobre pondrá á punto 
solos ^inco ginetes. 
El obispo de almeria, 10. 



80 

80 

Para Murgia. 

El marques de los Velez, 60, su Gobernador Responde que tiene a 
punto los 30 y a auisado al marques para que se pongan los otros. 
El obispo de Cartagena, 20, que cumplirá lo que se le a mandado. 



80 

80 



« I 



Arohivo fireneral de Simancaa.—SeereliftriA de flrnerr», mar y tierra.— Le- 
gajo 27(). 



lVH:rMKNTO mSi. 607. 

1^ ii*\^httitu<{U« Albuioi S. H.. fbchada enNe<^»rteáQ 
ttMr*.^^ 160^ •car«a de U rvltema de la ia&ntena valona 



,*;•,' »iv ¿J' f»* i.kfai >rv Id üaii'! lun ■^aiíraríTEif'.rr .-'"'.» ^ 
■f > ^' j<v».ift;f » isa. W'Lwau' 'iii ;.>kl ^ítL=--;*^■i^Tl^tU3?Tí■;»- 

•Vit íti~ss«>«-'* ia f\:*!r>>i''ii ■■ ir. z -j ;a js r.~5s»s de \2 gWBrr» t 
rui» * t.! jui-Tíc-.ii-' vuvr- ;; l. ;j i." i^ríi tiIíoj al pie que V. Hi 
t-i -cor JVC «s .-J'-us ú; ,.;s r- j;-:.iis ;:«!«nD coa esta pordon* 
jí,\-.rt u tit-rr^HM fie :- rt j «la fíraii a U otra. 

, i>i>aEs [ir; nv i..a n. •■:: .•• : '"''-'* r<£a rcselacioD bod de la cons- 
iti ^ni s. 11 ■"'. >"":^ I ' 1- ■ : TCT?i?««to qoe todas van encami- 

1 -*i -—.I -5.1-.- v t ^ - ■ ' > ,-MSír^3Cíoo del eier^ito en que yo 

fjiif i^'-íi- K .'¡ji- ii, rK T. iLHeroa por Mea de aprobarlo 

X- !»;• -.....^i- -c .-'.: -vsi.p;;T:rr=^KeodocostambreqnelosCorotte- 
- ,,í-« .5- - ■■-■- V : -:= ^ u* £^=ls orS^iales mayores y menores de 
,.- - .--■, K .-.-.t '«fiíj ; *»;■-< hauM- tanta desygnaldsd y desor- 
, ; _..,. .Q -in--,— , ir; rw l*s diL-has proaiaioDes sean hechas por 
■ -k- .•.-, «'-Í.Al .e wcíL-aü mas actas y bcDemeritas qae hauiere 
.:■■. ».< .u -ia üiir --i-ptí* otra cosa llenando la mira a solo el ser- 

tv --v- ." ■.'Kt\¡'':-i^ í» idminislrajioa de la justicia en cada regi- 
A i . lUiiiini. X'-'i o-Toncl segan el pie en que hasta aqni han es- 
L, d ■ un .i.'M.v «m qne en esto como ea todo lo demás no tenga 
,. -,% ,-.v a ro! i> Üjeslro de campo con su tercio proueyeodose 
,>;m. •»!■ oi ."v J jJ:!or y los demás om^iales ne^cssarios para la di- 
., .^: -. ua A; listifia coa que hará tanta mas reclitad y sjtlsra- 
,-., «u tra. i» paatos mas principales que me han obligado a hazer 



,. (í j:i.-.ní » siá;ae qne estando los dichos Ileglmientos reduzidos 
s -w-l #U íwnp^rajion mucha mas lagentedeqnalidadqaeacudí- 
■L ir M íí"-« '■"*•'' '* CBperanca del acrecentamiento y hüotendole de 
r >iio4 iws^uo los méritos de sus obras el cuydado valor y pon- 
■ <i s^ntício sera diferente y asai mismo se cree que el numero de 
xn oxv^Bf''' y poreale camino rehiuchiendose el cser^ito de sol- 



r- 



VKLIPE III 31 

dados de esta nailon que están tan a la maao y son menos costosos y muy 
prouechosos para el sernicio con qae se yra en parte supliendo la falta de 
los que se han dq yr trayendo de fuera demás de que el sueldo de los ar- 
cabuzeros bera tan baxo que de ninguna manera se podían mantener con 
el en campaña y aunque por las razones dichas se espera que este nueuo 
pie ha de ser muy en beneficio del seruí^io de V. M.d y prouecho de la sol- 
dadesca I los coroneles no lo toman bien por la autoridad que se les quita 
y sus intereses particulares quexandose sobre todo de no dárseles por en- 
tero que tienen los Spañoles y Italianos ya qne han de ser maestros de 
campo como ellos lo qual no he querido concedérselo sin dar primero 
quenta dello a Y. M.d aunque parece puesto en razón el hazerse como lo 
supplioo a V. M.d sea seruido de tenerlo por bien para que con mas on- 
rra y satisffa^ion sirua la soldadesca desta nailon pues la diferencia de la 
costa es poca como lo mandara Y. M.d veer por las relaciones que van con 
esta. 

La Infantería Borgoñona sirue en el mismo pie y sueldo ordinario que 
tiene la española como se vera por la relación que assi mismo va con esta 
y mudándose los Yalones de Regimientos a tercios es tanto mas necessario 
el hazersse con los Borgoñones siendo los mismos los benefícios que de 
ello redundan en que interesa aun menos la Hazienda de Y, M.d a quien 
supplico tenga por bien que al mismo pie de los españoles que lo vno y lo 
otro se haze para que tanto mejor sea Y. M.d seruido dellos | nuestro señor 
guarde a Y. M.d con la salud y acrecentamiento de estados que yo desseo I 
de neopórte A 6 de Marco 4 60!2. 

S. C. R. M.ad 

Besa las manos de Y. M.ad— Alberto. 

ArehÍTO general de Simanoas — Sooretaria de Fsiado.— LegiOo 620. 



Documento núm. 608. 

Presupuesto de un regimiento de infantería walona. 

Monta la paga de doze compañías de vn Regimiento de Infantería Walona 
conforme al pie que ha tenido hasta ahora y la del estado del Coronel noue- 
cientos y nouenta y nueue sendos de a diez reales y quince ps.* (O ^^ ^sta 
manera. 

La paga de vna compañía de ducientos hombres de la dicha nación 
monta ochocientos y doze sendos y 40 ps.^ y la de doze compañías nueue 
mil y setecientos y cincuenta y tres escudos y treinta ps.* en esta manera. 



(1) Signifioft plasaa. 



/ 



32 DEL PODER CIVIL EfT BBPAÑA 

Vna compañía. 

La paga del capitán y page 38 V (4J 

la de sa alférez 45V 

la de dos sargentos a siete escados -liV 

la de furriel Baruero y Abanderado 9 V 

la de capellán 4 V 

la de dos atamWes y pifanos.. .'. IS Y 

la paga sencilla de ciento y ochenta y nueve soldados a tres 

escudos • 567 V 

la de la ventaja de quarenta coseletes 40 Y 

la de treinta mosquetes , 60 Y 

la de veinte por ciento 37 Y 40 

la de ocho cabos descnadra 4 6 Y 



8Í2Y40 



Son cumplidos los ochocientos y 4% escudos y 40 ps.^ que 
como dicho es monta la paga de vna compañía y la de doze 
compañías de un Regimiento nueue mil setecientos y ^in- 
quenta y tres escudos y treynta ps." 9753 Y 30 

La paga del estado del coronel de vn Regimiento de la dicha nación mon- 
ta quinientos y sesenta y cinco sueldos de a 24 ps.* (%} que du^ientos y 
quarenta y cinco escudos de a diez reales y 35 ps.^ en esta manera. 

La paga de dicho coronel 300 sueldos ademas de la de 
capitán de vna de las doce compañías de su regi- 
miento 300 S.B (3) Sueldos 

la de ocho alabarderos : . . . 20 S.s 

la de su Theniente coronel 400 S.s 

la de Sargento mayor 25 S.s 

la de furriel mayor • 30 S.b 

la de municiones , 30 S.s 

la de atambor mayor 5 S.s 

la de pifano mayor » 5 S.s 

la de Preboste 25 S.s 

la de su Theniente , 5 S.s 

la de su scriuano 2 S.s 40 ps.*^ 



(1) Este ágno Y si^fioa escudos. 

(2) Abí dice: parece que falta haoen. 

(3) Este signo S. ^ sigxiifica sueldos* 



w 



FELIPE III 33 

la de sas dos alauarderos. . /• 5 S.^ 

ia de sus dos algaaciles 40 S.s 

la de sa capellán.. 7 S.a 40 

la del Berdago 45 S.b 



585 S^ueldos 



SoD cumplidos los dichos quinientos y ochenta y cinco 
sueldos do a.24 placas que hazen los dichos dncientos 
y quarenta y cinco sendos de a diez reales y treinta y 
cinco placas • ^45 V 35 



Por manera que monta la paga de vn regimiento de doze 
compañías de Infanteria Valona y la del coronel y offi- 
piales de su estado nueue mil y nouecientos y nouen- 
ta y nuene sendos de a diez reales y quiuze placas. . . 9999 V 45 



Arehivo ^eral de Simancas.— Seeretaría de Estado.— Legado 620. 



Documento num. 609. 



Lo que monta la paga de vn tercio de doze compañías de Infan- 
tería española diez de picas y dos ele arcabuceros y la del maes- 
tro de campo y susf offigiales mayores. 

La paga de vna compañía de Picas de> dncientos soldados españoles 
monta nouecientos y quarenta escudos dea diez reales y vn tercio y la de 
doze compañias onze mil y quatro^/ieotos y siete escudos y vn tercio in- 
clusos 423 V Va por la diferencia que ay de la paga de los Arcabuceros y 
mosqueteros que tendrán las dos compañias de Arcabuceros a las de pi- 
cas en esta manera. 

Vna compañía» 

la paga de vn capitán y page 44 V 

la de la ventaja del alférez 42 V 

la del sargento.. 5 V 

la del capellán dos Atambores y Pifano 42V 

^.a paga sencilla de ciento y nouenta y nueue soldados a tres 

escudos 597 V 

de ventaja de sesenta coseletes a Y 60 V 

de treinta mosquetes 90 V 

Tomo VI 3 



34 DEL PODEE CIVIL ES ESPAÑA 

la del tercio de arcabuzeros : ' 66 V ^e*/, 

la de trelata scados otros. 30 V 

la de ocho caaos de escuadra 34 V 



940 V 467, 



Monta la paga de la dicha compaaia como parece noaecien- 
tos y qaa renta y vn tercio y la de doze compañías once 
mil y qaatrocientos y siete y vn tergio inclusos los dichos 
433 V y Va de la dicha diferencia de las dos compañías de 
Arcabuzeros 44407 V Va 

Monta la paga de un Maestro de Campo y la de los officiales mayores va 
tercio trecientos y setenta y dos escudos en esta manera. 

la paga del maestro de campo 40 V 

ademas de otros 40 como capitán de voa de las doze compa- 
ñías. 

la de ocho alauarderos 32 V 

la de vn Sargento mayor 65 V 

la de dos ayudantes 50 V 25 a cada vno 50 V 

la de Auditor 30 V y 48 para vn escriuano y dos algua- 
ciles 48 V 

la de capitán de compañía 25 V y 20 para quatro hombres 

a caballo y vn Bcrdugo 45 V 

la del giruxano mayor » 45V 

la de un medico 20 V ' 

la de un capellán mayor 45 v 

la de un predicador 45 V 

la de furriel mayor 45 V 

la de atambor mayor 42 V 

Suma la paga del maestro de campo y la de los officiales ma- 
yores de vn tercio como parece trecientos y setenta y dos 
escudos de a diez reales 373 V 



Por manera que monta la paga de vn tercio de ynfanteria es- 
pañola de doze compañías, diez de picas y dos de arcabu- 
zeros y la del maestro y officiales mayores del onze mil 
setecientos setenta y nueue escudos de a diez reales y vn 
tercio 4 4779 V Va 



Archivo freneral de Simancas.— Sdcrotaría de Edtado.— Legajo 020. 



p 



FELIPE III 



35 



DoeUxMENTO NÚM. 610. , ^ 

Lo que monta la' paga de vn tercio de doze compañías de Infan- 
tería Valona y la de su Maestro de campo y ofQcíales mayores 
de conforme al píe nueuo. 



La paga de vua compañía de du^'cntos Soldados de la dicha Nación mon- 
ta nouecientos y seis sendos y veinte ps.^ y la de doze compañías deiz mil 
y ochocientos y sesenta y seis sendos y qaarenta ps.^ en esta manera. 

Vna compañía, 

U paga del capitán y pago 44 V 

la paga y ventaja del Alférez r. 4 5 V 

/ la de vn sargento 8 V 

le de dos Atambores y Pifano 42 V 

la de Capellad 6 V 

la de Auanderado furrier y ¿amero 9 V. 

la paga de 489 soldados á 3 escudos « 5(>7 V 

la de ventajas de 40 coseletes 40 V 

la de ^inquenta Mosquetoros. 400 V, 

la de \i9 Arcabuzeros a 6 rs. cada vno 59 V 

y la de ocho canos de escnaára. 4 6 V 

la de treinta sendos ordinarios 30 V 



900 V 20 



Son cumplidos los dichos nouecientos y seis sendos y veyn- 
te ps.^ que como dicbo es monta, la paga de vna compa- 
ñía y la de doze compañías montara diez mil y ochocien- 
tos y setenta y seis sendos y quarenta ps.* 40876 V 40 

*- - ■ ■-■■mi I 

Mas monta la paga de Maestro de Campo y la de los ofti^iales mayores 
del trecientos y treinta y quatro sendos de a diez reales en esta manera 

la paga del jnaestro de campo 40 V ademas de la de capitán 

de vna de las doze compañías de su tercio - 40 V 

la de ocho alanarderos. 32 V 

la del sargento mayor. .'. 65 V 

la de dos Ay ndantes 50 V 

la de vn auditor 30 V y 48 para seruicio y dos alguaeiles. . 48 V 
la de capitán de compañía 25 V y 20 para hombres a caua- 

llo y Berdngo 45 V 

i de cirujano mayor 45 *¥ 






36 

la de capoUan mayor, 
la de furrier mayor. , 



DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA 



45 


V 


42 


V 


' 334 Y 



Son cumplidos los dichos trcgicntos y trciuta y quatro s<3udos que como 
dicho es monta la paga del dicho maestro de campo y la de los offigiales 
mayores del tercio. ' 
Por manera que monta la paga del dho. tergio. 4424 O V 40 

Monta la paga de vn Regimiento conforme al pie viejo. . . • 9999 Y 45 

Por manera que monta mil y ducientos scudos y veinte y . 
cinco ps.? el pie nneuo de vñ tercio mas que el viejo de 
va Regimiento 1 AiW Y 25 

Monta la paga de doze compañías de vn tercio de ynfante- 
ría española con la del maestro de campo y offígiales ma- 
yores del. ..., . 44779 V46 Va 

Monta la paga de un tergio de do^e compañías de Infante- 
ría Yalona con la del maestro de campo y offi^iales ma- 
yores del según el pie nuouo 4 4240 Y 40 

Monta el tercio de Infantería española quinientos sesenta y 
ocho sendos y veinte y seis ps.* Va "^^s que el de In- 
fantería Walona 568 Y 26 Va 



Aduirtiendo que en el Ter^/io de Infantería Yalona ay 240 mosquetes mas 
que en este de Infantería española por tener las compañías de Yalones a 50 
mosquetes y las de españoles a 30 y por vn sendo que es menor la venta- 
ja de mosquete del Yalon que el del español es causa que la diferencia no 
sea mayor y también se a de considerar que en el Tercio de españoles ay 
otros 240 coseletes mas que en el de Yalones y la ventaja del coselete no 
ser tan grande como la del mosquete. 

También se aduiérte que se dará a cada Coronel SO Y al mes por via de 
ayuda de costa ordinaria que son los que monta, menos la paga de maes- 
tro de campo que la de coronel sin que sirua de consecuencia para los 
maestros de campo que adelante se criaren. 

Archiro general do SiuuuieaB.— Secretaría de Estado.—Legajo 620. 



r 



7BLIt>B III 37 



Documentó núm. 611. 

Lo que monta la paga de vn Regimiento de Infantería Borgoño- 
na alta y la del coronel y sus offi^iales mayores. 

La paga de vna compañía de picas de doscientos soldados monta nonc- 
ciéntos y diez sendos de a diez reales y diez y seis plagas y dos tcrgios y 
la de doze compañías diez mili nueaegieotos y veinte y quatro sendos 
en esta manera. 

la paga del capitán y page 44 V 

la de la veataja del Alférez 42 Y 

la del sargento. . .• ; 5 V 

la del Capellán dos alambores y Pífano 4% V 

la paga sencilla de ^iento nonenta y naeve soldados a 

tres escudos cada vno 597 V 

la de la ventaja de sesenta coseletes a vn V.°. . . ^ 60 V 

la de treinta mosquetes a tres escudos 90 V 

la que les toca del tercio de arcabuzeros # . . . 66 V 1 6 % 

la ventaja de ocho canos desquadrav 24 V . 



940 V 46 V, 



Monta Li paga de la dicha compañía nonecientos y diez 
escudos de a diez reales 46 plagas y dos lergios y la de 
doze compañías diez mil nouecientos'y veinte y qua- 
tro escados 4 0924 V 



Monta la paga de vn mes del Coronel Theniente Coronel ofíiglales ma- 
yores del dicho Regimiento trescientos y sesenta y dos escudos de a diez 
reales en esta manera. 

Al dicho Coronel como tal 4 50 V 

A ocho alauerderos a vn escudo cada vno 8 V 

Al Theniente Coronel 50 V 

Al Sargento mayor 25 V. 

A vn Ayudante de Sargento mayor 45 V 

Al Auditor por su paga 45 V 

A la de vn Capitán de compañía veynte y cinco escudos 
y veynte para quatro hombres a caualk) y vn Ber- 

dugo : 45 V 

ie vn girnjano mayor 45 V 

de vn capellán mayor : 45 V 



38 

la del furriel mayor. . 
la del A tambor mayor. 



DEL PODER CnriL EN ESPAÑA 



12 


V 


n 


V 


362 


V 



Son cumplidos los trescientos sesenta y dos escudos como dicho es. 
Por manera que monta b paga de va mes de vn Regi- 
miento de doze compañias de Infantería Borgoñona , 
alta y del Coronel, Theniente Coronel y ofíi^iales ma- 
yores del once mili dogientos ochenta, y seis escudos 
de a diez Reales como por esta Relación parece 4H86 V 



ArchÍTO greneral de Simancas.— Secretaría de Estado.— Legajo 620. 



Documento ntjm. 612. 

Pretensiones que hizo el reino en 1603 para conceder el servicio 

oMinario y eictraordinario. 



Las cosas quoel Reino suplico a V. Ex.*^ para que ynter^eda con su 
Mag.d se sirua de concederla en la ocasión de la concesión del seruicio hor- 
dinnrio son- las siguientes. 

que su mng.d se sima de mandar se den planos competentes en que se 
pueda cobrar y pagar el seruicio hordinarío con algún aliuio de los contri- 
buyentes por estar corrido seis tercios y que no se podra pagar en los tres 

< 

que quedan sino con mucho trauajo y ser necesario se de termino bastan- 
te para que hs personas que lo han de pagar lo puedan ha^er con como-, 
didad por ser tan pobres y necesitados. 

que su, mag.d se sirua de mandar se responda a los capítulos generales 
/que se dieron en las cortes que se acabaron en el año de 08 y a los qua se 
dieron en las ultimas por hauer en ellos cosas muy conbinientes al buen 
gobierno destos Reinos y al bien publieo dellos. 

que su mag.d se sirua de mandar a sus ministros que no den ocasión a 
que el Reyno tenga el sentimiento que tiene de que no se cumplen las con- 
dicioues que asento con su mag.d en el seruicio de los ^8 millones. 

(|ue su mag.d mande a los contadores de rentas quequando se juntaren 
a hazer las Receptorías de lo que cada ciudad villa o lugar ha de pagar 
del seruicio ordinario y extraordinario asista^con ellos los diputados del 
Reyno o su contador para que tenga satisfa^ion de que no se rreparte mas 
de la cantidad ^lerta y señalada que se concede. 

Que por hauer muchos meses que no se an librado al Reyno ningunos « 



r 



FELIPE ITI 39 

' dineros para sas gastos y aucr ido corriendo los salarios de sas ministros 
y dellos y de gastos de pleitos y de otras cosas que se an ofrecido deben 
macha sama de mra. y las personas que lo han de hauer padecen macha 
necesidad y para pagarlo y acudir a los gastos que se ofrecieren su mag.d 
se sima de mandar se libren al Rcyno cinquenta mili ducados a quenta de 
las sobras del encabezamiento que abido y hubiere adelante librándolos a 
donde 'con breuedad se cobren. 



Las cosas qué el Reino supplico a V. Ex.* para que yntcrceda con su 
mag.d se sima de coDQederlas en la ocasión del seruigio extraordinario son 
las siguientes. 

qae sn mag.d ge sirua de responder a las cinco cosas que el Rey no su- 
plico qaando otorgo, el seraicio ordinario que fueron. 

que su mag.d mande se den plagos competentes en que se pueda cobrar 
y pagar el seraicio bordinarió y extraordinario con algún alible de los 
' contribuyentes. 

que se rresponda a los capítulos generales que se dieron en las cortes 
del año 02 y a los que se dieron cu las ultimas. 

que los ministros de su mag.d no den ocasión a que el Reino tenga el 
sentimiento que tiene de que no se cumplen las condiciones puestas en el 
seraicio de los 48 millones. 

que qaando se juntaren los contadores de rrentas a hazer las. Recepto- 
rias de lo que cada lugar a de pagar asista con ellos el contador para que 
no se rrcparta mas cantidad de la concedida. 

qne se libren al Reyno 50 mili ducados a quenta de las sobras del en- 
cabegamiento qae abido y hubiere para pagar la que deue habiéndole 
merced su mag.d de qae se concedan estas cosas pues son para cOn mas 
alibio poderle seruir. 

estas son las cinco cosas que se suplicaron en la concesión del seruigio, 
hordinario y en el extraordinario se suplica por las n^esmas y por las que 
se sigaen. 

qae por no hacerse las pagas de las casas que ocapan los procuradores 
de cortes con la puntualidad que conbiene ni hauerse pagado las que se 
ocaparou en las pasadas Resalta la dificultad de no hallarse y para que 
esto no Qesse se sirba su mag.d de mandar que lo que se diere o librare 
para pagarlas se consigne y libre a donde lo cobre y aya el receptor del 
Reyno para poderlas pagar por los tercios del año. 

que sa mag.d mande se de la probision que se a pedido por el Reyno en 
el conseio para que los procuradores de cortes no puedan ser conbenidos 
en sos tierras ni en otras partes por contratos hechos antes de bcnir asis- 
tir a las cortes durante el tiempo qa& duraren porque aunque la ley no 
di^e mas de qae en la corte no sean executados esta claro no se a de en- 



N 



,í' ' 



40 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

tender para los casos de íaera della paes si ea la corte no pueden ser con- 
benidos porque no.se destraigan ni embarazen para asistir á las cosas tan 
y nportantes que han de tratar del sernicio de su mag.d y bien publico con 
los pleitos que les pusieren parece es mas justo tengan rfecado para que 
los molesten adonde no pueden asistir para defenderse. 

que su mag.d se sirua de mandar se bneluan los partidos de las Recep- 
torías del sernicio hordinario y extraordinario que están desmembradas a ^ 
lo^ procuradores de cortes a quien pertenecen pues sera conforme a la ley 
o que su mag.d mande se haga eqnibalencia dellas a los dichos procurado- 
res de cortes a quien tocan. 

a estas cosas del sernicio extraordinario nunca se a rrespondido. 



Lo que su mag.d se sirbio de mandar rresponder a las cinco cosas que 
se le suplicaron en la concesión del sernicio hordinario y extraordinario 
son las siguientes. 

en quanto a lo que se suplica de que su mag.d mande se den planos 
competentes en que se pueda pagar el sernicio hordinario y extraordinario 
se rresponde lo que se sigue. 

que se cobren en quatro planos de ginco en cinco meses y el primero co- 
mience treinta días después de despachadas las rreceptorias. 

en quanto a que su mag.d mande se rresponda a los capitules generales 
de las cortes del año 92 y de las hultimas se rresponde «que ya se entien- 
de en esto con cuidado.» 

en quanto a que su mag.d mande a sus ministros no se de ocasión a que 
el Reino tenga el sentimiento que tiene de que no se cumplen las condi- 
ciones del sernicio de los 48 millones «se rresponde en particular las co- 
sas en que no se cumplen.]» 

que su mag.d mande se halle presente el contador del Reyno con los 
contadores de rrentas al ha^r el rrepartimiento del sernicio hordinario y 
extrahordinarío para que no se rreparta mas de lo que se concede «se rres- 
ponde guárdese lo acostumbrado hasta aqui.9 

en quanto a que su mag.d mande se libren dineros al Reino para pagar 
sus deudas y gastos «se rresponde líbrensele do^e mili ducados a cuenta 
de sobras y ganancias del encabezamiento general.» 

ArchÍTO general de Simanoos.— Negociado de Cortes.— Legajo 46. 



n 



FELIPE III 



41 



DOQUMENTO NtJM. 613. 

Carta Real á la ciudad de Burgos en 3 de Noviembre de 1603 
pidiendo envié á sus procuradores de Cortes los poderes para 
otorgar los servicios ordinario y extraordinario. 



El Rey=Coacejo Justicia Regidores Gavallcros Espaderos offíciales y 
bombres buenos de la muy noble y muy mas leal Ciudad de Burgos, Ca- 
beza de Castilla nuestra cámara, sabed que las cortes que mande convo- 
car en cuatro de Henero del Año pasado de 602 se an ydo entreteniendo 
coa ocasión de las graves materias y negocios ardaos que en ellas se han 
conferido y resuelto para el mejor bien y descanso destos Reynos y con- 
servación de mi servicio y aunque en la breve essecucion de todo ello se 
ha tenido el cuidado posible, el peso de los negocios y algunas necesarias 
dilaciones Las han entretenido de manera (que como se sabe) an durado 
hasta ora, en tiempo que se ha cumplido el termino pasado de los servi- 
cios ordinarios y estrahordinarío que comenzó á correr desde principio del 
Año de 600 y se acabo en fín del pasado de 602 y porque estos servicios á 
causa de mis continuas y precisas necesidades están consignados de hom- 
bres de negocios y si para la concesión de ellos se hubiesen de esperar 
nuevas cortes resultarla con la dilación y excesivos intereses notable daño 
á mi Real Hacienda «leudo como es tan necesario conservarla para el sus- 
tento de la causa pu.ca y seria causar á las Ciudades mucha costa y gas- 
tos y hacer mas diGcultosa la paga destos servicios concurriendo á un 
tiempo tantas pagas juntas en detrimento del Reino os encargo y mando 
que mirando todo esto con la atención y zelo que sabéis Las cosas de mi 
servicio y del bien publico destos Reynos embieys luego con toda breve- 
dad poderes á vuestros procuradores de cortes para laí concesión de los 
dichos servicios orcünarío y extraordinario que de vuestro i)enefício y del 
particular de los procuradores de cortes an de venir á las primeras que se 

convocaren yo tendré memoria para gratificarlos y saberos á todos id 

como Lo merecen servicios de tan buenos y leales vasallos y La voluntad 
con que siempre (cumpliendo con vuestras obligaciones} acudís á mi ser- 
vicio, como espero que lo haréis aora de San Lorenzo á tres de noviembre 
de 4603.:^yo el Rey.=»Por mandado del Rey nuestro señor. =^uan Ruiz de 
Velasco. 

ArohÍTO mimioipal de Bur8ros.~Leflrajo 3.°, alado 10, ndm. 29. 



4i 



DE[« PODBR CIVIL BIV ESPAÑA 



DoCUMENtO NÚiVÍ. 614. 

Proposición hecha por el reino para la reforma de los gastos 

públicos. 



4. el Reyao dice qae con el celo y deseo qae tiene del sernlcio de 
V. Mag.d y bien pablico y aumento de los naturales del y consideran- 
do qnan empeñados y gastados están todos e cada uno en su estado y 
que la principal causa y fundamento es los grandes gastos y egesos que 
ai y se hagen en los menajes de casas joias plata criados y ornato dellas 
comidas y bestidos y otros extraordinarios siendo muy maiores qne lasi, 
rreiitas y posibilidad de los qne los hacen sin medirise conforme a ellas y 
á lo que sus pasados bailan tinieodo mas hacienda y ningún enpeño de 
que rresulta tener todos su^ mayorazgos y adeudas acensuadas y enpena- 
das de forma que sino se pone remedio en ello an de uenir a mucho tra- 
najo y apretura y para que le haya espera y tiene por gierto mandara 
sa Mag.d usando de su gran christiandad reformar los gastos y ecesos qne 
ai en estos reynos y en los vasallos dellos para que cesse el empaño que 
ban haciendo y con la moderación puedan desenpeñarse y verse con des- 
canso y sin dudas porque con ellas nadie le puede tener de que depende, 
tamuien le tengan los vasallos de los señores pues se escusara pedirles 
que los socorran y se obliguen a las deudas que hacen y el aumento de la 
labranza y crlanga pues los labradores y personas pobres- gastan en sus 
casas tragas y bestidos mucho mas de lo que pueden de que los tienen 
tan necesitados y enflaquecidos como están y con esto se acrecentara 
por ser el nierbo principal de la rrepublica. y que mas se deue procurar 
an aumento y con la moderación habrá mucho numero de personas que 
viéndose no tienen en que ocuparse se aplicaran a la agricultura y abra 
mas para ella y los obreros se hallaran a menos precios y para que se 
pueda cumplir y pagar el serui^io que se trata de hacer a Y. M.d siendo 
tan grande aunque no ygual a la voluntad y desseo de seruir pero muy 
mayor de lo que las fuerzas y posinilidad del Reino pueden pagar por es- 
tar con grande necesidad sera la principal causa para poderse cumplir 
mandar V. mag.d se aga lo rreferido mandando se trate del Remedio que 
podra hauer y se le de y con ello se confia en nuestro señor se siruira de 
que se buclba a la abundancia y Riqueza que antiguamente hauia y que 
el cuydado y aflicion presente se conuierta en go^o y contentamiento y 
para que cosa tan ynportante y necesaria se consiga y tenga mas fagil y 
cumplido efeto sera de mucha ynportanQia que pues v. mag.d con su gran- 
ado prottidoncia considerando todos estos daños a comentado a reformar 



- 1 

I 



FBLIPE III 



43 



los gastos de sojs casas reales se siraa de contiaaarló p<ara que también 
la hacienda real este con algún descanso y alíalo y todos los señores ca- 
nalleros y personas destos Rey nos tomen exemplo viendo que V. M.d como 
Rey y señor natural dellos lo haze con mas cuydado y contentamiento 
guarden y (Cumplan lo que V. Mag.d en esto mandare lo qual representa 
el Rey no con la umildad que deue y con ella misma lo supplica en esta 
occasion de hacer esto seruicio esperando de la rreal veoignidad de. Y. Ma- 
gostad maudara con breuedad poner remedio en ello y en todas las demás 
cosas en qne se pudiere escusar de gastos trauajo y costa a los labradores 
de que rredundara mucho seruicio a su mag.d y vlen a sus vassallos 
entendiendo es el mayor que puede hacer suplicar y Representar lo rte- 
ferido y que mas conuienc y ynporta se haga y en qu/& consiste mucha 
parte del alibio y descanso de V. Mag.d y de sus subditos. 

3. y por ser notorio que muchos de los gastos Referidos que se hacen 
en estos Reynos lo causan los trages tan costosos y con muchas ynuen^io- 
nes que cada dia Se husan sin guardarse las leyes y prematicas que cerca 
dello están dispuestas y. asi mesmo con tanta cantidad como ay do coches 
tiniendolos muchas personas sin que lo llene su posiuilidad y hacienda y 
otros ynconuinientes que Resultan dignos de Remedio y muy del seruicio 
de nuestro señor de su mag.d bien vniuersal y asi se espera que en lo vno 
y en lo otro se siruira V. Mag.d de mandar se de la forma y orden que mas 
convenga para que ^esen ynconuinientes. 

Supplica de horarios. 

3. Por tener el rrcino muy entendido lo que ynportana y conuenia al 
Real seruicio de V. Mag.d vien y benefigio para que se escosasen vsuras y 
otros grandes daños ynconuinientes puso por condición en el seruicio do 
los diez y ocho millones s« fundasen los herarios y montes de piedad con^ 
forme al libro y discurso de luis valle de la zerda y el no hauersc puesto 
en execueion se entiende esponer no hauer hauido hazienda para poner el 
principio y caudal que es menester para su yntrodu^ion y por hallarse 
V, Mag.d tan sin ella y el Reyno sin fuerzas para podetle dar y hauer de 
acudir a seruir a V. Mqg.d ha quitado esta condición y ñando de la merced 
que V. Mag.d ha^e a estos Reynos tiene por mas fuerte supplicar como lo 
ha^en se sirua V. Mag.d como en negocio de tanta consideración y en qvie 
puede yr grian parte del aliuio y descanso de V. Mag.d y de sus subditos y 
vasallos Resultando los efetos vtilidades que prometen los herarios con su 
fnndagio^ mando V. Müg.d se introduzgan y se les de algún principio y 
caudal que aunque las necesidades de V. Mag.d son tan urgentes en nego- 
cio en que puede yr a deglr tantos yntereses para V. Mag.d y el Reyno-es- 
isra y tiene por oierto mandara V. Mag.d se pruebe y comienza pues las 
Tsonas tan graues qne lo han visto y tratado tienen por cierto el mucho 
neíigío que ha de Redundar y que ha de ser la pringipál y única causa 



44 



DEL PODER CIVIL EN BSPAXA 



de Recobrar V.'Mag.d sus faergas y el Rdyno las sayas y assi supplica se 
aga Qsto.coQ la mayor breuedad qae fuere posible. 

Supplica del estanco de la pimienta. 

• 4. En la condición nuebe de las puestas en el í^eruicio de los 18 millo- 
nes se dice que durante que el dicho seruicio corriere su mag,d ni sus suc- 
cesores no an de poder vsar de-las cosas que en eila se prohiben ni de 
otro ympuesto y sin ehvargo de esto se hi^o estanco en la ¡¿nai^nta y se 
cargo en ella cierta ynpusigion de que se a visto y conocido ser de mucho 
ynconuiniente y aunque conforme a ella pudiera el Reyno poner por con- 
dición a y. Mag.d en el seruigio que ahora ha^ se quitara el estanco hecho 
en la pimienta por ser en contrario de lo en ella contenido pero confiando 
de la merced qué Y. Mag.d le hace y con el cuydado que manda mirar todo 
lo que le puede ser de aliuio y beneíigio supplica a V. Mag.d mande que los 
juros de por vida situados en la dicha renta se consuman como fueren va- 
cando y no se sitúen en ella otros de nuebo y los que estubieren de al qui- 
tar se consignen en otra parte y no se sitúen otros de ninguna calidad 
para que con esto pueda cesar el estanco que esta puesto y pueda vender- 
se la pimienta sin limite de precio por los ynconuinientesque se an visto y 
esperimentado de lo contrario y lo mucho que por esta causa se ha subido 
el balor della siruieudose también Y. Mag.d de mandar ^ese y se quite el 
nuebo ynpuesto de diez ducados que se ha mandado poner en cada arroba 
de cochinilla a la salida pues se a visto por expirien^ia que después que 
se puso a baxado mucho porqtie no hay quien la compre estando cara y a 
esta causa sera mucho mas lo que Y. Mag.d perderá de aqui adelante por 
lo que se dejara de vender que lo que se ganara con el nuebo ynpuesto 
porque no tiniendo la buena salida que hasta aqui se disminuyra mucho 
su valor y aun se puede temer pesara del todo el trato y comercio de 
mercadería tan ynportante. 

• Supplica para que se 
paguen los juros. 

5. Tiniendo el Reyno noticia de la mucha cantidad que se deuen de 
juros situados en las rrentas que se arriendan y tocan a gran par(e de 
los naturales del y a muchos monesterios ospitales y a obras pias y per- 
sonas pobres biudas y guerfanas "<[ que no tienen otra hacienda y caudal 
para poder viuir y sustentarse sino es esta y que nó se pueden cunplir 
las memorias y obras pias que en ellos están fundadas Supplico a Y. Mag.d 
por dos memoriales en lá ocasión de la consec^ion (1 } del seruigio extraor« 
diñarlo como negocio tan ynportante oy piadoso se siruiese Y. Mag.d de 
mandar se pagase todo lo que se deue de juros y están por pagar lo qnal 



f (1) Asi dice en vez de concesión. 



r^ 



FELIPE III 



45 



hasta ahora no se a hecho y conocieodo la graa cbristiaD^ad de Y< Mag.d . 
entiende habrá sido por no hauerse podido mas respeto de sas preg/isas 
neszesidades pero considerando ser negoi^io qne toca a tantos y los mas 
mny pobres y que no tienen otra hacienda ni caudal con qne vinir y sus^ 
tentarse y qne padecen notable' apertura y laa muchas quejas y clamores 
qne por ello daa aunque lo pudiera justamente pedir por condigion'en este 
sernicio lo deja de hager fiando qne como negocio de con^ien^ia y justi^4a 
mandara Y. Mag.d como quien con tan particular cuydado atiende a la 
obseruanC'ia y cunplimienta de ambas cosas se pague lo que de esto se 
deue sin que aya dilación por las cansas y Ramones Referidas y por ellas 
lo supplica á V. Mag.d con toda y nstangia y sernicio de nuestro señor vien 
y utilidad, destos Roynos. 

6. Deseando el Reyno por todas formas y modos sernir a V. Mag.d como 
por la espeñen^ia se ha visto y que tenga dlgun aliulo y menor cuydado 
a ennsiderado sera de mucha y 9 portañola para poderse conseguir esto ser- ' 
,nir^ V. Mag.d demandar a los ministros por cuyas. manos pásalo que 
procede de sus rentas Reales Recojan della la mas cantidad de dinero quQ 
fuere posible y se ponga en la parte que se sirulere de señalar sin que por 
ningún caso se llegue a ello sino fuere para acudir y socorrer las nezesi- 
.dades urgentes que se ofreQteren a Y. Mag.d para fuera destos Reynos y 
poder con mas comodidad Remitirlo pues queda Y. Mag.d con hacienda 
para poderse preualer sin que sea necesario usar de medios en que tanta 
necesidad y aprieto an puesto a Y. Mag.d pues no tienen en esto otro fin 
sino lo rreferido supplica á Y. Mag.d mande que se haga con efeto pues de 
ello resultara bien y beneficio publico y contento Vniuersal deuerse hace, 
y cumple assi. 

Sapplica para que se acaben 
los pleitos fiscales. 



i. 



Por entender el Reyno ay muchos pleitos pendientes en los consejos 

de Y. Mag.d chanciilerias y Audiencias destos Reynos en que Y. Mqg.d y 

sus fiscales pretenden y piden hacienda y que no se an determinado aun- 

qne en el sernicio de los 48 millones y ensanches del se puso por condición 

se mandase que con breuedad se sentenciasen y Y. Mag.d dio sus gedulas 

mandando que asi se hiciesse y por entenderse sacara hacienda de consi- 

d^a^ion de los dhos. pleitos y desear ver a Y. Mag.d con ella supplica se 

sima de mandar se sentencien y determinen con toda breuedad y para 

que esto se pueda bazer y cumplir los escriuanos de .Cámara del consejo 

y de todos los tribunales desta corte y audiencias den memorial dentro 

'*'^ dos itieses desde el dia que se les mandare de todos los pleitos fiscales 

úe en materia de hacienda pasaren ante ellos y estubieren por determi- 

: con relación del estado de ellos y los entreguen a los presidentes y 

'ales^e los dichos tribunales y a ellos que con mucha breuedad los 






46 



DEL POU£R CIVIL EN ESPAÑA 



despachen iodos pues no os jaste que en los que V. Mag.d pide aya di- 
lación en el despacho sino que se tenga el mismo cnydado que tienen los 
parti(iuiares que piden a V. Mag.d 

Sapplica. 

B. Por leyes destos reynos esta determinado qne el que rrennnciare su 
oficio dé Veinte y quatro Regidor o otro que sea rrenancinble aya de vi- 
uir veinte dias después que otorgare la rrenunciacion y la persona en cuyo 
fauor se rrennnciare la presente en el Consejo de Cámara dentro de trein- 
ta dias que corren con los veinte que solos quedan diez para la presenta- 
ción y por la mucha distancia que hay de algunos lugares a la corte con 
mucho trauaxo se puede llegar en el dicho termiqo y algunas vezes es yn- 
posible y por esta causa ha sucedido y sucede perderse los oíigios y para 
que esto cese y no se pierdan por esta ocasión y falta de tiempo para pre- 
sentar la rrenungiacíon se supplica á V. Mag.d mande que d^ aquí ade- 
lante vaste viuir diez dias después de la rrenunglacion y presentarla den- 
tro de veinte que por todos son los mismos treinta con que cesaran los 
ynconuinientcs Referidos de lo qual no resultara ningún perjuicio á la 
Real hacienda pues los oficios que vacaren se an de yr consumiendo y el 
Rey no y las ciudades en mandarlo su Mag.d asi recluirán mucha merced. 

SSupplica. 

Los capítulos generales que el Reyno a dado a su Mag.d de las cortes 
passadas hasta aora no se an respondido a ellos y por ser todos endereza- 
dos al seruicio de Y. Mag.d y al gouierno destos Reynoq y vien publico 
dcUos supplica a V. Mag.d* mande se rresponda con toda breuedad y a ló 
mas largo antes que se otorgue la escriptura de este seruicio por lo mu- 
cho que se desea. 

Supplica. 

9. Considerando que en las uniuersidades los que en ellas estudian an 
de ser exemplo de toda virtud tenplanga y onestidad los estudiantes unos 
a titulo que son hijos de señores otros caualleros hijosdalgo Ricos honbres 
y otros que no lo son por acompañarlos y imitarlos traen coches y literas 
y vestidos, de seda camas y colgaduras de brocado y tapicerías de mucho 
precio cosas que de suyo ynclinan mas a aparato vanidad y otros vicios 
que a la profesión de las letras virtud y recogimiento (|c lo qual de algu- 
nos años a esta parte se an visto en las vniuersidades mayormente en la 
de Salamanca que an Resultado muchos daños y ynconuinientes y hauer 
hauido muy pocos estudiantes porque muchos por no t^ner con que pare- 
ce;r y lucir como los otros han hecho excesos y desordenes de las catre- 
das y otros muchos no an acudido a las uniuersidades por ser excesiaos 
los usos y gastos y asi están solas y con muy gran faltt de opositores de 



r 



N 



FELIPE III 



47 



colegios maestros y 4i9ipulos en todo genero de facultades de donde tam- 
bién a sucedido no haner hauido tanto numero de estudiantes aventajados 
de opositen como solia y carecer elReyno de muchos buenos letrados y 
para que qesen estos daños y excesos y bueluan á su felice y florido esta- 
do el exer^i^io de las letras su Mag.d mande po,r ley como Rey y patrón 
que es de las vniuersidades que el maestrescuela de salamanca guarde 
' con todo rigor las reglas y ordenanzas en vestidos y trajes que se usauan 
y guardauán en tiempo de don pedro velez de gueuara y el rretor de alcalá 
la visita que hi$o don Gómez ^apata obispo que fue de cuenca con sus es- 
tatutos y ordenanzas tocantes a vsos y trajes de los estudiantes y en Va- 
Uadolid se despache la visita que ha hecho el señor'don Francisco de con- 
treras del Consejo de su Mag.d y esta se guarde derogando en quanto a es- 
tas las demás visitas y estatutos dejando por lo demás en su fuerza y vi- 
gor las demás visitas y hordenan^as de las dichas voiuersidades. 

Suplica. 

40. En todas las cortes que se celebran en estos Royaos con el deseo 
que se tiene de hacertar en el seruizio de nuestro scñor'de su mag.d y 
bien publioo dellos se piden y suplican a su mag.d los capitules generales 
y cosas mas conuinientes y nezesarias para el buen gobierno y adminis- 
tración de justicia y porque seria- de mucha ynportanzia y conuenengia 
para que se pudiese go^ar de la merced que su Mag.d en ellos les hiciese \ 
sin esperar a la dilación que ay en respouder a los que se dan se sut)lica 
a sn Mag.d mande que a los que en cada corte se dieron se rresponda a 
ellos antes que se disueluan y acauen para que los procuradores deltas 
quando volvieren a sus ziudades Ueuen respuesta de les capítulos y peti- 
ciones que hubieren dado pues es el principal ün para que se juntan las 
cortes tratar y resoluer las cosas publicas y generales. 

SSupplica. 

44 . En ^gunos tribunales juzgados y audiei^cias destos Rey nos suce- 
de muchas ve^es en las sentencias que dan condenar a las partes en las ' 
costas del progesso y autos y ansoluer y dar por libreSsa los pleiteantes en 
la principal y ansi mesmo que antes de la sentencia diñnitiua en virtud 
del mandamiento de soltura que dan y despachan los jueces los condenan 
por via de proueido o proueydos en algunas cantidades de mrs. no pu- 
diendo ni deuiendose ha^er en derecho y para que se remedie abuso tan 
dañoso se supplica a su mag.d mande ^esen tales abusos y que los jueces 
en sus tribunales guarden lo establegido y dispuesto por derecho común 
derogando en quanto a estos casos qualesquicr aranceles hordenau^as y ^ 
costumbres que aya en contrario pues es tan del bien publico y para que 
los subditos no sean molestados. 

42. Por ser grandes y ex^esluas las cantidades que en Roma se hecha 



^ 



48 



DEL PODER tlYIL EN ESPAÑA 



y carga de pensión en las preaendás y beneficios eclesiásticos que los na^ 
tárales desios Reynos alcanzan y obtienen de;sa santidad qne algunas ve- 
ces es poco menos que la rrenta dellos Resnltan machos y conocidos yn- 
conninientes y nenir, por este medio a quedarse los estrangeros con la 
rrenta de las preuendas y venefí^ios y sacarse macho dinero con esta oca- 
sión para rredimir las pensiones y para que estos daños ^essen y los na- 
turales goleen mas cumplidamente de las rrentas de las preuendas y bene- 
ficios se sapplica a su mag«d mande escrluir a su santidad y a su embaxa- 
dor para que las pensiones que de aqui adelante se cargaren a las perso- 
nas a quien se hiciere gracia de las preuendas y beneñcios sean modera- 
das y les quede bastante renta para poderse sustentar siruiendose tamuien 
su mag.d de no dar naturalezas a ningún estranjero para que pueda tener 
Renta eclesiástica en estos Reynos sino fuere encaso muy forzoso o ynes- 
caáable por suceder de darse los mesmos ynconuinientes que están refe- 
ridos y no dándose se consiguira con mas facilidad lo de las pensiones y 
en lo vno y lo otro se regiuira mucho veneficio. 

Supplica para rremedio de los 
e^esos que ha^en los hombres de armas. 

1 3. Atento que a los soldados hombres de armas y artilleros y guardas 
de castilla les queda consignadas sus pagas en este seruicio no han de pó- 
' der comer a costa de los consejos a donde se alojaren ni por donde pasa- 
ren ni a costa do sus guespedes ni tomar dineros ni bastimentos a quenta 
do sus pagas mandando su mag.d se ponga pena rrigurosa a los que lo 
quebrantaren y a los ministros y oficiales que lo disimularen con que ge- 
saria las costas daños y molestias que por no hauerse guardado esto an 
Receñido y Reciñen los lugares y veginos dellos y para que por todas vias 
sean aliuiados se sima también su mag.d de mandar que no se puedan alo- 
jar hombres de armas artilleros ni guardas de castilla sino fuere en luga- 
res de quinientos vecinos aRiua y en el que estubiere el estandarte el Ca- 
pitán general nonbre persona con comisión bastante que asista en lugar 
donde estubiere y sea juez de los delitos y excesos que hicieren con lo 
qual sera freno para que viuan mas ajustadamente y sin ha^er agrauios ni - 
excesos y los naturales tengan a quien acudir* les haga justicia de los que 
rrecibieren y por ser lo rreferido tan en seruigio da su mag.d y que se es- 
cusen las ofensas que se hazen a nuestro señor y en benefigio publico 
supplica a su mag.d se sirua de mandar se cumpla y execute ynuiolable- 
mente lo aqui contenido. 

ArohÍTO geueral de Simancas.— Negociado de Cortee.— Legajo 45. 






r 



/ f 



FELIPE III 



49 



Documento núm. 615. 

Convocatoria de Cortes en 6 de Marzo de 1607 para Jurar al 
Principe D. Felipe y tratar del servicio ordinario y extra- 
ordinario. 



Don Phelipe por lá gracia de dios rey de castilla de León de Aragón de 
las dos sicilias de Jerasalen de Portugal de Navarra de Granada de Toledo 
de Valencia de Galicia de Mallorca de Sevilla de Cerdeña de cordova de 
Córcega de marcia de Jaén de los algarbes de algecira de gibraltar de las 
islas de Ganaría de las indias orientales y occidentales yslas y tierra fir- 
me del mar océano archiduque de anstria duque de borgoña de bravaote 
y de milan conde de abspurg de Flaodes de Tirol y de barcelona señor de 
Vizcaya y de mollna et.* Concejo justicia regidores caballeros escuderos 
y hombres buenos de la muy noble y muy mas leal Ciudad de Burgos ca- 
i>eza de Castilla nuestra cámara, habiendo determinado que el serenísimo 
Principe don felipe mi muy caro y muy amado hijo sea jurado conforme 
á las leyes fueros y antiguas costumbres destos Reinos según y por la 
forma que los príncipes primo genitos herederos se suelen y acostumbra, 
jurar y que la concesión del servicio ordinario y extraordinario que en 
las ultimas cortes se me concedió sea cumplido conviniendo á mi servir y 
al bien y beneficio público paz segurídad y quietud destos mis Reynos y 
de los subditos y naturales dellos que se trate lo que conviene proveer y 
ordenar cerca desto habernos acordado de tener y celebrar cortes genera- 
les destos Reynos, así para que se haga el dicho juramento al dicho sere- 
nísimo Príncipe por la forma y solenidad que se acostumbra, como para 
que entendáis mas particularmente lo que después de las ultimas cortes 
a sucedido y el estado en que se hallan las cosas de mi hacienda y patrí- 
monio real y las otras de las xpiandad cuya defensa me toca tanto como 
sabéis. Por ende por esta mi carta os mando que luego como os fuere no- 
tificada juntos en vuestro cabildo y ayuntamiento según que lo tenéis de 
vso y costumbre elijáis vuestros procuradores de cortes en quien concur- 
ran las calidades que deben tener conforme á las leyes destos mis rey- 
nos que cerca desto disponen y les deis y otorguéis vuestro poder bastaute 
para que se hallen juntos ante nos en la villa de Madrid para cinco dias 
del mes de Abril deste año de 607 para hacer y prestar en nombre desa 
ciudad y destos reynos el dicho Juramento al dicho Serenísimo Principe 
y para tratar del dicho servicio ordinario y estraordinario y entender pla- 
ticar co asentir otorgar y concluir por cortes en nombre de esa Ciudad y 
^ estos Reynos todo lo que en las Cortes (demás desto) pareciere resol vie- 
í y acordare convenir con apercivimiento que os hago que si para el di- 

> tiempo no se hallaren presentes los dichos vuestros procuradores ó 

Tomo VI 4 



so DEL PODÜU CIVIL KN ESPAÑA 

hallándose no tuvicreo el dicho voestro poder vastante con los otros Pro- 
curadores destos Royaos que para las dichas cortes mandamos llamar y 
vioiaren aellas mandaremos concluyr y ordenar todo lo quo se hubiere y 
devierc bacer y eatendieremos qac conviene al servicio de nuestro seSor 
y bien destos Reyuna. Y do como esta carta os fuese notiflcada mandamos 
aqnal quier escribano público qno para esto fuese llamado de al que osla 
mostrare testimonio en manera que aga fe dada en Madrid á seis de mar- 
co de mil y seiscientos y siotc años.=yo el Rey.^=yo Juan de araezqueta 
secretario del rey nuestro señor la (ice escrebir por su mandado. 
Anhiio manicipal de Barbos.— Legaja 2,°, atilda l.°,iiúiii. 41. 



DocmiENTO ni}m.'616. 
Proposicián leida al reino el dia 16 de Abril de 1607. 

Uonrrados Caoalleros Procuradores de estos Reynos que 4qui estays 
Jautos Por las cartas conbocatorias que se ynbiaron A las ciudades y Vi- 
lla cuyos poderes Tenéis abréis visto Para lo que el Rey nuestro señor os 
a mandado Juntar y a querido Tener y jelebrar Cortes y para que mas 
Par Ticular mente Lo entendáis y podáis mejor Tratar conferir y Platicarlo 
que a su serbicio bien y beneficio publico do estos Reynos conbiene a 
mandado su ma^^.d que se os diga lo que aquí oyreis. 

Primora mente en quanto Al Juramento obidencia y lldelidad que se Ha 
de hajer y prestar al esclarejido y muy alto y muy poderoso Prinzipe 
nnestro señor Hijo primogénito Heredero y sucesor de su mag.d se os ad- 
iiertira de el dia parTe y Lugar, donde esto se a de ha^er para que Junta- 
mente con los perlados y grandes y caba Llcros que allí se aliaren hagáis 
y prestéis el dicho Jura meato obidencia y solcnldad según y por la for- 
ma y solenidad qua por las leyes Antiguo fuero y costumbre se debe y 
acostumbra Hazer. 

En las Vltimas Cortes que su mag.d Tubo y (elebro ea. 1.a ^indad de 
Vall.d ol año Passado de mil y seiscientos y dos sé yjo saber Al Rey." l.o 
que asta entonces avia sucedido y el estado éo que las Cosas de su mag.d y 
las publicas de la cliristiandad y de sus Reynos y estados se aliaban y asi 
no sera menester Repetirlo. 

Después su mag.d con el gran Cuidado quo todos Tenéis entendido A 
asistido Al gobierno de estos Reynos Atendiendo Primeramente como tan 
christiano y católico prinzipe Al servicio de dios nuestro Señor y a la de- 
fensa y ensalzamiento de su santa fe Cum Pliendo con La obligación en 
que fue servido de Ponerle y asi Por su misericordia dibina en eslos Tiem- 
pos en que Tanta Parte de La christiandad esta ynficionada y dañada se 
couserba y manTiene en eslos sus Reyues La berdadera católica y santa 



F^ 



FKLIPIS III SI 

I 

fe y Religión chrístiana y la obidencia de La Santa Sede apostólica Roma- 
na con tanta Purega y con Tan grande exemplo como es noTorio. 

y Siendo como es La justicia después de la Religión La primera y prin- 
ziPal obligagion parte y virtud que los principes tienen Sa mag.d A tei)i- 
do y tiene gran quenta y cuidado con lo que toca A la administración de 
ella y se administrado y ejercitado con la ygualdad y Rctitud que todos 
sabéis de manera que en los felices tiempos de su mag.d florece La justi- 
cia quanto en otros Algunos de que depende La segunda paz quietud y 
Reposso con que en estos Rey nos se bibc. 

Asimismo A tenido y tiene^Su mag.d mucha q.^ y cuidado de la defen- 
sa y segundad de estos sus Rey nos y de los svbditos y naturales de ellos 
probeyeodo Lo que aparecido conbeoir en la tierra y en La mar puertos 
fronteras Presidios y guarniziones y en el sostenimiento y entretenimiento 
de las guardas y Jente de'guerra y artillería que en ella y en estos Reynos 
Tiene y a hecho y ace todo Lo que a sido posible para que sus galeras y 
armadas estén en La orden que conbiene para Resistir A los males y da- 
ños que Los Cosarios y piRatas ynfleles y enemigos de La Ghristiandad 
Hazen y pretenden hacer en estos Reynos y para la guarda y seguridad de 
las flotas que an beoido y bienen de Las yndias y conserbacion del Trato 
y comercio de ellas que como negocio de Tanta ymportanzia A sido nece 
sario Acudir a esto en estos Tiempos con mayor Cuidado y bigilancia y 
Tener como se air tenido quatro esquadras muy bien Haprestadas y pues- 
tas a punto de que an resultado Tan buenos efetos como abréis entendi- 
do y ahora vltimamente a mandado su mag.d consignar el dinero y suel- 
do nece sario para Todas estas Cosas y para la paga de la jente de los dhos 
presidios y fronTeras y armada del mar ozeano y de los gastos ordinarios 
de su real Casa y criados de ella y salarios de los del consejo y tribuna- 
les y otros gastos ordinarios Para que por ningún Casso ni azidente que 
se ofrecca no se pueda Tocar á estas consignaciones ni distribuirse en otra 
cossa sino Paro que estén siempre ñjas y Permanentes para estos efetos y 
los consignatorios y Personas a cuio Cargo estubiere La paga de estos suel- 
dos con solamente Las Zedulas que Su mag.d bes a mandado dar Lo co- 
bren A sua tiempos y Places con lo caal de aqui adelante abra en su co- 
branca La puntualidad que conbiene y es tanto menester para gastos tan 
forcosos y precisos. 

y deseando Su mag.d el amparo y seguridad trato y comercio de los sub- 
ditos y naturales de estos Reynos y escusar Los males y daños que las 
cosas de la guerra y Los barios sucessos de ella traen consigo hice y cele- 
bro el año passado de ((4604.» Las pazes que sabéis con yngalaterra y aera 
actual. ¿e con el santo c^lo que tiene su mag.d del avmento de la Reli- 
ion. xpiana y acudir como tan católico principe con su auxilio y socorro 
A la avtoridady conserbacion de la sede apostólica Romana Va juntando 
en ytalia el ejercito que Tendréis en Tendido y se sustenta y Tiene A punto 



\ 

• 



52 DEL PODED CIVIL EN ESPAÑA 

Para lo que se pudiere ófreger ea esta ocaslou y diferencias que ay entro 
su Santidad y la república de benecia procurando Su mag.d También con 
esto contestar La paz y tranquilidad que de tantos años Ha esta Parte por 
La misericordia de dios sea goi^ado en aquellos estados Tan conbiniente y 
nezesaria como se deja considerar en que su mag.d Ha echo y aze muy 
grandes gastos sin poderse escusar que se deBen tener por muy bien em- 
pleados por ser tan en servicio de nuestro señor y en defensa de su santa 
fe católica y Resultar en beneficio de estos Reynos pues Teniendo los ene- 
migos de ellos ocupadas sus fuerzas en otras Partes Los dejaran de yn- 
quietar y se bibira en ellos con la Paz y Reposo que Su mag.d desea. 

Con la conTinuacion de la guerra de ílandes y con las otras ocasiones de 
grandes y estraordinarios gastos que se an añadido y acrézentado A los 
ordinarios esta La Real Hazienda de su mag.d en el ser y estado que todos 
tenéis entendido y aunque los deflandesan sido mayores que Los de Has- 
ta aqni se pueden dar Por bien empleados por haver sido en estos tiem- 
pos de mucho fruto y entenderse que de aqui adelante an de ser de tanto 
efecto que se pueda esperar el ver aquellas Probincias Reducidas a la obi- 
dencia debida A dios y a su mag.d siendo esto de la ymportan^ia que se 
be para el bien de la christiandad y del Trato y comercio de estos Reynos. 

Todo Lo qual a mandado su mag.d qae se os diga y Refiera Para que se- 
páis el estado en que las cosas se alian y que los émulos de su grandeva 
no dejan de maquinar contra ella en dibersas partes y los ynconbinien^ 
tes grandes que Podran Resultar de no Tener Su mag.d Las fuercas y fa- 
cultad que son menester Para Acudir a las obligaciones que como Rey y 
señor Tiene de conserbar su autoridad procurando la defensa de nuestra 
santa fe católica y la obidencia de la santa yglesia Romana y la guarda y 
conserbacion de sus Reynos y asi os encarga mucho que como tan fíeles y 
Leales basallos con el amor y boluntad y cuidado que su mag.d entiende 
tenéis a su servicio y al bien y beneficio publico y siguiendo el exemplo y 
fidelidad con que estos Reynos y los svbditos y naturales de ellos an acos- 
Tumbrado A servir siempre A su mag.d y a los Reyes sus predecesores de 
gloriosa memoria y considerando de Termino en que todo se alia y lo que 
es menester A tantas cosas lo mlReys tratéis y platiquéis y deis orden 
como Su mag.d sea servido y socorrido ad birtiendo Juntamente A los que 
os parcziere conbenir Al bien y beneficio publico de estos Reynos que su 
mag.d Tanto desea y procura en lo qual tiene por cierto haréis lo que de 
Tan fieles y Leales Vasallos se puede esperar. 

Diferencia entre Acavada de 1er la dha. proposición. Los procurado- 
Toledo y bnrgroB bo- res de la Ciudad de burgos y los de la ziudad de tole- 
bre quien a de ra- ^q^ lebantaron en pie Y a la par, y comenzaron A que- 

ponder a BU ma?.^ r . r » j i 

rer Responder a su mag.d onpe^ando Ablar primero 
los de Toledo y su mag.d les mando callar y dijo Téle- 
lo Ara lo que yo mandare able burgos, con lo qual los 



r 



FELIPE in 



53 



Lo que Bespondio 
a BQ mafir.^ el proen* 
rador de buriroB en 
nombre del fiey." A 
lapropoeicion 



Lo que sn mag.^ 
dijo al Beynoy fin 
*Ke¡í acto de este día. 



procuradores de Toledo pidieron por Testimonio el 
mandato de su mag.d y los de Burgos Asimismo lo pi- 
dieron y su mag.4 mando a nos los dhos. don Juan de 
heneslrosa y Rafael cornejo que se les diere y con esto 
Juan martiaez de í^rma estando el y los demás procu- 
radores en pie y sin gorras Respondió en nombre del 
Reyno A la dha. Prepo sicion lo siguiente. 

Señor. 

La singular prudenzia el admirable Balor y sanTisi- 
mo zelo con que buesa mag.d gobierna conserva la paz 
y Justicia y florece la Religión es eficiente causa del 
entrañable amor de estosReynos y mbidia délos bec!- 
nos y temor de los estraños. 

en Remuneración de Tan altas y ecelentes birtudes 
en cumplimiento del jeneral deseo de la christiandad 
y por bien de ella sea servido la magostad dibina Para 
después de los largos y felices años de buesa mag.d 
damoff por digno sucesor Al muy alto y serenísimo 
PrinziPe don felipe primo genito de buesa mag.d y se- 
ñor nuestro. 

Obedeziendo lo que buesa mag.d manda Bienen es- 
tos Reynos A prestar a su alteza el juramento y debi- 
da fedelidad con vnibersal contenTamiento y cerTisi- 
ma esperanza* También sera heredero de lo que mas 
engrandeze e y lustra la corona de Buesa mag.d dilatado 
en la mayor parte del mundo y perfeto ymitador de 
Tan esclarecidos progenitores y lirme coluna, de la 
yglesia católica ynestimable es la merced que buesa 
mag.d Haze Ha estos Reynos en darles q.ta del estado 
general de las cosas y particular de la hacienda y pa- 
trimonio Real y manifiesto el gran deseo y precisas 
obligaciones que Tienen de Acudir Al servicio de bue- 
sa mag.d con cuya licencia se juntaran estos caballc' 
ros a tratar de el enderezando siempre sus yntentos 
Al fin propuesto gloria de dios nuestro señor, seruicio 
de buesa mag.d y bien publico. 

A Cavado que Vbo el dho. Juan marTinez de lerma 
de Responder A la dha. proposicion.==Su mag.d dijo al 
Rey.® yo os agradezco la boluntad que mostrays a mi 
servicio que es la mesma que tenia en tendido de Bos- 
otroS y de la fedelidad con que estos Reynos me sir- 
ben siempre y espero lo aréis Haora abentajandoos 



^^ l>fiL PODED CIVIL E^ ESPAÍTA 



quanto lo piden las ocasiones y mi empeño y tratareis 
del Remedio y socorro de mis necesidades y del estado 
en que están las cosas y de las del servicio de naestro 
Señor y bien de estos Reynos que es lo que mas deseo 
y Juntaros eys con el Presidente y asisTentes Todas 
las beces que fuere menester a tratar en particular de 
esto y de lo demás que conbiniero fiado que en todo 
areys como tan buenos basayos que yo doy Para ello 
li$encia.=Con lo qual su mag.d se lebanto de su silla 
y se entro en su aposento acompañándole los dhos. se- 
ñores presidente y asistentes y grandes señores y nos 
don Juan de henestrosa y Rafael cornejo y los^ dhos. 
procuradores de la ziudad de Toledo yendo en el mes- 
mo lugar que Ucbaron quando Acompañaron a su 
Tnag.d Para la proposición y el dho. señor presidente 
y asistentes y secretarios de las Cortes se salieron lúe* 
go y ellos y el Rey." bolbieron acompañando a su ex.* 
asta su possadaen la misma orden que binieron que- 
dándose a la puerta el Rey.^ sin se apear Apeándose 
con su ex.^ los dhos. señores Asistentes y nos donjuán 
de henestrosa y Rafael cornejo Acompañándole Asta su 
aposento con lo qual se acovo el acto del dho. dia. 



Documento num. 617. 

Proposición leida al reino en 5 de Diciembre de 1611. 

Hoorrados cavalleros procuradores destos Reynos que aqui estáis juntos 
por las cartas convocatorias que se enviaron á las ciudades y villa cuyos 
poderes teoels habréis entendido para lo que el Rey nuestro señor os ha 
mandado juntar y ha querido tener y celebrar cortes y para que mas par* 
ticularmente lo entendáis y podáis mejor tratar conferir y platicar lo qne 
á su servicio bien y beneficio público destos Reynos conviene ha mandado 
su Mag.d que se os diga lo qne aqui oiréis. 

En las ultimas cortes que su Mag.d tubo y celebro en esta villa el año 
mil y seiscientos y siete en que fue jurado el Principe nuestro señor por 
hijo primogénito heredero y sucesor de su Mag.d se hizo saber al Reyno 
lo que hasta entonces habia subgedido y el apretado estado de la real ha- 
cienda cansada de lo mucho que el Emperador y Rey nuestros Señores que 
santa gloria hayan gastaron y consumieron en la defensa déla fe reprimir 
á los hereges y reducir á los rebeldes de Flandes y estension de nuestra re- 
ligión y en conservación destos Reynos y haber hecho su Mag.d lo mismo 



FBLIPB III 55 

tiniendo a un tiempo gruesos exercitos y armadas en diversas partes y las 
grandes y forgosas ocasiones de gastos inexcusables que habia tenido des- 
pués que sucedió en ellos y el estado en que las cosas de su Mag.d y las 
publicas de la cristiandad y de sus Reynos y señorios se hallaban y asi no 
sera menester referiroslos. 

Después su Mag.d con el gran cuidado que todos tenéis entendido á asis- 
tido al govierno destos Reynos atendiendo primeramente como tan cris- 
tiano y católico Principe al servicio de Dios nuestro Señor y á la defensa 
y ensalzamiento de su santa fe cumpliendo con la obligación en que fue 
servido de ponerle no siendo por poco testimonio desto la santa y loable 
resolución con que su Mag.d oaando poner en execucion la expulsión de los 
moriscos donde no tan solamente resplandeció su cristianísimo gelo sino 
también el amor grande que tiene á estos sus Reynos pues por escusar el 
daño y perturbación que se pudiera temer de tratar con el rigor merecido á 
gente tan endurecida y que habia conspirado contra su Dios y su Rey y 
señor natural posponiendo el interés que de sus haciendas le pudiera venir 
pues por estar convencidos de delitos tan graves las pudiera todas aplicar asi 
quiso su Mag.d que la expulsión se hiciese con la suavidad forma y modo 
que haveis visto con que estos Reynos han quedado y se hallan libres del 
peligro en que estaban acudiendo á todo su Mag.d con el continuo cuidado 
que sabéis no perdonando ningún trabajo ni impidiéndole este cuidado 
las ocasiones presentes po)r grandes que han sido y asi por la divina mi- 
sericordia en tiempos en que tanta parte de la cristiandad esta inficionada 
y dañada se conserva y mantiene en éstos Reynos la verdadera católica y 
santa fe y Religión cristiana y la obediencia de la Santa Sede apostólica 
Romana con tanta purera y con tan grande exemplo como es notorio. 

Y siendo como es la justicia después de la Religión la primera y princi- 
pal obligación parte y virtud que los Principes tienen su Mag.d á tenido y 
tiene gran quenta y cuidado con lo que toca á la administración della y se 
á administrado y exercido y administra y exerce con la ygualdad y rec- 
titud que todos saveis de manera que en los felices tiempos de su Mag. d \ ^ 
florece la justicia y tiene su lugar quanto en otros algunos de que depende 1 
la seguridad paz quietud y reposo con que en estos Reynos se vive. 

Asi mismo ha tenido y tiene su Mag.d mucha quenta y cuidado de la 
defensa y seguridad destos Reynos y de los subditos y naturales dellos 
proveyendo lo que ha parecido conbenir en la tierra y en la mar, puertos, 
fronteras presidios y guarniciones y en el sostenimiento y entretenimiento 
de las guardas, gente de guerra y artillería que en ellos y en estos Reynos 
tiene, y hace y á hecho todo lo que le á sido posible para que sus galeras 
y armadas estén en la orden que conviene para resistir á los males y da- 
üos que los cosarios y piratas infieles y enemigos de la cristiandad hacen 
y pretenden hacer en estos Reynos y para la guarda y seguridad de las 
ilotas. que han venido y vienen de las Indias y conservación del trato y 



ÍS6 DEL PODED CIVIL EN BSPAifA 

comercio dcllas, qae como negocio de tanta importaacía ba sido necesario 
acudir á osto en ios tiempos coa mayor cuidado y vigilancia y tener como 
se han tenido cuatro escuadras muy bien aprestadas y puestaa á panto de 
que an resultado lau buenos efectos como habréis eutcadido, no siendo 
poco de estimar d que los días pasados estuvo á ta vista de las Islas Phi- 
lipinas pues estando gran número de enemigos y piratas y cosarios pre- 
tendiendo invadirlas orenderlas y damnificarlas por bs grandes preven- 
ciones y armada que por orden y mandato de sn Mag.d se junto para la 
defensa deltas, fueron rotos deshechos y deabaratados, coa que no sola- 
mente quedaron libres det peligro que las amenazaba sino que se asegu- 
ro la conservación de todas aquellas Islas por estar como estaban los na- 
turales dellas á la mira del trance y suceso. 

Y para que para cosas tan precisas y necessarias no faite tiene sa Uag.d 
como se hizo saber ea las nltimas cortes mandado al Keyno consignar y 
consignado el dinero y sueldo neceasario para todas ellas y para la paga 
de la parle de los dichos presidios frontera y armada del mar Oc^eano y 
de los gastos ordinarios de sn Real cassa y criados della y salarios de los 
del Consejo y tribunales y otros gastos ordinarios para que por ningún 
caso ni accidente que se ofrezca no se pueda tocar k estas conaig naciones 
ni distribuirse eu otra cossa, sino qne estén siempre Gjas y permanentes 
para otros efectos y gastos tan forzosos y precissos. 

No solo sn Mag.d ha proveliido en lo que toca á la defensa y guarda de 

sus fuerzas puertos y fronteras, sino assimismo atendieado ¿ loa muchos 

malos robos y daños que los moros y cosarios de Larrache y otrosqueallí 

se acojian hacían eu los que ibuu dcstos Reynos y vcnian á elloa por mar 

y qnanto iofestaban aquellos mares impedían la navegacioa y comercio 

dellos y caan peligroso y perjudicial era aquel paso y acogida para estos 

Reynos y snndítoa naturales dellos por el sitio y asiento donde aquella 

fuer^ y puerto esta Su Mag.d como tenéis entendido por diversas veces 

mando jnutar grnesaa armadas para expugnarle hasta que fue nuestro 

Rpñnr servido de que al principio deste año se apoderase como se apodero 

:oa tan grandes gastos y tan á costa de su Real hacienda comg es oo- 

1 para cuya conservación y defensa so van haciendo las prevenciones 

ente artillería municiones y demás cosas necesarias. 

dmismo Su Uag.d para refrenar el animo de algunos Príncipes y po- 

ados amigos de novedades cuyas preveociones y aparatos de guerra 

m algún cuidado á estos Reynos y á los demás que su Mag.d tiene y 

K le fue forzoso juntar como junto eu los estadoa.de Lombardia el año 

ido no grueso exercito y sustentarle muchos meses coa que todo se 

ao y quietó hahieudosc pocos dias antes deshecho otro que habia 

idado juntar y tener á punto para lo que se pudiera ofrecer en la oca- 

y direrencia que tuvo entre su Mag. y la Repnbiica de Venecia pro- 

indo su Hag.d el cierto amparo y defensa qne tiene en su Mag.d la Sede 



FELIPE ni 



57 



apostólica y juntamente con esto conservar la puz y tranquilidad que^de 
tantos años á esta parle por la divina misericordia se ha gomado en aqne- 
líos estados tan necesaria y comI>eniente para todo como se dexa consi- 
derar. 

En todo lo qual su Mag.^ ha hecho y hace muy grandes gastos sin ios 
que de poco acá se han ofrecido sin poderse escusar ni menos los hechos 
en Flandes por ser de la importancia que la redncion de aquellas provin- 
cias á la obediencia devida á Dios y á su Mag.d que todos se deben tener 
por muy bien empleados pues redundan en su servicio defensa de la san- 
ta fe católica y beneficio destos Reynos pues con esto se vive en ellos con 
la paz y reposo que su Mag.cF desea. 

Todo lo cual ha mandado su Mag.d que se os diga y refiera para que 
sepáis el estado en que las cosas se hallan y que los émulos de su gran- 
deza no dejan de maquinar contra ella en diversas partes y los inconve- 
nientes grandes que podrían resultar de no tener su Mag.d las fuerzas y 
facultades que son menester para acudir á las obligaciones que como Rey 
señor tiene de conservar su autoridad procurando la defensa de nuestra 
santa fe católica y la obediencia de la Iglesia Romana y la guarda y con- 
servación de sus Reynos y asi os encarga mucho que como tan fieles y 
leales vasallos y con el amor voluntad y cuidado que su Mag.d entiende 
tenéis á su servicio y al bien y beneficio público y siguiendo el ejemplo y 
fídilidad con questos Reynos y los subditos y naturales dellos han acos- 
tumbrado á servir siempre á su Mag.d y á los Reyes sus predecesores de 
gloriosa memoria y considerando el termino en que todo se halla y lo que 
es menester para ocurrír á tantas cpsas lo miréis tratéis y platiquéis y 
deis orden como su Mag.d sea servido y socorrido ad virtiendo juntamen- 
te á lo que os pareciere convenir al bien y beneficio público destos Rey- 
nos que su Mag.d tanto desea y procura en lo cual tiene por cierto lo que 
de tan fíeles y leales vasallos se puede esperar. 

Acabada de leer la dicha proposicTion los Procuradores de la ciudad de 
Burgos y los de la ciudad de Toledo se levantaron en pie á la par y co- 
menzaron á querer responder á su Mag.d empezando á hablar y dixo «To- 
ledo hará lo que yo mandare hable Buidos» con lo cual los Procuradores 
de Toledo pidieron por testimonio el mandato de su Mag.d y los de Bur- 
gos asi mismo le pidieron y su Mag.d mando á nos los dichos D. Juan de 
üenestrosa y Raphael Cornejo que se les diere y con esto D. Martin Alon- 
so de Salinas estando él y los demás Procuradores en pie y sin gorras 
respondió en nombre del Reyno á la dicha proposición lo que se sigue 

Señor 



Considerando estos caballeros que en V. Mag.d como en coluna firme 

I sido Dios nuestro señor servido de asentar el grave peso de la Religión 

I de poner para sostenelle en su benigno pecho la clemencia y justicia y 






5B DEL PODER CIVIL BN BSPANA 

raro valor para la defensa de la católica Iglesia por cayas heroicas virtu- 
des y gloriosos méritos descansan en paz y quietud sus subditos y vasa- 
llos y mil veces se alegran y regocijan y dan infinitas gracias á la Mag.d del 
cielo por tan soberano beneficio. 

Recurren estos Reynos al paternal amor con que Y. Mag.d los ama pues 
pudiendo con la lastimosa mtierte de la Serenísima Reina nuestra Señora 
que en t^n tiernos años con universal dolor de toda la cristiandad nos 
desamparó yéndose á gozar entre los bien aventurados del merecido pre- 
mio de sus esclarecidas virtudes suspender los demás negocios y acom- 
pañar su muerte con soledad, se ha servido de convocarlos y ponerles el 
estado general de las cosas y en particular las de su Real patrimonio y 
hacienda en las cuales estriban no solo la seguridad destos Reynos sino 
los de toda la católica Iglesia y el castigo terror y espanto de sus ene- 
migos. 

Para tratar della se juntaran estos caballeros cuando V. M.d les diere 
licencia con sumo deseo de acertar lo que sea mas servicio de Dios nues- 
tro señor de V. Mag.d y bien público y estaran siempre suplicando á la 
divina clemencia guarde á V. Mag.d muchos años en compañía del Sere- 
nísimo Principe nuestro señor y esclarecidos Infantes para que exerciten 
' las virtudes de que le doto la Mag.d del cielo, fuentes de otras muchas, 
polo y movimiento de los Reynos firmeza y hermosura de edificios politir 
eos en gloria suya en buena ventura de sus vasallos en envidia de otros 
y\ Reynos en exemplo de otros Principes y en admiración de todos. 

Acabado que hubo el dicho Don Martin Alonso de Salinas de responder 

. á la dicha proposición, Su Mag.d dixo al Reyno. «Yo os agradezco lo que 

N me habéis dicho y la voluntad que mostráis á mi servicio es la misma que 

tenia entendido de vosotros y de la fidelidad con questos Reynos me sir- 
ven y espero lo haréis ahora como lo piden las ocasiones y tratareis del 
remedio y socorro de mi hacienda y del estado en que están las cosas y 
de las del servicio de Ntro. Señor y bien destos Reynos que es lo que mas 
deseo juntaros heis con el Presidente y asistentes todas las veces que fue- 
re menester á tratar en particular desto y de lo demás que conviniere 
fiado que en todo haréis como tan buenos vasallos que yo doy para ello 
licencia.)) 

Con lo cual su Mag.d se levanto de su silla y se entró en su aposento 
acompañándole los dichos Sres. Presidente y asistentes y grandes y seño- 
rea y los alcaldes de corte y los dichos Procuradores de la ciudad de To- 
ledo yendo en el mismo lugar que llevaron cuando acompañaron á su 
Mag.d para la proposición. 

Ooiipn^e3o de los Diputados.—CódiceB de las Cortes de Oastilla. 









♦ 
•y 



\\ 



\ 



iLi 



VKUPR III 59 

4 

Documento nóm. 618. 

Instrucción jurada por los procuradores de Cortes de Valladolid 

en las de 161 1 . 

Lo que los señores Luis de torqucmada y Jasepe de Gaatabrana ^ecinos 
desta ciudad de Valladolid y procuradores de cortes por ella en estas pre- 
sentes que se celebran en la villa de madrid por conbocatoria del Rey 
nuestro señor Juran y acen pleyto omenaje de guardar y cumplir en el 
tiempo que fueren tales procuradores de cortes por esta dicha ciudad es lo 
siguiente: 

Primeramente los dichos señores Luis de torqnemada y Jusepe de can- 
labrana se juntaran con loa procuradores del rreyno y con la demostra- 
ción fidelidad y cuidado que esta ciudad siempre a tenido y tiene el ser- 
vicio del rrey nuestro señor y Yesar sus rreales manos por la merced que 
a estos rreynos a echo y espera ara con el favor que con su conbocatoria 
ofrece de que ha de dar parte de cosas tocantes a su servicio y tan ympor- 
tantes como su Real provission y trataran y conferirán con ellos las cosas 
al bien y beneficio Publico destos rreynos. 

Que estas presentes Cortes que se celebran en la villa de madrid Vsaran 
del poder que para asistir en ellas esta ciudad les da guardando El servi- 
cio de dios nuestro señor y de su magestad y bien y veneficio destos rrey- 
nos y de esta ciudad su tierra y provincia. 

Que durante £1 tiempo de las dichas Cortes no entenderán en negocios 
suyos ni pedirán merced alguna ni la rre^civiran aunquel rrey nuestro 
señor la ofrezca porque pues la yntencion desta ciudad es servir en todo 
al Rey nuestro señor no es rrazon dar en nada pesadumbre. 

Que no Consentirán ni concederán Cantidad de servicio alguno sin pri- 
mero dar parte a la justicia y rregimiento desta Ciudad y que sin su licen- 
cia ni acuerdo no concederán ni otorgaran ninguna cosa en manera algu- 
na para que por ellos Visto entendido lo que se puede hacer acuerden y 
ordenen lo que al servicio de Dios nuestro señor y de su magestad y bien 
destos rreynos mas conbiniere aóerse. 

Que no pedirán a Esta ciudad ni a su partido ni provincia alguna salario 
nír ayuda de costa mas de los quatro mili maravedises que se suelen y 
acostumbran dar a cada uno de los Procuradores de cortes delU q^uier se 
otorgue El servicio quier no. 

Lo qual los dichos señores Luis do torquemada y Jasepe de cántabra na 

iuraron a dios en forma de derecho e ycieron publico omenaje en manos 

del señor don diego ñuño rregidor mas antiguo de las que estavan presen-* 

tes en nonbre del ayuntamiento desta dicha ciudad de guardar y cumplir 

odos los capitules aqui contenidos sin faltar cosa alguna dellos lo qual 



60 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

todo juraron en forma ante D. manuel Presbítero hermano en el dicho 
aynntamiento en Valladolid a diez y ocho dias del mes de nobicmbre de 
mili y seiscientos y once años y lo firmaron de sus nombres Luis de Tor- 
quemada Jusepe Alonsso de cantabrana. Paso ante mi diego nunez mor- 
quecho.-=concuerda con el original que en mi poder queda según que ante 
mi paso, diego nuñe¿ morquectio. Rubrica. 

AYcliiyo ereneral eentral.— Cámara de Castilla.— Legajo, 120. 



Documento niím. 619. 

Blemorial del reino remitido al Presidente del Consejo por el 
duque de Lerma, en 7 de Mayo de 1615, formulando sus pre- 
tensiones generales. 

Su M.d a visto el memorial incluso del Rey no que trata de diferentes 
cosas que pide y me a mandado embiarle a V. S. L para que se vea en la 
Junta de asistentes de las cortes y que se le consulte la que pareciere para 
que su M.d pueda tomar la Resolución que más conuenga. Dios guarde a 
y. S. I. de Aranjuez a 7 de Mayo 4645.«»El duque.s=Rubríca«=Sr. Presi- 
dente del Consejo. 

Con la carta anterior está unido el memorial del reino que reíiere en 
la misma dirigido á S. M.^ que diceasi: 



en 11 de Hayo 1615. 



Al mareen hay los 
Beales decretos ori- 
fiTÍnaleB sifiruientes: 

^Esta proueydo lo 
que conuiene y ae 
tema cnydado y se 
tiene para que asi 
se haga. » =: Rubrica. 



Señor 

• ■«■ 

El Reino dice desea tengan los naturales del algún ali- 
uia para que con mas comodidad y menos trauajo 
puedan cumplir con sus cargas y obligaciones air- 
uiendo a Y. M. como deuen y asi ba tenido por conui- 
niente e^ la ocasión de la concesión del seruicio ex- 
traordinario suplicar a V. M. algunas cosas en orden 
a ello y son las siguientes. 

i. Por suceder quando V. M.d bace merced, de 
promouer en otros o6qíos mayores algunos de los oy- 
dores de las chancillerias destos Rey nos tener vistos 
algunos pleitos y con deseo do ^t á servir en el nue- 
bo cargo que se les ba dado los dexan por sentenciar 
de que se sigue á las partes mucba dilación y costas 
y para su remedio y que cesen los inconuinientes que 
desto resultan se sirva V. M.d que ningún juez que 
facrc promouido salga de la cbancilleria o audiencia 
a donde residiere sin que preceda dexar botados los 



feíf;. 



FRLIPE 111 



64 



qne por ahora no 
oonvione hacer no- 
uedad.sBabrica. 



*qQe asi haze y se 
hara.>^Babrica. 



pleitos que tüblere bistos ó por lo menos de sa boto y 
que para darles posesión de sus oficios antes que se 
les de traigan testimonio de que los dcxan botados to- 
dos y que DO constando esto no sean Reginidos en 
ellos porque aunque en las cortes pasadas se supplico 
a V. M.d y se respondió se mandarla eiecutar no se a 
hecho y es muy conuiniente no se dilate. 

2. En otras ocasiones de congesiones de seruicios 
se a significado á Y. M.d los muchos daños que han re- 
sultado de que no aya Relatores que no sean letrados 
en las causas giviles que pasaren en prouingia ante 
los alcaldes de la casa y corte y V. M.d ha sido serui- 
do de responder que con breuedad se proueheria co- 
mo conainiese y hasta aora no se a hecho y por ser 
tan del seruicio de nuestro señor y de Y. M.d y vtili- 
dad publica de los pleitos y pobres se bnelue á supli- 
car confiando de la gran christiandad de Y. M.d man- 
dara se execute luego sin dar lugar que sobre esto se 
trate el pleito que los escri nanos de prouin^ia yntro- 
du^ieron algunos años a en el consejo con solo iin de 
dilatarlo por auer entendido se queria conceder lo 
qne el Reyno suplicaua y como cosa del bien común 
se deoe obiar y seruirse Y. M.d no se dilate mas la 
cxecugion desto. 

3. Por vna de las condiciones del seruicio de los 
diez y siete millones y medio se ba^e consignación 
del sueldo que an de auer las compañías de los hom- 
bres de armas destos Revnos atendiendo al aliuio de 
los pobres labradores que son muy bexados no siendo 
puntual la paga y porque se a entendido ay nouedad 
en ello como negocio tan ymportante y cumplimiento 
dei condición se tiene por ^ierto mandara Y. M.d' que 
en los partidos de millones en que esta consignado el 
dho. sueldo se paguen sin que se altere cosa alguna de 
lo asentado. 

4. En muchas ciudades y villas destos reynos ay 
vn batallón de soldados de la milicia y con tenerles 
se a visto y experimentado ser de mucho daño para 
la república de los lugares y resultar muchos yncon- 
uinientes y no hauer auidó después que se ordeno ^ 
ocasión para seruir con los soldados del a Y. M.d y la 
costa es mucha y con las preminencias y libertades 
que les están concedidas no se cobra dellos lo que de- 



62 



UEL PODfiR CrVIL EN ESPAÑA 



*£sio hira miran' 
do para qne se pro- 
uea lo que xnaB con- 
ñenga.» s Bnbrica. 



^ya esta proneido 
lo qne oonniene.»= 
Rubrica. 



^Eñbo se hira mi- 
rando 7 llénese al 
consejO'S^ Rubrica. 



uea en notable perjai^/io de los bebíaos ai ay a quien 
echar soldados que estén alojados quando en las ciu* 
dades y villas se leuanta geate ni quien tenga la co- 
branza de las bulas ni tutelas ni otros oficios y cargos 
de la república y solo son soldados para go^ar de lo 
referido suplica á Y. M.d que para su remedio y que 
cesen estos danos mande se quite el batallón, pues 
las ciudades y villas quando es necesario y se ofrego 
ocasión siruen á Y. M.d con ynfanteria con la volun« 
tad que siempre acuden al real seruicio de Y. M.d 

5. En cortes pasadas se ha significado á Y. M.d los 
muchos y grandes daños rouos y muertes que resul- 
tan de auqr en estos Reynos tanto numero de gitanos 
como ay y las ofensas que hacen á nuestro señor y 
que se mandasen salir dellos y que de todo punto se 
quite el nombre y por no bauerse proueido hasta acra 
de remedio y ser tan conniuiente y necesario se de 
sin que se dilate su{^lica á Y. M.d que como negocio 
tan del servicio de nuestro señor de Y. M.d y bien pu- 
blico se sirua de mandar que con la breuedad pusible 
se torneen esto la resolución que mas conuenga. 

6. Por vno de los capítulos de las condiciones de 
la mesta se ordena que los alcaldes entregadores pon- 
gan sus audiencias en lugares realengos y. no los 
auléndo de señorío y que sean cauegas de partido o 
do jurisdigíon y porque el yntento fue de que sean lu- 
gares realengos y por auerse entendido los ponen en 
los de señorío de que resultan muchos ynconuinientes 
y de que asimismo en las ginco leguas que tienen de 
conocimiento desde donde están sus audiencias, se 
entiendan sin salir de la cañada cinco leguas adelante 
y atrás y que no puedan citar ni llamar ni hacer causa 
contra los lugares que estuuieren al rededor de la di- 
cha cañada donde las merinas no tienen pasto ni apro- 
uechamiento ni al rededor de la parte donde esta su 
audiencia porque de otra manera seria dar lugar que 
todo el rey no fuese cañada y redundarla en su perjui- 
cio bino se Remediase y aunque en las cortes pasadas 
se sapplico a Y. M.d esto mismo y se respondió estava 
proueido lo que conuiene y se mandarla executar y 
[)orque hasta aora no se a hecho supplica a Y* M. d 
mande se haga y que el presidente que fuere de la mes- 
ta lo execute y que los dichos alcaldes y demás mi- 



FELIPE lil 3 ' 

Distros delta den 3a residencia en las cban^illerias y 
no en el consejo de la mesta por tener por may conui* 
niente se mande asih 

'7. Cpn experiencia se ha visto machas heges qno 
las execuQÍones que hagea los algnagiles agaardan a 
trauarlas bispera de alguna fiesta en la noche con mira 

r 

de imposinilitar a los deudores puedan buscar el di« 
ñero para pagar respeto de no negociarse las fiestas 
con que se causan y llenan muchas degimas y costas 
porque no pudiendo pagar la parte executada dentro 
de veinte y quatro oras por lo referido es causa de pa« 

gar degima porque en pasando quieren gogar de los } 

termines que la ley les da conque dilatándose la pagn 
se aumentan las bejagiones y los pleitos y para su re- 
«ya esta proneydo medio se supplica a V. MA mande que las execugiones 
lo que conmene.>=> ^^^ g^ hicieren sean en tiempo apto de forma que las í 

veinte y quatro oras que se dan no alcanzan ni sean 
de dias de fiesta sino do trauajo y de otra suerte no 
corran conque se escusaran las molestias que en esta 
parte ordinariamente Beciaen. 

8. Por auer (juebrado muchas personas que han 
arendado las Reatas Reales de V. M.d y auer sido yn- 
giertas y defetaossas y uo verdaderas las fíaogas que 
iian dado hauieado vsado para ello d^ muchas y ira- 
gas y cáganos eu daño de los dueños do los juros por 
acostumbrar hacer se pongan las rentas en cauega de 
otro quedando los que berdaderamente los toman sin 
ser los legi timos Recaudadores d ellas para poder ser 
fiadores couque vienen a ser principales y fiadores y 
dan personas supuestas para afiangar que después 
quando se buscaa no se hallan ni unuca las aaido y 
vsando de otro medio que es dar alguaas cantidades a 
labradores y otras personas porque los fiangen y por 
socorrer sus necesidades lo hagea de que les viene no- 
table daño obligándoles por ello a desa aparar sus ca- 
sas y familias y vender sus haciendas para cobrar por 
lo qué se obligaron y se a bisto dar dugientos ducados 
a un labrador que aga vnu» fiauga de seis mil ducados 
y heñido aberiguar el balor de su hagienda no bale 
gien ducados y lo que dan los arendadores para que 
aya quien quiera fiarlos lo toman de lo procedido de 
la renta y entran con aquello menos para podet* pagar 
y algunas vezes suele ser rauCha suma y afiangar tan- 



64 



«Esto se TOA en el 
oomiejo.»- Kubrica. 



DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA 

bien con lo que procede de la primera paga dando á 
V. M.d en resguardo algunas cantidades de contado 
que si fuesen dellos hera bueno pero ni lo es sino de 
los dueños de los juros que ae quedan por cobrar y 
los del consejo de hacienda con el deseo que tienen 
de que crezcan las rentas las dan por ex^esiuos pre- 
cios sin reparar que sean personas abonadas ympor- 
tando mas se den en su justo valor y porque dándose 
desta suerte abra muchos que lo sean que las arienden 
y traten deste ministerio y por no hacerse asi no ay 
quien sea de sustancia que quiera tratar dellas y se 
dan a hombres que no pretenden mas de coxer lo que 
pueden y alearse con la hacienda de V. M.d como cada 
dia se be y se bera si en esto no se pone Remedio y el 
crecimiento que se hage como no esta situado lo cobra 
V. M.d antes y primero que se paguen los juros y como 
bieae a faltar la renta y no llegar a lo que esta apun^ 
tado en ella es en gran perjuicio de los que lo tienen 
y los que lo toman como no pueden cumplir quiebran 
luego y se quedan con lo que han cobrado dellas vsur- 
pandóle y escondiéndolo y todo lo que biene a faltar 
queda por deudor V. M.d y de su hacienda se paga y 
es fuerza ponerlas en admÍDÍstra9Íon y deuiendose li- 
brar primero en ellas los juros se libran los gastos que 
se ha^eo y ayudas de costa y otras cosas y también se 
suele hacer gracia y baja de alguna suma de mrs. a 
quien tiene la renta en asiento que ha^e de otra con- 
cediéndole suspensión de las pagas para con ello po- 
der hacer el socorro que ofrece a V. M.d y lo hace con 
la hacienda ajena y contra la boluntad de los dueños 
cuya es y no con la propia porque no la tiene y con 
esto consigue aprovechamiento todo en gran daño do 
V. M.d y de los dueños de los juros a esta causa esta 
por pagar mucha cantidad que en ellas se ha situado 
en canecas de naturales destos rey nos que muchos son 
de pobres viudas y guerfanos obras pias capellanias 
monasterios y hospitales y a todos se le sigue por no 
cobrar notable trabajo y costas por hauer muchos no 
tienen otra hacienda con que sustentarse y faltándoles 
esta padecen y biuen con necesidad y apretura y para 
que cese esto y se remedie cosa tan justa y conuinien- 
te se sirua V. M.d de mandar qae conbreuedad sei>a« 
guen los juros que están por pagar de los situados en 




PELIPB líl 



65 



«Al Coiise(jo.i>= 



«ídem al Conflo* 
jo»»Babríca. 



Tomo VI 



las rentas qne se ariendan y que en la forma de aren- 
darlas de aquí adelante se guarde la ley 46, tit. 44, li- 
bro 9 de la recopilación que trata de lo que se a de te- 
ner en ello y que las personas que arrendaren sean 
conocidas y abonadas y lo mesmo los fiadores que 
dieren y que no concedati condiciones sino fuere apro- 
bándose primero por los del consejo real que asistan 
en el de hacienda por los muchos ynconuinientes que 
se han seguido y siguen de auerse hecho todo en di- 
ferente forma con lo qual se asegura la real hacienda 
de V. M.d y los labradores no teman ocasión de per- 
derse y abra mejor paga de los juros y cada vno de 
los que lo tienen se podran socorrer y balerse para 
poder biuir y sustentarse y en dar remedio a lo vno y 
a lo otro sera seruicio de nuestro señor de V. M.d y 
bien publico. 

9. ay algunas Recepturias del seruicio ordinario y 
extraordinario que las go^an y tienen particulares des- 
menbradas de las ciudades a quien tocan y perte- 
necen para que las ayan sus procuradores que son 
los que en su nonbre conceden a V. M.d los dichos ser- 
uicios y por la causa que se dan y para que esto tenga 
efeto se supplica a Y. M.d pues es conforme a la ley 
del reyno mande se buelua a cada vna de las dichas 
ciudades las rec^turias que fuere de su prouincia. 

40. Ase entendido que el consejo de hacienda ba 
hendiendo en todas las ciudades billas y lugares des- 
tos reynos y en los términos realengos de cada vno de- 
Uos la jurisdicion que qualquiera bocino dellos quie- 
Te comprar eu hacienda propia suya o del bocino que 
lie la quiere consentir y que demás de las bentas que 
desto se hacen en esta corte se an enuiado jueces a 
ello y por seguirse notables ynconuinientes todos en 
deseruicio de V. M.d y de su real patrimonio y del 
bien publico no puede dexar de representar a V. M.d 
es contra condición del seruicio de millones y en gran 
disminución de la corona y dignidad Real que tanto 
ymporta baya en aumento y ser mucho ynconuiniente 
el benir a ser gobernados los becinos que binieren en 
estas jurisdiciones por sus alcaldes ordinarios con que 
quedaran sin castigo los delitos que se ofrecieren y se 
determinaran sin guardar justicia cosa que tanto flo- 
rece en los felices tienpos de V. M.d y la execucion 

5 



r- 






68 DBL PODBR CIVIL EN BSPAÑA 

para el seruicio de los diez y siete millones y medio 
fue la forma en que auian de vsar sus ofígios los al- 
caldes de sacas para que se escusasea las grandes mo- 
lestias y bejaciones que hazeu a los naturales destos 
Reynos y Y. M.d se simio de remitirlo al Consejo 
mandaudo que coa breuedad se proueyese en ello y 
aunque en la concesión de los semidiós ordinario y 
extraordinario que después se an otorgado se a suplí- 
«ídem al Canse- cado a V. M.d mande al Consejo lo determine luego y 

jo.9=Bnbrica. ^u las cortes pasadas respondió V. M.d se yba miran- 

do y se probcria lo que conuiniesc y porque basta 
aora no se a hecbo y ser cada dia mayor la necesidad 
que ay de que se conceda lo 'que el rey no supplico 
^erca desto supplica a Y. M.d mande se probea en ello 
sin que.aya mas dilación por lo mucbo que conuiene 
poner remedio para que ^esen los daños que Regiuen 
los subditos de Y. M.d 

13. En todas las ocasiones que del seruicio de 
Y. M.d se ofrecen los regidores de capa y espada y le- 
trados de las ciudades y billa de boto en cortes acu- 
den con muy gran demostración puntualidad y beras 
como deuen cumpliendo con su obligación y aunque 
ay mucbos de gran ynteligencia capacidad y letras 
no están premiados ni otros naturales de las dichas 
ciudades y billa de boto en cortes de que se le sigue 
muy gran nota por parecer ay falta de personas en 
quidn concurran las calidades referidas sin poderse 
«Con esto se terna atribuir a otra cosa respeto de ser en cuyos hombros 

qnenta.»aBabrica. pende la dispusicion y efelo del seruicio de Y. M.d en 

negocios tan grandiosos como cada dia ay y asi es 
preciso suplicar a Y. M.d mande retenga memoria en 
las placas ie asiento y coregimientos que se ofrecie- 
ren de que se bayan prouehiendo en ellas laapersonas 
dichas según sus partes y sugetos pues lo merecen sus 
continuos seruicios de mas de ser gran conucniencia 
para todos los negocios de las ciudades tener en las 
chancillcrris y audiencias y otras partes quien acuda 
a procurar su beneficio. 

4 4. Don Juan de henestrosa y rafael cornejo a mu- 
chos años simen a Y. M.d de escribanos mayores de 
las cortes con puntualidad y satisfacion tienen supli- 
cado a Y. M.d les haga merced de títulos de secreta- 
rios suyos y respeto de sus personas y partes y que 



k.. 





PBLIPE Itl 



69 



«Su ]^Iáfr.^ terna 
qnenta eon hazerles 
merced.» = Rubrica. 



en las cortes que se celebran en aragon valencia ca- 
talnnia y nabarra con secretarios de Y. M.d los que lo 
son de las cortes snpplica el Reyno a Y. M.d les aga 
esta merced como se ha hecho con otros qae lo son 
de algunos ministros granes en que la recluirá de 
Y. M.d como acostumbra. 

i 5. Suplica el Reyno a Y. M.d se sirua de conceder 
las cosas Referidas pues se encaminan a su Real sor- 
tti^io y beneficio de sus subditos en que Recluirá de 
Y. M.d la merced que 8Íempre.=Rubrica.=Por acuer- 
do del Reyno.=don Juan de henestrosa.=Rubríca.= 
Raphael cornejo.=Rubrica# 

ArohÍTO general de Simancafl.— Negociado de Cortes.-» 

Legajo 40. 



Documento núm. 620. 

Proposición que S. M. hizo al reino en las Cortes de 1615. 



Honrrados Caualleros Procuradores destos Reynos que aquí estáis jun- 
tos por las cartas conuocatorias (que se embiaron a las Ciudades y Yilla 
cuyos poderes tenéis) avreis entendido para lo que el Rey nuestro Señor 
os ha mandado juntar y ha querido tener y celebrar Cortes, Y para que 
mas particularmente lo entendáis y podáis mejor tratar, conferir y pra- 
ticar lo que a su serui^io, bien y benefígio publico destos Reynos conuie- 
ne ha mandado su M.d que se os diga lo que aqui oyreis. 

En las vltimas Cortes que su M.d tuuo y celebro en esta Yilla el año 
de mili y seiscientos y onge se hizo saber al Reyno las grandes y forzosas 
occasiones de gastos inescusables que su M.d hauia tenido después que 
sucedió ea estos Reyos causados en defensa de nuestra Santa Fee catho- 
lica y en reprimir los hereges y reduzir los rebeldes de Flandes y conser- 
uacion destos Reynos, teniendo su M.d para todas estas cosas a un tiempo 
y en diuersas partes gruessos exercitos y armadas, Y particularmente la 
Santa y loable resolución con que su M.d hauia mandado poner en exe- 
cuglon la expulsión de los Moriscos de España y los buenos efetos que 
della y de la presa y toma de Larache auian resultado y adelante se po- 
dían esperar y el grueso exergito que el año antes hauia sido forzoso jun- 
tar en los estados de Lombardia para refrenar los ánimos de algunos Prin- 
cipes y Potentados, amigos de nouedades, cuyas preuenciones y aparatos 
de guerra auian dado algún cuidado, con que por entonces aquello se 
allano y quieto. Y el apretado estado en que por todas estas causas estaña 



1 hazicnda de su M.d y todo lo demás que hasta eotoD^os aaia auce- 
V assí no sera meoeslcr bolaerio aqui a rererir. 
|)ucs su M.d con el gran caydado que todos tenéis entendido ha assis- 
1 gouiemo destos Reynos atendiendo primeramente (como tan Cbris- 
f CalhoUco Principe) al scruicio do Dios nuestro Señor y a la defensa 
Ligamiento de su Santa Fee, cumpliendo con la obligación en que fue 

de ponerle. V assi por la diuina misericordia en tiempos en que 
parte de la Christiandad esta inficionada y dañada se consema y 
3ne en estos Reynos la verdadera Catholica y Santa Fee y religión 
iana y la obediencia do la Santa Sede Apostólica Romana con tanta 

1 y con tan grande exeniplo, como es notorio. 

endo [como es) la justicia, después de la religión la primera obliga- 
arte y virtud que los Principes tienen su M.d ha tenido y tiene gran 
1 y cuydado con lo qae toca a la admioistra^ion della y se ha ad- 
trado y cxercido y administra y cxerco con la igualdad y rectitud 
dos sabéis de manera que en los felices tiempos de suM.d íloreze la 
a y tiene su lugar quanto en otros algunos de que depende la segn- 

paz quietud y reposo con que en estos Ileynos se viue. 
bien sn tS.i ha ido tratando de poner en estado a sns altezas y assi 
)D;crtado el casamiento del Principe nuestro Señor con la Princesa 
ía Isabela nuestra Señora «y la ChrUtianUsima Beyna Doña Ana con 
LStiaoissimo Rey Luis de Fransia y placiendo a Dios con breuedad 
a la jornada para licuar de acá a su M.d y traer de alia a su Alteza 
elcbrar sus felices casamientos.» 

largen del párrafo <le letra del Duque dice:=«y la serenísima 1n- 
loña Ana christíanissima Reyna de francia.u 

mismo ha tenido y tiene su M.d mucha cuenta y coidado de la do- 
r seguridad de estos sus Reynos y de los subditos y naturales dellos 
'endo lo que ha parecido conuenir en la tierra y en la Mar, puer- 
nleras, presidios y gnarai^iones y cu el sostenimiento y entreteoi- 

de las guardas gentes de guerra y artillería que en ellos y en estos 
i tiene y ha hecho y haze todo lo quo le ha sido posible para que 
leras y armadas eslen en la orden que conuiene para resistir a los 
is, piratas inQcles y enemigos que vienen a inquietar estos Reynos 

la guarda y segnridad de las Flotas que han venido y vienen de las 
y con se rúa 9 ion del trato y comercio dellos y aora uitimamento 

su M.d quo no era para todo esto de menos consideración e impor- 
la presa del sitio y fuerga de ia Mamora na África que la de larache, 
doescosar de toilo punto los males foIjos y daños que los Moros 
rios que aüi se acogían hazian en los que iuan destos Reynos y 

a ellos y quanto iofestanao aquellos mares impidieudo la nauega- 
comercio dellos. Mando su M.d juntar vna gruesa armada (como se 
y assislio a esta empresa con muy grandes gastos de su real ha- 



FBLIPB III 74 

zienda, hasta que naestrO Señqr fue sernido de qae se apoderasse della y 
tauiese (como tuuo] tan baeno, breae y dichoso snc^eso, para cuya con- 
serua^ion se han hecho y hazea las preaeúciones y fortiíicagiones necesa- 
rias quedando todo en tan buen estado y deffensa como tendréis enten* 
dido. 

Assl mismo ha tenido y tiene su M.d muy grandes y forzosos gastos no 
solo con la continuación de la guerra de Flaades por ser de tanta impor- 
tancia la redu^ion de aquellas Provincias a la obediongia deuidn a Dios y 

a su M.d para poner freno á los enemigos y divertirlos 
trad^DiQque ¿ce- ^^^ °^ echen armadas contra las costas de España y 
«el capitulo que va las Indias ][ Sino también con el exercito que su M.d 
rayado atajo ben- sustenta en Lombardia que tan necesario ha sido en- 

dramejor aquí Por ,, . , , 

poner todo lo de flan- tretenerle en aquellos estados para las occasiones pas- 
desjunto y después sadas y las que después como avreis entendido se an 
SemMía^^K Ua ! ofrecido y ofrec.en en que consiste la paz quietud y 

sosiego de las cosas de Italia. Y assl mismo con las 
asistencias ayudas y socorros que su M.d ha hecho al Serenísimo Empera- 
dor su tío contra el Turco enemigo común y los herejes ][ No auiendo 
sido de poca impor tangía el auer su M.d estoruado los dias pastados por fuer- 
ga de armas que los herejes de Alemania no se apoderen de los estados de Ju- 
liers y Cleues pues demás de hauerse ouiado con esto los inconuinientes y da- 
ños que de ello huuieran resultado por ser passo para los de Flandes se consi- 
guieron otros muy importantes efelos, 

Y assi se pueden dar todos por bien empleados pues redundan tan en ser- 
UÍ9Í0 de Dios nuestro Señor y de su M.d y deffensa de nuestra Santa Fee y 
religión chrístiana y benefício destos Reynos pues con esto se vine en ellos 
con la paz y reposo que su M.d desea. 

Todo lo qual ha mandado su M.d que se os diga y refiera para que sepáis 
el estado en que las cosas se hallan y que los émulos de su grandeza no 
dexan de machinar contra ella en diuersas partes y los inconuinientes 
grandes que podrían resultar do no tener su M.d las fuerzas y facultad que 
son menester para acudir a las obligaciones que como Rey y Señor tiene 
de conseruar su autoridad procurando la deffensa de nuestra Santa fee Ca- 
tholica y la obediencia de la Iglesia Romana y la guarda y conseruagion de 
BUS Reynos y assi os encarga mucho que como tan fíeles y leales vasallos 
y con el amor voluntad y cuydado que su M.d entiende tenéis a su serui- 
cio y al bien y beneficio publico y siguiendo el exemplo y fidelidad con 
que estos Reynos y los subditos y naturales dellos han acostumbrado a 
serair siempre a su M.d y a los Reyes sus predecesores de gloriosa memo- 
ria. Y considerando el termino en que todo se halla y lo que es menester 
para ocurrir a tantas cosas lo miréis, tratéis y platiquéis y deis orden como 
su M.d sea seruido y socorrido aduirtiendo juntamente a lo que os parecie- 
re conbenir al bien y beneficio piífolico destos Reynos que su M.d tanto de- 



• « 



2 DEL PODES CIVIL Elf ESPAÑA 

y proeon en lo qoal tiene por cierto haréis lo qae de tan fieles y lea- 
les vasallos se puede esperar. 

ArdiiTo general de Simaneas.— Negrociado de Coiiee.—Legajo 49. 



Documento núm. 621. 

CSonvocatoria de Cortes en 2 de Diciembre de 1616 para tra- 
tar del otorgamiento del servicio ordinario. 

Don Phelipe=Por La gracia de dios rey de castilla de león de las dos si- 
cilias de jerusalen de portngal de navarra de granada de iodias orientales 
y ocidentales yslas y tierra firme de mar océano archiduque de austria 
duque de borgonia de bravante y milan conde abspurg de flandes y de 
Tlrol de Barcelona de Vizcaya molina— honcejo justicia regidoreis caballo- 
ros escuderos oficiales y hombres buenos de la muy noble y muy mas 
leal ciudad de burgos cabeza de castilla nuestra cámara ya sabéis o de- 
béis saber como en estas ultimas cortes que tuvimos y celebramos en la 
villa de madrid a diez y ocho de Hebrero del año pasado de mili y seis- 
cientos y quiazc y se disolvieron en primero de Julio del se hizo saber a 
los procuradores y villas y ciudades que en nombre de estos mis reinos 
vinieron y se hallaron en ellas que en el estado de las cosas de la cris- 
tiandad y las cosas mas particulares y de estos reynos estados y señoríos 
tenían y lo que después de las cortes que se convocaron en la dicha villa 
el año de mil y seiscientos y once y se fenecieron y acabaron el de seis y 
doce avia subcedido y el apretado estado en que mi real Uazienda estaba 
procedido de los grandes gastos que haviamos hecho y continuamente 
haziamos sosteniendo en la tierra y en la mar gruesos y ejércitos y arma- 
das procurando la defensa y ensalzamiento de nuestra Santa fe católica la 
obediencia de la iglesia Romana la guarda y conservación de estos reinos 
estados y señoríos con que se havian conseguido muy felices sucesos en 
aíríca y otras partes en reconocimiento de lo cual los dichos nuestros rei- 
nos continuando su antiguo amor y fidelidad para ayuda y socorro de los 
dichos gastos me otorgaron en las dichas cortes el servicio ordinarío y ex- 
traordinario del trueco que comenzó en primero dehenero del dicho año 
pasado de mil y seiscientos y quinze y porque la concesión de el cumplirá 
en fin de Diciembre del venidero del seiscientos y diez y siete conviniendo 
a mi servicio y a la paz y seguridad y quietud de estos mis dichos reinos 
que se trate lo que conviene proveer y ordenar cerca de esto avernos acor- 
dado de tener celebrar cortes generales de estos nuestros reinos asi para 
ello como para que entendáis mas particularmente lo que después de las 
nltimas cortes a subcedido y el estado en que se hallaban las cosas de mis 
baziendas y patrimonio real y las otras de la cristiandad cuya defensa me 



r 



Documento NtJM. 622. 

Proposición leida al reino en 9 dé Febrero de 1617. 

Honrrddos Ca valleros procuradores destos reynos que aquí estays JuD- 
tos. Por las Cartas Convocatorias que se embiaron á las Ciudades y Villa 
cuyos poderes teueis abréis entendido para lo que el Rey nro. S.or os a 
mandado Juntar y ha querido tener y celebrar cortes y para que mas par- 
ticularmente lo entendáis y podáis mejor tratar conferír y platicar lo que 
a su servicio bien y beneficio publico destos reynos combiene a mandado 
su mag.d que se os diga lo que aquí oyreys. 

En las Vltimas Cortes que su mag.d tubo y celebro en esta villa ei año 
de «46450 se hizo saver al reyno lo que hasta entonces avia sucedido y el 
estado en que las cosas de su mag.d y las publicas de la Xplandad y de 
sus Reynos y estados se hallavan y el que tenia su hazienda y patrimonio 
Real siendo este tan apretado como se significo cansado de las grandes y 
forzosas ocasiones de gastos inexcusables que su mag.d avia tenido y te* 
nía y todo lo demás que hasta entonces avia sucedido y assi no sera me- 
nester bol verlo aquí á referir. 

Después sü mag.d con el grande y continuo Cuidado, Celo y ateqcion 
que es notorio a asistido al govierno de estos sus Reynos onrrandolos y 



n 



:l 



FELIPE III 73 

toca tanto como saveis y ver tratar conferir y platicar todo lo que convie- Tj 

ne proveer y ordenar para el bien y beneficio publico por ende por esta mi 

carta os mando que luego como os fuere notificadajuntos en vuestro cabildo ' i^i 

y ayuntamiento según que lo tenéis de uso y de costumbre elixais vues- 
tros procuradores de cortes en quien concurran las calidades que deban 
tener conforme a las leyes de estos reynos que cerca de esto dispone y les 
deis y otorguéis vuestro poder vastante para que se hallen presentes ante 
nos en la villa de madrid para veinte dias del mes de henero del año ve- 
nidero de mili y seiscientos y diez y siete para tratar del dicho servicio ¡^ 
ordinario y extraordinario y entender platicar consentir otorgar y concluir 
por cortes en nombre de esa ciudad y de estos reinos que para las dichas 
cortea mandamos llamar y binieren a ellas mandaremos concluir y orde- ^^- 
nar todo lo que se hubiere y debiere hacer y entendiéremos que conviene 
al servicio de nuestro señor y bien de estos reinos y de como esta carta 
os fuese notificada mandamos a qualquier escribano publico que para esto 
fuere llamado de al que os la mostrare testimonio ^ignado en manera de 
que baga fe dada en Madrid a dos de Diciembre de mili y seiscientos diez 

y seis años.oayo el rey^«=yo Tomas de ángulo secretario del rey nuestro % 

Vi 

señor la fice escribir por su mandado. ^ 

ArohÍTO mnnioipal de BnraroB.— Legajo 2.*, atado 1-", núm. á6. .] 









i 






■«■V 

y -i 

, j 
•j 



'« 



«. 



j 



'4 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

íaToreciendolos siempre con su Real preseocia y asistencia en ellos que 
no es pequeña muestra del mucho amor que les tiene atendiendo prime- 
naieate como tan Xpiano y Gathoiico principe al servicio de Dios nro. 
S-r y a la defeusa y ensalzamiento de nra. S.ta fe Gatholica cumpliendo 
coa la obligación del cargo y ministerio que fue servido de ponerle y assi 
por la divina misericordia en tiempos que tanta parte de la xpiandad esta 
inficionada y dañada se coQserva y mantiene en estos Reynos La verdade- 
ra Gatholica Santa ffee y religión xpiana y la obediencia de la S.ta sede 
apostólica con tanta purega y con lan gran exemplo como se save. 

Siendo como es la Justicia después de la religión la primera obligación 
parte y virtud de los Principes su mag.d contiouando lo que después que 
govierna en estos Reynos a hecho a tenido y tiene gran quenta y cuidado 
con lo que toca a la administración della y sea administrado y exercido y 
administra y exerce con la Igualdad y Rectitud que todos saveis de ma- 
nera que en los felices años que su mag.d ñorece y tiene su lagar qnanto 
en otros algunos de que depende la seguridad paz y quietud y reposo 
con que en estos Reynos se Vive. 

Effectuaronsse y celebráronse como saveis los felices y dichosos casa- 
mientos del Principe nro. S.p con la Princesa nra. S.a y de la señora infanta 
doña Ana xpianisima Reyna de Francia con el xpianisimo Rey Luys ha- 
ziendose para este efecto la Jornada de las entregas llevando a su mag.d y 
trayendo a su alteza con la obstentncion y gasto que la grandeza de se- 
mejante facción requería. 

Ha tenido y tiene su mag.d mucha quenta y Guidado de la defensa y 
seguridad destos sus Reynos y de los subditos y naturales dellos en la 
tierra y en la mar puertos fronteras presidios y guarniciones dando orden 
. en la fortificación de las plazas que en todas partes tiene y questen pro- 
veydas de la gente artillería y municiones que para su seguridad ha pare- 
cido necessarío particularmente en las de África y a la conservación de 
las de Alarache y la Mahamora por ser de tanta importancia para la se- 
guridad de la navegación y para la conservación del comercio destos rey- 
nos para lo qual también se trata de hazer el Muelle de Gibraltar por ser 
tan necesario para todo y assimismo le ha tenido su mag.d en el sosteni- 
miento y entretenimiento de las guardas y gente de guerra destos reynos 
y ha hecho y haze todo lo que le ha sido posible paia que assi ellos como 
todos los demás que nro. S.r fue servido de encargarle gozen de toda paz 
quietud y tranquilidad pues demás de las galeras que su mag.d tiene en 
el Mar de Levante para resistir á los infieles enemigos de nra. S.a ffee ca- 
tholica con las quales se han consegaido los buenos efetos y acciones que 
aveis entendido y se han escusado y escasan ios acometimientos que el 
Turco enemigo común solia hazer en las costas de ytalia y el general cui- 
dado que causavan a toda la xpiandad. tiene assimismo su mag.d las otras 
armadas que sabéis para la conservación y quietud destos reynos y guar- 



I ■ 



r 



FELIPE III 75 

da de las flotas qae an benido y bienea de las yndias y asegurarlas de los 
Cossaríos y piratas y agora Vltimamente se embia a las felipinas el socorro 
qae abréis eatendido esta a punto y aprestado que es de la importancia y 
gasto qae se save. 

Y con et santo celo que su mag.d a tenido y tiene del aumento de la re- 
ligión cristiana y acudir como tan catholico Principe con su auxilio y so- 
corro a la aathoridad y conservación de la ^e apostólica fae fuerza jun- 
tar en ytalia el exercito que se junto los años pasados para que cstnbiesc 
a punto para lo que se pudiesse offrecer en las differencias que avia entre 
su Santidad y la república de Benecia con que se consiguieron tan Santos 
y loables fines y se escussaron los grandes daños que del rompimiento de 
aquella guerra se podian temer y esperar en toda la xpiandad el qual aun- 
que aquella ocasión ya paso por las que después acá han sucedido que son 
las que saveis y aveis entendido ha sido necessario conservarle sin poder- 
se escusar de que han resultado los sucesos y buenos efectos que estos 
días se han tenido no pudiendo tampoco faltar su mag.d con su asistencia 
y socorro al Archiduque ferdinando como lo a hecho ni siendo de menos 
importancia lo que cada dia haze al Scr.mo emperador su tio contra el Tur- 
co enemigo Coman de la christiandad en qne su mag.d ha hecho y haze 
muy grandes gastos sin poderse escusar que se deven tener por bien em- 
pleados pues demás de que con esto se consigne la seguridad paz y quie- 
tud de las cossas de ytalia que es de la ymportancia que se dexa conside- 
rar Redunda en muy gran beneficio destos reynos a que acudo sú mag.d 
tanto por el bien de sus basallos y defensa de sas personas y haziendas 
particulares qnanto de las suyas propias pues teniendo con las armas y 
a costa de su Caudal la guerra tan Icxos dellos y sus enemigos ocupadas 
sus faer9as en otras partes se vive en estos reynos con la tranquilidad y 
sosiego que su mag.d dessea. 

Con la continuación de la guerra de flandes ha tenido y tiene su mag.d 
mny grandes y forzosos gastos no siendo menores los que fue necesario 
hnzer los años pasados campeando el exercito y engrosándole para impe- 
dir abollándose la entrada en los paises de Juliers y Cleus y ser combi- 
niente defendérselo y ocupar plazas como se hizo y assi mismo por el cuy- 
dado y seguridad con que es necesario vivir en las cosas de aquellos esta- 
dos ha encaminado su mag.d que todas aquellas Provincias que esta van 
enagenadas desta Corona mediante la renunciación que el Rey nro. S.r que 
aya gloria hizo de los diclios estados a la S.ra ynfanta doña ysavel buelvan 
a ella después de los largos dias de su Alteza y del S.or Archiduque Al- 
berto y Juren desde luego a su mag.d como lo an hecho para cuya conser- 
vación y seguridad es necesario que se recrezca mucho mayor gasto que 
el de hasta aqui y aunque todos ellos son y an sido tan grandes como sa- 
veis no se an podido ni pueden escusar por ser de la importancia que se 
lave la reducion de aquellas Provincias a la obediencia devida a Dios y a 



/ 



T6 DfiL PODER CIVIL BN ESPAÑA 

SU mag.d para el bien de la xpiandad y del trato y comercio destps reynos 
a cuya caassa esta la real hazienda de su mag.d en el ser y estado que to- 
dos tenéis entendido. 

Todo lo qual ba mandado su mag.d que^se os diga y reñera para que se- 
páis el estado en que las cossas se hallan y que los émulos de su grandeza 
no dexan de maquinar contra ella en diversas partes y los incomhinientes 
que podrían resultar de no tener las fuerzas y facultad que son menester 
para acudir a las obligaciones que como Rey y señor tiene de conservar su 
authoridad procurando la defensa de nra. sA ffee catholica y la obedien- 
cia de la yglesia romana y la guarda y conservación de sus reynos, y assi 
os encarga mucho que como tan fíeles y leales Vasallos y con el amor Vo- 
luntad y Cuidado que su mag.d entiende tenéis a su servicio y al bieu y 
benefício publico y siguiendo el exemplo y fidelidad con que estos reynos 
y los subditos y naturales dellos han acostumbrado servir siempre a su 
mag.d y a los Reyes sus predecessores de gloriossa memoria y consideran* 
do el termino en que las cosas se hallan y lo que es menester ocurrir a to- 
das ellas lo mireys trateys y platiquéis y deis orden como su mag.d sea 
servido y socorrido ad virtiendo Juntamente a lo que os pareciere combe- 
nir al bien y beneficio publico destos reynos que su mag.d tanto dessea y 
procura en que tiene por cierto aréis lo que de tan fíeles y leales Vasallos 
se puede esperar. 

Connrreso de loa diputados.— Oódioea de las Cortes de Castilla. 



Documento núm. 623. 

Instrucción particular de la ciudad de Zamora á sus procurado- 
res de Cortes en las de 1617. 

Lo Primero besar Las manos a su Magostad Por la merzed que a echo 
a estos Reynos en juntar y conbocar cortes en la? quales y en Las demás 
que durante Los largos y felices dias do su Magostad mediante La volun- 
tad de dios y su gra9ia di nina se ensalmara y acrecentara la fe católica y 
estos Reynos subditos y basallos de su Magostad se mantornan en toda 
paz y quietud. 

Si Su Magostad Se siruiere y mandare que el Reyno le sima Con alguna 
cosa demás del seruizio hurdinario y extrahurdinario del pecho V. Mages- 
tades no confederan ni bendran en cosa alguna e^epto en el del pecho sin 
dar quenta y aniso a esta ziudad Para que Ella sirua a Su Magostad en la 
forma que mas conbenga al Seruicio de dios y de su Rey y señor natural 
y bien de Las Prouingias Por quien abla en Cortes Como siempre lo a 
echo. 

Des Pues que sn Magostad del Rey don Phelipe Segundo nuestro señor 



FELIPE IIT . 77 

qaenta eo santa gloría fae seruido de dar a estos Sus Reynos Por eacaue* 
zamiento Jeneral Las alcaualas y tercias dellos esta ziudad acndiendo al 
Sernicio de Su Magestad bino en el dicho enea ueza miento asta esta hulti- 
ma Prorrogación de los quince anos y al tienpo qae se hizo el rreparti- 
miento Jeneral se rrepartio a esta ziudad y su partido diez quentos ocho- 
«^lentos y qninge mil maravedís Los quales se an ydo Pagando con mucho 
trauajo sacando faer^as de naquera y Como es notorio á su Magestad y al 
Reino al tiempo que se vino La pro Rogación que aora corre u en la ante- 
cedente a ella fne con condición de que Las ciudades se ajustasen y las 
agramadas se desagrauiasen y se hicieron auefigua^iones y Por ellas 
contó La miseria y Pobrera desta tierra y La gran carga que tiene Pnes 
des pues a esta parte a ydo y ba cada día en nuiyor disminución ansi de 
tratos comi> de beginos y los lugares de La tierra acá nados y consumidos 
ansi de labranza como de crianza que bien se puede dezir an faltado y 
faltan Las dos partes de tratos ganados y frates fae demás de que como 
es notorio El Pan en esta tierra desde £1 año de mil y seiscientos y ocho 
asta el de catorce no tubo balor mediante lo qual y de Los muchos tribu- 
tos y seruizios que se pagan los labradores an dejado La tierra y luga- 
res yermos y asi lo están machos y los que an quedado muy pobres = 
Pedir y suplicar a su Magestad y al Reino Se Sirua de hacer una muy gran 
baja a esta ziudad y tierra Porque de otra manera no se'^podia pagar sin 
suplir el encauezamiento. 

Como es notorio El Repartimiento que se hizo a esta ziudad y su tierra 
y prouincia y Reino de galizia del servicio de miLLones que aora corre, 
fue muy excesiuo y no con La ygualdad. que se deuia hager Por que A 
algunas giudades del Reino se les quito una muy Gran parte de lo que les 
tocaua Por su quinta parte y estas fueron de Las mas caudalosas y esta 
{/iudad y su prouingia no Partigiparon desta yGualdad. y mediante lo que 
arriua se dize y la gran suma que se a Pagado de este seruigio y las nece- 
sidades que an sobrebenido an sido causa de estar esta tierra Perdida y 
acauada y ansi es necesario se le aga una muy gran quita del dicho Re- 
Partimiento = y ansi se pida y suplique a su Magestad y al rreino no per- 
mitiendo Pase adelante este rreparti miento ni ygualdad. Pues no lo es 
sino que se desagrauie esta ziudad y proningia. asi rrespecto de Reparti- 
miento como del Estado que aora tiene que haziendose ajustadamente se 
le a de quitar por lo menos la tergia parte y si esto no se hage es ynpusi- 
ble Poder acauar de Cumplir ni Pagar este seruigio ni otro alguno. 

Esta ziudad de muchos años A esta parte Como es Notorio esta muy em- 
peñada e ynpusibilitada de propios Porque los a gastado en seruigio de su 
Magestad en jornadas de guerras y otros seruigios y en pagar Los salarios 
que paga a los Procuradores de Cortes y ansi esta oy sin propios y me- 
liante de que los procuradores de Cortes están acudiendo Por toda su pro- 
uincia. =^ Pedir y suplicar a Su Magestad y al Reino que los salarios que se 



1 



78 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

les da se rrepartan Por toda La prouincia. Paes es igaal el aprouechamien^ 
to y todos deben acudir a este gasto que es tan común. 

Noticia tienen V. Magestades del pleito qae se trata sobre el Peso de 
coDcexo y que si su Magestad Lo toma no le quedan a esta ziudad Propios 
ni abia de que Pagar Los ^^ensos y asi se a de seguir esto Con grandísima 
deligencia y cuidado y pedir que el Reyno Salga á ello Porque si pasase 
adelante sería dar ocasión a que las ciudades quedasen sin proPios que 
todos se *an gastado En seruicio de Su Magestad. = y benir a de^ir que se 
coacierte y que esta ziudad de alguna cantidad y dar arbitrios y faculta- 
des Para ello = no ay donde ni quatro rreales que sean no ay donde Los 
dar ni adbitrios que tomar. Por que todo lo ea que Puede auer sissas esta 
ocupado con los ser viraos. que se pagan a Su Magestad. 

Por esperien^ia se a uisto Los muchos ynconbinientcs que se an segui- 
do de que ayan benido a ser Rejidores y beintiquatros Personas que ayan 
Tenido tratos y contratos porque demás de que algunos nunca salen de te- 
nerlos y secretamente bienen a ser ynteresados se sigue otro yoconviniente 
mayor Por que con la gana de querer ser rrejidores dejan los tratos que 
puvlicamente tienen y lo mismo de los padres viene a los hijos y asi se a 
uisto y be gran quiebra en Las ciudades del Reyno de hombres tratantes 
y a no ser Gouernadas Las ciudades Por personas desynteresadas = Pedir 
y suplicar a su Magestad que ninguna Persona que propiamente aya sido 
tratante y arrendador y otro qualqnier materia de trato aunque en su vida 
Lo aya dejado no pueda ser beintiquatro ni rregidor y que de esto se aga 
ley y pregmatica. Por que de no se ha^er se siguiran muchos daños ansí 
en Los que se ben presentes como en lo benidero y si se rremediase rre- 
dundaria en gran prouecho del Reyno. 

Los Corregidores de algunos años a esta Parte an echo eitcesos en el 
acrecentar y nombrar alguagiles y porteros mas de los que se acostumbra- 
uan y es muy Gran daño del Reyno = Pedir y suPlicar se rremedie y que 
DO Pongan ni tengan mas de los que antiguamente solian tener y que su, 
Magestad aga numero de los que a de auer en cada ziudad u que este nu- 
mero se rremita lo agan Los ayuntamientos. Para que coniforme a la cos- 
tumbre y noticia que tienen de la tierra los señalen y los correjidores no 
puedan exceder del. 

Bien se a uisto de la poca ynPortan^ia que son Para el seruicio de su 
Magestad el auer jueces de sacas y aduanas ni que agan visitas los juegos 
hurdinarios de sacas que no sirue sino de destruyr La tierra y llenarles 
muchos derechos demasiados = que su Magestad se sirua de que no se 
agan estas uisitas u quando se agan sea solo al pesador y mercader que 
ubiere usurpado que estos se quedan sin castigo y los que vienen a Pagar 
las uisitas es el pobre Lavrador que tiene una yegua u rrogin con que La- 
vra la tierra que no sirue sino de ynquietarles y llenarles su dinero y su 
Magestad no be Prouecho ninguno. 



FELIPS III 79 

Los Recatones y personas que compran ganados en las ferias y merca- 
dos Para volaer a rrevender es de muy Gran ynconviaiente y lo a sido 
para todo el Reyno -porqne con estos Revendedores a uenido a ser el prezio 
muy eregido = Qne sn Magostad se sima mandar no aya semejante rreca- 
toría sino qne El qne nbiere de Comprar sea ganadero y criador conocido 
y que tenga ganado y si alguno conPrare sea para aumentar sn crianza. 

Des Pnes qne su Magostad Hizo la Pragmática En fauor de los lavrado- 
res Para que no puedan ser Presos Por deudas en cierto modo se a echado 
de ver Les a surtido Prouecho Pero los hombres de trato y logreros con 
todo eso no se quieren apartar de darLes fíado y las cosas que les dan son 
muy rruines y de poco balor que algunos se a uisto no serles de Prouecho 
= Converoia Pedir y suplicar a su magostad se siruiese mandar que nin- 
guna Persona pudiese dar fíado a lavrador ninguno ninguna mercaduría 
ni prestar trigo ni cenada ni otra cossa sino fuese que la tal mercaduría u 
pan le bea un Regidor de la zindad que para ello se dipute cada año y en 
presencia deste se agan Los precios y si esto se hiziese vendrá a ser ea 
gran prouecho de los lavradores y bien del Reyno y mucha parte pura 
quitar logros y ventas mal perfí^ionadas. 

Como Es notorio en este Reyno en quanto a moneda de plata Era de los 
mas Qoridos del mundo y de algunos anos a esta parte se ue la poca que 
ay y- corre y esto a sido la causa el sacarse del Reyno y asi convendría 
que Su magostad mandase que en esto se fuese a la mano y no se sacase y 
para que no sea tan cudi^iada de los estranjeros bien tratado y considera- 
do parege sería aproposito en la que de nnebo se lavrase echarle alguna 
mésela mas y desta manera seria meaos cudi^/iada y redundaría en mayor 
aumento y prouecho de la hazienda de su Magostad y si pareziese convi- 
niente que La que ay se creciese se aga Por quitar el gran yncon viniente 
de sacarse y no de menos consideración a sido La mucha plata que se la- 
bra y a labrado y los aparadores que ay entre personas que no La solían 
tener y como se lavra tanto y tan diferentes echuras casi biene a montar 
La echura del platero tanto como el valor de la plata y asi con venia tomar 
en esto el medio mas con vio lente Y que no se labrase sino como antigua- 
mente se lavrauan llanamente y que sino fuese en piezas para el culto di- 
uino no se Pudiese endosar de ninguna manera. 

De Algunos anos a esta parte a sido y es muy Grande el exceso que los 
monasteríos de monjas an puesto En La cantidad de las dotes de tal ma- 
nera que llenan a mil ducados y a ochocientos y con las propinas y ajua- 
res llegan a mas de mil ducados y esto sino se ataja vendrá cada dia En 
mas aumento y en daño del Reyno y asi pues los monesterios y rrelijio- 
nes se hizieron Para amor y charidad no es bien se Ponga la mira En 
tanto ynteres=:y asi conbendria suplicar a Su Magostad se hiciese tasa y 
moderación de estas dotes. 
Muchas be^es a signiñcado esta zindad que el establezimiento de la mi< 



80 DEL PODBH CIVIL BN ESPINA 

lizia jeoer.ll do coavieae ni Royuo Por qae no es bueno aya tantas Perso- 
nas seBaLadas Por soldadas Porqne se hazen Lizenijiosos Engañadores, 
loman deadas y tranpas Dadas y desPues no las Pagan Por dezír son sol- 
dados y hazcn otras deshordenea=VaücODbendria saplicaraSa Magos- 
tad se sirnifóe mandarla qnitar. 

Por quanloSn Magostad manda Por rreal ^dulaa bs ciudades y villas 
nombren personas las qae les pareciere conbenir para la baeoa expedición 
admÍQÍslr3<;Íoa y covranza de los maravedís qae perthone^n y rresolta- 
rcn a Sn Magestad de las bulas de La santa cruzada y ea camplimieato y 
ejeca^ion de la dicha rreal cédala nonvran las dichas personas que com- 
Tienen y son mas ydoneas y santas para el dicho menisterio y efecto Las 
qaales por se eximir de la diclia covranza apelan de auerlea nombrado La 
jasti^ia y rre)imiento para ante Los Comisarias de la saula cruzada no de- 
viendo apelar sino para ante los presidente y oydores de Las audiencias 
donde cayere El distrito y en perjuicio y daño de la Jurisdi^ion rre^l no 
teniendo ellos ninguna en ello se entrometen a conot^er y conocen En gra- 
do de apelación de las dichas causas y fulminan censuras y ha^en muchas 
vejaciones y molestias contra la dicha justicia y rrcjimiento y por esta 
nia de mas de ser contra la Jorisdi^ioa rreal pretenden que se nonvren 
personas ynutiles y pobres y que el rriesgo corra por los dichos Jasti9ia y 
rrejimientO'- Suplicar a su Magestad Prouea y mande como se rremedie 
El dicho exceso. 

. Los Comendadores de La rreligion de San Juan Suelen dejar machas 
deudas a pn'Bonas seglares al tiempo de sn muerte y la rreligion Lnego 
toma sus bienes y espulla y para cobrar las dichas deudas an de acudir a 
pedirlas a los capítulos o sanvleas donde can diticultad las corran o bou 
de tan poca cantidad que gastarían mucha mas cantidad de la que suman 
las dichas deudas en Gran perjai^io de los subditos de su magestad = Pe- 
dir y suplicar a su Magestad mande probeher de rremedio para que las 
Justicias hnrdiuarias donde lo tal acaegiere agan pago de las dichas 
deudas. 

En I^ audiencia Eclesiástica del nuncio En el llenar de Los derechos ay 
grandisimo desborden y exceso en tanto grado que por no poderlos pa- 
gar por ser tan demasiados y cisorbitantes Los subditos y basallos des- 
los Reinos de su Magestad no pueden pagarlos y dejan perder sus pleitos 
y haziendaa = Suplicar a su Magestad mande probeber de conviniente y 
deuido rremedio Para qne En el llevar de los derechos aya moderación = 
y asi mismo atento que ay mucho exceso Eu el llenar de Los derechos En 
las audiencias Eclesiásticas destos Reinos y padecen mucha vejación y 
molestia Los litigantes y aunque esta probeydo por leyes y presmaticas 
destos Reinos no se guardan^ suplicar se mande acra con mayores l'euas 
y aperciuimientos que se yapongan a los transgresores y cantelandolo de 
modo que aya denido remedio. 



FKLIPE III 84 

Auaqae machas Veges y Por muchas prematicas se a mandado que uo 
anden en estos rreinos y señoríos esta jente vagamunda que se di^en jlta- 
nos que solo simen de vitar y con sultura de vida sin se confesar y no 
solamente no se a rremediado por las Justicias hurdinarias mas antes 
permiten que aya muchos mas y que cada día cometan machos urtos y 
rrobos y otros ynsultoss^ suplicar a su Magestad. mande Probeher de rre- 
medio con mayores penas A los dichos jitanos y asi mismo a las justizias 
que en la caneza de su jurisdicion dentro de qualquiera de las canecas 
dellas los consintieren o en qualquiera de los dichos lugares de su juris- 
dicion aunque diga que no bino a su notizia a su costa venga juez que cas- 
tigue y condene a los dichos Jitanos en las dichas penas de mas de las pe- 
nas que se ynpusiercn a las tales Justicias Las quales ejecuten en sus per- 
sonas y vienes contraviniendo a lo que dicho es =& y que su Magestad se 
sirua dar prouision a los corregidores canecas de partido para que pue- 
dan salir en su distrito con vara de Justicia aunque sea en lugares fuera 
de su jurisdicion a la ejecogion desto y llenar los alguaciles y escriuanos 
que fueren necesarios. 

De que Los ovispos y Perlados destos Reynos tengan Prouisorés Perso- 
nas teólogos se an seguido y siguen muchos inconviniontes y gran costa 
al Reino porque como no son Juristas ni canonistas no pueden sentenciar 
las causas, asi decimales como de patronazgos y otras de justizia y toman 
acesores los quales llevan derechos y acesprias y esto es en daño de las 
partes porque el Perlado tiene uvligacion de proveher de proaisor urdi- 
nario que con Los derechos de su arancel sentencie las causas = y ansi 
conviene suplicar a Su Magestad que todos Los ovispos y perlados tengan 
prouisorés que sean juristas u canonistas y no teólogos y que lo mismo 
agan los canudos quando sucediere probeher En sede uacante y esto ser- 
uira de muy gran prouecho y utilidad del Reyno. 

Sus Magestades asta Los Largos días del Rey don Phelipe Tercero nues- 
tro señor an dado facultades a los grandes y titules caualleros y otras 
personas que tienen estados y mayorazgos para vender y tomar cansos 
sobre sus estados y con la buena fe de La facultad y como cosa comprada 
y adquirida para si todo el rreino an dado la mayor parte de sus hacien- 
das a los tales y conprado muchos juros = agora de algunos años a esta 
parte an dado de poner pleitos de acrehedores y piden alimentos y algu*- 
nos les dan mas de aquello que tienen y esto es defraudar la hazienda y 
que se queden Los propios dueños sin ella y los que an gastado la ha* 
zienda triunfando con lo que es ajeno anse visto muchos daños y perdidas 
de monasterios viudas y guerfanos y espítales = conviene suplicar a su 
Magestad mande que estos pleitos de acrehedores no los aya sino que cada 
uno que uviere comprado Juros se les pague y si el estado no lo baliere se 
venda la propiedad y esto seruira de dos cosas lo uno restituirá cada uno 
Lo que es suyo y lo otro poner freno para que de aqui adelante no aya 

Tomo VI 6 



8S DEL PODEa CIVIL EH ^SPANA 

deshordenes y aa eato se a de poner mucho cuydado y encargar a Su Ma- 
gestad su rreal coD^iea^ia. 

Las ciudades de voto En corles Sa Magestad y Reyes aote^esores siem- 
pre se estímaa y an estimado Por sus niagestades haziendoles loda-honrra 
y merced y asi en jeneral como en particular a los rejidores detla y asi es 
bien se hocrren y caliüquen bus personas en cualesquiera tribunales, 
como lo hace el consejo supremo do justizia hoarrandoles en la mesma 
forma que a canalleros de auito y mandándolos cnviir siendo Ite^idor de 
voto en cortes aunqne vaya a negocios particular snyo = Las andiea(;ias 
y chau^illerios de valladolid y Granada no les dan estrados ni asientos, 
sinoesqnando vana n^ocios Por sn ciudad y «sto parece que es qniebra 
de Los oñ^íos tan preheminentes como tienen = Pedir y suplicar a su Ma- 
gestad se sirua mandar como sean rrejidores de voto en cortes se les den 
estrados aunque bayan a negocios pnrlicnlares suyos. 

Por esperiencia Se a visto y be cada dia los mnehos gastos y costas que 
se hacen por los Jueces con salarios que probeen Las chancillenas y alcal- 
des asi para ejecutar como para cumplir ejecntorias y demás de que a 
ello vienen honbres ydiotas que no son Letrados y que muchos dellos 
vienen subordinados a no ha^r mas que so cansan grandes costas y gas- 
tos y esto se a uisto en las ciudades del Rcyno a sido causa de mucha 
destrnyjion y gasto^pedir y suplicar a su Magestad no aya semejantes 
Jueces sino que estas Comisiones Iwagau dirijidas a los correjidores O 
Justizias canecas de partido y loa que Taeren lugares de Señorío a los al- 
caldes de los adelantamientos y estos Lo ejecutaran mejor y con mas 
vreuedad y asi procurar Por todos caminos que su Magestad Se sirua de ha- 
cer Esta merged al Reyno. 

A noticia desta zindad a uenido que al ar^ovtspo de Santiago y Canudo 
desta santa yglesia se les a permitido puedan nomvrar J uez Particular para 
que con vara de justicia covre Los votos con costas y salarios y esto aun- 
que no se tiene Por cosa cierta Se a dicho y si lo fuese es Muy gran daño 
de el Rcyno. Porque el dicho ar^ovispo y cauildo y por ellos sus arrenda- 
dores quando el año es avundanlo dejan de covrar tres y cuatro años y 
después los covran juntos y lo venden nado y ponen salario en las ubliga* 
piones y esto viene a ser En gran duSo del Rcyno y asi conviene conlra- 
dezirlo y se mande se cobre Como antes Se solía covrar por eso con man- 
damiento de las yglesias metrópolis sin ha^er costa ninguna. 

Cuando Suh9Qdia morir obispos y Perlados en el Reyno y su espolio lo 
arreodana la cámara apostólica estos arrendadores y personas qae lo to- 
manan a su cargo, covrauau los que les locaua can mandamientos del 
nuncio y después en auiendolo covrado si ellos Tiauan el pan n lo presla- 
nan ya después no era deuda despalio como es uerdad que no lo es agora 
se a yntrodufido qae estos arrendadores rreciuen en si La hazienda y co- 
vrado la ñan y ponen En las nbligasiones qne es de la cámara apostólica 



FELIPB III 83 

con machas costas y salarios y covran con mandamieutos del nuncio = 
Conviene se rremedie y que su Magostad mande esto no pase ansí y que 
el poder y causa de ser hacienda de la cámara apostólica no sea mas de 
asta auerlo una bez eovrado. 

Por esPerien^ia se a uisto que de algunos años a esta parte se van dis- 
minuyendo y aplicando menos los Hijos familias del Reyno a estudiar y 
seguirlas Letras y los que estudian trauajan muy Poco y la causa desto 
es en algunos el ber que no son premiados ni esperan el pago de sus tra- 
uajos y pierden los ánimos y aun los padres no se animan a su^entar sus 
hijos y que se ynclinen a las letras Porque como muchos de los veneti- 
cios de las ciudades y villas del Reyno son colatiuos y de dar de los Per- 
lados estos los dan a sus criados y amigos y se quedan los naturales hijos 
del propio ovispado sin ellos aunque sean muy beneméritos y asi Por lo 
dicho y porque es cosa muy justa y puesta en rrazon el hijo de la patria 
de donde na^e. y se diezma lleue este aprouechamiento = convernia que 
el Reyno suplicase a su Magostad se siruiese de que con gran ynstancia 
se pidiese y suplicase a su santidad se sirua de que los dichos veneficios 
sean patrimoniales y como lo son en algunos ovispados del Reyno y de- 
mas de lo dicho que es de gran ynportangia y consideración viene a ser 
lo mas en aumento y conseruacion del culto diuino e yglesias Porque 
sieudo como serian los curas y venefíziados Lijitimos y naturales dolías 
sin duda serán mas frequentadas y procuradas y el aseo adorno y rrenta 
dellas mas acrecentado y esto es una de las cosas muy convinientes y de 
mayor vien del Reyno. 

Des Pues que su Magostad a sido seruido de arrendar Las Salinas a 
Particulares y que aya alfolí de sal y que todo corra Por una mano se a 
uisto y be muy Gran ynconviniente y las Ziudades y villas del Reyno son 
mas proueydas y governadas deste mantenimiento de sal ansi en carestía 
y vondad como en poca prouision Porque como todo se vende Por una 
mano se padece mucho y aun Las rreales rrentas y alcavala de su Magos- 
tad y otros derechos que desto se pagauan an venido en gran quiebra = 
y asi al bien del Reyno y aun al patrimonio de la rreal hazienda. de su 
Magostad convernia de que la sal corriese jeneralmente por el Reyno y la 
vendiesen todos y que en la parte y lugar donde se produce y bende alli 
uviese cuenta y rrazon y toda ella Por de Su Magostad se vendiese Por 
una mano a todos Los que la comprasen, y no en las ciudades como di- 
cho es. 

De AlGunos dias a esta parte los procuradores del numero del Reyno 
an dado de arrendar algunas rrentas Concejales y de calunias y penas de 
hordenanzas y esto es de mucho daño e inconviniente Para las rrepubli- 
cas Respecto de que como ellos son las partes yn(eresadas a quien toca e 
incnnve Por su arrendamiento Las terceras partes de las calunias y otras 
Penas de hordenanzas con la mano que tienen con las justicias hacen de 



84 DEL PODER CIVIL CS F.&PAÑA 

maaera que las partes tengas poca defeasa y aun lo liaren por otro yate- 
res qne ellos les ponen ea sa nombre las acnsa^iones y signen las causas 
y iia^en en denunciaciones de poca sustaa^ia e yntercs mucho aamero 
de petisionea = y aosi conviene suplicar a sn Masestad mande qne se en- 
tiendan can estos Trocara dores Lo mismo que la leí y Premalica Real dis- ' 
poDC segan los escriuanos no puedan arrendar Reatas rreales ni conceja- 
les y por semejantes Procaradores no puedan llazer de un Delaciones sino 
solo defender Las partes que es el oficio que tieneD. 

Ea Los tribunales Eclesiásticos destos Heynos ay Gran desorden en el 
llevar de las derechos y los notarios délas diclias andieacias y snsescri- 
uientes y oficiales llenan derechos oxcesiuds y duplicados anos Por una 
parte y otros Por otra asuelan y destruyen a ios litigantes de suerte que 
por esta causa ya no ay Persona Por rrico que sea y macha justicia que 
tenga que pueda seguir y sustentar nn pley to eclesiástico y aunque se les 
dice cpda dia que tienen uviigacion de guardar el arancel rreal eu lo que 
se con padecen Las causas eclesiásticas con las seglares y espcgial I.0 dis- 
puesto y mandada Por su Mageslad en las cortes de madñd Pnlilicadas el 
uño pasado de noventa y tres en que se manda entre otras cosas que los 
escriaauos del Reino asienten en el Proceso Los derechos asi cómelos 
fueren rreziuieado y los signen con sn signo y den carta de pago de ellos 
y por sus escriuientes no rreciuan ni llenen derechos algunos para si ni 
para bus amos so ciertas penas como se contiene en las dichas cortes en 
el capitulo diez y ocho Con todo esto do hacen caso de ello so color de de- 
zir que no avia con ellos sino cou los escriuanos del Reino y estanse con 
esto Prosiguiendo sus tirantas y deshordeaes sin considerar que milita la 
misma razón en ellos que en los escriuanos de que tienen mas nvliga- 
Cion de ser mas moderados por ser en cansas eclesiásticas atento lo qual 
y Porque do derecho en los tribunales eclesiásticos aynvligazion de guar- 
dar las leves del Hoytto^= Pedir y suplicar a su Magestad Para rremedio 
destos deshordeaes y vien de La rrePuvlica mande y ilordenc a los Per- 
lados y Jueces eclesiásticos destos rreinos que moderen y rreformen sus 
aranceles y los notarios de sus audiencias y los escriuientes y oflziales 
que los tales tuvieren guarden los dichos aranceles rreales y en especial 
Lo dispuesto Por el dicho capitulo décimo otauo de las dichas cortes del 
año do noventa y tres so las Penas eu el contenidas que sera mucho vien 
Para estos Rey nos y el mismo rremeJio es necesario y convinicnte 90 pon- 
ga en quanto a los Provisores y sus tribunales^ y los visitadores que no 
guardan el arangci ni lo que les esta ordenado Por los signodos antes ex- 
ceden delios hazicndo visitas de las yglesias y testamentos y pidiendo y 
llevando en ellas derechos que no pnoden y esto conviene se remedie Por 
ser en mucho daño délas yglesias del Reino y de todos los subditos y va- 
sallos de su Magestad. 

Y Para que todo Lo couthenidoen esta Instruecionayaelfinquesode- 



/ 



FELIPE ni 85 

sea y es justo V. Magestadcs con machi yastan^ia Procuraran se vea y 
trate del rre medio dello sin alzar la mano y esta ziudad esta coa muy en- 
tera Satisfacción deque por parte de V. magostados no faltara en nada mi- 
rando Por el vien y ntilidad de esta rrePuvlica y del rreino coosiderando 
la Pobreza y miseria della de lo qaal mandamos dar y dimos La presente 
ynstraccion.en zamora y nuestro ayuntamiento a Primero de abril De 
mili y seiszientos y diez y siete años«=lant de sala manca. =Rubrica.== 
Don diego fernandezde argote.=Rubnca.=El licenciado luis Muñoz.=Ru- 
brica.=Por Acuerdo de Zamora.=Joan de la torre.=Rubrica.=El adjun- 
to documento dice en la carpeta lo siguiente: (d de Abril de 464 7 años.= 
instru^ion que La ciudad de gamora Da A los señores Pedro Peñapardo y 
don femando de ledesma sus Procuradores de Cortes en las que de pre- 
sente se están celebrando en madrid.=:rubrica.)> 

ArohÍTO general Central.— Cámara de Castilla*— Lefiraj o 159. 



Documento núm. 624. 

Nota de los poderes conferídos por las ciudades de Toro y Avi- 
la á los procuradores de Cortes para las de 1617 á 1620. 

Toro. El poder de la ciudad de Toro se dio á. los procuradores para 
que, no obstante que no se haya traído el breve de Su Santidad para los 
oiemoriales sin (irmar, otorguen la escritura del servicio de los 48 millo- 
nes, y si estuviese otorgada se agreguen. 

En estas Cortes, Doña Aldonza de Deza y del Águila, condesa de la 
Fuente del Saúco, representó que, estando ausente en Roma á cosas del 
servicio de S. M. su marido D. Pedro de Deza, regidor de la ciudad, á 
quien había tocado la suerte de procurador de Cortes por Toro, ella, por 
poder que tenia de su marido, había nombrado á D. Martín Abarca de 
Bolea gentil-hombre de la boca de S. M., natural del reino de Aragón, pa- 
ra que durante la ausencia de aquél sirviera el regimiento en Toro y la 
procura en Cortes. So vino en ello, y se otorgó al Abarca de üolea natura- 
leza en estos reinos de Castilla. 

Ávila, Tiene una nota en el sobre de mano de un oficial del Consejo, 
en que dice: «El que mas aprieta de los poderes de las demás ciudades.» 

El capitulo de la instrucción privada para la represenlación á las Cortes, 
dice asi: «47. Atento á los muchos pecados que en gran deservicio de 
nuestro señor se han causado en estos reinos, ocasionados de haberse ad - 
mitido en casi todos los consejos, tribunales y otras congregaciones y 
jaeces inferiores de ellas, memoriales sin íirma que en venganza de odios 
y rencores particulares han sido la destrucción de muchas almas, honras 
y vidas y haciendas, y por obviar tan notorio y conocido daño, se pone 



. 86 DEL PODRA CIVIL EH EEPANA 

por coQdicion qae S. M. se ha de servir hacer ley eu que prohiba que en 
niDguDo de sus conaejos, tribunales, chanciller i as, audiencias, colegios, 
cofradías, congregaciones, cabildos, ni ante otros ningunos corregidores, 
ni jaeces de comisión, ni ordinarios, sean admitidos memoriales que no se 
dea firmados de persona conocida y entregándolos la misma parte perso- 
nalmente ó por virtud de su poder y con obligación de probar lo en ellos 
contenido, so pena de las costas que de sus averiguaciones se causaren y 
de quedar dispuesto á la pena qne en falla de verificarlo se le imponga al 
arbitrio del juez que de la causa conociere y que para ello hayan de dar 
fianzas, y qne para qne esto guarden y cumplan todos los jueces y perso- 
nas destos Reinos, así eclesiásticos como seculares, su Hag.d se ha servi- 
do antes del otorgamiento desta escritora, de sacar breve de su Santidad, 
por el cual mande se gnardo y obsérvela dicha ley entre los jueces y per- 
sonas eclesiásticas de ellos.» 

Archín) general central. — Ciuura de Cutilla. — Vorioa de la Oinura de CastilU. 



Documento ni5m. 625. 

Instrucciones reservadas que las ciudades de Soria y Valla- 
dolid dieron á sus procuradores de Cortes para las de 1617 
á 1620. 

Soria. lastrnccióD de la ciudad de Soria para los Srea. D. Francisco de 
Satazar y D. Lope Morales, sns procuradores de Cortes, para lo que han 
de petfir y solicitar de S. M. 

En 27 de Enero de <615 se dió por inslruccidn las cosas siguientes: A 
los Sres- D. Fraacisco de Salazar y D. Lope Morales, procuradores de Cor- 
tes por la ciudad de Soria y su proviucia. Qats tengan mucho trato y co- 
municación con los procuradores de Sargos, ayudándose y favoreciéüdose 
los unos á los otros como siempre estas dos ciudades lo ban hecho. 

Que se suplique á S. M. dó licencia para que si á esta ciudad le sobraso 
algo despnós de haber pagado lo que le esiá repartido del servicio de los 
millonea, pueda con ello redimir y quitar los cenaos que con facultad Bcal 
estuviesen cargados sobre loa propios de ella, atento que ea muy pobre y 
no puede acudir á conservar la autoridad y honra que aiempre ha tenido 
con la poca hacienda que goza. 

Que asimismo se suplique dé sa cédula Real para el obispa que es ó 
fuese de Dama, para qne en esta ciudad, como cabeza de provincia, tenga 
jnez con plena jurisdicción, y uo obliguen á haber de ir á la villa del Bur- 
go, por ser como es lugar pequeño y muy caro y apartado más de tO le* 
guas de nuestros lugares do este obispado y partido. 

Que S. M. sea servido de dar licencia á cata ciudad para qne en ella se 



FELIPE III 87 

paeda hacer uaa feria ana vez en el año, por espacio de ocho días, de lo 
cual se segairian machas atilidades y aprovechamientos á los vecinos de 
ella y de sa jarisdicción y á la Real hacienda S. M. no se le signe jaingún 
daño, pnes está encabezada, y así como así hemos de pagar nnestro enca- 
bezamiento enteramente. 

Saplicar á S. M. sea servido de levantar la pragmática de los panes que 
en granease vendiesen dentro de la plaza de esta cindad por espacio de ocho 
años, porqae los que son faltos y de poca cosecha pasan macha necesidad 
y perece rancha gente de hambre á causa de estar tan vecinos los reinos 
de Aragón y Navarra, donde no hay pragmática ninguna, y otros muchos 
lagares de señoríos donde la gnardaí^ conforme la necesidad tienen, y la 
de esta ciudad y su jurisdicción es este año tan grande que no hemos ha- 
llado otro remedio para que los más vecinos no perezcan sino S. M. les 
haga esta merced. 

Que vuestras mercedes acudan al breve y buen despacho de la obra que 
se ha de hacer en la puente de esta ciudad. 

Que vuestras mercedes favorezcan y apadrinen en cuanto fuese necesa- 
rio á la persona que el cabildo de San Pedro tiene y de aquí adelante tu- 
viere cerca de la provisión de la calongía magistral, defendiendo toca á 
los dichos canónigos la provisión de la dicha calongía, como hasta aquí 
siempre lo han hecho y las demás iglesias y colegiales de estos reinos lo 
hacen. 

Suplican á S. M. sea servido de enviar los menos jueces de comisiones 
que se puedan atento que tienen destruido el reino, y lo ordinario es no 
atender á hacer justicia, sino tan solamente su aprovechamiento. 

Sapliquese á S. M. que sea servido que los pleitos que intentasen los 
menores acerca de sus tutelas ó curadurías se fenezcan y acaben ante la 
justicia que los intentasen sin poderlos sacar para las chancillerías cuya 
causa es destruir muchos menores sin quien mire por ellos ni por sus ha- 
ciendas atento la largueza de los pleitos y no haber en la chancillería par- 
te por los dichos menores los acabe. 

Que S. M. sea servido que las apelaciones que se hacen de las justicias 
para los ayuntamientos de 20.000 maravedís abajo se entienda hasta 50.000 
maravedís, por la pobreza y necesidad de sus vasallos y las grandes costas 
que de seguir los pleitos se ofrecen y la dilación que en las audiencias 
hay en despacharlos por estar ocupados en cosas mayores, pues las ciu- 
dades les administran justicia á poca costa de los que litigan. »» don an- 
tonio beltran pedro de Barnuevo don Francisco Gongalez de Rio matheo 
morales Paso ante mi miguel de la Peña. 

Valladolid. Lo que los Sres. Francisco Vázquez, corregidor, y Andrés 
Alonso de Usátegui, vecino de la villa de Madrid, y procuradores de Cor- 
tes por esta ciudad en estas presentes, que se celebrarán en la villa de Ma- 
drid, por convocatoria del Rey nnestro señor, juran y hacen pleito homena- 



88 URL PODER CtVlL BN EEI-AÑA 

de guardar y cumplir eo el tiempo que faesen tales procaradores de 
rtes por esta ciudad, es lo siguiente: 

Primeramente, los dichos Sres. Fraucisco Vázquez y Andrés Alonso de 
átegoi ae juntarán con los procuradores det reino, y con la demostración 
idelidad y cuidado que esta ciudud siempre ha teuido y tieae al servi- 
I del Rey nuestro señor, y besar sos reales manos por la merced que á 
;os sus reinos ha heclio y espera para con el favor'que con su convoca- 
'la ofrece de que la ha de dar parte de cosas tocantes á su servicio y tan 
portantes como su real provisión lo muestra, y tratarán y coaferiráa 
a ellos. Las cosas al bien y beneficio público de estos reinos convenien- 
I que estas presentes Cortes, que se celebrarán en la villa de Madrid, 
aran del poder que para asistir en ellas esta ciudad les da guardando el 
rvicio de Dios nuestro aeSor y de S, M,, y bien y beneQcio de estos rei- 
s y de esta ciudad, su tierra y provincia. 

dae durante el tiempo de las dichas Cortes no entenderán en negocios 
yos, ni pedirán merced alguna, ni la recibirán aunque el Rey nuestro se- 
rla ofrezca, porque pues In intención de esta ciudad es servir eo todo á 
M. no es razón se entienda ni acudí á otro efecto alguno. Que no conten- 
án ni concederán cíinlidad de servicia alguno sin primero dar parte á la 
ilicia y j-egimienta de e»ta ciudad, ■y que sin su licencia ni acuerdo no con- 
lerán nt otorgarán ninguna cesa en manera alguna para que por ellos visto 
tendido lo que se pueda hacer, acuerden y ordenen lo que al servicio de 
}s nuestro señor y do S. M. y bien de estos reinos más conviniere hacer, 
^uc no pedirán á esta ciudad ni a su partido ni provincia oingüa sata- 
Di ayuda de costa más de los 4.000 maravedís que se acostumbran dar 
íada uno de los procuradores de Cortes de ella, quier se otorgue el ser- 
:io, quier no. 

Lo cual los dichos Sres. Francisco Vázquez y Andrés Alonso de Usóte- 
i juraron á Dios eu forma de derecho ó hicieron pleito homenaje en ma< 
B del Sr. D. Diego Ñuño, regidor más antiguo do loa que estaban pre- 
ites en nombre del ayuntumiento de esta dicha ciudad, de guardar y 
mplir todos los capítulos aquí contenidos, sin faltar cosa alguna. Lo 
il todo juraron en forma ante mi el presidente honorario en el dicho 
untamiento de ValladoUd á i3 días del mes do Diciembre de lülG unos, 
o Srinaroo de sus nombres, siendo testigos D. Frani'isco Saotistcvaa y 
Juan Durango, procuradores del común, y Agustiu de Santiago, hono- 
■ios del ayuntamiento, vecinos de esta ciudad', y doy fe conozco ú los 
Tgantes.-^Fraa.iM Vazqnez^=andres alonso Usategui^=paso ante mi dle- 
nnuez morquecho=yo Dg. nuñez morquecho bcd." del Rey uro S. y 
yor del ayuntamiento de esta ciudad. Presente fui á lo que dicho es y 
mi se hace mención y lice mi signo. 
Sn testimonio de verdad^Dg. nuñez morquecho. ^Está signado. 

Archivo Rsaeral i^entral — Varioa de la C&mara de Da a billa.— Legajo 138, 



FELIPE III 



89 



Documento núm. 626, 



Breve de Paulo V de 8 de Marzo de 1517, contestando á Fe- 
lipe ni respecto de sus g^estiones acerca de la declaración del 
Misterio de la Inmaculada Concepción. 






En la cabierta dice: 

Carissimo in Christo filio noHro Phi^ 
lippo Hispaniarum Regi Calholico, 

Dentro se lee lo sigaiente: 
Paulus. PP. V. 

Garíssime in Christo fíli noster 
salatem et apostoUcam benedictio- 
nem. Reddidit Nobis dilectas fílius 
Placidas de Jotasoatos, ordinis Saac- 
ti Benedicti, qaem ad Nos misisti, 
Litteras Maiestatis tase de negocio 

• 

immacalataB conceptionis Beatissi- 
nis Yirginis, ex qaibas, et ex lis, 
qa¿e Nobis tao nomine, coraoi ipse 
exposait non mediocriter in domino 
Istati samas, tantam pietatem erga 
Colorum Reginam et tam ardenteni 
bonoris eias zelam in te cementes, 
caías salatdB preBsidiam, nunqaam 
tibi defatarum sperare Nos iubet, 
singalaris haiusmodi in eam devo- 
tio/ De negocio vero, quoniam gra- 
VLssimam est, matare deliberabi- 
mas, et qaam primam poterit, qaod 
in domino expediré iudicabimus, 
divino adspirate aaxilio, decerne- 
mas. Neqaedeerimus Maiestatis tuas 
pío desiderio, qaamtam ex alto No- 
bis concedetar, consalere qaemad- 
modam pro nostra inte paterna, ac 
prsBcipaa caritate, et pro Maiestatis 
tase egregiis meritis faceré, nallo 
loco omittimas. Batum Romse apad 
Saactam MariamMaiorem subanna- 



TRADUGGIÓN. 

A nuestro muy amado hijo en Cris- 
to Felipe y Rey católico de las Es» 
pañas. 

Nuestro muy amado hijeen Cris- 
to, salad y bendición apostólica. El 
amado hijo Plácido de Josantos, de 
la orden de San Benito, qaeNos has 
enviado, ha hecho llegar hasta Nos 
las cartas de tn majestad respec- 
to del asunto de la inmaculada Con- 
cepción bienaventurada Virgen, por 
las cuales, y por lo que enta nom- 
bre personalmente nos ha expuesto, 
no poco nos alegramos en el Señor, 
viendo en ti tanta piedad hacia la 
Reina de los cielos y tan ardiente 
celo por sa honra, animándonos á 
esperar esta singular devoción hacia 
Ella, que jamás te ha de faltar su 

• 

santa protección. Respecto del asun- 
to, porque es gravísimo, deliberare- 
mos madurameute, y tan luego sea 
posible invocando el divino auxilio, 
decretaremos lo que juzguemos con- 
veniente en el Señor. Ni dejaremos 
de proveer al piadoso deseo de tu 
^majestad, del modo que nos dicta 
la paternal y especial caridad que 
te tenemos, y según los egregios 
méritos de tu majestad en ningún 
tiempo dejaremos de obrar. Dado 
en Roma en Santa María la Mayor 



92 DBL PODBR CIVIL EN RSPANA 

poderes y yo abieudolo entendido las quiete scribiendo á las mas puestas 
en esto: esta condición fomentan algunos procuradores que tratan mas do 
su interés como cosa en que el Reyno no ha do venir por ningún caso res- 
pecto de lo que están odiados en sus giudades pares^e á algunos que han 
de sacar los títulos de los offí^ios y placas con esta dilación ahogándonos 
con la falta del tiempo: esto intentaron primero conmigo, y yo los desen- 
gañe y el mayor fin desta condición de algunos particulares es este y es 
la condición que ha de obligar á las giudades á venir en el servicio con 
mayor brevedad y asi en esta como en otras cualesquiera no deve vra. 
Mag.d reparar siendo concernientes á este genero de dispensar los procu- 
radores por que la necesidad haze a V. M. libre de averíos menester sien- 
do apretada y en la occasion pasada fui de pares^er yo según el aprieto 
que V. M. me dixo que pudiera V. M. labrar el millón y se hubiera excu- 
sado los tratos que tuvieron y los que aora intentan inclinados a sus par- 
ticulares intereses: esfuerza mas esta ragon que quando los procuradores 
queden con poder de dispensar no pueden sino juntos en Cortes, pues con- 
sidere y. M. que costaría al Reyno averie de juntar para una cosa tan leve 
y asi en tal de ser remedio para aver de socorrer las necesidades antes 
queda puerta abierta para necesitar mas y quando menester fuere dispen- 
sación en cosa grande podria ser acaso mas fa^il de venger en las ginda- 
des que con los procuradores á lo menos, mas licitam.te lo harían y la 
mayor negesidad que Y. M. tiene es de poner orden y modo en la moneda 
de vellón consumiendo la que ay ó reduzirla á lo antiguo que no de la- 
brar mas y el tiempo dirá á V. M. si á prisa no se remedia el estado en 
que por esto servirán estos sus Reinos. 

Otra parte tiene esta quinta condición que es en caso que para margo 
no este concedido el servicio pjresente, cese el pasado y al fin del plago es 
Y. M. alcangado en millón y medio que según las condigiones pasadas le 
ha de pagar luego Y. M. 

Áy algunos procuradores que les parege se puede dispensar con esta 
condlgion pasando esta paga al fin de los nueve años deste servigio pre-* 
senté, pero la verdad es que no pueden sin las giudades en ninguna ma- 
nera y quando pudieran no vinieran en ella y es quimera de algunos 
como yo les he dicho y los que la intentan no es para^mas de alargar el 
tiempo y que se acabe el poco que tenemos para que no luzga lo que se 
desea y á trabajado y quando esta condigion conviniera antes aora era de 
daño porque es para el servigio venidero y hasta congedido no obliga y 
quando nos viéramos en aprieto por falta de tiempo si se dan espagio las 
giudades con la duda en que los procuradores están, podran tratar en- 
tonges de ella y consultaran á las giudades que acaso dispensarían, pero 
todos estos langes se aorrarian con mandar Y. M. resolver las condigío- 
nes con el pareger del Presidente y asistentes como siempre se ha hecho 
y correrá el despacho y el servigio y ganarese tiempo mayormente que 



r 



FBLIPB ITI 



93 



las mas importantes estaa comanicadas coa el Presidente de Hacienda y 
si para mayor satisfacción fuere Y. M. serndo que esta sola se vea en la 
janta de Presidentes, aunque no es vsado se bara, represento á V. M. la 
verdad como yo la alcanzo y los inconvinientes como los siento y teogo 
obligación con que no me quedara mas que execufar lo que Y. M. fuere 
servido de mandarme: Madrid 21 de Setiombre tGi8. 

Respuesta, Quedo advertido desto que dezis y pues la dilación puede 
ser tan dañosa bastara que se vea en la junta de Cortes la primera condi- 
ción del quinto genero que dispone que los procuradores no puedan dis- 
pensar en nitfguna condición sin consulta de sus ^ludades cu que todavía 
ay que mirar si sera mejor no bazer novedad de lo que se ba becbo siem- 
pre: También la otra condición que comience :'i correr este servigio de 
agora desde primero de abril del año que viene y lo que de ella rcsuU.i 
cerca de el millón y 800 ([¡) ducados, y bien sera que se vea también la 
condición do^e en que se concede que no aya batallón sino diez y seis 
leguas de la mar porque se reconozca bien lo que obligo á que fuese en 
la forma que aora esta y si ternia inconveniente mudarlo, y con esto se 
podra escusar el ver lo demás y os encargo la brevedad, pues veis lo que 
importa y si alguno de los de la junta se escusare por impedimento con- 
vendrá que Tbomas de Ángulo le informe y tome su parecer.»— Es copia. 
Archivo ironeral de Simancas-— Kesrooiado de Cortes — Lctfnjo 5S. 



Documento nüm. 629. 

Estado demostrativo del tiempo que permanecieron abiertas las 
Cortes de Castilla durante los reinados de Felipe II, III y IV. 



Cortes desde Mi de Febrero de Í663 basta 
28 Agosto de él 

Hueco desde 10 de Agosto de 4563 hasta 7 
de Diciembre de i 566 

Cortes desde 8 de Diciembre de 4566 has- 
ta \ 7 de Junio de 4567 . 

HuCv^o desde 48 de Junio de 4567 hasta t'¿ 
de Enero de 4570 

Cortes desdo 2i de Enero de 1570 hasta 43 
de Abril de 4574 

Hueco desde 44 de Abril de 4574 basta 25 
de Abril de 4573 

Cortes desde 26 de Abril de 4573 hasta 22 
de Setiembre do 4575 



TiEifo DE coans. 


TIBMPO DI BUECO. 


Años 


Me- 
ses. 


Días. 


Años 


Me- 
ses. 


Días. 


y> 


5 


26 


)) 


» 


» 


» 


)) 


» 


3 


3 


29 


« 


5 


25 


» 


» 


» 


)) 


» 


)) 


2 


6 


5 


4 


2 


20 


» 


» 


» 


)) 


)) 


» 


2 


» 


41 


2 


3 


26 


» 


» 


D 



94 



DEL PODER GIVfL EN ESPAÑA 



Hueco desde 23 de Setiembre de 1575 has- 
ta 27 de Marzo de 1579 

Cortes desde 28 de Marzo de 1579 hasta 19 

de Febrero de 1582 

Hueco desde 20 de Febrero de 1 582 hasta 

27 de Junio de 1583 

Cortes desde 28 de Juaio de 1583 hasta 7 

de Agosto de i 685 

Hueco desde 8 de Agosto de 1585 hasta 20 

de Octubre de 1586 

Cortes desde'21 de Octubre de 1586 hasta 

15 de Febrero de 1588 

Hueco desde 16 de Febrero de 1588 hasta 4 

de Abril del mismo año 

Cortes desde 5 de Abril de 1588 hasta 25 

de Agosto de 1 590 

Hueco desde 26 de Agosto de 1 590 hasta 3 

de Mayo de 1592 

Cortes desde 3 de Mayo de 4592 hasta 26 

de Noviembre de 1598 

Hueco desde 27 de Noviembre de 1598 

hasta 16 de Diciembre del mismo año.. 
Cortes desde 17 de Diciembre de 1598 has- 
ta 28 de Febrero de 1601 

Hueco desde 29 de Febrero de 1601 hasta 

6 de Enero de 1602 

Cortes desde 7 de Enero de 1602 hasta 30 

de Junio de 1604 

Hueco desde i.^ de Julio de 1604 hasta 5 

de Abril de 1607 

Cortes desde 6 de Abril de 1607 hasta 2 de 

Febrero de 1611 

Hueco desde 3 de Febrero de 1611 hasta 3 

de Diciembre del mismo año 

Cortes desde 4 de Diciembre de 1 61 1 hasta 

18 de Abril de 1612 

Hueco desde 19 de Abril de 1612 hasta 17 

de Febrero de 1615 

Cortes desde 18 de Febrero de 1615 hasta 

1 .° de Julio del mismo año 

Hueco desde 2 de Julio de 1615 hasta 3 de 

Febrero de 161 7 

Cortes desde 4 de Febrero de 1617 hasta 28 

de Marzo de 1620 

Hueco desde 29 de Marzo de 1620 hasta 18 

de Junio de 1 621 

Cortes desde 19 de Junio de 1621 hasta 19 

de Noviembre del mismo año 

Hueco desde 20 de Noviembre de 1 62 1 has- 
ta 3 de Abril de 1623 

Cortes desde 4 de Abril de 1623 hasta 14 

de Abril de 1629 

Hueco desde 15 de Abril de 1629 hasta 17 

de Febrero de 1632 , 



TIEMPO DE CORTES. 


TIEMPO DE HUECO. 


Afios 


Me- 


Días. 


Años 


Me- 
ses. 


Días. 


» 




)) 


3 


6 


4 


2 


10 


22 


» 


» 


» 


» 


)) 


)) 


1 


4 

• 




2 


1 


10 


» 


» 


)) 


» 


)) 


» 


1 


2 


12 


1 


3 


25 


» 


» 


)) 


)) 


» 


» 


» 


1 


19 


2 


4 


20 


» 


» 




» 


» 


» 


1 


8 


6 


6 


6 


23 


)) 


» 


y) 


» 


)) 


» 


» 


» 


19 


2 


2 


11 


» 


» 


» 


» 


» 


» 


» 


10 


8 


2 


•p 
o 


23 


» 


» 


)) 


» 


» 


» 


2 


9 


4 


3 


9 


27 


» 


)) 


» 


» 


)) 


» 


» 


10 


» 


» 


4 


14 


» 


» 


» 


)) 


y> 


» 


2 


9 


29 


)) 


4 


13 


)) 


)) 


» 


» 


» 


» 


1 


7 


1 


3 


1 


24 


)) 


» 


)) 


» 


» 


)) 


1 


2 


20 


» 


5 


» 


» 


» 


)) 


)) 


» 


» 


)) 


4 


14 


6 


» 


10 


)) 


» 


)) 


» 


» 


» 


2 


10 


2 



FELIPE III 



95 





Tinpo DI conts. 


TIIXPO DI MICO. 


Cortes desde 48 de Febrero de 4632 hasta 
30 de Jaaio de 4 636 


Años 

4 

» 

r 

5 

)) 
4 
» 
2 
)} 
3 
» 
4 
59 


Me- 
ses. 

4 
» 

» 

2 
» 
8 
» 
4 



Días. 

43 
» 
5 
» 
7 
» 
6 
)) 

48 
» 
5 

43 


Años 

» 
4 
» 
2 
» 
4 
» 
3 
» 
4 
» 
44 


Me- 
ses. 

» 

44 

» 

7 

» 

44 

» 

4 4 

» 

8 

)) 

3 


Días. 

* 

» 


Hueco desde 4.^ de Julio de 4636 hasta 25 
de Judio de 4 638.. ..>.>.>•.•••.■•.... 


26 


Cortes desde 26 de Junio de 4638 hasta 4.<> 
de Julio de 4 643 


» 


Hueco desde 2 de Julio de 4 643 basta 20 de 
Febrero de 4 <?46 


48 


Cortes desde 24 de Febrero de 4646 hasta 
28 de Febrero de 4 647 


» 


Hueco desde 4 .° de Marzo de 4647 hasta 4 7 
de Febrero de 4649 


M 


Cortes desde 48 de Febrero de 4649 hasta 
24 de Abril de 4654 


)) 


Hueco desde 25 de Abril de 4654 hasta 6 
de Abril de 4 655 


ii 


Cortes desde 7 de Abril de 4655 hasta 25 
de Diciembre de 4 658 


)) 


Hueco desde 26 de Diciembre de 4658 has- 
ta 5 de Setiembre de 4 660. 


40 


Cortes desde 6 de Setiembre de 4660 has- 
ta 41 de Octubre de 4664 


» 
28 



De forma que de los cien años cumplidos que hay desde el de 4563 has- 
ta el de 4664, estuvo el reino junto en Cortes en )ps tiempos expresados 
cincuenta y nueve años, y en aquel siglo sólo hubo los huecos de cuaren- 
ta y un años. 

Archivo general oentral.-— Cámara de Castilla.—Iieffajo 129. 

Nota. Cuando se formó el anterior estado había sufrido extravio el Có- 
dice de las Cortes de Castilla de 4576; pero habiéndolo restaurado el au- 
tor de esta Memoria y publicado en 4885 por acuerdo del Congreso de los 
Diputados, resulta que las Cortes de 4 576 estuvieron abiertas un año, 
nneve meses y doce días, desde 4.^ de Marzo de 4576 hasta 43 de Diciem- 
bre de 4577, y por consecuencia, que el hueco que en el anterior estado 
se señala desde 23 de Setiembre de 4575 hasta 27 de Marzo de 4579, sólo 
comprendió desde 23 de Setiembre de 4 575 á 4.^ de Marzo de 4576, y des- 
de 43 de Diciembre de 4577 hasta 27 de Marzo de 4579, ó sean entre am- 
bos períodos, un año, ocho meses y veintidós días. El tiempo, pues, que 
estuvieron abiertas las Cortes de Castilla en los reinados de los tres Fe- 
lipes, fué de sesenta años, nueve meses y veinticinco días, y el que estu- 
vieron cerradas de cuarenta años, seis meses y diez y seis días, —{Nota 
del autor.) 



•i 



96 



DBL PODCR CIVIL EX ESPAÑA 



Documento nüm. 630. 

Relación nominal de los procuradores de las ciudades y villas 
de voto en Cortes que asistieron á las de Madrid de 1598 á 
1601; de 1602 á 1604; de 1607 á 1611; de 1611 á 1612; de 
1615 y de 1617 á 1620. 

Cortes celebradas en Madrid: 1508 á 1601 . 

CIUDADES. 

„ ( D. Pedro Miranda Salóa. 

Burgos < , 

(Juan Martínez de Lerma. 
Tole lo í Melchor de Avila y de Varj^as. 

' ( Diego López de Herrera. 

, ' I Hernando de Quiñones. 

( D. Pedro de YilLamizar y Tobar. 

Seoilla (JuandeLugo. 

(D. Juan de Zúniga 

^ . (D. Antonio Gonzalo Rodríguez de Salaniaaca. 

* ' " ( D. Alonso Suárez de Solis. 

Granada | Diego de Agreda. 

(Melchor Ruiz. 
^. . , í D. Francisco Manuel y Olando. 

t D. Gómez de Córdoba. 

u ' ( ^- Pedro de Zarobrana Fajardo. 

(D. Alonso de Sandobal y Avala. 

^ i Diego López Losa. 

(Antonio Suárez de la Concha. 

. , ÍD. Cristóbal de Viezma Monroy. 

' * ' ( D. Juan de Quesadá Monroy. 

^ i Jerónimo de Zúñiga. 
( Pedro Sánchez. 

,, ( Atilano de Obeso. 

Zamora \^ ^ . . , , 

(D. García de Ledesma. 

.. í D. Diego de Rivera Vázquez. 

(D. Francisco del Peso y Quiñones. 

.... j D. Diego de Barrionuevo Peralta. 

(Alonso de Muriel Valdivielso. 

i Alonso de Miranda. 

( López Morales. 

^ i D. Lope Zerón de Yalenzuela. 

(Gonzalo de Monroy. 

,7 n j 1- 1 (Andrés de Hirizar. 
Valladohd ., .. < . , ,.. , 

(Alonso Díaz y Lurregucra. 

... í D. Luis de Mendoza y Aragón. 

^ ' ' (Juan Yáñez de Contreras y del Castillo. 



FELIPE III 



97 



Documento núm. 631. 

Cortes celebradas en Valladolid: 1602 á 1004. 

CIUDADES. 

^ í Licenciado Gil Ramírez. 
1 Andrés de Gañas. 

ToUdo j ^' ^^^^ López de Ayala. 

I Diego de Valladolid de Urquijo. 

- . (Antonio do Villafaña. 

(Isidro Vaca. 

Sevilla. (Felipe Muelo. 

( Pedro Calderón. / 

v^j...^..^-^ í Licenciado Alvaro de Paz. 
Salamanca. . . . \ ^^ ai j ^^f -• 

(D. Alvaro de Zuniga. 

, ( Peri Jnan Cibo. 

(D. Luis Beltrán de Caizedo. 

Córdoba (I>. Diego de Argote. 

\ D. Lope Gutiérrez de Torreblanca. 
^ ( Diego Tomás. 

( Francisco de Monreal. 

SéOQo' í ^' Alonso Cáscales. 

( D. Gonzalo de Cáceres. 

- , (D. Martin Cerón. 

( D. Diego de Contreras. 

Cuenca í^' Eugenio de Zúñiga. 

(D. Luis de Gnzmán. 

Z mor í^' Hernando de Cibezas. 

\D. Diego del Castillo CarbajaL 

... ÍD. Juan Serrano Zapata. 

( D. Bernardino do Barrionuevo Peralta. 

M d d í ^' Bernardino de la Torre. 

(D. Gabriel de Galarza. 

. ( D. García de Medrano. 

(Gil González de Vera. 

_ ÍD. Diego de Bazán. 
' * " (D. Juan Ramírez. 

yaOaddid Pi«8oM«d«"- 

(Gregorio Romano. 

,, ... (D. Juan Timiño. 

'' (Juan Ortiz. 



Tomo VI 



Documento núm. fi32. 
Cortes celebradas en Bladrid: 1607á I6II. 

CIUDADKK. 

1 Juan Martiaez de l.crmu. 

í Pedro (le la Torre. 

, . ( Pedro de Vesga. 

t Juai <Je Belluga Hurtado. 

p. Jaao de Villariifiii. 

tP^coCas^ñóo. 

,üi í '*■ MartÍD de Jáarogui. 

( Pedro Hurtado de Morales. 

^ , ID. Cristóbal de Paz. 

Satamanca. . . . i , , , ^ 

(López de GDZDian. 

jD. Pedro de Granada Veacg.-is. 

( D. Juan Ordónez de Villafana. 

„. , , (D. Jerónimo Aguayo y MaDriiiue. 

Córdoba ¡„ , - j . L j 

, ( D. Luis de Acebedo. 

j D. Francisco de Rocaniora. 

" ( D. JerÚDimo Prieto de Brioocs. 

(A^astÍQ Vaca de Villamiznr. 

™ t Velasen Gutiérrez de Contreras. 

(Diego Ruiz de Navarra. 

í D. Antonio de Pazos y t-'iguero.i. ' 

I D. Pedro Enríqnez de Valdclomar. 

''"•"™ llu.n Je Oribe. 

(D. Antonio Enriquez de Guzmán, 

¿amara t„ „ ■ j ,. 

( D. García do Pomis. 

.. (LiccBclado D. Juan Serrano Jipata. 

\u. Francisco Núñcz Vela y Acuña. 

„ , ., (D. Francisco de Rojas V SaudoviiL 

(D. Jnan de Acnna. 

„ . (Licenciado Rodrígucí de Morales. 

Soria ir,. 

(D. Jnan Bravo. 

(D. Alonso de Ulloa. 

( Luis Garcia de Ovos. 

„ ,,,,., (D. Pedro Maldooado. 

(D. Antonio Valdes, 
„ , , . ( Francisco Pcrex. 

"'"''"''"'■'"■■ D. Martin Ctó.. 



FKLIPB IN 



09 



Documento núm. 033. 

Cortés celebradas en Madrid: 1611 á 1612. 

CIUDADES. 

^ j D. MartíD Alonso de Saiiaas. 

''^^* ( D. Cristóbal de Miranda. 

«, , , I Juan de Toro. 

Toledo J j n- j 

(Gaspar de Pinedo. 

- , ÍD. Luis Sero de Quiñones y Acuna, 

(D. Diego de Quiñones;. 

c. .|, (Juan Núñez de Yescas. 

(Bartolomé Pérez Ramos. 
^ , (D. Lorenzo Ramírez de Prado. 

(Licenciado Antonio de la Parra. 
^ , ( D. García de Avila Ponte de León. 

( Gaspar de La fuente Vergara. 

f-' j L í t^« Francisco del Corral. 

( D. Alonso Guajardo Fajardo. 

... (D. Andrés de Cisneros. 

Murcia., < 

(D. Jnan Ceballos Montefur. 

^ . j D. Alonso de la Cruz. 

" * " " ' (D. Gutiérrez Pantoja del Espinar. 

j. i' ÍD. Cristóbal Cobaleda Nicuesa. 

( Pedro de Vera. 

^ (Juan Caja. 

Cuenca < '' 

(D. Juan Andrés Urtado de Mendoza. 

^ (D. Diego de Guzmán. 

Zamora { * » • j ,r i 

(Antonio de Valencm. 

^ ., (D. Antonio de Pedresa. 

Avila i ,^ « j 1 ^. 

(D, Pedro de Nao. 

„ , . , (Hernán Rodríguez González do Madrid. 

(D. Gaspar Ramírez de Zuniga. 

o . (Suero de Vera. 

Soria N^ . , , 

(Tomas de Ángulo. 

_ , (D. Juan de Acuñ:i. 

(D. Antonio de Torres y Sedaño. 

,, ,, . , / (Luis de Torquemada. 

Valladolid í u j n * u 

(Jusephe.de Cántabra na. 

„ , , . ( Antonio de Vega, 

Guadalajara..,\. «,...,>• 

^ (D. Bernardino de Zuniga. 



DEL rUDEU lAVlL t 



Documento núm. 634. 

Cortes celebradas eo Madrid: 1615. 



CIUDADES. 

( D. Diego Uallo de Avellanedíi. 

^ (D. Fraacisco Uómoz ySandoval. 

, I Manuel Paatoja Mootero y Alpuclie. 

I Joan González Vígacliuaga. 

(Juan de Hieres Loreniana. 

' " {D. Manael de Quiñones Piínenlel. 

I O. Luis Domingo de Monsalvc. 

(Licenciado D, Lais Poace de León. 

I LiceDciado D. Lorenzo Raniircz del (Tado. 
'"{ Liceaciado D, Aatonio de la Parra. 
(Eodrieo Monte. 

Granada j ,, j . „ 

( Hernando de Haro. 

ID. Alonso deGodoy Poncede León. 
í D. Pedro González de Aguilera. 

(Juan de Junco. 
■ ' ■ ■ " ( O, Jnan de Lisóu Fonsecu. 

(Francisco Asenjo Osorio. 
Licenciado Manuel Martínez, 
ID. Cristóbal de Cot>aleda Nicuesn. 
) D Luis Lope de Mendoza. 

ÍJuan Caxa. 
Cristóbal Quijada. 
(D. Fernando de Acuña. 
Dr. Lorenzo de Valcárcel. 
íD. Antonio Soto de Barrieotos, 

(D. Gabriel Pacheco. 

(Sebastián Vicente. 

*" (D. Fernando VallejoPantoja. 

l D. Francisca de Salazar. 

^"'' (Dr. D. Pedro Morales. 

( Alonso Rodríguez I 'uerto carrero, 

°"* i José Suárez deCarhajal. 

.. , ,. , (D. Dieao de Hencbro. 

'•'"'"'■■■■lAadcósd.C.teón. 
. (Diego Pérez. 

üuadalajara... ^^^ ^^^ uurlado de Mendoza, du-iue del Infantado, 




FELIPE III 



401 



Documento núm. 635. 

Óortes celebradas en Madrid: 1617 á 1620. 



CIUDADES. 

Buroos ^ ^* ^"^^ ^® Salamanca. 

^ í D. Juan de Castilla. 

Toledo í ^^^'^^'^ García Conde. 

( D. Diego de Vargas. 

, > (Hernando de Q niñones. 

'[ ( D. Alonso de Quiñones. 

Sñnüta í^* Pedro de Céspedes. 

(Gaspar de Lafuente., 

« , ^ (Hernando de Bríviesca. 

(D.Pedro Mejia. 

Granada P- Martín de Torres. 

(D. Jnan Trillo. 
C dñh ' ÍD. Baltasar de Góngora. 

(D. Francisco de las Infantas. 

^ . (D. Antonio Gaitero. 

^*"^*^ ( D. Cristóbal Gaitero. 

. ^Lázaro Boni faz. 

^ (D. Juan de Guzmán. 

^^ ^D. Jnan de Coello. 

»" * ( D. Lorenzo Ramírez. 

Huandel Collado. 

(Juan Carrasco. 

í Cristóbal Peña. 
( D. Fernando de Ledesma. 

^^^ (D. Gabriel Cimbrón. 

... I D. Juan Enríquez. 

" (El Conde de Barajas. 

. fD. Martín de Castrejón. 

" ' ( D. Pedro de Mendoza. 

( D. Jusephe Suárez. 

" ( El Conde de Lafuente. 

X, II j i.. (Francisco Vázquez. 

(Andrés de Usategui. 
. . ÍD. Jerónimo de Cañizares. 

Guadalajara , . j ^^ ^^^^^ ^^^ Infantado, D. Juan Hurtado de Mendoza. 



|0i DEL PODER CIVIL RN KSPAXA 



Documento núm. 636. 

Salarios de los propuradores de Cortes en el reinado de 

Felipe III. 

Eq el extracto oficial, que se conserva en el Archivo de Alcalá de Hena- 
res, relativo á los procesos originales de Cortes, de que ya ea otro luear 
damos cuenta, hallamos los siguientes curiosos datos acerca de las ayudas 
de costa ó salarios de los procuradores de Cortes durante el reinado de 
Felipe jn. 

Ep 6 de Abril de i 599 el reino vio y aprobó el repartimiento de los cua- 
tro cuentos de que S. M. hizo merced n los procuradores y secretarios. 

En 8 de Marzo del mismo año se acordó librar á cada uno de los procu- 
radores y secretarios 456.250 maravedís, parte que les correspondía de 
los 45.000 ducados que les concedió S. M. como ayuda de costa ordinaria. 

En 7 de Enero de 1600 se mandó repartir á los procuradores y secreta- 
rios, igual cantidad por idéntico concepto. 

Los mismos repartos se acordaron en 2 de Octubre de 4600 y en Febre- 
ro de 1604. 

En 25 de Diciembre de 4600 se hizo merced á cada procurador y á Io> 
dos secretarios de 4.406.450 maravedís, con motivo del otorgamiento ^le 
la escritura del servicia de los 48 millones concedido por el reino á S. M. 

Por acuerdo de 20 de Mayo de 4602 se mandó librar á cada procurador 
y secretario 456.256 maravedís, de los 15.000 ducados concedidos por Su 
Majestad como ayuda de costas. 

En 3 de Octubre de 4602 se repartió otra suma igual á los procurado- 
res y secretarios. 

En 4.° de Febrero de 4603 el reino elevó sUplica á S. M. para que con- 
cediese á sus procuradores el 45 al millar del servicio de los 48 millones, 
á cuya petición respondió S. M , on 15 del mismo mes, «que estaba infor- 
mado de que en justicia ni conciencia no se les debia nada, porque dichos 
derechos se pagaron á los procuradores de las Cortes pasadas, como si el 
servicio se hubiera cumplido enteramente, pero que tenía por bien de ha^ 
corles la merced que suplican por lo bien que han servido y esperaba que 
lo harían en adelante.» A consecuencia de esta merced, percibió cada pro- 
curador y el secretario Inestrosa 2.600 ducados. 

En 24 de Junio de 4603 mandó S. M. repartir 42.000 ducados entre los 
procuradores como ayuda de costa. 

En 4.** de Marzo de 460íí, con motivo del fallecimieato de la Emperatriz, 
se mandó dar lutos á los procuradores y secretarios. 
En 4.^ de Diciembre del mismo año se aprobó el repartimiento de los 



FELIPE t(I 103 

¿2.4 74.646 maravedís que restaban por repartir, manclaudo que el recep- 
tor ló cumpliese. 

Eq %1 de Abril de 4604 se hizo otro reparto de 400.000 maravedís, acor- 
dado por la concesión de servicios ordinarios y extraordinarios. 

En 47 de Mayo do dicho año se aprobó el reparto de los cuatro millo- 
nes entre las personas y en la forma y cantidad acostumbradas. 

EH 30 de Junio del mismo año se acordó que si S. M. hacía merced al 
reino de ayuda de costas ¿intes ó después de disueltas las Cortes, se li- 
brase á los secretarios una cantidad igual á la que corresponda á cada 
procurador. 

En 8 de Mayo de 4607 se acordó practicar diligencias para el despacho 
de ia cédula de los cuatro cuentos que S. M. daba por la concesión del 
servicio ordinario, y en 23 de Junio se aprobó el repartimiento. 

En 25 de Mayo del mismo año se mandó librar á los secretarios una 
cantidad igual a la que hjibia correspondido á los procuradores, de los 
iO.OOO ducados concedidos por S. M. para ayuda de costa. 

Por cédula de S. M*. de 42 de Setiembre de 4607, se concedió á los pro- 
curadores y secretarios un aumento de 100 ducados á cada uno para casa 
de aposento, y en 23 do Octubre se fíjó en 300 ducados anuales lo que 
había de darse por este concepto á los procuradores de ciudades cabezas 
de reinos, y 250 ducados á los de las demás ciudades. 

En 8 de Noviembre del mismo año concedió S. M. otros 20.000 ducados 
á los procuradores para ayuda de costa. 

En 9 de Setiembre de 4608 se libró á los procuradores y secretarios 
156.250 maravedís, que correspondió á cada uno de los 45.000 ducados' 
concedidos por S. M. 

Por cédula de S. M.. fecha 48 de Noviembre de 4608, se manda pagar 
98.437.500 maravedís por el 45 al millar del servicio de los 47 millones, 
correspondiendo á cada procurador 2.734.375 maravedís. 

En 5 de Marzo de 4609 se mandó librar á los secretarios una cantidad 
igual á la que había correspondido á cada procurador de los 20.000 duca- 
dos concedidos porS. M. para ayuda de costa. 

En 28 de Marzo de dicho año se aprobó el repartimiento de los cuatro 
cuentos que S. M. concedió por el servicio ordinario. 

En 24 de Julio de 4609 se señaló á cada uno de los procuradores, secre- 
tarios y diputados 20 ducados de propinas en cada una de las Fiestas en 
que se hallase el reino, y que en las ventanas se gasten 200 reales en nie- 
ve, aloxa, suplicaciones y agua. 

Ea 6 de Octubre del citado año se concedió á los procuradores y secre- 
tarios 208.348 maravedís á cada uno, de los 20.000 ducados de que S. M. 
les hizo merced. 

En 6 de Mayo de 4640 otorgó S. M. á los procuradores para ayuda de 
costa 45.000 ducados, correspondieado á cada uno 456.250 maravedís. 



404 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

Ea 4 de Euero de 1614 se acordó librar h los secretarios tnaia ayuda 
de costa caino tooare á cada uuo de los procuradores de los 20.000 duca- 
dos que S. M. dio al reino. 

Eq 34 del mismo mes y aao se concedió á los secretarios 400 ducados 
á cada uno por el trabajo que habla tenido en el repartimiento de los dos 
millones. 

En 49 de Enero de 4642 se concedió por S. M. al reino 20.000 ducados 
para ayuda de costa de sus procuradores y secretarios. 

En 30 de dichos elevó el reino un memorial á S. M. pidiendo se diera 
con igualdad el dinero para casas á Jos procuradores y secretarios, aun- 
que las tuvieran propias. 

En 23 de Febrero de 164^1 se aprobó el repartimiento de los cuatro millo* 
nes concedidos para el servicio ordinario, y se acordó que los 343.000 ma- 
ravedís que faltaron para cumplir con todo lo pagase el receptor del reino. 

En 48 de Abril del mismo año se mandó repartir entre los treinta y cin- 
co procuradores los 20.000 ducados qne les concedió S. M. para ayuda de 
costa, y en 40 del referido mes acordó el reino dar 4.000 ducados á cada 
secretario por aquel concepto. 

Es notable el acuerdo que el 48 de dicho mes y año adoptó el reino 
para que, en ausencia de las Ck)rtes, los comisarios de la administración 
de millones hablaren á S. M., al señor presidente de Castilla y señores de 
la Cámara, al duque de Lerma y á todos los demáff ministros que convi- 
niese, é hiciesen todas y cualesquler diligencias que fueren menester 
para que S. M, haga mucha merced á los procuradores y secretarios de esta^ 
Cortes por lo que le han servido. 

En 23 de Febrero de 4615 se aumentó á 500 reales la propina que había 
de darse á cada procurador y secretario cuando hubiere fíestas, y habién- 
dose tratado de lo mucho qne importarían, se revocó el acuerdo señalán- 
dose 300 reales á los casados y 200 á los solteros; pero en 45 de Junio se 
elevó al fin á 500 reales. 

En 40 de Abril de 4615 se mandó repartir á los procuradores y secreta- 
rios los 20.000 ducados que les concedió S. M. para ayuda de costa, y 300 
ducados más á los procuradores, en número de once, que no tenían sala- 
rio de sus ciudades. 

En 30 de dichos mes y año se aprobó el reparto hecho entre los procu- 
radores, secretarios y demás personas que se acostumbraba de los cuatro 
millones de maravedís de que les hizo merced S. M. por la concesión del 
servicio ordinario; y no siendo bastante aquella suma para cumplir con 
todo, se acordó que el receptor general del reino pagase lo que monta - 
ba más. 

En 22 de Junio del mismo concedió S. M. otra ayuda de costa á los pro* 
curadores de 2Ó.000 dncados, y en 4.^ de Julio acordó el reino dar á cada' 
uno de los secretarios 275.000 maravedís por aquel concepto. 



PBLIPR III 405 

Ea 6 de Marzo de 46n aombró el reino comisarios y solicitador para 
obtener de S. M. la cédala de los caatro cuentes de que les hacía merced 
por la concesión del servicio ordinario, y el 6 de Mayo siguiente se apro- 
bó el repartimiento-de la expresada suma. 

En 47 de Mayo del mismo año se acordó repartir entre los treinta y 
cuatro procuradores asistentes y los dos secretarlos los 20.000 ducados que 
les señaló S. M. para ayuda de costa. 

En 4 4 de Setiembre de igual año se concedió por S. M. otros 10.000 du- 
cados para ayuda de costa de los procuradores y secretarios. 

En 44 de Enero de 4648 se acordó repartir igual cantidad, concedida por 
S. M., y en 98 de Julio siguiente aparece idéntico acuerdo por la merced 
de otros 20.000 ducados, cuya merced se repite en 24 de Diciembre del 
año expresado. 

En iS de Junio de 4649 se manda repartir 20.000 ducados» concedidos 
por S. M. para ayud^t de costa de los procuradores y secretarios. 

En 34 de Julio del citado año suplicaron los secretarios de las Cortes se 
les concediese igual cantidad que había correspondido á los procuradores 
de la merced de 45 al millar que hizo á éstos S. M. por la concesión del 
servicio de los 48 millones, y en 2 de Setiembre accedió el reino á esta sú- 
plica, mandando dar á cada uno de dichos secretarios 7.000 ducados por 
la razón sobre dicha; pero no que podrían cobrar hasta que lo hubieren 
hecho los procuradores de su 45 al millar, que se elevaba á 2.242.500 ma- 
ravedís, según cédula de 48 del mismo mes, en cuya fecha se consignó 
una minuta de la libranza dada á cada procurador. 

Los anteriores datos se han cotejado y se hallan conformes con los an- 
tecedentes que obran eo el Archivo de Simancas, Negociado de Cortes, le- 
gajos números 44, 43 al 50 inclusives y 53, 



Documentos números 637 Á 760. 

Mercedes á los procuradores de Cortes en la misma época . 

Resulta del extracto oficial de las Cortes de Castilla, realizado por Don 
Vicente de Candas Inclán, y que original existe en el Archivo general ceu- 
tral de Alcalá de Henares, que en 24 de Enero de 4599 otorgó el Rey Feli- 
pe 111 escritura de no enajenar cosa alguna del Patrimonio Real y de guar- 
dar los fueros de estos reinos, entre los cuales pudiéramos recordar los 
que prohibían dar mercedes á los procuradores de Cortes. Estos comenza- 
ron pidiendo perpetuidad de los ofícios de los procuradores que se halla- 
ban en ellas al tiempo que S. M. casó, y resulta que en las Cortes de 4607 
se trató déla concesión de los juros de por vida á los procuradores de las 
Cortes pasadas^ y sólo se hizo constar en las de 4624 el nombramiento de 



I>>r; DEL PODER CIVIL EX ESPAÑA 

cooiisaríos que pidiesen se hiciera merced á los pro e aradores de Cortes 
pasadas. 

Eo el extracto de las consaltas que hizo el reino, sólo se mencionan las 
referentes á las casas de aposento de los procaradores, <í qae las recepto-^ 
rías volviesen á los procaradores de Cortes; pero en el libro 2.^ de 4602 
se indica qae, al folio 232 vaelto, se consaltó á S. M. hiciese merced á los 
procaradores, y en el 4.^ de 4607 aparecen las qae se hicieren sobre las 
deadas de casa y aamento de aposento á los procuradores, para qae se les 
facaltase á qae quedaren perpetuos sas oñcios por el jara mentó del Prin- 
cipe, para qae no se llevasen derechos á los mismos de libranzas de re- 
ceptoría, y para qae S. M. diese plazas á los procaradores qae eran letra- 
dos. Y en el libro de 4624 se volvió á pedir se hiciese merced á los proca- 
radores de las Cortes últimas y secretarlos. 

Los docamentos qae existen en el Archivo de Simancas referentes á las 
mercedes concedidas á los procuradores ((ue asistieron á las Cortes cele- 
bradas durante el reinado de Felipe III, son importantes por sa elocuencia 
y claridad; y siguiendo la forma establecida en el reinado de Felipe 11, 
sólo ofreceremos un ligero extracto de los documentos que existen en 
nuestro poder. 

Goiles de 1602. 

Burgos. El licenciado Gil Ramírez de Arellano solicitó un hábito de 
Santiago para sí, y otro de Calatrava ó Alcántara para la persona que ca- 
sare con una de dos hijas que tenia, y una pensión de 500 ducados para 
su sobrino D. Adrián de Arellano, haciéndole merced de 2.000 ducados de 
renta por su vida y la de su hija Doña Juana de Arellano. Esta y las de- 
más solicitudes de los procuradores se pasaban á informe del Consejo, el 
cual hacia constar su opinión al margen, y el Rey, en concisas frases, con- 
signaba sus decretos, que daremos á conocer entrecomándolos. Por ejem- 
plo, el Consejo dijo á esta* solicitud: «Se acordó en el Consejo de Cámara 
que esto del Sr. Gil Ramírez se consulte aparte y que así se advierta en la 
consulta.2) El Rey decretó: «500 ducados.» 

Andrés de Cañas pidió merced de varias pensiones y oficios para si y ^ 
dos hijos suyos. El Consejo opinó que se le podría mandar liacer merced 
de 400.000 maravedís de juro de por vida ó basta que se le hiciese otra 
merced equivalente. El Rey decretó: ((400.000 mrs.» 

León» D. Antonio de Villafañe pretendió merced de un hábito para su 
lujo y perpetuidad del o6cío de regidor de dicha ciudad. El Consejo opinó 
por la concesión de un juro de 60.000 maravedís, y así lo mandó el Rey. 

Isidro Vaca pretendió un hábito para un hijo suyo ó para sí, y un asiento 
de capellán para su hermano D. Fernando. El Rey, de acuerdo con el Con- 
sejo, le concedió un juro de por vida de 50.000 maravedís. 

Granada. Peri Juan Cibo pidió un hábito de Santiago para su liijo ma- 




PKLIPE ni 107 

yor y el oficio de nlgoacil mayor de Granada y merced de dos iiuertas de 
S. M. que reatabau 300 ducados, y otro hábito para uq yerno. El Consejo 
' coniíignó quo este procurador había servido muy bien en estas Cortes en 
todo lo que se había tratado con cuidado, y se le podíif hacer merced de 
un juro de 4 50.000 maravedís; y que en lo de las hnefrtas se podía traer 
relación de lo que había en esto y lo mandaría mirar. El Rey decretó: 
«150.000 mrs.» ((Que en lo de las huertas se traiga relación y que se ira 
mirando.» 

D. Luis Beltrán de Caizedo pidió merced en propiedad ó por dos vidas 
del oficio de tesorero de rentas Reales de las Alpujarras de Granada. El 
Bey, de acnerdo con el Consejo, lo concedió de 50 á 60.000 maravedís de 
jnro. 

Seoilla, Felipe Pinolo pidió empleo en la casa de la contratación de Se- 
villa ó el oficio y ocupación que S. M. fuere servido. Se le concedieron 
150.000 maravedís de juro. 

Pedro Calderón pidió una buena cantidad de juro y merced del oficio 
de padre de menores de Sevilla, y se le dieron 75.000 maravedís de juro 
de por vida ó su equivalente. 

Córdoba. D. Diego Fernández de Argote solicitó un hábito y un asiento 
de gentil-hombre de boca, y al margen se lee este decreto: ((abito. 9 «Per- 
donar los mili ducados.» 

D. Lope Gutierre de Torreblanca pretendió merced de un hábito, asien- 
to de gentil-hombre de la cámara de los Príncipes de Saboya y recibir á su 
hijo mayor de paje de S. M. Rl Rey, de acuerdo con el Consejo, le concedió 
el hábito y 400.000 maravedís de jnro ó 300 ducados. 

Murcia, Diego Tomás, de Oluxa solicitó algún oficio de corregimiento, 
y el Rey, de acnerdo con el Consejo, le concedió 300 ducados de juro de 
por vida ó su equivalente. 

Francisco de Monreal y Góngora, administrador de las minas de azufre 
entre Villena y Chinchilla, pidió multitud de mercedes, pero sólo se le con- 
cedieron iOO ducados de juro en los mismos términos. ^ 

Jaén, D. Martin Cerón de Bena vides, aunque pidió un hábito y un 
asiento de paje para su hijo mayor, sólo se le concedió lo primero. 

D. Diego de Contreras pretendió el oficio de alguacil mayor; mas, de con- 
fornoidad con el Consejo, se le dio a400 ducados de juro de por vida y offi* 
cío para adelante*» 

Soria. El licenciado D. García de Medrano pretendió dos hábitos, uno 
para su hijo y otro para su yerno, y merced de una encomienda. Al mar- 
gen se lee lo signiente: (tEsto se ha de quedar para consultarlo aparte, y 
advertirlo aquí.» V no resulta decreto del Rey. 

Gil González de Vera pidió 400.000 maravedís y un hábito, y el Rey, de 
acuerdo con el Consejo, le hizo merced de un juro de 60.000 maravedís. 
Cuenca, D. Luis de Guzmáu pretendió la encomienda de Malagón y un 



U)8 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

hábito (le Santiago para un hijo sayo. Esto último fué lo que concedió el 
Rey, de acuerdo con el Consejo. 

D. Eugenio de Zúñiga solicitó un asiento de la boca y una compañía de 
lanzas de las guardias de GastHla, la primera que vacare^ y entre tanto el 
sueldo de ella. El itey, de acuerdo con el Consejo, le hizo noerced de 300 
ducados de juro por su vida ó su equivalente. 

Salamanca, El licenciado D. Alvaro de Paz de Quiñones reclamó una 
merced de 500 ducados de juro por su vida y la de Doña Gregoria de Var- 
gas, hija del capitán D. Alonso de Vargas. A pesar de que el Consejo opinó 
se le podía conceder una plaza de asiento y hacerle merced de 300 duca- 
dos de juro de por vida, el Rey sólo concedió esto último. 

D. Alvaro de Zúñiga solicitó un hábito de Santiago para su hijo y algún 
oficio en Indias para su hermano, y, de acuerdo con el Consejo, el Rey con- 
cedió lo del hábito. 

Zamora. D. Diego del Castillo Carvajal pidió merced de un asiento de 
gentil-hombre deboca y el alguacilazgo mayor de Méjico, y no siendo posi- 
ble, ^n corre^miento y el ofício de veedor de las galeras de España. El 
Rey le concedió, de acuerdo con el Consejo, 300 ducados de juro de por vida. 

D. Fernando de las Cabezas pretendió una plaza de asiento en las clian- 
cillerías, y no siendo esto posible, un hábito y la vara de alguacil mayor 
de Zamora ó la alcaldía de Bayona. Aunque el Consejo opinó que se le hi- 
ciera merced de 400.000 maravedís de- juro, el Rey lo concedió un «corre- 
gimiento de capa y espada.» 

Avila, D. Juan Serrano Zapata pretendió la cantidad de juro de por vida 
que S. M. fuese servido, y le fueron otorgados 70.000 maravedís. 

Segovia. D. Alonso Cáscales de Mendoza pretendió varios oficios en las 
indias y un hábito, y se le concedieron 75.000 maravedís de juro de por 
vida. 

D. Gonzalo de Cáceres aspiró á un oficio de alcaide guarda mayor del 
bosque de Balsaín, y de no ser posible, un buen corregimiento y una pen- 
sión para uno de sus hijos, que tiene muchos. El Rey, de acuerdo con el 
Consejo, decretó lo siguiente: «75.000 maravedís y que de memorial para 
corregimiento.» 

Guadalajara, D. Juan Ortiz pretendió merced de la escribanía del cri- 
men de Guadalajara ó un juro de 500 ducados por dos vidas. De acuerdo 
con el Consejo, se le concedió juro por 400.000 maravedís. 

D. Juan Tuviño pidió merced del ofício de alguacil mayor y la renta que 
S. M. fuere servido. S. M. sólo le concedió 400 ducados de juro, de acuer- 
do con el Consejo. 

Valladolid. Diego Mudarra pidió y le fué otorgado un hábito de Santiago. 

Gregorio Romano solicitó una pensión de 800 ducados para su hijo« y el 
Rey, de acuerdo con el Consejo, le hizo merced de 100.000 maravedís de 
juro (cy de memorial para pensión.» 



I 



FELIPE 111 409 

Madrid, Gabriel de Galarca solicitó el oficio de coatador de la ciudad 
de Lima en el Perú, y que se ponga en cabeza de uno de sus bijos. El Rey 
le hizo merced de « 100.000 mrs. con facultad que los pueda doxar á un 
hijo ó hija.)) 

Bernardino de la Torre Carrillo solicitó una de las contadurías do la 
razón de penas de Cámara, y de alguna pensión para alguno de sus hijos 
y la tenencia y alcaidía de la ciudad de Uuete. El Rey, de acuerdo con el 
Consejo, le hizo merced de ^00 ducados de juro de por vida hasta que se 
le baga otra merced equivalente. 

Toledo, D. Diego López de Ayala pretendió merced de alguna buena 
renta y un corregimiento de los principales. De acuerdo con el Consejo se 
le dieron 300 ducados de juro por su vida, y que diese memorial para el 
oficio, 

Diego de Valladolid Urquizu pretendió una alcaldía y un juro de por 
vida en la cantidad que S. M. fuere servido. Se le concedieron 200 du- 
cados. 

Arehiro general de SimanaaB.—Neflrociado de Cortes.— Logiúo éS. 

Ckirtes de 1607. 

Burgos^ Juan Martínez de Lerma solicitó merced de una feria franca 
de veinte días cada año y una plaza de asiento para su primo hermano 
D. Cristóbal de Miranda, y una pensión para su deudo el licenciado Don 
Luis de Lerma. Fueron decretados 40.000 maravedís de juro ó pensión, 
para quien la pide de 100 ducados. 

Pedro de la Torre, además de la merced acostumbrada, pretendió ti- 
lulo de secretario de S. M. ó contador mayor de Cuentas. 

León. Juan de Villafañe solicitó un oficio en esta corte, un hábito para 
su nieto y una buena pensión para otro nieto estudiante. El decreto dice 
así: «Sirvió muy bien, trescientos ducados de pensión.» 

Pedro Castañón de Villafañe pretendió merced de alguna renta de por 
vida y un corregimiento. Se le concedieron 60.000 maravedís de juro. 

Granada. D. Pedro de Granada pidió un título para su casa, ó em- 
plearle en una buena embajada, el corregimiento de Toledo ó la enco- 
mienda de Belvis. El decreto dice asi: ccCien mil maravedís y memoria 
para el corregimiento.» 

D. Juan Ordóñez de Palma pidió un oficio en Indias y un hábito para su 
hijo. Se le mandaron dar 60.000 maravedís de juros. 

Sevilla. D. Martín de Jáuregui reclamó merced de las tierras que diez- 
maban á la iglesia de la villa de Gandul. Se le otorgaron ¿0.000 marave- 
dís, sin decir en qué concepto. 

Pedro Hurtado de Morales pidió un corregimiento y una pensión para 
su luja. En el decreto se dijo: «50.000 mrs. de juro y 200 ducados de 
pensión y apuntado para el corregimiento.» 



lio IIEL POUBR CIVIL E.'j BSPA.ÑA 

Córdoba. D. Jorómino de Aguayo y MaDnque preteadtó la presidencia 
de la casa de la coatratacíón de Sevilla, un hábito para sn liijo y la reata 
que S. M. so sirviere. El decreto dice asi: «Cien mil mrg,, abito para so 
hijo y apuntado para corregí mieato.» 

D. Lais de Acevedo pretendió la plaza do caballerizo de Córdoba, y dos 
liáhitos para él y para su hermaDO. El decreto dijo: «Cion mil mn. y 
habito UDO.o 

Murcia. O. Frauuiaco ftocamora Tomás preteudió ser paje, corregidor, 
dos hábitos y una renta de por vida. El decreto dice asi: irSesentamilmrs., 
habito yapuDtado.u 

D. Jerónimo Prieto pidió hábito, alguna renta y algún corregimiento. 
l!:i decreto decía: uSescnta mil mrs. y habito.» 

Jaén. Diego Ruiz de Navarra pretendió una alcaidía, una renta vitali- 
cia para sa hijo y na corregimiento para ól. El Roy dijo: «Cien mil mrs. y 
apuntado.» 

D. Antonio de Pazi» Pigneroa solicitó un asiento de gentil-hombre de 
la boca ó de la Cámara y nn hábito de Santiago. El decreto dice: «Habito 
y asiento en casa del Príncipe.» 

Soria. D. Joan Bravo de Saravia pretendió una encomienda y un há- 
bito para sn hermano. En el decreto se dijo: nL:i encomienda equivalente 
a los 500 ducados que se dieron á D. (jarcia, y el habito.» 

El licenciado D. García de Morales pretendió plaza ea esta corle ü oidor 
de chaocillería. Rl decreto dice: «Para corregimiento muy bueno ó Ade- 
lantamiento.» 

Cuenca. Juan de Orive aspiró á contador de velaciones, y pidió alguna 
buena pensión para sus hijos. So decretó: «Pensiou para dos hijos, á (50 
daca dos.» 

D. Pedro Enriques Valdelomar pretendió un buen corregimiento y pen- 
sión para sus hijos. El decreto dice así: «Acordar lo que se le hizo en su 
legitimación y para corregimiento de Alcalá.» 

Salamanca. El licenciado D. Cristóbal de Píiz pretendió nn asiento 
aventajado, uu hábito para el qnc casare con su hija y una buena ayuda 
de costa. El decreto sólo dice «lo acordado,» pero no consta lo que fuese. 

El licenciado D. Juan Cuello de Coalreras solicitó una plaza del Consejo 
de Órdenes y una encotqicuda moderada. El decreto dice: «Apuntarlo para 
una plaja de ordenes y 300 ducados de renta.» 

Zamora. D. García de Porros y Enriquez reclamó una encomienda, y 
se le mandó dar «un hábito.» Al margen de esta solicilud se dice (|ue el 
conde de Alba, que era el otro procurador, había muerto. 

Toro. Alonso de (JUoa pretendió dos hábitos y alguna renta para sus 
hijas. El decreto dice: nSO.OOO mrs.» 

Luis García de Oyos pretendió un oficio en ludias, ó un corregimiento 
en estos reinos, ó un juro. Le decretaron «ÍO.DOO mrs.» 



FELIPE fll 4M 

Avila. El licenciado D, Juau Serrano Zapata reclamó 200 ducados de 
renta de por vida y una encomienda. El decreto dice: ((Dígase la que se 
le ha dado plaza de fiscal sin a ver servido y cien mil maravedís.» 

D. Francisco Núñez Vela y Acuña pidió un asiento de gentil-hombre de 
boca« y para su hijo una encomienda. El decreto dice: «La boca.» 

Segovia» Agustín Vaca de Yillamizar pretendió renta y una buena pen- 
sión para su hermano, clérigo. El Rey dijo: «25.000 mrs.» 

Blasco Bermddez de Contreras pretendió un hábito de Santiago para su 
hijo, ó un asiento de pajero cortar robles en el bosque de Balsaín. El de- 
creto dice: a25.000 mrs.» 

Giéadaiajara, Francisco Pérez pidió un hábito para su yerno ó su nie- 
to, hijo de este, y renta para sí. Se le concedieron ^5.000 maravedís. 

Jorge i^erón pretendió la plaza de fiscal de los presos de la cárcel ó un 
ofício de alguacil de corte. Se le dieron 30.000 maravedís. 

Valladolid, El licenciado D. Pedro Maldonado Verdesoto solicitó una 
plaza de oidor, y se resolvió: ((400.000 mrs. y se diga que se terna quenta 
de hazerle merced en su pretensión.» 

El licenciado D. Antonio de Valdés pidió renta y una plaza en las chan- 
cillerías. Se le concedieron 100.000 maravedís. 

Tokdo. Pedro de Verga pretendió de S. M. la merced que fuese servido, 
pero no consta la resolución. 

Juan fielluga Hurtado pretendió (luo á su ycruo, que era tallador de la 
Casa de la moneda, se le ampliase este ofício por tres vidas. Se decretó 
lo siguiente: ((Saber el valor, don Luis Gaitan una vida y doscientos du- 
cados.» 

Cortes de 1611. 

Burgos. D. Martín Alonso de Salinas pidió para su hijo un hábito de 
Santiago, y el Consejo opinó se lo concediese. Fué concedido. 

El licenciado D. Cristóbal de Miranda pretendió uní) plaza de oidor, y el 
Consejo opinó podía concederle un corregimiento de los que se proveían 
en letrados. Le fué concedido. 

León. D. Luis Suero de Quiñones solicitó un asiento de gentil-hombre 
de la boca. El Consejo creyó que se le podía conceder 40.000 maravedís de 
juro en cada un año por sus días ó merced equivalente. Se le dieroo 
40.000 maravedís. 

D. Diego de Quiñones reclamó una encomienda ó una plaza del Consejo 
colateral en Ñapóles. El Consejo opinó porque se le diera ésta, y al mar- 
gen se lee lo siguiente: ((Se proponga para la plaza que pide sin sdeldo 
de la plaza como entretenimiento por su vida ó mientras no se le dé.» 

Granada. D. García Dávila Ponce de León pidió el oficio de caballerizo 
ó un corregimiento. El Consejo opinó porque podía concedérsele éste. 

Gaspar de la Fuente Vergara pidió una plaza de asiento en las chancí- 



Mi UÜL POPKR CIVIL K\ E3PAKA 

Herías. E) Consejo dijo que ul al uno oi al otro había obligacióa de hai:er- 
' los merced, porque Gaspar de la FuenLe sólo ae halló» jnrar por procura- 
dor de Cortes y gozó de aua ayuda de costa, y el licenciado Fuente Ver- 
gara, que leh.ibiadosaceder,;cuaado pudo entrar en ellas se disolvieron. 

Sevilla. Juan Núñez de Illescas pidió parn aa hermano ana plaza en el 
Consejo de Indias; poro de acuerdo con el Consejo se le dieron iO.OOO ma- 
ravedís de aynda de costa cada año por su vida. 

Bartolomé Pérez Ramos solicitó el lílnlo de guarda mayor de la adua- 
na. Se le concedieron 30,000 maravedís de Juro. 

Córdoba. D. Francisco del Corral pretendió dos hábitos, Mno para 61 y 
otro para su bijo mayor, y se le concedió uno solo. 

D. Carlos GuaJardoFaxardo solicitó nn corregimiento, y el Consejo opi- 
nó favorablemente. 

Murcia. D. Andrés de Cisneros pidió algiln oficio de JDsticia ó la capi- 
tanía de artillería de Cartagena. El Consejo fué de opinión se le hiciera 
merced de 40.000 maravedia de juro en la forma arriba dicha. 

D, Jnan de Cevallos Monlcfur pidió nn hábito y que se le ocupase en un 
corregimiento, y el Consejo opinó qne se le concediese esto último. 

Jaén. D. Cristóbal de Col)aleda pretendió dos hábitos, uno para él y 
otro para el qne casase con su hija mayor, y el Consejo lo recomendó pa- 
ra un corregimiento. 

Pedro de Vera pidió ampliación por dos vidas del oficio de tesorero de 
las rentas Reales de Córdoba, y se opinó por concederle merced de 40.000 
maravedís de juro. , 

Soria. Suero de Vega pidió nn asiento de gentil-hombre de la boca de 
S. H., la renta de costumbre y un hábito. El Consejo opinó se le diera un 
hábito yOO.OOO maravedís dojuro. 

Cuenca. Juan Caxa pidió an hábito para su hijo mayor. El Consejo 
opinó ge le dieran 40.000 maravedis. 

Salamanca. El licenciado Antonio de la Parra solicitó una plaza de 
asiento y pensiones para dos hijos. Se dio el slgnicnte decreto: «40.000 
mra.n 

El licenciado D. Lorenzo Ramírez de Prado solicitó una plaza de asiento 
y lilMrtar de huéspedes una casa de su madre. El Rey decretó lo siguien- 
te; 1x40.000 mrs.» 

Zamora. Antonio de Valencia pretendió un corregimiento y una pen- 
sión para un primo, clérigo. El decreto dice asi: «Cien ducados de 
pensión, n 

D.'Diego de úuzmán pidió un hábito y licencia para comprar negros y 
venderlos en laslndias. Se decretó: uiO.OOO mrs.» 

Toro. D. Juan de Acuña solicitó el título de marqués ó conde do Re- 
quena, y el Consejo opinó lo siguiente: «Aunque lo merece no es propor- 
cionado ú las Cortes, y un hábito para su hijo.» 



FELIPE III 443 

D. Aalonio de Torres y Sedaoo pretendió uaa tenencia vacante, y el Rey 
decretó: «40.000 mrs.» 

Avila. D. Pedjo de Enao pidió un hábito de Santiago y algún oficio tem- 
poral de jnsticia. El decreto dice: ((Corregimiento.» 

El licenciado D. Antonio de Pedresa pidió un asiento de gentil-*hombre 
de boca para su hijo mayor, una encomienda para él y un hábito para su 
hijo. El Consejo opinó lo siguiente: «Un hábito á su hijo, que aunque me- 
rescen sus servicios y de sus pasados la merced que suplica por ser su 
hijo do poca hedad, podra V. M. ha;serle merced de un hábito de una de 
las tres órdenes y al dicho D. Melchor de Pedresa asi mismo de un hábito 
de Santiago. » 

Segovia. Alonso de la Cruz pretendió merced de 300 ducados de renta 
vitalicia, y se le concedieron 40.000 maravedís. 

D. Gutierre Pantoja pidió alguna renta para su hija y un corregimiento. 
£1 decreto dice: «Corregimiento.» 

Guadalajara. Antonio de Vega pidió para un tio suyo la ración entera 
en la iglesia de Táscala y otras para otros parientes, y se decretó: a40.000 
mrs.» 

D. Bemardino de Zúñiga pretendió uua plaza del Consejo de Indias. El 
Consejo opinó: «que meresce se le haga merced por su calidad y servicios 
y por no declararse en la que pide se remite á S. M.» 

ValladoUd, Luis de Torquemada solicitó una plaza do aposentador del 
libro y licencia para exportar 40.000 cueros vacunos de los que venían de 
Indias. Se decretaron 40.000 maravedís. 

Josepe de Cantabrana reclamó una pensión de 500 ducados para uno de 
sis hijos, y al margen se lee lo siguiente: «Que don Francisco Salado de 
Rivadeneira pretende que á él se le ha de hacer gratificación por que en el 
ínterin que se determinava el pleito sobre esta suerte, vino Cantabrana y 
el pleito se determinó en favor de D. Francisco.» El decreto dice asi: 
(¡(40.000 mrs.» 

D. Francisco de Rivadeneira pidió una compañía de caballos de Milán 
por su sueldo, y el Consejo opinó lo siguiente: «Siga su justicia.» 

Madrid^ Fernán Rodríguez González pidió una plaza de contador ma* 
yor de cuentas, y se le concedieron 40.000 maravedís. 

D. Gaspar Ramírez de Zúñiga pretendió un asiento de gentil-hombre y 
del corregimiento de Guadlx. Se le concedieron 40.000 maravedís. 

Toledo. Juan de Toro pidió un oficio de guarda de la Casa déla mone- 
da por tres vidas y una bueoa pensión para su hermano. El Consejo opinó 
se le diese 400 ducados de pensión para su hermano ó 40.000 maravedís 
de juro. 

Gaspar Pinedo solicitó un asiento de ayuda de cámara ó una contadu- 
ría, y se le concedieron 30.000 maravedís. 

Arohivo general de 3íman(sas.— Negoniado de Cortes.— Legi^io 49. 
Tomo VI 8 



4 44 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

De certificacióa librada por los escribanos mayores de Cortes en 9 de 
Abril de 4642, aparece que S. M. hizo merced á los procuradores que asis- 
tieron á las últimas Cortes de 20.000 ducados para llevar sus casas. 

En 8 de Junio del mismo año el presidente de Hacienda, D. Tomás de 
Ángulo, según documento que existe en el Archivo de Simancas, Negocia- 
do de Cortes, legajo 49, decía al secretario lo siguiente: «Demás de no es- 
tar yo nada sobrado estos procuradores de cortes aprietan y atosigan por 
su ayuda de costa haciendo muchos de ellos cargo que solo ella les detie- 
ne, y asi me es fuerza suplicar á V. S. como lo hago se sirva de hazernos á 
todos esta merced aunque siento el ver á V. S. cargado destas cosas, pero 
si V. S. se quisiere aliviar desto y echar esta gente yo me atreverla á aca- 
var con ellos de que se contentasen de que se le librase á cada uno su 
parte en los millones de las ciudades aunque no fuese en esta paga: esto 
propongo á Y. S. porque no querría questos hombres cansasen á V. S. y 
también porque es lastima que hauiendo disfrutado sus oficios para tan 
poco tiempo se detengan aqui por solo esto.» Al margen hay la nota si- 
guiente: ((V. m. lo dize muy bien y asi se hará yo les haré sus despachos 
V. m. se lo diga guarde Dios á V. m.=Virbiesca.» 

ArohÍTO greneral de Simancas. <-Nefirociado de Cortes.— Legraj o núm. 40. 

Ck>rtes de 1615. 

Toledo* Juan González de Vigachoaga pidió merced de una pensión de 
300 ducados de renta para un pariente, y se le perpetuase el oficio de ju- 
rado. Se decretó darlo 200 ducados de pensión al pariente. 

León. D. Manuel de Quiñones Pimentel pidió merced de un asiento A 
acroy de S. M. Se le concedieron 50.000 maravedís de juro por su vida ó su 
equivalente. 

Sevilla. D. Sebastián de Cabezares pidió merced para transmitir la suer- 
te de procurador de Cortes, y se decretó lo siguiente: «No ha lugar y se 
escriba á las ciudades y villas avisen que suertes se han vendido y que 
oficios de los que tienen suerte se han pasado de medio año á esta parte 
y que guarden la Ley que prohibe que se vendan estas suertes.» 

El capitán Diego Márquez de Andrade pidió se le declarase noble hijo- 
dalgo; pero el Rey mandó darle 40.000 maravedís de juro por su vida ó 
su equivalente. 

D. Luis Domingo de Monsalve pidió y le fué otorgado un hábito de una 
de sus tres órdenes. 

Córdoba. D. Pedro González de Aguilera pidió un corregimiento, hábi- 
to y otras mercedes, y se le dio un hábito de una de las tres órdenes. 

D. Alonso de Godoy Ponce de León pidió merced de un hábito para sí y 
otro para un hijo suyo y un asiento de la boca, y el Rey le concedió un 
hábito de una de las tres órdenes. 



iaén. D. Lnis López de Mendozai Venia y Lñba solicitó y le fué conce- 
dido para uno de aas hijos an hábito de noa de las tres órdoaes. 

Murcia. D. Joaa de Lisóa Koaseca preteadió y so la coocediú un liábito 
de ana de las tres órdenes. 

Juan de Junco pidió para su yerno una plaza de asiento, y se le conce- 
dió aa hábito de ana de las tres órdenes. 

Cuenca. Cristóbal Qniíada pidió un corral miento, y se le dieron 49.000 
maravedís de juro por de vida. 

Juan Ca&a solicitó y se Id concedió un hábito de una de las tres órdenes 
para flshijo D. Juan. 

Avila. D. Gabriel Pacheco pidió ser caballerizo de lo Casa Real, y se lo 
mandaron dar 60.000 maravedís do jaro en igual forma. 

D. Antonio Varrientos pretendió se limitasen las atribucionea de la Mes- 
ta ea la dehesa de Castellanos, y se le mandó dar an hábito de una de las 
tres órdenes. 

Soria. D. Francisco de Salazar pretendió y le fué otoi^ado un hábito 
de una de las tres órdenes militares. 

Ibro. Jnsepe Suárez de Carvajal solicitó una plaza de consejero ó tí- 
tulo de secretario do S. M. y un asiento de ayuda de cámara. Se le man- 
daron dar 50.000 maravedís de jnro por su vida. 

Guadalajara. Diego Pérez reclamó merced de pennióa para alguno de 
sos hijos, y se decretó la siguiente: itdensele doscientos dacados de pen- 
sión para un hijo y avísese al secretarlo Jorge do Tovar.» 

Madrid. D. Fernando de Vallejo pidió un asiento de acroy y una aya- 
da de costa librada en cosas extraordinarias. El Rey mandó que le dieran 
60.0ÜO maravedís de juro por su vida, ó entretanto que se le hiciese mer- 
ced equivalente. 

Cortea de 1617. 

En el Archivo general de Simancas, legajos 6i y 54, y entre papeles que 
corresponden á los años 1619 y 1620, se encuentran los dos documentos 
s^nientes: 

tCopia de ia rtlaoion de pretensiones de que se tiene noticia de Regidores de 
{iudades de voto en Cortes. 

Bulaos. 

Don Alonso de Castro Regidor de Burgos, pide un avito: 
consnlta. 

Don Alvaro de Santa Cruz el corregimiento de Carríon: lo 
acordado. 

El Corregidor escrive en recomendación del Doctor Juan 



446 DEL PODER Civil EN ESPAÑA 

de^a Torre Yaqaisidor de Cuenca que pretende plaga de uno 
de los Consejos: lo acordado. 

Don Diego Gallo, havito: consulta . 

Don Diego de San Víctores: acroy == consulta. 

Luis de la Torre por su hermano. Burgo y Cuenca interce- 
den por el. 

Toledo. 

Doctor Ángulo pide plaga de assiento: acordarle para cor- 
regimiento. 

Don Juan baca de herrera, señor de dagango, un corregi- 
miento: acordarle. 

Otro pide Don Pedro Uaca: acordarlo, 
ojo. Juan de Toro, saber la que pretende, 

Ligengiado ^valles: acordarlo para una plaga. 

Melchior Davila; habito, consulta. 

Sevilla. 

Pedro de Escovar Melgarejo pide un avito: tiene lugar. 

Don Sebastian de Casaus pide peosion para uno de sus hi- 
jos: 300 ducados, consulta. 

Juan Gallardo de Céspedes un avito para] don Bernardino 
de Aumada su yerno que tiene más de 4.500 ducados de 
renta. 

Juan nuüez de Yllescas, corregimiento, acordarle. 

Jaén. 

Don Pedro Ponge de León Comendador de Piedrabuena 
pide el govierno de Almagro: acordarle. 

Don Christoval Messia de la ^erda de la Orden de Calatra- 
va pide encomienda: consulta. 

Don Christoval de Cobaleda Vinuesa, de habito de Sant.^, 
un abito para dote á una hija, consulta, 
ojo. '^ ^^ habito para que indica Don Juan Cuello: consulta. 

Cordova. 
Está en blan- 
co esta ciu- • • • • • , . 

diMl. 

Granada. 

Id. id. 

Murgia. 

Don Jua|;i de Verastegui pide un corregimiento del Mar- 
quesado: acordarle. 



■FFTi^- 



*• •? 



I 



FELIPE III 4 47 

Don Jaan de Qevallos Montepur un corregimiento y uq 
a vito: consalta, ha vito. 

Don Francisco de Rocamora Un corregimiento del Mar- 
quesado: corregimiento acordarle, 
ojo. l>on Francisco Gil Thomas qae a sido procarador de Cortes 

qae se le pagae con efecto lo corrido de ocho años de un jaro 
de 70 ^ mrs. qae tiene en el quatro por giento de las lanas 
y que se le situé en parte qne quepa: al Conde de Saladar. 

Don Gerónimo de Roda sobrino del ligen^iado Rodas Pres- 
sidente que fue de Yalladolid, un avito: consulta. 

Don Juan Marin Yaldes, Regidor y Alguacil mayor de la 
Ynquisi^ion, que Su Mag.d mande al Inquisidor General le 
pase esta vara para después de sus dias en un hijo suyo. 

Don Juan de lison Fonseca de la Orden de Alcántara que 
porque esta falto de salud se dispense con el en hazer ]a pro- 
fesión de su avito, ó que la haga en un monesterio en Mur- 
cia, ó se le prorrogue por dos anos el yrla ager á su con- 
vento: consulta. 

Don Fernando de Guzman y Castillo, un corregimiento: 
acordarle. 

Yalladolid. 

Diego Fernandez de Castro pide li^en9ia para traer coche 
de dos cavallos: consulta. 

Andrés de Castro que se le perpetué un offi^iode Tallador 
que tiene de la cassa de la moneda de aquella giudad y qne 
se le disponga de 40 (í¡) cueros de que le era echa merged: 
hecho. 

Don Diego de Nebro un avito de Santiago para el hijo, con- 
sulta que era para el. 

Li^enQiado Pedro Morquecho pla^a de assiento. 

Don Luis Enrriquez una carta de Su Mag.d para el Mar- 
ques de Guadalcagar ordenándole ocupe á Don Antonio En- 
rriquez su hijo en el primer offi^io ó govierno que vacare, y 
que la Cámara consulte á otro hijo suyo monje benito en las 
Abadías que huviere en su religión y en las de San Benito. 

Esteban del peso un offígio para si ó para casar una hija 
suya. 

Juan de Palacios que se le acreciente el salario por Thi- 
niente del guarda mayor de los montes y pinares de Yalla- 
dolid porque el qae tiene que es de 200 ducados aun no es 
bastante por aver de andar todo el año fuera de su casa en 
guarda y custodia de los dichos montea y pinares. 



líLü xinhabítoáuD hijo. 



-:_: í:=: k.iirdarle. 

--1-333.3. 

- r-^a.ic BU eocomienda en su or- 

; i Lj {Oí se le hiciere merced de 

. --* ■'^ =aíe sobre el maestrazgo de sn 

, . jKrn K ;< haga algaua buena merced. 

.. . -r le Jrarijal pla^a de assieato, aeor- 

.-^ü j^ "L«t'á aoa cootadaría de eutretenidú 

■ « L^i 

., _;f a íT'; 1 síTildo S5 anos y tiene ocho hijos 
„; _.3JJ iwival coD qae pasar su vexez. 
. -_— ti^ íh ^JLir DO assieoto de acroy; consalta. 
_ -.^ tr^i. eí lubito qne cr.i para el sea para sn 

j ■ ^TVietT: coimdaiiento. 
Cuenc*. 
; >.;— >:;iiiirr o>asalt3 la pla^a ó la Secretaria, 
t). ju^ix ÍL> H.-ateuuyor acordarle, corregimieoto. 
'v- •jixa.'t ie V aaL'a: consulta, una eDComicnda. 
j.a .^AL'.' ¿i Jjnva. ronvgi miento. 

Toro. 

Ji-n t}:.'i.o di Toms hijo del veedor Antonio de Torres 

: .4 ^r^'w i U RíjI nim-hos años con entera satisra^ion y el 

m I .-\m:.i::jiÍ.> mi las o.vasiones que se haa olTres(ido en 

^. U.1 j^.(it.*EUÍoato y suplica por un corregimiento. 

^.imoni. 

E. ■ v-.fiK-Íjdo Luis «uuio pla^a de asienta en Sevilla, Gali- 

r, ;.^vtK-ÍKl.> D.'O tWvvjimo de Ledesma pla(a de asiento. 
■.ViiÑ.'M«ÍJa Raü de .^iuero el corregimiento da Ma- 

LV4 ^U-»*," J<' Krjíso el i-orresi miento de Talenjia. 



Soria. 

Doa Francisco López de Rio no avito. 

DoD Iñigo de Salcedo otro. 

ÜOD Antonio beltran de Ribera na cor regí míenlo. 

Diego de Solier otro córrete iníeato. 

DoD Lope do Morales que lo promuevan á otra pla^a. 

Guada laxara. 
0. Pedro do AlarcoD de la orden do Calatrava un corri- 
miento: acordarle. 

Oon Luis de Guzman Señor do Albolloqne nn avilo: con- 
sulla. 

Don Alonso de Avaloa Señor do Arcliília un corregimiento: 
acordarle. 

León. 
Don Diego Rubin de (;UilÍ3 que ae le cumplan las mercedes 
que se orrrc(;icroa á Juan de Viltafnñc su abuelo en las Cor- 
les del año de fiOT qae fue nn abito de Santiago para el dicho 
Don Dit^o y 400 ducados de pensión para Uoo Hernando Ru- 
bin de Celis su hermano. 

Madrid. 
Diego de Urbina nn corregimiento para Don Diego de ür- 
bina sn hijo mayor: acordarlo. 
Toro. 
Don Antonio de Torres, corregimiento: acordarle.» 
Es cO[Ha. 

■pia de dos relaciones de proeuradores de Cortes y merfedes heehati, 
1 .'— «Regidores. 

IB' A Melciior de Avila, regidor de Toledo, abito. 

i- A Don Sebastian de Casans, Teniente de alguacil mayor 

de Sevilla, 300 ducados de pensión para un hijo. 

iO' A Don Christoval de Cobaleda Niqnesa, regidor de Jaén, 

'^ un abito para un hierno. 

A Don Jorge de Contreras Torres, regidor de la misma lin- 
dad, UD abito para un hijo. 

o. A Don Diego de Enebro, regidor de Valladolid, nn abito 

para su hijo. 

la. A Don Diego Moreta, regidor de Salamanca , abito para su 

liijo. 



420 DEL PODEB CIVIL EN ESPAÑA 

Corregidores. 

Goj. fha. A DoQ Gerónimo de Aguayo Manrrique, corregidor de 
Bargos, abito para casar una hija. 

A Don Gaspar de Avila, corregidor de Murcia, abito para 
casar su hija, 
fba. A Don Diego Gallo de AveRaneda, corregidor de Segovia, 

abito, 
fha. A Don Carlos Guajardo, corregidor de Avila, abito. 

Falta de dar despacho. 

A Don Diego de Avila para el casamiento de sn hija. 

A Don Gerónimo de Agaayo, corregidor de Burgos. 

A Gaspar de Avila, de Murcia. 

A Don Cbristoval de Cobaleda, Veintiquatro de Jaén. 

A Don Jorge Qeron. 

A Don Diego de Enebro. 

A Don Diego Moreta.» 

2.^— Mercedes á los procuradores de cortes. 

1 «A Don Juan Rodríguez de Salamanca , la encomienda de 

la Peraleda, para Don Sancho Girón su hierno del abito de 
Alcántara. 

fhh. Al dicho un abito para su hijo, 

fha. 2.. Hernando de Quiñones, un abito para un hijo: alcántara. 

3. A Don Alvaro de Quiñones, pla^a de contador de la con- 
tadaria mayor de quentas, no la aviendo de numero al tiem- 
po de la publicación, supernumeraria conforme al decreto 
que tiene de 42 de Henero de 4648. 

fha. Goj. Al dicho un abito para un hijo, alcántara. 

4. A don Pedro de Qespedes Figueroa, abito para un hijo. 
6. Al dicho 200 ducados de pensión para un hijo. 

Id. A Gaspar Suarez de la Puente, titulo de Contador entrete- 

nido, supernumerario, ñola aviendo de numero y consu< 
miendose en su lugar, la primera que vacare. 

Id. 6. A Don Antonio Martínez Gaitero abito. 

Id. 7. A Don Cbristoval Gaitero, abito. 

Id. 8. Joan Enrriquez, 200 ducados de pensión para un hijo, y 

que se tenga cuidado con el en las occasiones que se ofrecie- 
ren de placas de Contador de libros. 

Id. 9. A Francisco Vázquez, abito. 

Id. 10. A Don Pedro Messia, abito para un hijo. 

Id. 11. A Don Diego de Avila y Tapia, abito para casar una hija. 

Al dicho, el corregimiento de Segovia. 



fha. 
todo. 



FRUPB III 424 

Id. 12. A Don Gabriel (yimbron, la encomienda de Mares y Bene- 

QUQa. 

Id. 13. A Don Joan de Gazman Becerra, abito, y lo demás que pide, 

lo podra acordar qaando acabe la comission en que á de 
quedar, 
fhfl. 14. A La^ro Bonifaz, abito, de alcántara. 

Id. 15. A Joan Carrasco, pla^a de entretenido con titulo. 

l<j¡. Al ligeni^iado Pedro González de Mendoza, plaga en Sevi- 

lla, de alcalde de la quadra. 
Id. 17. A Don Martin de Castexon, abito de alcántara. 

18. A Hernán Gargja Conde, plaga de contador entretenido para 

fha. un bijo, con titulo, y después se podra tener quenta con su 

hijo para lo de resultas, siendo capaz. 
Id. 10. A Don Juan Trillo, 40 (íj) mrs. de juro. 

Id. 20. A Don Martin de Torres, otro tanto. 

21. A Don Francisco de las Infantas, que se tenga quenta con 
el en offigios. 

22. A Don Baltasar Xuarez de Gongora, 50 f¡¡) mrs. de juro. 

23. A Joan de Collado, se proponga en ofñgios. 

2é. A Don Gerónimo de CañÍQ:)res, plaga de aposentador de li- 

bro, quando la aya vaca de laa de numero á que están man* 
dadas redngir. 

25. A Jnsepe Xuarez, pues se le ha hecho merged durante es- 
tas cortes de assiento de Acroy para su hijo, bastaran agora 
50 ^ mrs. de juro para el. 

26. A Don Fernando González de Lcdesma, tengase quenta con 
su persona en las ocasiones que se offregieren en que pueda 
ser empleado. 

27. A Christoval Peña Pardo, lo mismo que á Don Femando, 
su compañero. 

28. A Andrés Alonso de Usategui, que pedia plaga de aposen- 
tador de libro, véase en que otra cosa se le podra hager 
merged. 

20. Hernando de Virviesca, qae pedia titulo de secretario, lo 

mismo que á Andrés de Usategui. 

30. A D. Diego de Bargas y Ayala, que pidia titulo y assiento 
de onor para su madre, qae pida otra cosa. 

A Don Joan de Inestrosa y Rafael Cornejo que pidian titu- 
les de Secretarios, véase en que otra cosa se les podrá hager 
merged, pues no conviene creger en tanto número estos 
titules. 

31. El Duque del Infantado. 
32* Conde de Barajas, 



422 



33. 
31 
36. 
36. 



DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

Conde de la Faente. 
Don Joan de Castilla. 
Don Lorenzo Ramírez. 
Don Joan Coello de Contreras. » 

Es copia. 



Documentos números 761 á 932. 

Mercedes concedidas á los procuradores de las CSortes celebra- 
das en este reinado, se^ún los decretos registrados en los Có- 
dices de las Cortes de Castilla. 

Cortes de 1598 á 1601. 

Por Real códnla de 23 de Abril de 4601/ se hizo merced á D. Diego de 
Agreda, veinticuatro y procarador de Cortes de la cindad de Granada, por 
sus servicios en las Cortes de 1598 á 460Í, de 450.000 maravedís en cada 
un año y dorante su vida hasta que se le hiciese otra merced equiva- 
lente. 

A D. Pedro Zambrana, regidor de la ciudad de Murcia, se le concedió el 
hábito déla orden de Santiago. 

Igual distinción se otorgó á Melchor Dávila y Vargas, regidor de la ciu; 
dad de Toledo. 

Otro hábito de Santiago se concedió á D. Alonso de Sandoval, regidor 
de la ciudad de Murcia. 

A D. Lope QeróD, regidor de Toro, se le dio el hábito de la orden de Al- 
cántara. 

A D. Francisco Manuel, hijo de D. Francisco Manuel, veinticuatro de 
Córdoba, se le hizo merced de otro hábito de la orden de Alcántara. 

A Pedro de Miranda Salón, regidor de Burgos, se le dio el hábito de la 
orden de Santiago; y la misma distinción se otorgó á D. Jnaa de Zúñiga. 
veinticuatro de Sevilla. 

A D. Eugenio de Zúñiga, regidor de Cuenca, se le otorgó un hábito de la 
orden de Santiago. 

A Antonio Gonzalo, regidor de Salamanca, se le hizo merced de un há- 
bito de la orden de Alcántara, 

Otro, sin decir de qué orden, le Tué concedido á Juan Yáñez de Contre- 
ras, regidor de Guadalajara. 

Y otro de Santiago se le dio á D. Diego de Barrionuevo, regidor de Ma- 
drid. 

Por otra Real cédula de la misma fecha, á Pedro de Miranda Salou, pro- 
curador de Cortes de la ciudad de Burgos, se le hizo merced de 150.000 



FKUPE III 12^ 

maravedís en cada año por toda sa vida ó hasta qae se le hiciese merced 
equivalente. 

Otra como la precedente de 400.000 maravedís de jaro de por vida para 
Melchor de Avila, regidor y procurador de Cortes de Toledo. 

Otra de 5 (.000 maravedís de juro de por vida á un hijo de Diego López 
de Herrera, jurado y procurador de Cortes de la ciudad de Toledo. 

Otra de 60.000 maravedís de juro de por vida á Hernando de Quiñones, 
regidor y procurador de Cortes de León. 

Otra de 400.000 maravedís de juro de por vida á D. Pedro Zambrana, 
regidor y procurador de Cortes de Murcia. 

Otra de 50.000 maravedís de juro de por vida á T). Juan de Quesada, 
veinticnatro y procurador de Coríes de la ciudad de Jaén. 

Otra de 60.000 maravedís de juro de por vida á D. Cristóbal de Viodma , 
veinticuatro de dicha ciudad. 

Otra de 80.000 maravedís de igual juro á D. Francisco del Pesso, procu- 
rador de Avila. 

Otra de 30.000 maravedís de juro de por vida á D. García de Ledesma, 
procurador de Zamora. 

Otra de 30.000 maravedís de juro de por vida á D. Atilano Obeso, regi- 
dor y procurador de Zamora. 

Otra de 50.000 maravedís á Gonzalo de Monroy, procarador á Cortes 
por Toro. 

Otra de 40.000 maravedís de juro do por vida á D« Luis de Aragón, pro- 
curador á Cortes de Gnadalajara. 

Otra de 80.000 maravedís en igual forma á Juan Yáñez de Contreras, 
procurador de Gnadalajara. 

Otra de 400.000 maravedís de juro de por vida al licenciado Falconii 
procurador de Cortes de Valladolid. 

Otra de 30.000 maravedís de juro de por vida á Alonso Díaz do la Re- 
guera, procurador de Cortos de Valladolid. 

Otra de 400.000 maravedís de juro de por vida á D. Diego de Barrionue- 
vo, regidor y procurador de Cortes de Madrid. 

A D. Juan de Lugo, procurador de Cortes de Sevilla, se le hizo merced 
de 3.000 ducados en dinero que montciban un cuento y 425.000 maravedís 
por una vez. 

A Pedro Sánchez, procurador de Cortes de Cuenca, se le hizo merced de 
4^0.000 maravedís durante su vida ó hasta que se le hiciese merced equi- 
valente. 

A Melchor Ruiz, veinticuatro y procurador por la ciudad de Granada, le 
concedieron 400.000 maravedís en la misma forma. 

A Antonio Suárez, procurador por la ciudad de Segovia, se le otorgó en 
la persona de su esposa, Doña Beatriz de Saavedra, una pensión anual y 
vitalicia de 30.000 maravedís. 



\%i DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

D. Gómez de Córdoba, procurador de Cortes por la ciudad de Córdoba, 
obtuvo la merced de 450.000 maravedís en los mismos térmiaos. 

Diego López Sosa, procurador á Cortes por Segovia, alcanzó 30.000 ma- 
ravedís en las mismas condiciones. 

D. Juan de Ziiñiga y Avellaneda, procurador de Cortes de Sevilla, al- 
canzó se le pagase el salario de todo el tiempo que en las Cortes se ocupó, 
descontándole lo que á cuenta de él se le hubiere dado. 

Cortes de ie02 á 1604. 

Por Real cédula en Yalladolid, á 2 de Febrero de 4605, se concedieron 
á los procuradores de Cortes, que comenzaron en Yalladolid en 4602 y 
terminaron en 4604, las mercedes siguientes.- 

A Andrés de Cañas, procurador por la ciudad de, Burgos, se le hizo mer- 
ced de 400.000 maravedís de juro en cada año durante su vida ó hasta 
que se biciese otra merced equivalente. 

A D. Antonio de Yillafañe, procurador de León, se le hizo otra de GO.OOO 
maravedís en iguales términos, y otra suma igual se concedió á Isidro 
Yaca, su compañero de Diputación. ^ . 

A Felipe Pinelo, veinticuatro y procurador por Sevilla, se le concedie- 
ron 450.000 maravedís en la misma forma, y á su compañero Pedro Cal- 
derón se le otorgarpn 35.000 maravedís en la misma forma. 

A D. Luis Beltrán de Caizedo, procurador de Granada, se le hizo merced 
de 50.000 maravedís en iguales términos, y á su compañero Pero Juan 
Cibo se le dieron 400 ducados basta que se le hiciese merced equivalente. 

A Diego Tomás, regidor de Murcia, 400 ducados anuales en los mismos 
términos. 

A D. Eugenio de Zúñlga, procurador de Cuenca, 300 ducados en la mis- 
ma forma. 

A Francisco de Moareal, procurador de Murcia, 75.000 maravedís en los 
propios términos. 

A D. Martín Cerón de Yenavides, procurador de Cortes de Jaén, 75.000 
maravedís ea los mismos términos. 

D. Diego de Contreras, procurador de Jaén, 400 ducados en la propia 
forma. 

D. Diego Fernández de Argote, procurador de Córdoba, 400.000 marave- 
dís en los mencionados términos. 

Por los servicios de D. Lope Gutiérrez de Torr^blanca, procurador de 
la ciudad de Córdoba, se hizo merced á D. Luis de Torreblanca, su sobri- 
no, de 400.000 maravedís en los indicados términos. . , f- 

Al licenciado Alvaro de Paz de Quiñones, procurador de Salamanca^ M \ V* 
le otorgó juro por 300 ducados en la misma forma» "\g^ 



vff 



.^ 

Á-*" 




415 
lora, obtuvo 

, alcanzó WO 
' ducados en 
c dicha da- 
lieron "O.Oflfl 
m iOO duca- 
OOD mará ve- 
le otorgaron 
^dieron W 
nara vedis en 
10 manvolú 
coucedwTOD 
I dacadM es 
We.Oíil n»- 

KKWÍ rf' 



i 26 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

gos y sa procurador de Cortes, en las que se están cele- 
brando en la villa de Madrid, para renunciar su regi- 
miento en cualquier tiempo que quisiere, aunque después 
de la fecha de la dicha renunciación no viviese los veinte 
días ni se presentase dentro de los sesenta. 
Villa fañe. . . Otra á Juan de Villafañe, regidor de la ciudad de León. 

Vessa Otra á Pedro de Yessa, regidor de la ciudad de Toledo. 

Bellusa Otra á Juan Bellusa Hurtado, jurado de la dicha ciudad de 

Toledo, 
Jáuregui, . . . Otra á D. Martín de Jáuregui, veinticuatro de la ciudad de 

Sevilla. 

Morales Otra á Pedro Hurtado de Morales, jurado de la dicha ciudad 

de Sevilla. 

Palma Otra á D. Juan Ordóñez de Palma, veinticuatro de la ciudad 

de Granada. 
Granada. . . . Otra á D. Pedro de Granada, veinticuatro de la ciudad de 

Granada, como de la orden de Alcántara y gentil-hombre 
de la boca de S. M. 
Manrique. . . Otra á D. Jerónimo de Aguaje Manrique, veinticuatro de 

Córdoba. 
Villamizar,. Otra á D. Agustín Vaca Yillamizar, regidor de Segovia. 
Contreras. . . Otra á Blasco Bermúdez de Contreras, regidor de la ciudad 

de Segovia. 

Paz Otra á D. Cristóbal de Paz, regidor de Salamanca. 

Conirm-as, . . Otra á D. Juan Cuello de Contreras» oidor de la audiencia de 

VaUadolid y regidor de Salamanca. 
Zapata Otra á J). Juan Serrano Zapata, fiscal del Consejo de órde- 
nes, regidor de la ciudad de Ávila. 

Acuña Otra á D. Francisco Vela de Acuña, regidor de la ciudad de 

Avila. 
Valdelomar., Otra á D. Pedro Enrique de Valdelomar, regidor de la ciu- 
dad de Cuenca. 
Teruel, ..... Otra á Juan de Orive Teruel, regidor de la ciudad de Cuenca. 

Oyos Otra á Luis García de Oyos, regidor de la ciudad de Toro. 

Prieto Otra á D. Jerónimo Prieto, regidor de Murcia. 

Pazos Otra á D. Antonio de Pazos, veinticuatro de Jaén. 

Rocamora. . . Otra á D. Francisco de Rocamora, regidor de Murcia. 

Pérez Otra á Francisco Pérez, regidor de Guadalajara. 

Acevedo A D. Luis de Acevedo, procurador de Cortes y veinticuatro 

de Córdoba, por quien servía su hermano D. Arias de Ace- 
vedo, veinticuatro, concedida á ambos. 
Castañón,.. APedro Castaríón de Villafañe, procurador de Cortes y re- 
gidor de León. 



FELIPE III 427 

Bohorgtuts, . . VA licenciado Alonso Núñez de Bohorgues, regidor de Sala- 
manca. 



Por otra Real cédala de 4.^ de Janio de 4644, refiriéndose á los procu- 
radores de las Cortes que se convocaron en Madrid en 4607 y se disolvie- 
ron en 46 M, se les otorgaron las siguientes mercedes: 

Paz Al licenciado D. Cristóbal de Paz, procurador de Cortes de Sa- 
lamanca, se le concedieron 50.000 maravedís en cada año 
durante su vida ó hasta que se le haga otra merced equi- 
valente. 

Morales Al licenciado Rodríguez de Morales, procurador de Cortes 

por la ciudad de Soria, de 50.000 maravedís. 

Aceoedo .... Otra á D. Luis de Acevedo, veinticuatro de la ciudad de Cór- 
doba y su procurador á Cortes, de 400.000 maravedís. 

Viliafañe. . . Otra á D. Pedro Castañón de Villafañe, regidor y procurador 

de Cortes de León, de 50.000 maravedís. Por su muerte se 
entendió la merced con sn hijo D. Antonio Castañón. 

Pérez Otra á Francisco Pérez, regidor y procurador de Cortes de 

Guadalajara, de 25.000 maravedís. 

Palma Otra á D. Juan Ordóñez de Palma, veinticuatro y procurador 

de Cortes de Granada, de 60.000 maravedís. 

Conlreras,.» Otra al licenciado D. Juan Cuello de Contreras, regidor y 

procurador de Cortes de Salamanca, de 65.000 maravedís. 

Jáuregui. . . . Otra á D. Martin de Jáuregui, veinticuatro y procurador de 

Cortes de Sevilla, de 20.000 maravedís. 

Valdés Otra al licenciado D. Antonio de Yaldós, procurador de Cor- 
tes de Yalladolid, de 400.000 maravedís. 

Oyo8 Otra á Luis García de Oyos, procurador de Cortes de Toro, 

de 25.000 maravedís. 

Ulloa Otra á Alonso de Ulloa, regidor y procurador de Cortes de 

Toro, de 50.000 maravedís. 

Villamizar, . Otra á Agustín Vaca de Villamizar, regidor y procurador de 

Cortes deSegovia, de 25.000 maravedís. 

Contreras, . . Otra á Blasco Bermiidez de Contreras, procurador de Cortes 

de Segovia, de otros 25.000 maravedís. 

Verdesoto,,, Otra al licenciado D. Pedro Maldonado Verdesotó, procura- 
dor de Cortes de Yalladolid, de 50.000 maravedís. 

Manrique. . . Otra á D. Jerónimo de Aguayo Manrique, veinticuatro y 

procurador de Cortes de Córdoba, de 400.000 maravedís. 

Hurtado, . . . Otra á Juan Vellaga Hurtado, procurador de Cortes de Tole- 
do, de 50.000 maravedís. 

Enríquez, . . Otra á D. García de Porras Enriquez, procurador de Cortes de 

Zamora, de 50.000 maravedís. 



ML rOB» CIVIL EN BSPAÑA 

')tr-i 1 D. Jun Serrano Zapata, caballero de la orden de 
ilL-anUn. del Consejo de las órdenes y regidor y procnra- 
>ior Je Cortes de Avila, de 100.000 maravedís. 
•Hm j D. Francisco de Rocamora Tomás, procurador do Cor- 
tes de Murcia, de 60.000 maravedís. 

Cte:. OCn á Diego Raíz de Navarra, procarador de Cortes de Jaén, 

d<i 100.000 maravedís. 

•-«■ A Dima Catalina Qerón, hija de D. Martín C^rón, se le hizo 

merced de na juro de 30.000 maravedís en los mismos 
ténoinos. 

"tj-.v V D. .\ntoniode Pazos y Figneroa, veinticuatro de la ciudad 

de Jaén, se le concedió nn liábito de la orden'de Santiago. 

lLx-iiiwr¡t.. . <Jtro de la misma orden á D. Francisco Rocamora. 

~S!'»h Otro ignal á D. Luis Azevedo. 

íttmna..,. Otro al Dr. D. Alonso Bravo de Saraviay Soto. 

Xm=- Otro de Calatrava á D. Pedro Ruiz de Aguayo, hijo de D. Jo- 

rónimo de Aguayo Manrique, veinticuatro de Córdoba. 

rvtjMCs... Y otro igual á D. García de Porres Enrlquez. ' 

i*rvti> A D. Jerónimo Prieto, procurador de Cortes de Murcia, se le 

hizo merced de 00.000 maravedís en los mismos términos. 

Cortesde 1611 á 1612. 

tjknrgues.,. Por Real cédula de 5 de Febrero de 1613, se hizo merced 
al heredero del licenciado Alonso Niiñez de Boborgues, por 
lo qne sirvió en las Cortes que á la sazóa se celebraban en 
Madrid, 400. OOO maravedís pornoa vez. 

Anata Otra como la presente á D, Diego López de Ayala. 

ttmavidei... Otra á D. Alvaro de Benavides. 

I'iiditla Otra á D. Lnis de Padilla. 

Ángulo 0[ra á D. Tomás de Ángulo. 

I'orolra Real cédula de S de Marzo de 1613, indicando que las Cortes so 

hablan disuclto en S de Diciembre de 1613, se hicieron á sns procurado- 
ros las aiguiculoB mercedes: 

Núñn A Jnan Nuñez de lllescaa, procurador de la ciudad de .Sevi- 
lla, 40,000 maravedís en cada año durante su vida y has- 
ta que se le haga otra merced equivalente. 

fíam»!. Otra á Rartolomé Pérez ftamoa. jurado y procurador de Cor- 
tes por Sevilla, de 30.000 maravedís en iguales términos. 

la¡mrra Otra al licenciado Antonio de La parra, procurador de Sala- 
manca, de 40.000 maravedís. 

prado Otra al licenciado D. Lorenzo Ramírez de Prado, procurador 

do Salamanca, de 40.000 maravedís. 



^. -T-; 



FELIPE III . 4i9 

Vega Otra á Antonio de Vega, procurador de Guadalajara, de 

40.000 maravedís. 

Zúñiga Otra á D. Bernardino de Zúñiga, procurador de Guadalajara, 

de 40.000 maravedís, en la persona de su sobrina Doña Lu- 
cia de Zúñiga. 

ZvAiga Otra de 40.000 maravedís á D. Gaspar Ramírez de Zúñiga, 

procurador de Madrid. 

Rodrigue zjOtra de Fernán González de Madrid, procurador de Madrid, de 
Madrid . . . \ 40.000 maravedís. 

Guzmdn, . . . Otra á D. Diego Guzmán, procurador de Zamora, de 40.000 

maravedís. 

asneros,.,. Otra á D.. Andrés de Cisneros* procarador de Murcia, de 

40.000 maravedís. 

Sedaño,..., Otra á D. Antonio de Torres Sedaño, procurador de Toro, 

de 40.000 maravedís. 

Quiñones.,, . Otra á D. Suero de Quiñones y Acuña, procurador de Cuen- 
ca, de 40.000 maravedís. 

Caxa Otra á D. Joan Ca\a, procurador de Cuenca, de 40.000 mara- 
vedís. 

Veray Otra á Pedro de Vera, procurador de Jaén, de 40.000 ma- 
ravedís. 

Cruz Otra á Alonso de la Cruz, procurador de Segovia, de 40.000 

maravedís. 

(iantabrana. Otra á José de Cantabrana, procurador de Valiadolid, de 

40.000 maravedís. 

Pinedo Otra á Gaspar de Pinedo, procurador de Toledo, de 30.000 

maravedís. 

Pedrosa, ... A D. Antonio de Pedresa, procurador de Ávila, de 40.000 ma- 
ravedís. 

Cortes de 1615. 

Por Real cédula de U de Octubre de 4646 se otorgaron á los procura- 
dores de estas Cortes, que concluyeron eH8 de Febrero de 4615, las mer- 
cedes siguientes: 

Andrade.,., Al marqués de Andrade, procurador de Cortes de Sevilla, 

merced de 40.000 maravedís en cada año durante su vida 
ó hasta que se le hiciese merced equivalente. 
S. Vicente.,, A Sebastián Vicente, procurador de Madrid, 60.000 marave- 
dís en los mismos términos. 
Carvajal ... A José Suárez de Carvajal, procurador de Toro, 50.000 ma- 
ravedís. 
Quiñones,. . . A D. Manuel de Quiñones, procurador de León, 50.000 ma- 
ravedís. \ 

Tomo VI » 



jüadoiid, eo.oeo ma- 

Ávila, 60.000 mará- 

^ucQca, 10.000 qiara- 

do Soria, se le hizo 

ió otro húbito de la 

lis López de UeaJo- 
' hábito de la misma 

de JaéD, se \e cod- 

s de Gntaada, so le 
inticoatro . 
igoat facultad para 

le Granada, merced 
einticoatro. 



se concedió á losre- 
rced de que por sas 
iilta deroDiiDciaciÓD. 
or de Corles de To- 

favor de D. Antonio 
nta regidores de esta 

fOiO, después de di- 
90 concedió á D. Mar- 
de Soria, na hábito 

uzmán, hijo de Don 

eón. 

>. Fernando de Qni- 

cnrador de Segovia. 
o Bonifaz, procura- 



FCLtPK III 131 

la orden de Cabtrava á D. Jeróoimo Aotoaio de lor- 
ias, liijo (le D. Pedro de Tordesilias, de Segovia. 
aal á D. fraacísco de Céspedes y Figueroa, bijo de 
dro do Céspedes, procurador de Sevilla. 
1 determinar la urden á D. Carlos Gnajardo Fajardo. 
gidor do Avila y veinticuatro de Córdoba. 

Calatrava á D. Antonio Martiuez Gaitero, procnrador 
iircia. 

AloAutara á D. Aotoaio de Salamanca, yerno de Don 
de Salamanca, procurador do Bnrgos. 

lo orden de Cnlatrava á D. Pedro Gallero, regidor de 

I decir de qnó Orden á Francisco Vizqnez, procúra- 
le Valladolid. 
lo* Diputadoa.— Códion de lu C<vt«i da Outilb.— Libro da 



Documento niím. 933. 

te los secretarios del Rey Felipe til. 

i'elasco i9 Setiembre U98 

de Valdivieso i9 Setiembre 1598 

delaUadrid 24 Octubre 15»8 

e la Cruz ti Diciembro 1598 

re ; ti Enero 1S99 

a 7 Febrero 1600 

Dstegui 19 Uarzo 1600 

día r A na ya l'J Marzo 4600 

ieozo 19 Marzo 1600 

1 19 Marzo 1600 

30 Mayo 160» 

ez Criado 16 Octubre ItíOO 

<sa 10 Julio 460 1 

■eras 25 Agosto 160a 

latieozo iH Agosto 16U] 

6 Diciembre 4604 

jontreras 15 Diciembre 1604 

aliña.. IS DicieicbrB 4604 

ódeHoa 45 Diciembre 1604 

: V^a 3 Enero 4609 

Valderrama 9 Enero 1609 



132 DEL PODEa CIVIL EN ESPAÑA 

Benito Bañuelos 1 .^ Marzo 4 609 

Jaan Gallo de Andrade 3 Julio 4640 

Andrés Losada 46 Jallo 4644 

Martín de Aróstegai 40 Setiembre 4642 

Bernabé de Vivanco y Velasco 48 Octubre 4642 

Bernardo de Oviedo 20 Octubre 464 2 

Clemente Ochandiano 40 Noviembre 4642 

Agustín Oviedo. 5 Marzo 4643 

Mateo Urquina 5 Junio 4643 

Rafael Zabalza 23 Junio 4643 

Miguel Ipeñarrieta 34 Diciembre 4 64 4 

Pedro Fernández Navarrete 31 Diciembre 4644 

Mateo Hurtado » 34 Diciembre 1644 

Juan González Centeno ^... 22 Febrero 464 5 

Juan Vidal 22 Febrero 4645 

Bernal Gómez de la Reguera 42 Febrero 4646 

Juan Lázaro de los Ríos Ángulo 4 Setiembre 4646 

Alonso Gracián Berruguete 48 Febrero 464 7 

Pedro de Arce 47 Julio 464 7 

Pedro Hoff Huerta.... r 3 Noviembre 4648 

Andrés Rozas 24 Noviembre 4648 

Luis Oviedo 24 Noviembre 4648 

Tristán de Ciriza 34 Diciembre 464 9 

Melchor Castro Macedo 49 Enero 4 624 

ArehÍYO general de Simanoas.— Libro de mercedes y quitaoioneB- 



r 



S S"S ais .= -«£ ^SSs 

£ a g-i 2,2^-,2 5.S-2Í n | 2 5 

íS " S-agJ'ia^-o'i-S^ !■£££ 




■5 ass ^EJ3^aES^-5.!3eEs4 

= 233 állim2:?á523:Sí 



II CfVIL GN ItSPANA 






||| 

= ■« 'i S 



S'S£S-=-9 = 



Uí 

si o' 



í|.i«;lisií|iíss 






g.2 E o ¿ ¿.2 



: : ; : : : ;::: ::;::;::<# ; 

° : ;~ : :i :°g :3 :3 :s : : :3 :| i 



2s 



3-C J^ 



' "S2lK3> 



s. ■§ 



^ % ¡i Í| 

S B a o.* ;2 g| _ ,-1 



.1 í 1 



Htíií lliljil i ¡lililí ipií íl I lis 






m uli 



t5::ss 






11 im iiií ííi 



iíSÍ¿á íSSs 



CIVIL BIC RSPANA 



i II 









S «Si'ljsi «J 



S¿;b2222Í 



■s 11 



ía 






= -52-S 



o J £ J -2 -^ n g 



lili «-3,5.2 Sigile g^Íl> 



s 

(=1 






i £ i £ s i £ i eS^ j |S |¿ I e-g £ S s a I 



,1, :: 



^ 



438 



DEL PODER CIVIL KN ESPAÑA 



00 



es 

H 
U 

u 

H 

o 

ea 
o 



cu 

O 

.s 

*> 

o 
u 
o. 

•o 

09 

O 2 

« a 

V s 

0° -. 

V o 





eo 




^^■4 




O 




■1-4 


• 


♦» 


n 


00 


C3 


& 


fi 


"-^ 


o 


« 


00 


'O 


s 

o 
u 


00 

o 

O) 


o. 


co 


03 


OTj 


1— ^ 


>^ 


•rt 


«0 


03 


C9 


CQ 




s» 


CJ 



o 






a3 



to « c» 
© ^ «> 

>-? í-k c? 



00 

o 

So 
<u en 



or. 

O 

« 

o 



W 00 « 

t3 '2 .S 



« CO.-^ Ifl 



o 

s 



•o o 









00 

O 

Tí 

«o 

O 

O 
00 

o 

na 



a 

O) 

c 

2 

d 

O) 

S 



S 

s 

•co 

u 

T3 
oe 

o 
fl 

le 

co 

O 



«o 

o 

u 

a 



Vi 

O 

S§ 

S « ^ 
"3 ♦-O 

4» 4- a «"tí 



A ¿ 



00 

(S 

es 
00 

C9 



»4 





•O 

«^ 

"So 

••■« 

c 

a 



0) 



«■§ 



2S2fi£ 



<=> n fe 

S o^ 

5 " 

o o o 

o <U Q) Q) o 

U (h ^4 IX (m 

O O O O O 



O 

S 



o 
00 

Wi «O 

o Q^ 

• -? • •* t^ 

O O O o.« 

S S S g^ 

co 

4) O V 
b< &- t-i 

O O O 

C/) C/3 C#) 



2 OíaSgS 






«> oo >. 

es cd 

~ tí 00 ÍB 

H-Hi S «3 
^00 1-^ 

C3 p A 
co 

O 00 






a> J5 



^^ ^ 




es 

o o o o o 






« 



U o 

*^a3S©^53 
OT o £. J S cnTá «^ 

o « O"^ o o „ Q) 

©-Sr ^'"^ '^ 

S'f, o 2 o 2 5 ® 
jSí-,oo_i«-Qfc-.S 

©OOOO©'^*-! 








'j 
O 



^ R ft » a « 



íff. *^ /^ /> O» 7^ 



<^ÍÍSÍ>ft»R««««««»í5-«<* « KRí 



s 

!23 



'5 *• ft « 



««»SftftÍ5*íft»ftRft«»»«'=^^^ 



®- « » ft » 

«o 



» » « et • » t^ 












— (W ÍH *» »» •* 



o «N »*« 



-*- *- l-^ mJi -XJ fO -* -*• 00 ^!P '^ 



t,|^(^(^^.f«í5jí30COOOOCV — COfOOOCOOO«OCiOOOO«*«< 




^ ^ CH ** 



r* i> © « 00 w o 

<yi ««^ -«- <5^ -í» -«- ^ 



o © . .S © ii^ N 2 © í^ . ^ 2Í ?^ »-• .2 ^ • ••- ^ •— • 



<>» -^ ^ »í «^ -^ 9« 00 <H * 



•4 



tf» '■^ ■^^ 
w <^ -** 



«Í5as:»«»«íí?ft 



»»«««««»?* 



o 
•a 

es 



co 

:s3 



o 

> 



t3 



12 



ft a C B 



es 
¿ © © 



r 



FELIPE in 



\Z^ 



1 



o 

I I 

5 S 



e 
o 
u 
© 

(3 
« 

o 

9 

M 



o ce 

o 



09 



^ O g 



lo a • 

£ X tí 

rao- 



9 4) 

g§ 
o o 

*« JQ 



^ o 
::: o 



o 

-o 
2» 

09 

O 

<o 

o o ó 

i: s e ^ 

ce 00 ce x-i 

is s 



a u-— 

W ** ^H 

o C3 > 

ana 
« S._. 
. =3 ea 2 



o (£> o 
Ui Ut U* 

o o o 

t/3 C/^ CA 



*« o 2 
fe £'Sc 

O) o O 



>• 



S^ 






ft a -Sí A « 



IS 



«5 ^ 



oó ró "^ 



e o 



o o. 

^ ai 



W9k 



^«.^cor-oofMv 



>«i ji •»> o --* :0 0>« >^ ««I* — 

^ ^ <0 ?0 íO tO 50 ?o CO 



^ KJQÍ5 ?í 2£: £-3 
fío s o^^ Sg-S<5i 

9* -^ O 

I 

91 te ^ 9« 04 <H 04 



a 



O 






•S ® as 



"o 

es 



00 

o 

H 

o 
o 

Q 



I 

o 
■S 



H 

es 

H 
U 

o* 

tú 

o 
o 



I 





09 

ca 



o 
fifi 



5 

o 
o 

ca 
o 



09 
O) 



«i 00 U 



co 






S-S -«2 

W W m .•-» 



O 

a 
o 



O iS O s " 

zi ® o w ^ 



es 

•c 

o 

o ce o 

00 no 

W rt g & 

^ © o >^ 

2 "O » « 

• fS ^-» o 

"^ c oXi a 



<— • ^ ^- "^ I— t © 

S o en P •« «rl S^ flj 



U Ch CU 

^-< »cc 
Oí -o 



• - ?* 
2'« C6 fe 

g d íc o 



OQ 



OQ 
© 

© 

U 
-O 

eo 

ea 

© 

-o 



© 

O 

-d 



o 



os íí P ** 



o o 



oo 



•=! ^ © 



^:sj2p 



es 2 

•5 " © 

©•^ oa cn 

C» « S 2 
2 c S-^ ca 

*2 © O-o o 



•r,-s fc o es -c ja .S 



-5co P - =»'»=-^ 



co 

-o 



© 



*» co 



ki 

el 



P 

is S 4> a 

© © > s 

.=j o o ^ 



© CI eti 
- " P 

-P S'S 
S P P 

«— ' C'^'^ tí i* «> 
s®©ac§!3.2 



P 

a 
p 







í5ft«a«í5aí:s.K 






o o 



00 



e> 



«í « 



a ^ 

<Níooooo:o-*-'Mroi^2 c 

í«^-^ — '^'^— e© 

35 2 



•4 



00 

ce 







o 
en 
'•o 



P »- 2 p -; p 

^ © en •'S * P -^ 

os» 00 » 00 «^ o 

ro - -^ ffi -^ o 



o p 

^- fe »- p 

P X) P tM 

|5 5 § 

00 O C) o 



í5 






'© c 

2C M 



P 

fl"P 
©*^ 

p "S © © 



'p 









uo 



DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



» / 

y 



00 
00 



o 

W 

P 

ü 
O 

Q 



S 
« 

Ti 

n 

o 



6 









>- 1 




üi 




a 




a 




co 




U 








o 




oc 




Im 









oD oa 


m 


« 


< 




es 


09 2 ♦* 




O f P 


V 


«^ b 0) 




ce .¡-< £- 


u 




Q 


^ S^ A 




« <ü eo 


O 

a: 




■^ 


« O « 


o 


g-sl 






d <tf e^ 




-O-O «^ 




*^ 03 




Orto, 




ÍO cü 




Tí «> «0 




g fcí «3 




t^ ♦* N 




«0 a s . 




43 o; 2 a 




© « o-o 




U Ut 9 9 




ja XI «O j 




o o *-« 




c««/>0 




• 


« 


*^ » ft « 


i 


1 


§ i 


-é ®. « °. 


sg 


»3 *»> ^ 


Bs 


• _ 


^^ Wi 


¿g CO o «. 




H -^•' -* 


or 




g 


' »-5 ^ ^ i- 


w 




o 




j 




a 


0> ^ jK 


H 


C9 Mí. '^ 


•^i* 




a 




< 




u 










, O 








, o 


• 






. CO 


flS 






^ 




i 




! ® 


H 


A 


o 


55 


Ou 


> .«i^ 


> 


í5 : 


1 '3 




fl ' 


> o 




ea : 


' »« 




4a <H 1 








a 1 



FKLIPE III 



444 



Documento nüm. 939. 



\ ' 



Testamento de Felipe III, otorgado en Biadrid á 30 de Marzo 

de 1621. 



Este testamento resulti aatorizado por el secretario de Estado Juan de 
Ariza, ante los testigos D. Fernando de Acevedo, presidente de Castilla, 
arzobispo de Bargos; el dnqae de Uceda; D. Juan de Mendoza, duque, del 
Infantado; D. Andrés Roig, vicecanciller de Aragón; Fr. Luis de Aliaga, 
confesor de S. M., inquisidor general; D. Juan Antonio Pimentel, conde 
de Benavente, presidente de Italia y del Consejo de Estado; D. Fernando 
Carrillo, del de Indias; D. Agustín Messía; D. Sancho de la Cerda, y D. Bal- 
tasat* de Zúniga, comendador mayor de León. 

Después de hacer la protestación de la fe, ordenó su sepultura en el 
nionasterio de San Lorenzo el Real, el cual cumpliria las capitulacioQes 
sobre capellanías perpetuas y aniyersaríos. Ordenó el pago de sus deu- 
das; la indemnización á los propietarios perjudicados por los bosques y 
cotos vedados; la celebración de misas por su alma; la redención de cau- 
tivos cristianos; la dotación de huérfanas doncellas hijas de criados su- 
yos, y saca de pobres de las cárceles de Madrid, para lo cual los testar 
mentarlos establecerían ciertos situados de renta. Ordenó un jubileo en 
el día más próximo á su fallecimiento; que se vistiesen cien pobres, y que 
para todo ello sirviese el dinero que se hallare en especie ó en barras de 
plata en el guardajoyas y lo que se hallare en un arca que debía estar 
en San Lorenzo; y si todo esto no bastase, con sus bienes muebles (cláu- 
sulas 4.* á la 42). 

Reprodujo el cumplimiento de los testamentos de sus antepasados, y 
como había ordenado Felipe II, mandó á su hijo el Príncipe D. Felipe 
continuase en su servicio la capilla y todos los ministros y oficiales de 
ella. Los testamentarios cumplirían todas sus obligaciones y cargos; de- 
terminarían las dudas, sin apelación. Le recomendó mucho el monasterio 
de San Lorenzo el Real y el de la Encarnación, que había fundado la 
Reina Doña Margarita, y también la fundación en Salamanca de un cole- 
gio de la Compañía de Jesús, hipotecando y consignando todos sus bie- 
nes. Al hacer esta declaración, consignó cómo se habían distribuido los 
bienes al fallecimiento de la Reina Doña Margarita, y le legó el diamante 
rico que su padre le dejó por su testamento, las tapicerías, la armería, 
caballos, caballeriza de Córdoba, Ñapóles y Cerdeña, y otras cosas ordi- 
narias que quedaron puestas en las casas Reales y de bosques. 

Para en el caso en que Su Santidad le concediese permiso para dispo- 
ner de las rentas de las mensas mestrales de las órdenes militarea, las 
obligó á todos los acreedores, legatarios y iideicomisarios. Encargó á su 






^ 



r.tt. 



'V - 



-4. 



U2 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

heredero, por lu cláusula 24, mirase mucho por la coDservacióu del pa- 
trimonio Ueal. Declaró en la 25, que el reino de Portugal anduviese siem^ 
pre unido á los reinos de la Corona de Castilla. Hizo la misma declaración 
que su padre respecto de las desmembraciones que había sufrido la Co- 
rona y patrimonio Real á favor de los grandes y caballeros; anuló todas 
las mercedes concedidas, como lo había hecho la Reina Católica; encargó 
la redención de todos los juros al quitar, los cuales se consumiesen y no 
se alargasen más. Encomendó á su hijo la obediencia á Roma , el favore- 
cer al Santo Oficio y administrar justicia igual para todos. 

Hizo la institución de herederos en los mismos términos que Felipe H, 
y la acompañó con las mismas declaraciones de que tan luego ocurriese 
su fallecimiento se titulase, llamase y fuera Rey, como ipso fado lo seria. 
En la cláusula 3 i reconoció que su padre, después de haber consumido 
su patrimonio y hacienda, y levantado grandes ejércitos para extirpar las 
herejías y rebeliones de los países y Estados Bajos, reconoció que por vía 
de guerra y armas la restauración de esto tenía la dificultad que se veía 
por experiencia; para remedio de ello se concertó el matrimonio de la In- 
fanta Doña Isabel con el archiduque Alberto, dándoles dichos estados en 
dote, con la aprobación del testador; pero si se disolvía dicho matrimo- 
nio, dichos estados liabian de pertenecer al sucesor que fuere de estos 
reinos. ' 

En la cláusula 35 le encargó el amor y cuidado de los reinos de Espa- 
ña, recomendándole algunos ministros, que con su consejo y experiencia 
le podrían ser útiles. Le prohibió el enajenar ni partir cosa alguna de los 
reinos, estados y señoríos. Ordenó que la sucesión de su hijo se arreglase 
á las leyes de estos reinos. Hizo, en la cláusula 38, varios llamamientos 
para en el caso de faltar su hijo primogénito, exigiendo también la cuali- 
dad de católico y la obediencia á la Santa Sede. Repitió la vinculación de 
la flor de lis de oro con muchas reliquias del Lignum crucis y de los seis 
cuernos de unicornio. Y nombró por sus testamentarios al Príncipe D. Fe- 
lipe, su hijo, y á los que fueren arzobispo de Toledo y capellán mayor, al 
cardenal duque de Lerma, al duque de Uceda y á los que fueren presi- 
dente del Consejo Real, vicecanciller de Aragón, presidentes de Indias y 
Hacienda, al mayordomo mayor y á los confesores del Rey y del Principe 
y al prior del monasterio de San Lorenzo, sirviendo de secretario Bernar- 
do de Oviedo, que lo era de S. M. Y terminó revocando todas sus anterio- 
res disposiciones testamentarias. 

> Archivo geueral de Simancas.— Patronato Beal.— Testamentos.— Legajo 2.** 



'. . ' 






i 



■ ■» 



,^ 



• < 



FELIPE IV 



•1 

.i 
1 

■"■i 

'i 



»• 

vi 






i ' 



1 




i' 



FEUPK IV i 45 



Documento ním. 940. 

Convocatoria de Cortes de 13 de Mayo de 1621 para tratar 
del servicio ordinario y extraordinario y otras cosas para 

bien de estos reinos. 

Doa Felipe por la gracia de Dios rey de castilla, de león de aragon de 
las dos Sicilias de jernsalen de portugal de navarra de granada de toledo 
de valencia de galicia de mallorca de Sevilla de cerdeña de Córdoba de 
corcha de murcia de jaén de los algarves de gibraltar de las yslas de ca- 
naria flandes Tirol y Barcelona señor de Vizcaya y de molina concejo jus- 
ticia regidores caballeros offíciales y hombres buenos de la muy noble y 
muy mas leal ciudad de Burgos cabeza de Castilla nuestra Cámara ya 
sabéis ó deveis saber como en las ultimas cortes el rey nuestro señor y 
padre que santa gloria aya tuvo y celebró en esta villaje madrid que se 
propusieron en nueve de febrero del año pasado de mili y seiscientos diez 
y siete y se disolvieron en veintiocho de marzo de mil y seiscientos y 
veinte se hizo saber á los procuradores de las ciudades y villas que en 
nombre de estos rey nos nuestros vinieron y se hallaron en ellas el estado 
que las cosas de la cristiandad y las otras particulares y de estos reinos es- 
tados y señoríos tenian y lo que después de las cortes que se convocaron 
en la dicha villa el año de mili y seiscientos y catorce y se disolvieron el 
de mili y seiscientos y quince havia subcedido y el que tenia su hacienda 
y patrimonio real siendo este tan apretado como se significó causado de 
las grandes y forzosas ocasiones de gastos indisculpables de su Magestad 
habia tenido y tenia como se hablan efectuado y celebrado los felices ca- 
samientos el mió con la serenísima reina mi muy chara y muy amada 
muger y el de la cristianísima reyna de franela con el cristianísimo Rey 
Luis mis muy charos y muy amados hermanos haciéndose para este efecto 
la jornada de las entregas con la ostentación y gasto que la grandeza de 
semejante acto requería y también se represento el cuidado que sus mages* 
tades havia tenido y tenia de la defensa y siguridad de estos reynos y de 
los subditos y naturales de ellos en la tierra y en la mar, puertos fuerzas 
y presidios y guarniciones y que havia hecho y hacia todo lo que le havia 
sido posible para que asi ellos como todos los demás que nuestro señor 
fue servido de encargarle gozasen de toda la paz quietud y tranquilidad 
sustentando en la tierra y en la mar gruesos exercitos y armadas procu- 
rando la defensa y ensalzamiento de nuestra santa fee católica la obedien- 
cia de la yglesia romana la guarda y conservación de estos reynos y es- 
tados y señoríos con que se hablan conseguido muchos y muy felices sub- 

TOMO VI 40 



pnui 



^ •' • ' .IT-Wr «'AJA 



- - , - •* KJ ESPAÑA 

- - * ..-.,. ^-^^ »^">.-.?u» d^i,g, .; ",7^^'*"^ío del trienio 
. .. . -- '- ^ la ^ , / «J.<í« «mu y se¡«ie„tos diez v 

-a-r --Í "-* '^ «¿*H que « h!j? *"""" X * la paz y 

'-— "-«^a:^ ;'**^='^'*'«l»"'eerZíe7wJ'í'*'^ ^ 
=^* • i«!-«Ilr "^"^ í Mcorrid., wn av^ ^ ^ íwueficio 



-■•■ir 



^ la-sr, ri-. "'* "'^íi-^rio t evir,„L ^ ««'«basailos y 

- -^^^.: ,'::s-^« ^ -<^ «- "r^;:r r ^' 

^-*»* ««« Jeai*sde e<5to n.^- ' '^"'os todo lo nn» 

:^- -'*^^|W' l^sdk-hos corte, r„r "*"» Procuradores de 

» «".^akfr esonhíao publico ane «.« „ '"®™ «ot'ficada man- 

^---vM^rvWccv>«.««ssecre¿.rreri *" ^ °° aáoa.==yo el 

"'^^lo X. , ttado 1.', aún. ie. 



Documento núm. 941. 

ion leida al reiao el 22 de Junio de I^I. 

iwtllcros, Procuradores destos Royaos, que aquí estáis 
¡artas convocatorias que se embiaroD a Las Ciudades y 
;res tenéis, avreis entendido el ereto para que el Rey nues- 
nandado Juntar, y ha querido tener y celebrar Cortes: y 
rtic alarme ate lo eoteadais. y podáis mejor tratar, coale- 
> qne a su servicio, bien y beneDcio poblico destos Rey- 
la maadado sa Mngestad se os diga lo que aqni oiréis, 
s Corles que el Rey don Felipe Tercero nuestro señor, que 
)DvocO el año de mil y seiscientos y diezisiete, hizo saber 
hasta entonces aula sncedido, y estado en que las cosas 
y las publicas de la Christiandad, y de sus Reynoa y Es- 
1, y el que tenia su hacienda y patrimonio Real, siendo 
>, como se sigaifioo, causado de las grandes y Torijosas 
itos inescnsables que sn Maf^estad auia tenido y tenia, y 
issario boiuerio a reterir aqui. 

(agostad con el grande y coatiauo cuydado, celo y aten- 
rlo assistio al gouierno de sus Heynoa, honrándolos y h- 
gmpre con sq Real presencia y assiatencia en ellos, que 
maestra dci mncho amor que les tuno, atendiendo pri- 
lO tan Christiano y Católico rrincipe ai seraicio de Dios 
a la defensa y ensalzamiento de nnestra santa Fe Catoli- 
cón la obligación del cargo y ministerio en que fue seruido 
si por la dinina misericordia en tiempos qne tanta parte 
id estaña infícionada y dañada se conseruo y mantono en 
I verdadera, Católica y santa Fe. y Religión Christiana, 
de la santa Seda Apostólica con tanta pureza, y con tan 
como se sabe. 

I os La inaticia después de la Religión la primera obl^- 
tud qae los Principes tienen, sn Magostad tnuo gran cuen- 
I lo que a ella toco, y se administro y exercio coala ignal- 
ue todos sabéis: de manera que aa ios felices años de su 
o y tuuo su lugar quanto en otros algunos, de que depen- 
, paz, qnietud y reposo con que en estos Reynos se vivió, 
tambieu mucha cncnta y cuidado de la defensa y seguri- 
os, y de los subditos y naturales deilos en la tierra y en la 
er^as, presidios y guarniciones, dando orden eu la forti- 
llagas que en (odas partes tenia, y en que estuuiessen pro- 
e, artilleria y municioDea que para su seguridad pareció 



r^ 



149 DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA. 

necessarío, particnlarmente en las de África^ y ea la conseraaciou de las 
de Alarache y la Mamora, por ser de tanta importancia para la seguridad 
de la nanegacion y para la conseruacion del comercio destos Reynos: para 
lo qual también se trato de hazer el muelle de Gibraltar, cuya fabrica se 
▼a continuando, por ser tan necessarío para todo. 

ASSI mismo le tuno su Magestad en el sostenimiento y entretenimiento 
de las guardas y gente de guerra destos Reynos, y hizo todo lo que le fue 
possible, para que assi ellos como todos los demás que nuestro Señor fue 
seraido do encargarle gogassen de toda paz, quietud y tranquilidad: pues 
demás de las galeras que su Magestad tuno en el mar de Leñante para re- 
sistir a los infieles enemigos de nuestra santa Fe Católica, con las quales 
se consiguieron los buenos efectos y facciones que aueis entendido, y se 
escusaron los acometimientos que el Turco enemigo común solia hazer en 
las costas de Italia, y el cuidado que cansauan a toda la Christiandad: Tuno 
su Magestad asimismo las armadas de galeones y pataches que sabéis, 
para la conisernacion y quietud destos Reynos, y guarda de las flotas que 
vinieron de las Indias, y assegurarlas de los cosarios y piratas. 

EMBIO a las Islas Filipinas los socorros que se saben, que fueron de 
may crecido gasto, y el año passado de mil y seiscientos y veinte se apres- 
to otra armada para el mismo efeto. Y aniendo salido del puerto, corrió 
fortuna de manera que no pudo seguir el viaje, y fue necessarío tornarla 
a recoger y rcforgar, en que todavia se esta entendiendo, y se gastan en 
las dichas islas pas de trescientos mil ducados cada año, en sustentar la 
guerra con los Moros, y con los hereges Septentrionales, sin sacar proue- 
cho de aquellas partes, solo porque no se pierda la mucha Chrístiandad 
que ay en ellas, y el fruto que se ha hecho en la Fe por medio de los obre- 
ros que se han embiado y embian. Y sustento en el mar del Sur continua- 
mente vna armada con mucho gasto para resistir a los cosarios. 

CON el santo zelo que su Magestad tuno del aumento de la Religión 
Christiana^ y acudir como tan Católico Principe con su auxilio y socorro a 
la autoridad y conservación de la Sede Apostólica, y aliuiar estos Reynos 
de las cargas que llenan, procuro assentar las cosas de Italia, por no apu- 
rar mas su Real Patrimonio. 

LAS ocassiones de gastos que su Magestad tuno en Flandes y Alemania 
desde el dicho año de mil y seiscientos y diezisiete a esta parte han sido 
déla mayor consideración que se ofrecieron en muchos años, porque 
desde antes que falleciesse el señor Emperador Matias que este en gloría, 
trato su Magestad qae en aquella Dignidad le sucediesse como le sucedió 
el señor Emperador Ferdinando, que oy lo es. Esta elección se encamino 
pacificamente, pero después se juntaron con diferentes intentos algunos 
Principes de aquellas partes, los quales se conuocaron, y tomaron las ar- 
mas con las ayudas que tuuieron, desposseyendo al Emperador del Rey- 
no de Bohemia, y de otras Prouincias patrimoniales, llegando dos vezes 



I 



k 



r 



FBLIPS IV 449 

loa rebeldes herejes a poner sitio a la ciudad de Viena, donde estaña su 
Imperial Persona, en tal forma que la Religión Católica, y la casa de Aus- 
tria estuno muy a pique de perderse allí, si su Magestad no acudiera al 
remedio con sus fuerzas, como lo hizo con mucha presteza, sustentando 
por esta misma ocasión a vn tiempo tres exercitos. Yno que en Bohemia 
(debaxo del cargo de Carlos de Longaual Conde de Buco y Cauallero del 
Tusón de oro) acudió a conquistar y recobrar lo perdido, como lo hizo, 
ffltiando y ganando muchas plagas, y dando la batalla al Elector Palatino, 
intruso Rey de Bohemia, y ganando contra el una insigne victoria, que le 
forgó a dexar la ciudad de Praga cabera del Reyno, y salir huyendo de 
todo el. Otro de veinte y quatro mil infantes, con que entro el Marques 
Ambrosio Espinóla en el Palatinato, dpnde se apoderó (con gran autoridad 
de las armas de su Magestad) de la mayor parte de aquella importante Pro- 
uiocia, de que despojó al dicho intruso Rey de Bohemia, obligándole a an- 
dar fngitiuo por casas agenaa, acción que jamas se ha oido que aya hecho 
Príncipe en tierras extrañas, ni con mayor lustre y reputación suya y de 
su Nación, pnes juntamente se restauro la Religión Católica en tan gran- 
des Pronincias, la antoridad de la Casa de Austria, y del Imperio Romano. 
Y el otro tercero exercito, qno se formo en Flandes, para oponerse a los 
intentos de Olandeses, en lo qua] se han gastado y van gastando sumas 
muy considerables, respeto de las fuergas con que cargaron los ene- 
migos. 

Y ESTOS gastos que han passado estos años do quatro millones, se han 
de continuar adelante, hasta que del todo cessen las ocasiones, si bien se 
procuran sossegar aquellos mouimientos con toda atención, 

PERO se añade agora el gasto que se ania de tener en Flandes, por aner- 
se acabado la tregua, pues sobre la prouision ordinaria que alli se enobia, 
que es de millón y medio al año, se han de embiar, para desde el mes de 
Abril passado en adelante ciento y veinte mil ducados mas al mes, los 
cien mil para reforjar el exercito, y los veinte para el sustento de vna ar- 
mada de veinte nanios que se han de mantener en aquellas costas. 

Todos estos gastos, que su Magestad hizo, y los que se han de continuar 
(según el presente estado de las cosas) no se han podido ni pueden escu- 
sar, y se deuen tener por bien empleados, pues demás que con esto se 
consigue la paz y quietud de las cosas de Italia, que es de la importancia 
que se dexa considerar, redunda en muy gran beneficio destos Reynos, a 
que su Magestad acudió tanto por el bien de sus vassallos y defensa de 
sus personas y haziendas particulares, cuanto de las propias de su Mages- 
tad, pues teniendo con las armas y a costa de su caudal la guerra tan le- 
xos dellos, y ocupadas las fuerzas de sus enemigos en otras partes, se vi- 
uio y vine en estos Reynos con la tranquilidad y sossiego que sabéis. 

DESPVES que su Magestad, Dios le guarde, sucedió en ellos, ha comen- 
tado su gouiemo con el zelo y desuelo que tenéis entendido, y con entra- 



aficioD y deseo, dequceabeDeticio vuestro las cosas de la paz y de 
rra se eacamiaea con parlicalar acertamiento, surriendo el peso tan 
: de los cuidudoa que el estado en que halló estos Reynos le puede 
', dándole nuestro Señor mas fuerzas de las qne sus tiernos aílos 
1 prometer. Lo cual continuará con el Fnuor diuiao. imitando lo que 
ogenitores de gloriosa memoria hizieron. 

} lo qual ha mandado sa Mag. se os diga y refíera, para que sepáis 
do en que las cosas se hallan, y que los émulos de su grandeza no 
de maquinar contra ella od direrentes partes, y los ¡Dconuenieates 
idrian resultar de do tener las Tuer^ns y facultad que son menester 
:adir a las obligaciones que coma Rey y señor tiene de conservar su 
iad, procurando la defensa de nuestra santa Fe Católica, la obedien- 
la Iglesia Romana, y la guarda y conscrnacioa de sus Reynos: y 
I encaí^ mucbo, qne como tan ñelea y leales vaasallos, y con el 
Tolnntad y cuidado que aa Mag. entiende tenéis a su seruicio, y del 
beneficio publico, y siguiendo el cxemplo y fidelidad con que estos 
s y los subditos y naturales dellos han acostumbrado seruir a los 
s Reyes sus predeccssorcs de gloriosa memoria. Y considerando el 
10 en que las cosas se hallan y lo que es menester ocnrrir a to- 
as, lo miréis y platiquéis, y deis orden, como su Mag. sea seruido 
rrido, aduirtiendo jnntameate a lo que os pareciere conueuiral hien 
ñcio publico destos Reynos, que su Mag. tanto desea y procura, en 
ae por cierto liareis lo que de tan fieles y leales vaasallos se puede 



Lo que el señor don FrartciKO Loptz de Arriaga, Procurador 

de Corles de la ciudad de Burgos, respondió a sn 

Magestad en nombre del Reyno, ei 

lo que se sigue. 

ir, Assegura mas tiempo de possesion dichosa la temprana herencia 
I. y para estos sus Reynos es el mayor consuelo de la perdida an- 
i del Rey nuestro señor, que está en el cielo, pues si comienza he- 
de sus esclarecidas virtudes, que no adelantara la experiencia? Y 
in breues dias vemos logrados prudentes etetos de anciana madn- 
ny prospero se nos promete en largos años. 

locen, señor estos Reynos de V. M. por singular fauor, mandarles 
>1 estado de su Real patrimonio, consumido en gran parte, y justa- 
impeñado en la esaltacioQ de nuestra santa Fe, y conseruacion de 
ue suavemente han gomado, con innidia de los estraños. Siendo V. M. 
, se juntarán estos Canalleros a dar muestras de su antigua fidelí- 
lesde luego ofrecen sus vidas, no ya solamente por el trihoto de 
assallos, sino como en reconocí mieato del beneficio diuino, de auer- 
cedido tal Bey, confiando en nuestro Señor tes dsrá fuerzas para 



- t. 



FELIPE IV ' 151 

acertar a seruir a quien ignalmente aman y rencrencian, y a V. M. para 
eDgrandecer su nombre, y adelantar la gloria de España con heroycas ha- 
zañas, y con la dilatada sucesión de la Rey na nuestra señora, que está es- 
perando el mundo. 

El origrinal impreso en poder del autor. 



Documento núm. 942. 

Consulta del conde-duque al Rey, en 28 de Noviembre de 1621 , 
en materia de Hacienda al principio de su gobierno. ' 

Señor, 

Annque la liberalidad, y maguifícencia son virtudes propias de animo 
Real, y las que son mas necessarías parecen mas naturales á la grandeza 
de los Reyes, que con beneficios ligan en amor y obediencia los corazo- 
nes de los vasallos, pueden llegar á ser viciosas y culpables, no solo por 
exceder el medio, que la prudencia señala á las virtudes morales, sino 
también por no atenderá las circunstancias, y obligaciones del tiempo, en 
que se exercitan. Pe que viene a ser que vn siglo, vna edad, ó un govierno 
pueden los Reyes igualar la mano á la generosidad de su coraron con lle- 
gar á los últimos limites de liberales con justificación, y alal>anza; y en 
otro deben tenerse, y aun estrecharse por no faltar á fines superiores, y 
esto no es menos loable en la maior largeza á los que lo miraren cuerda- 
mente, y midieren con la consideración la calidad de las ocasiones, y las 
fuerzas del animo parecerá que hace mas el Rey, que sabe estrechar el 
suio, y venzerle quando las mercedes se desvian de la razón, y convenen- 
cia pública, que en dejarle correr á derramar beneficios vltra el animo 
Real por propia inclinación, por zelo de gloria, y aplauso humano: y en 
aquello resplandeze el valor y excelencia con lo qual se mortifican en los 
afectos naturales. 

V. M. Señor, es en Reynos, y Señoríos el maior Rey del Mundo comien- 
za á gozarlos en edad floreciente, sucede á vn Padre de natural tan blando 
y generoso y tan fácil á beneficios, que sin ofensa de la veneración debi- 
da á su memoria podemos de^ir, que tuvo rotas las manos en hacerlos: 
bien osare io afirmar que de parte de su animo nada fue culpable, pero el 
estado que dio al Reyno de tan grande empeño de las rentas Reales obli- 
ga necessaríamente á Y. M. á que limite su animo: conozcole grande, y ge- 
neroso, y las esperanzas que da de si no son inferiores á las de sus glorío- 
sos progenitores. Veome mas obligado al servicio de V. M. que otro nin- 
gún vasallo, y me juzgo deudor de proponer á Y. M. lo que pudiere acre- 
ditar su govierno. 

Y si bien deseo á Y. M. amado de sus vasallos, y á todos ellos beneficia- 
dos de su liberalidad, y grandeza, seria grave culpa en mi sino suplicase 



451 DBL PODBA CITIL EN ESPAÑA 

k V. M. qae la detenga en las mercedes, qae hnvieren de salir de sn Real 
hacienda, qae coa la noEicia, qae tenga del estado de ella, do solo pare^ 
jnata esta limitación, pero digna de todo goviemo prudente: mortificacioD 
podra ser para V. M. lo qne propongo, si bien ajeno de la materia de Esta- 
do propria qne suelen scgnir los qae ocupan mi lagar; pero deseo, SeSor, 
qne V. M. precie mas a retarse volnntariaraente á no liacer merced de lo 
que puede por do faltar á lo que debe, qne de conquistar ReÍDOS estraños. 

Los principes y Reyes de Europa son émulos de la grandeza de V. H. y 
se le opponcQ cubiertamente en todas parles; V. M. es el principal apoyo. 
y defensa de la Religión Catholica. A este Gn ha roto la guerra con Olan- 
deses, y con los demás enemigos de la Iglesia, que les asisten, y la prin- 
cipal obligación de V. M. es defenderse, y ofenderlos. El fandamento para 
todo es la hacienda, la del Patrimonio esta vendida, ó empeñada, vito oy 
V. H. d« la qne contríbnien sns vasallos desenlraSandose para esto con 
verdadero amor; mire V. H. si puede disaiparae, ó si lo qne snplico tiene 
dureza, que no se nuda á tanta obligación. 

CooÁdere V. M. Señor tantos, y tan entendidos Reynos como abraza sn 
corona, retare en que todos ó los mas cada uno de por si sasteutarou Hey 
proprio con Hagestad y grandeza para defeoderse, y ofender á sns enemi- 
gos, y V. U. siendo Señor de todos juntos los halla tan empeñados desde 
el maior Asta el menor qne se puede decir, qne solo ha heredado las obli- 
gaciones de cada vno sin la substancia, y fuerzas, que lo conservan. 

La cansa principal de este daño ha sido la poca preservación de la ha- 
cienda pues en algunos délos Reynos antecedentes 11^ n á 9—*. las mer- 
cedes voluntarias que se hicieron de ella. Reparase este año, dudo si sea 
poñble en edades nuestras, qne V. H. goze deel, y se efectué lo qne acon- 
sejo. Bien qnieiera io ver á V. H. en estado que padiera imitar á los Reyes, 
qne mas han venerado los siglos por acciones grandes, y aventajado go- 
vierno, pero como las obras heroicas en los Reyes annque tienen principio 
del animo, y virtud propria no pueden execntarsesin hacienda porque con- 
taste la Hagestad en el poder, mal podemos los qne amamos á T. M. las 
disposiciones necessarias para consegoirlas: ninguna es mas importante, 
qae escasar gastos, y mercedes voluntarias, y maliciosas, qne la grande- 
za se acredita en orden, y la generosidad se desvaneze en el desprecio 
como todas las virtudes en los extremos. 

Y porque el animo Real de V. M. qne naturalmente ha de obrar como 
soio no se congoje con representaciones de estrecheza, ni llegue á sentir 
qae el estado de las cosas ata las manos de V. M. para premiar, y remu- 
nerar á los que le sirven, es bien que V. H. considere, qne como le ha he- 
cho Dios el maior Rey del mundo, le ha hecho también de qae poder bac«r 
malores mercedes que á otro ninguno. 

Dos géneros de personas ha de premiar V. M. y hacerles honrras, y mer- 
cedes: el vno es de los qae ¡úrven bien en la guerra y en la paz, el otro es 



I 

! mas deseo. 



FBLIPE IV 153 

de hombres doctos, y virtuosos, qae con doctrina, y exemplo sirven á la 
Iglesia, y autorizan á estos Reynos. Para estos tiene Y. M. en to<)os ellos 
Prelacias, Dignidades, Prebendas, Gathedras, Beneficios, Pensiones y Offi- 
cios eclesiásticos, y atendiendo mas á los beneméritos, todos quedaraa 
contentos, y se animaran á merezer, y Y. M. gozosa de tener brazo eclesiás- 
tico en su debida estimación y autoridad, Para los seglares tiene Y. M. 
Yirreinatos, Embajadas, Cargos, Goviernos, Offícios de paz, y de guerra, 
hábitos, encomiendas. Pensiones, Hidalguias, Plazas, Audiencias, Conse- 
jos, Asientos de su Casa, Titules Grandados, y otras honrras innumerables 
en qne el animo y grandeza Real pueda espaziarse con gran consuelo de 
Y. M. y particular reconocimiento á Dios, que todo lo ha puesto en sus ma- 
nos procurando serle agradezido en justa, y cabal distribución de tantos 
lúenes, y dando su lugar proporcionado á los méritos, y servicios de cada 
vno: que la igualdad de esta balanza conserva Reyes, y Reynos, y los hace 
pacíficos y bien aventurados. 

Sirvo á Y. M. con amor, y Dios sabe, que mi maior interés mira al acier- 
to, y que quando en esto llegare á ver lograda la merced, qne Y. M. me 
hace y quanto trabajare en servirle, tendré temporalmente el premio que 



En esta verdad puedo fundar con bastante crédito que deseara á todos 
favorezidos, y aumentados de la Real mano de Y. M. pero querría per- 
suadir á muchos de los que pretenden con maior ansia, y formanquejas 
de servicios no premiados, que quando Y. M. los saca de su rincón á vn 
officio, ó cargo, que los sustenta, y autoriza, y acaso los adelanta mucho 
en hacienda, comodidad y reputación con que hacen su casa, y aun su for- 
tuna, y dan su memoria á la posteridad, no debrian mostrarse quejosos, 
ni representar sus mismos interesses por servicios grandes, que como 
Y. M. por su clemencia, y animo generoso ^empre se ha de juzgar deudor 
á los que le sirven bien, y desear premiarlos mas, y mas, porque el ejem- 
plo fiel, y provechoso del talento y partes naturales siempre obra mereci- 
miento en el Corazón Real: assi también los que sirven á Y. M. con la in* 
clioaQion, y reconocimiento debido es justo que piensen que el servirle, y 
emplear en esto quanto son, es su maior honrra, y el agrado y satisfacion 
de Y. M. el premio, á que mas debemos anhelar todos. 

He tocado esto no solo partí insinuar á Y. M. que honrra y premia en lo 
mismo de que obliga, y da por servido, sino para que siempre piensse que 
quiza los que mas saben ostentar servicios no remunerados, y quexar de 
ello, no deben congoxar mucho á Y. M. ni desobligarse tampoco, porque 
el pedir á los Reyes es veneración, y confianza de su grandeza, y la im- 
portunación no mui justificada puede ser exercicio de constancia y mag- 
nanimidad Real, 

Muchos Reyes sabemos que han hecho desperdicio de sus riquezas pró- 
digamente y con tenerlas sobradas no fue sin arrepentimiento suio, y nota 



•I 



45i DEL PODER GIYIL EX ESPAÑA 

tiesa govicrno. Pero geaeralmente losqae han qaerido acreditarse de 
pradentes, y advertidos de sd conservación, y de la reputación de sn 
grandeza con sus vasallos, y con Reyes, y Naciones Extrangeras, han sido 
liberales de lo gracioso, y detenidos en dar sus propias haciendas, porque 
el Patrimonio Real, y los tributos con que sirven los vasallos se deben á la 
cansa publica, y á las obligaciones generales de los Reynos, que en Y. M. 
son mas estrechas, no solo por lo mucho á que debe acudir, sino por aver- 
ie dado Dios tanto gracioso, en que pueda executar su liberalidad y dar 
justa remuneración á sus vasallos. 

Suplico humildemente á Y. M. oyga esta proposición como de Criado, 
que le ama y reverencia, y desea la grandeza y conservación de sus Rey- 
nos y de su nombre con toda fidelidad. 

Se sirva Y. M. de mandar inviolablemente á todos sus Consejos, Tribu- 
nales, y Ministros que de aqni adelante por ninguna causa, ni con pretex- 
to alguno, aunque sea de remuneraciones de servicios, no consulten á Y. M. 
mercedes perpetuas ni temporales, que ayau de salir de la Real hacienda, 
y en las mercedes, cargos, y honras, y ofíicios, que Y. M. puede dar gra- 
ciosamente, tengan su debido lugar, y proporción los servicios, y mereci- 
mientos de los consultados para que assi corra todo, con el orden, calidad, 
y justificación, que Y. M. desea. 

Y porque esta proposición aunque puede fiarse de mi zelo, no lo fio io 
de la cortedad de mi candad, y experiencia, y podría mirada á otra luz no 
ser lo que á mi me pareze, supplico á Y. Sí. la mande remitir á los Minis- 
tros, que fuere servido, y á algunos Theologos para que confiriéndola en 
punto de cousciencia, justificación, conveniencia, y autoridad de la per- 
sona y grandeza de Y. M. digan lo que se les offrece, y pueda Y. M. tomar 
lo que mas convenga al servicio de Dios, y snio. Madrid, en 28 de No- 
viembre. 4624. 

Archivo sreneral de Simancas.— Libro 47 de Yarios para la Beoopilación.— 
Núm. 061. 



Documento núm. 943. 

Convocatoria de Cortes de 13 de Febrero de 1623 para tratar 
del servicio ordinario y extraordinario y otras cosas para 
bien de estos reinos. 

Don Pelipe por la gracia de Dios rey de castilla de león de aragon de las 
dos sicilias de jerusalen de portugal de navarra de granada de toledo de 
valencia de galicia de maliorca de sevilla de cerdeña de córdoba de mur- 
cia, de jaén de los algarves de algecira de Gibraltar de las yslas de cana- 
ria de las yndias orientales y occidentales yslas y tierra firme del mar 




FELIPE IV 'I 55 

océano archiduque de austría duque de fiorgoña de bravaote y de niilan 
conde de Abspurg de flaades de tirol y de barcelona y de vizcaya y de 
molina consejo justicia regidores caballeros oficiales escuderos y hom- 
bres buenos de la muy noble y^ muy mas leal ciadad de burgos cabeza 
de castilla nuestra cámara ya sabéis ó deveis saver comeen las cortes 
que tuvimos y celebramos en esta villa de madrid el año pasado de mil 
y seiscientos y veinte y uno. que se propusieron en veinte y dos de Junio 
y se disolvieron el diez y nueve de noviembre de el se hizo saber á los 
procuradores y villas que en nombre de estos nuestros reinos vinieron y 
se hallaron en ellas el estado que las cosas de la cristiandad y las otras 
mas particulares y de estos reinos estados y señoríos tenian y lo que des- 
pués de las cortes que el Rey mi padre y señor que santa gloria aya tuvo 
y jcelebro en esta villa el año de nül y seiscientos diez y siete que se pro- 
pusieron en nueve de hebrero de el y se disolvieron en veintiocho de 
marzo de seiscientos y veinte havia sucedido y el que tenia nuestra ha- 
zienda y patrimonio real siendo estetan apretado como se signifíco can- 
sado dé las grandes y forzosas ocasiones de gastos ynescu sables y tam- 
bién se represento el cuidado que su Magostad tuva de la defensa y si- 
gnrídad de los Reynos y de los subditos y naturales de ellos en la tierra 
y en la mar puertos fuerzas presidios y guarniciones y que habla hecho 
todo lo que le havia sido posible para que asi ellos como todos los demás 
que vuestro señor habia sido servido de encargarle gozasen de toda paz 
quietud y tranquilidad juntando en la tierra y en la mar gruesos exerci- 
tos y armadas procurando la defensa y ensalzamiento de nuestra santa 
fee católica y la obediencia de la yglesia Romana con que se hablan con- 
seguido muchos y muy felices subcesos en diferentes partes y que des- 
pués que yo habia sucedido en estos reinos habia comenzado su govierno 
con celo y desvelo que se tenia entendido y con entrañable afícion y de- 
seo de que benefício suyo las cosas de la paz y de la guerra se encamina- 
sen con particular acertamiento sufriendo el peso tan grande de los cui- 
dados en que el estado los halle podia causar dándome nuestro señor 
Olas fuerzas de las que mis años podian prometer lo cual continuarla con 
su favor ymitando lo que nuestros progenitores de gloriosa memoria hi- 
cieron en reconocimiento de lo cual estos reinos continuando su antiguo 
amor y fídelidad y para ayuda y socorro de los dichos gastos me otor- 
garon el Servicio ordinario y estraordinario del trienio que comenzó a 
correr en principios del año de mili y seiscientos y veinte y uno y. se 
cumplirá en fin de este de mili y seiscientos y veinte y tres y en las di- 
chas cortes se ordenaron otras cosas importantes al 'bien y beneficio pu- 
blico de estos reinos y de los subditos y naturales de ellos y por que la 
concesión del dicho servicio cumple tan presto y demás de esto conviene 
a la paz y quietud de estos reynos que se hace de proveer y ordenar al- 
gunas cosas- hemos acordado de tener y celebrar cortes generales de estos 



1 



456 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

dichos reinos para que enteadais muy en particular lo que después acá 
se ha offrecido y el estado en que las cosas se hallan y para ver tratar 
conferir y pratiear todo lo que conviene proveer y ordenar para bien y 
beneficio publico y que seamos servido y socorrido para ayuda de nues- 
tros forzosos gastos y necesidades como lo esperamos de tan buenos y 
leales basallos y subditos con el dicho servicio ordinario y extraordina^ 
rio y para que si se ofreciere algo que advertir cerca de la resolución en 
veinticinco de Octubre de seiscientos y veinte y dos os escñbi que había 
tomado para reparo de los reinos y alivio de mis vasallos con acuerdo de 
los Presidentes y otros ministros de mis consistorios y de otras personas 
graves y de satisfacción en la fundación de los horarios y en el sustento 
de treinta mil hombres de guerra se pueda hacer Por ende por esta nues- 
tra carta os mandamos que luego como os fuere notificada juntos en 
vuestro cabildo y ayuntamiento según que lo tenéis de uso y costumbre 
elixais vuestros procuradores de cortes en quien concurran las calidades 
que deben tener conforme á las leyes de estos reinos que cerca de esto 
disponen y les deis y otorguéis vuestro poder bastante para que se ha- 
llen presentes ante nos en la villa de madrid para diez y ocho dias del 
mes de marzo de este año á tratar de la concesión del dicho servicio or- 
dinario y extraordinario y entender pratiear consentir otorgar y concluir 
por cortes en nombre dé esta ciudad y de estos reynos todo lo que en es- 
tas dichas cortes demás de esto pareciere y resolviere y acordare.conve- 
nlr con apercibimiento que os hacemos que si para el dicho año no se ha- 
llaren presentes los dichos procuradores ó hallándose no tubieren el di- 
cho poder vuestro bastante con los otros procuradores de estos reynos 
que para las dichas cortes mandamos llamar y binieren á ellas mandare^ 
mos concluir y ordenar todo lo que se hubiere y debiere hacer y enten- 
diéremos que conviene al servicio de Dios nuestro señor y bien de estos 
reinos y de como esta carta os fuere notificada mandamos aquel para es- 
cribano publico que para ello fuere llamado que de al que os la mostrare 
testimonio signado en manera que haga fe dada en madrid á trece de he- 
brero de mili y seiscientos y veinte y tres años«=yo el rey«=yo pedro de 
coutreras secretario del rey nuestro señor la fice escrebir por su man- 
dado. 

ArohÍYo mnnioipal de Burgros.— Legajo 2/*, atado 1.°, núm. 47. 



Documento núm. 944. 

Proposición leída al reino en 6 de Abril de 1623. 

Honrrados cavalleros Procuradores de estos Reinos que aqui estáis jun- 
tos Por las cartas combocatorías que se embiaron a las Ciudades y Villa 
culos Poderes tenéis habréis entendido el efeto Para que el Rei nro. Señor 



r 



FELIPE IV 457 

08 a mandado juntar y a querido tener y celebrar eortos y Para que mas 
PiBürticularmente lo entendáis y Podáis mexor tratar conferir y praticar lo 
que a su serTÍcio bien y beneficio destos Heinos conbiene ha mandado 
su Mag.d se os diga lo que aqui oiréis. 

La obligación en que dios se sirvió de Poner á su Mag.d con la sucesión 
destos Reinos y el efeto natural con que los ama le ha tenido siempre tan 
atento y peloso de su conservación y aumento quanto an mostrado las 
ocasiones y efectos de su govierno en Paz y guerra porque nuestra reli- 
gión Xptiana y sania fee católica y la ovediencia a la santa sede a Postdi- 
ca Por la misericordia y bondad divina esta no solo conservada y mante- 
nida en ellos sino en otros aviendo dado testimonio delio en los medios y 
diligencias que para esto se an interpuesto de la verdad y Purera con que 
se profesa en los corazones y que se reconoce y mira por primera causa 
de su obligación y que a su exaltación y defensa están vinculadas asi la 
dignidad persona y hazienda R.l como las de sus vasallos con que se an 
podido hender diversos y fuertes accidentes y conservar la monarchia de 
la peste y desdicha que tiene dañadas algunas partes déla Xptiandad. 

La justicia que en segundo lugar es el Principal fundamento en que es- 
tnba el ser sustancia y conservación de las monarchias y que por esto 
esta vnida y incorporada en la dignidad Real con Precisa e indis Pensable 
obligación Por la misma misericordia y bondad divina se ha administrado 
y administra con autoridad rectitud y igualdad sin distinción de Perso- 
nas ni materias conceto y lii>ertad de todos respectos— y con seguro deseo 
de acertar en la ele^ion de todo genero de ministros disponiendo y ase- 
gurando la Purera divina en ellos. Procurando y aun aviendolo consegui- 
do que asi en el elegirlos como en el Yso y exercicio de sus oficios no se de- 
ge lugar a otra consideración ni afeto que al servicio de dios y bien de la 
causa pnblica a que se ordenan de que a resultado y se va esperimentan- 
do. La ajustada distribución de los ministerios que causa tanto consuelo a 
los subditos quanto motivo y animo deque todos se disPongan a merecer 
y travajar— y con esto aya muchos buenos en la república y se averguen- 
Cen y destierren los malos y se alagen los caminos y inteligencias con 
que se esfuerzan con rriesgo de la causa publica a pretender y esperar lo 
que no se les deve que no es el menos importante efeto del govierno. 

En todos estos Reinos se go^a a dios gracias de seguridad y quietud sin 
turbación ni confusión con igualdad sin diferencia de estados y Personas 
sin que por autoridad y mano Propia se obre en beneficio de vnos y en 
Perjuicio de otros sin que el favor dignidad Poder o diferencia de estados 
cause bejacion ni biolencia ni se ocasionen los inconbinientes que en esta 
l^rte se suelen esperimentar.— Antes ajustado cada vno al sino se bive en 
conformidad y concordia la justicia esta respetada y las leyes se an «en- 
ervado y conservan en su autoridad y virtud. 

Y Porque los tiempos y otros accidentes y causas Particulares a que es- 



ISS DBL PODBR CIVIL BN BSPA.NJt 

ta sngeto el gobierao como (odas las denias cosas avian trocado alganaa 
de las qae estavan dispuestas Para el de ^te Reytto con ofensa y menos- 
cavo de la Población del comercio de la sustancia y descanso de los-yasa- 
Uos de la bnena dis Posición y estado Político en que deve estar vna re- 
publica y su mag.d desea que esta des Pnes de aver mandado conferir y 
deliverar sobre todo a los Presidentes y algunos miaiatros graves de sus 
consejos y otras Personas de satisfacion y asistido a la conferencia y Re- 
solución se a servida do mandar Promulgar los capitulos de reformación 
<)ue aveis visto y del ^elo y consideración con que se a hecho y de su ob- 
servancia y execucioD a que lia acudido con el exemplo de sn persona y 
coa In reformadon de su casa se Puede esperar que se a de sentir anmea- 
to en la gente y en las haciendas reparo en el comercio camino y ocasión 
Para la comodidad de la gente Pobre y para el remedio de sos ne^sídades 
disposición a la mejor administración y mas seguros efetos de la jnstícia 
y linalD>enl« decencia y buena dis Posición a la vida Política. 

La malhería de mer;«des (|ue goveruaba en devida Proporción es virtud 
propia y nativa en los Reyes y parte principal y precisa del govierno y 
qoe sacada de sn natnrale^.a le tarva y destruye sea reducido a estado se- 
(«nro y combiniente Para qne se consigan los efectos de lo Primero y se 
aseguren los daños de lo segando tan ajustado á ta dis Posición en que 
están el patrimonio Real y el Reino y a las graves y urgentes obligaciones 
y necesidades Pablicas qne no solo sea cerrada totalmente la puerta a lo 
superfino iescnsable y puesto limite a mucho de lo qne en otro tiempo se 
miro ooino preciso sino procurando disponer y usar de medios que no lo- 
quen en la hacienda Real para lo inéscusable como lo es lo qne mira a pre- 
mio y remuneración de servicios que se considera y es vna de las Princi- 
pales Partes de la causa Publica a qne ni se puede ni combiene faltar. 

A este cuidado conque sea velado y a tenido el buen estado ynterior 
deste Reino en lo general y Particular a correspondido el de su defensa en 
lo exterior no solo respeto de los accidentes que la pudieran turl)ar en sus 
mismas puertas sino Previniendo y atajando todos los que se an ofrecido 
y amena<^do en diversas Partes de la monarquía acudiendo como a causa 
y beueñcio deste Reino Pues Por ser el coraron que esta dando bida a toda 
olla qnalqnier menos cavo y daño que en alguna Provincia Particular saje- 
diera se devia justamente considerar Por propio suyo Pues del qne Padece 
qnalquier miembro pone a peligro el coraron y asi es no meoor benericio 
sino el prevenirle y atajarle que del mismo miembro que le está padó- 
ciendo. En esta conformidad au estado los Puertos fuerzas Presidios y 
guarniciones Proveídas de la gente artillería y municiones necesarias 
l'articulannento las de áfrica y se an conservado las de alarachc y la ina- 
morra que tan necesarias son Para la navegación y comercio destos Rei- 
nos y se continua y esta muy adelantada la fabrica del muelle de gibral- 
tar qne lo a de asegurar todo. 



FELIPE IV 4S9 

Las Guardas y geate de guerra se an sustentado y entretenido.— Las 
galeras que au andado en lebante an resistido a los infieles con los buenos 
efetos que es notorio y se an detenido los acontecimientoj» que el turco 
enemigo común solia hager en las costas de Italia y a asegurado el cuidado 
que davan á la Xptiandad. 

En el mar oc^eano ha havido la mesma defensa con que se an asegurado 
las flotas que aa ydoy venido de las indias siendo asi que> sido mayor que 
nanea la multitud de cosarios y piratas Particularmente de argel Por ser 
fomentados de enemigos desta corona en que se a gastado y gasta mucho 
thesoro. 

El ano de veinte y uno la armada del mar occeano que tubo setenta mili 
ducados de consignación y se formo de veinte y un galeones y cuatro mili 
hombres de mar y guerra hi^o buenos efetos. Porque en el mes de maio 
fae socorrida la fuerga y Puerto de la mamerra que estubo sitiada Por mar 
y tierra de moros y olandeses en el de Junio higo escolta a la flota que 
partió Para nueva españa en el de agosto asistiendo en el estrecho de gi- 
braltar Pelearon nueve navios con veinte y cuatro de olandeses que benian 
de lebante y se tomaron y echaron a fondo siete y los demás fueron muy 
destrocados después sallo la armada a recibir la flota de nueba españa i la 
higo escolta hasta dejarla en salvamento y asistió en el estrecho y tomo 
trece navios de turcos con sus presas y finalmente aseguro los galeones de 
Li Plata y flota de tierra firme y des Pues continuo la navegación limpiando 
las'costas. 

El año pasado de seiscientos y veinte y dos salieron las armadas del mar 
ocgeano y de la guarda del estrecho con ochenta navios y mas de doce mili 
hombres de mar y guerra con culos efectos blnieron seguras las flotas de 
naeva españa« Las costas lo an estado vna tropa de navios enemigos fue 
derecha en el estrecho y la armada del mar ocgeano navego corriendo y 
limpiando las costas y fue al canal de Inglaterra con que se diuertieron di- 
ferentes intentos del enemigo y últimamente el mes de hebrero Pasado 
salió vna escuadra de ocho galeones que anda limpiando la costa y asegu- . 
raudo el comercio A los setentrionales que pasan a las indias orientales y 
occidentales se les ha resistido con la fuerga Posible Particularmente en 
las islas filipinas y en las demás del archipiélago de san Lagaro para cuio 
efeto se an embiado gruesos socorros que pasan en cada vn año de seis- 
cientos mili ducados sin Provecho temporal de aquellas partes Pero con 
mucho fruto de la fee Pues se conserva la mucha xptiandad que ay en 
ellas— el mar del sur con vna armada continua i costosa ha tenido defendi- 
das y aa Paradas las costas de tierra firme y nueva españa de las invasio- 
nes de enemigos que tanto Perjuicio y desconsuelo causan en aquellas 
Partes, las cosas de Italia se han procurado y procuran asentar i la buena 
correspondencia de los reyes y Principes de Europa en aa mentó i exalta- 
ción de la religión Xptiana y maior autoridad i respeto de la sede a Posto- 



^, ptmm e^^ ^ bspana 

rf4im ' -^^ «salios con no pequeño gasto Pnes ya 

t' ' . jriaiuíi »> se oyen los martirios inPersecuciones 

• ' ' ^ ^^f, ,,...^]i ao* molestados Por la Paga de las penas de 

•^•" ' ' . ^ ¿».ís jites los pasan en paz y sosiego. 

' ' *^ '^' . y r -«^ " ilemania an sido estos dos años como de maior 

' ^ ' ,..,. ií vf^awa T efetos también de mayor gasto Pues fue for- 

'^' !*,, - f4* «•'"'*^ nanos de guerra que an puesto en respeto Ids olan- 

tii^Mí otts&toido algunas Vitorias. 

< .«^uo vio veinte y dos estuvo el exer^ito de flandes con tanto 

•^ -wiji'e A Jei enemigo que no le dejo mover del puesto que vna vez 

«.«^ Hieuuo asi que saDo mas poderoso que nunca con animo y esperanza 

^1) lav*?*" íU^wídes empresas y entre tanto otro ejercito de su Mag.d sitio la 

./iU4Íad de Juliers pla^a fuerte cávela de vn grande estado que la ocupa- 

rou los enemigos y fortificaron muctio Por impedir con esto a nuestros 

cxeivitos la entrada en olauda y tener lejos la guerra i Perdón de dos de ' 

lo$ reveldes tenian mucha comunicación i hacian entradas en diversas 

partes de alemania y se gano con reputación de las armas de esta corona 

con servicio de la religión católica que se introdujo en aquella ciudad i 

estado donde no lo estava con alivio y descanso de los pueblos de su 

mag.d en aquella comarca i con desaliento i maior aprieto de los enemigos 

y mas brevedad de sos limites. 

Por la misma cansa fortificaron un sitio que se llama Papa mnz muy a 
la Heal en nna isla del Rin junto a la villa de Bona con menos Precio del 
Elector de colonia i también se gano el dicho fuerte el año Pasado de vein- 
te y dos con ñn de desembarazarla entrada en Olanda y meter alli la guer- 
ra qoe es lo que se a juzgado por más conbiniente Para acavar con ellos. 
Asi mismo se gano al Propio tiempo en la provincia de flandes el fuerte 
de Maoiicio con el mismo fin y para los mismos efetos i Por la otra parte 
te ban tomando lugares Por tener donde ha^er pie en los Paises. 

Para asegurar el pais de ñandes quando se rompió la guerra se hicieron 
eo frente de la Isla de carante tres fuertes Reales conque al enemigo se 
pono freno Para no poder correr aquel pais como lo ha^ia i se le quitaron 
much^n y cuantiosas contribuciones i a la defensa i continuación desta 
obra qoe duro mucho tiempo y a las beras conque el enemigo Procuro es- 
U/rrar la asistió vn grueso exercito de suerte que en flandes desde que se 
rompió con olandcses que fue casi a vn tiempo que lo de alemania demás 
de las gnarnlciones que asi en las Plagas se formaron tres exercitos vno 
f';»ra ganar Plagas otro Para oponerse al enemigo otro Para asegurar el Pais 
i Para todo pasan de setenta mili hombres los que se an sustentado. 

VA afio de veinte y dos se puso sitio a bergas Plaga muy fuerte del ene- 
migo i aaoqae no so gano respeto de los muchos acgidentes que se ofre- 
r^t^oo perdió en los encuentros mucho numero de gente i finalmente se 
p^no U tilla do Oooch i otras Plagas en el pais de la marca. 



I 



FELIPB IV 464 

Con la armada de Galeones que se sustentan en flandes se an tomado a 
olaodeses desde que se rompió la guerra muchos navios de merchantes i 
echado a fondo otros y peleado con los suyos de guerra con gran repu- 
tación. 

Avnqne con la Vatalla de Praga en que intervinieron las fuerzas de su 
Mag.d quedo el Reyno de Boemia y otros estados del emperador libres de 
tiranos todavía restaron tales reliquias que ha sido forzoso gastar mucho 
Para arrancar de Raíz los hereges y reveldes Pues de otra manera no de- 
xaran de brotar con gran daño de los católicos y lo que se a conseguido 
mas importante a sido el entero y total sosiego del Reino de Vngria y la 
obediencia al emperador de Vn poderoso contrario y su maior o Puesto 
desde el principio de la Revelion con que a quedado señor i obedecido de 
las siete Provincias Patrimoniales de la casa de austría i echar de la mo- 
ravia todos los hereges anabaptistas y quitar de Praga dos iglesias de Pro- 
testantes y Poner en estado floreciente la religión católica i los estados de 
su Mag.d seguros del peligro que podian correr no aviendose conseguido 
otros efetos. 

Sugetose el grande estado del Palatino i con esto quedo lugar a la libre 
profesión i exerciQio de la religión católica cosa que no se ha visto en mu- 
chos años i aviendo sido preciso bol ver a flandes contra los reveldes se 
dejo otro exercito Para la conservación de aquello. Impacientes los ene- 
migos de la reputación con que estavan las armas de su mag.d en medio 
de alemania acometieron con grande esfuerzo y con Yn poderoso exercito 
al que tenia a su cargo don gon^alo de Cordova y por la misericordia de 
dios fueron rotos y deshechos con perdida de mucha gente y del bagage 
y artillería sacándose deste suceso esperiengia de lo mucho que cómbenla 
que demás del exercito de flandes se sustentase otro en el Palatinato y 
confirmóse con que avieiido formado otro exercito mas poderoso teniendo 
consigo al conde Palatino que asta entonces andava en cubierto y dester- 
rado y aviendose llegado a batalla fue dios servido que la perdiese con no 
Pequeño daño y finalmente aviendo intentado lo mismo tercera vez reco- 
nociendo Por imbengibles las armas de su Mag.d acordaron dé dexar la 
tierra y entrarse en franela — bolvieron des Pues su exercito a flandes Con 
intento de ocupar algún Puerto en medio de los estados Pero por seguirles 
el de su Mag.d no lo Pudieron conseguir antes aviendo llegado a Vatalla se 
buvierou de retirar a Olanda con grande Perdida quedando Alemania en 
quietud y sosiego y los Principes católicos arzobispos obispos con reco- 
nocimiento de que se deven estos efetos a las armas católicas y todos per- 
suadidos de la vtilidad seguridad y combenencias que an resultado en es- 
tos Reinos y estados donde o huvieran cargado los enemigos con toda 
fuerza o si los sucesos no hubieran sido tan buenos cobraran dis Posición 
e mayor ofensa nuestra. 

En la Bartolina que es Vna tierra que tiene mas de sesenta leguas de 

Tomo VI 44 



16Í DBL PODER CIVIL BN ESFAN* 

largo y que conserva mas de ochenta mili cathoUcos y siete iglesias cole- 
giales coioa superiores son los griaones aviendose procurado qne sedéen- 
se libre la profesión y exerci^io de la Eletlgion catholica coaforme a las ca 
Pitulaciones que hay eu esta ra^oa no hallando otro medio Para coDse- 
gojrlo tomaron tas armas y Por ser ellos católicos y la causa tan jnsta y 
aqnclla tierra el antemural de Italia y en particular del estado de milan 
no bj podido su Mag.d cscusarse de acudir a su defensa y concurrir coa el 
amparo que !e suplicaron fue necesario formar Para esto exercito y usar 
de las armas para resistir la violeocia y maquina de ios liereges Porque 
no solo los grisones sino otros émulos de la filicidad de au Uag.i y de la 
gloria que se les seguía de obra tan justa han Procurado y Procuran dar 
siniestras ínter pretai;iones a su animo catholico pioy sincero fundándolas 
en solos sus intereses i tomándolas Por ocasión de tratar Publica y secre- 
tamente de hacer contradiciones y o Posiciones en diversas partes conmo- 
viendo en su ayuda los ánimos de jnuclios lo qual a obligado a tener como 
oy se tiene Vn exercito en pie Para su defensa y Para mantener la paz de 
italia de que pende la de toda la xptiandad y mientras se toma asiento en 
ello del qual se ba tratando a sido y es fuerfja sustentar en milan la gente 
de guerra extraordinaria. 

Haver mantenido los exercitos Referidos con tanto numero de gento y 
tan excesiva costa y la noticia qne podiau tener del estado del Patrimonio 
Real tenia animados los enemigos de esta corona juzgando Por caso mui 
diñcnitoso que Pudiere aver sustancia Para las provisiones de este año y 
por imposible el Poderlas aseotar i a la verdad do con poco (nndamentu 
Por estar las rentas ordinarias consumidas del todo y las extraordinarias 
consiuadas por tan largo tiempo que con ra^on se podia y devia tener Por 
caso descontiádo maiormeute dilatándose tanto la venida de los galeones 
i Ilota de la carrera de las indias que se llego a perder la esperanza de que 
biniesen este año con que seestrectio yaflijioel comerciólos hombres de 
negocios se apuraron el rei^o se desconsoló y las materias universales de 
estado se pusieron en tan grande descrédito i quiebra de reputación con 
tanto animo y esperanza de mojorarsc los enemigas que se bino a consi- 
derar este Por maior daño que el mismo que se estava padeciendo en el a 
Prieto y en lo mas fuerte y riguroso del fue dios servido de abrir cami- 
nos Para hacer el asiento que saveis grande en la cantidad conviniente i 
de crédito en las calidades con que demás de averse restaurado el que se 
iba perdiendo con admiración y desmato de los enemigos que tan alenta- 
dos ostavan se prehloo el grave accidente que des Pues se entendió aver 
Padecido los galeones de la Plata y se aseguraron de antemano los Perjui- 
ciosque del pudieran resultar si se hubiera entendido o se esperara Pues 
fuera caso imposible poder asegurar las Provisiones de este año y con 
esto ni la dereosa de la monarquía y oÍ lo están sin que esta desgracia les 
liaya turbado en la sustancia ni en el tiempo ni en otra circunstancia. 



PBLIPE ir ' 11(3 

; es preciso que sea y aa de seguir segao 
lian sido y seraa ioescusables Pues demaB 
[ue t3Dt() importa se coosiguo la vniversal 
)s ea general y particalar por que teuiea- 
is las fuerzas de los enemigos en diversas 
.nquiliddd i sosiego qae se vee. 
osas reíeridas y a su dispusicion y efeto se 
asistido su Mag.d Persooal mente sía faltar 
do COCHO están presentes y vivas las mathe- 
ra de cada Proviacia ea loa consejos donde 
ue las esta actuando el Principe y que li^s 
soD los consejos miembros de la cávela y 
I no ha heclio ausencia de su corte antes 
litica que suele obligar a discurrir Por las 
as asi por saver el estado que tienen como 
I vasallos la vista de su nuevo Principe y 
into que so acostumbra a estado siempre 
u Presencia ea todo eo Pleaado el tiempo 

gelo que se a visto en el despacho y reso- 
audo linrtar algún rato Para los exercicios 
I que de mayor dís Posición i fruto Pueden 
ío exeraplo los subditos despierten eu el 
íes que cada vno tuviere en el sayo i con 
ica se poDga en el que tanto coubiene y 
in prÍDcipal vastara á cumplir con los ofi- 
larado el Rey Pues comnoica mas bida y 
nserva su lugar natural Pero también le a 
13 gastos grandes que las jornadas traen 
odidad de los vasallos y de sus cosechas y 
ido dis Poner las cosas de los Reinos de 

precisas de manera que se a podido sus- 
casion el yr a hacer el juraipento que se 

3yno y de sns basaltos respeto de la gente 
abrica de las arles y del comercio ha te- 
ado. Por ser no menos a Prelado y Por el 
n a que ha Í>en¡do siendo lo que mas au- 
le que este Por ser el principal fundamento 
ledios Para la conservación de toda la mo- 
obligaciones Publicas y ha sido tanto ma- 
dificultoso el remedio Por proceder los da- 
i tienen con PUcaclon Por lo qual recono- 
conrerír y tentar diversos medios y cami- 



464 DEL PODBR CIVIL EN ESPAÑA 

nos y que vaos se llamasen a otros aunqae se originasen de diferentes 
mat herías y que se entablasen dispusiesen y efectuasen con vna censura 
a vn mismo tiempo y por vna mano Porque de otra suerte se encontrarían 
destruyéndose los vnos á los otros imposivilitando los remedios mando 
formar una Junta de los Presidentes y otros ministros de sus consejos y 
Personas graves é de satisfacion de cuia esperíencia justificación y gelo al 
servicio de dios y snio y vien de este reino Pudo justamente fíar como el 
conocimiento y ponderación del estado de las cosas tambiep el remedio 
y haviendo visto los papeles que dieron Personas de inteligencia y satis- 
facion y las advertencias que por su mandado imbiaron las ciudades y 
villa de boto en cortes y asi lo vniversal del Reino como del estado Par- 
ticular de cada Provincia y considerado la complicación de males que la 
noonarquia Padece y que corriendo las cosas Por el camino que hasta 
aqui avia de continuarse y aun ser maior la declinación que se a comen- 
tado a sentir y que no acndiendose a esta Primera causa importaría poco 
Prevenir Por vna vez desaogo al aprieto de las necesidades Publicas y que 
por estas consideraciones hera necesario topar con remedio que lo com- 
prehendiese todo des Pues de aver con asistencia de su R.l Persona deli- 
verado en largas conferencias con la consideración y cuidado que la gra- 
vedad de la matheria requiere se resolvió que en ninguno concurrían ni 
podian concurrir las calidades rreferidas sino en el de los heraríos y 
montes de piedad Por muchas y concluientes rabones que con demostra- 
ción combencen que es el único que puede aver Para Rey y Reino y en 
el qual solo se pueden salvar juntos y en esta conformidad esta acordado 
que se entablen funden constituían en las Partes y con las calidades con- 
diciones leyes y ordenancas que están dispuestas y asi mesmo que se en- 
table Vn medio con que se asegure el tener esta corona treinta mili solda- 
dos Perpetuos y efetivos y que para la defensa de la mar se formen es- 
quadras de navios Por provincias como se os aviso en carta de Vltimo de 
Octubre Pasado. 

Y aunque de la consideración y celo con que se a atendido al mayor 
agierto se Pueden y deven es Perar buenos efetos Je lo acordado Particu- 
larmente aviendo Procurado que para el sustento y conservación de lo 
vno y otro no se llegue á la hacienda de los Particulares y que la execu- 
cion sea sin molestia bexacion ni costa todavía Por que el intento y bo- 
luntad de su Mag.d siempre a sido y sera el topar con lo mexor y que 
solo se aga lo que en la sustancia y en el modo pudiere ser mas encami- 
nado a conseguir los fines que se desean ha sido servido que también 
confiráis y tratéis sobrello no solo Para que si en la execncion de lo que 
esta resuelto y en los medios y calidades con que esta dis Puesto se ofre- 
cieren incombinientes respeto del estado que tubieren las cosas del qual 
se os dará noticia se reparen y ajusten sino también Para que si respeto 
de lo Príncipal se descubrieren o se os ofrecieren algunos otros medios 






FELIPE IV 165 

< 

ygaalmente ca Paces de los fínes qae se procaran y demás ciertas combe- 
nencias y con menores iocombinientcs se abracen y efetaen Porque como 
queda dho. el intento y deseo de su Mag.d solo es ver el Reyno y basaltos 
libres del aprieto en que están y con descanso y seguridad en lo Porvenir 
y asi es cierto que le parecieran. mexores aquellos medios que con maior 
gertega aseguren estos efectos. 

Conforme a todo lo referido os aveis juntado a tratar la causa del es- 
tado y dignidad R.1 La Universal de la monarquía y deste Reino y la Par- 
ticular de cada vasallo causa toda tan vaa que ni se puede dividir ni con- 
siderar sino junta Pues no acudiendose a toda y a cada Parte a Yn tiempo 
y con vna intención nicesaria al aprieto en que esta ni la pena y cuidado 
que con tanta ragon causa igual en su Mag.d al amor que la tiene y al 
efetuoso deseo con que vive de su reparo. 

Obligados estáis Por su Mag.d y Por ella tratar la Por tan de dios y bues- 
tra como es Poniendo la mira libre de todos respetos eu des Poner los me- 
dios Para que se consiga y aiudar de la Vra. Parte en quanto fuere necesa- 
rio asi os lo encarga Vra. Mag.d y asi lo espera de buestro amor y fídeli- 
dad a su servicio Pues siendo tan natural en tan leales y fíeles vasallos 
quanto muestra la larga y continua esperiencia de todos casos y ooasiones 
con que estáis tan acreditados con mas ragon se a de mostrar en esta con 
nuevas y maiores demostraciones Por ser la maior de quantas se an ofre- 
cido ni pueden ofrecerse Pues nunca an llegado las cosas al estado que 
oy tienen y por no de verse menos al amor gelo y cuidado con que su 
Mag.d a vivido y esta de todo vro. bien. 

A cavada de leer la dha. proposición los Procuradores de la ciudad 
de burgos y los de la ciudad de Toledo .se lebantaron em pie y a la par y 
comenzaron a querer responder á su Mag.d empegando ablar Primero los 
de Toledo y su Mag.d los mando callar y dixo toledo ara lo que yo manda- 
re able burgos con lo qual los Procuradores de Toledo Pidieron Por testi- 
monio el mandato de su Mag.d y los de burgos asimismo le pidieron y 
su Mag.d mando a nos los deps. Rapbael cornejo y jnan de palma que se 
les diese y con esto don Juan fernandez de Castro estando el y los demás 
Procuradores em pie y sin gorras respondió en nombre del Reino a la dha. 
proposición lo siguiente 

Señor 



V. Mag.d A sido servido de confirmar Al mundo las justas esperanzas 
con que vive de su Real animo y catholico celo manifestándole los altos 
y graves fínes donde encamina a' sus acQioucs llenas de singular amor y 
clemencia y en orden todas al alivio de sus vasallos des empeño de su 
Real Patrimonio conservación desta monarquía y consequentemente au- 
mento de mayores estados y defensa de la religión y fee catholica A obe- 
decer señor a V. Mag.d cont'muando su entrañable amor y antigua tideli- 



466 DEL PODEII CIVIL US KSPAnA 

dad se lina juntado estos cavalleros y concediéndoles V. Mag.d licengia 
trataran como paeda ser mejor servido y desde luego ofrecen sus bidas 
en reconocimiento de alguna Parte de sus obligaciones pidiendo á dios 
nuestro señor asista en Y. Mag.d Pura que se consigan sus generosos y 
catholicos intentbs con larga y dichosa vida y de la Reina nuestra señora 
y con tan dilatada sucesión como la Xptiandad desea. 

A cavado que uvo el dicho don Juan fernandez de castro de res Ponder 
a la d ha. proposición su Mag.d dijo al Reino yo os agradezco lo que me 
aveis dho. y la voluntad que mostráis a mi servicio que es la mesma que 
tenia entendida de bosotros y de la fídelidad con que estos Reinos me 
sirven y espero lo aréis aora como lo Piden las ocasiones y tratareis del 
remedio y socorro de mis necesidades y de las del servicio de dios y bien 
destos Reinos con brevedad y efeto juntaros eis con el Presidente y asis- 
tentes todas las beces que fuere menester a tratar en particular desto y 
de lo demás que combiniere nado que en todo aréis como tan buenos va- 
sallos que yo doi Para ello li^en^ia— Con lo qual su Mag.d se lebanto de 
su silla y se entró en su aposento acompañándole los dichos Señores Pre- 
sidente y asistentes y grandes y señores y los alcaldes de Corte y los di- 
chos Procuradores de la ciudad de toledo yendo en el mesmo lugar que 
llebaron quando acompañaron a su M.d Y hasta su posada en la mesma 
orden que binieren quedándose el Reino á la puerta sin se apear apeán- 
dose coa su Mag.d Y los dhos. señores asistentes y nos Raphael cornejo 
y Juan de palma acompañándole hasta su aposento con lo qual se acavo 
el acto deste dia.-= Raphael cornejo.^rubrica. 

Archivo del Conflrreso de los diputados.— Códices de las Cortes de Castilla. 



Documento nóm. 945. 

Carta Real de 26 de Setiembre de 1623 á la ciudad de Burgas,, 
para que alce á sus procuradores de Cortes el juramento y 
pleito homeiuge. 

El Rey = Concejo justicia Regidores Caballeros escuderos officiales y 
hombres buenos de la muy noble y muy mas leal ciudad de burgos Ca- 
beza de Castilla mi Cámara ya sabéis como por mi mandado cnbiasteis. 
ante mi por vuestros Procuradores de Cortes para las que se están cele- 
brando á Don Juan Fernandez de Castro y Don Alonso de Castro á quien 
distes vuestro poder para servirme y para lo demás tocante á las dichas 
Cortes y aunque bastante para ello he entendido que les tomastes Jura^ 
mentó y pleito omenaje de no conceder cosa alguna sin tener orden vues- 
tra lo qual es contra la libertad que deben tener para haber é otorgar lo 
que hieren conbenir á mi servicio y bien destos Rey nos y ocasión dé di- 




PRMPR IV 167 

iacion en las dichas Cortes y aunque justamente pudiera no haberlos á^x- 
mitido por no traer en efecto poder bastante pues por el dicho juramento 
y peleito omcnaje se les limita el que le distes toda bia os lo he querido ha- 
visar y encargaros que luego en Recibiendo esta alcéis á los dichos pro- 
curadores qualqoier Jura mentó y pleito omenaje que cerca desto les ayais 
tomado y les embieis orden para que sin embargo del hagan lo que vieren 
que conviene á mi servicio y bien destos Reynos con la libertad y bolnt]- 
tad que los demás procuradores dellos como de vosotros confío ó alo me- 
nos para que me otorguen el servicio ordinario que se acostumbra que en 
ello me tendré de vosotros por servido de Madrid á 36 de Setiembre de 
4623.=yo El Rey.=por mandado del Rey nuestro señor=Pedro de Con- 
treras. 

Archivo municipal de Bursros — Legajo 3.**, atado 10, núm. 36. 



Documentos números 946 Á 948. 

Antecedentes de la jornada del Rey á Aragón el año de 1626, 
con las consultas al Consejo de Estado para apartar de Mbn- 
zón los embsgadores extranjeros. 

« 

De los antecedentes que se conservan en el Archivo general central de 
Alcalá de Henares, Estado, legajo 4.°, resulta que D. Fernando de fiorja, 
capitán general de Aragón, decía á Felipe (V en Í5 de Noviembre de ^625, 
desde Zaragoza, que había falta de dinero, y que si S. M. no iba á aquel 
reino, no veía medio de suplir este aprieto. Oído el Consejo de Estado, de- 
mostró la conveniencia del viaje en 21 de Diciembre, y el Rey decretó lo 
siguiente: «Está bien y partiré placiendo á Dios á siete del que viene.» 
Con efecto, en 43 de Enero de 4626 juraba en Zaragoza guardar las leyes 
y fueros del reino. En 21 se abrieron en Barbastro las Cortes para los ara- 
goneses; en 30 en Monzón para los valencianos, y en 28 de Marzo en Bar- 
celona para los catalanes. 

La queja del reino de Aragón, de que habían transcurrido veintiséis 
años sin ver al Rey y treinta y tres sin tener Cortes, y la pretensión de 
que se proveyese el cargo de vicecanciller en natural y S. M. honrase 
aquellos reinos con su persona, fué atendida en parte; pero durante la 
permanencia áfi la corte en Monzón, se reunió tal número de representan- 
tes de las naciones extranjeras, que fué consultado sobre el particular el 
Consejo de Estado. 

Felipe IV en U de Marzo formuló la siguiente consulta: 

+ 

aParece cosa digna de consideración el numero grande de Embajadores, 
qae aquí se han juntado y de grande incombeniente el que metan los de- 



iñit dBl podbb civil bk bspa:ia 

dos en estas llagas, y particularidades del Kovierno destos Beyoos, úeodo 
tanto ínteres de unestros Enemigos, la desaoioD coa qae corren de los 
otros mis IVeynos. y serla bien que el Consejo pensasse en si conuendra 
apartarlos y on que forma, porque no sean testigos de los lances de me- 
nor dignidad que se pasn, y de otros reseroados que conuendria ocaltar- 
los.= Hay Tinarubrica.=En M0Q90P á Ude Margíi 16S6.=A don Juan de 
V¡llela.i> 

El CoQsejo al dia siguiente emitió el siguiente dictamen, qne so eocnen- 
tra ea el mismo Archivo, Estado, legajo 860, y que dke asi: 

+ 
Sepor. 

Vnestra Magestad ha sido seruido de anisar al Consejo qne pareze cosa 
digna de considaracion el numero grande de embaladores qaeaqai se 
han juntado y de grande y a combe al ente el qne metan los dedos en estas 
llagas y particularidades del gobierno destos Heynoa siendo tanto yoteres 
de nuestros enemigos la dosnniou con qne corren de los otros Reinos de 
Vuestra Magealad y que seria bien que el Consejo pensase en si conbendra 
apartarlos y en que forma porque do sean testigos de los laozes de menor 
dignidad que se pasa y de otros reserbados que combendria ocultallos. 

y hauiendo platicado el Consejo acerca de lo referido se boto como se 
signe. 

qne aunque en rcconocimieotodola ñdelidadde nuestra nación e^ñola 
estraordinariu mente han prcsLido siempre los dclla la obediencia debida al 
respecto y amor de los Ruyes nuestros señores en tal manera que la pro- 
nincia qne por premios particulares coocudidos por la gracia n contrato de 
diclias Magestad es se hallan mas exentos que otros cou todo bazen ex- 
traordinaria diferencia y ventaja a los vasallos mas rendidos de las Coro~ 
ñas y principes cuyos embajadores y osisteutes so liallan aquí al presen- 
te coa todo esso tiene el Mar(|ucs por de grande coasidcracion io que Vues- 
tra Magestad lia querido que se entienda en su Consejo por la orden refe- 
rida y asi le pareze que seria buen modo deescnsar el \nconbenieDteque ~ 
Vuestra Magestad mandase dezir ea papel a todos los embaxadores y reú- 
deotesque aqui se hallan como ha tomado resolución de hacer su jornada 
de buelta a madrid y aunque con algún rodeo por hauer de ir a ser jura- 
do ea Barzeloua esto sera con tanta priesa qne no podra detenerse a la 
ocupación de negocios grabes y assi por esto como porque no abentureu 
BU comodidad en la estrecheza de los alojamientos y priesa del camino a 
querido Vuestra Magestad ordenarles qne se buclban a madrid, que si en 
tan brebe espacio como lia de tardar la entrada de Vuestra magestad en 
aquella villa se ufreztere atguu ne^'ocio tan grabe pida su proposición y 



FEUPB nr 



469 



asistencia siendo Vaestra Magostad anisado les señalara parte donde les 
de andiencia y enüead^ el Marqnes qae covt lo qne se dijere á los emba- 
ladores se dará por entendido el nnncio aunqae a el no se le diga en par- 
ticular y qne pnes sn principal benida es,a recibir el legado se adelantara 
a hazerlo con qae se escasara aqai la concnrreacia de.todos. 

que a dos cosas manda Y. Magestad por el decreto dicbo qae el consejo 
le diga su parezer, la una es io que se ha de hazer con los embaxadores 
qne aquí han concurrido, y la otra en caso que se hubiesen de bolber en 
que forma se ha de hazer esso y a lo que es su parezer que si hubiese de 
ser assi como se dize que V. Magestad tiene resolución de salir de aqui esta 
semana no seria de mayor importancia el mandarlos salir assi porque tie- 
nen entendido y a lo que podrán entender como porque con cualquier 
achaque le teman para detenerse el breve tiempo desta semana como por- 
que también han de hazer sentimiento de que les manden salir, y no ha 
de hazer menos ruido en las partes a donde lo escriuieren qne relatar lo 
que huuieren sabido en este brebe tiempo, pero si la detención de Vuestra 
Magestad en este lugar ha de ser mas espaciosa se conforma con lo que ha 
dicho el Marques de M. Claros. 

El modo que con ellos se ha de tener le parece seria bueno abiendo re- 
s61acion de que salgan que en particular se proponga al nnncio y al em- 
balador del emperador como mas confidentes al nuncio representándole 
que cada dia se espera el legado en Barzelona y que qualquier tardanza 
y falta que haga alli su asistencia sera alli de consideración porque V. M. 
no sabe quando sera de aqai su partida sera bien que el vaya a cumplir 
sus obligaciones con el legado y al embalador del emperador se le podria 
dezir como el concurso de tantos cortesanos con tantos embaxadores es 
causa del mal alojamiento de todos y qae para que los otros embalado- 
res lo entiendan assi y lo reciban bien, se le propone a el como a mas 
confidente para que facilite el camino a los demás, en todo lo demás se 
conforma con el Marques de Montes Claros, dice que las razones del de- 
creto como quiera qae son muy considerables de tener tantos testigos y 
tan atentos á todo lo que se trata y consiente en estas Cortes el daño que 
ay en parte «sta ya causado y que no les ha de parezer que^ es mucha re- 
sistencia la de acá en seruir a V^. magestad con todo lo que se les propone 
respeto de la libertad con que en sus reynos niegan a sus reyes aun mu- 
cho menores cosas y que particularmente considera que el embalador de 
ñrancia tiene causa justa de haber heñido acá hasta la ultima conclusión 
y publicación de las pazes y que por esto ternia por disfauor este desbio 
de que se quejaría a su Rey y harían alli otro tanto con el embalador de 
y* magestad entibiándose la unión y concordia que comienza a resucitar 
agora con tanto beneficio de la cristiandad como se deía entender y que 
haniendo de quedar estas por este respeto le parece qne los demás aun 
son mas coáfídentes desta corona y que assi le pareze que no se haga es* 



tcialidad nlngnnn sino que o todos vayan o todoa qaedeu coa libertad 
¡quedar pero b'iea 1q parece que se les paede dezircomo V. M. tieaede- 
rmioacioD de bolbera la Corle con la priesa que dice el Marques de 
. Claros en su boto roa que uo podra darles audiencia ,oa loa negocioi 
le tieaen los qnales podran tratar y concluir en madríd y que por esto 
por las i neo DI od ida des de los caminos y estreclieza de loa alojamientos 
inconvenioDtes en que uo pueden ser tau bien acomodados como V. M. 
¡sea e lo haze ber para que puedan escusar este trabajo — yendo desde 
{ni a Madrid con descanso y comodidad conbenyente sin esperar la Corte 
. yda de S. M. sin que se tes diga otra cosa. =:En la carpeta dice asi: nde 
licio = 1616. = El Consejo destado A Í5 de Mar5o = Sobre lo que cou- 
ene desviar de las Cortes destoa neynos a los embasadorea. ^ A. B.« 
Archivo eeaeral oentcal,— B atado. —Iiag»jo 880. 



Documento num. 949. 

Proposición leída al reino en 21 de Febrero de 1632. 

llonrrados Cavalleros procuradores destos Reinos que aqni estáis Juntos 
)r las carias combocaloriasqiie seembiarona las Ciudades y Villa cnius 
Hieres tenéis abréis visto para lo que El Hei nro. sr. os a mandado juntar 
a querido celebrar cortea y para que teniéndolo lodo entendido podáis 
ejor conferir tratar y Resolver lo que mas a sn servicio cotnbenga y al 
eo publico beuelicio y tranqnilidad des Eos Reinos como se puede esperar 
>1 zelo amor y obligaciones de tales vasallos a mandado an Mag.d qae en 
irticalar se os haga la proposición slg.te 

Lo primero que El juramento y obediencia que sea do hazery Prestar al 
larecidomuy alto y muy poderoso Priauipe donBallliasar Carlos nro. sr. 
jo primo jenito heredero y sus^esor en ios Reinos y aeñorioa de sn 
ag.d a de ser en el comltento de san geronimo de esta villa de Madrid y 
dia se os advertirá para que os aliéis allí y con los serenísimos Infantes 
in Carlos y dnn femando y con los Prelados grandes y títulos y Cavalle- 
s que para Ello oslnviorcn presentes prestéis El Juramento obediencia y 
dilidad Hcgun y por la forma y con La Solemnidad que por las leyes an- 
¡uo fuero y Costumbre de estos Reinos se dispone. 
Lo aegundo que en las Vltimas cortes que El Rey nro. sr. comboco El 
fio pasado de mili y seiscientos y veinte y trea se higo saber al Reino El 
(ado tan apretado en qae se allavao entonces las cosas de su Mag.d y 
blicaa de la Xplaudad tratándose de coligar contra ella losmayores po- 
res de Europa la perdida de Baya, en el Brasil. El sitio de Breday otras 
indes obligaciones en que consistía la defensa de nra. aa. fee chatolica 
iservacíon y paz de estos Reinos y ofensa de los enemigos de Ellos. 



PKLIPE IV 



ni 



Después acá no solo no an zes<'ido ocasiones tan urgentes y de tanto ciiy- 
dado sino qae so an continuado las causas del y descabiertose mas clara- 
mente los intentos de los nros. enemigos con que a sido fuerza que su 
Mag.d cumpliendo con la obligación de padre y de Rey aya tenido y con- 
servado las prevenciones tan costosas y largas que a havldo en Italia por 
tener de la una parte al Turco y de la otra al Reyno de Francia y a sus 
Reyes tan deseosos de tomar pie eo aquellas provincias que obliga a man- 
tener fuerzas Marítimas y presidios gruesos como se tienen, tanto mas es- 
tando entre principes y Repúblicas libres y siendo aquellos estados feudos 
con cada uno que Recae se mueben los ánimos deseando los potentados 
ensanchar sus limites con que es forzoso mirando su Mag.d a la seguridad 
del estado de Millan y de sus aliados levantar gente formar Exercitos con 
ezesivo gasto Extraordinario causado nezesariamente de qualquiera destos 
accidentes pues en mantener aquel estado con autoridad y Repuctacion y 
arbitrio libre consiste, no solo, la quietud y seguridad de las provincias 
y Reinos que su Mag.d posebe en Italia sino también los estados de flandes 
los de españa, y ambas Indias orientales y ocldentales. 

Los azidentes que estos últimos anños a ávido en Italia Son los mayores 
que se an visto desde El tiempo de la Mag.d del señor Emperador Garlos 
quinto, pnes se an ofrezido los de la Valtolina, la Rotura en tpo. del Duque 
de feria con El de Saboya la entrada que hicieron las armas de Francia y 
de Saboya para emprender la República de Genova que estuvo En El Riesgo 
que se sabe y es notorio quanto la valió y asistió su Magestad y última- 
mente lo que a sucedido sobre aver decaído El feudo del estado de Mantua 
y querer El Rey de Francia tener pie en Italia donde no posehe una alme- 
na y introducir sus Armas por medio del Duque de Nibers poniendo pre- 
sidio de gente francesa en Casal y en otras fuerzas del Momferrato. Su 
Mag.d deseando ocurrir a tantos incombenientes y la paz publica de la 
Xpiandad trato por medios dezentes de Reduzir este subiese a términos 
de composición y por no aver tenido efecto se alio obligado á formar un 
Exercito grande para defensa del estado de Milán y mantener la autoridad 
del Imperio por ser el Estado de Mantua feudo suyo, y se envió el año de 
veintinueve al Marques de los Ralbases con millón y medio En Rarras de 
plata y desde aquel anño basta El pasado de treinta y uno por jullio que se 
efectuaron los tratados de la paz de Ratisbona propuestos y executados en 
Alemania siempre aquel Exercito estuvo en pie y tan numeroso y con tan 
Excesivo gasto, como se save, pnes demás de las provisiones que se an 
hecho de España en los Reinos de Ñapóles y Sicilia no solo se an hecho de 
gente dinero y trigos sino que se an hendido muchas propiedades y Rega- 
lías pedido donativos cargado nuevas imposiciones validóse por emprés- 
tito de una tercera parte de las Rentas de diversas personas naturales y 
extrangeros en aquellos Reynos. 
Ea El Estado de Milán no le á quedado á Su Mag.*! Renta alguna que 



I 'i DEL PODSR Civil. EN BSPAItA 

da se á vendida, las universidades y comanidades tienen empeñadas sus 
i^ieodas y coa los alojamientoa coatinnos de tan numerosos Eiercitos y 

peste qne lea sobrevioo á quedado aqoel Estado deatraido sin poder aa- 
r del fruto alguno, y al Tin esta Guerra sobre El Teudo de Mantua Calin- 
da por justa comlieniente y nezesana acostado sobre nueve Millones de 
icados. 

La Conclusión de la paz que se aseutú eu Alemania de Condiciones tan 
ntajosas para el Rey Christianisimo de Francia no Rehuso so Mag.d se 
lardase antes de su par{e mando sobreseer con sus armas auxiliares y 
ingeses aunque procararon esta paz en la Corte Imperial, en Italia la 
eron dilicultando dando á los tratados y capítulos de Ella dirercntes yn- 
[igeucias y hiendo qne no les aprovechavan sus Cabilaciones y artificios 
:ecutaron la paz coa animo doblado á fia solo de qne se Restituyesen las - 
a^as de Mantua, Porto, y Caaeto y lo demás de Monferrato y se quitasen 
I goarni^ioaes que avia de gente ymperial ea los pasos de Guiaones y 
iendolo consignido y entregado, los Tranccses al Duque de Saboya las 
a^as qne le avian ocupado en Píamente y su Mag.d y El Emperador 
sarmado y Retirado sus armas i Ateoianía y Flandes y juzgando que 
a esto las cosas de Italia se avian Reducido á paz se á veoido a mayor 
tura, ó por lo menos á mayor nezosidad de prebén^ion y gnsto puea Tal- 
udo los Tranceses á su palabra y á la Te poblica pidieron y obligaron al 
■que de Saboya que les entregase a pinarol una de las pla<;as mas fuertes 
' su estado y también El Caerte de Baldeperoaa, en los quales puestos to- 
ando como tienen gruesos presidioa y En la pla^a de Casal y Mantua y 
trada y salida libre para Francia y meter en Italia El Damero de gente 
le qnisiereu siéndoles taa fácil y tan namerosa se vee la nezesidad con 
le sn Mag.d se halla de presente en esta parte para engrosar su Exercito 
t millau como lo esta y haciendo El duque de Feria que aun al pie solo 
: Guerra defensiva aera de tanta costa como se vee qnanto mas si se a 
; Oponer a los progresos y ynteotos del enemigo si paaaae adelante como 

puede creher probablemente. ' 

Desde que se acavaron las treguas con Ülanda se engrosaron las fueras 
: la Armada para acudir con Ellas a la segnridad de las costas y desalo- 
r los olandeses de tos puertos que ocuparon En Reyao y proviacias de 

Mag.d y desde El ano de mili y seiscientoa y veinte y uno qne se aca- 
I la dlia. tregua se á gastado en este efecto un año con otro millón y me- 
no gastándose hasta enton<¡es en la dha. Armada Naval medio millón 

año mas Excesibo. 

De la Armada del Mar océano se segrego y formo El aoño de seiscientas 
veinte y dos la del estrecha de Gibraltar con mas de setecientos mili 
tcados de gasto y asistió en el estrecho para seguridad del y la del 
eauo salió á correr las costas y paso al caoal de Inglaterra en busca del 



FELIPB IV 473 

El Anño de mili y seiscientos y veiate y tres se aprestaroa catorce Ga- 
leones que Uevo á la punta de Araya En las Indias El General Thomas de 
la Raspurn en busca del Enemigo y en su apresto y despacho se gasto mas 
de Medio millón y eon la ymbernada que hizo en Cartagena de las Indias 
se consumieron mas de otros trescientos mili ducados. 

Las Armadas del Mar océano y del estrecho y la de la corona de portu- 
gal partieron en henero de veinte y cinco para la Jornada del Brasil en 
cuías prebenciones y Biaje se gastaron por quenta de ambas coronas mas 
de dos millones=T para asegurar las costas de España y hazer oposito á 
la Armada de Ii^glaterra que vino á Cádiz por estar todas las fuerzas en el 
brasil fue nezesario formar y juntar de nuevo cinquenta vajeles por mano 
del Marques de la Inojosa que asistió en portugal y se gasto en esto algo 
menos de quinientos mili ducados. 

El Anño de seiscientos y veinte y seis se engrosó El Cuerpo de la Armada 
del Mar ogeano agregándole la del estrecho para salir á asegurar la plata y 
correr las costas se gasto un millón y trescientos mili ducados y algo mas. 

Don Fadrique de Tojedo passo á socorrer al Rey de Francia El Anño de 
seiscientos y veinte y siete en ayuda de la caussa catholica quando el In- 
gles esta va sobre la Isla de Res y la Rochela y El mismo anño don Anto- 
nio de Oquendo, forcejando con el Temporal para yrse á Juntar con el di- 
cho don Fadrique corrió la costa de portugal y aseguro dos naos de la In- 
dia que alio peleando con el enemigo«aY don Carlos de Ibarra aseguro la 
plata y para estas tres esquadras se aprestaron El dicho anño quarenta y 
un galeones con gasto de millón y medio. 

El Anño de seiscientos y veinte y ocho se apresto la Armada en Santan- 
der Cádiz y lisboa y luego se junto toda y corrió las costas, gastoso casi 
un millón. 

Partió don Fadrique de Toledo á las Indias á desalojar El enemigo y. apo- 
derado de las Islas de San Xpoual y las Niebes y se Reforjo la Armada El 
anño de veinte y nueve y en esto y En la ymbernada se consumió mas de 
millón y medio. 

El anño de seiscientos y treinta se apresto en El andalucia la esquadra 
que fue á cargo de Roque genteno á hazer escolta á la flota de nueva Es- 
paña y otra esquadra se apresto en el pasage, que ha viendo salido bol vio 
á arrívar á sanctander y en ambas se gastaron algo mas de seiscientos 
mili ducados. 

En El Anño passado se an aprestado quince navios que llevo don Anto- 
nio de Oquendo al brasil al socorro de Pernanbuco y En lisboa 7 canta- 
bria y Galicia veinte y cinco que llevo á Flandes el general Rivera seis 
que llevo de Refuerzo, el general Thomas de la Raspurn, En Cádiz están 
oy otros diez y nueve navios que tiene aprestados don lope de Ozes y to- 
dos fueron cinquenta y dos en que se an gastado un millón quinientos y 
einqnenta mili d uceados. 



17i DEL roDKHGIVlL KH bSPAÑA 

Las galeras ynclusa la Capitana y patrona Ordinaria mente consQUimea 
cada año dncientos y 'qnareuta y nueve mili setecientos y cinqnenta an- 
eados. 

Asimismo desde el anño de veinte y uDO que se acavo la Tresna con 
olandeaes, se an proveído á Flandes tres raUlones cada año y algunon 
años mas Con yntereses qae importan mucho y al Emperador se socorrió 
con groeso Esercito que entro en el palatinato para sosegar las iniíuietu- 
des de Alemania y dar ayuda á los Principes Catholiuos del Inperío en 
qne se consumieron millones. 

La venilla de El Principe de Gales fue costosa y loa ospedajes de tas 
personas Reales aa sido costosos. 

Ed Et sitio y Toma de Breda y en los socorros qae se intentaron á las 
Placas de Orol y Boldnque buvo gasto Extraordinario y considerable. 

Sn Hag.d á conlinuado las asistencias del emperador y de ta augnstist- 
ma Casa de Anstña, pensiones y negociaciones de Alemania Ordinarias y 
Extraordinarias qae an sido inuclias y no menos las ocaúones en estos 
Keinos y sus fronteras de presidios Cavalleria milicia, artillería fortifica- 
clones que desde El año de veinte y tres ai^a Importa este nltímo gasto 
doce millones trescieotos y setenta y un mili qniitrocientos y ochenta y 
dos Sendos demás de las ocasiones Extraordioarias que á todos se á acu- 
dido con igual cuidado como fue la venida de la Armada Inglesa á Csdiz 
El año de veinte y cinco, levas de ymfaateria y algunos sitios de las pla- 
cas de África en qne á ávido i^rande y continuo gasto. 

La Jornada, Cassamiento y doto de la Ser.mk Reíaa de Vngria á teiüdo 
la costa á que obliga persona tan grande y a lo qne se ú tocado con las 
manos. 

La turbación de las cosas del ymperío y por El Consigniente del mando 
con la entrada y progresos del Rey de Suecia y defensa de la fee catho- 
tica y de los Principes catholicos y Conservación de la cborona en la Au- 
gustísima Casa de Anstría y oposición á tantas ligas y Emulas contra Ella, 
con Justa causa pueden tener á su Mag.d En El Cuydado que se alia 
aviendo mandado socorra al Emperador y que demás de Ello se forme un 
E&ercito de Veinte mili ymfantes y quatro mili Cavailos y nombrado por 
general del a don Gonzalo Fernandez de Cordova á calas prevenciones se 
a dado principio En Flandes y nemitidose letras de grandísimas summas 
y se pnede creher serán necesarias mayores y continuadas pues la Vio- 
lencia a llegado á términos que se trata próximamente de la otensaa de la 
dignidad Imperial y del imperio acometidas sus fortalezas: los estados 
hereditarios del emperador y casa de jastria oprimidos y ooupados.=El 
Rey de Suecia apoderada de la mayor parle del palatinado y sns aderentes 
tan atentos de nuestro daño qne no solo nos ocupan Y divierten con sns 
Exercitos nuestras fuerzas sino que quitan y estrechan El terreno para la 
form.oD del Ejercito de don Gonzalo de Cordova y aun para el ordinario 



FELIPE IV . n5 

de Flándes y los de Italia por una y otra parte y coa efeqto á entrado sus 
tropas ostUmente en los estados de su Mag.d y degollado en Ellos un Regi- 
miento de El emperador y sobre todo apoderadose coa El terror de sus 
E&ercitos de las placas de los principes feudatarios del Imperio en nues- 
tros Confines de Italia y Flaudes obligándoles coa la biolencia á seguir su 
partido. 

Y aunque los cuydados En su Mag.d por todas las caussas Referidas an 
sido y son tan continuados y tan grandes no le an faltado en la asistencia 
de El govierno de estos Reynos atendiendo en primer lugar como tan Xpia- 
no y Gathollco Monarcha al servicio de Dios nuestro señor defensa de su 
sancta fee cumpliendo con la obligación en que á sido servido de ponerle 
Con que por la missericordia divina se conserva y Mantiene En estos Rei- 
nos la Catholica y Sancta fe coa gran purera y la obediencia de la Su acta 
Sede y después de la Religión como la Justicia deve tener El primer lugar 
cuyda Su Mag.d de la Administración de Ella y de la Elecction de buenos 
ministros para Exerccrla con Rectitud ygualdad y sin distiozion de pers< 
sonas ni matherias de que na^e la seguridad y paz con que se vive en es- 
tos Reynos. 

Bien Reconoce su Mag.d el aprieto de Ellos nacido de Tantos y tan barios 
accidentes y naturales y se coboco el amor que tieae á sus Basallos y el 
deseo de su aumeuto y alivio siatieudo aun mas las ocasiones que sobre- 
bieneo y que no puede es^usar, por esta consideración que por El cui<^ 
dado y desvelo que á su Magostad le cuestJU como Rey y Señor natural y 
también save con experieacia las Veras, amor y voluatad coa que el Rei- 
no le á servido para cumplir con parto de tantas, tan grandes y tan Ex- 
traordinarias obligaciones, pero siendo asi conforme á lo Referido y aun á 
lo que muy pormenor se pudiera Referir que las ocassiones pasadas y pre- 
sentes an acavado y consumido El patrimonio de Su magestad las Rentas 
ordinarias y Extraordinarias las ayudas y servicios de El Reino y que su 
Mag.d subscedio en el estado que se save, y que de presente se deve mirar 
á lo que coabiene y ay precisa obligación no solo para conservarnos en paz 
y defendernos de nuestros enemigos por ser la defensa natural, sino por 
la principal de dar la ultima sangre de las venas si fuese menester en apo - 
yo defensa y conservación de la Cbristiandad, Justo necesario y combe- 
niente es, que os ayais Juntado á tratar la caussa del estado presente y de 
la^ignidad Real y la unibersal de la Moaarchia y de este Reino y la par- 
ticular de cada vasallo=Toda taa una que no se puede dividir ni conside- 
rar sino Junta y no acudiendose á toda y á cada parte á un mesmo tiempo 
y con una intención no zesara el aprieto en que esta que es grande, ni la 
pena y cuidado que con tanta Razón caussa en su Mag.d tendrá El efecto 
que se promete de vuestra lealtad y obligacioo. 

Y Por todas consideraciones deveis pensar y praticar sobre esta propo- 
sicioa con' el desvelo y celo que ella misma pide portan de Dios y vuestra 



476 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

como es poüieodo la mira libre de todos Respectos en disponer breve y 
completamente los medios nezessarios y de menores incombenientes para 
que se consiga El fin que tanto es menester ayudándolo y esforzándolo de 
vuestra parte con todas veras que asi os lo encarga el Rey nuestro señor y 
lo espera de vuestro celo á su servicio que siendo tan natural en tan lea- 
les y fíeles vasallos como lo muestra la continua Experiencia de todas las 
ocasiones con que estáis acreditados, con mayor Ra^on sea de mostrar en. 
esta con- nuevas, demostraciones por ser la mayor la mas urgente y apre- 
tada de quantas se an ofrezido ni se pueden ofrecer, y porque no devela 
menos al amor y desvelo con que su Mag.d á vivido y esta de vuestro bien. 

^.- . j m Acavada de leer la dicha proposición los Procurado- 

Diferencia de To- '^ *^ 

ledo con barbos bo- 1*^3 de Cortes de laZiudad de Burgos y los de la de 
brequeé de Respon Toledo se levantaron en pie y á la par y comencaron á 

der á su Maff.« . 

Responder á Su Magostad empegando á hablar Prime- 
ro los de Toledo y su Mag.d les mando Callar y dijo Toledo ara lo que yo 
le mandare able Burgos Con lo qual los procuradores de Toledo pidieron 
por testimonio El Mandato de su Mag.d y los de burgos asimismo le pidie- 
ron y su Mag.d mando á Rafael Cornejo y Juan de Palma se les diese y Coa 
esto don Gerónimo de San Bitores de la Portilla estando El y los demás 
procuradares de cortes en pie y sin gorras Respondió en nombra del Rei- 
no á la proposición lo siguiente. 

Señor Es felizidad summa para vasallos leales ma- 
jo q lie K^poudió nifegtar con públicos testimonios la fidelidad desús 

a BU Mafp.d á la pro- ^ 

posioionel procura- pechos y para estos Reinos el mayor favor, que V. Ma- 
dor de Burdos eu gestad les mande confirmar con omenage imbiolable 

la seguridad de su fee, dando la obediencia al S.mo 
Principe nuestro señor con ygual alboroto al que les causo su feliz naci- 
miento y las prendas ciertas de que tendrá V. Mag.d no solo sabscesor y 
emulo de sus glorias sino también Conquistador de nuevos Imperios que- 
dóme la Reveldia de los enemigos de la Iglesia por mas que contra la gran- 
deza desta Monarchia baña mente conjure su imbidioso temor. 

Reconocen Estos Reynos por merced inextimable aver V. Mag.d man- 
dado darles parte de El estado de su Real Pattrimooio Justamente Empe- 
ñado en defender la Religión Chatolica y Conservar en Ellos la paz sus- 
tentando fuera la guerra con tan Poderossas Armadas y Victoriossos Exer- 
citos. 

Quando V. Magostad diere lizencia se Juntaran estos Ca valleros á Mos- 
trar su antigua fidelidad buscando Medios para servir á Y. Magostad y 
ayudar sus Chatolicos yntentos «^ quien humildemente suplican premie sa 
afecto sirviéndose de su Caudal y Vidas Pues tan Promptos Las ofrecen á 
sus Reales pies. 

, ^ . En acavando de Responder don Gerónimo de San 

lo que BU Magr* ^ '^ 

dijo al Reino. Bitores de la portilla á la proposición de su' Magestad 




FELIPE IV 477 

fin del aeto de eg- dijo al Reino =*= Yo os agradezco lo que me aveis di- 
*' cho y la voluntad que mostráis á sn\ servicio que esi 

la mesma que tenia entendida de Vosotros y de la fidelidad con que estos 
ReinpB me sirven y espero lo aréis acra como lo piden las ocasiones y tra- 
tareis del Remedio y socorro que para salir de ellas fuese menester y de 
las del servicio de dios y Bien de estos Reynos con brevedad y efecto y 
juntaros eis con el Governador y asistentes todas las Ve^es que fuesen me- 
nester á tratar En particular de esto y de lo demás que Combiniere fiado 
que en todo aréis como tan buenos basaltos que yo doy para Ello lizen^ia 
con lo qual su mag.d se levanto de su silla y se entro en su aposento acom* 
pañandole los señpres governador y asistentes y grandes y señores y los 
procuradores de la ciudad de Toledo yendo en El mesmo lugar que lleva- 
ron acompañando á su Mag.d para la proposición y nos Raphael Cornejo 
y Juan de Palma. . 

Gongreao de los Diputados.— Códiees de las GknrteB de Oastilla. 



Documentos núms. 950 Á 955. 

Jomada del Rey á Barcelona en 1632.^Dictamen del Consejo 
de Estado de 23 de Marzo.— Real decreto de 1 1 de Abril man- 
dando cesar todos los Consejos.— Comunicación al virrey so- 
bre la causa del visge.— Real decreto de 19 de Mayo organi-- 
2ando una Junta de guerra.-^Real decreto de 12 de Junio 
dando al cardenal Infante amplias facultades sobre mercede¡s. 
—Y otro de 1632 sobre cosas de Cortes y disentimiento de la 
ciudad. 

En el archivo general central de Alcalá de Henares, Estado, se encuen- 
tran, con relación á la jornada á Barcelona en 4632, habilitación del car- 
denal Infante D. Fernando para continuar las Cortes de 4626, atribuciones 
del mismo y disentimiento de las Cortes catalanas con el rey Felipe IV, los 
documentos siguientes: 

Documento núk. 4. 

Dictamen del Consejo de Estado de 23 de Marzo de 4632. 

En la cubierta dice: De oñcio. El Consejo de estado en que concurrieron 
el Conde Duque de San Lucar, el Marqués de Gelves, el Confesor, el Mar- 
qués de Leganés y Conde de Castrillo en 23 de Marzo de 4632. = Con la 
consulta inclusa del Consejo de Estado sobre la yda de Y. M. a Cataluña 
en que dice su parescer el Cons6Jo=Como parece y asi lo he mandado = 
Villanueva. 

Tomo VI 42 



DEL PODER CIVIL BH BSPAHA 

or: En Consejo se ha visto la consulta inclasa del de AragoD BObre 
coavenicütea que podría tener dejar expirar las Cortea de Barcelona 
lonvocarlas de nuevo en Tortosa y las conveniencias qne pueden re- 
' de concluirse las que se han ido prorogando hasta ahora en Barce- 
f juntamente le presenta el Consejo de Aragón la forma con que se 
1 sacar algún donativo de Ion Reynos de Valencia y Aragón y la ma- 
.0 daría que residiese en uno de los Rcjentes de cada provincia, la 
liccion que ejercitan allá los Rejentes la cancillería de tos Beynos y 
ndose considerado lu materia con la atención qne ella pide se votó, 
ndc Duque que esta materia lo sustancial della cae so(o sobre un pnn- 
!s ai el empeño de la yda de V. M. en esta ocasión habiéndose de 
r luego V. M. pesa tanto como la inconveniencia de adelantar estas 
; por coi^er el froto que se espera de elbs que se conoce el desayre 
luede tener el viage habiendo corrido voz de tan grandes prevencio- 
or aquella parte y mas si se acrecentase al que pasó de V, M. en Bar- 
a no concluyéndose las Cortes el hallarse dificultad en la abilitaciou 
10 de los Sres. Infantes: Pero considerando la estrecheza de liazienda 
ne se haya V. M. y a lo que nos pueden obligar los enemigos tiene por 
r incoaveniente el padescer cualquier desayre desta calidad qne per- 
}s dos millones que se pueden sacar quauto y mas que el pretexto de 
M. 3 abililar a su hermano no es tampoco considerable que no cnea- 
nucbo la jornada ni sera tan inútil que no pueda sacar muy buenos 
is en la negociación dexaado ministros políticos que asistan al Sr. lu- 
de las partea qne conviene y que con todo esto no aconsejaba a V. M. 
■nada sino selinbiéra perdido la (lata con que esfuerza ceder ala ne- 
ad por tener con que oponerse a los enemigos. Que le paresce que se 
iche luego correo a Barcelona avisando como V. M, aleado Dioa servido 
Hará en aquella ciudad a quince del que viene y con presupuesto de 
a abilitacion de Uno de los Sres. Infantes )ia de ser aegura con que si 
dnistros hubieren entendido cosa en contrario podran responder a 
>oque V. M. pueda niudardeparescerpnesdentro de ocho días podrá 
volver el correo y es bien asegurar todo lo que se pueda este asunto. 
todos los demás que se contienen en el papel qne viene con la consul- 
1 Consejo de Aragón se conforma valor que entendería que de golpe no 
bien platicar el dar el excrcicio de Rejentes de aquellos Reynos a los 
ite Consejo porque no se sabe el inconveniente o sentímleoto que po- 
causar la novedad pero que se podría empezar a platicar en Valencia 
ver como sale por haber vacado aquella plaza por haberse promovido 
le la tenia al Consejo de Aragón encomendándose su exercicio sin la 
iedad a Don Francisco Castellvi el cual sera bien parte luego a poner 
tecucion todo lo que se dice convendrá obrar en Valencia y que para 
on parta luego el Regente Argensola a lo mismo para que asista alli el 
[K> que fuese necesario para lo que se le encalca. También sera bien 




FELIPE IV 179 

qae los dos Regentes Catalanes se vayan luego a aquella Provinciaí donde 
será preciso que asistan hasta la conclusión de las Cortes y que todos se 
den la Priesa que pide el estar el tiempo tan adelantado para no poner en 
riesgo que haga daño a la salud de V. M. el calor y por ser la parte donde 
mas se anticipa el reyno de Valencia paresce que V. M, puede empezar 
por ay su viaje y volver por Aragón. El Marques de Gelves, el Confesor, 
el Marques de Leganes y el Conde del Gastrillo se conformaron con lo 
mismo. V. M.d mandará lo que fuese servido en Madrid a 23 de Marzo 
de 4632. 

Documento núm. 2. 
Real decreto de 41 de Abril de 4632 mandando cesar todos los Consejos, 

' En la cubierta dice: Su Magostad = en Madrid a 4 4 de Abril = Sobre 
que no haya consejo aqui mientras durare la jornada y el modo para el 
despacho. 

Documento, En esta jornada llevo commigo bastante numero de Conse- 
jeros de Estado para tratar de todos los negocios que se ofrecieren y assi 
hasta mi vuelta cesaran aqui los Consejos enviandome hacia donde estu- 
viera los despachos que corriera prisa y vinieren en el discurso del viage 
para que si conviniese se vean por los Consejeros que quedan enviando yo 
orden para ello o se vean por los que van commigo y assi los papeles cor- 
rientes se entregaran los de Italia a Sancho de Cañizares y Iqs de Flandes 
a Gerónimo de la Torre para que los lleven a su cargo y los despache el 
provisor en la forma que se suele. Su Magostad a 41 de Abril de 4632 == 
A. Gerónimo de Yillanueva. 

Documento núm. 3. 
Comunicación al virrey de Cataluña sobre la causa del viaje de S, M, 

En la cubierta dice: Al Duque de Cardona a 44 de Abril de 4632 = Sobre 
la cansa del viage a continuar las Cortes. 

Documento, Al Virrey de Cataluña: Después que quedo suspendida con 
mi venida la prosecución de las Cortes he deseado continuarlas con el es- 
pacio que conviene a las mismas materias por haverse de tratar tantas que 
miran a la mejor administración de la Justicia a mi servicio y beneficio uni- 
versal dessa provincia y de los particulares della porque mi deseo ha sido 
siempre y sera todo lo que fuere de mayor satisfacción dessos vasallos por 
lo que aunque estoy satisfecho del amor que me tienen y de su fidelidad los 
accidentes que se han ofrecido me han impedido el executar mis intentos 
y el ser cada dia mayores me obligaron a proponerles el medio de la abi- 
ütacion y considerando que los sucesos que nuebamente han sobrevenido 
obligan a no tratar de otra cosa que de nuebas proposiciones por ser de 
tal importancia y calidad que no es posible se digieran en breves dias y 



130 DEL PODBB CIVIL EN SaPANA 

como para los meamos no pnedo dejar de volverme muy aprisa a prevenir 
lo que por tierra y mar conviene a la delTeaaa de mis Reynos en qnf es 
tan interesada esta Provincia me Í3 parecido avisar como he resnelto lle- 
gar a Barcelona a proponer ea las Córteselas causas nuebas qne se ofrezze 
añadir a las que contiene la proposición que se hizo para qae les confieran 
Inego y si las juzgaren por aproposilo nombren comisarios que las traten 
y puedan loa síndicos délas Universidades comunicándolo en ana cinda- 
des mirar en los medios qne habrán de executar para traer la resolución 
delloa a mi buelta qne sera luego si los accidentes llaman y ai no al pri- 
mer buen tiempo. Voa me avisareis con correo en toda diligencia de lo 
que sojuzgare desta nuebn resolución y lo que entendiere della. Eet. 

DOCmiEHTO HtÍH. 4. 

Raal decreío organizando en Barcelona una Junta de Guerra. 

En la cubierta dice: Sa Magostad en Barcelona a 19-de Mayo de 1632. 
Para qne se acuse de la resolución de S. M. qne quede en Barcelona el Viz- 
conde de Santa clara y un oficial de la guerra. 

Documento. Teniendo por conveniente qne habiendo de asistir en Bar- 
celona el Infante Don Fernando mi hermano a las Cortes qae se están ce- 
lebrando de este Principado y a Gobernarte Aya aqui una jnnta de Guerra 
para los negocios que se orrecieren lo he rresnelío assi y que qnede para 
asistir a ella el Bizconde de Santa Clara y nn oñcial de la Guerra y al Biz- 
comlc es mi voluntad que se le encargne el gobierno de la Artillería de 
aqui y todo lo que se hnbiere de prevenir para el exercito vos ae lodirtis 
y se dispondrá el despacho que conviniere para ello. Gn Barcelona a 19 do 
Mayo de 1632.=A Don Gerónimo de Vlllanueva. 

DOGDHBNTO NÚK. 8. 

Real deereto de 12 de Junio de less dando al cardenal infante amplias 
faculladei sobre mercedes. 

En la ctAierta dice: Al Sr. Cardenal Infante facultad de hacer ofer- 
tas 163!. 

DoeuTnento. Serenísimo Cardenal Infante mí hermana mi lugarteniente 
y capitán general en el Principado de Catalnfia y condados de Roaellon y 
Cerdaña: Para encapilnar a los Gnea qne se dessca lo que se ha de tratar 
en tas Cortes qne se celebran en ese Principado y por mayor autoridad do 
vuestra persona y para mostrar la estimación qae bago dello he tenido por 
conveniente qne tengays facultad de hacer ofertas a las personas qne os 
parcsciere de honras oñcios y beneficios assi ecclesias ticos coreio seculares 
y assi en virtud de la presente os doy permisión y facultad cumplida para 
qnepodays offrescera quales quiera personas qae tuvíeredes por bien 



'.:♦ 



PBLIPB IV 



484 



qoalesquiers otícios de provisión mia y assimismo Titulos de Marqueses 
Condes Vizcondes y Barones ahitos encomiendas y otros qualesqalere ti- 
talos honrosos que puedo conceder de qualesquier calidad que sean y 
tamhien obispados Ahhadias dignidades y prebendas y pensiones eclesias- 
ticas que estén a provisión o presentación mia exceptado respecto de lo 
secular que no haveys de offrescer grandezas y advirtiendo que las ofer- 
tas en lo eclesiástico han de ser con la circunspección y consÁderacion que 
se debe proceder en materias desta calidad por el descargo de mi concien- 
cia y todo lo que assi ofrecieredes en virtud desta mi facultad lo tendré 
por bien y se cumplirá por mi. nuestro señor os guarde como deseo. De 
Madrid a 42 de Junio de 4632. 



DOGUMEXTO irÚM. 6. 

Beál decre0 de 49 de Junio de 4632 $obre cosas de Cortes y disentimiento 

de la oixidad. 

En la cubierta dice: Al Sr, Infante a 49 de Junio de 4632 = Sobre cosas 
de Cortes y desentimiento de la ciudad. 

Documento, Serenísimo Infante Cardenal, Don Fernando mi hermano 
mi lugarteniente y capitán general del Principado de Cataluña y condados 
de Rosellon y Cerdaña he vi^to la relación que me habéis inviado en carta 
de 4 4 de este y el estado a que ha llegado la pretensión de los Conselleres 
de cubrirse habiendo puesto dissentimiento a todos los actos de justicia y 
gracia mientras no se declaran los agravios hechos pretei^den se les han 
hecho en esto y otras cosas y si bien considero que podían excusar este 
medio pero siendo el platicado en cortes es fuerza por ahora no mostrar 
el sentimiento que merecía su poca atención y assi os remito el usar del 
remedio que todos estilo o leyes desa Provincia esta servido para decla- 
rar si es justo o injusto el disentimiento en la sazón que os pareciere me- 
jor sino hubiere otro camino de reducir a la Ciudad se podra instar se de- 
clara disponiendo la negociación de manera que las personas que se hu» 
hieren de nombrar en los brazos se procure sean las mas affectas á mi 
servicio y asegurándoos bien de las que por mi parte habréis y haora me 
ha parecido escribir a la ciudad en la forma que veréis por la copia de la 
carta que os imbio para ella por si se apartase sin mayor empeño del di- 
sentimiento habriendosele camino para que por via de intercesión vues- 
tra y suplicándomelo continué su pretensión, y porque de los papeles que 
remitisteis con la relación se coligue que reparaba también los conselleres 
de asistir el día del corpus en la Iglesia por haber de estar vos debajo de 
cortina le escribo que mi voluntad ha sido que uséis de ella y va la carta 
con ante dato para que no entienda que ha obligado su reparo a dar nue- 
va orden sino que desde que resolví que usa sedes de cortina estaba hecho 
el despacho en que se les abisase. Y porque por otras vías se ha tenido 



48t DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

noticia que en de vos en la procesión llevaba silla detras el obispo de esa 
ciudad le escribo en la conformidad que veréis por la copia de su carta 
que os remito para que uséis de ella como mejor os pareciere al conde de 
Santa Celoma podréis ordenar, al de Oñate que en mi nombre y el vues- 
tro le de gracias de baber ido en la procesión del dia del Corpus cuando 
ninguno de los otros titules asistió. Nuestro Señor, etc. 
Archivo flreneral eenlral.— astado.— Leerajo 800. 



Documentos números 956 Á 972. 

Documentos relativos al incidente promovido en 1632 en las 
Cortes de Barcelona de 1626 sobre el disentimiento de éstas 
con el Rey Felipe IV, y pretensión de los conselleres de cu- 
brirse delante de S. M. 

Al reanudar Felipe IV en 4632 las sesiones de las Cortes, comenzadas en 
Barcelona en 1626, se suscitó la grave cuestión de un disentimiento entre 
las Cortes y el Monarca, de que dan cuenta los siguientes documentos, 
que existen en el Archivo general central de Alcalá de Henares, Estado, 
legajo 860; 

Documento núm. i. 

Instrucción que ha de guardar el Serenísimo Cardenal D. Fernando Infante 
mi hermano, mi lugarteniente y Capitán general del Principado de Cata- 
luna y Contador de Rosellón y Cerdaña, en lo tocante al disentimiento que 
ha puesto la ciudad de Barcelona para procurar le alce y puedan correr 
las Cortes con el buen suceso que se espera^ dando á los ministros que os 
asisten las órdenes convenientes. 

En la carta con que recibiréis esta Instrucción se os advierte de la con- 
sideración con que en la materia se ha procedido, porque quanto mas veo 
el principio a que se va exponiendo esa ciudad con su proceder, tanto 
maior obligación me corre de detenerla para que no deslizo de todo punto 
con nota de su obediencia, y por lo menos lo que se obrare con este fiú, 
quando no aproveche otra cosa, justificara la execucion délos medios mas 
severos si fuere necesario llegar a ellos, y porque hallándose descouGados 
los ministros que os asisten del buen suceso, difícilmente se conseguirá 
ninguna negociación, les encargareis entren en esta con muy buen animo 
por la justifícacion de la materia y cfícacia de los medios, y que porque no 
negocien no dejare de entender que por su parte han obrado con el des- 
velo que fío de sus obligaciones, y muchas veces los tratados con Comu- 
nidades se sueleo mejorar, quando mas desanclados están de remedio, y 




FELIPE IV 483 

yo experimente esto ea vuestra abilitacioa, y asi os encomiendo este 
pnncto, como el mas esencial con grande aprieto. En el estado a que ha 
llegado la materia ha sido necesario por maior justificación por evitar 
maiores empeños, y por la reputación desos Vasallos usar de medios con 
que se desengañen, y caigan de la aprehensión con que están de que el 
camino del disentimiento es el que mejor les podia estar para conseguir 
sü intento, y no haviendo otro que particularmente darle a entender quan 
herrados van, he mandado se formase el papel que va juntamente en don- 
de manifiestamente se muestra, que aunque consiguieren declaración por 
el juicio de la Corte general (que dudo mucho la alcanzen) no alcanzaban 
lo que desean, pues siempre para recibir esta honrra es menester que pre- 
ceda mandar yo, se cubra el que lo huviese de hacer, este papel se ha de 
dar a los Consellers, y a los Presidentes de los Estamentos , llamándolos 
vos de por si para que le reciban de Vnestra mano, y se les lea en su pre- 
sencia por el ministro que os pareciere, y de palabra les podréis encargar 
atiendan mucho á lo que contiene, y no tendrá inconbiniente que se pu- 
blique este papel por Barcelona, para que se tenga del noticia, y lo mismo 
se hará con la Veintiquatrena. Para en caso que no aprovechen ambos pa- 
peles, haviendo pasado los dias que os parecieren bastantes para haverse 
hecho capazos de las materias que contienen, usareis del otro que va jun- 
tamente en forma como de amonestación, la qual en primer lugar se ha 
de ir a hacer a la ciudad en presencia del consejo de ciento, y luego a los 
tres estamentos por la orden de su antigüedad, entrando para esto en 
ellos los tratadores, y ministros que se acostumbra para que se haga con 
maior autoridad, dexando en cada brazo copia deste papel, y del de la 
cubertura, y esto mismo se ira reyterando cada tres dias, asi en los esta- 
mentos como en las cosas de la ciudad, para que entren en temor y con- 
sideración de lo que les puede causar esta diligencia que trae tanta justi- 
ficación, y les amonesta a lo que deven obrar, y sera bien que en esta 
ocasión se procuré haya división en los mismos brazos de los bien affectos, 
teniendo particular quenta de los que son para que se les haga merced, 
y distinga en todas ocasiones de los que faltaren a su obligación. Si toda- 
vía pareciere que no se satisfazen con lo que se propone en el dicho pa- 
pel sino es que corra el juicio del disentimiento ha parecido remitiros ese 
otro, que se le haréis dar a la ciudad, y estamentos, en que se contiene 
la forma que ei^ esto se abria de seguir, y articules que han de preceder y 
resolverse antes de determinarse el disentimiento con que precediendo 
tarde, o, nunca podria llegar la determinación « pues parece que no se 
deve permitir que se vayan introduciendo materias que no son capazos de 
dncirse por via de disentimiento. Esto es lo que por aora se me offrece 
que advertiros, esperando que con vuestra prudencia y encaminando el 
negocio con blandura, y el buen modo, sobrando siempre en este por mas 
ocasión que den esos Vasallos sin entrar en nuevos empeños, espero se 



484 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

mejorara todo, y se consegaira mi servicio con la conclasion de las Cor- 
tes, nuestro señor os gaarde, como deseo. Madrid a... de Agosto de 4632. 

Documento nOv. %. 

Opinión de la Junia acerca de los efectos del disentimiento. 

El Canciller Serenísimo Señor: Por mandado de V. A. se ha con- 

Befirente fontanet ^^^.^^^ ^^ ^^^ -^j^^^ g| ¿^^^^ ^^^^ parados los negO- 
R.*« Magarola '* .... ,. . 

B.te Sala cios de Cortes en ras cossas de justicia, por dissenti- 

D.or Mir mientes. 

D w vhies '"^^ Regentes fontanet, y Magarola fueron de pare- 

cer que no deven estar parados por esto las cossas de 
justicia, pero que la execucion del reparo, le liallan por imposible, por- 
que siendo los brazos los que han de obrar, no lo harán, y se perderá 
tiempo en quanto se travajare con ellos, en esto, y demás desto dizenque 
quantos exemplares se alegan (por los que no son de su voto de loa Re- 
gentes) no los tienen por tales que en virtud dellos, pueden los brazos 
haber adquirido derecho en esto. 

El resto de la junta fue de parecer que los dissentimientos puestos por 
agravio fundado en contrafacion de usatges. Constituciones, Capítulos, y 
actos de Corte, privilegios, usos y costumbres confirmados por constitu- 
ciones, paran los tales dissentimientos los actos, y tratados de la Corte, en 
justicia, y gracia, Pero a los que le falta esta calidad, no suspenden, y con 
esta distinción se ha platicado siempre si es caussa para poner dissenti- 
miento en Cortes, o, no, la que. la ciudad toma, y en casso que pueda po- 
nerle en Cortes, si este es dissentimiento de la naturaleza de los que paran 
los actos de justicia. 

Toda la junta uniformemente fue de parecer que quanto quiera que 
puede deducirse en juicio de la corte, si es la materia del cubrirse la ciu- 
dad de Barcelona, punto quedeue declararlo las Cortes, o, Y. A. sin en- 
trar en los méritos de la justicia deste punto. Pero como esto lo habrán de 
juzgarlos mismos brazos con los jueces que V. A. nombrare, reconoce la 
junta dificultad en el sucesso, y si bien de lo que se ha servido hasta aora, 
pareze que tiene justicia clara su Mag.d porque la pretensión de la Ciudad 
no es fundada en contrafaccion de constitución. Capitulo, o acto de Corte, 
ni privilegio, usso, ni costumbre confirmada por constitución, y assi no es 
de la naturaleza este dissentimieoto de los que paran la Corte en los actos 
de justicia. Pero tales cossas podría la Ciudad deducir, y probar en pro- 
cesso, que esto tuviesse diferente inspección, y quando fuese muy en fa- 
vor de y. A. la sentencia que se diesse en este punto, no se consigue el fin 
de las Cortes, por que con otros muchos dissentimientos las embarazarla 
la Ciudad, señaladamente con el mismo que esta puesto en la Cédula 
desta materia del cubrirse, pues no solo pusso su dissentimiento por esto 



_j 




PKLiPE rv 



485 



la Ciudad sino por otros cavos, qae no han expressado por parte de la 
Ciudad quales sean, que podran obrar el mismo ynpedimento. Barcelona 
qnatro de Setiembre 4632. 
Es copia de la original consulta. Juan lorenzo de Villanueva. Rubrica. 



Documento núm. 3. 

Voto del Sr. Conde de Castrillo. 

Señor. 

Cumpliendo con la orden de Vuestra Magestad y hauiendo visto y enten- 
dido los pareceres de los ministros que asisten en Barzelona cerca de la 
persona del Sr. Infante Don Fernando y del Consejo de Aragón y del go- 
uernador del Consejo Arzobispo de Granada que todos an votado singular- 
mente y por escrito como Vuestra Magestad a sido servido demandarlo mi 
parecer es que la Ciudad de Barzelona en la pretensión que tiene de cu- 
brirse en presencia de Vuestra Magestad (aunque en la sustancia de ella 
tuviera razón para esperar esta honrra de la grandeva de Vuestra Mages- 
tad) El modo y el disentimiento haciendo parar las cortes por esta causa 
a sido muy poco adbertido y muy extraordinario si bien es verdad que el 
conde se olgara mucho que sobre esta pretensión y propuesta que hicieron 
al Sr. Infante no se hubiera hecho declarazion en Barzelona como se hÍQo 
sin dar quenta a Vuestra Magestad primero por ser materia dependiente 
totalmente de la libre facultad de Vuestra Magestad y muy agena de la ne- 
gociación de las Cortes y que el Sr. Infante la pudiera dicidir porque la 
pretensión de cubrirse en su presencia se fundaua en mayor razón como 
es ynsistir en que en presencia de Vuestra Magestad hauia de recluir esta 
bonrra los Concelleres de Barcelona porque si el punto no mirara a mas 
que a cubrirse la ciudad en presencia de los Sres. Infantes de Castilla pa- 
rece que pudiera tener mas lactitud y el Conde no estrañara que Vuestra 
Magestad se lo concediera siendo tan conocida la distancia que ay de Rey 
a Infante y tan combiniente la diferencia en esta zeremonia quando de ella 
dependiera la satisfazion de aquellos vasallos y huuieran de correr con 
mucha fineza en el seruicio de Vuestra Magestad que reducida esta mate- 
ria a su Real presencia y no desengañados los Coucelleres de Barcelona de 
que se les hauia negado i cerrado la puerta fuera posible que sin tantos 
empeños h uniera corrido la materia con menores accidentes que pudieran 
tener salida mas fácil y que no huuieran puesto el dicho disentimiento = 
La ciudad de Barcelona con la respuesta y desengaño que alli se le dio a 
hecho parar las Cortes por vida del disentimiento y a embiado aqui un sin- 
dico a proponer a Vuestra Magestad las causas en que se funda para esta 
pretensión y si bien se le ha dilatado la Audiencia con justos fundamentos 
ya la a tenido de Vuestra Magestad aunque con diferente titulo con que 
parece se a salido de este embarazo. 






186 DEL PODER GITIL EN ESPAÑA 

El mayor es el que tienen las cortes para remedio de lo qnal lo qoe al 
conde se le a ofrecido es que sin omitir las diligencias que los ministros 
de V.aestra Magestad pueden hacer en Barcelona en esta parte aqui se di- 
gese tanbien al sindico lo que pareciese conuoniente sobre la materia y 
respeto que en ella por aora parece que Vuestra Magestad no puede tomar 
resolución de conceder á la ciudad lo que pretende y que de negárselo 
podría quedar con mayor desconsuelo y desconfianza y que el disenti- 
miento de las cortes que es lo que las ympide tiene sus caminos conoci- 
dos para remoberse nombrando los Jueces en la forma ordinaria le hauia 
parecido al conde antes de aora que esto se hiciese asi y entiende que 
Vuestra Magestad lo hauia resuelto y mandado si bien en Barcelona no 
se a ejecutado hauiendose pasado muchos dias de por medio en que se pu- 
diera hauer reconocido en alguna manera el intento de los Jueces que si 
bien an de ser todos catalanes son tan atentos a sus combeniencias como 
Vuestra Magestad a de nombrar de su parte los nueue y de los demás vas- 
taría ganar tres uno de cada estamento — El Conde hauia entrado en algu- 
na esperanza que esto no es imposible aunque parece dificultoso y que si 
Vuestra Magestad benciese a la ciudad por los términos de justicia en que 
a puesto el negocio se salla de la materia con grande circustancia y que 
quando los jueces declarasen el disentimiento en favor de la ciudad hauia 
el conde entendido de perspna pratica en aquellos Reinos que esta no era 
derechamente ejecutoria para la cobertura tanto mas que por lo que el 
Conde tiene entendido añade aora que el disentimiento esta puesto por- 
que el Sr. Infante no manda cubrir a los Gonselleres de la Ciudad que pre- 
tenden sean cuuierto delante de sus mismos Reyes y esto tomado en este 
sentido y calidad quando benciesen parece que seria derechamente en 
quanto a cubrirse en la presencia del Sr. Infante y que para con Vuestra 
Magestad podría hauer otras salidas que mas delgadamente abran pensado 
otros >= i que este auto no perjudicaría á la persona Real. 

Bien reconoce que en Castilla no se pone a la disputa de jueces mate- 
rías de está grandeza pero la constitución y dispusicion de Cataluña y en 
el discurso de unas Cortes que naturalmente traen consigo estos aciden- 
tes dan alguna salida a que este juicio no es formado sobre el punto prin- 
cipal derechamente sino una constitución de impedimento al progreso de 
las cortes que también tiene que juzgar si es de las materias la que se 
trata que se pueda reducir a disentimiento y al fin quando no se puede 
remober con otra salida forzoso es tomar alguna y ganar tiempo pues en 
el no queda zerrada la puerta a que se ofrezcan otros medios mejores y el 
peor para todos sera la suspensión y qualquiera otra diligencia con que el 
negocio se pueda aprestar mas de manera que la Ciudad leñante el di- 
sentimiento puesto no quedara enflaquecida por nombrar Jueces procu- 
rando por via dellos salir del embarazo y si la negociación pudiese to- 
mar cuerpo y introducir que este no es de los casos que se pueden oponer 




PBLIPB IV 487 

por disentimieiito es de creer que la Ciudad se rendiría mas fácilmente. 
El punto que el Conde juzga por único y principal es ver reducidas las 
Cortes de Cataluña en tal disposición por los accidentes que se an ofrecido 
y por el corto tiempo que falla que se promete dellas muy cortos efectos 
para el seruicio de Vuestra Magostad y buen Gouierno de aquel principado 
y que aunque el disentimiento puesto por la Ciudad de Barcelona sobre la 
cobertura se quitase o se venciese tiene por cierto el Conde que la nego- 
ciación principal no a de correr como es menester y bien lo reconocen asi 
loa ministros de Barcelona pues todos conforman en que se baga solio y 
se disaelban las Cortes cosa que el no se atreve a aconsejar a Vuestra Ma- 
gostad porque dejando aparte lo que a precedido para estas Cortes y lo 
que se a abenturado para ponerlas en forma corriente y la reputación real 
que es lo principal no saue el conde como al mismo tiempo que se propo- 
ne a Vuestra Magestad tanta intención y desinio de los Catalanes en esten- 
der sus limites y estrechar las regalías se puede fundar por otra parte que 
se les apriete y ponga en la ultima desconfianza como seria dejando las 
cosas como quedarían hecho el solio y asi el conde en esta parte es de pa- 
recer que las Cortes se prorroguen y se vaya procurando en ellas quitar 
todos ios impedimentos pues ninguna sazón puede hauer tan oportuna 
para concluyrlas que quando Vuestra Magestad se halla con galeras y gente 
en aquel Principado con ocasión cierta de los rumores y inquietudes de 
Francia y que a Titulo de esto se previenen aquellas fronteras y que Vues- 
tra Magestad tiene combocadas Cortes en Aragón y Valencia que si el tiem- 
po y la necesidad obligase el conde juzga que el único remedio a de ser el 
asistir Vuestra Magestad personalmente a dar leyes a los Catalanes y aca- 
uar las Cortes como conuiene y en este caso le parece que de ninguna ma- 
nera se a de dar intención en materia de socorros ni seruicios graciosos 
sino que se desea establecer leyes buenas para la justicia y para el Gouier- 
no pues demás de ser esto lo justo los Catalanes por su condición natural 
son tan atentos a su combeniencia y a su hazienda que por redimir el 
nesgo de no confirmarse el priuilegio del Sr. Rey Don Alonso en quanto a 
los bienes en empeño y la justicia que Vuestra Magestad tiene en los quin- 
tos execotoriada en unos casos de donde parece se hace transito a los de- 
mas siendo una misma razón es cierto que las mismas Cortes aunque no 
se despida ofrecerán y Vuestra Magestad estara a tiempo entonces de re- 
solber lo que mas convenga=Y siendo cierto a su parecer que estas ma- 
terias no pueden quedar en la fírmela y buen fin que se desea sin que la 
autoridad de Vuestra Magostad maña trauajo y inteligencia de los minis- 
tros que le asisten lo gouierne y encamine todo con asistencia personal 
El conde pone a Vuestra Magestad en coasideracion que si la jornada se 
hauiese de hacer se tome a tiempo que Vuestra Magestad la elija de su vo- 
luntad y en tal sazón que no parezca que la necesidad obliga o los mis- 
mos empeños de los Catalanes y su contumangia pues el escusar los nue- 



-s "«r- 



188 DBL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

uos empeños particularmente los de Vuestra Magestad es el primer paso 
de salir dellos y la mayor combeniencia. Eu cnanto a la fortificación El 
conde no disputa el preuilegio que ha presentado la ciudad ni si por Justi- 
cia puede Vuestra Magestad rebocalle o declaralle pero lo que dice es que 
quando se pueda no conbiene porque totalmente es dar por inconfidentes 
aquellos vasallos pues respeto de los enemigos de afuera la bonrra es útil 
y necesaria y el prohiuirsela no arguye mas que quererlos a ellos mismos 
sin defensa por aquella parte tanto mas hauiendo tantas por donde ser 
mortificados quando conuenga si diesen causa para ello y en este punto 
esta consultado a Vuestra Magestad lo que parece y El Conde no se des- 
conformaría que continuasen la obra si bien quisiera por la decencia de 
las ordenes del Sr. Infante que algún dia sobreseyese y que después les 
ordenase que lo continuasen. 

Al Duque de Cardona y Marques de Villaf ranea se deue ordenar que asis- 
tan a las Juntas las quales de ninguna manera se pueden tener por actos 
públicos ni se deue alterar la orden y estilo asentado en quanto á la pro- 
cedencia de asientos pues le ocupa el primero que llega. Vien es verdad 
como el Conde de Oñate posa tan dentro de Palacio y que el Duque de Car- 
dona viene de fuera concurre esta circunstancia de alguna diferencia para 
preocupar siempre el primer lugar y si en esto pudiese hauer algún tem- 
peramento de manera que el negocio corra sin cuydadp del Conde de Oña- 
te no lo tendría el Conde por estraño de la materia en toda la cual sera lo 
mas conueniente lo que Vuestra Magestad fuere sernido de resolber. Ma- 
drid 25 de Agosterde 4632.=sHay una rubrica.=En la carpeta dice asi.» 
«El Conde de Castrillo.==Madrid 25 de Agosto de 4 632.»5obre la suspen- 
sión de las Cortes y accidentes de Barcelona «9 

Documento núm. 4. 
Voto del Licenciado Joseph Gonzales. 

Señor. 

El licenciado Joseph González dice que tiene este negocio por de los mas 
dificultosos que Vuestra Magestad ha tratado y se le an ofrecido por que 
en qualquiera resolución considera gastos incombenientes: y muéstrase 
bien la dificultad de la materia en la diversidad de los votos: los mas de 
los ministros de Cataluña se ynclinan aqui se resuelban las Cortes: mu- 
chos del Consejo de Aragón «dicen que se continúen: la mayor parte de los 
votos de esta junta suspenden la resolución deste punto por ahora: y ca- 
liendo este encuentro sobre provincia cuyo Govierno se ha tenido siempre 
por muy dificultoso. Llega la dificultad a todo lo que puede: la clemencia 
y medios blandos de que en ocasiones an usado los Señores Reies de Ara- 
gón con esta Provincia, no ha sido medecina combeniente; porque antes 



FELIPE IV 489 

la an ensoberbecido y ocasionado atrevimientos grandes: la seberidad los 
ba obstinado y reducido a los catalanes al ultimo precipicio: en las Cortes 
nunca ban seruido por amor ni respeto a la obligación de vasallos sino 
por conbeniencia suya sacando y quitando a la regalía mucbo mas de lo 
que an dado: con que an crecido tanto sus libertades priuilegios y exen- 
ciones que les falta poco para ponerse en estado de república libre: anse 
criado con los ejemplos y doctrina de sus abuelos, que tan desmedida- 
mente procedieron con los Señores Relés de Aragón: cierranlos a el Esta- 
do tan diferente que tienen las cosas de España y de la Monarquía: no con- 
sideran que el baberlos sufrido aquellos Señores Reies sus atrevimientos 
fue necesidad: y que Vuestra Magostad no concierte esta.^» Con este su- 
puesto y con mucbo temor de que todos lo que dijere en este boto no sera 
nada lo reduce a tres puntos. 

El primero sobre si conniene proseguir las Cortes. El segundo sobre la 
pretensión que Barcelona tiene a la corbertura y disentimiento que a 
puesto. El tercero sobre lo que conuendra hacer con el Principado* 

£1 primer punto que mira a si ban de proseguir o resolber las Cortes, 
son de parecer el Conde de oñate y otros ministros que están en Barcelona 
que se resuelban; con quienes no puede conformarse en esta parte: por que 
para darles principio fue Vuestra Magestad en persona a Cataluña: para 
continuarlas y habilitar al Sr. Infante se sirbio de voluer este año: retro- 
ceder de golpe deste intento, es contra la grandeza do Vuestra Magostad. 
y contra la conbeniencia de no dejar aquellos vasallos consentidos; y con 
la desconfianza que les puede causar el sentimiento de Vuestra Magestad. 
=s La habilitación del Sr. Infante dura basta 49 de Noviembre: el gozar de 
este tiempo lo tiene por conbeniente y necesario: porqué en el se podra re- 
conocer el estado de todo y según el que tuvieren las cosas de Flandes, 
Alemania y Francia, podra Vuestra Magestad resolverlo mejor: y por aho- 
ra juzga Vuestra Magestad deve servirse de embiar orden muy apretada 
para que las cortes se continúen, añadiendo á la instrucción que alia tie- 
nen aquellos Ministros, lo que Vuestra Magestad se sirviere de resolber en 
este punto: y aunque teme que en lafi Cortes se ha de obrar poco por la 
desconfianza en que se han puesto los tratadores; y por lo que se an atra- 
sado las materias del Estado en que Vuestra Magestad los dejo: Todauia 
tiene por conbeniente que se prosigan, porque se ha aganar tratando las 
cosas con la inteligencia y templanza que combiene, y se justifica mas 
qnalquiera resolución que Vuestra Magestad halla de tomar después: y 
siruiendose Vuestra Magestad de ordenar que se continúen las Cortes y 
tiene por necesario que Vuestra Magestad se sirba de mandar advertir á 
los brazos, lo en que an faltado, y lo que deben hacer para cumplir con 
su obligación; usando en esta parte, de tal temperamento, que ni Vuestra 
Magestad muestre todo el sentimiento que puede tener, ni la clemencia 
con que trata á sus Vasallos; porque en el estado que estos se hallan, con- 



■"1 



199 I)EL PODBIt CIVIL EN BSPANA 

uíene advertirlos, para que se recobren; y no desconfiarlos para qne se 
pierdan: en esta misma conformidad le parece qnedevo Vnestra Magostad 
mandar a las personas de mas seqnito, y a las Ciudades añadiendo tu la 
carta de Barcelona lo que apuntaran en el segundo punto de este voto: y 
trubajnodo los Ministros que Vuestra Magestad tiene en Barcelona, y tra- 
tándola con maña se podría ganar lo que vaste pnra escusara Vuestra Ma- 
gostad de dichos empeños, (que lo que se a de procurar con todo desvelo 
y cuidado] y pone en consideración a Vuestra Magestad ai convendrá em- 
biar alguno del Consejo o del de Aragón, en quien concnrrau letras y pru- 
dencia; para que con esto temple bs materias, y coa aquelbs de a enten- 
der los derechos de Vuestra Magestad porque llega a recelar que los qne 
de esta profesión asisten en Barcelona como naturales, no obran con la 
fuerza necesaria; y esto le parece en este punto: y no pasa a discurrir si 
conbiene que Vuestra Magestad vuelva a Barcelona a cabar estas Cortes 
con solio: y si también convendrá combocar otras fuera de Barcelona en 
que se consideran algunas combeniencias: porque le parece que es lo in- 
tenpestivo por la mudanza de las cosas y estado que podrían tener las ma- 
terias universales y particulares al tiempo de la ejecución. 

En el segando panto que mira a la cobertura que pretende Barcelona: 
dice que esta pretensión esta destituida de todo fundamento razonable y 
justo = Es obligación precisa del Vasallo estar descubierto delante de su 
Bey, y ningún Vasallo por de alta sanare y calidad que sea puede cubrir- 
se sin permisión o privilegio del Rey: El privilegio o permisión puede ser 
en dos maneras; perpetuo, temporal: el perpetuo dura para siempre; ol 
temporal se limita aquel acto, o al tiempo o vida de la persona a quien se 
concedió. Barcelona no tiene privilegio perpetuo ni temporal para cubrir- 
se, lo que dice es, que se ha cubierto en algnnas ocasiones, y cuando esto 
sea cierto siendo este acto mere facultativo no dio derecho a Barcelona en 
posesión ni en propiedad para vencer en justicia; y en este punto ban lla- 
nos los ministros de aqoel principado y el Consejo de Aragón, y el Licen- 
ciado Joseph goni;alez passa mas adelante y lo parece que no debe Vues- 
tra Magestad dar lugar a que esto se reduzca a pleito; porque no es cosa 
razonable ni justa, que una ciudad que no es mas nolile qae otras y qne 
tiene Vuestra Magestad mucbas que se le aventajan se atreba a poner en 
términos de Justicia la cobertura: y si bien regularmente lea esta permi- 
tido el poner en Justicia qualquíera pretensión por descaminada que sea: 
ay casos en que los Reyes constandoles que la parte que pide no tiene de- 
recho puede de negar la audiencia, y no permitir que sobre pretensión que 
consta ser ynjusta se forme pleito: y aunque Vuestra Magestad no puede 
oy mandar esto a Barcelona, porque el pleito quclia pone, no es ante los 
Jueces de Vuestra Magestad sino en la corle por via de disentimiento, 
(que ha do juzgar por los nnebe Jueces quella nombra y por otros nnebe 
que nombra Vuestra Magestad) todavía le a parecido necesario representar 



FELIPE IV 494 

a Vuestra Magestad quan indecente cossa sera que se llegae a jazgar este 
disentimiento: para qae por todos aiedios se procure que esto no pase 
. adelante, por oponerse tanto a la grandeza de Vuestra Magestad y porque 
si se llega á Juzgar este dosentlmiento Vuestra Magestad sera condenado 
porque en materia de su preheminencia, y libertades, los catalanes, no se 
gobiernan por razón de que ay mui nobles exemplos en la historia: tres 
medios se le ofrecen para salir deste lance. 

El primero que Vuestra Magestad mande escribir a Barcelona en la mis- 
ma conformidad que a las otras ciudades, añadiendo lo que Vuestra Ma- 
gestad a extrañado quosta pretensión lo aya introducido por uia de disen- 
timiento, dependiendo de la gracia y voluntad de Vuestra Magestad dán- 
doles a entender que nunca Vuestra Magestad se la negara, en todo lo que 
justa y razonablemente se la pudiere conceder, usando de palabras quo- 
llos puedan, tener alguna confianza, y de que no puedan hacer prenda de 
que se les ha de conceder; porque con esto, y mandar Vuestra Magestad 
a los ministros que asisten alli; que haliendose de todos los medios, pro- 
curen que Barcelona alze el desentimiento, y se ponga en esta pretensión 
en manos de Vuestra Magestad se podría esperar que Barcelona benga en 
conocimiento de su error, y se aparte del desentimiento. 

En caso de no obrar este medio se podra pasar al segundo, y dar ynten- 
to a Barcelona, que Vuestra Magestad le concederá la cobertura por via de 
priuilegio y merced, haciendo un servicio considerable que pase de tres- 
cientos mili ducados, y si lo hiciese no tendría ynconueniente el conce- 
derles esta gracia: con que junto con escusar un lance tan apretado, se a 
tenuarían las fuerzas desta ciudad, para que este con el rendimiento que 
conuiene, y no es de parecer questa platica la mueba ministro de Vuestra 
Magestad sino algún confidente que de su officio la proponga: 

Si Barcelona no saliere a lo uno ni a lo otro: tiene por necesidad que en 
la Corte se trate de que sin embargo del desentimiento de Barcelona a de 
pasar la Corte adelante en todo lo que fuere materia de Justicia; porque 
tiene por cossa asentada que los desentimientos solo pueden suspender 
las materias de gracia, no las do Justicia; pues de lo contrario resultaría 
quel desentimiento de una Ciudad o do un particular ympidiesse lo que 
mira al bien universal de un Rey no, sobre que no puede hauer ley ni cos- 
tumbre justa: y poniéndose por parte de Vuestra Magestad los medios 
oonuenientes le parece, que este punto se a de vencer con que caminaran 
las Cortes, sin que los desentimicntos cmbarazen; porque la del seruicio 
que se pretende que haga Cataluña se puede fundar ques materia de Jus- 
ticia y no de gracia: porque Justicia es, quel bassallo sirua a su Rey, to- 
das las veces que lo ubiere menester; y es resolución constante que los 
tributos en los casos justos son deudos á los Reyes por titulo de justicia 
ay en qualquier suceso suplica a Vuestra Magestad que no permita ni de 
lugar a que se haga juicio en la corte sobre el desentimiento en lo que 



DEL PODBH CITIL EH BSPARa 

)bortura, por ser cossa que repngoa a la grandeza de Vuestra 

:ero y ultimo pnnto qoe mira a lo aniversal del prÍDcipado le 
todas Ihs cossas del ea lo que tocaa a Vuestra Magestad pidéa 
remedio, porque aquellos vasallos no tienen el amor, y ove- 
: deveo, Di la Justicia la autoridad necesaria; tas leyes que mi- 
!ticia y execDclon della, están tan limitadas con las libertades 
provincia, que le parece que ay obligación en conciencia de 
'e este panto: pero respecto de estar estos daños ennesecidos y 
izados en aquellos vasallos la rerormacion se a de yr haciendo 
po, y poco á poco, porque si de golpe se hiciese se pondrían en 
csesperscion; y el yrlos mortificando desdelnego yosensíble- 
iene por necesario buena ocasión es la que Vuestra Magestad 
ale con lajeóte de guerra que se junta en aquel Priucipado, 
siento sera principio de castigo si se pudiese estender a las ciu- 
rticularmente a Barcelona, que sin dada coaviene mortifícarla: 
el pueblo esta muí licenciosao. La propuesta de el Marques 
de hacer puerto y muelle en Gironay mudar alli la audiencia, 
I aya de tener efecto, pondrá cu celo a Barceloaa]'. de alguaos 
fectoa al serulcio de Vuestra Mageslod entendió que la cossa 
as proDpla reformación y que mas se opone y daño hace al ser- 
lestra Magestad es la diputación y el caudal que tiene, sacado 
v de los pobres y gastado eu adelantar sus libertades y en co- 
derossos y acomodar a sus deudos y criados y oponerse a los 
e Vuestra Magestad «Todas estas cosas piden particular consi- 
que Vuestra Magestad se sirva de mandar mirar en ello, por- 
las maneras conuiene allanar esta provincia cuyo estado no 
manecer, formalizado de todos los demás Reyuos de España: 
«unos Vasallos conquistados, que por naturaleza no tienen 
)gatiua que los demás desta calidad.» 

e de Cardona y Marques de Villafranca es necesario que Vues- 
ad mande decir asistan al Sr. Infante y a las Juntas siempre que 
nados dándoles a entender cuanto au faltado en esto: y todo lo 
i censura de Vuestra Magestad. 
id a !S de Agosto de a163S.i> = Liceociado Joseph González. 

Documento hüh. 5. 
Voto de D. Manuei Guarnan. 
Serenísimo Señor. 
)untos manda V. A. le informemas por votoa ungulares y asai 
o coa el orden y ^endo el primero hablare en el dissentimiento 
la Ciudad a todos actos de gracia y Justicia en tanto que son 




FELIPE IV f93 

restHuidos cOoio pretenden en el derecho de cubrirse delante de saMag.d y 
y. A. Y aanqae son tres los actos en que pretenden tener esta prerroga- 
tiva en el que mas insisten es cuando V. A. va a Iglesia o parte donde 
an de concurrir salen a recluir a Y. A. al coche desde el al sitio donde 
para Y. A. y assi a la Yuelta. este fue Señor el principio que tubo el dia 
que V. A. Juro y hauiendose visto antes cuida dossainen te los papeles que 
presentaron por fundamento de su derecho y aetos positivos sacados del 
libro verde y tenidose una Junta que atentamente examino este dere- 
cho, y otra para verse con cuatro perssonas que el Gonssejo de los Ciento 
aula nombrado que conferido todo lo que se hallase por una y otra parte 
se representase a Y. A. Como se hico para tomar la resolución que mas 
conuiniese y assi fue la que. por los papeles se vino a Justar darles esta 
preminencia enjos actos Prouinciales que es en lo que corría sin diGcul- 
tad y remitiendo a su Mag.d en lo que le auia y tanta que si no es su Real 
mano no podia otra dispensarlo, esta resolución tiene toda Justifícacion 
y se vee en la prouacioa de su Mag.d y no desaiuda auerse entendido 
después della que el Consejo de Ciento y Congilleres el año de «26» y es- 
te de «32)) en la auilitacion de Y. A. sin auer dadose por entendidos que 
en esto hnuiese anido pretensión con ser lo contrario mas gierto y no 
auerseles concedido clara queda la culpa de los Consilleres en el dis- 
sentimiento pues faltaron a todo respeto deuiendo primero suplicar a su 
Mag.d y a Y. A. les hiciese esta merced que usar del Yltimo remedio y 
esperar de su grandeza les baria gracia de lo que no tenian Justicia en este 
casso. Señor an faltado los medios con que se sale de los dissentimientos 
y se despacha bien. Proponese Yn greuge véase si time Justicia e no sino 
la tiene dando sobre ellos sentencia le desengañen y si la tienen se les 
guarde este es el camino mas corto y con el que se aorra de dadiuas pro- 
messas y otras cossas. Las dificultades para que esto pudiese correr assi 
fueron muchas pues en darles Jueces se abenturaua la pretensión que tie- 
nevY. A. que esto sea gracia y no Justicia y siendo cierto aun auia de sa- 
lir contra su Mag.d tal es la passion con que lo an tomado los que lo lia- 

r 

uian de Juzgar seis Juegos auia de nombrar Y. A. seis los bragos perssona 
segura de quien fiar estt) no se hallo ni los regentes con el conocimiento 
mas individual se atreuieron a ponerlo en letiglo y sin julgio temerario es 
cierto se remitiera siendo este el mejor sucesso pues la remisión era em- 
barazosa y en tiempo limitado como el que tiene Y. A. y si no hallauamos 
seis Juegos aproposito como pusiera Y. A. doce. En casso Señor que con- 
denara Y. A. a la ciudad que tanta parte tiene en estas Cortes yntentara 
por otros medios lo que no haula podido conseguir con este poniendo tan- 
tos dissentimientos que embarazaran lo mismo que el principal y no fuera 
casso dudable que en esto se acabaran las Cortes. Si condenavan a Y. A. 
no se conseguía nada y se perdía todo lo que pretenden que es mucho atri- 
bulendo esta honrta a la Justicia y no a la gracia quedaran desobligados 

Tomo Yí 43 



1 



DEL PODER CIVIL ER ESPAÑA 

latnral bastantemente EObcruios si con esto se acabaran las Cor- 
ucra menor el daño con ser grnnde todos están y de parle de la 
si mañana auiendolcs bcuha esta hoarra V. A., les recomblniera 
1¡ poroso se dieran por obligados ai corrieran las cortes con mas 
1 del su^csso de manera Señor que en esta parte la combeaiencia 
la y grandes los ynconibenientes la porfía y el modo do que an 
ulerse mas deuiera atrasar sa yoleoto que adelantarlo pues des- 
que pusieron el disseo ti miento no aaido ninguno en que no se 
tros mirando todos a este ña en este estado tiene oy la cindad es- 
'ias sin esperanza que se ayan de mejorar menos que cubriéndose 
la que se le de tal que dclla a la possesion no aya lugar de duda 
I ser esta Señor la ultimadifícultad que se ofrezca al embarazo de 
i pues sanemos lo que han de pedir y lo que pueden dar esto loca 
puntos que faltan. 

ae V. A. concluia estas Cortes a de proceder decretacion de cous- 
i todas las tienen oy retiradas hasta su tiempo y no basta para 
ido de verlas -y poder yoTormar a V. A. con mas seguridad. Y 
Duchas pueden correr sin reparo otras son tales que pudieran 
'se con que se les permita el proponerlas. La primera y en la que 
ancia harán a V. A. loa bragos sera en la obseruancia por ser en 
inen librada la esperanza de verse absolutamente dueños de la 
' a su Mag.d en este l'rincipado sin mas que el nombre. Confleso 
lo que e conocido que es menester mas de la que ay pero no 
no piden y si con la que ay que quieren sea menos se ccuo^ el 
gonierno y quaato aeccsitau della los Catalanes mire V. A. como 
in viéndose dueños de la Justicia sin dependencia de su Mages- 
contiene lo que llaman constitución de la obserbancia y el abor- 
to a los ministros de Justicia no tanto por faltar ea ella como por 
in Magestad solo en esta coostltucioa le qnitaa a su Mageslad lo 
iosso que llene que es administración de la Justicia: no me de- 
iscarrir en mas incombcuientcs por parecerme ser el mayor este 
los que pudiera rererir que fuera dilatar demasiado este papel. 
da constitución mira a la remisión de los quintos y si por la pa- 
dauan señores de la Justicia cou esta lo aeran de la hacienda 
I y la prorrogación de las causas feudales que se tratan en las 
^Dorales y procuraciones del Principado de Cataluña Condados 
ñor y Gerdania y lo que deuen por las alienaciones a su Hageslad 
hi^o el año de 1999 en un capitulo de Corles y el yncombcniente 
añadir hacienda a la Justicia es opponerse al fín de V. A. espeñ- 
otro yncombenieute do menor pues no se atrebe V. A. execu- 
qnc deuen pagar oy los quintos y que de aqui nazcan menos His- 
itos hallase V. A. oy sin tener por su maoo ni de las de sus rece- 
Real para aberiguar los delitos que por instantes suceden con 



I' 



FELIPE IV 



495 



tan graQ perjaicio de la caasa publica como se ve y con tantos riesgos de 
que esta noticia de ocasión a mayores ynsnltos pues es cierto oy los em- 
barazara mas sa cuidado y respeto de V. A. que los socorros que tiene 
para repararlos. La tercera constitución hablando claro mira a abenturar 
las materias de la fee queriendo quitar al tribunal de la Santa Inquisi- 
ción y a sus minisiros prerrogativas que faltando de conocido se abentnra 
la aberiguacion de materias que tanto importa su castigo y exemplo y 
que sus progenitores de V. A. miraron mas a ampliar su mano que ali- 
mentar su Jurisdicion. Esta Señor me parece de tan gran reparo que en 
el Qelo de su Magostad y V. A. ni ay que ponderar esta ni para que pas- 
sar a otra si bien ay muchas miran a combeniencias propias sin defraudar 
la causa publica ni sus tribunales ni hazienda de su Magestad como esta. 

El tercer punto es el estado que tiene esta Provincia y quien repare en 
lo que piden paregerale es mejor pues pedir tanto siendo tan poco lo que 
pueden dar no es partido yguál para V. A. Señor de lo que e visto en 
esta Ciudad ynformandome de sus naturales y cuidadosamente ynquirido 
e hallado que es muy poco con lo que de verdad pueden seruir a Y. A. 
aunque sea mucho lo que ofrezcan y es cierto que mas sustenta esta pro- 
uincia la limitación de sus gastos que la abundancia de los frutos desta 
verdad Señor pudiera referir a V. A. tan caseros exemplos que no deja- 
ran lugar al engaño de los que entienden no a de ser mas lo que so de 
que lo que se reciue. Siendo esto assi Señor en que pueden cargar los tri- 
butos que congedieren a su Magestad que no sea muy difícultosa o ympo- 
sible la exacción dellos y ygual la costa al prouecho y no me persuado a 
de ser de manera que se puedan socorrer las fronteras como es menester 
y oy parece lo pide la necesidad y su bentaja es conocida pues entraran 
luego guogando las mercedes que su Magestad les hiciere y el donativo o 
sernicla se cobrara tarde por no estar la tierra para mas tener la diputa- 
ción poco caudal menos la tabla esta ymposibilidad sera mayor quanto 
mas duraren las Cortes pues desde que corren hasta oy están gastados en 
salarios y otros gastos veinte y seis mil ducados que quando no ympida 
del todo la cobranza de lo que se diere la dificultaran sobradamente. 

Bien se puede ynferir Señor destas dificultades la que tendrá el que se 
acaben las Cortes como su Magestad quede seruido siendo poco lo que a 
de recluir y mucho lo que a de dar y es cierto que sin cubrirse, sin la 
constitución de la obseruancia los quintos, la Inquisición, la de los obis- 
pados y dignidades Eclesiásticas, y Vicecanciller de aragon que quieren 
sean de naturales todos. No se an de poder concluir estas Cortes como es 
justo leuantando el dissentimiento de la ciudad es sin duda pondrá el 
brago Eclesiástico otro a todos los actos hasta que su Magestad de por 11- 
ure a este principado de lo que puede tocarle por repartimiento de los 
seis cientos mil ducados concedidos a su Magestad sobre el estado Ecle- 
siástico y e yoformado me de personas de toda confidencia sera difícul- 



n 



16 DEL PODEB CIVIL EM ESPAÑA 

.0 lewiDtar este disscntimiento por ser graade la ygualdad con que to- 
los del brd^o le apoinD y si el de la ciadnd con el medio ynteutado 
bien Ira parejera queda c\ecutarÍado el mío con lo mismo y no es 
ittllosso de creer coQOcieodo el natural de la gente y las esperiengias 
tan pocas que dcxen lugar a la duda si bien su terquedad la discal- 
coo lo mucho que se les a prometido por los mioislros de su Mages- 
el año de veinte y seis y este en la auilitacion de V. A. aseguraodo- 
tcniaa sus mercedes despachadas que oy no an visto ni entonces sa- 
icioQ de su tardanza de aqui asqt el gobernarse oy con desconñan^a 
acarmiento y no tener sus ministros de V. A. la fe en esta parte que 
ra ra^on. ¥ siendo assl y tantas las dificultades en que esto se prosi- 
como referiré parche forgosso que la resolución sea breue pues en 
siempre se ganara. Señor continuándose Ins Cortes falta la adminis- 
:ioa de la Justicia general y particular, general porque todas las can- 
ciuiles están pendientes hasta el fin dellas con gran perjuicio de las 
les y aanijue.el derecho siempre sera Vno las' circunstancias y el 
(ipo le pueden vañar de manera que no lo parezca y ponerse las Ci>b- 
en estado que qunndo vun^.an ^ean vencidos por no hallar haciendas 
]ue ejecutar sus sentencias en menos distancia qne en la de Vnas ' 
tes 30 suelen conocer estos riesgos y otros eo lo particular muchas 
tas que pediao castigo se dejan por dependencias que miran a este fin 
como el nomero de que se compouen estos bra^O!; es tan grande ápe- 
se topa con hombre que no tenga otro en ellos y quieren que la Jns- 
I sea asilo de sus maldades por esto camino. Las Ulcssias están sin 
lados tantos dias a siendo su asistencia por entrambos derechos tan 
;isa y tan pocas las causas que les escuf^an della gastando aqui sns 
iendas las de sus cavildos faltando assi a la administración de la Jus- 
i y socorro de los pobres. Esto se [íopdera mas con la resolución qne 
sindicos de las Vniversidades yntentan de pedir licencia para bol- 
¡e no haciendo sus personas falta considerable en su república y le- 
ído ynteres conocido en la asistencia. Pero desconfiados se pueden 
>ar estas Cortes en el estado que están y escrupulossos de llenar sala- 
toman este camino. Todos los incombenientos referidos Resanan es- 
lo en estado estas cossas de poderse acabar pues la causa publica del 
icipado los Justificana como oy la cnidcncia les acusa, Y no es de me- 
reparo para entender el suqbsso ver quan sin personas de respeta se 
a el brago militar que es a donde mas se necesita della. Esta es gran- 
/ la licencia que se an tomada mayor y se a conocido estos dias pues 
:ndo mandado V. A. se linrasen quatro mil ducados para reparos de 
ññan a cuio socarro auia ydo el Marques de Moateaej^o con seis ga- 
s por qucuta de resto de loscient mili ducados que para este efecto se 
cedieronel año de nlSSa» que oy están por gastar concediéronlo el 
}0 Eclesiástico y Real resistiólo solo el militar con dissentimientos tan 



-' \ 



FELIPE IV 197 

yndignos qae aaa para referidofl son demasiados pues qaerian que V. A. 
mandase quitar del proceso familiar la licencia que auia dado para la iu- 
secnlacion teniendo esta honrra por ofenssa y siendo cossa en que su Ma- 
gestad perdia Vna de las mas considerables regalia y en que se faltara a 
la fe pablica por estar ya promulgada y puesta en el processo familiar. 
Buen argumento es do como corre todo no solo auer permitido el bra^o 
tales dissentimientos. Pero auer sospechas que los fomentan los que pu- 
dieran y deuieran desbane^erlos con que se a puesto en estado este punto 
que 8 parecido for^osso no hablar en el y si la cobranza de hacienda pro- 
pia de su Magestad consigoada para este efecto y se gasta en lo mismo 
para que esta librada con la circunstancia del tiempo quales serán Señor 
las que se ofrecerán en dar dinero que no ay o ymponerle sobre personas 
que tanto afectan la escripcion en los tributos que embarazos no yntcn- 
taran y a que riesgos no les pondrán a sus ministros de V. A. para conce- 
der de Justicia lo quellos tienen por gracia. Las mercedes particulares de . 
títulos Caualleros y priuilegios an de ser grandes y quando sean peque- . 
ñas serán sobradas y assi Señor por lo que se a visto por lo que se cspe- 
rimenta oy sin adelantar el Juicio del conocimiento parece esta preten- 
sión mas para dejada que continuada. Mi parecer es Señor no que se di- 
suelnan las Cortes sino que se prorroguen que esto esta en manos de su 
Magestad. Aqui Señor ay dos combcnieucias de su Mag.d publica y parti- 
cular la publica es dar leyes a sus basallos si las piden satisfacer agra- 
vios y castigar delitos con esta a cumplido como con todas su Mag.<l vi- 
niendo el año de veinte y seis el de treinta y dos solo a esto y dexando 
aqui a V. A. en su lugar para mayor satisfacion. La particular Señor sa- 
uiendo lo que piden y lo que pueden dar no es ninguna y assi Señor 
siendo mi parecer que se prorroguen ymposible es que se acaben aun en 
casso que V. A. quiera tengo por mejor que culpen y la voluntad que ' 
mañana el poder. = Don Manuel de Guzman. 

Documento núm. 7. 

Puntos de la consulta que han hecho al señor Infante Cardenal los ministros 
que le asisten en Barcelona^ en 30 de setiembre ^632, sobre la fortificación 
de aquella provincia y conclusión de las Cortes, 

Con ocasión de los avisos que se han tenido que franceses hazian pro- 
gresos cerca de aquellas fronteras se puso cuidado en la defensa de la 
Provincia, y pareció que este havia de ser medio estando juntas las Cortes 
para sacar socorro bastante, sino inpidieran el poderse tratar de la mate- 
ria, los disentimientos que ha puesto Barcelona y asi ha discurrido la jun- 
ta en el reparo desto, y aunque trato dello a 25 dcste nies se suspendió la 
resolución hasta ver lo que el consejo de 400. resolvía en el dia del ulti- 
mo plazo que tomo para esto que fue persistir en el disentimiento sin ha- 



198 DEL PODBft CIVIL BN ESPAXA 

ver sido de útil todas las diligeacias qae se han aplicado y de acá se orde- 
naron, sobre qae dize la junta su parecer en otra consulta y ahora solo 
trata en esta de las asistencias que se podran sacar de aquella Provincia 
apretando mas las ocasiones de francia. Que esto se reduce a lo que el 
consejo de Aragón sintió en una consulta que hizo sobre lo mismo el año 
29. de que inbia copia la junta y añade lo que se le ofrece en sus núme- 
ros. Que el mismo dia 25, asislio a la jauta el Marques de Villafranca, y 
dio su voto por escrito sobre la materia y dejo orden que si se proseguía 
se pusiese a la letra su segundo roto, después de partidose a Italia con las 
Galeras, los qaalcs son los siguientes. 

Voto sobre la conclusión de las Cortes. 

El Marques de Villafranca, que se pida la respuesta délo que su Magos- 
tad mando representar a la ciudad por mano de su Alteza que es solo lo 
que en esto queda por hazer y en todo 16 que se propone, para que se de- 
clare si la causa de cubrirse, o no los consellers es caso de Corte, y sien- 
dolo si basta para impedir por disentimiento el progreso della en lo de 
justicia, que entiende que son estos medios para que en juicio formado se 
salga desta suspensión, aunque habiéndose de proseguir judicialmente 
duda si faltara tiempo para los términos, y si le habrá para tratar todo lo 
dependiente de las Cortes mas porque se ha conocido que Barcelona mira 
solo a que se acave el plazo della s sin levantar el disentimiento como lo 
verifica en dilatar las respuestas, y se dexa ver que quando quede venci- 
da en la pretcnsión de cubrirse, o se omita uo quedara mas dócil para lo 
que adelante se puede ofrecer, y el modo del disentimiento dice la poca 
gana que tiene de proseguir las Cortes pues pudiera disentir en las mate- 
rias de gracia, y dexar correr en las de justicia y ha ver alzadole con tan* 
tas representaciones que la del Conde duque tiniendo en el medio tan ca- 
paz de todos sus deseos, jusga por todo que cuando se quite judicialmente 
nacerán otros muchos cou las constituciones de aquella Provincia, y asi 
aunque tiene los que offrecen por partidos eficaces para disolvéroste em- 
barazo también los tiene por no bastantes para llegar al fenecimiento de 
las Cortes, y asi le parece se procure que por la via de mercedes ofrecidas 
por ministros confidentes alce la ciudad el disentimiento, y si no padiera 
esto reducirse a fin, tiene por expediente que su Alteza por el solio fenez- 
ca las Cortes tomando para si la decisión, y sin dejarla a que virtualmente 
la obren los disencientes, y si pareciere que este es también acto de Corte 
suspenso por el disentimiento se abra de estar al fin dellas, y que entiende 
que su Alteza combiene que su Magostad disimule los embarazos que ha 
puesto Barcelona por ser peligroso el tiempo para empeños de rigor en 
aquella Provincia y quando lo dicho no sea conbeniente el maior remedio 
es la presencia de Vuestra Mag.d 



k 



r 



FEliTPB IV 499 

Voto sobre valerse su Mag»^ de Cataluña y de sus socorros para prevenciones 

de guerra. 

El mismo Marques de Viilafranca qae tiene por tan respectiva la materia 
referida de Cortes, a la de valerse su Magostad de aquel Principado en or- 
den a las prevenciones de guerra que se deven hacer con la venida del 
Rey de franela, que el ultimo espediente que propone en el voto de la con- 
clusión de las Cortes ese aprueva, para que suMagestad se sirva de Cata- 
luña en caso de guerra, y que su ida facilitarla mucho pues viendo los 
Catalanes a su Magestad juzga harán el ultimo esfuerzo por servirle, y sino 
lo hace han de interpretar las constituciones que tratan de armas tan en 
su favor como en lo demás, diciendo que solo en la presencia real han de 
salir ea campaña y no mas que hasta su raya, circunstancias do embarazo 
para lo que se puede ofrecer, y si bien es verdad que a los Catalanes les es 
menos grave y mas conveniente aplicarse a su defensa que no alojar exer- 
citos forasteros sin los cuales no se podría defender aquel Principado si 
el se escusase de erigir y sustentar su propio exercito, con todo duda que 
en caso de sustentarle fuese con calidades de mucha d^esazon, y asi en la 
opinión del Marques lo que importa es ir luego su Magestad alia, para ven- 
cer aquellos ánimos, y alcanzara el plazo de las Cortes,, y alcanzándole no 
sera menester prorrogarlas, y sera remedio para vencer el disentimiento 
y a que se haga el ultimo esfuerzo para servir a su Magestad aquel Prin- 
cipado, que ayuda la venida del Rey de franela, el amparo do las cosas 
de Italia que pueden peligrar y la protección de aquel principado tan su- 
geto a francia y según las ocasiones presentes no le pareze posible que su 
fiiagestad dilate mas el formar excrcitos y animarlos con su persona y que 
parece que por aquella parte pudieraa ser dibersiva a los Paises que tiene 
en el Norte, y oposición a los que sin ella, aqui y en Italia se expondrían 
a gran riesgo. 

En la carpeta de este documento dice: Puntos de la consulta que han 
hecho al Señor Infante Cardenal los ministros que le asisten en Barcelona 
en 30 de Setiembre 4632. Sobre ia conclusión de las Cortes y fortificación 
de aquella Provincia. 

Ya aqui dentro la consulta, la que cita del Consejo de Aragón, y lo que 
añade la^unta en cada capitulo della, la comisión para prorrogar las Cor- 
tes y las cartas sobre lo mismo para que se copien en limpio en caso de 
prorrogarlas. 

Documento nüm. 8. 

Conde de Ofiate Serenísimo Señor: 

r^ne de ^01» g^ execucion de lo que V. A. ha mandado, se 

Mfurqnes deste ^ 

Bebente íontanet ba dado a cada uno en particular de los que 



iWt DEL PODER CTVIL BK ESPAÑA 

Pe. Ja> da a AiKostin caocurreü en esta jnnta los 3 cabos qae rao 

^" í**"?^ ^ continndos en esta consalta y excepto el Duqno 

Don jubmI de Gnzmaii ^ 

de Cardonn. los itemas han hecho por escrito 

lasos, que juntos se ponen en la sereaiaima mano de V. A. I^o 

tO de Setiembre )C3a. 

SDO los pantos 
a resolución que el Consejo de «lOO.n de Barcelona ha lomado 
¡1 do su Magestad y carta dol Conde Duque, y lo demás que 
ido, y dilicultadcs que se ofrecen en la conclusión destas 
la qne havra para celebrar y eonclnir otras en Cataluña. 
edio proporcionado para reducir estas, al na que se desea, y 
lo, en que Torma se saldrá dellas con maiar conviniencia del 
i Mageslad y sacando la Real autoridad del empeño qae ha 
üs. Uay "i rubricas. 

:ta dice: La junta aqui consultada. A 30 de setiembre 1632. 
tos qne ae les propuso en materia de Cortes, rubrica. No ha 
ijne de Cardona por su indisposicioD aunque intervino en la 
testa Consulta. Rnbrica. Juan lorenzo do Villaoncva. 

DOCDJBKNTO 5IÍSI. 9. 

Voto del marques Oeste. 

nto señor a lo qne se propone, que stante la resolacion del 
cuto sobre el papel de sn Magestad, y carta del Conde Do- 
nas que se ha entendido, y diíicultudes en U coaclusíou des- 
en la que havra para celebrar, y concluir otras en Cataluña, 
ofTrece es; que lo que reconozco del intento dcsta gente, es 
10, como no se concluyan, porque los que interesan en ello, 
ie, y no coaQrmandosc los Capítulos de Corte qne tratan de 
trimonio Real, las jurisdicciones, y bienes empeñados por 
antidodes, y otros que deven poseerlos, con no muy firmes 
¡nia en mucho daño, y mas a los mayores, y ansí mesmo, 
venga a ajustar las cosas de la Diputación, (cosa tan neces- 
iaodo a tal desperdicio, y consnmode tanta cantidad; repar- 
I los qne manejan, y no menos en la Casa de la Ciudad; y 
I razones, y causas que se podrían decir. Y si bien al princi- 
;l disentimiento de la Ciudad con algún Tundamento aora 
icidos se sirven del por capa: por no dar a entender el fin 
e que no se concluyan por las causas dichas, y asi aunque 
.evantase, y su Magestad les hiciese merced de la cobertura, 
>ara conclnyrlns; porque pondrían otros, y espirarla el tiem- 
econcluydo, con que todo lo dispuesto on las passadas, que- 



FBtIPE IV 



iot 



daría en pie hasta otras, y ellos con sa intento de qae no se pudiesi^etra-- 
tar de la redacion, ny de lo demás, como se dice arriva, cosa de tanto 
benefficio a sa Mag.d y daño de los poderosos, qae para el pueblo mexor 
les esta el ser Realengos que no de particulares. Y assi señor la mayor 
difficultad es esta, y lo sera siempre en quantas se celebraren en Catalu- 
ña, no remediando a tantos abasos, introducidos por costumbre, como 
este de los disentimientos; que no hay constitución, ny ley, qne diga ayan 
de parar las Cortes por esso; y assi se devria de una hez cortar el vio a 
tan malos abusos, y usos. Quanto al medio proporcionado para ello, y 
para reducir estas al fín que se desea, muy pocos beo, porque si es con 
mercedes, entiendo no habrá cosa que baste a lo esorbitante que preten- 
den, y aun cierto qnando se les concediese todo como no sea de no tratar 
de la reducion de los quintos, de la constitución de la observancia, y In 
de la Inquisición, y otras tan prejudiciales a la justicia y al Real servicio 
de su Mag.d no se reducirán acosa alguna, ny a conceder servicio, que 
por mucho que fuese, quando lo hiciesen no igualaría de yuñnitos quila- 
tes a lo que se les concediesse, si el medio de prorogarlas; stante la forma 
de la abilitacion; parece que la escritura dice (que no se puedan prorogar) 
pero dado caso que se pueda, (como mexor lo dirán los letrados) siempre 
se esta en la mesma dificultad s= si con hazer solio no se sale de los in- 
convinientes dichos, y lo mesmo en dexarlas espirar, por donde todos los 
medios padecen ecepcion. = El hallar forma de salida con mayor conve- 
nencia del servicio de su Mag.d y sacar su Real autoridad del empeño que 
ba puesto en ellas; he considerado, que pues se be, que no hay sacarlos 
de su dureza y qne ningun'camino de buen termino ha bastado, si oon la 
ocasión presente del arrimo del Rey de Francia a estas fronteras; armán- 
dolas su mag.d como se debe, y conviene, que sea con toda brenedad es- 
tando los vecinos armados, y con poca buena voluntad y tiniendolo en 
estado de poder decir, y mandar, dexarlas espirar, y luego comenzara 
executar lo de los quintos, y tratar de la reducion y de ajustar la Casa de 
la Diputación» y de la Ciudad', que en conciencia se deve hacer (pro bono 
publico) y mudar la Audiencia a Girona, y comenzar a hacer el puerto a 
San Feliu, como ya he representado (y después acá he apurado que se ha- 
ría con menos de cinquenta mil ducados), y desta manera birlos ajustan- 
do, y reduciendo a que aya justicia, y se pueda hacer porque de la forma 
que esta, y queio van disponiendo, no la hay, ny la havria, y se perde- 
rían de todo punto; y su mag.d con su piedad debe procurar todos los ca- 
minos, que aunque ellos se quieran perder, no dexarlos despeñar; y con 
esto entiendo se baria el servicio de Dios, el de la República y el de 
su mag.d y saldría del empeño de su Real autoridad con toda convenencia, 
pero este medio no se puede intentar, sino es, estando muy bien puestos, 
de poder decir, hazcr, y obligar a que se haga y cumpla. => Yo con mi 
corto caudal no alcanzo mas, V. A. con su grandeza lo escuse, y reciba la 



1 



202 DBL PODER CIVIL EN BSPAÑ* 

buena volnatad y el zelo coaqae deseo aOertar, y guarde Dios SO Sereoi- 
BÍma persona como puede, y sus tifiados havemos menester, ^ea Barce- 
lona oy primero de otnbre de íli32. años Carlea Filibcrlo Deste. = Rn- 
brica. 

DOCDMENTO KÚM. 10. 

Voto del Regente Foiitanel. 

Presupuestas las evideutes diQcultadcs que se offrecen en la prosecncion 
y conclnsion de las Cortes que su Mag.d mando convocar a los Catalanes 
ya eu el u1626.» y quQ esta muy cerca de cumplirse el plaio de tos seis 
meses señalados en la babilitacion del señor Infante Cardenal y que ann- 
que después conforme al tenor de la habilitación se puedan porrogar dos 
meses mas esso no puede ser sino con consentí míe ato de la mayor parto 
de cada ano de los tres brazos conviene ver qne' camino se ha de tomar 
que sea en servicio de su Mug.d 

Convocadas las Cortes y liecha la proposición en el solio del las no ay 
tiempo señalado para la prosecución y fln aunque le puedan si quisieren 
señalar su Mag.djuntamenlo con los brazos pero esta cu mano de su Ma- 
jestad solo irlas porrogando todo el tiempo que es servido y desla mane- 
ra se pueden alarf^ar y abreviar sogon la ocasión y concurrencia de los 
tiempos. 

Destc remedio pareció a la Junta o, mayor parte della que pedia usar 
su Mag.d antes de acavarso los seis y dos meses sobredichos porque con 
el tiempo se podrían offreccr cosas coa que se ihejorasen las que oy impi- 
den el asiento deslas Cortes y aunque yo coDcurrí en el mismo parecer 
como concurría aora en caso que pasados estos plazos se pudiesen prorro- 
gar, pero despuos vista la babilitacion de su Alteza y lo que en ella acor- 
daron BU Hag.d y los brazos lo qne antes no liavia visto ui oydo quanto 
a la forma con que se havia hecho entiendo, salva mejor parecer que no 
se pu^en perrogar passados respectivamente los plazos do seis y dos me- 
ses sino de voluntad y consentimieuto de tos brazos que sera muy con- 
tingente que no consientan ni aun la Ciudad de Barcelona estando en pie 
su disentimiento dará lugar a que trate desta porrogacion ni aun para 
tratar de los nltimos dos meses. 

La razen qne me mueve a ser deste parecer es qao en la habilitación se 
dize expresamente que las Cortes se hayan de acavar y concluir dentro 
los seis meses aunque da lugar a lo que se ha dicho que de coDsentimien- 
to de los brazos se puedan porrojjar dos meses nías y laego se añade qne 
se acaben las cortes y no se pueda mas porrogar y aunque a algunos pa- 
rezca qne esto es solo para que puedan correr las cortes en nombre y por 
razón de la habilitación de su Alteza no tocando a la facultad regular que 
tiene su .Uag.d de porrogarlas para c\ tiempo que es servido como esta 
dicho yo entiendo lo contrario porque las palabras de la habilitacioa no 



i.7^.- 



X 



FELIPB IV 203 

se dirigea a sa Alteza nÍ4Ba habilitación sino a las mismas Cortes qae cla- 
ramente se dize que sean acavad^s y no se puedan porrogar no estrechán- 
dose a decir qae no lo pueda hacer su Alteza. 

Verdad es que prorogandolas su Mag.d pasados los dichos plazos no se 
siguiera otro inconveniente mas de poder pretender los brazos nullidad 
de la porrogacion quedándose su Mag.d con mano libre de lo que puede 
hazer expiradas las Cortes. 

Y en caso que su Mag.d no se sirviese porrogarlas es sin duda que esta 
en su Real mano acá varias en una de dos maneras es a saver o, dexando- 
las espirar que seria solo con mandar a sus ministros que parasen en 
porrogarlas como se ha hecho muchas veces particularmente en las Cortes 
de los años 4429. y 4473. o, licenciando expresamente la Corte como lo 
han hecho muchas veces los Serenissimos Reyes no solo por sus personas 
pero aun por medio de ministros suyos y particularmente en las Cortes de 
los años 4358. 4365. 4449. 1446. y 4467. La mayor dificultad es si puede 
sa Mag.d concluir las cortes solemnemente sin consentimiento de los bra- 
zos y en caso que pudiese si convendría hazerlo y que effectos resultarían 
dello assi en servicio de su Mag.d como por lo contrarío. 

Y aunque los que he oido hablar en ^sta materia y entre ellos ministros 
grares de su Mag.d veo que inclinan a que no se puede hazer esta conclu- 
sión sin consentimiento de los brazos por la regla genecal que hecha la 
proposición por su Mag.d en el solio todo lo que se va haziendo después 
dorando las Cortes ha de ser con consentimiento de las dos partes de la 
de sa Mag.d de una de los brazos de otra por ser contrato entre todos. 
pero salvo el mejor parecer yo siento que su Mag.d solo puede hazer la 
conclusión de las Cortes a lo menos llamando los brazos y publicándoles 
su real voluntad. 

Las razones que a esto me mueven son que si bien en hazer constitucio- 
nes y leyes y decidir los puntos que se ofrecen durante las cortes tocan n 
su Mag.d y a los brazos juntamente pero no solo la convocación que es in- 
dubitado pero lo que toca al tiempo de la continuación y fin dellas esta en 
mano de su Mag.d sin consentimiento de los brazos. 

En confírmacion desto vemos que sin dificultad alguna su Mag.d y sus 
serenissimos predecesores solos sin consentimiento de los brazos van por- 
regando las cortes como se ha dicho una y muchas vezes no embargante 
qne en algún tiempo hayan pretendido los brazos que havia de ser con 
volnntad suya. 

Y quanto a la fin de las Cortes bien cierto es que como arriva se ha di* 
cho esta en mano de su Mag.d solo dexarlas espirar y con esto se tienen 
por acávadas lo que no seria si para ello fuese necesario el consentimiento 
ie los brazos. Quanto al otro modo de acavar las Cortes con licenciarlas 
todas las veces que por este camino se han acavado han sido licenciándo- 
las solo los señores Reyes por si o, por sus ministros. 



* • ' w - 



■..■"'•■ 



í""^ 



t 



i04 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

El coDClayrlas en solio con la solemaidad qae las mas vezes se ha he- 
'cho es cierto que en estas cortes seria no solo dificil pero casi imposible 
por que lo contradiriaa todos los brazos y aun la ciudad de Barcelona pre- 
tendería que no haviendo alzado su disentimiento no se podría tratar 
desto. 

La dificultad es ver si se pneden concluir las Cortes sin ésta solemnidad. 

Y cnanto al modo do licenciarlas príncipalraente juntando su Mag.d los 
brazos y notificándoles su Real voluntad entiendo annque como he dicho . 
tantos tengan lo contrario que esto tiene fuerza de conclusión. 

Para esto me mueve que en las Cortes que el serenissirno Rey Don Pedro 
el 4.° de Aragón Celebro en el dicho año 4358. no habiendo habido otra 
conclusión que el licenciarlas en tanto se tuvieron por concluidas que se 
execnto lo que en ellas se resolvió de apremiar a los Condes de Urgel y 
. Vizconde de Cardona a contribuir en los gastos de la guerra de Castilla no 
embargante su contradicion por razón de la qnal se juntaron aquellas cor* 
tes y en las de 1365 las constituciones que en ellas se hicieron fueron te- 
nidas por validas y como a tal esta impresa a lo menos una dellas en la 
recopilación antigua que en la nueva han passado vaxo del titulo de dl^ 
versos referíos — en el tomo tercero teniéndola por superfina por liauerse 
decretado por su Mag.d en ella que se guardase lo que ya esta va provebido 
en la materia d» que en ella se trata. 

Y el señor Rey don femando el primero en las Cortes del año 4414. no 
pudiéndose detener mas en Cataluña por havcr de acudir a las cosus del 
señor Rey de Castilla su sobrino juntó los brazos y en su presencia man- 
do leer por su protonotario la escriptura del tenor siguiente. 

Las presentes Cortes por nos convocadas y hasta el dia de oy por nos 
celebradas en esta villa de Monblanch acavamos e aquellas ponemos fia y 
licenciamos sin preceder voluntad de los brazos ni haverselo pedido su 
Mag.d ni contradicho los brazos a la dicha escrítura como no podian con- 
tradecirla. 

Y aunque los praticos Catalanes y particularmente Calieyoquemas lar- 
gamente ha escrito desta materia en el Cap.° 8. de su tratado que ha inti- 
tulado extravagantiorium Curia) diga expresamente que por ser introduci- ' 
das las Cortes para reparar agravios y hacer leyes o, constituciones y 
otras provissiones por el bien de la tierra antes de acavar todo esto no se 
deven licenciar ni concluyr las Cortes en que purifica el licenciar y con- 
cluyr las Cortes, todavía no dizen sino que no es justo hazerlo primatu- 
ramente que es muy diferente de decir que no lo pueden hazer si qui- 
sieren. 

Y si bien para Rey y Monarcha tan Christiano y justo lo mismo seria no 
poderlo hazer simplicite como no poderlo hazer justamente entiendo que 
presupuesto que lo pueda su Mag.d hazer por las diclias razones o, otras 
podría en el caso que oy tenemos hazerlo justamente por ver qnan fuera 




FKLIPE IV 



205 



de razón y desalamhradameate impide la Ciadad de Barcelona no sin cal- 
pa de los brazos de las Cortes el progreso y fía delks. 

Pero en caso qae sa Mag.d fuese servido usar deste medio para acavar 
las Cortes no se puede dudar que se offrecerian notabilísimas dificultades 
y iucon venientes particularmente en lo tocante a la administración de la 
justicia desta Provincia porque ay muchas costituciones de las Cortes pre- 
cedentes que son temporalea y espiran siempre que estas se concluyen sin 
. perpectuar o, porrogarlasr. 

Ya que mas es de consideración es la de la erection de la tercera sala 
que oy esta reducida a quatro oidores que juntamente con los tres jueces 
de corte que hazen los procesos han de juzgar las causas criminales juz- 
gándolo los quatro solos las de tercera instancia civiles que son las de sup- 
plicaeion o, revista de sentencias encontradas de las salas civiles llamadas 
de Canciller y Regente y las de apellaclones de causas civiles de senten- 
cias hechas por los ordinarios inferiores esta erection se hizo en las Cortes 
del ano «4585.» y con algunas concesiones y mudanzas.se confirmo en las 
de al 599.)) y en unas y en otras se ordeno que durasen hasta la conclusión 
de las primeras Cortes y assi pretendiéndose por parte de los ministros 
de su mag.d que huviese conclusión en estas Cortes no podrían pretender 
qoe la sala tercera exerciese su jurísdicion porque seria acavada y extinta 
y se pretendería que havia de bolver en pie el Consejo criminal de ocho 
oidores introducido en las Cortes del año 1565. y la provincia que preten- 
dería no haver conclusión ligitima destas Cortes no querría obedecer a 
mas de que tampoco los Diputados querrían pagar sus salarios a lo^ del 
dicho Consejo criminal qoe pretendería estar todavía extinta o, suspendida. 

Y si por estas dificultades se huviese tomar algún medio en la adminis- 
tración de la justicia se havrian de tratar las causas criminales por los oy- 
dores de la Audiencia Civil y dos juezes de Corte en la forma que está dis- 
puesto en las Cortes del año 4 493. que es en la Constitución primera titulo 
de drecho de la real Audiencia y otros capítulos siguientes del mesmo ti- 
tiiio hasta el Capitulo de la erección del nuevo Consejo Críminal hecha en 
las dichas Cortes del año 4564. expirarían también muchas otras constitu- 
ciones la mayjor parte dellas en algún menoscavo de la justicia y serian 
pocas las que conviniesen al servicio de su Mag.d pues vienen a reducirse 
a los Capítulos 37. 54. y 52. de los Capítulos de Corte del año 4599. en que 
se suspenden las luiciones y rcductiones de muchas cosas alienadas del 
patrimonio Real y se puede añadir la constitución que prohive que no 
puede ser Thesorero de su Mag.d sino hombre de Capa y espada que no 
sea graduado que se hizo en las mismas Cortes porque los oydoros de la 
Audiencia no pudiesen tener como antes el dicho officio de que ha resul- 
tado y resulta arto perjuicio á la buena administración de la justicia. 

De lo que arríva tengo dicho resulta que a mi parecer sería lo mas acer- 
ado dexar espirar estas Cortes dexando de porrogarlas y después usar 



1 



u Mag.il de muchos medios cod qac justam^DEe pudiese obligar a loa des- 
t PtovÍdcís a abrir los ojos y reducirse a la razón y los que al presente 
B me ofrrecen son los que se siguen. 

El Señor Rey doa fernando el segundo que llamamos el Catholico por 
ledio del Ynranto don enrrique su primo y entonces su lugartenieote 
eneral visito la casa de la Diputación y hizo apreliension della reforman- 
ola üi bien es verdad que se hizo a petición de la Ciudad de Barcelona y 
o tiene oy menos necesidad de visita de la que tenia enlonces. 

También la tiene la propia casa de ta riudad y consejo della y no se 
00 tei^a privilegios con que escnsarla y sí los tiene los podia presentar 

verse a lo que bastan. 

Assi mismo se podría proseguir el pensamiento qno se ha tenido de vi- 
tar los bienes vacantes de la tabla de Barcelona y el libro llamado et 
ospitalet. 

Podríanse comenzar en el racional las causas de quintos contra todas 
is universidades que no las pagan y cu partícnlar contra la de Barcelona 
ue si los dcve montan ninclios millares desde el año ISSü. Podríase tam- 
iea tratar Ja cansa de las pretensiones que tiene el Hscal de su Mag. i 
intra la ciudad de Barcelona por razón del censo o, censal que llaman 
el Señor Rey don Alonso. 

Y lo que mas al bivo tocaría seria sacar desla Ciudad los tribunales de la 
udiencía y pasarlos a otro lugar cómodo de la provincia con qnereciviria 
raudísimo daño la Cindad y la mayor parte de los liavitantes en ella. 

Oíros medios so olfrecerian adelante de los qualos y de los ya dichos 
u Mag.d por su Real benignidad y clemencia podría usar en todo O, en 
arte o, hacer demoslracion de usar dellos conrormc conveudrin asa 
eal servicio y este es mi parozer y voto salvo el de quien mejor sin- 
iere. en Barcelona a 3 de Octubre «I63^.n Don Salvador Pontanct. 

Documento HÚm. 41. 

foto del conde de Úñale. 

Viendo las diflicultades que se ofrecian en reducir esta Ciudad á levan- 
ir el dis sentí miento solire el mandarla su Mag.ii cubrir, se consulto por 
aandado de V. A. si esle articulo era diducible en Corles, y caso que lo 
uesse, si era de tal calidad y con tales circunstancias la pretensión de la 
ludad que pudiesse suspenderlas Cortes en los actos de justicia, ysere- 
olbio lo que V. A. mandara ver por la consulta que según la opinión del 
onde se emblara a las Reales mauos lie su Mag.d porque si bien falta 
iempo para concluir las Cortes dentro del termino de la habilitación de ' 
. A. vean los ministros de Madrid sí por aquella via se puede disponer y 
sperar mas de lo que se ha obtenido coa las Otras diligencias que hasta 
Ma se han hecho la resolución de esta consalta se ha dífTerído por ver el 



4 



PBLIPC IV 207 

effeto qae -hacia el papel que su Magestad mando leer á los GoQselleres y 
a los Brazos y despiíbs la carta que les escrivio el Conde Duque. En ambas 
cosas se han hecho las diligencias possibles como a V. A. le es no tono de 
lo cual ha resultado la resolución del Coassejo de 400 cuya memoria ira 
con esta consulta. £1 conde vee totalmente excluyda la negociación, y na 
parece ay ninguna experanza de que por este camino se alze el dússenti- 
miento. Dar Jueces sobre el punto de si tiene tales circunstancias que para 
las Cortes fuera (según la opinión del Conde] tratable, porque la justicia 
de su Mag.d es llana, obsta a esto el entender los Brazos que para vencer 
su Mag.d no solo ha menester la pluralidad de votos, sino tener de su parte 
uno de cada Estamento, con que biene a ser dudoso el sucesso, y tan lar- 
go respeto a las remisiones que podria ha ver, que faltara tiempo en el que 
resta de la habilitación para acavar esto y después las Cortes. A esto se 
junta ha verse reconocido que los mas del Principado no quieren Cortes, y 
ser mas que cierto que aunque esta diGcultad se quite pondrá otras mu- 
chas para diffícultar la conclusión y las causas que para esto tienea todos 
los que dependen de las casas de la deputacion y de la Ciudad (que viene 
a ^er gran parte del Principado) son grandes, y para ellos de mucha con- 
sideración, pues en estas dos casas se recoxen los tributos que paga toda 
la Provincia, que son harto grandes, y se consume todo entre los que lo 
manejan, de tal suerte que es opinión constante que la Diputación no solo 
no ha ahorrado, sino que tiene deudas, y la ciudad de mas de 600 mil li- 
bras a la tabla, y que para no salir Toparte aora 40 mil Cuarteras de trigo 
entre los vecinos a muy alto precio, a íin de recoxer algún dinero con 
que yr llevando adelante el crédito, El Excesso de ambas Cassas se prueva 
con lo que ahorro la Diputación desde las Cortes del año de 85. hasta las 
de 99, y con no tener nada sobrado desde ellas hasta oy, y el temor que 
tienen de alguna reformación con la conclusión de las Cortes es tal que 
han hecho diligencias publicas para impedir que no se alze el disenti- 
miento y en quanto a la Ciudad, de sus rentas y gastos se conocen mani- 
Gestamente los fraudes que ay en su administración y distribución. En los 
particulares también ay hartas causas y por differentes respetos, de que 
tendrán mas noticia los mas prácticos • Desto resulta que el Pueblo ni la 
Nobleza no tienen dependencia de su Mag.d sino de estas dos casas, y assi 
obran a sn contemplación. Respeto de todo lo qual, el Conde no halla me- 
dio para continuar las Cortes, si no es con la venida de su Mag.d en la qual 
halla gravissimas difQcultades. La poca esperanza de buen sucesso lo que 
empeña su Real autoridad y lo mucho a ([ue se obliga si no es obedecido. La 
bita que hará su Real presencia en la Corte para el despacho de las cosas 
universales, y en particular a las deílandes, del mar océano y de las yndias. 
£1 no tener su Mag.d exercito pronto y poderoso con que guerrear con fran- 
ela si se llega a rotura manifiesta no ser decente a su real grandeza estar por 
su persona Enguerra defensiva o, de simple diversión los gastos de su Real 



20S DEL PODER CIVIL R.f SSPANA 

asa eu tiempo quo quiílquiera que se anuiente es considerable. T assi stQ 
las seguridad de Inqne por aora ay en las cosas destaProviucia. y sÍq tener 
las particular aoticia de lo universal de la monarqaia no se atreve el CoQde 
proponer la venida de su Mag.d remitiendo este punto a lo qoe Juzgaren 
)B Ministros que assislen cerca de sn Real persona como mas ioformados 
e todo. Supuesto lo qual passara el Conde al scftundo punto de como se 
an de acavar estas Corles. Según la noticia del Conde puede salirse dellas 
or uno de tres medios Prorogarlns, dejarlas espirar, o, concluirlas. El 
rorogarlas parece mny dirficnltoso porque en el acto de la Habilitación 
el Señor InTnnte, se prohibe espresamente, y assi parece seria nccessario 
ara esto consentimiento de la Corte esto es acto della pretenden que ea- 
iD impedidos por el díssent i miento, por consequcncia es fnerza digan lo 
stau para est£, y para prorogar los dos messes. Y quando bien se pudies- 
e vcpcer esta difücultad [do que aora no ay apariencia] no se liabria 
delantado nada, poes quedarian las Cortes en el mismo estado, la Cin- 
ad coQ su dissentimieuto en pie, y no pudiéndose prorogar para otro lu- 
ar se quedaría en la diFticallad de celebrarse en B;ircelooa, la cual tienen 
as Praticos y muestra la experiencia es tan grande qne diticilmente se 
onsiguieraaquibueu snces&o. La salida que esto puede teneres irlas pro- 
ogando, y quando se quieran celebrar otras, dejar espirar esta y coavo- 
arlas de nuevo para el lugar que faere mas a proposito con lo qual no se 
labra ganado cosa ninguna, ni adelantado el servicio de su Mag.d El otro 
liedlo as dexarlas espirar desde luego, con que el dissentimiento de la 
¡iudad se acava; y si bien le podran bolber a poner quando se bnelban a 
onvocar, esto sera qnando su Mag.d fuero servido, y ks cosas podrían 
3ner entonces diferente disposición, y podi inn coubocarse Cortes en la- 
ar qne faesse mas a proposito, considerando todas las circunstancias del 
icgocio. Opon esc a esto el decir que la Ciudad intentara en acabándose 
93 Cortes repetir los tOO. mil reales que tiene prestados á sa Mag.d hasta 
1 lin dellas lo qual no es de muclia consideración respeto a qne havien- 
lose de pedir a la Ciudad lo que devo de quintos y bienes vacantes es 
anta cantidad que ha lugar la compensación. Es bien verdad que por este 
iicdio no se mejora nada, y las cosas buelben al estado qne tenían antea 
leí año de i(liJ26.)> mas tampoco se pierde. 

El tercero es concluirlas quando espire el termino de la HabilltacioQ. 
'ara esto dicen los Praticos es menester solio, y que siendo el principal 
iCto de las Cortes y estando ellas impedidas para todos los de gracia y 
nsticia por el disaenilmiento menos puede hacerse esto siendo el mas 
lolemne. Hespondesse que no obstante algunos di a sentí mientes y con- 
tradicciones en Monblanc el Rey D. Fernando el pri- 
La roueliiBion de «lero año de (lUU.o feneció y acabo la Corte cones- 
J^Fonianclo^ ' ^^ palabras ^ la prosent Cort per nos convocada e 
lina al dia de voy per nos celebrada en aquesta villa 



FELIPE IV 209 

moJiblanc, fínam y a aquella fi imposaní y la licentian s» y abviertes- 

«e cjimo en estas Cortes havo presentados Capitalos pero no decretados, y 

(fue ixo se hizo donativo, y que lo misado puede hacےr V. A. aora. A lo 

fl^stl se añide que las pal ibras de la haiiilitacion son de tal Calidad que 

por ellas solas parece que queda concluyda y acabada la Corte por si mis- 

QiA el día que expiran Vos meses de la Habilitación de V. A. sin que las 

Cor<:^s puedan prorogarse ni aun alargarse los dos meses por ser acto de 

Cor (^ <qae ellos no harán estantes d i sscati mientes. Si esto puedo tener al- 

gQn^ «luda, es cosa que deduciéndola el Principado, o, algún interesado 

se l^ei'v^ria de reducir ajuicio, y quaado se declarasse que no quedan con- 

cli^Vdas, quedarían estintas, o, espiradas, que es el segundo medio, y 

asa! X1.0 se aventura a perder nada en quanto a las Cortes tentando este, 

pa.^^1 ^ft mal librar se caerá en el segundo. En concluyr las Cortes hallan 

los ^:x.()erimentados conveniencias y inconvenientes; porque cesan todas 

*^ Constituciones y concessiones establecidas y otorgadas de Cortesa 

Coi* gfc. ^^ 

, r , '^^9 con lo qnal vendría a extinguirse la tercera sala, que para la jus- 
vj^^ ^liminal afirman ha sido y es conveniente, y que seria dañoso el 
^^^V\'este modo de Govierno. Mas por otra parte se abre puerta a los 
^S^^^^ipeños de las jurisdicciones, rentas, vasallos, y otras Regalías em- 
peñadas y quedan extintas todas las gracias concessiones y Privilegios 
dados hasta las primeras Cortes , que es la mayor cosa que puede ha ver 
en Cataluña, donde por Baxissimo precio están empeñadas cosas de gran 
valor, de las quales infínidad dellas se pueden desempeñar sin desembol- 
sar su Mag.d ninguna cosa, y otras aventajar el empeño en muy grandes 
sumas, lo qual cree el Conde es la maypr cosa y de mayor utilidad que 
puede recibir la Real Hacienda, y por esto solo (quando no huviera otra 
razón) tiene el Conde este medio por ventajoso a los demás. Porque de la 
difticaltad de la tercer sala se sale con bolberse al uso antiguo, que si no 
taere tan bueno, la Provincia misma bolbera a pedir el presente y assi le 
parece al Conde que al fin de los seis meses Y. A. llame los Brazos a la 
sacristía de San Francisco donde los hablo su magestad, y sin que nin- 
gaoa persona de Cataluña sepa lo que se ha de hacer despida la Corte ha- 
ciendoles leer el acto de la Habilitación, y coa las mas sucintas palabras 
y oías ajustadas que pudieren ser, de V. A. por acavadus y fenecidas las 
Cortes Ucenciandolas, y que si alguno replicare, o, protestare, se le res- 
ponda que siga su justicia, con lo qual si verdaderamente las Cortes que- 
daa fenecidas y concluydas, su Mag.d havra recibido el mayor servicio 
que por aora puede hacérsele aqui y si hubiere quien reclame y se de- 
ciaiase que no están concluydas, habrían espirado, medio (según la opi- 
nión del Conde) no inferior al suspenderlas. Hecho este acto en el fin de 
la Habilitación, o, antes si se puede, consintiéndole los Brazos, o, ha- 
bieqdo quien reclame según la opinión del Conde partirá Y. A. a Girona a 
tratar.de la defensa desta Provincia, y de lo que por alia conviniere, de- 

ToMo YI 44 



1 



DEL PODER CIVIL EN KSPA.ÑA 

la dada {si la huviere) remitida a jasticia y en saliendo V, A. dcsta 
., los fiscales traten de recobrar los bienes vacantes, y ver para 

9 libros que llnnuin del Ospitalet en la forma qac so Mag.d lo tenia 
o, y mandado al Duque de Segorve, Al mismo tiempo se ponga de- 
, o, se execute la Ciudad en lo qae deve de los quintos, que es tan 
urna como consta de la memoria dada por el thinionte de maestre 
al, y lo mismo so haga contra las ciadades o, villas que no haapa- 
I por Dora no hablarla palabra en las rcevicipnes, dexando correr 
le podría ser maodassc su Mag.d mudar la Audiencia a otra Ciudad 
)ner mas freno a los vecinos desta. Mandaría luego por Pregones, 
is Convocatorias requerir a todos los que tienen obligación acu- 
I al servicio de su Mag.d y defensa de la Provincia con lo que tienen 
íioQ y la compondría en la mejor forma que se pndiesse teniendo 

libre para usar coatra los renitentes de los remedios que con- 
s las Cortes le quedan a su Mag.d para mostrarles qnanto les im- 

1 tenerle grato y aumentar su Real Patrimonio reduciendo a el la 
e lo que esta cnagenado que pareciesse, no moviendo pleylo a to- 
itos sino a los menos prontos al serv¡eio> y seguu los effcctos qne 
resoluciones resaltaren se podra adelante consultar y resolver su 

10 qne fuero de mayor benelicio desta provincia y servicio suyo. 
íecntar esto convendría huviesse aqoi dos ministros de pecho, prn- 
y mochas letras para que pudiessen guiar lo j uridico y tirar de la 
a los jueces desta Provincia obligándoles con su autoridad y letras 
lagan lo qne deven en servicio de su Ma;^estad. Si las cosas de Cas- 
Tmilieren que su Mag.d pues tiene convocadas Corles a los Arago- 
, y Valencianos, viaiesso por esle tiempo a Aragón, no ay duda de 
ria mucho calor a todo lo do acá y sin empeñar su Real persona en 
ovincia , facilitarla todo lo que en ella se huviese de obrar. Mas lo 
es tan importante que cree el Conde es a lo que se debo atender 

ner Ingar, y a esto qaanto sin faltar a lo primero permitiere el es- 
i aquellas cosas .^^Rubrica. 

DOCOHBNTO NtJll. ii. 

n de lo que efftetíoamente ha entrado en poder d» los Thcssorens de Ca- 
ví desde 8 de Julio de i Ü99 en que fué la conclusión de loe ultimas Cor- 
'uisla por todo Agosto de 1 632 del dereeho del quinto qtupagan las Ciu- 
■s, villas y lugares del Principado de Cataluña y sus Condados, 

lo recibido en el dicho tiempo que ha 

adoenpoderde los Thesoreros 319.517 libras <T dineros 3 

10 por orden de su Mag.d se aplico pa- 
jstos del Consejo supremo del quinto 
do por la lonja de Perpíñan, que por 



FELIPE IV 2H 

ser dinero procedido deste derecho se po- 
ne en esta quenta 4.9^6 libras 2 dineros 



Que junto importa. ..:..; 324.443 libras <9 dineros 2 



La cual cantidad partida en los dichos años 
que son treinta y tres viene a razón en 
cada uno de 9.831 libras 43 dineros 

lleven las universidades que liasta por to- 
do el dicho mes de Agosto deste año de 
«1632.9 bandado quenta en eloffício de 
maestre Racional, y no han pagado 38.964 libras 9 dinferos 2 



Relación de lo que reciben algunas ciudades y villas que no pagan quinto y se 
juzga conforme la relación mas cierto que se ha podido tener deven desde 8 
de Julio de 4599 hasta Julio de 1632 en que van treinta y tres años, lo que 
se sigue. 

Primeramente la Ciudad do Barcelona recive en cada un 
año 80.000 libras poco mas, o, menos el quinto de los 
quaies es cada uno 46.000 libras, y a esta razón deve 
desde 8 de Julio ((15999 hasta el dicho dia de San Juan 
4632 628.000 libras 

La Ciudad de Girona recive en cada un año de imposicio- 
nes 6.000 libras poco mas, o, menos. El quinto de las 
qaales es 4.200 libras que a dicha razón por el dicho 
tiempo valen 39.600 libras 

La Ciudad de Tortosa recibe en cada un año de imposi- 
ciones 42.000 libras poco mas o, menos, porque demás 
que recibe muchas dentro de la Ciudad, recive otras 
sobre las villas circvnvecinas llamadas de la contribu- 
cioD^el quinto de las cuales es 2.400 libras que a dicha 
razón por el dicho tiempo valen 79.200 libras 

U villa de perpiñan recive en cada un año de imposicio- 
nes 6.000 libras poco mas o menos, el quinto de las 
quaies es 4.200 libras que a dieha razón por el dicho 
tiempo valen 39.600 libras 

La lonja de Barcelona recive en cada un año de imposicio- 
nes sobre las mercadurías 4.500 libras poco mas, o, 
menos, el quinto de las cuales es 900 libras que a di- 
cha razón por el dicho tiempo valen 29,700 libras 

La^ villa de Igualada recibe en cada un año de imposicio- 
nes 500 libras poco mas, o, menos, el quinto de las 



R 



;. •) joras 



.•I 



.i:>ras 






-r- 



i: rr: 'i_ ; rae aan 
- -Ja _ i -_2 -a ?tt Real 



_ - '_ JL_-¿ie le Maes- 
=>=.L^ -e í Jiütus en 



'a 



.9 



'1» 



'--_- ^ ir 11 



^T ^~ir-í" 



• ■ 

-- . • "*!. .«T *i»iá ••r't-s li ría 

- — . -.- •' !• ix 3tns ea 

^-, ^ *• ^ I in.l.raoioa Je 

— ^ -*- • r- -• -12 .'í ijsnijiiea- 

— .,. ... .■ -u^:*' I js Ijr*eíí án 

^ — ■^- --_ . i. :• :r'*L-uá:eati'í 

- ■■•... -^.-j -í -míti.le- 

_., -^ :-- ■ j: . ••■ u— "»4:»^v it'.iazesa 

- :>- ^ r^ ; i • ^ ;i.-i-irr»s ie sa 

i:?*-i *i .- -7"? Ja» "ssíit aíílirui y maca 



FELIK IT 213 

) cortes quairo meses y mas sin tratar en ellas de De- 
lamente entcodleudo la volDntad de su Mag.d decla- 
uo V, A. lia mandado leer a los eooccllcres y brazos 
I sobre la malería el Conde Daqoe y ofrescldo Ínter- 
es hiciese la merced que desea de la cubertura ile xus 
LO se ha podido alcanzar autos bien se ha tomado re- 
de ciento de qne no se tratase mas de la riialeria del 
le no queda confianza alguna que la ciudad y consejo 
nntariamcDte y como para hacerle alzar quede solo 
ü assignaudo jueces a la ciudad y este remedio no sé 
lara ello resiste la voluntad de su Mag.'l tan justificada 
al disin ti miento sobre regalía y materia tan superior 
lag.d parece que falta medio proporcionado para re- 
fin y coQclnsioD que se desea que es lo qne dice la 
e todo es que estando el dissenlimiento de por medio 
cosas de gracia ui justicia ni hacerse acto alguno de 
ente se pueden cunclnlr según la costumbre que se Im 
n cortes y platicado. 

en contrario que podria V. A. concloir estas cortes 
izos que da fin a ellas y licencia a las personas de los 
erse a sus casas y que con esto quedarían coucluidas 
ian algunos capítulos de las corles del año 4599 he- 
ion de las primeras cortes aiguieotes, pero esto uo se 
aso presente lo primero porque no procede quando 
esto por alguno de los brazos o particulares dellos 
ibservada en tas cortes como va ya arriba dicho y si 
le unebo por los mismos que tiencu puestos los dis- 
to signndo porque en e^tas oortes uo se ha tratado 
acia, o de justicia que se pueda concluir y resolver 
iresentc ni se hau acordado las leyes y constituciones 
ira la provincia ni nombrados jueces de gremios ni 
de su Mag.d o douatio y por consiguiente no puede 
Cortes pues no se ha tratado nada para concluir ni 
chas tienen fuerza de inducir conclusión de cortes, 
licio io sno curiali cap. 8 in pr¡n.° tune curia debet 
■domiuum Hegem quando negocium in proposltione 
ílum est provisum et debite e:ipeditum iu curia per 
iam et alia etiam est provisum necesitatibus et utilí- 
'iucipatus Cathalonie pro quibns curia priucipnlitcr 
mas dice, quod dominus Hex juste et legitime potest 
lando omnes partes curie faerint perfecto complete 
: curiis inceptis interapestive veLlet curias licenciare 
luod j usté hoc non potest faceré nec complendo ali- 



£li DEL PODER CIVIL ES ESPAÑA 

quas partes carie videtur curiaiu teaere noc ab obligatione tenendi ca- 
riam est liberatas cam curiam perfecta m tenere sit obliga tas; y mas abajo 
dicoi et licet non habeat judicem sapra se habet tamea deam Rcgem Re- 
gum et domiaum domiaatiam cui tenet reddere ratiooem hec Calicias; y 
lo mismo dice Berart ia sao discarsa cariarum €ap. fía ia fiae y Sarroara 
ea el ceremonial del año 4585 fol. 4 4 pag. 2 mastrillis de magistratibas 
lib. 5. Cap. 45 aum. 68, el qaal hablando del parlamento del Rey no de 
Sicilia dize, qae se licencia la corte dempaes de haberse tratado y hecho 
lo tocante a ella y que antes no es licito ni permitido al Rey liceacinrla 
cam teneat cariam perfectam detlniere ad not in lacias acepta pecunia 
de actio emp y ad lega a Galicio en el lagar sobradicho y a Belluga ia spe- 
calo principum rub. 48. quaato y mas que en el caso presente pretende- 
rán los brazos que sa Mag.d salva su Real clemencia no puede sin con- 
sentimiento dellos conclair la Corte porqae aunque sea verdad que en la 
convocación de Cortes no se requiere ni es necesario qae concurra con- 
sentimiento de los brazos con el de su Mag.d pero dempues de convocadas 
y hecha la proposición en la celebración y curso dellas y en la CQnclusioa 
se requiere el consentimiento de los brazos esto dice con las siguientes 
palabras nuestro platico Mieres en la 2. por. en la coUatio num. 44. ha- 
blaado de los brazos y conclusión de Cortes, nihil potest concludi sino 
ipsis quia in convoeatione curiaram non requiritar coacensas braquio- 
rum curie sea patrie sed la celebratione et conclusione requiritar con-, 
census curie io vocate. lo mesmo entendió Despujol lo sao Índice practi- 
corum Cathalonie verbo curie ubi referiendo a dicho mieres dice assi. 
curie generales uon possunt concladi absque c^nccsu trium brachiorum 
tamen sine eorum concesu posunt convocan. Mastril, en el lugar sobredi- 
cho num. 45 dice, et conclasio parlamenti fít per tria brachia et deqaoli- 
bet per majorem partem presentium. la razón es porqae celebrando su 
Mag.d cortes es visto estar coa la uaiversidad de Cathalunia y represen- 
tar ua mesmo cuerpo del principado cuya cabesza es su Mag.d y los brazos 
los miembros y en ellas siempre su Mag.d ha sido servido coocluir las 
cosas de justicia con la maior parte de cada brazo y las de gracia con con- 
formidad de todos esto resulta de lo que escriven Caliscio arriba citado 
dub. 2 circa fínem et dub. 7. n. 7. et n. 20. Oliba de jure fici cap. 4. n. 47. 
y ademas de que lo dicen estos dotores la costumbre ha sido esa en todas 
las Cortes y sigun ella se ha uniformemente praticado y si agora quisiese 
V. A. platicar lo contrario lo contradirían los brazos y disentirian a todo 
y seria abrir la puerta a muchas contenciones y debates de los quales 
resultarían grandes incombenientes que se dcxan bien considerar. 

La segunda pregunta sobre la qual Y. A. manda que diga mi parecer es 
que no haviendo medio proporcionado para reducir estas cortes al fin que 
se desea en que forma se saldría dellas con mayor conveniencia del ser- 
vicio de su Mag.d presupuesto que sigua el estado conque se hallan estas 




/ 

I 



FJSLIPB IV . Íi5 

cortes Qo parece posible se paedan acabar por conclasion conforme lo que 
va dicho arriba se paede salir dellas segaa opinioa de Ips dotores o que 
V. A. se sirva licenciar la corte o ausentarse desta ciudad y su veguería 
o que cou comisión de su Mag.d se prorroguen las cortes acabado el ter- 
mino de la habilitación de Y. A. para el termino y plazos que a su Magos- 
tad pareciere, de los dos primeros no se puede conseguir comodidad al- 
guna considerable y el prorrogarles su Mag.d para después de acabado el 
termino de la habilitación de Y. A. es el mas aproposito y d^ quien siem- 
pre los Beyes han hechado mano en los casos que no se han podido con- 
cluir las Cortes como se puede ver en muchos procesos antigos y con esas 
prorrogaciones y dilaciones se mejora el tiempo y la sazón porque cada un 
año el dia postrero del mes .de noviembre dia de San Andrés se mudan los 
coneelleres y la mitad del consejo de ciento y pueden salir personas de 
mas juicio y de mas discurso de las que son oy para considerar y atender 
a lo que es justo y conbeniente al servicio de Dios y de su Mag.d y bene- 
fício publico y mudado este Govierno y hallándose buena sazón executa- 
ron su intento y se concluían bien las cortes con consentimiento de los 
brazos hechas las leyes y reparados los agravios y lo demás que se suele 
hacer y hecho dona tío o servicio a su Mag.d considerable y nunca se han 
concluido de otra manera y si agora se concluhiesen sin dar servicio a su 
Mag.d seria una consequencia y exemplar muy mal para lo venidero en 
otras Cortes en deservicio de su Mag.d y por consiguiente parece que es 
mas aproposito y mejor forma para salir de las cortes con mayor conve- 
niencia del servicio de su Mag.d el de la porrogacion. 

y aunque según lo dispuesto en el acto de habilitación de Y. A. pareciese 
a los brazos que pasado el tiempo della no se puede mas porrogar y lo 
contradixesen y esto pudiese tener alguna dificultad no puede ser de daño 
ni se puede pretender mas que nnllidad de la porrogacion y le queda a 
su Mag.d siempre el poder hacer la convocación de nuebo en la parte del 
principado que mas aproposito le pareciere a donde no concurra tanta gen- 
te ni votos en tan excesivo numero como los ay agora esto es lo que se 
me ofrece en respuesta de las dos preguntas Y. A. mandara lo que fuere 
servido que eso sera-lo mas justo. 

El R.te Don Joan Magarola. 

Documento núm. 44. 
Voto de D. Manuel de Gnzrnan, 

SS.mo Señor: La Resolución que el Consejo de Ciento a tomado en con- 
tinuar el dissentimiento, es la que Y. A. save no admitiendo en esto medio 
ni obedeciendo a Jas bordones que an tenido de su Mag.d sin attender a 
las honrras qneen ellas les a hecho, olbidandose de su terquedad, y usan- 
do solo de sn clemencia. Por una carta les mando no pasasen adelante cou 



V 



"^ 



H6 OBL FOUBB CIVIL EN RSPANA 

disseQtimieolo ad virtiendo les no er» medio para sa pretensión. Desta 
irta no se dieron por entendidos: llego el papel qne V. A. Tue servido de 
andar leer a los consilleres en et, y en el modo con que Be les dio pndie- 
m conocer la voluntad de sa Mag.d en esta parle sin tener salida como 
1 la primera carta, llego despaes la del Conde Duqae ynierponiendose 
ira ayadarloscon su Mag.^ siempre dude fuese la respuesta laquedevia 
las mercedes que sn Mag.d les avia hecho; y cou todo crei buscara me- 
.0 para salir de tanto empeño, y los medios que por parte de sus niinis- 
os de V. A. ae propusieron ni Taeron pocos; ni fáciles lasdiligendasann 
inociendo quan poco angelo eslava este negocio a solicitad pues le atraso 

que deviera adelantarle, fue la respaesta que no avia lugar. Pero sns- 
tndiose por oclio días el que fuera esta la nllima persuadidos a qne la 
ilación tenia intento, o para qne se mejorase, o para dar lugar a mas roe- 
>s hícieronse los esfuerzos mas apretados faavfendose conferido primero 
lalea Gerian deviendo mas a sus Ministros de V. A. la ovedieacia, qne el 
mveucimíenlo pareció fuese el Obispo a pedirlo al Consejo de ciento como 

hizo: a todo fue la ultima respuesta negarlo, como en la primera reso- 
icioD lo avian heciio añidiendo que en esta materia los Consilleres menos 
le teniendo carta de sn Uag.d o de V. A. y qne se remita con la respues- 

nn tanto, de la yDformacion que an hecbo apelando su justicia sin que- 
T que sea gracia ni su Mag.^ dueño privativamente deslo. Señor do lo 
jedan bolver a proponer. Qaando V. A. mando que hiciésemos nuestros 
ireceres eU este punto, y otros: fue el mió entonces el mismo que oy sio- 
endo por baña toda diligencia, y sin provecho todos qaantos medios se 
idieran yuterponer no precediendo el cubrirse sicodo su Hag.d servido 
i no concederles esto; que era forzoso disolber las cortes por evitar los 
acombenientes, y gastos qae en su duración se ofrecen, y todos contra 
i Mag.d an crecido oy las dificultades saliundo al embarazo deste dissen- 
miento los diputados, y oficiales de la cassa de la diputación: que son 
nclios, y interesados en que el disentimiento no se levante: pues con 
ISO se acal>aran las Cortes, y tendrán que comer por sus oficios, y conti- 
lando se morirán de iiambre, y assi los que delloa entran en el Consejo 
t Ciento, y los que no con diligencias extrabordisarias estorvan qnerien- 
I hacer celo de su combeniencia, y como esto a sido bien recivido en el 
nsejo an admitido siempre la primera causa sin reparar en la seganda; 
n tadla ceguedad tratan esta materia. 

Otras dificultades Señor represente a V. A. en este punto de la conclu- 
m de las Cortes mas por eslenso. y ahora díre por mayor, que avia de 
eceder conürmacion de constituciones. La de la observancia en que 
ato ynsisten, y tan mal esta a sn Mag.d los quintos, la Inquisición, Las 
alacias. Rentas Ecclesiasticas. y Vicecanciller en natarales: qne aunque 
< SB les concedan todas en lo que ellos pueden dar qualquiera cosa es ma- 
o. y no labe por menor la falta de tantos prelados en sus Iglesias. O an 



/' * 



VELIPB IV 



i\l 



Mag.d les maade cubrir o do, sino estaranse las cosas como oy cubriea- 
dose tampoco sera el altimo remedio porqae no es sola la ciudad de Bar- . 
zelona la que pueda hacer se coacluian estas Cortes; aunque ayau podido 
solo coa uu dissentimiento detenerlos y concediéndoseles se abre puerta 
a los brazos viendo a sido camino para conseguir el yntento la ciudad dis- 
aentirtan tenazmente y harán lo mismo para que V. A. les concédalas 
constituciones que e referido, en que an de apretar con grande perdida y 
perjuicio de su Mag.d y auuque en estos dissentimientos no tendremos la 
duda que en lospassados: en darles jueces, podremos vencerles en justi- 
cia. Pero ellos executarnos en el tiempo: pues oy no tiene V. A. mas que 
quarenta dias con que no es posible vencer tanto en tan pocos días, ni 
prorrogados los dos messes bastante. 

Y aunque estos mismos dissentimientos, y dificultades abra en qual- 
quiera parte que se quieran tener las Cortes en Catalnñia Pero siempre se- 
rán mayores en Barzelona assi lo confiesan sus naturales, la esperiencia 
lo ensena, y no es mal argumento a ver sido tan pocas las que an tenido 
aqui sus progenitores de V. A. para desengaño de ios que entienden lo 
contrario, en qualquiera otra parte se concluirán con mas combeniencia, 
con menos dilaciones, sin tantas mercedes, y menos perdida del patrimo- 
nio Real alli se asentaran algunas cossas que embarazaran menos el tener- 
las después aqui, negociara mas su incomodidad que su fineza, el numero 
menor, la livertad no tanta, faltaran los'que apoiao y abrigan sus yutea- 
tos; no estaran los Consejos que destruien estos negocios tan a la mano., 
leodra el respeto el lugar que es justo, que aqui no le conocemos y allí 
se les enseñara, al fin Señor en este particular quando V. A. mande se le 
ynforme mas por estenso, que aora nos lo ordena se hará, el estado que 
tiene el disentimiento es este, las dificultades para Conclusión de las Cor- 
tes y tenerlas en Barzelona las referidas, deltas se puede entender la poca 
esperanza de reducirlas al fin que se desea y aunque para salir dellas no 
faltan: diré á V. A. como siento puede ser, con menos perdidas de su 
Mag.d y quedando su autoridad en quanto puede con sus bassallos me« 
Desempeñada. 

Cierto es Señor que en estas Cortes oy ni se puede lo que se quiere, ni 
lo que deviera, y las palabras de la havilitacion de V. A* no aludan a la 
facilidad: pues dejan solo un medio en su espedicion. y este no el mejor 
a mi juicio, que es el de concluirlas. De muchas maneras se acaban unas 
Cortes; pero attento el estado que tienen estas, a de ser uno de dos. con- 
cluir o Prorrogar, en que Y. A. podra elegir el que mas gustare, de en- 
trambos diré lo que entiendo el concluirse oy las Cortes con Solio tiene 
dificultad respecto de los dissentimientos, y como este es el acto princi- 
pal dellas le embaraza, y aunque este medio es disputable, si pareciese el 
combeniente se bara por parte de Y. A. todo esfuerzo para vencerla, las 
combeniencias en concluirse son, que cesaran las constituciones que tra- 



1 



^^^ DEL PODER CIVIL RN KSPAXA 

tan de las cansas Tendales, emphiteuticarios, luiciones, quintos y demás 
reduciones a la Corona Real que se tratan en las bailias generales Procu- 
raciones Reales del Principado de Cataluñia Condados de Ruisallon y Cer- 
dañia, y en la audiencia hasta la conclusión de las primeras Cortes y lo 
que deven para las alienaciones que se prorogaron el año de «4599,» po- 
dra también poner la mano en la diputación, y tabla, y otros derechos, 
que si como son grandes estubieran vencidos no pasara deste medio, 
juzgóle de manera que si tiene efeto, no solo sacara su Mag.¿ del lo que 
pudiera esperar de las Cortes. Pero cosa tan considerable, que pueda aiu- 
dar a su desempeño, y al socorro de sus aprietos. La dificultad es no te- 
ner esto estado que pueda servir como sera menester, y todos los demás 
privil^ios concedidos de unas Cortes a otras quedan espirados, y esto 
mismo hará que ellos cuiden de embarazar el solio ; pues perderán lo que 
tienen, y no conseguirán lo que desean, estas son las combeniencias, y lo 
que puede ser de reparo en este medio de la conclusión es; que con ella 
cesa la tercera sala, que es la administración de la justicia y queda por 
su quenta; y con esto sin ella esta república, y aunque su terquedad y 
Inobediencia dava lugar a dexar esto assi, y que confesaran con su sangre 
el desamparo, faltando la mano de su Mag.d Pero ni su Cristiandad lo per- 
mitirá, ni sus ministros lo devemos aconsejar. Concluidas estas ese dia 
su Mag.d obligado a pagar Cient mili ducados y de creer es trataran de 
la cobranza embarazando las rentas que tiene aqui que en Cortes que no 
se da nada estorbar lo que ay, es considerable. El no escluir la Prorroga- 
' cion, las combeniencias referidas en la conclusión, y estorbar los incom- 
benientes dellas; me a hecho pensar sea este el mejor medio, y aunque 
por las palabras de la havilitacion también se enxbaraza este camino, se 
dispondrá de manera que se procure vencer, una di6cultad Señor se ofre- 
ce, y es que prorrogadas, queriendo juntarlas otra vez a de ser aqui. 
Pero a esto se responde que su Mag.d las puede prorrogar por dias, se- 
manas, o messes, como mexor le estubiere y hallándose con comodidad 
de tenerlas se puede disponer de manera que se dexen de prorrogar un 
dia con esso quedan acabadas, livre su Mag.d de tenerlas aqui, y con ar- 
bitrio para donde fuere servido; y aunque luego empiecen a correr los 
efectos de averse concluido. Pero como entre estinguirse y volverlas a 
combocar es tan breve la distancia cesara el embarazo. Las combenien- 
cias en la prorrogación son, que pues parece forzosso en el camino que a 
tornado la Ciudad se haga demonstracion con ella, y oy ni las cosas tie- 
nen estado para lo que fuera justo, ni de las comodidades que se siguen 
de la conclusión por los quintos, y lo demás se puede aprovechar, por 
que a de ser forzosso aya en lo mas primero pleito prorrogadas su misma 
culpa a de prevenir que esto tiene intento de castigo mas severo, y satis- 
f ación mayor de lo que ellos piensan, pues si su Mag.d quisiera usar de 
la hordioaria que era cobrar quintos, y revocar privilegios mejor medio 



S] 



FEL1PB IV 219 

; <ÍQ coDclairlas. Ueneias pcadieatcs por si algaa accideatc hace nece- 
^M de bol verlas a jantar, es mas fácil disposición prorrogar que con- 
^ *^ y aunque para las materias que oy parece pudiera su üíag.d pender 
p£f^' ^estn gente, esta todo prevenido por usajes, conslitucioaes de ma- 
(OK ^ue el merito-en servir entonces no le pueden tener, están obligados 
^"yes combencionales a la asistencia de su Mag.d en guerras ofensivas 
^ ^^^ensibas, dentro, y fuera del Principado este usaje executado asi que 
^pieza Princeps namque. y si bien en su theorica esta prevenido todo 
de manera, que no pareze queda dificultad, mal templada esta gente ha- 
llara estorbo en la misma seguridad, y aunque conozco que en este me- 
dio 00 consigue el Rey los efectos, que de acabarlas se le siguen tampoco 
abeotora los yncombenieotes de lo contrario, esta todo pendiente de su 
volantad, tiene tiempo para pensar la resolución que mejor pueda estar 
prorrogadas se pueden concluir. Pero concluidas no se pueden prorrogar, 
y si las materias de la Monarquía dan mas lugar a su Mag.d del que oy 
tleae, podra ajustar de' una vez estas materias; de manera que no le de- 
van menos sus descendientes en esto, que su Mag.d a sus progenitores 
en averselo ganado., destos medios podra V. A. escoger el que gustare, 
seguro que el mas riguroso no lo j)areccra al mundo, que tanto a atton- 
dido a esta acción tan grosera de parte de Barzclona como piadosa de la 
desa Mag.d anteponiendo a todo el deseo de dar leyes a esta Provincia, 
satisfacer quexas, recompensar agravios, aun a costa de su patrimonio, 
poniendo medios sin escu!;ar el riesgo de incomodidades, y salud como 
se a visto este año faltando a las Cortes de Castilla por asistir a las de Cn- 
talnñia. sin que por su Mag.d ni Vuestra Alteza aya diligencias que este 
por executar. y assi es mi parecer prorrogarlas. V. A. hará lo q-ue mas 
fuere 8ervido.»=Don Manuel de Guzman, rubrica. 

Documento nCm. 45. 
Voto de Fray Juan de San Aguslin: 

En la primera parte de lo que su Alteza a mando ver en esta junta: 
Frai Juan de S. Augustin, es de parecer que el tiempo y todos los acciden- 
tes que an ocurrido, i especialmente estos últimos del papel que su Ma- 
gostad mando leer a la ciudad do Barcelona i a los brazos i la carta del Se- 
ñor Conde duque para el consejo de ciento sus efectos todo a mostrado 
claramente la aversión tenaz i general que Cataluñia a tenido y tiene a 
qae estas cortes se concluían; i que el disentimiento de la ciudad, caso 
que al principio se ordenase ajConseguir la preeminencia de la cobertura 
después se a conservado i se conserva por medio de impedir el tratado de 
las cortes i su conclusión: i que en esto no concurre sola la ciudad de 
Barcelona sino generalmente el principado i todos los tres brazos i que si 
algunos particulares disienten son mui pocos, fundase, en que abieudoles 



1 



ílU »KL PODRn CIVIL EN ESPA^H 

{ido tan notorio, qae el disentí aliento dificultaba, i aan imposibilitaba la 
iretension, ((ue el levantarla era el medio de cousegair: i abiendosele para 
jsto tnaaifestado. taato la real clemeacta de saUag.d i ofrecidoscle por 
Lolcreesor primero sn alteza i después el señor Conde duque i con pnla- 
Ijraa que aslguraUín el efecto: todavía siempre atierran en el diseutimicn- 
to medio coutrando a conseguir aqaclU gracia: pero como lo hallan utü 
para impedir las cortea i anteponer esto segundo a lo primero perseveran 
so sn pertinacia i quando creamos que desde principio se puso el diüenti- 
niieoto con esta conaideracion, se bailara en que fundarlo; porque la ciu- 
dad DO solo no tcaia asentada la posesión de cubrirse en los acompaña- 
mieatos, pero lo conocía asi, pues lo abla pedido a su Mag.ü por gracia, i 
DO pudieron tener por legitima materia de disentimienlo fundado en agra- 
vio lo que tanpoco antes preloudian por gracia i asi parece lo afectaroa 
Ungiéndose agraviados para introducir medio conque embarazar las cortes 
i esparcieron rumor y metieron al pueblo en persuasión de que su alteza 
luitaba a Darceiona una preeminencia llana i poseída, y no obstri lo que 
30 podría replicar de que no a sido este su animo pues nunca an rehusa- 
do 1 antes procurado que el disentimiento se juzgase porque para ello se 
an fundado o en que su Mag.d no sugetana a Juicio esta materia por la ra- 
lidad que tiene; o quo por los medios i causas que esta junta temió i re- 
presento a su Alteza saldrían aun contra tan manifiesta instituciou con su 
intento. 

K esto se Junta que ios brazos a no estar contentos con el disentimiento 
de la ciudad en quaato les es medio de inpedir las Cortes abieran heclio 
oficios i diligencias para que solevantara i por lo menos respeto de las 
materias de iuslicia, o con alguna imitación de tiempo i no solo no los an 
heclio aunque se a procurado pero se ban mostrado por la ciudad no obs- 
tante que an conocido i visto los i n con vi n leo tes do tan espaciosa i ociosa 
dilación: por el grande gasto de las universidades i particulares, por la 
falta de administrador de iasticb: por la ausencia de los prelados de sus 
iglesias, i por lo qae los síndicos i otras personas an bocho de sus casas 
i haciendas, i ni por estas razones ni por la disonancia del disentimiento a 
todo lo Justo; se an opuesto a el, ni aun rc^do a la ciudad que lo levan- 
te: i asi generalmente se ba querido i so quiere conservar este medio te- 
niéndolo por mejor que el que mostraron intentar de pedir tales constitu- 
ciones que su Mag.d no las pudiese Justamente conceder i tales requisitos 
para el servicio que les fuese a ellos de mucho mas interés el concederlo 
que a su Mag.d el recibirlo: i para no llegar á estos puntos en que todos 
abian de quedar culpados an querido mas que todo cargue sobre Barce- 
lona i su disentimiento que dar a sn Hag.d ocasión de quexa mas univer- 
sal, i la ciudad mostrarse defensora del bien del priacipado i se a dicha 
ban con pensamiento de quo Barcelona aunque quede cu desgracia de su 
Mag.d se restituirá fácilmente con un moderado donativo o empréstito que 



•.""» í\*í^» * 



F£LIPE IV 22< 

haga ea la primera ocasión i qae coa esto abra librado a la provincia toda 
del servicio de las Cortes. 

el motivo mas general de no querer que las Cortes se conclnian es que 
o por pobreza i necesidad del principado o por falta de voluntad no quie- 
ren hacer servicio a su Magostad pareciendoles que por lo menos abria de 
llegar a lo que ofrecían el año de S6. i que tanto o no lo pueden pagar o 
no lo quieren ofrecer i también procuran escusar por este camino el ma- 
nifestarse pobres 1 tienenlo por forzoso llegando a tratarse del servicio. 

los fínes particulares son muchos i varios, las casas de la diputación i 
Ciudad i sus dependientes desean no se aclare lo que pasa en ellas i que 
no se remedie, y juzgan lo an conseguido jCOu impedir el tratado de las 
Cortes: pareceles que si el principado sirve a su Mag«d en las cortes, no 
queda hacienda para que se gaste i se disipo alli: la diputación no se con- 
cluiendo las Cortes interesa el haber de hacer ella las inseculaciones i 
machos del brazo militar que las esperan de alli en su favor se hallan in- 
teresados en lo mismo i ñnalmente estas dos casas se quieren apoderar de 
todo i quanto a los efectos reinar en Catalunia i disfrutarla i que su Mag. d 
solo haga sombra y protección a la pedencia i a este desorden, i para 
que esto sea no solo en la ocasión presente pero con perpetuidad an de 
procurar que ningunas cortes se concluían. 

Al mismo fía pretenden ir disminuiendo la juridicion i regalías de s^u 
Mag.d i ampliando sus fueros i privilegios de modo que no les quedo en 
que depender de Cortes i puedan siempre mas a su salvo impedirles la 
conclusión i con esto los servicios de su Mag.d 

el brazo eclesiástico que abla de haber facilitado el progreso de estas 
cortes; como avia de contribuir en el servicio también a reconocido su in- 
terés en que no se concluían i especialmente los cabildos, i tenían preve- 
nidos disentimientos que dificultosamente se vencieran i asi correr con la 
aversión general a la conclusión de Cortes i correrán en otras ocasiones. 

Por todo lo referido i porque lo ve juzgar asi mui generalmente a Cata- 
lanes i no Catalanes, siente Frai Juan de San Augustin que la Ciudad de 
Barcelona no levantara el disentimiento i que por las mismas causas i mo- 
tivos no han obrado tan eficaces medios como se an puesto para este fin. 
i visto el estado de la pertinacia i el poco tiempo que falta de la habilita- 
ción de su Alteza es do parecer que nada bastara para conseguir que estas 
cortes se concluían por su Alteza como se dispuso i espero i que si la ciu- 
dad ubiese de levantar el disentimiento en algún modo seria quandoia no 
ubiese tiempo para disponer la conclusión de las cortes o viese que se abia 
de impedir con otros disentimientos i asi quedase la ciudad con algún pre- 
texto de excusación i no tan excluida de pretender la gracia de la cober- 
tura por gracia de su ^fag.d pero si esto espera en la segunda parte de la 
forma en que si saldría de estas Cortes con malor conveniencia del servi- 
cio de su Mag.d 1 sacando su real autoridad del empeño que a puesto ea 



•1 



i'í DEI. PODBn ClVlL EX BSPAVA 

js dice Prai Juaa de SaQ Auj^Dstin (juevieudoel estado i aDiraos do esto 
Duipado, los iateatos con qae se govierna; la resistencia con que rehusa 
sdeccr y aun respetar a su principe: quaato mira adlsminnir la iuridi- 
n i regalías de sa Mag.d iotrednciendo su libertad aspirando a gover- 
rse en todo por si sus traiéndose de la sugecioiii anteponiendo la impu~ 
lad de los delitos a la admÍDistracion de la iusticia abien'do de ser ella - 
' ntano real, viendo esto i la ruina i tualos efectos a que dispone ju¿ga 
9sa Mag.dmni estrechamente esta obligado al remedio lo nno para coa- 
var para si i sns sucesores la potestad y regalías; lo otro para el govier^ 
i debida administración de la justicia que por naturaleza del olicio de 
debe procurar, dice que considerando a'juel estado de Cataluña esta 
igacioD de sn Mag.d aquel modo de acabar estas cortes tendrá por mas 
■rorme a su real servicio i autoridad que mejor disponga los medios 
ique su Mag.d a de remediar los daños referidos i los demás que nece- 
iren de remedio, i que no se sabiendo (como no se sabe] los medios de 
3 su Hag.d usara para este liu ni qnaudo se an de aplicar no so puede 
gir Di coosullar el modo mas conveniente de acabar las corles pues este 
1 de proporcionar con la resolución que su Mag.d tomare en lo princi- 
i mas universal de las cosas de este principado, en esta conformidad 
]arece que su Alteza debo remitir esto punto a su Mag.d para que lo 
nde ver a ministros que lo ajusten con su resolución en lo propuesto. 
)lo dico que si para mejor disponer el remedio que tan necesario es de 
a provincia conviniere disimular el ultimo desaire de acabar las cortes 
' espiración del tiempo asi como sera esto de raaior conveniencia para 
lien publico lo tendrá por mas conformo a la autoridad real de sn Mag.d 
3 su Alteza la qnal se rocompensara i aumentara con poner en el estado 
>ido osla provincia mas que con hacer aora alguna demostración que 
3 fueso desquito de lo presente porque la autoridad verdadera de los 
ncipcs no consiste en mirar por ella como i qnando se ajusta mas el 
nplimiento de bs obligaciones de su oficio. 

lonsultasai de antes en oslas materias de Catalunia i su remedio quan- 
DO era tan necesario: i en otras que aora se an hecho a su Alteza i ro- 
jeado a au Mag.d se toca en lo mismo i tomada la resolución se le pue- 
proporciouar el modo de acabar el tratado de estas Cortes. 
iRe dudado ai estante oí disentimiento de la ciudad se podían acabar 
su Alteza las cortes con solio i en tal forma qae bastase para que so 
I por concluidas i cesen las constituciones i coocesiones hechas de cor- 
a rortoa. í aunque ai quien tenga la parte afirmativa, i declara en su 
formiilad las palabras conque se actuó la habilitación de su Alteza to- 
la como el solio es acto tan principal de corle, i estos se impiden tan 
oralmente por los disentimientos i la costumbre esta tan en contra i la 
Nielan que harán los brazos a de ser tan caliente; no tiene esto por tan ' 
dado ni Itio practicable que se deba intentar i quando su Alteza llama- 



■ 



FELIPE IV 223 

'lacer el solio o se resistieraa conqae obstaba el di- 

rotestas de nulidad i quedara el príacipado ea 

■r ventura no en la disposición conforme a la 

lo tomar en esto ni a los intentos de otras 

i.iicultad de mal difícil salida que hecha aque- 

L\sal)a aqui la tercera sala del crimen que fue eri- 

, i dar las cortes por concluidas para que unas co- 

i icdcn en pie, solo por conveniencia de partes fuera 

ito esta no se podia esperar venia a quedar aqui en la ad- 

. lo \i\ iusticiapuritiva una confusión intolerable ni bastarla para 

I. .iudar que se volviese esto a la forma antigua de castigar, por- 

i'sto se opondría el principado insistiendo en que la palabra duraba 

. V lio estar concluidas las cortes: i los dellnqnentes no la reconocerían 

[)or la razón contraria i sin duda parece que quedarían aqui las cosas en 

peor estado en si mismas y en orden al remedio. 

Por esto le parece a Frai Juan de San Augustin que no so intente por su 
Alteza ultimada conclusión do cortes sino que se disuelvan i espire este 
tratado sin efectos i con los menores inconvinieutes. i porque esto podría 
ser o licenciando las cortes positivamente o dexando espirar el tiempo de 
la habilitación o cortándolo retirándose su Alteza i sabiendo de la vegaria 
quanto a esto poca mas conveniencia halla en lo uno que en lo otro aun- 
que se inclina mas a que su Mag.d siendo servido podria imblar una or- 
den a su Alteza diciendo que estas cortes embarazaban otros intentos mas 
universales, i que respeto del tiempo que se abia perdido en ellas, por el 
disentimiento de la ciudad de Barcelona I el poco que restaba de su habi- 
litación, y las dificultades que impedían aun el llegar a las materias en 
que nó faltarían otras que vencer que por esto i también para que el prin- 
cipado de Cataiunia se desembarazase para acudir como debe a la guerra 
que Instaba con franela, su Mag.d se sirvla de que las cortes se licencia- 
sen para acudir a estas ocurrencias esperando mejor ocasión para lo to- 
cante a las cosas de esta provincia i su maior beneficio. 

Con esto le parece a Frai Joan de San Augustin quedarla el principado 
i ciudad de Barcelona en mas quietud i menos recelo, I en mejor disposi- 
ción para servir en lo que su Mag.d resolviere respeto de franela, i tam- 
bién para qualquiera resolución que se sirva de tomar en lo mas particu- 
lar de esta provincia según lo referido en la primera parte de la propues- 
ta y de este voto, esto le a parecido I que su Alteza representara a su Mag. d 
lo mas conveniente. Rubrica. 



-V 






\-^ 



■> 






< 

V 



'»■ I 



■^1 



I iMHHtiiCiieton del Cardtnal Infante al Bey remiliendo las eowultai y votos 
de la Junta de Corles. 

S«üor. a las personas qne entran en la junta de Cortes ordeoe diesea su 
i»to por escrito que lo rremito origluatmeate a V. Mag.d y si biea por esta 
[orina se ha detenido este despacho algo oías me pareció lo mas conve- 
iiieule para que V. U. pudiese tenor aolicia especial de lo que sieotea los 
láuislros de aquí, en quanto á las Cortes el estado qne tienen y lo demás 
Jopendiente de estas V. Mag.d ge airva de mandarlo ver y a mí lo qne 
mas fuere de sn Real servicio gnarde Dios la Católica y Real Persona de 
V. Mug.d como dessco y he menester de Barcelona a ^ de octubre. «1632.» 
Señor obediente hermano de Vuestra Majestad. Gl Cardenal inrante. Hu- 
Itrica. En la carpeta dice: Barcelona a su Magestad 1632. Despachos de Cor- 
tes. El Señor Infante Cardenal á 4 de Octubre. Con dos consultas y votos 
de la junta de Cortea sobre materias dellas. 

DOGUUBRTO ntM. <7. 
Acta de la Corte general del Principado de Cataluña habilitando al Cardenal 
Infante D. Femando para presidir las Cortes de Barcelona d« 1626 ^ud con- 
linttabanen <632. 

18deMayou1C3í.» 

La cort general del Priocipatdc Cathaluñia'en la presentCintat de Bar- 
celona per V. M. iatsie no sois convocar mes continuar celebrar eelounr eori 
generáis »e cosa aflxa a la real dignitat e oflici de la saa roal Mag.t no res 
monys coasiderant que V. M, ha reprcsentat causes ugeots de haverse de 
absentar del present Principat, y de no poder personalinent continuar y 
clourer estes cors, Pero la dita cort ab les protestations davall seutes y 
no sens aquellos per aquesta vegada tant solament cooseut en habilitar 
com de present habilita la persona de bu deis sereoissims Infanisnomena- 
dor per V. M. e sent Loctineot de V. M.~ e Alternos constituit, pera que 
puga en persona y ab polestat de V. M. continuar celebrar y clourer en 
absentia de V. M. les presents cors, e pnga en dites cors presidir en loe de 
V. M. ab pie poder y bastant facultat de fer statuir y atorgar constitulio- 
nís espitáis y actes de cort general, y prívilegis e altrea coses fer que la 
real persona de V. M. fava, y toes allres acles dependents y emersents re- 
paralio y esmena de contrafactio de constitntions privilegia y altres drets 
y grenges, y tambe pera concodir y atorgar qaalsevol gracies y nierces 
axi a universilats com a singolars ecclesiastichs y seculars y altrament 
tinga en tot y per tol absoint poder com ta mate\a persona de V. Uag.t sens 



■ * 



FELIPE IV 



225 



límitatio alguna, ab lo cual poder general viagan y estigaen compreses 
aqaelles coses que de dret requerexen especial poder, salvanse empero, 
e, se retenen los convocats en la present cort de dit Principat que lo pre- 
sent acle no puga esser trct en consequencia en algún temps» com sia de 
niera voluntat per aquesta vegada tant solament ni per lo present acte y 
coses en aquell contengudes sie fet ni sia vist esser fet preindier, lesioni 
derogatio alguna abs usatges de Barcelona, constitutions de^ Calhaluñia 
capitols de cort, usos, utils, praticas y libertáis ais quals tan en possesio 
com en propietat directa, o, indirectamente no sia vist derogar encara 
per acte contrari ni acquirit algún dret a Y. Mag.t ni á sos ^uccesors. y 
mes avant preste aquest consentiment y Tala present habilitatio y ser en- 
ten la present Cort ab exprés pacte y conditio que les corts se hagen de 
conclonrer, fínir y acabar dius sis mesos inmediatament seguents, y pu- 
gnen prorrogar per dos mesos siá la maior part de cada bras aparra y 
sera ben vist, y que pasat aqueix temps sie espirada la cort sens poder 
Terse altra prorrogatio. 

Post quam enim supra inserta scedula fuit per me dictum Hieronymum 
de Villanueva protonotarium lesta et publicata ut pre habetur, dicti ad 
modum Roderlcus Archi^piscopus Tarraconen, Comes Petre late, ac con- 
slllarius primus Civitatis Bar.do nomine et pro parte strium stamento- 
rum prorrexerunt etiam sub Majestatialiam papyri scedulam, quam pa- 
riter ego dictus Protonotarius, e, superiori gradu dicti soly de mandato 
prefate regie Majestatis alta et perccptibili voce legi et publicavi cuius 
tenor talis est. 

Com V. Mag.t Iiaja convocat corts generáis al present Principat de Ca- 
thalunia en la present ciutat de Barcelona y essent vingut personalment a 
continuar y clourer aquellos sie estat servit proposar que los tres estu- 
ments habilitasen hu deis serenissims Ynfants germans de V. Mag. pera 
continuar y clourer les dites corts, representa nt moltes y molt urgents 
causes de haverse de absentar del present Principat, y la cort atteses di- 
tes canses haya cousentit a la dita habilitatio, y no voldria que en nin~ 
gun temps se pegues tramer en consequentia, essent com es acte volun- 
tan y de mera facultat perqué la celebratio de les corts es acte merament 
personal, de V. Mag. y no de altra persona. Perso la dita cort protesta que 
per la dita habilitatio no li sia ni puga ser fet algún preindier, ni aquexa 
habilitatio puga esser treta per avant en consequentia. Plau a sa Mag.t = 
Don Francisco de Erillcan. g. 

La Sacra Cesárea Keal Mug.t atiesa la offerta per la cort general fota ano- 
mena lo serenissim Ynfant don Ferrando gemía seu, al qual ha constituit 
son Lóete nens y capita general y alter nos en aquest Principat de Catha- 
Innia y comtats de Rossello y Cerdaña, pera que en son Real nom pnga 
continuar y clourer les dites corts, conferint y douantíi tot le poder que 
pera dit effecte es menester ab les condicions, modo y forma contengudes 

Tomo Y1 45 



iÍ6 DEL PODBH CIVIL BK ESPAÑA 

I la scedala qoe per dita cort U es estnda preseotada, les quals y la ba- 
ilitallo acceplan sa Uag.t y lo Serenissiin Yaíant, rcgraciant tots los ae- 
s que la dita cort general ab taata volantnt y amor ha fet per son servsy. 
Paulo post lecta per me dictuna ProtODotariuní pre inserta acceptationis 
:edata supradictí admodum Rodericua Arcliíepiscopus, comes Fetre la< 
, et consiliarias primus Bar.do Presides trium stamentornm ascende- 
int soliam rcgiuiu, et coasequenter oniaes de curia, qui ibi aderant con- 
icati, premissa liceotia sue Hagestatis et de oscularunt mauum domini 
}stri Regís, exinde reversi onines supradicti ad seauíua ubi sedcbaut per 
e dictum Hieronymam de Villanaeva Protón otar inra de mandato suo 
agestatis Tuit alta et perceptibili voce publicata scednla prorroga tionis 
irlaram, coius tenor lalis est. 

Sa Mag.t prorroga la continnatio de les presoots corts pera vint y set 
ú uorreat mes de Maig si dia hábil aera y si día hábil no sera per al se- 
leot dia babil en lo matei\ locb. 

in Cariis Geraodl UI4 pres«at¡bns tribus Brachys Rex dixit. 
La preseot Cort per dos coobocada e fln al dia de vuy per nos celebrat 
1 aquesta vita de Honblanth Guam e a aquella ñ impossam y la liccn- 
ao). 

En la carpeta del anterior documento dice: La Habilitación del Señor 
ifante. 



Documento núm. 973. 

Dictamen del Dr. D. Alonso GuUlón de la Cerrera acerca 
del anterior incidente. 

Señor 

El Regente Don Alonso de la Carrera dice en quanto á el pauto de las 
rtiflcaciones que el color que tomaron los de Barcelona para hacer la 
media Inna fue mui afectado, y qne hauiendoles man- 
Fortifindonea. dado el Sr. Infante Cardenal que no procediessen ade- 
lante en la obra debieran sobreseer, como lo hicieran 
dando el Onqne de Feria se lo ordeno. Y si bien esta obra no es de mu- 
lo momento por tener Vuestra Magestad la puerta de el Ataxacanal por 
ande inlroducir las gentes qne faese sernido, pero] dése abre mncbo el 
limo de quien la mando hacer, Y si una vez la ciudad de Barcelona as- 
tntase la obsernan^ia de el príuilegio en la forma que lo pretende, podria 
itentar otras obras y fortiUcaciones quecausassen cuidado, i fues&en 
e consequeucia. Y aunque de el amor i fidelidad de tan leales vasallos 
O se puede temer qne alan de faltar a sas obligaciones, todavía en male- 
as de esta qualidad todo se debe preuenlr. como mostró lo sucedido eu 



Disentimiento so- 
bre la cobertura. 



FELIPE IV 227 

tiempo de el Sr. Roy Doq Jaaa padr9 de el Rey GatboUco de gloriosa me- 
moria, qae por no hauer visto el tenor de el Privilegio de que, se vale la 
ciudad de Barcelona no puede hablar con firme resolu9Íon pero que tiene 
mucho fundamento que el privilegio se ala de entender no hauiendo or- 
den de Vuestra Magestad o do quien representa su persona en contrario 
porque si se.entendiera de otra manera fuera abdicar asi los Señores Re- 
íos la soberanía de poder mandar a sus vassaüos lo que tubiesen por con- 
aeaiente; Y eximirlos de la necesidad de la obediencia lo qual es impo^i- 
ble^Pero porque la ciudad de Barcelona es nimia en la obseruancia de 
sus privilegios, por lo qual no dudara de llegar a las maiores extremida- 
des, Y aliándose Vuestra Magestad rodeado de tantos cuidados no con- 
uicne entrar en otros nueuos, por agora se conforma con lo que tiene con- 
sultado el Consejo de Aragón con la advertencia de el Duque de Medina 
de las Torres. 
Y en quanto al dissentimiento puesto por la ciudad de Barcelona por 

causa de la pretensión que tiene de que sea de man- 
dar cubrir a sus Consejeros di^e que este es punto de 
gran momento por tratarse de bonrra correspectiva a 
la que gogan los grandes de Castilla, i de si a faltado aquella ciudad a el 
respeto debido. Y conforme a la relación que se hi^o la ^iudad de Barce- 
lona reconoce que en las audiencias y visitas privadas no an de go^ar sus 
consejeros de aquesta preheminencia. Y de parte del Sr. Infante no se difi- 
culta que quando estubieren sentados, an de estar cubiertos i la controucr- 
sia viene a parar, en si an de ir cubiertos quando van acompañando la per- 
sona real desde que se apea asta que ocupa su lugar, i asi mismo quando 
vuelve y cerca de esto la ciudad no tiene privilegio, si no se funda en usso 
y costumbre. Y aquí ocurren dos inspecciones la una que el hauer echo los 
Señores Reies en algunas ocasiones esta bonrra a los Consejeros de Bar- 
celona, es hecho facultativo i que depende de sola su voluntad lo qual no 
solo es conforme a la naturaleza de el mismo acto sino a lo que se a ob- 
seruado pnee unas veces los Señores Reies les an echo este fauor i otros, 
no, con que se ve que esto no lo pueden pretender como derecho propio 
sino como mera gracia de Vuestra M<igcstad, Y assi se les a concedido al- 
gunas veces en actos públicos, i negadosele en los priuados i por la mis- 
ma razón no es materia sujeta a prescripción uso ni costumbre. = Y quan- 
do lo fuera siendo los actos diformes y oslando los últimos en fauor de 
Vuestra Magestad difícilmente podra fundar la ciudad que tiene usso ni 
costumbre de cubrirse i conuendria «njustar los exemplares i examinar 
atentamente la pretensión de la ciudad para ver el fundamento con que 
se a mouidos=Y aunque su deseo no es digno de reprehensión, pues todos 
apetecen verse honrados de mano do Vuestra Magestad i el estilo ordina- 
rio de las Cortes de Cataluña es poner semejantes dissentimientos todavía 
en la ciudad de Barcelona corren diferentes respectos i obligaciones i pa- 



rpce fiuo comeólo por donde debiera, acauar, l'nes antes de llegar ¡ 
laa^e fuera justo que reciuiera a el Sr. Infaute i quaudo sus rueg 
;illaraa acogida ea su Alteza deuíara acudir a los pies do Vuestra M 
tad. Y no poner el disentimieoto impidiendo el progreso de las Go 
alentado a otros para que aian seguido su exemplo, coa que se alli 
rosas reducidas n tan malos términos. V aunqne después la ciudad a 
dido a dar quenta a Vuestra Magostad no a sido cu el tiempo ni eu 1; 
ma que debiera. Pues Tuera ra^on que para mostrar bu rendimienl 
hiera alcanzado el disentimiento con que obligara a Vuestra Hages 
que la honrrara y (avorcsciera. 

Y ha viendo el Sr. Infante Dn. femando escrito [con acuerdo de lo 
nislrosquele asisten como es de creer) que no se le de audienci 
persona que a embiado aqui la Ciudad i hauiendose entendido de su 
el dársela derechamente sobre estos negocios, causarla gran mella 
autoridad i estimación del Sr. Infjnle; que se debo conseruar tan ei 
y darla ocasión a que los Cqtalanes no lo tratasen con aquella rever 
que condene, i su Altera formaría justa queja de ello teniéndose poi 
fauoro^ido porque aunque los Rcies deban oir a sus vassallos, pe 
están ohligados a que esto sea por sus personas. Y assi en este ] 
siente que el medio que so a pensado es mni prudente i que se te | 
permitir a el Orador de Barcelona que de a Vuestra Magostad el pe 
de la muerte de el Sr. Infante Dn. Carlos i que aunque coa esta oc 
mezcle algo de lo tocante a mi comisión se le disimule. Porque con 
temperamento se consuela a aquella Ciudad la qual conuiene que Vv 
Mageslad vaia deteniendo para que no se precipite cu maiores emp 
viéndose del toJo desfavorecida, i- se evita el sentimiento de el Si 
Tanto, pues no se le da audiencia sobre el negocio de que se trata. Y 
oir a el Orador podría Vuestra Magestad seruir.se do nombrar un mil 
de mucha maña i autoridad el qual le represente todas las cosas ei 
an faltado, las hourras i fanores que an recluido de Vuestra Magei 
SDS gloriosos progenitores, i le insinué diestramente los peligros n q 
exponen. Y que ningún medio podían elijir mas contrario a ol fin qu 
sean que el disentimiento que an puesto porque haciendo depender 
voluntad de Vuestra Magestad el honrrar aquella Ciudad, lo que deb 
baceréra procurar merecer esta honrra con respecto i rcndimientc 
es el msior sacrificio que hacen los vasallos i sus principes i que no 
gioen que por via de Torcedor con el disentimiento que aa puesto i 
necesitar a Vuestra Magestad a que ceda en pretcnsión de esta qual 
Y que lo que les conuieae es al^^r el disentimiento i acudir a el Si 
fante suplicándole que interceda con Vuestra Magestad para que hi 
aquella Ciudad. V si esto se pudiessc encaminar aunque fucsse dand 
peranzas de que Vuestra .Magestad usando de su benignidad y gran 
honnaria a aqnella Ciudad se salia de un gran embarazo, i siendo ^ 




FELIPB IV 320 

tra Magestad servido despaes de haaerse cumplido todo lo referido se lo 
podría decir a la Ciadad que Vuestra Magestad hauieudo entendido su 
pretensión quedaba aduertido de honrrarla en las ocasiones que se ofre- 
ciesen como merecia su üdelidad i amor, de manera que se couociesse 
que aunque Vuestra Magestad tcndria por bien de fauorecer a la Ciudad 
pero que esto no hauia do ser por necesidad sino que siempre hauia de 
pender de la voluntad de Vuestra Magestad. 

Si la Ciudad que es tan atteota a la conseruacion y ampliación de sus 
preheminencias no vinlessc en e4o, se le podria conceder lo que desea en 
el caso controuerso haciendo algún scruicio releuante en la fortiñcacion 
de los Castillos y fronteras, o eu otra manera que no fuese en dineros de 
contado porque no se dijese que una cosa tan preciosa se compraba con 
ellas, y por esta via se desempeñaba la autoridad de el Sr. Infante i los 
Catalanes no quedarían tan orgullosos corno si salirsseu en todo con su 
í&tento, se ahorraría lo que la ^ludad gastisse. i ella incliuaria mas fácil- 
mente a ello y aoieudo de ser en boncíii-io de el principado; i cessando el 
dissentimiento podrían correr las cortes. Y aunque estos puntos se pueda 
conferir aqui pero la conclusión de el negocio se debe remitir a el Sr. In- 
fante por conseruar su autoridad i por ganar tiempo. 

Pero porque de la obstinación y tenacidad de los Catalanes se puede 
temer que no desistirán de su porfía; en este caso se podría responder a 
la Ciudad que acuda a el Sr. Infante i dar orden a su Alteza que se deter- 
mine el dissentimiento por justicia conforme a la costumbre de la Corte 
porque aunque reconoce por mui verosímil lo que apuntan Los regentes 
Fontanette y Maguerola que por la igualdad de los votos no se llegara a 
resoluer el punto,, juzga por mejor que se aga Jo que se pudiere que no 
que tengan pretexto los Catalanes para poder decir que por causa de Vues- 
tra Magestad se impide el progreso de las Cortes: Pero para asigurar que 
la Ciudad no consigna por esta via lo que pretende, aduierte que este ne- 
gocio tiene dos articules (como queda dicho) que son mui diucrsos el uno 
si esta es materia que depende solo de la voluntad de Vuestra Magestad 
sin poder sujetarse a costumbre ni prest*ripclon por su hecho facultativo 
el otro si quando lo fuera, concurrían eu este caso los requisitos de dere- 
cho necesarios. Y el primer punto es perjudicial a el segundo y como tal 
se debe tratar en primer lugar y asi le parece que conuendria separar es- 
tos puntos, porque aunque la Ciudad venciesse en el primero (lo que no 
se cree) no habría conseguido nada, i se descubrirla el animo de los jue- 
ces, i estarla en manos de Vuestra Magestad que se entretubiese la reso- 
lución de el segundo = Y si la declaración fucsse fauorable quedaría de 
todo punto excluida la pretensión de la Ciudad i se podrían proseguir las 
Cortes, ^ero como la ciudad de Barcelona es tanta parte en ellas si se 
pudiese usar de alguno de los medios referidos para dejarla obligada se- 
ria mas conueniente porque de otra manera estindo mal satisfecha no le 



DKL pooen crviL en bspixa 
aiones de poner menos diaentimieatos o hacer qae otros los 

loque apaataa loa miaistros que asisten a el Sr. [orante 

ria que sn Alteza disoluiese luego las cortes cou solio dije 

que aaaqae se puedeo tpner cortas esperanzas de que 

'bM* ^*^ cortes se acaben en la forma que agora se tratan, 

a satisracion de Vuestra Magestad porque estando los 

1 la desconfianza que muestran, no paeden obrar de manera 

las dificultades qoe se an ido descabriendo las quales irán 

cada dJa augmentando, y auicudo reconocido el deseo qne 
lirse. Pero estando las cosas de el mundo tan turbadas no pa- 
aportuno para disolber las cortes con solio maiormente que 
)n qniea confina aqncl principado ai tan grandes dcuolncio- 
inte de guerra leuantada i aniendo de cesar los priailegios 
n los catalfioes con la disolución de las cortes, los interesados 
líos i poderosos podrían pensar en socorrer a el peligro por 
1 todos les acusarla au propia conscicncia por lo mal que han 

lo qae principalmente le iiiueuo es que hauiendo Vuestra Ma- 
ir su persona dos veces a Barcelona por causa de estas cortes 
10 de su real grandeja, dejarlas imperfectas ni es hien que los 
leden consentidos, ni persuadidos que esta en su mano el di- 
ilnsion de las cortes, dejando un tan mal exemplo para los 
la monarchia a que se allega qne fallan tros meses de la habi- 
;eñor Infante i en este tiempo podria haber gran mudanza en 
las cosas. Y si corriesen las de Alemania i flandcs con la pros- 
se tiene por cierto, i en Francia el Mossiurfuesse adquiriendo 
oridad de manera qne los franceses ocupados en las guerras 

intestinas, no pudiesen fomentar noucdades en otras provin- 
sibk que los catalanes se reconaciesea, i mejor aduertidos 
leroir a Vuestra Magestad temerosos de no procurar su indig- 

por agora se podria ir coosaltando con el tiempo, 
o no parezca que esta ocioso el Sr. Cardenal Infante se le po- 
j -,. dría ordenar que hiciese declarar, que no se pueden 
rda- ^>oncr disentimientos para retardar el curso de las co- 
sas de justicia porque conforme se refino en la jnnta, 
ad que no se a intentado en otras corles, i no se debe dissimu- 
croiciosa introdoczion. ¥ a sido grande atrebimiento inten- 
tan escandalosa como que no se administre justicia, ni se 
luenienteael bien publico, lo qual repugna a todo derecho 
lio y humano. Y que quando se hubiera hecho otras ve^es se 
r pues no fuera costumbre siendo injusta, sino corruptela. 
,ra que el Sr. Infante no auenture el sucesso sino que si sin- 
d, no trato de este punto. 



p-, 



FRLIPE IV ^34 






j ■. ' .• 



También en caso qae la ciadad de Barzelona no alzasse el dissentimien- 
to se podria dar orden a el Sr. Infante que aga que el Gscal de Vuestra \r^ 
Magestad prosigna el pleito que tiene comentado contra la ciudad y lonja 
de Barcelona sobre el quinto, que importara mas de quinientos mili duca- 
dos de corridos de mas de la renta que se entablara para adelante porque 

el Maestre racional escriuio a Vuestra Magestad que la deuda ascendía a ~> 

qaatro cientos ochenta y un mili seiscientos y cinquenta ducados dea ' v 

diez reales asta fín de el año de «28.» Y este pleito esta suspendido por 
orden de Vuestra Magestad de 12 de Mar^o de 4627, i seria de gran morti- 
fícacion para la ciudad vencerla i sacarle esta suma. Pero se debe reparar 
mucho en si a el presente sera buena ocasión para poner esto en execu- 
cion porque aquellos vasalloá están mui licenciosos y por agora no con- 
oiene de mouer humores ní darles ocasión por justa que sea para que acá- 
bea de despeñarse en caso que el Sr. Infante hiciesse declarar que los 
dissentiraientos no hablan de retardar, el curso de las cortes por lo que 
toca a las materias de justicia i benefício publico se podria ordenar a su 
Alteza tratasse quanto antes de establecer leies saludables para el buen 
gottierno de aquel Principado i reformación de los abusos que el tiempo 
a ido introduciendo. Y si esto se pudiessc conseguir se saldría de unirán- 
de empeño. Y cessaria la necesidad de haner de volucr Vuestra Magestad 
á catalnñia que se a de escusar quanto fuese possible, y a el fín de los tres 
meses podria Vuestra Magestad deliberar si conuendria disoluer las Cor- 
tes con solio para que expirasen los privilegios o prorrogarlas según el es- 
tado en que se aliasen las cosas de Europa. 

Pero si esto no se encaminase juzga por necesario que en refrescando el 

tiempo Vuestra Magestad vuelva a desempeñar la ma- 

Lo que convendrá ^^^.^^ ^ ^^ autoridad i dar leies a los Catalanes los qua- 
oaoerparaadelAnte. ^ 

les conuiene que tomen desengaño que no a de estar 

en su mano disoluer las cortes ni frustar las resoluciones de Vuestra Ma- 
gestad. Y hallándose las cosas de aquel principado trocadas con los tiem- 
pos i muchas de ellas mui relaxadas^i con gran necesidad de remedio, i 
la justicia con poco vigor para reprimir i castigar los delinquentes de que 
abunda aquella provincia, no satisfaría Vuestra Magestad a su real cons- 
ciencia, sino procurarse ocurrir a estos daños, sin perdonara ningún tra- 
bajo haniendole Dios encomendado el gouierno de aquellos vassallos, que ' 
aunque son de dura cervid Vuestra Magestad como padre y señor natu- 
ral debe procurar su bien. 

. En este caso tendría por acertado que las Cortes se sacasen de Barcelo- 
na si esta ciudad no hubiese aleado el disentimiento para que tuviese me- 
nos mano i comentase a ssentir lo que a grangcado con su obstinación 
si no hubiese otra razón superior de estado que lo estoruasse. Y que el 
Sr. Infante las disoluiese con solio para que cessassen los priuilegios de que 
están gomando los Catalanes con la prorrogación que se les a concedido de . 



232 0£L PODER CIVIL EN ESPAÑA 

Cortes a Cortes porqae no les parece que a de llegar este di». Pero qae a 
ol mismo tiempo se aga coavocacioa para otra parte, la que se tubiese 
por mas aproposito i haaiesse servido coa maior fíoeza paraí'qae comea- 
ba adose alli las nuevas cortes, venga a obrarse el mismo efecto qae si se 
continuaran las de Barcelona i que los que asistea en ellas estando tanto 
tiempo faera de sus casas deseen fenecerlas para volver a go^ar de su 
qaietad, demás de que las personas cuios priuilegios cessaran con la di- 
solución de las Cortes, se entetendran con la esperanza de que en ellas se 
les confedera la prorogacion de que a tantos años que goQan y se puede 
esperar que ellos como tan interesados solicitaran el buejí efecto de las 
cortes i que en ellas Vuestra ^agestad sea ser nido. 

Y aunque se puede creer que la presencia y autoridad de Vuestra Ma- 
gestad y la destreja de los ministros que le asistieren a de superar todas 
las dificultades que se ofrecieren maiormente si se entendiere que Vuestra 
Magestad va con resolución de acabar las cortes. Pero porque lo que a echo 
mas atrevidos y orgullosos a los Catalanes a sido «1 parccerles que Vues- 
tra Magestad no llena la mira principal a su bieu, sino a que se le aga al- 
g^n seruicio considerable para las ocasiones presentes. Y que con esto 
Vuestra Magestad necesita de ellos i cada uno se considera como si de el 
solo pendiera el conseguirlo con que es casi impusible darles satisfacion 
en sus pretensiones. 

El Reyno es de parecer que se publique que Vuestra Magestad no pre- 
tende mas de los Catalanes que darles aquellas leies que convengan para 
su mejor i mas acertado gouierno i seguridad de la real consciencia con lo 
cual se a de negogiar con maior reputación, i autoridad i no se an de atre- 
ber a pedir demasías. Y los que se alian con sus priuilegios extintes, i con 
peligro de ser realmente desposeídos an de serlos solicitadores de el ser- 
uicio de Vuestra Magestad. Y no por esto se escluie que si después se ha- 
llare disposición de encaminar el seruicio se deje de hager, sino que no 
se diga que se va a tratar del por no entrar en nuevos empeños. 

Y acerca de lo que dicen los ministros que asisten a el Sr. Infante que 
sera conueniencia de el real patrimonio que las Cortes se disuelban para 
que expiren los priuilegios porque Vuestra Magestad se podra valer de los 
bienes de que gogan los Catalanes sacando mas gruesas sumas y mas 
promptas de las que ellos ofrecerán ni pueden pagar. Y que las cosas que 
piden son mui exhorbitantes, i que se enderezan a hacerse replica y no 
dejar a Vuestra Magestad mas solo el nombre de Rey. Le parece que pu- 
diéndose conseguir el seruicio sera mas acertado ir continuando las pror- 
rogaciones de los priuilegios como an echo los Señores Reís progenitores 
de Vuestra Magestad, por ser este gran freno para contener en oficio a los 
interesados, i porque estos irán siruieodo en diferentes .tiempos, i ocasio- 
nes, i si se vendiesen estos bienes no podría Vuestra Magestad seruirse de 
el precio mas de una vez. Y por que conuiene que los Principes tengan a 



PELIPB IV 233 

sas vasallos contentos i obligados en qaanto faere posible. Pero si con ani* 
mo obstinado no quisieren desistir de su dai:eQa ellos se podran quejar de 
si mismos que an necesitado a Vuestra Magestad a que no les comunique 
las iDÍlneucias de su benignidad Y en este caso la experiencia mostraría, 
ser vanarla conueniencia de tener los prendados con la dependencia de los 
priuilegios^^Y quando se trate de las condiciones,- y de las cosas que pi- 
den los Catalanes se procurcira que las reformen, i moderen sin dar lugar 
a que las regalías y preheminencias reales padezcan diminución. 

Y ha viendo de voluer Vuestra Magostad a dar conclusión a los negocios 
que se aa de tratar en Cortes, sera conueniente que con pretexto délos tu- 
multos de Francia se guarnezcan las fronteras con grueso numero de gen- 
te de guerra, y que se preoengan fuergus ibaritimas, para valerse de ella 
Vuestra Magestad en qualquiera accidente, porque conuiene a la grandega 
i Magestad real que las cosas estén dispuestas de manera que en lo justo i 
honesto se aga respetar y obedecer. Y para no causar recelos a los Catala- 
nes, i tener mejor salida si ellos sintieren esta preuenclon se podria tam- 
bién arrimar a las fronteras de Francia alguna gente de guerra por la parte 
que confína con Aragón de la que Vuestra Magestad so pudiese seruir ofre- 
ciéndose necesidad. Aunque este caso no le parejo a el Hey que podra lle- 
gar porque espera que los Catalanes an de seruir a Vuestra Magestad con 
igual amor y respeto. 

En que a la pretensión de el Duque de Cardona y la falta de asistencia 
de el Marques de Villafranca le parei^e que las juntas y consejos de Vues- 
tra Magestad no son actos públicos, sino los mas secretos que pueden ser. 

Y que asi se le escriua a el Duque que se ajuste con las ordenes generales 
que Vuestra Magestad tiene dadas, para las precedencias i lugares como 
lo an hecho asta aqui, si se espera que hará de aqui adelante asistiendo a 
el Sr. Infante, y acudiendo a las juntas que se hiciesen por su mandado =: 

Y a el Marques se le podria escriuir que acuda a seruir y asistir a el Se- 
ñor Infante, como 'es justo que lo aga. Vuestra Magestad hauiendolo en- 
tendido se sernira de ordenar, lo que fuere mas de su sernicio en Madrid 
y Agosto 92 de 4 63¿.== Doctor Don Alonso Guillen de la Carrera. = rubrica. 
= En la carpeta dice = «Cumpliendo con lo que Vuestra Magestad me a 
mandado remito con esto mi voto escrito de mi mano, suplico a Vuestra 
Magestad le mande poner en limpio porque llena alguna cosa enmendada 
y que se me vuelva este borrador porque no me queda otro. Ya Vuestra 
Magestad sane que me tiene aqui muy deseoso de seruirle. Guarde Dios a 
vuestra Magestad largos y felices años de cassa. y martes ^4 de Agosto de 
1632. =s Doctor Dn Alonso Guillen de In Carrera. = rubrica.» 

Archivo fifenerftl central— -Rstado.—Letrajo núm. 67ji. 



,1 



\ 

i 

.1 

, 1 



I 



234 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

DOGUxMENTO NÜM. 974. 

Dictamen del mismo en 24 de Agosto de 1632 acerca de la 
pretensión de los Gonsellers de Barcelona. 

Señor. 

En la Junta qae se cito en el Parque en presencia dei conde Duqne de 
San Lncar mando Vuestra Magestad dijésemos nuestro parecer los que 
nos hallamos en ella sobre las Cortes del Principado de Cataluña, que se 
hasen en Barcelona, respecto de lo que se dilatan, y Desentimiento que 
aquella ciudad a puesto con que están paradas ha tantos meses, sin ellas, 
se hasen cosa alguna; y si darla Vuestra Magestad audiencia al emhiado 
que el Principado ha mandado a Vuestra Magestad; y lo que se haría sobre 
la pretencion que tienen de cubrirse los Ministros, y Jurado in capite en 
los Actos públicos en presencia de Vuestra Magestad, y sobre la fortiOca- 
cion que se hasen en la puerta de la mar no pasando con ella contra lo 
que el Sr. Infante les ordeno. 

En lo de las Cortes que es el punto principal, hay tres meses de tiem* 
po en razón de la abilitacion del Señor Infante, dentro de los cuales se de- 
be procurar se acaben llevantando el deseutimiento; sertiGcandoles que 
Vuestra Magestad los hará a su tiempo en la pertencion que tienen de co- 
brírse, la merced y favor que hubiese lugar; y no se acabando dentro del 
tiempo.se podran pedirlos dos meses mas para correr la habilitación, y 
cuando con todo esto no se acabe, me parece no conviene se resuelban, 
sino que Vuestra Magestad las prorrogue, pues lo puede haser conforme 
los Privilegios de los Catalanes, para el tiempo en que Vuestra Magestad 
las pueda ir a acabar, que nunca me parece podran tener buen fín sin 
Vuestra Magestad se hallar presente a ellos, que con su Real presencia se 
allanara todo, lo que sin ella sera dificultoso; y entre tanto pasan los ca- 
lores, y con el favor de Dios se puede esperar mejoren las cosas extrañje- 
ras de modo que ayuden a facilitarlas, y que den lugar a Vuestra Mages- 
tad las poder acabar con el espacio que combiene para sentar por una vez 
los abusos, y cosas de aquel Principado a que importa dar remedio, y no 
combiene a el servicio de Vuestra Magestad que ellas se dejen de acabar 
habiendo durado tanto tiempo, y hido Vuestra Magestad a ellas dos veces. 

Los vasallos no tienen a quien acudir en sus ocurrencias sino a los pies 
de Vuestra Magestad debe oye el Embiado y remitir la respuesta délo que 
pidiera al Sr. Infante, y desto sabrán lo de que Vuestra Magestad se sirbe. 

No tengo por desencaminada la pertension que tyenen de cobrirse en 
los Actos públicos en presencia de Vuestra Magestad porque en algunos 
les bimos cubiertos, y en los que no los bimos, disen que hay exemplares 



FBLIPB IV ^35 

y memorias de qae se han cubierto en tiempo de los Señores Garlos quin- 
to y Phelipe segundo de gloriosa memoria, y si en Barcelona no definieran 
la causa sirvase dar cuenta a Vuestra Magostad ni saber en lo que era ser- 
vido aser^ que los obligo a se empeñar en tanto como ban hecho, con ter- 
mines tan fuera de los que devian tener, podieraseles diferir de otro mo- 
do: Y ponerse la materia hoy en Justicia no me parece que combiene; por- 
que como los Jueses han de ser del Principado, y la mitad nombrados por 
ellos; tengo por sierto que jusgaran en su favor, y sera mas conbeniente 
concederlos Vuestra Magostad de gracia la merced que pretenden que juz- 
gasse por justicia siendo de mera gracia. 

La Fortéfícacion que hacen a la puerta de la mar tengo en seruicio de 
Vuestra Magestad impedírselos sera mostrarles que Vuestra Magostad los 
tiene por suspechosos y si no fía dellos, siendo lan buenos vasallos, y que 
tanto han seruido siempre a sus Reyes y Señores; y cuando no lo fueran 
la fortificación no es de ningún efecto pues Vuestra Magestad tiene una 
puerta dentro de la ciadad, y la fortaleza con Artillería en el terrenal de 
las Galeras; y me parece que es muy buena salida pedir a Vuestra Mages- 
tad le manden la planta y designios de la obra para ver como mejor se 
podra acer, con lo que se saldrá del empeño en que han metido a Vues- 
tra Magestad; y siempre es obra digna de la piedad y grandesa de Vuestra 
Magestad como Padre, y Señor de sus Vasallos darles la mano, y encami- 
narles para que no obliguen a Vuestra Magestad a trdtarles con el rigor 
qoe sus impertinencias merecían; y los que sirben a Vuestra Magestad tie- 
nen obl¡ij;acion á no le empeñar en materias semejantes, y que el que mas 
pierde en ellas es el servicio de Vuestra Magestad. 

Al duque de Cardona, y Marques de Villa franca me parece debe Vues- 
tra Magestad mandar estrañar no acudieren al seruicio y obsequio del 
Sr. Infante como son obligados a ser porque quauto sus estados son ma- 
yores tanto mas les queda de obligación a dar ejemplo a los qae no han 
recibido tantas mercedes a los Sres. Reyes antecesores de Vuestra Mages- 
tad como sus abuelos han recibido: y al duque de Cardona se debe orde- 
nar en particular acuda a las Juntas siempre que tuviere orden para ello 
del Sr. Infante, no innovando en las procedencias mas de lo que acá se 
ace en el Consejo de Estado, pues lo de aya es lo mismo y las ordenes 
son generales para todo. Vuestra Mag.d ordenara lo que hubiere por su 
mayor seruicio. Madrid en «24» de Agosto. ^^Rubrica. 

Archivo greneral central.— Esiíado.--Lei?iijo 674. 



Documento núm. 975. 

Carta Real á la ciudad de Bui^s en 3 de Octubre de 1633 
para que designe otro procurador de Cortes, en razón á ha- 
ber empleado en Flandes á D. Mi^el da Salamanca, que ser- 
via dicho car^. 

El Rey ^s=CoDceío justicia regidores caballeros escuderos oficiales y, 
hombres buenos de la muy noble y muy mas leal Ciudad de Burgos Ca- 
beza de Castilla mi Cámara, a Don Miguel de Salamanca B^idor y Procu- 
rador de Corles por esa Ciudad en las que se estau celebrando en esta vllln 
en consideración de las parlesque coacurren en su persona he hecho mer- 
ced y mandado que vaya a servirme a ilaodcsen la ocupación y oficios que 
le tengo señalado y porque respecto de su ausencia conviene .nombrar y 
elegir persona para la dicha procuración de cortes os mando que luego 
que rrecibais esla juntos en vuestro ayuntamiento clixaisy nombréis per- 
sona que sirva la diclia procuración de corles en lugar del dicho D. Miguel 
de Salamanca y electo le daréis poder en la forma y con las condiciones 
según e de la manera qne le otorgasteis al dicho Don Miguel y a Don Ge- 
rónimo de San vitorea de In Portilla su compañero sin que en la sustancia 
ni en el modo se csccda del en cossa alguna que en ello me tendré de vos- 
otros por servido, fectia en Madrid a 3 de octubre de mili y seiscientos y 
treinta y tres años = yo el Rey. = por mandado del Rey nuestro señor = 
Sebastian de Contreras. 

Arohlro moniaipal de BnrKOB.—Lagajo 3.*, atado 10, Diim. 31. 



Documento núm. 976. 

Dictamen del Consto de Estado de 19 de Noviembre de 1635, 
referente á la jornada del Rey á Barcelona en el mismo año. 

En la cubierta dice: De orficio. El Consejo de Estado en que concurrie- 
ron el Conde Dnqne de San Lncar el Duque de Alburquerque, el Inquisi- 
dor geueral el Conde de la Puebla el Coude de Castrillo el Marques de Mi- 
rabel y el Dnque de \illalicrmosa en Í7 de Nobicmbre de I63S. 

Sobre lo que ba relerido ci Conde Duque de la priesa que S. M. le da a 
las prevenciones de ta jornada y lo que sobre la materia parece al Con- 
sejo. 

Después de oido cnanto se ha se haorfrccido de diferentes jnntis- 

me conformo con el consejo pues los qne votan aunque no vaya aora no 
nie^-an el ser necesario en otra sazón ni pueden saber si lo habré meces- 



^ % 



FELIPK IV 



237 



tcr mañana y estas cosas no se disponen. Villanueva. en un panto y las 
Corles se han de hawr y concluir y sin mi no pueden; los del Rcyno han 
atrasado los medios y la gente no va y assi es fuerza el quedar en duda 
el día de mi partida y assi^lo he ordenado que todo camine a loda priesa 
y no se detenga, cuanto remitan y todo lo demás fallo que la nobleza no 
parte mas este a punto del todo para partir veinte dias después del lla- 
mamiento porque las muchas sospechas en que se ha entrado pueden lla- 
mar mi persona a otras partes por el grueso grande de armada que se 
previene en la vecindad y costa del Norte de Francia y nada se detenga 
una ora &. 

Documento. 



Este negocio es de calidad que 
es menester que los ministros que 
notan en el den todas las razones 
en que se fundan y satisfagan ios 
unos a los de los otros porque don- 
de va tanto no parece justo que 
quede solo fe de los que afirman o 
uiegan siendo cierto que esta jor- 
nada no se ha de hascer volunta- 
riamente sino por pura necesidad y 
porque los haenos sucesos antes 
facilitan la jornada que la dificul- 
tan pues si bien se hacen las pre- 
venciones como si se hubiese de 
entrar en Francia estas son comu- 
nes y mi declaración no ha sido 
.sino ponerme en Cataluña para de 
alli encaminarme donde mas con- 
venga sin haber dicho que tengo de 
entrar en Francia en todo se votara 
como he dicho y en el punto de las 
Cortes de Cataluña por la orden 
que se sigue si se han de proseguir 
las Cortes quando y como si se han 
dexar espirar que conveniencias 
para mi servicio y por quales fun- 
dnraentos se ha de hacer lo ano y 
dexar lo otro si habrá otra ocasión 
mejor que esta y porque sera me- 
jor y esta porque se ha de hacer con 
prevenciones militares y con ve- 



Señor: el Conde Duque de San 
Lucar ha referido en el Consejo la 
prisa que V. M. le da a las preven- 
ciones de la Jornada a que V. M.d ha 
dispuesto su persona y que si bien 
en esta parte va disponiendo quap- 
to se puede sin trabaxo ni ceder a 
las didcnltades que of frece la falta 
dé dinero y todavía le ha parecido 
proponer en el consejo se considere 
y represente a V. M.d si los buenos 
sacesos que han tenido las armas 
de V. M.d en Flandes y las del em- 
perador en Alemania pueden alte- 
rar la resolución que V. M.d con 
consentimiento de este Consejo to- 
mo de ir a Cataluña y pasar si con- 
vioiese a Italia con los resguardos 
y* prevenciones necesarias porque 
si oy se reduxese a términos vo- 
luntarios el executar esta resolu- 
ción y las consideraciones que obli- 
garon a V. M.d a resolverlas, y lo 
que en orden a la existencia de 
V. M.d en Barcelona se considera en 
el estado presente para la conclu- 
sión de aquellas Cortes que esta 
suspendida no con pequeños incon- 
venientes no seria razón que atre- 
pellando por tantos como la jornada 
ha de traer no siendo forzosa se 



'1 



DEL PODER CIVIL BH BSPAÑA 

) Lo coatrario que si res- eiecntase y annqae rcpreseole ea 



e a los exemplares de mi agae- 
1 Tarazona y may despaes 
do mande entrar gente aloxar 
gar que exemplnr se dará a los 

vasallos bueno o malo con 
dar de la una manera o de la 
que coQsecueQcias tendrá mi 
fíio en execalarle luego que 
ivenientes el dilatarle y al con- 
) y esto todo luego coa toda- 
icion y por los puntos que he 
) porque por la misericordia 
os DO he hecho haslaliorajor- 

grande voluntaria ni qniero 
'la como ai tampoco por pare- 

qne DO soan randados con 
íes que prevalezcan dexar de 
- lo que coDvieue paes aaaqae 
ré la descomodidad de mis va- 
I y miaiatras ao por esto po- 
lexar lo qoo conviDÍese mas a 
tputacion y a mi opinión y al 
de mis reyoos ya ao conaen- 
nitencia al desobedioacla ma- 
lOtivo sin comparación ningu- 
le ocup.ir dos proviacias eate- 
n Francia porque de esto nos 
isobligado mi Señor por su mi- 
ordia y de lo otro do hostará 
ue se les ha dado diez años 
<s cuatro o cinco meses para 
d era rio no solo ao lo ha a he- 
ino acrecentado este año a su 
mcia una acción taa mala que 
quiero poner el nombre y esto 
tara hoy estaado en eso Conse- 

dcl de Aragón no pnedea fal- 
s noticias que qnisieredes sa- 
-rnbríca, 

ArohÍTO (TBuerftl central — Es(&i 



el Consejo que holgara oír a todos 
los de el antes do decir su voto lo 
excusaron de hacer asai porqne ao 
se alterase el estilo que hay en el 
Consejo como porqne la noticia tan 
particular del estado universal de 
las cosas que tiene el Conde les ser- 
virla mejor a discurrir en la mate- 
ria y asi se leyó primero el voto 
del Conde que es el iaclaso. 

El Arzobispado Inquisidor goae- 
ral quiso votar por escrito desde 
BU casa y lo hizo en la conformidad 
que coatiene el papel que va juata- 
menle. 

Rl Conde de la Puebla se confor- 
mó cu Iodo con el parecer del Con- 
de Ouqae. 

El Marqués de MirabeldiosQ vo- 
to por escrito el cual se pone tam- 
bién ea iBs reales maaoa de V. M.d 
El Duque de Villa liermosa se coafor- 
mo en todo con el Conde Duque y 
habieado llegado el Coade de Cas- 
trillo a tiempo que se acababa el 
Coaaejo pareció hacicadole relación 
de la propuesta del Conde y de lo 
demás que se ofrecía en la materia 
votase en ella como lo ha hecho y 
va sn voto, 

ElDaquedeAlbnrquerqneaquicD 
se pidió su voto fuera del coasejo 
por no haber concurrido en el le dio 
por escrito que es el que va aqui. 
V, M.d mandará lo que fuere servi- 
do en Madrid a <7 de Nobiembrede 
teas. Por ir las aotas originales no 
van señaladas de la del Consejo esta 
coasnlta.=rQ bríca . 
o.— Leitaio 880. 



FKLIPE IV 239 



Documento núm. 977. 



\ 



Ckinvocatoria de Cortea de 1.^ de Junio de 1638 para tratar 
del otorgamiento de los servicios y otras cosas para el bien 
común de estos reinos. 

Don Felipe por la gracia de dios rey de Castilla de león de aragon de las 
dos sicilias de jerusalea de portugal de navarra de granada de Toledo de 
valencia de gállela de Mallorca de Sevilla de cerdeña de córdoba do Córce- 
ga de morcia de jaén de los algarves de gibraltar de las yslas de canaria 
yndias orientales y occidentales yslas y tierra firme del mar océano archi- 
daqae de austria daqne de Borgoña de Bravante y milan conde de habs- 
purg de flandes y de tirol de Barcelona señor de vizcaya y de molina con- 
cejo justicia regidores caballeros escuderos o fúciales y hombres buenos 
de la muy noble y muy mas leal ciudad de burgos cabeza de castilla mi 
cámara ya sabéis que en las cortes que últimamente tuve y celebre en esta 
villa de Madrid el año pasado de seiscientos y treinta y dos y se propu- 
sieron en veintiuno de Febrero del en que fue jurado el serenisimo Prin- 
cipe Don Baltasar Carlos mi muy caro y mi muy amado hijo se hizo saber 
a los procuradores de las ciudades y villas que en nombre de estos reinos 
vinieron y se hallaron en ellas el estado que las cosas y la cristiandad y 
las particulares de estos reinos estados y señoríos y el que mi bazienda y 
patrimonio real tenia siendo este tan apretado como entonces se significo 
causado de las grandes y forzosas ocasiones de gastos que^ he tenido en 
defensa y s^uridad de estos nuestros reynos y de mis subditos y natu- 
rales de ellos sentando en la tierra y en la mar gruesos exercitos y ar- 
mada procurando la defensa y sostenimiento de nuestra santa fe y ohe- 
diencia de la santa sede en cuya consideración se me otorgaron deferentes 
servicios que se van cumpliendo y conviniendo a la paz y seguridad do 
estos reinos que se trate y confiera lo que conviene proveer y ordenar en 
lo adelante he acordado de tener y celebrar cortes generales de estos rey- 
nos asi para la prorogacion de los dichos servicios como para que enten- 
dáis y sepáis mas particularmente lo que después de las ultimas cortes ha 
sucedido y el estado en que se hallan las cosas de mi monarquía hacienda 
y patrimonio real y los otros de la cristiandad cuya defensa me toca tanto 
como sabéis y ver tratar conferir y praticar todo lo que conviene proveer 
y ordenar para el bien y beneficio publico y asi por esta mi carta os man- 
do notificada juntos en vuestro cabildo y ayuntamiento según que^lo tenéis 
de uso y costumbre antes de proveer al nombramiento de procuradores de 
curtes o echarlos suertes para la elección de ellos sabéis a creido para que 
se les de poder bastante y decisivo como vosotros le tenéis sin limitación 
alguna como se hizo en las dichas cortes precedentes y hecho el dicho 



/ 



HO DEL POPEn CIVIL KN KSPAÑA 

acuerdo subeis la dkhn elección y nombra míe uto de los dichos procura' 
(lores de cortes en quien concurrao las calidades que debeo tener confor- 
me a las leyes de estos mis reinos y les deis y otor(,'ueis e! dicho vuestro 
poder decisivo y bastante para que se liallcn presentes ante mi en esta 
villa a los veinticinco de este mes de .lunio para tratar de los dichos ser- 
vicios y entender praticar conferir otorgar y concluir por corlea todo lo 
que en ellas demás de esto paresciere resotviere y acordare convenir con 
apercibimieato que os haí^o que si para el dicho dia no se hallaren presen- 
tes los dichos vuestros procuradores o hallándose no tuvieran el dicho 
vuestro poder decisivo y bastante con los otros procuradores de estos rei- 
nos que para las dichas cortes se llaman y hubieren venido a ellas man- 
dare concluir y ordenar todo lo que se hnhiere y debiere hacer y enten- 
diere que conviniere al servicio de Dios nuestro señor y bien de estos rei- 
nos de la misma forma y manera como si todos se hallaren presentes y de 
como esla nuestra carta os fuere notificada mando a cualquier escribano 
publico que para esto fuere llamado de al que esta os mostrare testimonio 
signado en manera que haga fe dada en mddrid primero de junio de mil 
y seiscientos y treinta y ocho años.i=yo el Rey,=yo don Sebastian A nt." 
de contreras y Millarre secretario del Rey nuestro señor la tice escribir 
por su mandado. 

Arehivo mnnícipnJ de ^BnrgOB.— Legajo 2.°,Btsdo 1.*, niím. 48. 



DOGüMEtíTOS NlÍMEROS 978 Y 979. 

Proposición leida al reino en 28 de Junio de 1638- 

Honrados cavalleros procuradores de estos reinos qae aqui estáis Jun- 
tos por las cartas convocatorias que se enviaron a las ciudades y Villa 
cuios poderes tenéis abréis visto para lo que el rey nuestro señor os ha 
mandado juntar y ha querido celelirar cortes y para que tcnieadolo todo 
entendido podáis mejor conferir tratar y resolver lo que mas combeoi^a a 
su servicio al bien publico conservación y tranquilidad de estos reynos 
como se puede esperar del zeio amor y oblif;acionos de tales vasallos ha 
mandado su Magestad que se os diga la proposición siguieate=en las ul- 
timas cortes que el rey nuestro señor mando combocar el año pasado de 
mil y seiscientos y treinta y dos se hi^o saver al reyno el estado tan 
apretado en que so hallavan tas cosas de la Uropa y de la christiandad 
tratándose en tonyes de coligar contra ella los maiores poderes paraexecu- 
tar los mayores desiaios las perdidas y accidentes de los suzesos de la 
guerra y las obligaciones grandes que a su Magestad le corrían de opo- 
nerse a todo para la defensa de nuestra suata fee, católica con ser ración 
y paz de estos reynos refrenar y oprimir a sus enemigos. 



r 



( 
i» 



FELIPE IV ^41 

Y no solo an zesado aquellos peligros antes han crezido mucho cpn la 
expresa declarazion y rompimiento de la guerra por nuestros enemigos 
que con simulación engaño y contra la fee publica iban maquinando y ' 
previniendo antes para tomar las ventajas que se an visto contra nosotros 
y nuestro partido abusando de nuestra toleraucia hasta llegar de hecho 
y contra derecho y sin denunciarnos la guerra al ultimo rompimiento co- 
mo lea executado el rey de francia Valiéndose de todos los herejes de 
europa y poniendo en execucion las maiores Violencias execrables y abo- 
minables hechojs acompañados de las mayores crueldades que se nn oido, 
entre christianos. 

Con que se a aliado su Magostad obligado por la defensa de la religión 
catholica por la oblig^on de padre y de rey con que defiende ios reinos 
que dios nuestro señor le a encomendado no solo a continuar las largas y 
costosas prebenciones que a ávido y- ai en las fronteras destos rey nos 
exercitos, de y talla alemania y flandes y armadas del brasil sino a au- 
mentarlas manteniendo eo todas partes a un mismo tiempo fuerzas ma-« 
rltimas gruesos presidios exercitos numerosos existencias grandes para 
los aliados de esta corona siendo preziso acudir a todo igualmente, pues 
desamparada qualquiera de estas partes junto con aventurarse a reputa- 
ción y autoridad real en que consiste la seguridad de los reinos y monar- 
chia de su mag.d y la conservación del todo queda va también expuesta a 
evidente riesgo y peligro la religión católica que o(Sugnada por los ene- 
migos della y con sus armas y socorros teniendo estos entrada por peque- 
ña qae fuesse en los estadios de su magestad avian de procurar desarrai- 
garla dellos y introducir la falsa seta de calbino y otros heresiarcas la 
qaal fuera de maior sentimiento para el animo R.l de su mag.d que la per- 
dida de los mismos estados haviendo sido siempre el principal fín de sus 
acciones mantener y conservar la religión catholica y procurar su pureza 
y exaltación. 

Lqs particulares accidentes que en este tienipo a havido en Italia son 
los maiores que se an visto desde la mag.d del s.r emperador carlos quin- 
to paes se a ofrecido los de la seguridad y defensa de los catholicos de la 
Valtelina los que a ocasionado la Union del rey de Francia con los duques 
de saboia y parma el protesto de que se Vallo aquel rey para ocupar Vio- 
lenta y injustamente la pla^a de piñarolias otras inteligencias con que a 
turbado la paz de Italia que su magestad con tan excesibos gastos siem^ 
pre a conservado nvintenieado aquellos principes en lo que a cada uno 
toca la muerte del ultimo duque de saboia sobre que el mundo a discur- 
rido tanto. Usando el rey de franela de quantps pretestos y medios le au 
ocurrido sin omitir ni dejar del executar ninguno por mas injusto y Vio- 
lento que sea para tener pie en Italia introducir sus armas en ella y ad- 
quirir nuevos estados despojando sus legítimos dueños y posehedores 
contra beniendo a la paz y capítulos de chierasco y para este efecto a mau- 

TüMO VI . 46 



FEUfE IV ■ 243 

o ealas armadas de s\x M:i;^.d goveraadaa por el 
iene sitiado a berzeli ain mas lia qus el obliíjar por 
^es de\ea libres las placas quo iDJuslameDlc ocu- 
ina boena y segnra paz que es lo que sd Mag.d por 
es pretende y do adquirir ai retener estados ágenos 
o con tanta juatiüca^ion como se u manircstado a 
ria^ipe y a toda Italia. 

□ preifisa y natural defensa no le a quedados su 
gana toda se a vendido y consumido con los gastos 
inuos eicrcitos y alojamientos an dejado aquel cs- 
ndo-sus naturales en sus propias casas los travajos 
guerra perdiendo su hacienda manteniéndose como 
3 en la lidclidad y obediencia que deven. 
■ucede lo musmo y parecen iacrciblcs los servicios 
reinos coa excesivas sumas de dinero y gente, 
as de la corona de aragon no ausido de menos im- 

ue rompió franela se an augmentado los cxercitos 

ifensa de aquellos estados pnes so save la entrada 
ho en ellos las a l)otii i naciones ejecutadas en terli- 
Le el exercito de (laudes iiigo entrando en tran^ia 
mo costosos y es preciso continuarlas mismas osis- 
jUas armas pues no solo es la guerra con olandc- 
Llnidos con olios descubiertamente. 
Tranzesses contra borgoña el despojo del duque de 
lentes no solo por la parle que an augmentado los 
Mag.il sino por loque se espera de su continua- 
kciones a que su Mag.d no puede faltar por lo quo 
za que tan inviolablemente se a conservado siem- 
iquel príncipe la paz Untverial la sangre y la jus- 

>or lujuria do los tiempos y tardos socorros do la 
(jue por Castilla se an becho y bazea los gastos que 
otras maiores para rccnperar lo ocupado por oían- 
nación o perdida de aquel estado llevara si las Cen- 
ia corona de Portugal y el evideu te riesgo délas 
ide también sera forzoso engrosar las armadas pura 
is provinsiuB y del tliesoro que dellas biene a estos 

tido al s.c emperador y sus exercitos con provisio- 
is quales las cosas do la religión y armas catbuli- 
un prevalecido contra los lierujes como lo mani- 
seaa Visto en la rota y muerte del Hey de sue^ia 



244 



DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



• \ 






'■■ \ 



> «- "^ 

f . 

r. %. 



muerte del doque de frídlaat batalla de norlinque pasando a (landos el s.v 
infante cardenal con tanta )ioura-y reputación de la nación española atra-' 
vesando desde ytalia cOn tan numeroso y costoso exercito y es forzoso 
continuar lo que asta aqui se ha fomentado pues de la seguridad y poten- 
cia del s.r emperador en alemania dependela conservación de 1^ religión 
catholica la opresión y desmayo de los herejes y sus confederados y es el 
camino mas seguro para conseguir la paz que con tanto afecto se dessea 
por su Mag.d demás de la obligación y binculo de la sangre que tiene su 
Mag.d con el s.r emperador y ser las dos colunas de la yglesia y de la re- 
ligión y defensores della. 

En las fronteras de perpiñan a ávido exercito* y se mantiene con grande 
costa y la que se causo de dinero y gente en la entrada de la provincia 
de Bort es nccessario continuar y aumentar estos gastos por los avisos 
que se tienen de las prevenciones que los franzcses ha^en para acometer 
la frontera de navarra, guipuzcoa y Yizcaia y toda la costa maritima re- 
duciendo esto a defensa natural y a la de tan buenos vasallos a que por 
ningún ca^ se puede fallar. 

Las armadas de navios redondos y galeras que estos vltimos años se an 
hecho y mantenido para la empresa do las islas defensa y conservazion do 
Italia y para el mar ogeano nunca esta corona las a tenido maiores y las 
que oy tiene en la mar para las decisiones que su Mag.d fuere servido y 
unas y otras se* podran reconocer particularmente y el gasto que an cau- 
sado paso de onze millón y trescientos mili escudos como consta de la re- 
lación firmada del secretario Pedro coloma siendo esle inescusable para 
travar Vnir y defender por la mar monarchia tan grande y dividida que 
se halla Convatida por todas partes y de los maiores enemigos de europa. 

las asistencias a tantos principes perseguidos que solo en la grandez;i 
piadoso y christiano pecho de su Mag.d hallan amparo las inteligencias y 
negociaciones secretas en tantas partes an obligado.a gastos tan inescusa- 
bles como excesivos. ' 

Entre tantos tan graves y barios cuidados como an rodeado a su mag.d 
el mas principal á sido el de conseguir una buena y segura paz y para 
esto no a omitido medio ni oficio con su sant.d haciendo bivas instancias 
para que como padre y pastor Universal y se interpusiese efícazmente 
con los otros principes lo mesmo a hecho su Mag.d y continua en todas 
partes siendo el primero que nombro al duque de alcalá conde de acumar 
y don a nt.^ ronquillo para el congreso que se avia de tratar de la paz 
Yniversal ha viendo su Mag.d de su parte bencido muchas dificultades por 
ser su maior deseo la paz general y reposo de la christiandad y la conser- 
vazion de la fee catholica y que a los aliados se restituía sus placas y es- 
tados de que injusta mente-estan despojados y con el mismo celo lo con- 
tinuara su mag.d siendo cierto que el mas efícaz remedio para asentar la 
paz a de ser la superioridad de las armas de su Mag.d por que los enemi- 






A'j'» 1 



FELIPE IV 245 

gos ((ae solo desean estender sus estados y adquirir otros no se rendirán 
sino con la fuerza de ellas. 

Lo que importan las provisiones de asientos ordinarios y extraordina- 
rios qne se an heqho para estos rey nos y, fuera dellos desde principio del 
año de mili y seiscientos y treinta y dos hasta fín del presente de seis- 
cientos y treinta y ocho son setenta y dos millones seiscientos y quarenta 
mili setecientos y qoarenta escudos y ducados como se Vera por la rchi- 
cion de treze de Junio deste año firmada del contador thomas de aguilar 
en no se incluie los gastos hechos en las provisiones del exercito de 
españa. 

Las cantidades qne se han prevenido para los gastos de este exercito se 
an sacado de diferentes consignaciones negociaciones y efetos propios de 
la regalía de su Mag.d y desde el año de seiscientos y treinta y dos fuera 
de las que están inclusas en los assientos importan tres millones dncien- 
tos y quince mili setecientos y quarenta escudos como consta de la cer- 
tifícazion de diez y siete de junio deste año fírmada de juan de castañeda 
quijada. 

en medio de tantos y tan graves cuidados como an causado a su Mag.d 
las materias de la guerra a dado a las de govierno la asistencia necessaria 
atendiendo en primer lugar como tan christiano y catholico monarca al 
servicio de Dios nro. señor defensa denra. santa fee procurando con sumo 
desvelo qué sus Vasallos se an mantenido en paz y justi.* y todo lo que 
fuere maior alivio sino siendo la cossa que mas siente que el estado dellns 
y la porfía de los eneniigos obliguen a agravarlos con contribuciones y 
cargas tan inescusables como las que miran a la propia defensa siendo 
^ierto que hallo todo su patrimonio consumido y gastado y empeñado las 
ayadas y servicios del reyoo quando snzedio en el por muchos años y 
aora fiando de. buestra gran lealtad y zelo se promete que atendiendo a 
todo lo qne se os a referido y al estado de la guerra os desvelareis en 
buscar y hallar medios para socorrer tan pre^iss^s y urgentes ne^essida- 
des continuando buestra lealtad y fidelidad, con nuevas y maiorcs de- 
mostraciones por ser esta la mas Vrgente ocasión y mas apretada de 
qaantas en estos reynos se an ofrecido y pnede ofrecerse . pues en ella 
concurren la conservazion de la santa fee catholica la de todos los reynos 
de su Mag.d y la defensa propia de estos que tan obligados se hallan al 
amor y desvelo con que su Mag.d esta de su maior bien. 
ReÍa9ione8. Y las relaciones que acusa la dicha proposición son las si- 
guientes: 

Relación sumaria de lo que montan las provisiones que por via de asientos y 
en otras formas a hecho su Magestad en estos reynos y fuera dellos desde 
principio del año de a632» hasta fin deste de ((638.» 

Por los asientos qne se an tomado con los hombres de negocios se nn en- 



ista lia del año pasndo ik ii63T,i> 4G d.a 

i® S8i 21 d." .Iti8'íi)i81 

) 'i¡>ÍU.... «íI.B*IO'íi)34i 

íD3ii trt.sais'íjau 

mar occnno 

2d.8 iSl*Ti)WH 

6®W7.... 4ds8ir.5i)i3T 

I8i9 id.B693f)R19 

33* 1d.onS0C®33* 

635 ©9W, tí35®9i0 



46 d.i 971 íD Oi-i 
~ 4Gd.í 

d.« fl-;) í¡¡)Oíl qnc se obligarwi 
■nlos y si de las dhas. cantida- 
do provelier algunas snmaa a 
iren de las quecitas fiDalea qoc 
adnria maiorde qucntas de los 

tos demás de lo quo los hom- 
:D de aver por tas dichas pro- 
m librar otros 6 d.s 50( © 095 
cada uDo a baeoa qucnta de lo 

los intereses do la dilación de 
i ocho por ciento al año y las 

y coadaz.oQ y los premios de 
^naciones qnc so les dieron en 
en plata y por las adaalas que G d.e 301 'j¡) 095 
iocro porqae también se les an 
eiilos de juros mudanzas de 
1 naturaleza ea las yndias sa- 
lto y aaa alcaidia en la Villa <le 
ades y si los dichos iatereses 
en mas o meaos de los dichos 
9 a de resultar de las qaentaa 
:lon qae tuviesen con lo pro- 
do las cobranzas. 

asta aora se an tomado sobre 
ias y extra ordi na rius de este 
proveher con hombres de oc- 
ios y ducados ea esta manera: 



r 



I PELIPR IV il7 , 

[ l'ar.1 Ilandes3d.fl iU-íi) 3d.8 4ii'li) 

I en la corte 558 (ij) S5S^ 

i en genova lá.» )55@ I d.a issfjj) 

en milan 535 fíi) . 535 ® 

: Pnra la armada^del mar ozeano ~3X ^ 

! son losdiioa. Gd.ailO^ i:iI.b 4IU® 

lid.'UO'íi) 

i y lo que les esta consignado y mandado librar parj 

en qaenta de lo i^ue montareB los intereses premios y 
' redv^ion do la moneda de Vellón que cobraron en 

' plata raonla 903 íí) 333 d.» «03 íji) 333 

el Sr. Bartolomé spinola por vía de lactoria se a en- 
! cargado de praveher > d.s 830 ^ eacndos y dacadoa 

en esta maneja: 
I En FhDdes í d.» 861 ® 090 í d.« 851 í¡l) 090 

en alemania 1 A.t 092 ^Ñ) 091 1 d.s 093 <]j) 091 

en esta corle y bar.na 1 d.» 363®, 1 d.s 209^ 

Para la armada id.» 935 Id.» 935® 

i eugonova 295 ©910 i95® 9(0 

I en milan 390 (Ñ) 909 390 ® 909 

; >d.B830® 

' Qneaon losdichos "jd.' 830® y loque mas ubie- 7d.9830® 

I rea montado los cambios y daños de las dichas pro- 

I visiones parezera por las quentaa finales qne la ma- 

I ior parte deltas están ya dadas y assi se tiguran aqui 

con millar en blanco 'J) 

El Sr. Conde de montalvo se encargo de ha^er pro- 
veher 1 d.B 100 ® escudos de a diez reales en esta 
corte, y bar^olooa por mitad y por qnenta dellos se 

lean mandado librar asta aora Si'i 'Ji)20;> 

demás de las provisiones de los presidios que que- 
dan dichos se a encargado de hazcr en alarache y la 
mamora don femando novela otras para las qnalea se 
le an dado consignaciones aparte fnera de la de los di- 
chos presidios que montan !6S® 080 ducados de a 

37S maravedís Í58 ® 080 

La gracia del subsidio monta cada año 430 ® duca- 
dos qne están cOn^gnados para las galeras de españa 
y genova y es cierto qne se consume en ello la dichn 
consignación y mucho mas que se sople de otros efec- 
tos y en los siette años de qne se tiaze esta relación 
monta este gasto i d.s 940 ® ducados. 2 d.s 940® 



DBL PODER CITIL EH ESPAÑA 

e aa hecho ea las provisioues del 
DO iiu corrido por Via <tc asientos 
de lo que se gasta y ilistriboic en 
tíeQe el contador manuel López 
Rdedardelo que este gai^lo monta 
1 setenta y dos millones seiscien- 
8etecienU>!i y quarenta escudos y , 
ladrid a 13 de Junio de <e38 vio 
Los millares en blanco— lomas de 



er^ito de aspa ña. 

Belazion. 

PUtla. - Vellón. 

licados para el 
isiones de tos 

ue se an agre- 
sión de los gas- 

3 de espana de 

icíones y deu- 

Iros efectos dé- 
las provisiones 

s años cas, 63G, 

cado para el di- 
monta 298® 

::( ® 83T V.or 

898 ©65*- Tií^M: 

[Idode los coa- 
las compañías 

erpiñan y Jun- 

íitos capitanes 

^dacados qnc 

adrid en lugar 

mbres con que 

1 Ha gestad y 

e ay razou en 

aplicados para 

ixercito pareze 

V." en plata y 

Ion ; . . 309 ®'!7( Ui ^ S03 

vesin so an en- 
entregiir para 

o e:tcrcito flan- 



PELtPE IV 



2i9 



des y otras partes en diferentes 
partidas 1 d.s 298 fji) em plata y 2 
d.B 200 (í¡) en Vellón. 4 d.on 298 (íi) 



2d.8 200(í¡) 



Monta todo 4 d.on 905 ® 945 3 d.s 2 1 5 íjj) 740 



Diferencia de to- 
ledo con Burgos so- 
bre qne a de respon- 
der a BU mag.^ 



Todas las partidas' aplicadas al exercito contenidas en esta relación es- 
tan consumidas y distribuidas enteramente y de las que se án mandado 
entregar al dicho Juan lucas palavesin se tieoe noticia qne están distri- 
buidas todas las de plata y la cantidad que de Vellón ha entrado en su 
poder = y esta relación la doy yo juan de castañeda quijano contador de 
su Mag.d qae en Virtud, de su real cédula sirvo los libros de la quenta y 
razón de las provisiones y efectos del dicho exercito por indisposizion del 
contador manuel lopez per.a a cnyo cargo están y la ajuste con juan ^r- 
cía de avila muñoz secretario de su Magestad que tiene razón de las parti- 
das contenidas en ella excepto de las que tocan a Coronelías y de las de- 
mas no ay razón en los dichos libros por no aver pasado los despachos 
por ellos fecho en Madrid A 47 de junio de 4 638 años Juan de Castañeda 
quijano. 

Acabada de leer la proposición los procuradores de 
Cortes de la ciudad de Burgos y los de la de Toledo 
se levantaron en pie y a la par, comenzaron a respon- 
der a su Mag.d empezando a hablar primero los de to- 
ledo y su mag.d les mando callar y dijo toledo hará lo que yo le manda- 
se, hable burgos, con lo qual los procuradores de toledo pidieron por tes- 
timonio el mandato de su Magestad y los de Burgos asi mesmo le pidieron 
y su Magestad mando á Raphael cornejo y juan de palma se les diese y 
con esto el conde de montalvo estando el y los demás procuradores de 
cortes en pie y sin gorras respondió en nombre del Rey no a la proposición 
lo siguiente. 

Si oy huvieran de medirse señor las demostraciones 
nras. con esta singular merced de mandar V. Mages- 
tad darnos noticia del estado de su patrimonio y del 
de su monarchia y de la Alteza de sus soberanos de- 
signios tanto nos congojara la cortedad por desigual 
a ese favor quanto oy nos honrran las dichas de revivirle. 

Pero en e^to como en todo excede V. Magestad con sus obras nro. aplau- 
so pues ellas en religión en grandeza en govierno y en constancia tantix 
an llevado los oidos del mundo que ya que los Vasallos de Vuesa Mag. d 
por tan suios las zelebremos los extraños por mas remotos las reverenzian 
Con gran crédito y espanto. 

Pues en los gloriosos progresos deste reynado (el qual para que pndies- 
sen caver tantas maravillas en sola una vida se le dio el cielo a Vuessa 



Lo qne respondió 
a sn máer.^ a la pro- 
posición el procu- 
rador de Burgos en 
nombre del Bey.** 



I ■ 

I 



1 



250 DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA 

Mugestad tan a los principios del la) iodo a sido darse a ver sobre las de- 
mas calidades que liazen celebrados a otros principes las singularlssimas 
en qne Dios hizo a Yuesa Magestad admirable. 

Luziendose tales intentos en elegir para ellos el comprehisivo caudal de 
su inmediato ministro asiímpto de solo Yuesa Magestad tal elección y des- 
causso de sus reales cuidados su infatigable desvelo. 

Y ha viendo dispuesto Dios en los Yasallos de Yuesa Magestad tanto de 
amor como en su real sujeto puso de amable quando los de otros principes 
sienten dar de lo que tienen los de Yuesa Magestad, Solo supieran sentir 
el no tener para dar. 

Mereciendo la lealtad con que miran sus haciendas como de Yuesa Ma- 
gestad solo la real bemninidad-con que gozándolas ellos las cuida Y. Mag. d 
como suias. 

Y para desempeño desta Yerdad tiene aqui oy Y. Mag.^a sus reales pies 
en poco numero muchos corazones pues hablan en nombre de todos que 
son desté sentir mesmo. 

y nos prometemos de la dirección divina que mediante la justificación 
este motivo la capacidad y deseos de tales cavalleros y de encaminarse la 
expresión de la real Yoluntad de Yuestra Mag.d por la savia y chrístiana 
atención del argobispo presidente. 

Y los a de dar en esta ocasión abiertos en que Dios nuestro señor y Yuesa 
Magestad sean servidos y el reyno beneficiado consiguiendo la mas desea- 
da felicidad en que con larga vida las gozo Yuesa Magestad para nuestra 
mayor dicha. 

Y el principe nuestro señor para nuestra mas alegre esperanza aumen- 
tada con la gloriosa suzesion que en prospera salud y alumbramiento de 
la reyna nuestra señora colmen nuestras importancias y llenen nuestros 
mas justos deseos. 

Lo que bu Ma?. < ^Q acavando de responder el conde de montalvo a 

elijo al rey.' y fin {^ proposición de su Magestad dijo al reyno.= Yo os 

dol acto deste dia. i , , • j • i. i i ^ j 

agradezco lo que me aveis dicho y la voluntad que 

mostráis a mi servicio que es la mesma que tenia entendida de Yosotros y 

de la fidelidad con que estos reynos me sirven y espero lo aréis aora, como 

lo piden las ocasiones presentes y tratareis del remedio y socorro de mi 

hazienda y del estado en que están las cossas y de las del servicio de 

nuestro señor y bien de estos reynos que es lo que mas deseo y aunque 

he procurado con beras escusar las guerras que an ocasionado los émulos 

de mi corona cofn una paz que estuviese bien a ella, a sido siempre sin dar 

lugar a confederaciones con herejes ni tener trato con ellos atendiendo 

como devo a la conservazion de la fee catholica y religión christiana y bien 

de estos Reynos juntaros eis con el presidente y asistentes toda^ las vezes 

que fuere menester a tratar en particular de esto y de lo demás qne com- 

biniere fiado que en todo aréis como tan buenos Yassallos qne yo os doi 



X/v* 



•á 



FELIPE IV 



254 



pnra ello licencia.= Coa lo qual sa Mug.d se levanto de sa silla y se entro 
en su aposento acompañado de los mesmos qae quando salió y luego sa* 
lieron el señor Presidente y señores asistentes y raphael cornejo y jaan de 
palma y ellos y el reyno bolbieron acompañando a su Ill.nuv hasta su po- 
sada todos en coches por ser ya noche y llegaron a la posada de sa Ill.ma 
y se apearon los ca valleros procuradores de cortes a la entrada de la puer- 
ta de su posada y aviendolos visto su Ill.ma no los dejo pasar adelante sino 
qoe se fuesen como lo hicieron y fueron acompañando a su Ill.ma hasta su 
aposento los asistentes de cortes escrivanos mayores dellas y los alcaldes 
con que se dio fin al acto de este dia. 

Congrreao de loa diputado8.--OódÍM8 de las Cortes de Castilla. 



V 



Documento núm. 980. 

Condiciones concertadas en 19 de Enero de 1639 
para el servicio de los 24 millones. 



Zednla ponese con la resolución de 
su Mag.d y los acuerdos antece- 
dentes de lo que se cargaría de 
genero. 

ponese la de los 24 millones. 

no se pone. 

DO se pone conprehendalo la de los 
24 millones. 

Zedula ponese llanamente quanto lo 
c[ue añade su Mag.d causa acuer- 
do el Reyno. 

quitase. 

ponese en virtud do la resolución 
de la cámara. 

Zedula no se pone y ase de despa- 
char cédula. 

ponese con lo que avia de su Ma- 
gostad. 



Núm. 4. acuerdo deste servicio. 



2. sobre el estado eclesiástico 

3. del 15 al millar. 

4. de la transazion. 

5. sobre los registros de los gé- 
neros. 

6. que la junta no libre. 

7. no se eche nuevo impuesto en 
el pescado. 

8. sobre la consignación del Reyno. 

9. que el azúcar venga en cajas de 
40 arrobas. 



, Undesimo reparto, 

ponese con la calidad del délos 9 -t. en que se concede este servicio. 

millones, 
ponese como en el acuerdo de 9 mi- 2, en que no se use de Rep.on 

Uones. 
ponese conforme lo resuelto. 3. sea con las condiciones de los 

demás servicios, 
quitase por no ser necesario. 4. que no se deva hasta otorgar la 

sentencia. 



•* . 1 . 



252 



DEL PODER CIVIL RS ESPAÑA 



• \ 



"/ . 



quitase conforme la resolacíou. 
quitase conforme la resolución. 

Cédula ponese con lo que su Mag.d 

añade. 
Quitase. 

ponese. 

se quita. 

Va suplicada. 

iden. 
id en. 
iden. 

Zedula no sé pone y se a de dar ce- 
/dula. 
va suplicada, 
se quita. 



&, sobre las speras y vajas. 

6. que la suspensión de 5.^ parte 
Sea va ja. 

7. no se saquen soldados en volan- 
tes para presidios. 

8. no se vendan registros en los 
lugares que tienen previlegio. 

9. si hubiese otros medios mas 
suaves. 

10. se pongan^las demás condicio- 
nes que quisiere. 

H. se guarde a Toledo su previ- 
legio. 

42. iden a murcia. 

43. iden a Burgos. 

44. sea igual la contribución. 

4 5. no se embargue la consigna- 
ción del Reyno. 
4 6, los previlegios délas ciudades. 
47. ' 



Condiciones del servicio de los nueve millones. 

4.' acuerdo. 



Zedula ponese con lo ajustado con 

los señores asistentes. 
Ponese. 



Ponese. 

Ponese. , 

Ponese. 

Ponesse. 
Ponesse. 

Ponesse con la calidad nueva del 

numero 2.° 
Ponesse, 

Ponesse conforme a la 3.^ 

Ponesse con lo resuelto por su Ma- 
gestad conforme a In 8.^ 

Ponesse con lo que añade su Mag.d 
conforme a la 4.* 



2." el acuerdo en que se aplican 
los 50.000 ducados que ba demás 
el nmravedi cada año. 

3.* Acuerdo se aplican los 400.000 
ducados de la redempcion del 

censo. 
4.* . acuerdo se cobren dos marave- 

.dis por libra de nieve. 
5.* acuerdo para que se ynponga 

el primer uno por «400.» 
6.* acuerdo se crezca el tabaco. 
7.* el medio del jabón se aplica a 

este servicio. 
8.^ se benda un oHcio de regidor. 

9.* se aplica el un millón de los 

dos. 

40. se saquen 800.000 ducados de 
Bentas de basallos. 

4 4 . no se pague por este servicio 
mas de lo que rrindiere ecepto los 
repartimientos. 

12. cese el ynpuesto del aguar- 
diente. 






.... í' 



%^í:í"- ' 



Pon ese cod forme a la 5.* 
PonesG conforme a la 6.^ 



PRLIPE IV 253 

\ 3. no Se cobren las nuevas alca- 

balas. 
44. no se ase de la beata de los 

300,000 ducados. 



La 7.^ de 15 al millar no se pone. 
Poncse conforme a la 9. 



Ponese como lo pasado. 
Ponese como lo pasado. 



1 5, se ad ministre este servicio por 

la junta. 
46. si se hallaren otros medios se, 

muden estos. 
17. no se pida donatibo involunw 

tario. 
Ponese como la de los 2i millones. 48. condición del estado eclesiás- 
tico. 

49. que cesando las guerras den- 
tro de españa cese este servicio. 

20. se guarden las condiciones de 
millones. 

34., se guarde la condición 86 del 
0.° genero. 

22. pueda el reyno reformar los 
salarios. 

23. se guarde la condición 87 de 
los 24 millones. 

24. la administración de las (|uic- 
bras corrtí por la juntn. 

25. se satisfaga lo que se debe al 
reyno. 

Suplicas. 



^ ; 



Ponese como lo pasado. 

Ponese como lo pasado. 

Yden. 

Ydeo. 

Yden. 

Ponese como lo pasado. 

no se pone y ba por Zedula. 



• ■ 

Ponese conforme al acuerdo y reso- este servició corra con ygualdad. 

lucio n. 
Yden. 'se cumplan las condiciones de to- 

dos los servicios destas Cortes. 

En 14 de septiembre de 4657. 

Bargos.— Riaño. No huvo reyno. 

León. 

Granada.— Castillejo avila. 

Sevilla . — federipces. 

Cordova. 

Marcia. 

Jaén*— Contreras. 

Caenca.— Guzman. 

Guadalaxara. 

Yalladolid. 

Avila. 

Segovia, , 



iU 



DEL PODER CIVIL £l( E 



Ualicia.— Vilbgsrcia. 

Toro. 

Zamora. 

Mndrid.— Todo. 

SalatuaDca.— raeretis. 

Eiitremaduru.— Calderón. 

Soria. 

Toledo. 

Burgos. Sanhitores. 

LoDQ. todo. 

Granada, todo. 

Sevilla, melgarejo. 

Córdoba. 01es=rios. 

Marcia. Garnica. 

Jaén. Coalreras. 

Gnadalaxara. S.r duquc= 

Valladolid. Palauío. 

Salamanca, todo. 

Avila, todo. 

Soria. 

Segó vi a. todo. 

Toro. todo. 

Zamora. Varea roer. 

Cuenca, todo. 

Galicia. 

Madrid, todo. 

Extremadara. todo. 

Toledo. 



En 9 de uobiembre 1660. 



Propuso et Señor ( 
los de Carcaruer que 
el ca^Hllero qne bien 
de Zamora estabieroi 
mará para jurar rcsp 
la ocnpacion de los S( 
juraron y que asi si : 
recia se podría dilatai 
gocio para que cata 1! 
DO o que sen tienda 
en el a el tiempo dei 
es omisión suya. 

Trato el Reyno de 
Den los decretos do s 
bre el servicio qne e: 
el Rcyoo de an millo 
la labolr de nueba m' 
río sobre lo que se d< 



entraron ribera y Castillo 
Botóse 

SanbilorcR dijo que continuando el Reyuo con la fineza qi 
yor aerbicio do su Mug.d que dios guardo y acudir a qne 
conquista de portugal es de parecer = de qne el Reyno li 
gando por aeia años el tercero uno por alOOn en todo lo be 
mesmas condiciones calidades y Torma de ad ministracion q 
el Reyno el año pasado de tilG&Tv quo conforme su balor lo 
nn año seyscientoa mili ducados con poca diferencia para 
miento que tubicre le balga su Magestad para la guerra d< 
en conacquencia de lo que tiene por su boto suplicado a su 
las dos consultas que le a echo el Reyno sobre la labor de 
hellon =- ferer. 

Albarez dijo qne el amor y celo quo tiene a el servicio iJ 
Dios le guarde y deseos de acertar en su mayor serbicio y 



• \ 



FELIPE IV 



255 



I, 



basallos que oy se bea con la mayor pobreza y despoblados machos la- 
gares a causa de lo que aa padecido y padecea por los machos tributos 
costas y daños que cada yustante estaa temiendo == fue de parecer quau- 
do salió la primera prematica eu razón de la moneda que el Reyno supli- 
case a su Mag.d le representase los grabes ynconbenientcs que resultaban 
a esta monarquía y los muchos daños que abia do padecer se sirbiese do 
mandar no pasase adelante dicha prematica ni tanpoco mandar fabricar 
moneda nueha pues las esperiencias de haser nobedad en ella no sola- 
mente en estos tiempos sino en los pasados an descubierto segura perdi- 
cion a todos los Reynos = y su Magestad nostante estas razones con otras 
machas que le represento el Reyno en las dos consultas fue sorbido do 
mandar se aga moneda nueba para cuya labor por su real decreto pide n 
el Reyno le sirba con un millón de plata = y atendiendo a las muchas ue- 
sosidades que su Mag.d tiene y en particular lo que ynporta ganar las oras 
para recuperar el Reyno de portugal y traerle a su obediencia y serbicio 
antes que las felices y dichosas paces que o y goza la monarquía se turben 
por algan asidente que no permita nuestros crímenes con nuestros peca- 
dos = es de parecer y lo bota asi = que el Reyno sirba a su Mag.d en pto- 
rogar por seys años el tercero uno por ((400» que a hu parecer baldra en 
cada ano mas de seyscientos mili ducados con que no solamente tendrá 
su Mag.d para el millón de plata que es sorbido le de el Reyno sino para 
socorrer otras necesidades que conducen a la urgente de la recuperación 
de Portugal en que consiste el alibio y descanso que an menester estos 
Reynos y aflijidos baSallos = y cumpliendo con las obligaciones de su san- 
gre y como leal basallo y que tanto desea la conquista de portugal y se 
castigue a el rebelde ofrese su persona para con ella serbir a su Mag.d con 
una pica acompañando a este corto serbicio con todos los emolumentos 
que le tocaren en las Cortes que esta sirbiendo poniéndose desde luego a 
los Reales pies de su Mag.d suplicándole muy umildemente le conseda 
esta merced quedando con mucho sentimiento de no tener el caudal quo 
quisiera para con el excusar a los basallos de toda contribución y a 
su Mag.d el sentimiento deberlos padecer tanto. 

Quiros dijo que considerando los grandes empeños y tributos con que 
estos reynos se alian a el presente la necesidad tan grande con que tiene 
a lodos los naturales dellos las muchas contribuciones por causa de abor 
tan liberalmente ^erbido el reyno a su Magestad Dios le guarde y a sus 
claros projenitores con tantos millones como se aliaran en sus libros délas 
concesiones qae tiene echas pues solo las que yzo el Reyno en las cortes 
pasadas del año de 1655. y las^ prorogacTiones montan mas de ciento y 
beynte millones la bordad que solo la misericordia de Dios les puede aber 
dado para asistir a su natural rey y señor a quien ama como tal defensor 
de la causa publica muy berdadero de la fe católica que por tantos años a 
asistido a la defensa della con sus armas en tantas guerras como se han 



256 DEL PODEK CIVIL EN KSPANA 

ocasionado por esta caasa ea flaades, alemaaia, y talla, francia, yoglaterra; 
Cataluña y hiendo oy por la dibina misericordia conscgida por su Mag.# eV 
rey nuestro señor y sus ministros una paz tan deseada con todos estos 
rey nos y probincias estimara altos medios para darles a estos rey nos que 
oy están juntos y a sus naturales ^1 descanso que merecen y que conduce 
a la paz pero aliando ser necesaria forzosa y boluntad de su Mag.d la res* 
tauraciondel reyno de portugal desunido desta corona con el rebelde du- 
que de berganza y abiendo su Mag.d mandado juntar a el Reyno para que 
le sirba con las asistencias necesarias para esta guerra y abiendo tanbicn 
bisto el real decreto en que manda a el Reyno le sirba con un millón de 
plata para la nueba labor que oy tiene mandada hacer lo qual tiene enten- 
dido sera de útil a la Real hacienda demás de quatro millones por esta r¿i- 
zon y otras no se ajusta en conceder ni prorogar nuebo serbicio para la 
labor della y su boto y parecer es que para la guerra de portugal y no para 
otra cosa alguna el Reyno sirba a su Mag.d con quatro millones de bellpn 
mas o menos cantidad la que produjere y montare en seys años la proro- 
gacion del tercero uno por 4 00. que enpioze a correr y cantarse desde el 
dia que cumpliere la escritura que el reyno tiene echa a su Mag.d deste 
serbicio = y por quanto se ha ynsinuadoque para esta guerra de Portugal 

' se necesita de algún caudal pronto para las asistencias della el que juzga 
y alia por mas efetibo y de contado para que el reyno sirba es cesen todos 
los administradores de millones sus escribanos alguaciles y ministros y ios 

.salarios de todos como mas prontos y bien pagados lo que montaren todas 
las probincias se remita a las fronteras de Portugal pues es serbicio que a 
el respeto de lo que monta en su probincia de león. 

entro fajardo 

a donde no excediendo la administración antigua y salario de ((600.» 
ducados en cada un año con la nueba forma de administradores que se 
an puesto en ella a abido año que a escedido esta administración y sala- 
rios de beynte mili ducados con que a este respeto siendo esta de las me- 
nores monta este serbicio en las veynte probincias pasados de quinientos 
mili ducados pues sometiendo a las justicias ordinarias Ciudades cabezas 
de probincias la administración se aliara mas bien servida y benefíciada 
la Real hacienda como antiguamente estuvo y sin esta grande .carga y 
costa y su Mag.d y los basallos= Ansi mesmo se a reconocido, de grabi si- 
mes ynconvenientes a la Real hacienda y a los basallos y naturales destos 
Rey nos los arendadores de las rentas reales eligan pongan y quiten jueces 
pagados de su mano con titules do couserbadores siendo tan delito en las 
leyes el dejarse beneficiar qualquiera juez de las partes considérese qual 
sera el perjuicio destar pagado y asalariado la persona nonbrada por juez 
por la parte ynteresada desaforando los basallos destos reynos de sus fue- 
' ros justicias hordinarias y asi es de pareser que se ajusten todos los sala- 



FELIPE IV 257 

ríos qae se dan a jaeces conserbadores por todos los arendadores y otras 
qaalesqaiera personas y lo que montare se perciba y cobre dellos y apli- 
que para esta guerra pues esta cantidad y lo que montan los administra- 
dores son tan prontas y bien pagadas podran inportar mas de un millón de 
contado en cada un año con que habiendo jueces los coregidores y justi- 
cias hordinarias consegiran las partes justicia y los arendadores sus co- 
branzas y de no haserla los tribunales superiores los podran castigar y 
por cuanto esta guerra es contra portugal y para ella están grabados tanto 
todos los basallos destos reynos necesitarse de dinero pronto es de pareser 
todos los efetos y rentas aplicadas para asistencias y mesadas de Portuge- . 
sea y Catalanes se apliquen para gastos della^y porque oy se yntentan la 
recQperacion del rey no de portugal por el medio de la guerra juzga por 
tan importante como este el que primero st saquen de la opresión de los 
Portageses estos reynos que están atenuados y abasallados los tienen con 
los ariendos de todas las rentas reales y tributos que contribuyen los rey- 
nos y basallos desta corona pues con nonbre de anticipación los enbolsan 
todos quiebran y se alian con todo quando mas conbenencia le tiene lle- 
bandose el dinero y caudal mas pronto dejando los q^ue mejor pagan juros 
y libranzas decretadas en pago y es de modo que habiendo arendado unos 
Portageses los unos por (HOO» de su probtncia quebraron quatro beses y 
queriendo la ciudad por el tanto la renta no se le admitió y asi pone por 
condición que a ningún Portuges por si ni por ynterposita persona se le 
pueda arendar ni dar administración de la real hacienda ni otro de los 
serbicios de los Concedidos por el Heyno ni haser asiento ni mas probisio- 
nes granos ni otros géneros para esta guerra y que todos los encabeza- 
mientos u arriendo de las rentas reales que a concedido el Rey no que por 
el tanto las quisieren las ciudades villas y lagares se les aya de admitir 
por el tanteo o por el quinquenio a cada una de por si sin que sea necesa- 
rio hacer anticipación o mancomunidad general de la probincia por mayor 
que no se puedan admitir poradata o parte de paga libranzas decretadas 
ni medias anatas de juros conprados que ^lea condición el que se aya de 
coasumir y cesar el oficio de fiel medidor que esta sin uso en las mas pro- 
bínelas y solo viene a ser una ynposicion de 4 marabedis en cada aroba 
de bino sin concesión del reyno ==] y sea condición que las audiencias de 
mesta que se hacen en los reynos de Castilla y león y otras partes por los 
alcaldes entrenadores y jueses por constar solo de conposiciones y repar- 
timientos que haoen a los lugares y sin mas conocimiento ni sustancia do 
causas cesan o se reduzgan a la mitad atento lo enpeñado y necesitado del 
reyno y los basallos y las apelaciones de todas estas causas se sometan el 
conocimiento dellas a las chancillerias alcaldes mayores de los adelanta- 
mientos en sus partidos atento las partes no pueden ni tienen caudal para 
beuir a segirlas a el honrado Concejo de la mesta con que quedan ynde- 
fensosy sin justicia=que sea condición que todas las consignaciones 
ToMQ VI 47 



L 



- I" 



¿58 , DEL PODER CIVIL RN KSPAÑA 

f 

• 

echas por el Bey no ea ios reales serbicios de millones se cunplan entera- 
mente sin debertirse lo concedido eil ellos en otros usos y enpleos y qae 
le son todas las mercedes o consignaciones dados en ellos que faeren de 
diferente aplicación. = Pide y suplica a el Reyno y Caballeros que se alian 
en el enmienden este boto y estandolo les suplica le pongan en manos de 
su Magestad para que acete y elija lo mejor y conceda a estos reynos el 
alibio y reformación de otros muchos tributos que solo sirben de grabe 
carga y bej ación es a el reyno y a los basallos y de poco útil a su Mag.d pues 
basallos que con tanto amor y lealtad le sirben y desean dar asta, el ulti- 
mo aliento de su vida para defenderle aumentarle dilatarle su corona asta 
los últimos términos del mundo con la propagación déla fe católica como 
lo esperan y se lo prometen de la dibina misericordia de tantos y tan sin- 
gulares beneficios tiene hechos a su Mag.d y a estos reynos espera mere- 
cer se los de su real Clemencia y amor Paternal. = Castillo mota como 
quiros— C!on calidad y condición que no se a bisto por la prorogacion del 
tercer uno por a 100» por 6 años de grabar a el estado eclesiástico en poca 
ni en mucha cantidad porque su intención es relebarle en todo lo que pu- 
diere. 

melgarejo, que continuando el amor celo y lealtad conque el reyno a 
serbi^o sienpre a su Mag.d y mirando por la Causa publica abiendo oydo 
el Real decreto de su Mag.d de 48 de octubre es en prorogar los 32 mará- 
bedis en cantara de bino aseyte y binagre y los 4 marabedis en cada libra 
carne a 46 onzas y 4 reales en cabesa de ganado y el 3.^ uno por ciento 
asta en cantidad de un millón de plata para, fabrica de nueba moneda 
conforme a las leyes destos reynos referidas en el dicho real decreto de su 
Mag.d con la clausola hordinaria de no grabar el estado eclesiástico. 

Oles aqui el boto = Cárnica =Contreras= Señor duque=Solis enao= 
Salcedo =* Palacio = Vicente = encina =gonzales= 01cedo = Cha ves «es- 
padero = Rios= Cisneros== na veno. 

Canbrana dijo que proroga el tercero uno por a 400» por tieii^po y espa- 
cio de tres años y an de comenzar a corer desde que se cunplio la proro- 
gacion que yzo el Reyno de este serbicio guardando ante todas cosas la 
condición de la moneda que su Mag.d concedió a el Reyno quando el ser- 
bicio de los 24 millones y esta prorogacion la acc para la formación del 
exercito de portugal y no para la labor de la moneda que se pretende fa- 
bricar por no ser moneda que en si tiene el balor yntrinseco que debe te- 
ner para la perpetua condición que en este tributo no contribuya el esta- 
do eclesiástico por ninguna razón que pueda aber para ello. 

Ribera como Sanbitores con la clausola de no grabar el estado eclesias* 
tico en poco ni en mucho = Ortega. 

Soto dijo que esta presto con su persona bida y adeuda ponerla a los 
pies de su Mag.d y que por ber a el Reyno y a los basallos tan acabados 
no biene en el serbicio que se pide en ninguna forma .=tapia Gomo el se- 



V 



FGLIF£ IV 259 

< 

ñor Don Albaro de qalros añadiendo lo qne dijo el Señor Don Diego de ro- 
mero = mota = casa . 

Paz— dijo que aunque lo note lo cargado que esta el Rey no y falta de 
posible para cumplir con las contribuciones que oy paga considerando el 
gran serbicio que es de su Mag.d y la mucha conbeniencia que es del 
mismo reyno para la ultima paz y tranquilidad la conquista y recupera- 
ción de Portugal es su boto conceder a su Mag.d lo que ymportare el valor 
del tercero uno por a400}> que a su pareser ynportara mas de tres millo- 
nes y medio por tiempo de «6» años enpezando a correr desde primero de 
Enero de «664» asta fin de el de a666)) con calida que si su Mag.d ubiere 
cobrado asta el dicho dia mas cantidad de la qué se le concedió por el 
Reyno por el dicho serbicio no se desquente del balor de dichos seis años 
ui tanpoco si se le debiere alguna purtede lo concedido porque su !\nimo 
es grabar a el Reyno asta dicho año de ((666» en dicho tercero uno por 
a400)> y asi mismo que quede relcbado para desde primero de 667 y que- 
de estiogoido este serbicio asta dicho de a fin de 667 sin que quede graba- 
do el estado eclesiástico. 

Varcarcer == Como Sanbitores sin yncurir en la Í5ula y cenadomini. 

Regulóse albarez = a mota=quiros. 

A ribera — ferer = y Sanbitores = Castillo == A Soto = Ganbrana. 

Salió el boto del señor D. Francisco de Zes Acordó el Reyno que se aga 
CQusulta a su Magestad dándole queuta de aber serbidole con el millón 
de Plata con el acuerdo copiado como se acostumbra Acordó el Reyno 
que se nonbren qnntro Caballeros para dar quenta del serbicio que el rey- 
no a echo a su Magestad a el señor D. Luis y señor D. Juan 

de gongora Botóse la forma de noubrar. 

Sanbitores dijo que se guarde la costumbre que es nonbrar en nonbre 
del reyno el primer boto a los qaatro caballeros Comisarios. 

Albares que se guarde la hordenanza en todo y por todo = quiros = 
Castilla = Ríos = tapia =Caja. 

ferer que se echen suertes = mota = melgarejo que so señalen dos 
por botos secretos y dos por suertes = Canbrana == Cárnica = enao = 
Salcedo = ribera — Gonzales — pas = minano == ortega = chabes — 
espadero = Varcarcer — Ci sueros — nabas — Oles — que se guarde la 
forma. 

Contreras botos secretos = S.r duque = magaña = Palacio = Soto =-- 
Visente = encina «=* Obiedo. 

Reguláronse albares todo a Albares Se echaronseles suertes y salie- 
ron 4. <* D. Alonso de Pas 2.* D. Sebastian de Ortega 3." D. Juan de Palacio 
4.** D. Rodrigo de Contreras. 

Acordó el Reyno se echaran suertes para quatro Comisarios que acudan 
a la celebridad de la íiesta de la yumaculada Coucecion de la birgen nues- 
tra Señora. 



DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

y salieron los señores < .° D. Diego HoineT 
arejo 3.° D. Pedro de nao 4.° D. Aotoaio de 

cumeoto se enoaentra ea muy mnl estad 
ras que do se paeden leer.) 

'Aones Ajustada» del servicio de loi !i miWm 
de la Ressoiucion de su Mag.d 



la acetacion del seruiíio. 




la DO se pooe. 


4 o y 1." Coi 




= coire COI 


len. 


3. sobre el 




se a de pon 


onese en La escritura. 


4.» de la tra 




llenes. 


tno esta resuella. 


9.' de que r 




Bidente de 




Pr 


>mo esta resuelta. 


G,* sobre lo; 


intigua. 


7.* sóbrela 


1 la escritura. 


8. sobre las 


le porque corre la antigua 


9. sobre las 


la del n." 7. 


dores. 


L la escritura 


fO, sobro q< 




da miemos 




nes en con 


c porque corre la aotigna 


11. sobre p 




thesororiaa 


e porque corre la antigua 


ii. sobre ai 


la SI. 


yor. 


e porque corre la antigua 


13. sóbrele 



Poneae en la escritura la i^. sóbrela 
lo que se añade por la re- tas los thei 
n déla jauta de asistentes. 



<6. qne se 
cédulas an 
las escrilu 



4* 



iPBLrpe IV 



264 



no se pone porque corre la antigaa 47. qae trata del trigo y cevada, 

n.044. 
Poaese ajustado a la resolución y 48. que no se exsiman villas ni 



condición 20. 



aldeas. 



Ponese ajustado a la resolución y 49. que no se puedan hender ba- 



condicion 24. 



ras. 



no se pone y corre la antigua n.° 26. 20. que no se hagan los rejimiea- 

tos perpetuos anales. 
Ponese ajustado a la resolución y 21. que se puedan tantear oficios. 

n.* Í7. 28. 29. 
Ponese ajustado a la resolución y 23.- que no puedan ser los arren- 



n.o 60. 



dadores recetores. 



no se pone, corre la antigua n.^ 64, . %3. que ayan de jurar los minis- 
tros de la junta de millones. 

no se pone, corre la antigua n.° 69. 24. que oo se supla menor edad 

para ser procurador de Cortes. 



no se pone, corre la 82. 



25. que no aya estanco de polbora. 



Ponese conforme a la resolución y 26. que el reyno pueda nombrar 



n.** 86. 



sus ministros. 



no se pone y corre la 94 del 5.* ge* 27. que se de cédula para que se 



ñero. 



no se pone, corre la 97 . 



no se pone y corre como esta dicho 
acuerdo. 

Ponese por suplica. 
Cédula.— Ponese conforme a la re- 
solución. 

no se pone por estar puesta en los 

acuerdos n.* 8. 
no se pone porque se a de poner por 

suplica. 
Cédula.— ponese en la escritura. 

ne se pone corre la antigua del 5.^ 

genero. 
Ponese en las cédulas n.^ 405. 

no se pone. 

Cédula.-- Ponese. 

no se pone y queda la antigua n.^ 66. 



guarde el Arancel de los conta- 
dores de millones. 

28. que no aya mas de tres alcai- 
des entregadores. 

Conáicianti Nuevas. 

29. Sobre que no se den faculta- 
des contra lo dispuesto en el 
acuerdo segundo. 

30. de que no aya arcas. 

31. de que no se pueda sacar do 
poder de las thesoreriíis nada que 
toque a juros. 

32. sobre la transado n de los 36 
millones. 

33. sobre la comisión de millones. 

34. sobre señalar las audiencias 
de la mesta. 

35. del estado eclesiástico. 

36. no se haga merced en mara- 
vedís. 

37. no se executen las cédulas que 
contrabienen a las condiciones. 

38. de los jueces conservadores. 

39. no se dore ni olatee. 



163 DEI. PODKR 

PODGse por suplica. 

Ponese. 

ponesc coororme lo rosuello, 

ba por suplica. 

no Ec poDe y corre la 61 del &.° g< 

ñero. 
Cédula.— Ponese en la escritura. 

DO se poae. 

00 se pone. 



Mpoae por suplica. 
Ponesc en la escritura. 



Cédula. — Ponese, 

no se pone.^=ojo a onbiar meobrelc. 

Ponese en la escritura. 

□o 30 pone. 

no se pone. 



Cédula.— no se pDne.= ase de des- 
pachar cédula en conrormidad de 
la condición que asi se ajusto coa 
los S.rea asistentes. 

no se pone. 

Ccdu la.— ponese en la escritura. 
Ponesc en la escritura. 

Cédula.— [\>DCse cu la escritura. 

no se pone. 

no se pone. 



VIL B.t KSPA.ÑÁ 

40. cesen tos adniínisiraüores y 
subdclcg:idos. 

.^1. nosG vendan tenencias de Re- 
gidores. 

42. no se vendan oQcios de Algua- 

43. no se balga su Hageslad de me- 
dias anatas. 

44. sobre la jurisdicción de -los 
ayuntamientos. 

43. sobre que los asentistas no 

puedan despachar executores. 
4B. sobrequelasCiadadesnopae- 

dau conceder. 
47. sobre que las chancillerías no 

se yntrometan en las cansas de 

las bisitas. 
4^. sobre el jahnn. 

49. sol)re que no aya mas que las 
jurisdicioues que la ordinaria y 
eclesiástica. 

50. que no se quiten los pleitos a 
las cha nci I lenas. 

5 1 . sobre ios rejistros de ios escri- 
banos. 

S3. sobro que no se ynduitcu los 
escribanos. 

53. sobroque no seden pases a las 
libranzas de los omlircs de ne- 
gocios. 

54. sobre que se guarden Ins leyes 
en la forma de ecliar los cavallos 
a las yeguas. 

Sü. sobre que si las libranzas que 
se dan a los procuradores de Cor- 
tes DO cuiiierau se les buelbau a 
librar. 

Ü6. sobre qno sean hijos de algo 
los rejidores. 

ST. sobre tierras baldías. 

58. sobro que se puedan traer co- 
ches en Granada. 

39. sohrcquc DO sean csentos nin- 
gunas personas para teuer oficios. 

tíO. sobre que no so pongn n pleitos 
a los procuradores de corles. 

i: i. sobre qne no aya do correr el 
servicio mas que por 6 anos. 



ITRLIPK IV 



263 



Suplica» 

se pone. 1 .* sobre que a los I agares de tier- 

ra de toleclo se les exsima de traer 
pan a la Corte. 
2,* sobre que se reduzgan los pas- 
tos al año de 632. 

En la carpeta dice .*. 49 henero 1639. 

Archivo g-eneral central — Cámara de Castilla.— Cortea.— Varios. 



ponese en la escritura. 



DOGUiMENTO NÜM. 981. 

Mensa^je de la Junta de Cortes de 6 de Enero de 1639, participan- 
do que el reino otorgó los servicios y 150.000 ducados de ren- 
ta en juros, y opinando se disuelvan las Cortes. 



dor. 

Don Juan de Chares y 
Mendoza. Joaep]^ Gon' 
zales. Dn. Antonio- de 
Contreras. 



Señor. 

En consulta de 3 dcstc rcsoluio Vuestra Mageslad aceptar los seruicios 
que el Reyno tiene concedidos a Vuestra Magostad en estas cortes y entre 
ellos el de los 9 millones en plata y en olro de 19 de Noviembre del año 
Arzobispo Gonema- pasado se siruio Vuestra Jilagestad de excluir el 

medio del cinco por 400 en la sucesión de los Ju- 
ros y porque en esto esta iüclasso el de ginco por 
400 en la sucession de los censos perpetuos al qui- 
tar y de por vida y este corresponde al de los Juros 
y se a rreconocido lo poco que produce por no haber comprehendido este 
punto la resolución de Vuestra Magestad, ha tenido la junta por forgosso 
ponerlo en consideración a Vuestra Magostad y el de parezer que siendo 
servido puede mandar que cprrsin la misma regla en los conssejos de am- 
bos géneros que han de correr los Juros. 

Las mismas y mayores razones ay para que lo quede también el cinco 
por 400 de los oficios Renunciables y perpetuos destos Reyuos porque sse- 
gun se a entendido en los tres años anteccilcntes no a rrcdituado este me- 
dio 2 quentos de maravedís y son excesiu.is las costas y bejaciones que 
se hacen a las paiies y la detlncion que se les causa en sus despachos 
que es lo mas sensible a las partes pues como se ha verificado ay muchos 
oficios en el Reyno que en la sucesión han pagado 17-20.-30 y 40 marave- 
dís para lo qual es necesario el ajustamiento de la sucesión y informe de 
los libros de la Real hacienda para el balor sacar papel para la paga haber- 
la el Thesorero y cargarla en los libros deste dereclio y sacar certificación 



164 



D£L PODEB CIVIL EN BSPANÁ 



de todo esto en caya maniraclura se deja considerar la costa y detención 
que puede cansar qualquiera de las pagas desta calidad y puesto y el poco 
frnto que ha producido es de parecer la juutaí que no se usse deste noedio. 

En este seruicio pone por condición el Reyno que por los tres años del no 
sse pueda pedir donatibo voluntario ni involuntario en la qual es de pare- 
cer la junta que solo le toca prcbinir el donativo involuntario y no el vo- 
luntario ni introducirse a poner por condición lo que puede depender de 
la voluntad dequalquier criado, ministro o vasallo de Vuestra Magostad y 
que esta condición se le puede responder que se le concede solo en quan- 
to al donatibo involuntario acordóse en 5 deste. 

En todo mandara Vuestra Magostad lo que mas fuere seraido. Madrid a 
6 de henero de í639.=Hay tres rubricas. 

Menseye de la Junta de Cortes de 28 de Euero de 1639. 



Señor. 



El Arzobispo de Gra- 
nada don Juan de Cha- 
yes y Mendosa Joseph 
González Don Antonio 
de Contreras. 

«Esta bien y oonsxil- 
tad el tiempo qne os pa- 
rece viendo esa jnnta si 
queda bien situado todo 
lo que n^ira a estos ser- 
uioios partioolarmente 
el de los ocho tnil sol- 
dados dilatándoles por 
otros dos años mas de lo 
que tienen concedido y 
también los qne monta- 
ren los intereses de lo 
que se toma prestado^» 
c: rubrica. 



El Reyno, en cumplimiento de sus obligaciones - 
a hecho a Vuestra Magestad en estas Cortes los 
seruiclos de que Vuestra Magestad tiene noticia y 
están otorgadas las escrituras y oy a concedido 
450 mil ducados de renta, en juros sobre millones 
para la satisfacion de las medias anatas y quartas 
partes. Y por que a la Junta le Parece que de parte 
del Reyno no queda cossa alguna en que poder 
obrar lo pone en consideración a Vuestra Mages- 
tad y que conuiene por escusar costas y los incon- 
uenientes que se reconocen, con la dilación de las 
Cortes, que las que están juntas se disueluan dán- 
doles Vuestra Magestad el termino que se acos- 
tumbra para que en el acaben de disponer lo que 
les tocare, en todo mandará Vuestra Magestad lo 
que más fuere de su Real seruicio. Madrid a 2S de 
Enero de «4639.))=nay tres rubricas. 

Archivo general central.— Cortes. «Cámara de Castilla.— Varios. 



Documento núm. 982. 

Acuerdo de las Cortes de 12 de A^sto de 1639, neg^ándose á 
aumentar cosa alguna para cubrir la cantidad presupuestada 
por la nueva alcabala del 1 por 100. 

En la villa de Madrid a doce días del mes de Agosto de mil y seiscien* 
los y treinta y nueve años estando el reino junto en las cortes que de pre- 



h 

1 



rwurm n 



ÍUÍ L 



10 coBí*~:.i:.ia * j. x " • 

c-rntjJai ^a» ^ >r*i:.-.i.-ii - 



TM íí:ií.-- « r 






i ru I 



; 1.;- 



• p*: '-=-r' icn, r.*iH i 






266 DEL PODER CIVIL BN ESPAN4 

tare, escriua a los admiaislradores que taaiere nombradod y donde no 
los hubiere a las ciudades y villas de voto ea Cortes i cauezas de partido 
con que se tomara inteligencia délo que en esta parte se pnede y deue 
obrar* en cuanto no llegar las sisas y medios que están aplicados p^ra la 
paga del sueldo de seis ducados al mes de los ocho mil soldados con que 
se ofreció seruir a su Magestad para la guerra de España en conformidad 
de lo quq su Magestad manda es en qac los contadores del Rey no ajusten 
la cuenta de lo que costare hauer venido de esto relaciones de valores y 
de lo que faltare informen para que se escriban cartas a las Ciudades y 
Villas de voto en Cortes para que sin dilación y suma breuedad lo remi- 
tan y se nombren comisarios que signifiquen a' el Sr. Arzobispo Presi- 
dente del Consejo lo contenido en este acuerdo y se le entreguen. 

Informe de la Junt^ de asistentes y decreto del Rey. 

Señor. 

He mandado al conse- En la junta de asistentes se a visto el acuerdo del 
jo do Hacienda que lúe- , Reyno incluso que los Comisarios del Reyno en- 
de Mon déT Vo^r bregaran al Arzobispo de Granada Governadór del 
ciento del primer año Consejo y respecto que a la Junta no bino orden 

oomo lo pide el fieyno y ^.^^íü tratar deste servicio con el Reyno ni tiene no- 
al Eeyno que ajuste el . , , . , 

valor de laasissas de loa ^^^^^ ^e lo que Vuestra Magestad resolvió no puede 

soldados para que con decir nada y si lo pone en las manos Reales de 

la brevedad que es me- Vuestra Magestad el mismo acuerdo para que man- 

nester eumpla con lo o , r n 

que le he mandado. - de lo que mas fuere seruido que lo que Vuestra 

rubrica. Magestad mandare a la Junta lo cumplirá como 

siempre lo hace en Madrid a 47 de agosto 4639.= Hay tres rubricas. 
Archivo ffenoral central.— Cámara de Castilla. --Cor lies.— Varios. 



Documento núm. 983. 

Acuerdo de las Cortes de 23 de Setiembre de 1639 sobre 
reducir á un género las sisas impuestas en el vino para la 
paga de los servicios de millones. 

En la villa de Madrid a veinte y tres dias del mes de Setiembre de mili 
y seiscientos y treinta y nucue años estando el Reyno junto en las cortes 
que de presente se están zelebrando, entre otra? cosas que trato y acuer- 
dos que hizo fue el siguiente. 

Trato el Reyno de lo que el Sr. Arzobispo, Presidente, embio a decir en 
once deste mes, en nombre de su Magestad, sobre reducir a un genero las 
sisas impuestas en el vino para la paga de los seruicios de millones, ba- 
jándolo de las medidas que es para lo que y esta llamado, hacordo de con- 



FELIPE IV 267 

formidad, se siguifíqae al Sr. Arzobispo, Presideatc del Coasejo, que Ins 
imposiciones, que oy tieac el vino por acuerdos generales del Reyno en 
diferentes seralcios que a hecho a su Magestad soa los siguientes. 

La octava parte de todo el vino que se consume bajándose de las medi- 
das que se eonzcdio para el seruicio de los dos millones antiguos: 

Doce maravedís en cada cántaro o arroba de vino sisada que se conce- 
dieron para la paga de los dos millones nueuos. 

Cuatro maravedís en cada cántaro o arroba de vino sisada que se con- 
zedieron para la subrrogacion del medio do^auo. 

Ocho maravedís en cada cántaro o arroba de vino sisada que se conce- 
dieron para suplir el presupuesto de la sal y el censo del Reyno de los 
doscientos mil ducados. 

» 

Otros quatro maravedís en cada cántaro o arroba de vino sisada, que en 
estas cortes se conzedieron para la situación y paga de los soldados de 
fuente rauia. Que todas las dichas imposiciones de dinero montan veinte 
y o^ho maravedís en cada cántaro o arroba de vino sisada, y tres marave- 
dises y medio en cada a(,'umhre sisada. 

Que son muy grandes los inconucnlentes, que an resultado de que cada 
una destas imposiciones se administre de por si siendo nezcsario auer en 
cada una diferente arendamicnto escritura rendimiento carta de pago a fue- 
ro y registro testimonio de valor y exe<!Utor en cada paga = de que an re- 
cibido los cosecheros tratantes y arrieros grandísimas l)ejaciones y la real 
hacienda mucha diminución pues por la confusión de tantas sisas eu los 
mas de los lugares, no se arrendaunn y en la partea donde se arrendauan 
hera por muy cortos precios y los arrendatores introdujeron en daño de 
los contribuientes y por tener ocasión de licuar mas de lo- que les tocaua, 
haciendo la queota por quebrados el cobrar cu lugar de los doce marave- 
dís en cada cántaro o arroba de vino sisada trece y medio y en lugar de 
los quatro quatro y medio y ubo en el Reyno muchos lui^ares que solo el 
remitir el testimonio de los valores en una paga niouto mas que el valor 
principal de toda la renta de un año que obligo al Reyno a suplicar a su 
Magestad se siruiese de que todos los impuestos del vino se redujesen a un 
genero y una administración = lo qual se puede executar de tres maneras. 
La primera bajar todo lo que correspondiere a las dichas sisas de las^me- 
didas=»la segunda imponerlo todo en dinero = la tercera hazer dos gé- 
neros de rentas que la una sea la octaua parte que oy corre y la otra jun- 
tos ios dichos veinte y ocho maravedís en cada cántaro o arroba de vino 
sisada. 

La primera y segunda tienen grandísimos incónocnientes porque }>ajar- 
lo todo de las medidas es cosa de grandísimos y conocidos daños para los 
lugares de acarreto 'pues se les bajara sobre todo el prcgio a que se vende 
el vino que es muy subido respecto de las costas de la conducion y acar- 
reto ganancia. de los trajineros Alcaualas y otras muclias cosías partícula- 



Kt DBL PODEtl CIVIL EN ESPAÑA 

res qae tiene hasta llegarse a acndcr por menor y generalmente en los 
nños moy abandantes seria esta reata de may poco valor y los presupoes- 
los que se hiciesen para los aslcalos scriati muy faltos. 

El ympoaerlo todo eo diaero, traee loa mismos daños a los logares de 
cosecha a donde vale el vino a precios muy bajos y beadria a ser la impO' 
üícjon mayor qae el precio principal del viao y en loa años de pocos Tru - 
tos fuera esta renta, también de muy poco valor y en Irambas Inadminia- 
tracioa diñcultosa por no baucr arrendadores que -la pudiesen arrendar y 
alian^ar por ser tan grande — pues todo mobio el Beyoo en las Cortes 
pasadas a imponer parte bajándolo de las medidas, y parle en dinero y asa 
tiene por mas conueaieote el qne se exeeute de la tercer manera «^ne es 
reducir todas las dichas imposionoa a doS géneros qne el ano sea la octa- 
na parle que oy corre y el otro los veinte y ocho maravedís en cada can- 
taro de viao, o arroba s¡s;ida reducidos todos a un genero y a una renta 
sola que es muy fácil ea la contaduría del reyno dtutdir lo que cada uno 
de los dichos impuestos vale <= y desla manera se escnsan todos los daños 
inconueaieoles referidos y las prouincias de acarreto, y a qae reciñan 
parte en la diminución de las medidas, reciñen beneficio en la imposición 
ea dinero y al contrarío las provincias de cosecha por el daño que reciucu 
en la imposición del dinero rebinen beneOcio en lo que se les baja de las 
medidas i^ Y todos los años de pocos o muchos frutos serán iguales en el 
valor, sin que aya falencia en los presapuesloa qae se hicieren de los va- 
lores^=T abra quienes que con facilidad las puedan arrendar y «Danzar 
— qae cualquiera forma destas que se aya de tomar aunque en ella en la 
sustancia no se mude qada sino solo en el modo y forma sn Mageslad se a 
do aernir con la acostumbrada merced qne hace al Reyno y la que le me- 
recen los deseos de sernirle que sea a instancia mia y dispensando las con- 
diciones de millones qne prohinen el qae lo dispuesto en los dichos seruí- 
cios se pueda nindaí' ni en la forma ni en el modo, sino es acordándolo el 
Heyno y binicndo en ello sn Magestad. 

Que en reducir la medida Real que consta de ocho a^mnbres'a trezeñ- 
sadaa quedando al dneño la mesma cantidad que y le pertenece y aplican- 
do para la paga de las sisas impuestos qne oy tiene el vino todo lo demás, 
no sojo se mudan todos los sernicios en la forma y en el modo sfoo tam- 
bién en la sustancia, pues se bendria a cargar en el vino mucha mas im- 
posición que oy tiene porque ajustados los valores de los dichos veinte y 
ocho maravedis sera harto, qne hagan otra tanta cantidad como los de la 
octaua parte y deduciéndose la medida a trezo adumbres para la paga de 
los impuestos quedan cinco que bienen a ser (res octauas partes y casi ua 
do^abo de otra de todo el nltimo precio del vino. 

Que las sisas de los millones, que administra el Consejo, nunca se pue- 
den b.ijar de las medidas porque solo en los logares grandes se impusie- 
ron cao hnricdad de cantidades rn cada uno, y en los demás, lugares y 



1. * ' 



FELIPE IV Í69 

sazoD de otros medios como fueroa reparUmÍ6Qto$ personales rompimica- 
tos de tierras, tomar ^casos hender propios con que de una vez pagaron o 
situaron todo lo que les toco de los dichos millones, y en otros asaron de 
otros géneros de sisas, particulares y conuenientes a la tierra que no fue- 
ron en el vino =:ry assi por ra<;on de las sisas que para la paga destos mi- 
llones se impusieron en el vino no se puede bajar nada, generalmente en 
las medidas, sin gran desigualdad y notable perjuicio de los lugares, que 
no usaron delias usaron en menos cantidades. 

~T si se quiere que cada lugar baje de las medidas según el precio a que 
bale el vino la cantidad que impuso para estos millones t>s implaticable por- 
que el vino tiene diferentes precios asi por la calidad del como por el tiempo 
y parte de a donde se traee y seria menester para cada diferente precio 
diferentes medidas que causarían gran confusión y fraudes y tendría mu- 
cha costa el andarlas mudando eada día y mucha dificultad el ajustarías. 

Que lo mesmo corre en las sisas que las ciudades tienen impuestas para 
efectos diferentes y si después de hauer reducido las medidas en la forma 
referida y bien de quedar las sisas del consejo y estas de las'^íudades o 
cualquier delias no en todo se benian a reducir a un genero, todas las si- 
sas que oy corten. 

Que esta nueua forma a demás de ser tan gravosa como se a referido, la 
tiene por muy contraria al ejercicio de su Magostad y aumento del valor 
de los millones porque la experiencia nos ha mostrado, que cuando en el 
vino no auia mas que la octaua parte balia mucho y oy hauiendose acre- 
centado tantas imposiciones vale muy poco y es la* razón que quando In 
imposición es pequeña el consumo es maior y nadie por pequeña cantidad 
quiere hazer fraudes y dejar de aforar y registrar todo su vino, sujetán- 
dose a las penas de los despachos generales ^^ y cuando la imposición es 
muy grande, el consumo es menor y todos procuran defraudarla, auen- 
turandose por tanta cantidad, dejando los cosecheros de aforar y registrar 
su vino y los trajineros y tauerneros hauiendolo recluido por la medida 
mayor en los lugares cerrados y a don^e ay arrendadores lo meten sin re- 
gistro y sino pueden por maña lo hacen por fuerza como se bee, cada dia, 
en Madrid y otros lugares guardados que en los lugares auiertos y a don- 
de no ay arendadores es mucho mayor la fraude y lo que se deja de pa- 
gar =y siendo oy tan grande esta imposición y pudiéndose dar el vino 
por la medida mayor a cualquiera que lo bala a comprar. Si es particular 
lo procurara llenar a consumir a lugar auierto a donde no aya la guarda 
neces-iria y a donde la ubiere lo procurara meter sin registro y de lo que 
80 consumiere en los campos ventas caserías cortijos y arrabales nunca 
se pagara este derecho. ='^Los tauerneros harán lo mismo y en cada treze 
cantaros tendrán cinco de útil y si le hechan otra tanta agua, tendrán nue- 
ue y el pobre consumidor que compra el vino pagara enteramente todo el 
precio y imposición y por trece maravedís le darán quatro. 



310 DEL PODBB CIVIL E\ KSPaSI 

Que coDsistioDdo t»a grau parte del valor desta renta ea el vi: 
saca deatoa RcvDOs en la prouincía de Sauilla y (;iudad de Mnkga 
bs Indias como para Inglaterra, Flaadcs y otras partes beudra a 
se mucho habiendo el que Scica ct vino que so tiene por altimo i 
dor de pagar de cada troce, cinco y podrian benir, a tener estos 
por este camino, j^raa quiebra y el reyno gran perjuicio faltando 
ua salida de los frutos coíta que se dcuc mirar mucho. 

Oue todos los arreada micatos hcclios so abrían de dcsliacer, < 
Eoguiau muchos pleitos y embarazos y de conocido se hallaria to 
minlatrazIoQ y con peligro do uo se poder boluer a arrondar tan 

Que ademas de las cargas de millones el vino tiene la de las , 
quien las mas, de las parles, es a diez por cicolo y oy tiene la i 
nao por ciento. 

Y assi lioae por mas conuenicutc, al real Seraicio de sn Magesl 
útil at bieu del Heyao y mas aproposiCo para la mejor administi 
que todas las imposiciones del vino en la forma que tiene dtclia i 
gan a dos géneros, que el uno sea la octaua parte y el olro loa 
ocho maravedís que so componen de lodas las sisas que oy corr 
raímente por acuerdos del Reyno entendiéndose en cada una seg 
ol tiompo que esta concedida porque acauado se deje de usar detl 
renglones aDiterenle.u^ Rafael Cornejo. =rubrica. 

t 

En la villa de Madrid a veinte y tres días del mes de setíembr 
y seiscieoloa y treinta y nneuc años estando el Reyno junto en I 
. que de presente se eslan celebrando, entre otras cosas que trato 
dos que hifo fue el siguiente. Acordó el Reyno do conformidad 
Sres. Dn Antonio Souillano. Dn Francisco Bazan, Da Antonio de 
y Dn Diego de Villaueta, lleucn al Sr. Arzobispo Presidente del C 
acuerdo hecho oy por él Reyno cerca de reducir, las sisas y imp 
del vino a dos géneros, y supliquen, se vea su Ilustrisima con lo: 
Asistentes de cortos y si se ofreciere alguna duda, en lo en el ci 
se BÍrua de queso comunique con los dichos CaualJeroa comisar 
que satisfagan a ella. =^ rubrica. 

Archivo (teníml contral.— Címura de Cnat¡lltt,—Co;-tea.— Varios. 



FELIPE IV 271 



! 

i Documento nüm. 984. 



Acuerdo de las Cortes de 27 de Setiembre de 1639 acerca de 
lo mismo contra la deliberación de la Junta de Cortes y el 
Real decreto de 28 de Setiembre. 

+ 

Señor. 

El RevDO entrego al Arzobispo de Graaada Gobernador del Qonsejo el 
acnerdo inclasso en que responde y propone las razones que tiene para 
no ejecatar la resolución que Vuestra Magestad tiene tomada cerca de re- 
ducir todos los impuestos sobre el vino a uno por via de diminución de 
las medidas — ^Y habiéndose visto en Junta de asistentes pareció que se lie- 
base a la Junta en que concurren Josepli González; Don Antonio de Con- * 
treras y Dn Luis Gudiel por haberse ajustado en ella este medio y que 
llamando a Don Antonio Sevillano, Don Francisco Bn^an, Don Antonio de 
Miranda y Don Diego Villaveta que con los cuatro comisarios del Reyno, 
y a los Secretarios Dn Christobal de Medina y Pedro Martínez se diese a 
entender la materia a los Comisarios del Rey no y las combeniencias gran- 
des que tendría la ejecución de este medio para alivio de los contribuyen- 
tes; y habiéndose hecho esta junta y dado satisfacción los Comisarios del 
Reyno, unos dellos vinieron a dar a entender que por no haberse pedido 
al Rey no como seruicio nucuo se habia dificultado y que se facilitaría si 
Vuestra Magestad fuese scruido de mandárselo con la calidad dicha; otros 
vinieron a dar a entender que reparaban en que por este camino se graba- 
na el vino de manera que de doce millones y tantos mili ducados que su- 
ponen vale todo el vino que se consume en estos Rey nos y fuera de ellos 
vendría Vuestra Magestad a llebar mas de los cinco reduciéndose las 
azumbres a trece y aplicando a Vuestra Magestad las cinco, y ponderan 
que no puedo ser conveniente comprar tanto sobre una especie; y aunque 
se les respondió que no ajustaban bien esta cuenta ni podia crecer tanto 
los comisarios del Reyno se quedaron con su dictamen. 

Y refieren Joseph González, Don Antonio de Contreras y Don Luis Gu-* 
diel que habiendo quedado a solas con los Secretarios Don Cristóbal de Me- 
dina y Pedro Martínez reconocieron que no era muy descaminada la cuen- 
ta del Reyno, porque en la que ellos hicieron incluyeron los dos millones 
que administra el Comisario porque en Madrid se paga de solo el impuesto 
del vino siendo cierto que en otras provincias esta cargado sobre otras es- 
pecies y arbitrios conque quanto al valor de este medio y crecimiento que 
tendrán los seruicios otorgados sobre el vino, reduciéndose a la diminu- 
ción de la medida, quando no crezca todo lo que dice el Reyno crezera 



DEL E>ODBD CIVIL BN liSPA^A 

ideruble y asi tíeue por coaveoieotc la juDtu q 
o en el Reyno y si asi fuere y lo rjue totalnienl 
cia del Conde Doque y sa asistencia eo el Rey 
esen lugar, y si esto tuviese embarazo, que V 
«ir al Conde de Montalvo que procure asistir i 
le se coDsiga siu diñcultad y con brevedad por 
iDtc que es Docesario que todo aquello que se b 
>o. =^ Vuestra Magcstad maudara en todo lo i 
idrid a Í7 de Setiembre de lG39.^Hay cuatr 
Señor=LB jarata do mcdios=-Sobr6 el memoi 
ue Qo se execute el medio que Vuestra Magc 
Qcir lodos los impuestos del vino a dimmuci 
o parece y asi lo be mandado liacer si se puc 
ue seria lo mejor asi por sus iufínitas ocupacio 
presentado quo no se aya tan capaz de la matei 
unque esto tcndria remedio con informarle bi( 
B de Setiembre.» 



Documento núm. 985. 

del Rey eo 14 de Octubre de 1639, res 
y acuerdoe de las Cortea para bu cumpl 

la de Madiid a quince días del mes de octnbre 
nta y nueve años cstaodo el Reyno junto en 
ic están celebrando entre otras cosas que Ira 
on los siguientes. 

ipcl, que el Sr. Arzobispo Préndente del conss 
como se sigue. 

d (Dios le guarde) ha visto el acuerdo, de V. I. 
ueno seruicio del vino y haciendo del toda 
ida se ejecute, y baga, y remitau laego a las 
ira qoe desde primero do uouiembre, empie 
¡rdado y por la breuedad y afecto, conque V. 
le de su parlo, le de las gracias como lo ha^o i 
gestad tenga tan justa causa para mostrarse s¡ 
ion, para representarle la importancia deste s 
graliñque, bonrrando y baciendo merced a V. 
ro, sea a su satisraccion nuestro Señor guarde 
, catorce de Octubre de mil y seiscientos ireint; 
ufanada. 
¡bo papel de sn Señoría llustristma trato el Re 



L 



FBLIPE IV Í73 

dalas de su Magestad qae se a de serair dar para cumplimiento del dicho 
acaerdo de treze deste mes y acordó de conformidad que de mas de la ce- 
dula de aceptación y aprobación se suplique a su Magestad se den de las 
nneue condiciones puestas en el dicho acuerdo cada una de por si. 

Tratóse y confirióse lo que sería bien hazer y preuenir, en ordenar los ^ 
arrendamientos, que de la octaua parte del vino están hechos, o tratados 
de hacer y del dinero, impuesto sobre el, y lo voto el Reyno y acordó por 
mayor parte que por quanto una de las principales razones qae su Ma- 
gestad (Dios le guarde) tuvo pafa mandar, Reducir los veinte y ocho ma- 
raaedises, impuestos en cada aroba de vino a esta nueua subrrogacion y 
el motivo que el Reyno tuuo para hacerla fue escasar las costas y vejacio- 
nes que con la multiplicación de ministros, arrendadores y ajdministrácio- 
nes diferentes se causaban y esta coinbeniencia no so conseguirla pasando 
adelante los arrendamientos hechos sin incorporarse eu uno mismo toda 
la imposición es de parecer se suplique a su Magestad que en considera- 
ción desto y de que no se puede exejutar la nueua forma sin que se recin- 
dan los arrendamientos se sirba de mandar despachar para ello su Real 
cédula en la conformidad que mas combeniente pareciere. = Rafael Corne- 
jo. = rubrica. 

Archivo general central.— <}&mara de Castilla.— Cortes.— VarioB. 



Documento NÚM. 986. 

Jomada de Felipe IV á Aragón en 1642.— Moción del reino 
para que se eximiese á los procuradores de Cortes de formar 
parte del Batallón de la nobleza. 

He resuelto que vayan por Consejeros de estado a la Jornada que bago 
a la Corona de Aragón el Conde de Oñate el Conde de Monterrey el Arzo- 
bispo Inquisidor General, el Marques de Mirabel el Duque de naxera el 
Marques de Jenecuso y el Secretario Pedro de Arze y por excusar el ro- 
deo haviendo de encaminarme por Valencia a la ciudad de Huesca en Ara- 
gón se podran ir camino derecho y respecto que ha de quedar aqui Con- 
sejo de estado y es fuerza baya Secretario y ha do ser Rojas por lo que se 
puede ofrezer en materias de Flandes irán dos oíicialles de aquel officio 
con los papeles corrientes y que pueden ser necesarios en esta jornada 
para que asistan al Protonotario por cuya mano lia de correr el despacho 
desta Secretaria en la Jornada. Rubrica en Madrid a dos de Abril ((4643.» 

Señor. 

En 40 d^il presente IIÍ90 el Reyno a V. Mag.d consulta representando que 
por la Junta de la nobleza se hauia ordenado a algunos procuradores do 

Tomo Y1 48 



27i DKL PODER CIVIL KN BSPAÑA 

lortea se aprestassoa pura ir siruiendo a V. Mag.d en el bat 
igoilico estar dispuestos como es justo a obedecer loque n 
-u Real seruicio y cumpliendo oon su obligaron puso ea con 
'. Mag.d teaer propuesta La prorrogacioD del enea uezani leo t 
Llcnaalas y tercias y estar peodienteft otras cossas del sernic 
estad y las que cada día se ofreccriau a lo qual bera precissi 
especto de que aunque se reaerbase a algunos por sas oeapai 
ledimeutoa do tiera posible quedase numero suñcient^ con 
liesen estas uiatenas. 

El Reyno Da queota a V. Mng.d que por algunos de los Capil 
ilion de la Doblega se Haze toda yustancia para que los proi 
ortes a quien se a mandado se prcuengan para esta ocassion 
. que salgan a las muestras que del se haccD. V porque 
'. Mag.iise sirba de mandar declarar Lo qne eo sta parle : 
utar se Hace recuerdo de dicba consulla para que V. Mag.á t 
ncioD que mas coml>euga. Madrid «10» de Abril de 1641. 
ArohÍTo treneral oentrnl.— Estado. — Lemo 800. 



Documento nüm. 987. 

Orden para que no obstante las condiciones de m 
ludiera altearse en Andalucía la infantería de 1 

Señor. 

Mando, V. Mag.d embiar al Reyno, la borden sigalente: 
Entre otros puntos, que me consulto la junta de armad 
composición Y apresto, déla qne a de scruir el año que Vi 
¡lentos Y quareata y tres Tae uno que sería combenieute dai 
ilojamiento déla Ynfanteria de la armada Y considerando 
)ortaacia questo tiene me a parecido decirlo al Reyoo para q 
ílon a ello prente su co n se uti míenlo para que en la couforn 
li^o el año pasado, puedan, alojarse en la andalucia, quatro 
es, no obstante la cODdiciou de millones que lo prohlue => 
L VoíDte y q.tro de Octubre, de mili y seiscientos y qnarcDi 
leyno continuando lo que siempre acostumbra en seruicio d 
lenido en que se haga el alojamiento, de la Ynfanteria de la 
indalncia según y en la forma que lo concedió para el del añ 
ue hasta eu cantidad de tres o, quatro mili hombres en Ioe 
arcanos a cadiz a^aa jibraltar seis o ocho leguas la tierra ad 
^endoel puerto de santa ni.* jerez de la Frontera medlna 
lemas que estaD allí do comprebond ¡endose sino estos luf 



FELIPE IV 



275 



vecinos a Riba, respecto a so pobrera T qae los patrones Ybiesen de dar 
tan solamente al soldado aposento cama Inmbre y luz sin otra cosa algu- 
na porque para su Sinstento V. M.d ania de proueber el dinero necess.^= 
con que lo Referido se entienda por tiempo de quatro meses y para ello 
dispenssa la condición de millones que lo problbe quedando en su fuerza 
y Vigor para en lo demás adelante Y. Mag.d mandara lo que mas com- 
benga. M.d a 28 de otubre de te 1642.)) 

ArchÍTO Rencihil oontral.— Estado.— Legajo 660. 



Documento nüm. 988. 

Situación de la nobleza en la jomada á Aragón en 1642. 



Señor. 



Conde duqne Joseph 
González, Conde de Pe- 
ínela Qonde de Peña- 
randa Frotonotario* 

«Como parece hablan- 
doles por un papel qne 
se formara en la junta 
que afirradeeiendoles lo 
que an hecho se lé¿ ani- 
me a lo qne se dice.» 



Para mayor decoro de la real persona de V. Ma- 
gostad y asistir con mas fuerza a las acciones mi- 
litares a que V. M. se ha encaminado habiendo 
resuelto a salir de Madrid y acercarse a Cataluña 
se considero por conveniente y necesario avisar a 
los Grandes y títulos viniesen a servir y acompa- 
ñar a y. Mag.d siguiendo el exemplar antiguo tan 
glorioso en todos tiempos de que tales Vasallos 
no faltasen al lado de sus Reyes en semejantes ocasiones. La obediencia 
de los que cumpliendo con esta obligación se hallan aquí siempre deve 
tener la parte de estimación que es razón, su asistencia no ha traido las 
combeniencias que se esperaba porque el gasto grande que les ha cau- 
sado la Jornada se ha reducido a cortesano lustre y no a disposición mi- 
litar faltando la comitiba con que acudiesen sus mayores en tiempo de 
Guerra con gente útil para ella ya de infantería, ya de Carallería, con que 
hacían mas gloriosa la acción y hera medio de alivio para los Señores Re- 
yes, casi todos los que han concurido y se hallan hoy aqui están en el es- 
tremo estado de miseria y esto llega a grado que pasa a indignidad con 
compasión grande de ver los Vasallos de la primera dignidad sugetos al 
desayre a que suele reducir la necesidad a los que la padezen, algunos 
con continuas instancias repiten su estado de miseria pidiendo licencia 
para volverse a sus casas sin reparar en el descrédito que es fuerza se les 
siga, desamparando a V. M. en el mismo empeño que le saco de su cassa. 
V. Mag.d por su grandeza no puede apartar de su considenicion el mayor 
lustre de Vasallos tales y assi ha pensado la junta en medio que se ajuste 
con el intento de averíos llamado V. M. con su misma reputación y asi ha 
parecido tepresentar a V. Mag.d que por medio de los de la Cámara que 
concurren en esta junta se les de a entender como V. Mag.d de su venida 



• w . . 



876 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

havia esperado mayor ntilidad como faera cierto haberla conseguido si 
sa hanato lo havieran reducido mas a aparato militar que a Cortesano 
lustre que compadeciéndose mucho de la estrecbeza en que se hallan tie- 
ne por bien de concederles licencia para que se buelvan ajustándose la 
forma de asistencia con que podran venir a servir a Y. M. la primavera 
que viene ya volviendo en perssona con dispusicion de gente militar ya 
sin ella, creciendo el numero a la proporción que causarla de gasto la 
misma persona viniendo se excusare su puesto que el desquite del em- 
peño deste año no ha viéndose obrado los efectos que V. M. espera va se 
remite a la primavera del año que viene con la ayuda de Vasallos tales y 
de quien Y. Mag.d por su dignidad y sangre hace la estimación que es ra- 
zón, pero usar de la licencia no ha de ser hasta que el Señor Principe Juan 
Carlos aya besado la mano a Y. M. y buelva a embarcarse por la falta que 
harían al hornato de la Corte personas tales También parece que a los 
Gentiles hombres de la voca se les de licencia para volverse dejando sus 
caballos para la Gnerra. Y. M. mandara lo que mas fuere servido, en Za- 
ragoza a de nobiembre 4642. Rubrica. 

ArcbÍTO ereneral central.— Estado^— Legajo 860. 



Documento núm. 989. 

Cíonsulta del reino de 20 de Abril de 1642 dando cuenta á 8u 
Msgestad de que á algunos procuradores de estas Cortes se 
les ha mandado se apresten á ir á servir en el Batallón de la 
nobleza, é inconvenientes que de ello podrían resultar. 

Señor. 

En a 4 O» del presente higo el Rey no a Yuestra Magostad consulta repre- 
sentando que por la Junta de la nobleza se hauia ordenado a alganos pro* 
curadores de Cortes se aprestasen para yr siruiendo a Yuestra Magostad 
en el batallón della y significo estar dispuestos como es justo a obedecer 
lo que mas fuere de su Real Seruigio y cumpliendo con su obligación puso 
en consideración a Yuestra Magostad tener propuesta la prorrogación del 
encauezamiento general de Alcaualas y tercias y estar pendientes otras 
cossas del seruigio de Yuestra Magostad y las que cada dia se ofrecerían a 
lo qual hera preciso se faltase respecto de que aunque se resórbase a al- 
gunos por sus ocupaciones o ympedimentos no hera pusible quedase nu- 
mero suficiente con quien se resoluiescn estas materias. 

El Reyno da quenta a Yuestra Magestad que por algunos de los Capita- 
nes del batallón de la nobleza se hage toda ynstancia para que los .procu- 
radores de Cortes a quien se a mandado se preuengan para esta ocasión 
les obligan a que salgan a las muestras que del se hagen y porque desean 





PRLIPE IV 



277 



qae Vuestra Magestad se sirba de mandar declarar lo que en esta parte se 
dene executar se ha^e recuerdo de dicha consulta para que Vuestra Ma- 
gestad tome la resolución que mas combenga. Madrid a20» de Abril 
de a4642.» = nay dos rubricas. 

ArchÍTO freneral central.— Estado.— Legajo 67é 

Documento núm. 090. 



La Junta grande en 12 de Setiembre de 1642 sobre los papeles 
que ba formado el Conde-Duque acerca de lo que convendrá 
que obren los ejércitos después de la pérdida de PerpiAán. 



Señor. 

En esta junta se han Vístelos dos papeles que 
ban con esta qne a formado el Conde Duqne >sobrc 
lo que combendra qae obren los excrcitos des- 
pués de la perdida fie Perpiñan y discurre en otros 
puntos asi en lo que toca a la infantería y caballe- 
ría qne esta lebantada como en los Cuerpos que 
combendra poner en los puestos que señala y otras 
expediziones. y habiéndose conferido en la mate- 
ria con particular cuidado como en cosa en que 
consiste tanto, Ha parezido representar a V. M. Que 
la junta se conforma con lo votado por el Conde 
Daque en los papeles referidos, porque solo el con 
su gran providencia y Capacidad y mediante el 
celo y affecto con que incesantemente se esta des- 
velando porque se encamine el mayor servicio do 
V. M.d pudiera alcanzar tanto como propone en 
que verdaderamente se conoce su gran talento y la 
atención con que esta para que mejor se asista a lo 
que pudiere adelantar los fines de lo que se pre- 
tende. 

D. Gerónimo de Villanueba Añadió demás de con- 
formarse que el Puerto de Fornelles hera menes- 
ter reconocerlo y asigurarle. 

Que en Menorca hera necesario disponer la pro- 
visión escriviendo al Governador y jurados lo pre- 
bengan porque de la vez pasada en que estuvo alli 
la Armada quedo muy desprobeida y combendra 
también prebenir los materiales y oficiales suficientes para los Adobios y 
Carenas ordenado que se comuniquen el Governador de aquella Isla y el 



elinqnÍ8Ídor(ren.i Car- 
denal Bpinola. Conde 
Duque, el marq.* de le- 
manes, marques de mira- 
yel. Duque de Maqneda. 
Obispo de Malaga Josep 
€k>ii** Conde de Peña- 
randa. D. Jerónimo vi* 
llanneva. D. Lois Pon- 
oe. Fray Jn.** de S. A^rus- 
tin. Pedro de Arce. 

*oomo parece y en qnan« 
to a Fornelles se enco- 
mendara a qníen toca y 
-la prereneion del Bastí» 
mentó se i^ustara en la 
j nnta de execnoxon como 
ee menester y en la parte 
de la provisión y asien- 
tos he mandado decir 
al Conde de Castrillo 
qne siempre se han he- 
cho qnando mas tarde 
dejando nn mes de hue- 
co de qnando acaba la 
provisión del año ante- 
cedente y esto qnando 
mas tarde qae creo ha 
Cesado desde fin de Jn-» 
lio y parece qne si Ineg^o 
al mismo punto no s^ 
concluye el asiento nne- 
bo caerá lo de fuera do 
España luego y lo de 
España también.» 



^78 DEL PODER CIVIL EN BSPiL\A 

Virrey de Mallorca para la disposición de lo que se devicre obrar y que se 
ponga ospital por ser esto laa preciso para la conaerbacion de la gente. El 
Conde de Peñaranda Añadió qae al Conde deCaslrillo se escriva cada no- 
che encargándole la materia de hazienda pues es el nerbio prificipal para 
la execucion de lo que se propone. 

El Marques de léganos añadió que sobre las disposiciones no ^y que de- 
zir porque es admiración ver lo que se a juntado, que lo que combiene es 
prebenir lo necesario para la conserbacion de la gente asentando el pan 
de manicion, sus pagas y vestidos evitando las fugas y dando forma como 
se escusen. Que es preciso tener los bastimentos que fueren menester y 
entiende que de Cerdeña es de donde se pueden mejor traer y assi se deve 
procurar. 

Que lo de los ospitales adbierte el Protonotario es muy necesario porque 
sino se ponen perezera la gente. Que lo de forneles aunque se a dado or- 
den para Ronper la Armada del Enemigo juzga que no le costana mucho 
ocupar a forneles y que aquel puerto esta en muy buen parage y es muy 
capaz. 

El Cardenal Spinola dijo que después de haber visto como se sale de la 
empresa de Lérida y la forma en que quedan los exercitos de V. M.d abra 
tiempo para disponer lo que toca a la gente que a de haber en los puestos 
que el Conde dice porque hasta entonces no es necesario. 

Que la prebencion para reincidir los exercitos la tiene por muy conbe- 

Diente. 
Y. M.d mandara lo que fuere servido en Zaragoza a 42 de Septiembre 

4642. Rubrica. 

Archivo fifcneral central.—Estado.—LegraJo 860. 



Documento nüm. 991. 

Dictamen de la Junta plena de ezeoución en 12 de Abril de 

1643 sobre la jornada de 1642. 



^ mierÍA es de 1» importancia 
4l« le reeonose por essa junta y 
:fci:3;ae hablando freneralmente os 
fZkftcTW lo mas decente y Beffuro 
jfge^ ti i&eoro de nuestras personas 
ranairsTüai «o medios tan sobra- 
'hm iTif iai Jha^o moralmente fuese 
3im Tusnifc «wa el lle«ftr y el ben- 
ser J&7 9UBM ea qve la cordnra a 
-jBHe'á Ji» ^•'.--«ao- io mas forzoso 
luau'» 3ü *» 'J> rej^r y también 
»i' .j«6^;oiu» ea one el Princii)e 



Señor. 

En decreto de 4 4 de Abril se sirve 
V. M. decir, La combeniencia y precisa 
necesidad, de mi Jornada al reyno de 
Aragón es tan visible que ningún minis- 
tro mió lo a dudado, antes todos me 
la han propuesto por el único medio pa- 
ra salvar aquel Reyno de las ymbasio- 
nes que le amenazan este año y consi- 
guientemente librar a Valencia y aun a 



debe peranadirse que por el amor 
que le tienen sns miniatros se de- 
tienen mucho en notar cosas qne 
pueden toear inmediatamente a bvl 
persona j annque siempre tiene el 
absoluto poder para apartarse del 
dictamen do sos ministros pareze 
que en semejantes lañases es esto 
con mas razón y asi supuesto que 
yo y casi todos vosotros entendemos 
que el único medio para resistir al 
enemigo y juntar brevemente los 
fuerzas que le han de hacer oposi- 
ción os la auctoridad de mi persona 
7 que es preciso que para disponer 
mi salida se esate un mes de tiem- 
po a lo menos desde el dia que se 
resolviere señalar el de mi partida 
y que ya nos hallamos a li de Abril 
tiempo en que fuera justo qne estu- 
bierais en el exercito y que dezar 
de ir no es posible ni yo me confor- 
mare nunca con ello si bolviera a 
pensar sobre todo por esa junta y 
se me consultara lo que pareziere 
atendiendo a todas las razones que 
dije en esta respuesta y por no per- 
der tiempo he hecho dilig-encias 
para lo que toca al dinero supuesto 
que esto es de lo qne mas se necesi- 
ta para todo.»— Bubrica. 



FELIPE IV 279 

Castilla y a lo restante destos rey nos de 
su cierta perdida si las cossas corriesen 
en Aragón como se paede temer de las 
pocas prevenciones que ay dispuestas 
para su 'defenssa, y aunque fío de la mi- 
sericordia de Dios nuestro Señor que a 
de obrar milagros visibles en defensa de 
nuestra causa, y que quanto menores 
son los medios urna nos con que nos alia- 
mos ha de concurrir con los divinos, 
con todo eso es temeridad el aspirar so- 
lamente a milagros sin poner de nuestra 
parte los medios que tuviéremos por mas 
combeoieutes, y supuesto que no pueden 
ser estos tan abundantes como fuera ne- 
cesario, parece que la autoridad de mi 
persona ha de suplir mucho desta falta, 
y asi viendo que esta el tiempo tan ade- 
lante y que si luego no tomo resolución 
en mi partida quizas si se dilata, des- 
pués no sera a tiempo me ha parecido or- 
denar que juntándose mañana sábado \ i 
deste en palacio con los ministros de la 



junta de execucion el cardenal Borja» 
los condes de Oñate y de Castrillo se me consultara, el dia fíxo en que po- 
dre partir y se mirara si sera menos malo zeder algo al enemigo retirán- 
dome legua a legua si cargase con tantas fuerzas que las mías no so pue- 
dan, oponer, que perder de conocido a Aragón, viendo esta perdida desde 
mi corte pues mientras yo no arrancare dellá ni ios Aragoneses han de 
acavar de creer mi Yda a aquel reynocossa que podría ser de mucho daño, 
ni ha de acavar de moverse la gente ni tomar ultima disposición las pre- 
venciones necesarias, espero que la junta atenderá a estas razones con la 
atención que el caso pide, adbirtiendx) que va en esto Gran parte de mi 
autoridad y la conscrbacion destos Rey nos. Luego como se recibió la or- 
den de V. Mag.d se comboco la junta y a los demás ministros que V. M. se 
sirve ordenar que concurran en ella, si vien el Cardenal Borja y marques 
de Castañeda se excussaron por falta de salud, y con esta ocassion avisa- 
ron no podían venir a la junta, después de haberse leido la orden referi- 
da se discurrió en la materia con sumo deseo de hacertar a poder repre- 
sentar a Y. M. lo mas ajustado a su servicio, pues ninguna de quantas se 
ofrecieren pueden ser de mayor ymportancia. Don Christobal de Vena- 
vente dixo que vota en una materia que no ha oydo discurrir ni votado 
en ella que en cossa de tanta ymportancia y en que V* M. dice se lo han 



llW 0«L PODEB CITIL ES 8SFAÑA 

ncnnii^indo Ua ^lOites ministros no se atreve.idiacarrirporlascaassasqae 
le «hiia.in a pst.ir niíutnl, ijne en el pnalo que V. U. manda se le de sn 
parezer. w. en íea^iljrdia fiío para sn partida en qne también se alia con 
pemli!3id;i.l. pties mf? poder decir a V. M. sn sentir con todo Tundamento 
en npi;niriii tía Gnve. seria menester savcr con toda yndividualidad qne 
finenH) ie .iwr.riM tiene V, H. U calidad y proporción del, qne medios ay 
pnn íosti-nMrie. 'j^e ;i-.:-!ea le ace dndar qne V. M. salga al oposito de 
las triTíis iTtí 17 ¿e^ j; í::.-!: .tj, sieado el general dellas Mos de la mo- 
te, lie lor isiiS n^TK^. > ik ;^£^ Kdetie bazer es ajnatar los aviaos 
iel ■m^oíijn cer tk 'idrzM za^éi D. Tbeüpe de silba, qne medios ay 
pan in:nanr-.u y i~-'» ii;iar.;a;-ta.i:, -se seqnito seguirá a V. M. y qne 
fonna in vs^istí-.-ia i-; -wn «lattía-irví-. <jae los qne hnvieren de yr a 
servir i ^. H. ly yraa nns 'tL-ii ñn. Z.i.TiacvM qne coml>ocandolos. que 
jmicaí: .a i'jult^ja sn aiÉhüos ai i:í(i)nsii::<ia aera desembarazo porque do 
« -.'ino ;n fnitna (!ie sjr-'en le íeiitarerjs en todas ocasiones y son 
sai<i^i<i'>j -'i-i's. 

i^ii.- I ;:«s i-! ijrtit V. M. üs nenester íer a (ie se »a y con que medios 
.(ue Jip siue s :iimo yr j V. >l. en el Beyao de Aragón se conseguirá el 
flruij lili; * pretuaiiL'. y siendo ¡a ¡jersona de tos Reyes el primer caudal 
di; ws IU.'y lus, y mus ymtkirtaate .[ae maL-hoa pbiasy reynos extraños 
estradj et Je tncon lIjlo y batiéndose de dererle seguridad, do la per- 
si'oa de T, ü. lie Lts fuerzas que llevare consij) TDoahsdel Beyno pone 
ea t-uasidtfni'ion a T. M. qne quando franceses y obndeses con fuerzas 
auídjs vn:cjiiieroD los paiws Bu\'}s i-on sesuati mil ombres no baviendo 
ov-ho mil en el p.<is viéndolos casi perdidas w jnntarou el Uarqnes de Ai- 
toiu V el dii-ho D. Chrístobal y en ana tieadi propusieron al Señor Infante 
D. Feru.iadoooQ l.v^riuias el peli.:ro en qaeesLivs su persona que era me- 
nester ponerla eu s:iÍUj que esco:: lose qad tenia por mejor meterse en 
Duuquerque [wra yrse desde al ti a espafia oeo Nauínr o estei>ansbert, para 
pasar a colonia y Je ally yr a juntarse con el Sr. Rey de Vngría, qne que- 
daría el Manjues a penler palmo a p.iluio eontnt olandeses el qaartel de 
llandes y Hravaut. y D, Christubal quedaria a hazer lo mismo en el Cam- 
bresi al oposito do francia y el si-ftor lufaote. respondió le pusiésemos 
donde nos paiwiüso mejor para juntarse eou el señor Rey de Vngría y 
volberuos a soi'orror. l>ios tiiojoro tos tiempos y con el socorro de Alema- 
nia con sor do uieuos de 1 1 mil oiubres. los matamos de ambre, que el día 
t]uo eslou proiii|itos los tufdios que Fueren menester al respeto del exercito 
quü liuvioiv do liavor eu osf podria señalarse en el qne V. M. saliese, pues 
sin prt'/oder umIo no juz^» se puede mover la Real persona do V. H. El Con- 
de do IVi'iaraudu di\0 que ahora uu año se vio y se vieron todos los minis- 
tros cotí imii'ln porplfíiiili'il subn- volárosle mismo punto y que sin duda 
oy oN inui'liu m^iyor la ciiusli de tenerla, aliándose tan atrasadas las pro- 
vlaiones y prcvoin-iom'squu prccisamoute deven prezeder a la jornada de 



.'VST' ,K ' 



FELIPE IV 



«84 



Y. M. qae el Conde ha observado coa varios ejemplos de la ystoria qae 
los Grandes principes obran por si mismos y por la natural grandeza de 
su animo cossas qae redazidas a coafereacia y a coasejo, qaalquiera pra- 
dente mioistro dadaria en aconsejar las desta calidad juzga lo qae fue la 
resolución que executo el señor emperador D. Garlos atravesando la fran- 
ela por llegar presto a Gante, para comprimir en su principio aquellos mo- 
vimientos sin reparar en ponerse en manos de su maior enemigo el Rey 
' francisco, y aunque esta determinación, le salió también no se lee, que la 
comunicase ni se le diese consejo sobre ella porque verdaderamente el co- 
razón de los Reyes esta en manos de Dios y asi recibe inmediatas influen- 
cias e ynspiraciones que no las participan todos y tanto mas quando el 
zelo y la intención no tiene mas fin, del que dicta la justicia y la obliga- 
'cion déla defenssa, que ha viendo de dar su parecer regulado por tos me- 
dios naturales y proporcionados juzga que de aqui a mediado mayo po- 
dría* hauerse adelantado mucho lo que esta movido y lo que se espera asi 
por tierra como por mar porque las reclutas de castilla pueden haver lle- 
gado o, buena parte dellas, los ccSOO.» carros de D. Antonio de Miranda lo 
que ha venido y ba viniendo de flandes, lo que se espera de Ñapóles y Si- 
cilia que para este tiempo podría el de Villafranca tener alguna parte de 
Navios y Galeras y haver llegado alguna esquadra de Italia, y que su Pa- 
recer sera que para el plazo señalado de mediado mayo tiniendo lo prezi- 
80 y lo muy moderado con provisiones Razonables parta en buena ora 
Y. M. y que por aora no es menester señalar el dia sino dar continuada- 
mente suma prisa a todas las expediciones y mientras no estuvieren en 
buena dispusicion no es fazil conseguir el fruto que se desea. 
. Bartolomé espinóla dixo que las resoluciones de Y. M. deven ser funda* 
das con probables esperanzas de conseguir ^1 ynteoto que se dessea, que 
la asistencia de la real persona de Y. M. en Aragón la juzga por necessa- 
ria, pero si no concurren las circunstancias de que sea con fuerza tal qual 
combenga para resistir al enemigo juzga deve servirse Y. M. de dilatarla, 
asta que se junten, porque de lo coatrario no solo se aventurara los Rey- 
nos de Aragón y Yalencia pero todo lo restante de la Monarchia, que no se 
reconoce en el estado presente aya el aparejo necesario para determinar 
Y. M. el dia fijo de su jornada porque esta por levantar la mayor parte de 
la gente de ynfantería y mucha parte de la cavalleria, y quando vien se 
de toda la prisa posible y alia el dinero necessario no podra estar unida 
en el termino de dos meses que asi mesmo esta muy atrasado el aparejo 
del tren de la Artillería y los carros necesarios pafa el exercicio de la mes- 
ma artillería y proveeduría, que no se ha podido apresurar mas la mate- 
ría por la falta que ha ávido de hazienda y ay toda via. Que para haver de 
conservar un exercito de 4 2 mil y ufantes y 4 mil caballos son menester 
tener levanWos 4 6 mil infantes y seis mil ca valles para reclutarlos ade- 
mas de la guarnición de tarragona tortosa y rossas que conbiene asegurar 



28*2 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

y que para el gasto deste exercito por los precios excesibos que corren en 
Aragón serán menester aSOO,}) mil reales cada m^s o por lo menos a2509 
mil en plata, qae no reconoce aya dispnsicion prompta para acudir coa 
tres o qnatro mesadas como es preciso havieadose de mover V. M. porque 
si el exercito no fuere asistido con los vibres y demás cossaa necessarías 
para su formación con mucha abundancia, respeto del escarmiento con 
que an quedado los soldados de la campaña passada juzga no sera posible 
consérvanos debaxo déla vandera ni antemoberlos a entrar en Aragón, y 
el poner en contingenzia que se deshaga el exercito estando V. M. en Ara* 
gon y en frente del enemigo juzga ser materia de mucha atención no solo 
por el mayor brio que tomarían los enemigos pero también con los mesmos 
Vasallos, y aunque reconoce que siempre es necessario aya defensa en 
Aragón, aunque no asista la Real perssona de V. M. siente que con 
menos empeño y numero de Gente y Gasto se puede yr entretiniendo 
la guerra con la esperanza de que Y. H. aya de acudir con brevedad al so- 
corro con todo el grueso do Castilla, porque la jornada de V. M. no se puede 
considerar aya de durar dos ni quatro meses sino por el tiempo necessario 
asta hechar los enemigos de los limites de Aragón y pasar mas adelante 
si fuere posible como devemos esperar en Dios, y asi viene a ser precisso 
pensar y prevenir como conservar a V. M. en Aragón, y a su entender no re^ 
conoze ser posible, (antes de llegar la flota de nueba cspaña) que Y. M. pue- 
da tomar resolución alguna en la matería ni lo juzga por combeniente por 
faltar la especie de la moneda de plata y quando se junte alguna por los 
medios mas rigurosos que se pueda platicar sino llegase la flota para fin 
de Junio, no sería posible conservar el exercito en la campaña y los acci- 
dentes que pueden sobrevenir si se dilatase mas tiempo son machos y muy 
continjentes y asi mesmo no esta apercevida ni aprestada la Armada para 
que vaia de resguardo a la costa de Cataluña, y el dexar esta sin armada 
ninguna en tiempo que los enemigos pueden acoitieter a cadiz y esperar 
la flota a los cavos, Y. M. con su natural prudenzia determinara lo mas 
nzertado, y si dilatare Y. M. la jornada asta que este en seguro la flota po- 
dra Y. M. con el tessoro que viniere en ella proveer al sustento del exer- 
cito asta que buelban los Galeones a los qnales combiene dar suma prísstr 
para que salgan quanto antes, y en el entretanto se vaya proveicndo a Don 
Phelipe de silba lo necessario y no se mueba la gente para entrar en Aragón 
sino la que estuviere mas cercana y se vaia dando prisa a los cavos y pro- 
visión de forrajes porque asta fin de Junio no le ay en Aragón y por falta 
dellos pereció la gente y cavallos la campaña pasada y es combeniente que 
la mayor parte de la zevada se conduxga desde castilla y abra tiempo para 
que los carros puedan conduzirla y con moderada costa. Joseph González 
dijo que dos cosas son las que Y. M. ordena, se le de parecer, la primera 
que dia se señalare por plazo fixo para la jornada de Y. M. la segunda si 
sera menos malo ceder algo retirándose Y. M. legua a l^ua por no ser sus 



FELIPE IV 983 

tropas sofícientes a resistir a las del enemigo qae aventurar a Aragón es- 
tándose V. M. en la Corte, qne las dos preguntas referidas son con el su- 
puesto de que V. M. tiene resuelta su jornada y asi no entra a discurrir si 
combiene, o, no el yr Y. M. que en quanto a señalar dia fíjo para la parti- 
da de V. M. juzga qne lo que comblene es dar suma prisa como si Y. M. 
huviera de partir mañana publicando desde ^ego la jornada sin empeño 
en el dia con que Y. M. podra elejir el mas oportuno y abreviarle o alar- 
garle como lo pidiere el estado de las cpssas y de las prevenciones, y juz- 
ga que en quanto no huviere un cuerpo de exercito que pueda embarazar 
los diainios del enemigo no se puede discurrir en qne Y. M. abenture su 
real persona a los riesgos que pueden subcedor que si vien fia en Dios 
dará a Y. M. muy prósperos subcesos como lo pide la justicia de la causa 
premiando los desbelos y cuidados de Y. M. y la prompta voluntad con 
que Y. M. se ofreze al travajo y al peligro, todavía es necesario que en la 
parte posible se ajusten y prevengan los medios umanos y coa esta con- 
Bidwacion se deve dar suma prisa al apresto de la armada y galeras. A 
las levas de ynfantería y cavalleria a las provisiones^ de vibres y forra- 
jes remisión de Armas y municiones de manera que continuamente se 
valla solicitando su efecto como se va haciendo sin que se pierda ora de 
tiempo, En quanto al segundo de yrse retirando legua a legua en el casso 
que se dice en la orden de Y. M. con lo que queda dicho esjta votado pues 
aunque es mejor yr retirándose en la forma que Y. M. adbierte, que no 
arriesgar lo que ymporta tanto como Aragón, también es de considerar 
que seria de mayor yndezeneia laque podría sobrebenir a los ojos de Y. M. 
si sus armas na se bailasen con vastantes fuerzas, sin que la Real persona 
de Y. M. lo pudiese remediar si vien entiende que con ella no sera menes- 
ter tanto, porque a la vista de Y. M. todos obraran con mayor valor. El 
Marques de castro fuerte dijo que no puede dejar de dezir que lo ve todo 
muy atrasado y en particular lo de la Artillería, Qae tampoco ve la Arma- 
da en el estado que es menester, Que el adrezo de las Galeras según lo que 
^críve el Marques de Yillafranca esta muy atrasado, qae le hace gran di- 
ficultad lo qne toca a empeñarse Y. M. de suerte que pueda irse retirando 
legua a legua porque esto demás que no suele ser muy fácil en los acci- 
dentes de la guerra, pues en casases tales seria menester proceder según 
los subcesos, es de considerar que si el enemigo tiene fuerzas para obligar 
a retirar de legua a legua cargara de manera que obligue a confussion, ya 
que no se pueda mober la Artillería. Que no deja de considerar el Riesgo 
en que esta Aragón y Castilla sino se disponen vien las cossas y que sera 
menester guarnezer las fronteras, Que también le haze fuerza el estado de 
Portugal, y siente que no es vien desamparar aquellas fronteras por los 
yncombenientes que podrian resultar. Que es menester que se vayan pre- 
viniendo vastimentos y socorro para el exercito porque poco ymporta que 
vaya la gente de las reclutas si esto no esta prompto y prevenido, antes 



V 



» 




284 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

sino huviese mantenimientos combendria que no fnese la gente porque no 
serviría demás, que de perderse, Que combendria se hiciese una relazion 
del estado que tienen todas las prevenciones para que según el que tu- 
vieren, vea V. M. si esta en disposición de poder moverse porque mientras 
no estuvieren promptos los medios conque se ha de obrar no sera combe- 
niente anticiparse V. M. y supuesto que la partida pende de las prevencio- 
nes que están pendientes, sera muy del servicio de V. M. se de gran prisa 
a todas de manera que se ganen las oras solicitándolo continuadamente. 
El €onde de castrillo voto lo que se reñere en el papel incluso que va con 
esta consulta. Los Condes de oñate y de monterrey dixeron que en presen- 
cia de V. M. y en otras ocasiones lian sido de parecer que la jornada de V.M. 
sera muy combeniente, pero con presupuesto que ha vian de prezeder todos 
los requisitos nezesarios para poder obrar y salir como se deve a la Autoridad 
Real, pues de otra manera no seria de útil, antes vien se podrían rezelar ma- 
chos inconbinientes y en la parte que toca a alentar al Reyno de Aragón coa 
la presencia de V. M. como es zierto sera, pero para el acto que se va a 
yntentar se puede dudar Qual le desconsolarla mas ver yr a V. M. solo y sin 
los medios que pide el estado de las cosas que no el dilatar la partida de 
V. M. asta que se vaia encaminando la gente y las demás preveociones 
que están resueltas porque en su sentir la dificultad no consiste en la 
gente para ynfanteria y cavalleria porque esto conforme las ordenes da- 
das y la que ay en la frontera se puede presuponer abra numero conside- 
rable demás que no juzgan es necessario para que V. M. salga que aya el 
grueso que se havia considerado en aquella parte, sino que con un cuerpo 
de ocho mil ynfantes y 3 mil cavallos se podría executar la jornada, pero 
esto es menester que este proveído de vastimentos municiones y tren de 
Artillería y manejable para poder obrar y dinero para socorrer el exercito 
siquiera por dos meses, de manera que en llegando a estar en este estado 
se ynclinarian siempre a que no se aguardase las demás prevenciones, 
pues se podrían ir encaminando al paso que se fuesen executando, pero 
como V. M. tiene entendido la dificultad que ay para la probision del di- 
nero no pueden dezir como quisieran el dia fixo en que V. M. podra salir 
porque esto pende de las disposiciones y efectos de donde ha de salir la 
probision de lo que es menester para lo referido y esto naide lo puede ha- 
zer sino es el presidente de hazienda que como perssona por cuia mano 
corre sabrá la forma y modo y para quando podra ser efectibo lo necessa- 
rio para estos gastos porque señor que se mueba V. M. y que la gente que 
se fuere juntando viendo se falta de todo como fuere llegando se vaia des- 
haciendo no puede ser medio este ni de la limitada defensiba que se con- 
sidera ser precissa para quando llegue Y. M. ni de la conservación de los 
Reynos do Aragón. Que lo que tienen por combeniente es que se de suma 
prisa a todo como si mañana se huviera de partir encargando a Don Phe- 
lipe de Silba que como fueren llegando las tropas vaya ajustando el exer- 



PELIPE IV 



28p 



cito a algaQ pie manejable de manera que los aragoneses vean se puede 
obrar porque tampoco se save que el enemigo tenga fuerzas grandes, po- 
niéndose en la forma' que queda dicho y dando suma prisa a que la Arma- 
da y Galeras vaian Caliendo como se fueren aprestando, y con abiso de 
que están de partenzia las Galeras de Ñapóles Sicilia jcnoba y zerdeña y 
con noticia de lo que sé huvlere»de obrar en todas las demás dispusicio- 
ues y en particular en la de la Artillería, sin la qual y lo que se le sigue 
no se puede obrar y en las conduciones de Armas asegurada la parte del 
dinero con lo que dijere el Presidente de hacienda podra Y. M. señalar dia 
para su partida y ponese en consideración a Y. M. que en Países que no 
tienen plazas fuertes ni otras fortificaciones que detengan al enemigo no 
se puede tomar el paso que se quiere y el desaliento que causaría en esta 
{^aza ver obligada la persona de Y. M. a retirarse, siendo preziso (por lo 
que se dice) que fuese con desorden seria muy posible que obrase con- 
trarío efecto al que se desea de la conservación y aumento del Reyno de 
Aragón. 

Y. M. mandara en todo lo que fuere servido en Madrid a «42» de Abril 
a1643.»=»hay varías rubricas. 

Arohivo ereneral central.— £stado.—Ijefira3o 800. 



Documento núm. 992. 

Dictamen del Consejo de Estado de 21 de Abril de 1643 acerca 

de la misma jornada. 

Señor. 



Gardeniil Boijft. 

Conde de Monterrey. 

Conde de Oñate. 

Arzb.po Ynq.»' Gener.» 

MarqneB de S.^ Cmz. 

Conde de CSiinelion. 

Marques de Mirabel. 

Conde de Castrillo. 

Cárd."* Espinóla. 

Miurqnes de Castrofnerte marq.* de 

Castañeda, 
marq." de Yalparaiso. 

«Todos sentís la oonvenienoia y 
neoesidad de mi jomada y solo eon- 
siste la diferiencia en el tiempo en 
qne la habré de execntar scgrnn las 
disposiciones para mayor segruridad 
y decoro de mi persona lo que con- 
sideráis por preciso para esto no es 
suma tan grande que no se pueda 



Habiéndose juntado el Consejo en pre* 
senda de Y. M. como fue servido de 
mandarlo se leyó la orden inclussa es- 
crita de su real mano con las considera- 
ciones que persuaden el animo de Y. M. 
aexecutar la jornada que tiene resuelto 
bazer a la corona de Aragón no pudien- 
do faltar ni alempeño de su real pala- 
bra baviendo offrecido a aquel Reyno 
que bolveria a el a asistir a su deffensa 
ni a la obligación que reconoce Y. M. 
aun en conciencia para 'espouer su pro- 
pia perssona no solo a la deffensa de 
aquellos Reynps sino consiguientem.te 
a estos de Castilla que corren tan o^ani- 



L 



^86 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

oon brevedad adnatar para lo qnal. fiesto riesgo SÍ los progresos del enemige 
he resnelto ae i>«> de medios Q«e es- j ^^ j^„ j^^ justamente 36 

pero que muy aprisa producirán la o -i j ^ 

cantidad competente para lo que deven temer por la falta de medios y 
precisamente es menester y asi el disposición para la prevención, no ha- 

día de mi partida plaziendo a Dios . •■ j • i • j i 

sera a 27 del mes qno Viene y Bo de '>«"<*<» <1°^> 1"« ^^^ '>'»»™«^ "^^ ^^^ ^'»- 

BU divina Masr-^ que pues expongro sallos de Y. M, por fíeles que sean se 

mi persona por el bien y quietud de entibiarían Y desalentarían sumamente 

mis rey nos cimipliendo con mi obli- ... _ ^^r»»*» j 

Ración me asistirá y ayudara de ^ dejase de execntar V. M. esta jomada- 

manera que los suoessos correspon- El Consejo reconoce con grande bene- 

dan a la confcimsa con que he toma- ^^^^^^ admiración los motibos COn qne 
do esta resolución, el consejo me \ 

consultara lueyo si me encaminare V. M. discurre en esta orden sóbrenla 

derecho a taragoza o me detendré conveniencia de SU jomada sin que la 
hasta que todo pase adelante en • i • i># « i 

Tarragona Oalatayud o daroca y consideración offrezca puttto en que la 
qual destos Insrareft sera punto mas prudencia de Y. M. no influyan quanto 
a proposito para esperar a que se g^ jeve ponderar para el mayor acierto 

compong:a y forme el exercito.» , , . . « 

Rubrica. desta resolución poniendo en nuevas 

obligaciones a sus vasallos para que con 
su fidelidad y amor obren en la disposición de los medios como deben a la 
atención con que Y. M. desea, la conservación destos reynos y su bien y 
quietad, No hay duda Señor en la conveniencia de la jornada y el Con- 
sejo no solo la considera en éste grado, sino por necesaria pues la pre- 
sencia de Y. M. para todo sera tan poderosa que solo el aliento que los 
caussara a los exercitos ver a Y. M. en ellos, sera medio para esperar 
grandes empresas y facciones y mas quando Y. M. en primer lugar a 
obligo a Dios nuestro Señor y a su benditissima madre encomendándola el 
patrozinio y amparo destos Reynos con qne nos queda muy s^ura con- 
fianza que con particulares favores de su divina mano exaltara y prospe- 
rara la corona de Y. M. y confundirá a los émulos y enemigos della que 
tan injustamente maquinan contra su real grandeza, pero las resoluciones 
de Y. M. se deven ajustar con medios regalares y con la prudencia y con- 
sideración que pide los resguardos del mismo empeño a qae Y. M. expone 
su real persona pues para el mismo crédito y estimación en el mundo aun 
quanda^n primer lugar no se de viera mirar por la perssona de Y. M. se 
deve obrar en forma que se conozca que Y. M. se encamina para acción 
tan grande de manera que el riesgo ni el intento del enemigo puede variar 
el con que Y. M. se opusiere a sus dessignios, porque si bien las noticias 
de las faerzas con que se halla no sean de grande poder la misma despre- 
vención que oy se reconoze para la deffensa destos Reynos le puede dar 
atrevimiento para intentar acción que desluzga el mayor decoro con que 
se debe mirar las de Y. M. no siendo consideración que se deba menos- 
preciar que en los Reynos de la corona de Aragón sobre la aflicción y des- 
consuelo a que les podria reducir las ostilidades del enemigo que el me- 
dio en que confiavan de la assistencia de Y. M. para librarse deltas no sub- 



r 



PBUPE IV 287 

giste el effecto a qae la propia comveoieacia de su mayor bien les persua- 
día, y nada ayada nías a mantener la auctoridad de la persona de V. M. 
qae el crédito de la misma resolución pues quando se encamina sobre fun- 
damentos seguros el sucesso no la ofende pues depende de la mano de 
Dios pero quando el riesgo se experimenta por la desprevención entonzes 
queda con menos lustre del que se de ve dessear en todas las de V. M. y 
mas en este casso en que la disposición no es t^n invencible que no se 
pueda fácilmente ajustar sirviendosse V. M. que por lo menos aya en aquel 
exercito ocho mil infantes y tres mil cavallos con todo lo correspondiente 
assi de géneros para la Artillería como de municiones assegurado el pan 
de munición y la paga por dos messes que es lo menos con que Y. M. pue- 
de exponer su real perssona a esta jornada y con los resguardos necesa- 
rios para que la gente que se va encaminando al exercito halle socorro 
como fuere llegando porque de otra manera sera gasto inútil pues se des- 
hará sin quedar hombre, con e^te exercito en la forma que se propone a 
V. M. estara su real perssona con la decencia conveniente y con dispossi- 
oion para que si el tiempo offreciere camino para la offensiva se pueda pas- 
sar de la deffensiv^i a qualquier resolución que convenga executar en que 
Y. M. obrara siempre con su suma prudencia. 

El G^nde de Gastrillo que confíessa el negocio por muy dlGcultosso y 
por insuficiente para discurrir contra el dictamen que todo el Consejo tie- 
ne en lo que representa a Y. M. haviendo sido el suyo de que conviene la 
jornada por las consideraciones que a propuesto a Y. M. en las consultas 
en que se a aliado, que no sera ageno de la prudencia governarssc en este 
caso conforme a los accidentes, no ha viendo duda que lo mas seguro se- 
ria exponer Y. M. su perssona a esta acción con gente vieja y el dinero ne- 
cesario para el mantenimiento del exercito que se a de formar, que esto 
reconoze que esta lejos por no poderse ajustar fácilmente los medios, y 
qiie en el mayor peligro que esto amenaza consiste a su entender el mayor 
acierto de la resolucioa en la jornada de Y. M. no pndiendosse negar que 
la reputación es conservar el dominio debaxo destos términos, que consi- 
dera el peligro de Aragón y subsequentemente el de estos Heynos de Cas- 
tilla, y que no se puede dudar lo que influirá generalmente en todos por 
la obligación de la fídelidud y Amor que tienen a Y. M. verle salir de ma- 
drid a deffender sus Reynos siendo disposición muy efGcaz para los me» 
dios de la misma guerra y para que en seguimiento de Y. M. y a su imi- 
tación con el valor que deven expongan sus vidas por la deffensa propia. 
y assi remitiendosse a lo que tiene votado, es de Parecer que Y. M. quanto 
antes se ponga en uno de los lugares de Aragón que pareciere mas apro- 
posito, y que si los medios produxeren como se de ve esperar Y. M. vaya 
a sus exercitos y se halle en ellos, pues nada ayudara tanto para que Y. M. 
consiga las victorias que solicita la justificación de la misma caussa Y. M. 
mandara lo que fuere servido en Madrid A %\ de Abril «4643.» 



i 



i 

•i 

i 



-i 



^ 



1 



>^ . 



288 DBL PODEA CIVIL ^N ESPAÑA 

el Marqaes de Castañeda erabio su voto por escrito que es el que poDgo 
juntamente en manos de V. M. y por haver mandado V. M. se embie lúe* 
go a ellos esta consulta va signada con mi señal. Rubrica. 

Archivo general central.— Estado.— Legrajo 860. 



I 



Documento num. 993. 

Nombramiento de secretario para la jomada de 1644. 

He resuelto qae Pedro Colqma con preeminencias de Secretario de esta- 
do me valla sirviendo eo esta jornada con el consejo de estado qae ha de 
seguir mi real persona para lo que se buviere de tratar en el assi de ma- 
terias de Italia como de Üandes, y por que conbiene que lleve los papeles 
de los negocios corrientes sera bien que ajustando con el los que serán 
menester de vuestrp oñcio se los entreguéis y que con acuerdo de ambos se 
señalen también los offíciales que le huvieren de yr a ayadar en esta oca- 
pación. Rubrica. 

en Madrid 27. de Enero 4644. S. D. Jerónimo de Villanueva. 

Archivo ireneral eentraL-^Estado.— Legajo 800. 



Documento num. 994. 

Convocatoria de Cortes en 2 de Diciembre de 1645, para dar 
cuenta de las alteraciones habidas en Portugal y Cataluña 
y otras cosas. 

Don Felipe por la gracia de Dios Rey de castilla de león de Aragón de 
las dos sicilias de jerusalen de portugal de navarra de granada de toledo 
de valencia de galicia de mallorca de sevilla de cerdeña de Gordo va de 
Córcega de Murcia de jaén de los aígarves de Algecira de gibraltar de las 
islas de Canaria de las indias orientales y occidentales islas y tierra ñrme 
del mar occeano Archidaque de Austria Daque de Borgoña.de Bravante y 
de Milán conde de Abspurg de Flandes Tirol y barcelona Señor de Vizcaya 
y de Molina Concejo Justicia Regidores Caballeros Escuderos oficiales y 
hombres buenos de la may noble y muy mas leal ciudad de Burgos cabe- 
za de Caslilla mi cámara ya sabéis como en las cortes que últimamente 
mande convocar y se propusieron en nueve de Jallo del año pasado de 
mil seiscientos treinta y ocho se hizo saber a los procuradores de la ciu- 
dad y villa que en nombre de estos reyno;3 vinieron y se hallaron en ellas 
el estado que las cosas de la cristiandad y las particulares de mis reinos 
Estados y Señoríos y el que mi hacienda y patrimonio Real tenian y ha- 



VELIPB IV 2S9 

io Duevas ocasionoa de gastos con las alteraciones de 
áa y otros acoideutes y conviniendo que se trate y con- 
ene proveer y ordenar en lo de adelante asi en las cosas 
en las parlicnlares de estos Heynos, lie acordado de te- 
irtes generales de mis Reinos do la corona de Castilla 
s y sepáis particnlarmeote el estado en que se bailan las 
rquia hacienda y palrimoDio Real y las otras de la cris- 
ta r conferir y praticar todo lo que conviene proveer y 
en y beneScio publico y para su execucioo por esta mi 
le Inego que os fuero notilicada junios en vuestro cabil- 

segan qae lo tenéis de uso y costumbre antes de pro- 
lieato de procuradores de Cortes liechar la suerte para 
B bagáis acuerdo para que se les de poder bastante y d&- 
> tenéis sin inoderacioa ailímitacioDalítuna como ae hizo 
"tes y hecho haréis la elección y nombramiento de los 
'es de cortes en quien concurran las calidades que delien 

las leyes de nneslros Reynos y lea deis y otorguéis el 
inte para que se hallen presentes ante mi en la villa de 
ce de Enero del año que viene da mil seiscientos enaren- 
ar, entender, practicar, conferir otorgar y conclair por 

en ellas pareciere resol ver acordar y convenir con aper- 
i hago que si para el dicho dia no se hallaren presentas 
)s procaradores o hallándose no tuvieren el dicho vucs- 

1 y bastante con los otros procuradores de estos reynos 
as cortes se llam.in y hubieren venido a ellas mandare 
r todo lo que se hubiere y debiere hacer y entendiere 
servicio de Dios nuestro señor y bien de mis reinos, de 
manera como si todos se hallaran presentes y de como 

lere notificada mando a cualquier escribano publico que 
amado de al que os la mostrare testimonio signado en 
fe. Dada ea Valencia a dos de Diciembre de mil y seis- 
!i y cinco años.^yo el rey. =yo Antonio Caroaero secre- 
9tro señor la blce escribir por su mandado. 
municipal de Bnnroa — Legajo 3.*. atado 1.°, núm. iñ. 



Documento núm. 995. 

a ciudad de Burdos en 14 de Abril de 1646, en- 
aleridad para el pago de 1.460.000 ducados de 
B por mesadas, concedidos por las Cortes. 

jo JQSticia regidores caballeros oficiales y hombres boe- 
ble y muy mas leal Ciodad de Buidos Cabeza de Castilla 




^90 DEL PODBR GIVJL BN BSPAÑ4 

mi candara. El Reyuo janto 6n las Cortes qae se están celebrando como ve- 
réis por los despachos generales qae os remito con especial e individual 
noticia de las necesidades que me ocurren y la obligación que ay de acu- 
dir a nuestra misma defensa a ofrecido servirme con un millón quatrp- 
cieutos y sesenta mil ducados en plata pagados por mesadas comenzando 
la primera desde el que viene, y quanto quiera que fio de vuestra aten- 
ción y a las esperiencias con que tenéis acreditado vuestro celo en mi 
servicio que asistiréis a lo que os toca. He querido encargaros como por 
esta os encargo lo dispongáis con toda celeridad que demás de ser de 
vuestra obligación me daré de vosotros por servido tanto en la brevedad 
como del effecto. de Madrid á 4 4 de Abril de i 646. =yo el Rey. »= por man- 
dado del Rey nuestro Señor = Antonio Carnero. 

Archivo munioipal de BnrgroB.— Lefrigo 8.^ atado 10, nára. 33. 



Documento núm. 996. 

Proposición leída al reino en 22 de Febrero de 1646. 

Honrrados Caualleros, Procuradores de 'estos Reynos que aquí estáis 
Juntos por las cartas combocatorias que se embiaron a las ciudades y 
Villa, cuyos poderes tenéis, abréis visto ara lo que el Rey Nuestro Señor 
os lia mandado Juntar, tener, y celebrar Cortes, de manera que teniéndo- 
lo entendido podáis conferir tratar y resolver lo que mas conuenga a su 
seruicio y al vien publico, y conseruacion de estos Reynos, como se pue^ 
de esperar del celo de tales Vasallos. 

En las Ultimas Cortes que su Magostad mando combocar el ano de 4638 
se hizo sauer al Reyno el estado de las cosas Unibersales y particulares de 
la christiandad y de estos Reynos, y los disinios de los enemigos de esta 
corona, y su^.esos de la Guerra y las obligaciones grandes de su Magostad. 

T no solo han cesado aquellos peligros pero crecido mucho con los 
nuevos accidentes que después acá han sobjrevenido; y estos an obligado 
y obligan a maiores y excesiuos gastos. 

La conuenieucia y necesidad de acudir con gruesas provisiones a los 
estados de Flandes es notoria, e yoescusablc continuar estas asistencias 
con mayores esfuerzos por las inuasiones que continuamente franceses y 
Holandeses hazen en aquellas Provincias, y para su defensa se han remi- 
tido desde las Ullimas Cortes casi=((30)) millones en estos años, y de 
presente so pide por los que Gouiernan aquellas Armas, que se augmente 
la prouision para las preuenciones que se an de hazer para la campaña de 
este año, afirmando que sin ellas aquellos estados están expuestos a cuí- 
dente y manifiesto peligro de cuya perdida podian resultar tales granes 
daños a estos Reynos y sus conquistas que no seria posible repararlos. 



t 



. • ' 



FBLfPE IV 294 

Las asistencias para la Guerra de ytalia aaaque oo aii sido ea taa grae- 
sas sumas, an consamido cantidades Grandes, Y también es necesario 
continaarlas por la mesma y mayores rabones qae concurren en la de 
Flandes. 

La defensa de la religión Catholica en Alemania, La conseruagion de la 
Augustissima cassa de Austria y de las prouineias hereditarias, tanuien 
an obligado a hazer continuas y especiales asistencias para aquella Guer- 
ra, y rreprimir los yntentos de los enemigos de esta Monarcliia. 

A estos tan precisos gastos se an añedido los que se an hecho y hazen 
para mantener los exercitos de Cataluña y Portugal, y porque consistien- 
do en la pacificación de estos Reynos, la paz de que an gomado los de Gas- 
tilla y la propia defensa, se tiene por ynescusable crecer las prouisiones 
y los exercitos de manera que hallándose su Magostud con Armas supe- 
riores, quedan reducidos a su Ouediencia. 

Las Armadas, la conscruacion y augmento de las Galeras para la defen- 
sa de España y los demás Rey nos, siempre a sido gasto ynescusable y 
acra lo es mas, para oponerse Su Magostad a los disignios del Turco por- 
que si ocupase algún puesto en Italia las costas de españa padecerian los 
trauajos y daños, que so pueden considerar. 

Su Magostad a deseado la paz Vnibersal y a interpuesto todos los me- 
dios conuententes para^con seguirlo, tiene nombrado plenipotenciario que 
asiste en el Congreso y hasé entendido que lo que a de facilitar la paz es 
los buenos subieses de la guerra, y estos se an de conseguir por la mano 
de nuestro Señor y Taterponiendo tanuien los medios temporales que con- 
sisten, en dinero y gente. 

Reconoce Su Magostad los grandes seruicios que an hecho y hazen es- 
tos Rey nos, estima su gran Gdeüdad y amor, siente ber tan granados tan 
buenos Vasallos, y que aya de ser preciso continuarse, y augmentarse los 
tributos en quanto no pesare la guerra, y con este deseo, no a reseruado 
ni reserua trauajo exponiendo su Real persona a tan conocidos riesgos» y 
quando de su parte no reserua, nada, espera de Vuestra gran lealtad que 
atendiendo al estado en que se halla os des velareis en buscar y hallar 
medios para el socorro de tan precisas y Vrgentes necesidades, conti- 
nuando Vuestra lealtad, y fidelidad con nuevas y mayores demostracio- 
nes por serlas ocasiones presentes mas Vrgentes, y apretadas de quantas 
en estos Reynos se an ofrecido, pues en ella concurren la conseruacion de 
nuestra Santa fee. La de los Reynos de su Magostad y la defensa propia 
de estos, que tan obligados se hallan por el amor y desvelo, con que su 
Magostad trata de su aliuio y defensa. 

Archivo sronernl central.— Estado.— Lcflrf^'o 671. 



1 

Á 



/, 



' ; 



\ 



Í92 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

Documento núm. 997. 

Puntual noticia de lo tratado en las Cortes de 1646 sobre 

ventas de oficios. 

* 

Eu 24 de Abril de 4646 se vio en el Reyno una carta de Guadalaxara do 
43 del mismo mes sobre que no se acreciente mas numero de regidores. 

Y acordó se responda que el Reyno esta tratando con todo cuydado de 
que no se vendan estos ni otros oficios, y que para que se consiga hará 
con S. M. todas las dilixencias necesarias. 

En 28 de Abril de 4646 Don Luis de Pinedo y Don Cristóbal de Tordesi- 
ilas, Procuradores de cortes de Toledo y Toro propusieron al Reyno que 
respecto que hauian reconocido estar veneficiados 4*300.000 ducados de- 
mas de los dos millones de que se dio consentimiento en las cortes ulti- 
mas para que S. M. los pudiese sacar de ventas de oficios y jurisdiciones, 
hiciese consulta a S. M. suplicándole mandase se cesase en ellas. Acordó 
el Reino se hiciese la consulta motivando las causas y razones qno para 
ello habia y se habian conferido, y que se llevase para verla y aprobarla. 

Y que se siga el pleito que sobre ello esta pendiente en el Consejo. Y que 
para que se verifique lo beneficiado se saque rclncion del sello Real de las 
Contadurías de la razón de la Real hacienda y de las del Reyno de lo que 
ha producido la venta de oficios y jurisdiciones, y que el Agente la con- 
tradiga en el Consejo, en la Cámara y en las demás partes que fuere me- 
nester de forma que se guarden las condiciones de millones. 

En 42 de Mayo de 4646 los Comisarios Uebaron Relazion de lo vendido 
en la forma siguiente. 

De tierras realengas. 487.200.000 mrs. 

De tierras valdias 439.000.000 

De oficios y jurisdiciones 585 . 000 . 000 

4.244.200.000 



En vista desta relación acordó el Reyno que los Comisarios sepan hasta 
que dia son las rentas que contiene, y las que se han echo después. 

En 28 de Junio acordó el Reyno se haga Contradizion general a quaK 
quier cosa que se aya veneficiado o veneficie con titulo del Consentimiento 
de los dos millones. 

En 34 de Julio de 4646 se vio una carta de Córdoba sobre las vejaciones 
que recibe con la venta de oficios. 

En 22 de Noviembre de 4646, acordó el Reyno que para el dia siguiente 
llebasen sus Contadores y Agente relazion del ynporte de las ventas de 
oficios que se han veneficiado en virtud del consentimiento de los dos mi- 



'r'* 



* I 



^ FELIPE IV 293 

lloaés. En 24 dieron razón délo veneficiado sin expresión. Y en la 3 y 4 
condición que se determine el pleito que esta pendiente sobre ventas de 
oficios y qae en el Ínterin zesen. 

Archivo general central.— Cámara de Castilla.— Varios . 



DOGUi\íENTO NÚM. 998. 

Ei reino en 29 de Mayo de 1646 impugna el privilegio concedido 
<ü Oonde-Duque de ser regidor perpetuo de todas las ciudades 
y villas de voto en (2ortes y poder ser sus tenientes procura- 
dok^es de Cortes. 

Señor. 

Baniendo tenido noticia el Rey no que en la Ciudad de Salamanca hauia 
tocado La suerte de procurador de cortes para las que al presente se están 
celebrando a Don gaspar de soto mayor theniente del conde duque en el 
oficio de Regidor de aquella Ciudad trato y confirió estainateria Como tan 
perjudicial para lo pressente y lo benidero y le parece que no cumpliera 
Con su obligación sino Representara a Y. Magostad Las Ramones que tiene 
para oponerse en justicia al cumplimiento del titulo y preuilegio que se 
dio al (^onde esta merced »= por que siendo assi que hauiendo tenido Las 
armas de V. Majestad el feliz suceso de la batalla de fuente rabia por el 
año pasado de seiscientos y treinta y ocho por el y los seruicios del conde 
\*e \qo V. Magostad diferentes mercedes y particularmente el que el y sus 
sucesores fuesen Regidores perpetuos en todas las Ciudades y villa de boto 
en cortes bibiendo o estando de passo en qualc^uiera de ellas=y de la Co- 
misaria perpetua de millones con calidad de presidir en esta Junta con to- 
dos los gages casa de aposento y demás emolumentos que le pertenecen y 
cfue el conde y sus sucesores fuesen procuradores de cortes perpetuos al-* 
temando en todas las Ciudades Comentando desde la de Burgos. 

Y quanto quier que los seruicios del conde fuesen dignos de que Yues- 
tra Magestad Le iciese grandes mercedes esta de los Regimientos Y todo lo 
tocante a las cortes esta llena de grandes y granes yAconbenientes porque 
siendo una de las principales Circunstancias que la auian de justificar el 
no se cansar ni seguir de su obserbancia perjuicio a lo publico y particu- 
lar. Son muy conocidas Las que ay en esta merced asi por la proibicion 
de las Leyes de estos Rey nos y por las Raf ones que mobieron a su pro- 
mulgación como por el que tienen todas las Ciudades Y sus Regidores 
en la multiplicación de oficios y también por(|ue si a la grandeva de la cas- 
sa del conde se juntase el poder nombrar tbcuientes en todos los de boto 
en cortes y nombrase personas poderosas deudx)s y dependientes suyos 
que es preciso lo sean todos puede el sucesor benir con los accidentes del 



294 DEL PODER CrVlL RN ESPAÑA 

tiempo a tener mas séquito y autoridad eu las Ciudades del Reyno de lo 
que conbiene a basallo y porque puede ocasionar La suerte que tocando a 
los thenicntes La de procurador de cortes sea la mayor parte del Reyno 
dependientes de su cassa y consistir el seruicio de Vuestra Magestad del 
dictamen de un solo basallo tomando aun mas fuerza esta consideración 
con la facultad de tener boto perpetuo en las cortes el sucesor del conde 
Con que teniendo efecto ambas mercedes podría hauer tiempo en que se 
tratase y consiguiese primero sus propias Coabeniencias que de las del 
seruicio de Vuestra Magestad y conserbacion del Reyno =y si en tiempo 
del señor emperador Carlos quinto que esta en el cielo se altero por alga- 
nos respetos La forma antigua de juntarse el Reyno en cortes en que Con- 
currían Los grandes de Castilla no parece justo dejar a ano solo Lo que 
con tanta deliberación se quito en perjuicio de tantos Lqs que ay oy en 
estos Reynos son machos y de igual grandeva sangre Real méritos y ser- 
uicios y es preciso y natural el sentimiento y por lo menos si se permite 
festa merced se les abre puerta para pretender esto mismo baKendose de 
diferentes medios aiudados de sus seruicios y continuadas ynstancias Con 
que no se puede huir uno de dos ynconbcnientes o ha^er odiosa la singu- 
laridad o ireparable el daño Con la pluralidad de estas mercedes= Y no 
es menos el de la comisaria perpetua en la junta de millones Y presidios 
en ella porque debiendo el que preside tener las partes conbenientes de 
experiencia Yntegridad Y ynteligencia que requiere t7l ocupación es muy 
contingente falte alguna de ellas al sucesor y bauiendo sido esta merced y 
debiendo ser personalissima y Respetiba a los méritos del conde que por 
ellos y su gran tolento merecía ocupar puestos mayores no concurriendo 
los mismos o a lo menos los Jie^esarios para este exercicio en quien le su- 
ceda no puede ni debe subsistir Y no a de estar pendiente de este suceso 
merced tan grande Y que esta llena de tanto porj uici o = Reconoce el Rey- 
no que por diferentes consultas suyas y de los Consejos de estado y guer- 
ra y del Real y de la Cámara se sirbio Vuestra Magestad de hacer estas 
mercedes al conde pero el modo de obrar en ellas y particularídades que 
concurrieron tan fuera de lo que en semejantes cassos se acostumbra, ha- 
cen mas sospechosa la materia y descubren el afecto con que se procedió 
en ella y aunque por ló general de la obligación del Reyno le permite Vues- 
tra Magestad pueda suplicarlo Refonuie para Remedio de otras necesida- 
des Las mercedes y n mensas y doUAcioncs ynofíciosas se las hubiese oy 
solo trata del daño particular qu?, sigue de las que se higieron al conde 
tocante a los regimientos Y exercicios de las cortes Considerando que el 
celo y buena Yntencion que tiene el Reyno para representar a Vaestt'a Ma- 
gestad tantos ynconbenientes como se esperan de conserbarlas an de mo- 
ber su Real animo para obrar en esta acción como tan justo y chrístiuno 
principe ayudando a este Intento el que muchas Ciudades del Reino a n 
reclamado a las posesloncf; que se Intentaban tomar por los thenientes del 



r 



FBL1PB IV S95 

conde y qne el titulo y priailegio de estas mercedes esta trancado y bal- 
nerado por la Bepugnancia qne an echo ganando algunos autos de rebista 
en el consejo y si bien espera el Reyno lo mismo en la contraicion que al 
presente a echo a Don Gaspar de sotomayor y en la nulidad del titulo que 
tiene Intentado en el consejo todavía pareció dar quenta a Vuestra Mages- 
tad de todo para que en atención a tantas y tales Ra9oaes que justifican 
la causa y derecho del Reino tenga su pretensión amparo y protepcion en 
la de Vuestra Magestad que con su Real clemencia mandara lo que fuere 
seruido cuya católica persona guarde nuestro Señor como La christiandad 
a menester. Madrid y mayo 29 de 4 646. «= Hay cuatro rubricas. =La car- 
peta dice lo siguiente: «El Reyno 29 de mayo 4 646. =Señor.= Significa a 
Vuestra Magestad los y nconben lentes qne resultan de que tenga efecto la 
merced que Vuestra Magestad higo al conde Duque de San lucar de un ofí* 
cío de Regidor en cada una de las ciudades y Villa de boto en cortes con 
facultad de nombrar theniente y de que el sucesor en su casa le tenga en 
ellas, y de Hauer pleito pendiente en el consejo sobre esta materia y puesto 
contradicion a D. Gaspar de sotomayor su theniente en la ciudad de sala- 
manca a quien le toco por suerte. i) == Hay una rubrica. = Manuel Cortijos. 
=A1 margen: He mandado que corra la determinación dcsto en una Junta 
particular en que concurran el [nquisidor General, Presidente de Hacienda 
Don Diego de liano Los licenciados D. Francisco de rrobles Villafane y Don 
Bernardo de Ipenarrieta, y que se lleuen a ella todos los papeles que hu- 
biere en la materia, y assi podra el Reyno acudir ante estos ministros pi- 
diendo lo que fuere de justizia. = Rubrica. ^^ Vista. ^fechas las ordenes. 

Arobiro Roneral odntral.—Ci]nara de Ca8tilla.~Lefl:ajo 160. 



Documento núm. 999. 

Prórroga que el reino otorgó en 2 de Octubre de 1646 del servi- 
cio de los nueve millonea en plata basta fin de 1650, y condi- 
ciones con que se concedió. 



Habiendo visto el Reyno el papel de su Illostrisima el señor Presidente 
del coBssejo sobre la propossicion de la prorrogación de los nueve millo- 
nes y ser muy justo que estos fídelissimos Reynos continuando el amor y 
Lealtad de su Rey y señor natural sirban continuadamente pues son las 
canssas urgentes que aora mueben la Ragon en los años pasados de seis- 
cientos y treinta y ocho se empego este seruiQio, tanto mas se deue abra- 
zar su prorrogación quanto los subcessos posteriores la califican por ne- 
cesaria pues obligan ya las inbasiones de enemigos de esta corona a desa- 
sosegar la grandeza de su Magestad y principe nuestro señor cuyo estado 






1 



S96 DBL 1>0DP.R CIVIL EN ESPAÑA 

espera La modestia de lo sentido mas qne para e.<tpecÍGcndO'=Y asi es en 
qae se prorrogue el dicho s^rui^io de loa niiebe milloaes de plata que pro- 
pone de parte de su Magestad, el señor Presidente del coQsejb aprouanda 
de nnebo los medios elegidos en los acuerdos del Reyao insertas en la es- 
cñptura sin que sea visto alterarla en cosa alguna antes La reaalida' 
Como también las condiciones conthenidas en las prorrogaciones qne 
deste seruicio se han hecho el año pasado de seiscientos y treinta y nnene 
y los dichos tres años an de correr deade primero de Henero de mil y aeis- 
(íentos y quarenta y cinco y cnniplen en liu de Boiscienloa y qnarenla y 
siete con aprobación y ratificación de todo lo cobrado y que a procedido 
en el tiempo qne a corrido sin concession Y qne asimismo se continne este 
BerDÍ£Ío por otros tres años mas que empegaran a correr desde primero 
de Heoero de seiscientos y qnarenta y ocho y camplen en fin del dicho 
mea de seiscientos y cinqnenta sobre los mismos niedios qne hasta aqm 
han corrido aplicados a este sernicio sin que se paeda usar de otros nin- 
gunos sino es con consentimiento del Hcyno y a las condiciones mencio- 
nadas CD la escriptura aqui referidas se añiden por bia de contrato de este 
seruicio Las siguientes siendo muy ncccsaarias a la conserbacion de estos 
Re y nos. 

1. = Es Condición que cesando las guerras (jne ay dentro de españa 
aya de cesar este seruicio pues es el ñn para qno el Heyno le concedió en 
su principio y prorrogaciones. 

S.^quela Intengion del Reyno no es grauar en este seruicio al estada 
eclesiástico ni tampoco Releuarle en lo que en conciencia y justicia le de- 
niere tocar. 

3. =^ que por quanto el Beyno dio an consentimiento para qne su Hages- 
tad pndiere valerse de dos millones de ducados en ventas de offícios y ae 
presupone que DO solo sea beaeticiado esta cantidad antes consta por tes- 
timonias y certificaciones de los contadores de la Racou y otros inatrn- 
mentos que an procedido de este medio mas de un millón y qninlentos 
mil ducados mas de lo que sa Magestad hauia de auer a cuya causa ay 
pleito pendieote en el consejo para que se declare assi y Las instancias 
que ae an hecho para que se determine no an sido bastantes y todauia se 
ha continuando por diferentes ministros y Juntas la benta de los diches 
orñcios en grande perjuicio de los lugares y vasallos de estos Reynos assi 
por la multiplicación que se ocasiona como por loa pleitos que so introdn- 
coQ=Se pone por condición que la venta de los dichos orflciosa de ce- 
sar, y para ello se a do seruir su Magestad de mandar despachar su Real 
Zedula para que desdo luego cesse y si visto y determinado el pleito pen- 
diente en el consejo ae declare la canttldad que se a beneficiado en mayor 
sama que la do los dos millones de que presto consentimiento el Reyno 
la que pareciere excedo a lo concedido a de ser para aynda a la paga de 
este seruicio n de otros. 



r^ 



PELIPK IV Í97 

4. =sqae por qaanto en el medio doge de los qae se eligieron para pa- 
gar este seraigio se dispuso qae sa Magestad pudiese bender un offígio de 
Regidor acregentado en cada Ziudad villa o lugar en la misma manera 
qae se contedlo en qualquiera de las tres que se an hendido para su Ma- 
gestad y la experiencia a mostrado el perjuicio que se a seguido a las Ziu- 
dades y el que se puede tener si se fuesen continuando estas ventas a que 
es justo ocurrir=:Se pone por condición que en caso que en la determi- 
nación del Pleito que contiene La condición antecedente Se declare la can- 
tidad que a montado demás de los dos millones que se au beneficiado para 
su Magestad que es lo que a de Seruir para ayuda a la paga de este seruício 
en este caso aia de cesar la venta del dicho offício de Regidor acrecentado 
que se presupone que la cantidad que se a beneficiado demás abra lo bas- 
tante para suplij este medio^aun quando fuera mas quantioso y su Mages- 
tad quedara mejor seruido y demás lugares del Reyno aliuiados del per- 
juicio que se les siguen. 

5. =s que por qnanto en el medio trege se dispuso que su Magestad se 
baliere de ochocientos mil ducados en esenciones de lugares y se reconoz- 
co el poco fruto que de esto se a sacado y el grande perjuicio ul Reyno 
particularmente a las cabegas de jurisdicion=Se pone por condición que 
en qualquier tiempo que el Reyno eligiere y hallare otro medio menos 
granoso y que produzga otra tanta Cantidad de manera que su Magestad 
aea enteramente seruido, en tal caso a de c^sar el dicho medio de eximir 
lugares pues ocurre juntamente a la necessidad y al perjuicio que de esto 
se a seguido y sigue. 

6.=que por qnanto se Reconoce La importancia de guardarse las con- 
diciones que se ponen en los sernicios pues seria de poco el preuenirse 
ano se cumple lo en ellas conthenido=Se pone por condición que se an 
de guardar inviolablemente todas las condiciones puestas en el seruicio de 
los veinte y quatro millones y particularmente La nonena del primer ge- 
nero en que su Magestad se simio de dar su Real palabra de cumplirlas y 
se obligo a ellas en conciencia y aora para mas fírmeca de lo conthenido 
en las condiciones de este seruicio se a de seruir su Magestad de mandar 
despachar Zedula en esta conformidad con inserción desta condición y de 
la nobena ia referida. 

7.=que por quanto en la condición sesta deste seruicio se dispuso la 
jurisdicción que el Reyno a de tener para cobrar las penas Condenaciones 
y probeidos de millones para socorrerse de la necesidad y empeño en que 
se alia por no ser efectibos los quince quentos que tiene de consignación 
y que los veinte mil ducados que se le dieron para gastos de la adminis- 
tración no son bastantes para los Salarios y gastos de la comission de mi- 
llones que es quien los dist(ibuic y atendiendo a que toda la atención y 
caidado que en esto se a puesto no a bastado a reparar esta necesidad y 
|ue el efecto de las penas y condenaciones sera pronto a su Magestad aun 



298 DEL PODER CIVIL BN ESPAKA 

eo mas cantidad de la que se prcssupaso baldria.=Se pone por condi- 
ción que su Magestad de aqui adelante se a de valer enteramente de toda 
la parte de penas y condenaciones que estañan aplicadas al Rey no para 
sus gastos y desde luego se le retro^edei]L y en su lugar se a de sernir sn 
Magestad de consignar treinta mil ducados en cada un año en el serni^io 
de millones donde tiene su consignación Los beinte mil ducados que tie- 
ne en si La junta de millones para que desta canttidad y de los quince 
(¡uentos se haiga el Reyno que es lo que necesita para sus gastos forzosos 
entrando en poder de su Recetor general sin dependencia de la comission 
de millones sino que cobranza libramiento y distribución a de correr todo 
por mano del Reyno estando junto en cortes y en el gueco de ellas por su 
diputación de alcaualas de manera que esta a de ser consignación fíxaí para 
que con ellas y los dichos quince quentos pueda el Reyno pagar el empeño 
en que se alia y cumplir con las obligagiones y gastos precissos que tiene. 

8. =que por quanto por la condición ochenta y seis de el qninto genero 
del seruicio de ios beinte y quatro millones se dispone que los ofígios de 
capellán recetor abogados contadores agente médicos y otros que en ella 
se declaran sean mobiblesa voluntad del Reyno y que los pueda remouer 
con causa o sin ella y que las dudas que sobre esto huuiere Las determi- 
ne el Reyno con Iniuicion al coussejo y otro qualquier tribunal, Y por 
quanto la esperiengia a mostrado Lo que conuieno que esto se guarde y 
execute^aes condición a de quedar la dicha condición en su fuerza =» Y 
en quanto al Recetor se a bisto que siempre que diere su quenta se sus- 
penda el exercncio de la dicha Recetoría como lo contiene expresamente sa 
titulo sin que en esto tenga repitigion en justicia que es estilo y lei de 
contaduría como se estila en las thesoreñas generales maestrías de cáma- 
ra y thesoreros de la Reyna nuestra Señora y con iniuicion al consejo y 
a otros qnalesquier tribunales porque solo el Reyno a de conocer de lo qne 
a esto tocare como cosa propia snia para lo qnal se a de sacar Zedula de 
su Magestad en la aprouacion de esta condición. 

9.±=:que por quanto Los gastos precisos del Reyno son mnchos y gran- 
des y el caudal que tiene muy corto y limitado tanto que siendo solos 
once quentos de buena calidad exequibles para el Reyno y las cargas for- 
zosas de salarios ymportan diez quentos y quinientos mil maravedís a 
cuya causa le falta todo lo necesario y mucho de esto se puede Reisediar 
moderando los salarios de los ministros que tiene pues algunos gogan 
cantidades muy considerables y no correspondientes a la ocupación qne 
tienen c=> Se pone asimismo por condición que sin embargo de los nom- 
bramientos temporales n de por vida o con prenil^ios y cédulas de su 
Magestad y de los sálanos que en ellos se les a señalado pueda el Reyno 
reformarlos a su voluntad qne atendiendo a la calidad do las perssonas 
y a las ocupaciones que tienen y a lo que an gemido y sirben y al pro- 
uccho que a esto se sigue procederá con la justificación que acostumbra. 



FELIPE IV 299 

10. saque se gaarde la condición del qaiato genero ochenta y siete del 
seraicio de los veinte y qnatro millones de manera que ningan consejo 
J-anta ni tribunal puedan dispensar Las condiciones de aquel y de este 
seruicio ni en parte ni en todo como alli esta dispuesto. 

\ 4.3CÍ Y assimismo se pone por condición que precisamente aian de con- 
currir quatro caualleros procuradores de cortes en la junta de millonea 
Los qnales asistan por la administración beneficio y cobranza de todos 
aeruicios y que para que nunca falte numero, el Reyno probea de quatro 
Supernumerarios que entren por su antigüedad en las ausencias enferme- 
dades o promociones de los quatro primeros según y como se hi^o el año 
de treinta y tres y que tan solamente en los qnatro supernumerarios ala 
de llenar salario el mas antiguo inmediato y si aquel faltare le sigan los 
demás por sus antigüedades. Y desta condición no obstante que es dere- 
cho del Reyno ejecutoriado, y que actualmente se hace assi a mayor 
abundamiento se a de sacar nueba Zedula de su Magostad. 

42.=qae por quanto se a reconocido Los granes daños que se padecen 
en todo el Reyno con las administraciones de millones por el crecido nu- 
mero de ministros escriuanos alguaciles executores culos agranios son 
Intolerables y-mucho mayor sus excesos de lo que ocasionan Los mismos 
8eruicios=Se pone por condición que las administraciones tocantes a 
millones y los dos millones ({ue administran Los señores del consejo todo 
86 agregue beneficie y cobre por las Justicias ordinarias y comisarios de 
las Ziudades caberas de partido continuando La Jurisdicción en la misma 
forma que esta dispuesto en la condición beinte del segundo genero del 
seruicio de los veinte y quatro millones quedándoles solo á los señores 
del consejo la superintendencia para poder continuar los asientos pues 
por este medio se consigue el aliuio de los vasallos propuesto por el señor 
Presidente y demás asistentes de las cortes en la primera proposición que 
de parte de su Magostad hi^o su Uustrisima al Reyno. 

43.asque los Procuradores de las presentes cortes en que se hace este 
aeruicio a su Magostad ayan de llenar y llenen las Recetorías de los dtchos 
nueve millones enteramente del quince al millar como les pertenece por 
leyes de estos Rey nos pagado a cada uno en su Ziudad la cantidad que le 
tocare en el seruicio de los veinte y quatro millones y pagas de mayo y 
ikoviembre del año que biene de mil y seiscientos y quarenta y siete por 
mitad prefiriendo en la paga a otra qualquier libranza o consignación que 
en el dicho seruicio se hubiere echo o hiciere y se den todos los despa- 
chos y demás recados que para la mexor cobranza y paga fueren menes- 
1«r a satis£acion del Reyno. 

Suplica 

T se suplica a su Magostad que atendiendo al amor con que le sirven 
todos sos baaallos contribuyentes en estos seruigios y a las necesidades 



.1 



300 DEL PODED CIVIL EN ESPAÑA 

le por acruirle padecen ea las voxacioaea que se les iüice para qo 
leoa denido cuoiplimiento los, dichos seruicios se siraa de m 
lardar y camplir laa dichas coadiciones aquí expresadas y las qac 
;aen las escrituras de tos dichos seraiuios y prorrogado oes pa 
to consiste tn niaior parte de la conservación de esta monarquía, 
carpeta. ^Primero Acnerdodcl Reyno sobre el serbicio do los i 
ilíones. 

Archivo Ednenil oeotral.— Cimara de Castilla.— Iiefrsio ISS- 



Documento mÍM. 1000. 

ouerdo del reúno de 2 de Octubre de 1646 , prorrogan 
servicio de la extenai^n de la alcabala da lo arrendable ; 
^undo uno per ciento en lo vendido haata 1690. 

Atendiendo el Reyno a los aprietos ea que se alia la Real hacieo' 
L Magostad y a los grandes e Inmensos f^aslos qne ta han sobret 
n tantas guerras como asi dentro y fuera de espana y que todos le 
gtos qne a hecho el Beyno no an sido vastantes para ocorrir a ti 
ntes y precissas necesidades, pues el ser tan notorias obligo al Re 
inceder de nneuo a su Magestad que el seruicio de estension de la 
da en lo arrendable por ño del año passado de seiscientos y qnan 
10, y el segundo uno por ciento, de lo hendible en que después se 
igo el año de seiscientos y quareata y dos y que oÍ no solo son lo! 
os pero mayores y la fidelidad y amor de estos Rey dos el propio y 
'e uno para acudir con prontitud a sernir a su Magestad que con 
icomodidad de su Real persona y de la de su altera alia ea la caí 
que a esta causa el Illustrisimo Don Juan chnmacero y carrillo 
jnle del consejo en nombre de su Magestad a propuesto al Re^ 
rorrogacion del dicho seruicio de la exteosion de la alcauala y ni 
ento Hasta el año de seiscientos y ^inquenta para que en el tiempo 
)n el semillo de los veinte y quatro millones es en prorrogar el 
trnicio de la eiteuslon de la nueua alcauala de lo arrendable y dt 
el uno por ciento de lo I>endible para que corra en la forma y en 1 
is y efetos qne se concedió y se coaticne en la escritura que se b 
niñee de lebrero del año passado do mili y seiscientos y qnarenta 
en el acuerdo y escritura de subrrogacion otorgada en tres de Jnl' 
lismo año Por tres años que corren desde diez de Heaero de seise 
quarenta y claco y cumple en lia de seiscientos y qnareuta y sie 
irouncion y ratlBcacioo de todo Lo cobrado y qne a procedido dest 
icio ea el tiempo qne a corrido sin concesión Y qne asimismo se 
ae por otros tres ados mas qne comiencen desde primero de Heni 



FELIFE IV ' 30.1 

seiscientos y quarenta y ocho y cumplen fin de seiscientos ,y cinqueuta 
en los mismos efetos y con las calidades y condiciones conthenidas en la 
escritura que el Reyno otorgo deste sernigio el dia y año referidos sin al- 
terarlas cosa alguna exceto en las limitaciones y declaraciones y condi- 
ciones siguientes. 

4.=Que su intención no es granar en este seruicio al estado eclesiástico 
ni tampoco eximirlo de la parte que en el conforme a justicia y conciencia 
le pudiere y deuiere tocar. 

S.saqae se guarden y cumplan las condiciones del serbicio de los veinte 
y quatro millones que disponen que los arrendamientos se hagan por me- 
nor procurando que cada lugar se arriende a una persona porque de lo 
contrapo se defrauda el intento de las dichas condiciones y se expone la 
rrcnta n las quiebras que se experimenta y se imposibilitan los naturales 
a entrar en ellas que a sido de tanto perjuicio a la Real hacienda y a los 
vasallos de su Magestad. 

3.=que por quanto ni en la concesión de este seruicio ni por otra con- 
dición alguna del se permiten encabezamientos inbol untarlos y no se 
pueden hacer comforme a derecho y todauia las Justicias en muchos lu- 
gares del Reyno le an obligado a que contra su voluntad se encanecen en 
este seruicio obligándoles a ello con bexaciones y molestias, se pone por 
condición que solo se encanecen los Lugares que de su voluntad lo qui- 
sieren hager y no mas pues las leyes tienen dada forma para la cobranza 
de los que no quisieren encauegarse, y esas deuen guardarse en este ser- 
uicio como se hage en las alcaualas antiguas del Reyno, por esta ragon se 
den por ningunos todos los encauegamieatos involuntarios que se hunie- 
ren hecho. 

i.ssque se guarden las condiciones siete y ocho puestas en el seruicio 
de los nuene millones que trata de los officios de los ministros del Reyno 
dtt la misma manera que si aquí se expressaran, que asi mismo se guarde 
la condición sesta del dicho seruicio de los nueue millones que trata de 
Retroceder a sa Magestad Las penas y condenaciones, que en su lugar su 
Magestad se a de seruir de consignar al Reyno treinta mil ducados cada 
año para su caudal de la manera que en ellos se contiene que también se 
pone en este seruicio como si en el se expresara. 

5.B»[ con condición que de la conccssion de este seruicio se a de dar el 
quince al millar en la forma ordinaria. 

6.s=I se pone por condición que por los grandes inconvenientes y per- 
juicios que so a rreconocido contra los pueblos y en particular contra los 
pobres en que pasen adelante las ventas de tierras valdias se a de servir 
su Magestad de mandar despachar zednla para que desde luego en ade- 
lante cessen las dichas ventas preuiniendolo con todo rigor y ordenando 
en ella no se admitan memoriales ni peticiones en que se pidan las dichas 
ventas. 



j 



-j 



.1 



7.^1 coa qae la adniiaislracion do estos seraicios do encane^ 
las ziudades corra por bis justicias y coa qae cesando las gaeiras < 
paña cesscQ (hay dos lineas nitis con qne concloye el doconieiito, p 
tameote ilegibles á causa de liaberse humedecido eu esta parte el 
doctnnenlo, con lo cual se ha destruido la tinta). 

ArohÍTO (reneral oentral. — Cimara de Castilla —Letckjo 159. 



Documento ni5m. lOOi. 

Acuerdo del reino en 8 de Enero de 1647 consintieado 
S, M. pudiera valerse de las medias anatas de juros e 
oho año, y prorrogando un millón del décimo repartic 
to y el de los 300.000 ducados de la jomada de 8. 1 
haciendo servicio de un millón de plata con las condic: 
de la cdncesión. 

que por quanto Su Magestad Dios le guarde mobido de las muchi 
oesirlades que ocassioaan Los eDemigos de esta» uoronus propone al 
no qne para la campaña presente deste presente año, de mil y seise 
y quarenía y siete nocessita le sirba cou algunos medias eficaces pal 
y nuodelloses Las medias anatas de Juros deste dicho año y couoc 
elReyoo sermuijastoacndiral seruiciodesu magestad y sa propi 
seruacioa es ea al^ar La condición pnesta en el seruicio de la estens' 
la alcanala por el año pasado de soiscienlos y quarenta y dos para e 
seiscientos y quareuta V siete quedando en lo de adelante en su I 
y vigor, daudo su Magestad satisraciou a las parles ynteressadas 
misma forma que hasta aquí lo a hecho, o en otra que sea mejor, 
casso que su magestad su balga de alguna cantidad de las medias t 
considerando que se sirbe de rreserltar quinientos mil ducados par 
dellos se de satisfacion a los mas necessitadoa que son obras pias 
giones Biudas y perssonas pobres, y quesle caudal se distribuye : 
Junta de ministros que asisten en estas Cortes, y atendiendo a q 
cumpla mas en forma La satisfacion sseguo la mente de su magest 
las mas urxentes necessidades, pone por condición deste seruicio qi 
dichos quiuientos mii ducados se rrcpartau cou ygualdad en las ca 
de provincia que tienen eonsignacion de Jaros según y como el Reyn 
parte los seruicios con proporción de los juros que ay situados en 
partido y de loque a cada nuo tocare lorretengael thesorero della, ' 
se forme una Jaula del corregidor, dos regidores o Jarados doni 
nbiere y un bccLoo anciano a los quales a de nombrar La justicia y 
miento encargándoles que Sean los mas justos en vida y cestumbreí 
pbispo n deán, n otra dignidad, y assi mismo un canónigo para qi 



:\ 



FKLIPE IV 303 

todos eioco se forme la dicha Janta )[)ara distribuir el caudal que le perte- 
neciere a la dicha cau^ga de prouiucia ea las dichas obras pias y personas 
necessitadas como sa magestad manda Y de hanerlo hecho asi dea quenta 
a su magestad en la Junta Superior de ministros de su magestad a cuyo 
cargo a de estar el tomarla de todo lo obrado en la dicha distribución Y 
de este modo considera sse ajustara mojor en cada caneza de pronincia Lo 
que toca pues no es possible que enteramente lo pueda conseguir La Junta 
ni noticiar Las necesidades yoteriores de las prouincias ni que los Pobres 
dellas tengan caudal para benir a esta corte a rrepresentarlas pues jnu- 
chos por no bauerle tenido an desanparado sus Haciendas dejando do go- 
gar La merced que su Magestad hace, y con la dispusicion referida se dará 
la mas cumplida satisfacion que su Magestad desea y con la clausula 
referidcv biene eu este seruicio por esta bez y año de mil y seiscientos y 
quarentaysiete. 

I con declaración que la yntencion del Reyno no es granar el estado 
eclesiástico ni tampoco eximirle de lo que en conciencia y Justicia le de- 
uiere tocar bien entendido. 

I en el seruicio de un millón del décimo rrepartimiento con que su ma- 
gestad manda se le sirva es en que se haga como su magestad Lo pide con 
calidad que sea sobre los mismos medio se ynpusiciones que oy corre sino 
fuere que las Ciudades Canecas de partido propongan medio que sea mas 
laborable a su alibio y a la Real Hacienda que en tnl.caso se a de permu* 
tar y si alguno dieren los ynteresados a quien se consignare no se pueda 
nssar del pues considerando el augmento de su útil se pressuponeD tra- 
cen cossas muy senssibles a los contribuyentes y el Reyno muy jastamen- 
te deue mirar por su conseruacion siendo tan del seruicio de Dios y de su 
magostad, y porque con esperiencia se a uisto que hasta oy algunas pro- 
uincias no an acabado de pagar el quarto y quinto rrepartimiento deste 
seruicio y en las mas pingues deuen sétimo y octano y noueno. 

Suplica a su magestad que lo que consignare deste seruicio sea sin Li- 
mitación de tiempo sino que pase este décimo rrepartimiento a los anos 
susequentes en los mismos medios y disposiciones que oy corren porque 
assi sera menos sensible y grabóse a los bassallos de su magestad. 

1 en quanto al seruicio de los trecientos mil ducados mitad plata y 
mitad ed bellon, concede a su magestad por este seruicio, y para su xor- 
nada trecientos y quarenta y cinco mil ducados de vellón con los quales 
a de quedar su magestad satisfecho y pagado de las Reduciones Balga 
mas o menos y le concede por este año de seiscientos y quarenta y siete, 
y por aora en los mismos medios que a corrido y corre, y porque se a 
visto que de los años pasados de seiscientos y quarenta y cinco y seiscien- 
tos y quarenta y seis aun do se an podido pagar rreparti mientes hechos 
en las canecas de partido por la ynposibilidad que an tenido sus cobra u- 
^as=3sepone por condición que asi el Reyno diere a su magestad de don- 



304 



DEL PODEU CIVIL BN ESPAÑA 



de salga la cantidad de los trescientos y qaarenta y cinco mil ducados Lo 
pueda hacer. 

I en qnanto al sernicio naeuo del millón de plata que su magostad pro- 
pone al Rey no para el gasto desta campaña atendiendo a la proporción 
con que la piedad de su magostad es seruido de mandar al Reyno le^assis- * 
ta con ssolo lo precisso, es de parecer se conceda y asi sirbe a su mages- 
tad por el con un millón y trecientos mil ducados por los yntereses de la 
plata con los quales a de quedar su magestad enteramente satisfecho y pa« 
ra su cumplimiento le consigna y elixe los medios siguientes. 

El Primero es la benta de offícios que generalmente se a hecho por con- 
sentimiento del Reyno que según el presupuesto montara tres millones 
poco mas o menos Los quales ofQcios es manifiesto aberlos comprado sus 
posehedores por menos balor del que merecían sus precios y muchos de 
los compradores Los an pasado por bentas a terceros en que an ganado 
sumas considerables terciando y doblando el caudal que dieron en las 
primeras compras y asi tiene por justo cargar a todos generalmente una 
quarta parte con esta distinción que a los que an hendido con beneñcio la 
paguen también del acrecentamiento y asi an passado a dos tres o mas 
terceros como a sucedido en muchas partes y en todos a sido con ganan- 
cia en cada parte se les eche la quarta con que jusga desta extensión a de 
gratificar este medio solo un millón y en quanto a los que se mantienen 
en las primeras compras poseyéndolas sus perssonas sus hixos o herede* 
ros no se les a de cargar mas que la quarta solo. 

1 asi mismo an de entrar en este medio y por ostensión deste sernicio 
Los estancos pues muchos an comprado en precio tan moderado que es 
menos del balor que a tenido en un año su aprouechamiento a los quales 
dexa al adbitrio de su magestad para que se les cargue lo que pareciere 
justo. 

Otro es el de las tierras baldías y rrealengas arboles y montes de los 
quales se presupone estar hendidos otros tres millones antes mas que me- 
nos y incurren los dichos compradores en la misma lession que los de los 
offícios y en las mas partes destos rreynos con escessibos términos en com- 
pras y medidas y assien la forma referida se a de estilar con estas bentas 
lo mismo que con las que compraron offícios dando sus quartas partes Los 
primeros compradores como los de las bentas que parecen hauerse hecho 
a terceros con augmento. Czetuando en este medio Los offícios que las ciu- 
dades o billas ubieren tanteado de sus Rentas propios o adhitríos con fa- 
cultad o sus capitulares an comprado. 

que atendiendo al bien publico es mui cierto Lo abran hecho assi para 
consumir Los dichos offícios como para mantener los necessarios a «u ad- 
ministración y seruicioporque las tales compras no an de quedar obü^- 
das a pagar cosa alguna. 

I a todos los demás compradores asi de tierras como de offícios cum- 



% 



I 

m 



f 



FBLIPB IV 305 

plieado con la paga de las quartas partes por esta aez Les a de quedar per- 
fectas sus beatas y su Magestad no a de poder bolaerse a baler ni el Rey* 
^ no de lession por ningan casso ni derecho que para ello tengan Saibó sir 

las Ciudades o lugares destos Reynos ynteressados lo tantearen aora den- 
tro del termino de la ley en tal caso lo puedan ba^er y no de otra manera 
y ante todas cossas an de pagar al poseedor todo el ultimo precio que pa- 
reciere haner dado a su magestad estimando o baluando para ello las me- 
xoras que estubieren hechas para lo qual an de Hacer paga Real a satisfa- 
cion del ynteressado y de otro modo no lo an de poder yntentar ni perci- 
uir por ningún derecho que conforme a las leyes o costumbres Lo ynter- 
pongan y asimismo en quanto a las tierras que tomaren las ciudades billas 
o lugaresí ayan de ser para el publieo y-comun y no para otro ningún efecto 
ni propiedad. 

y para quesea con mas suauidad y menos sentimiento la cobranza des- 
tas quartas partes se a de diuidir en tres pagas La primera en dos meses 
de pla<^o quanto quiera La pudieran Hacer de Contado, pues consta ni Rey- 
no ser los dichos compradores Los mas Ricos o poderosos en las repúbli- 
cas La segunda en seis meses de pla^o y esta 3e les yra tolerando hasta el 
tercero en que a de estar todo pagado, y en el tercero otros seis meses en 
que se yra supliendo en la misma conformidad de suerte que en beinte 
meses quede perciuido todo el caudal y con los dichos resguardos y for- 
ma en su cobrao^a quedaran mas gustosos los que an de contribuir Las 
dichas quartas partes. 

I para que aya quenta y rra^on de todo lo que este seruicio produxiere 
se a de sernir su magestad de mandar a los ministros a quien se encarga- 
re den quenta de todo Lo que benefíciaren a los contadores del Rey no en 
la forma mas conbeniente para que en ella espresamente se tome la rra^on 
y quenta y no en otra parte y asimismo Los contadores La an de tener de 
los ministros que su magestad elixiere para este efecto y Les an de pedir 
por pliego Lo que por mayor y por menor se fuere beneficiando hasta que 
enteramente este cumplido todo el seruicio y lo que mas montare Lo apli- 
ca desde luego al tercer seruicio que tiene botado de los trecientos y qua- 
renta y cinco mil ducados de la jornada porque si deste aumento que pre- 
supone pudiere salir la dicha suma es su boto y parecer se rreleue a las 
canecas de partido esta carga y sino subsiste Lo rrebalida en la forma 
que lo tiene botado. 

1 con declaración que su yntencion no es granar el brago eclessiastico 
en cossa alguna en este millón ni en el aotecedente del décimo rreparti- 
miento ni en el de los trecientos y quarenta y cinco mil ducados de la 
jornada ni tampoco exssimirle de lo que en conciencia y justicia le deuie- 
re tocar bien entendido. 

1 con condición que del seruicio del millón del décimo repartimiento y 
del de los trecientos y quarenta y cinco mil ducados an de Henar entera- 

ToMO VI 20 



1 



jcaaalleros procuradores de las presen- 
)r leyes desloa rcynos pagado a cada ano 
os veinte y iiaatro millones oa las pagas 
9eDlD año de mil y seiscieatoa y quareota 
;odo lo librado y qne se librare, 
y forma qae da ea los medios coocede el 
oa sin que se pueda alterar en cosa alguna. 
lcíoq cobranza y paga de los medios elixi- 
<r la comisión del Rcyno de la adminisira- 
asislir l.os quatro Caualleros Comisarios 
lelaciones en qaanto al cumplimiento del 
:sertta a la sala de mil y quinientas para 
ilimicuto mas en forma y seroício de su 
vil la santo. = Rubrica. 
-C¿num do Cutilla.— Iieevo Ue. 



UTO NÚM. 1002. 

Snero de 1647, de que en su primera 
Boordado los servícloB. 

Señor. 

año passado de 1646 íué seruido V. M. 
ite del consejo mandándole propusiesse al 
¡áia anata de juros para este pressenle año 
iuto repartimiéulo de la jornada de V. Ha- 
de quiebras de mtlloaes y un millón de 
os qnarteles del exer^ito de Aragón, y aiu- 
I hombres de negocios Las qualea remitió 
ido assi por escrito camode palabra qnan- 
¡vedad se rressolulease lo que V. Magostad 

lar estimación lo que V. Magostad mandó 
m Real mano de que abrebiasse en los ser- 
lor lo que instaban las ocassioaes pressen- 
nidado y< vixilan^ia con que V. Maí^cstad 
isernacion de estos sus Rcynos venciendo 
ecido se junto oy que os el primer dia que 
tratar de lo qne V. Magostad mandaba con 
lo lo que Tuesso en su mayor seruicio y 



PEI.IPB IT 307 

BsioDes aun de votar solo un Bernicio de me- 

DingUDD de los reFcridos se dilataba machos 
Bíialar dia para determinarle no valiéndose 
vs Los a dispnesto sin salir do la sala de las 
i qae se a hecho eo estas cortes siruieudo a 
cioD del DU millón del décimo reparl i miento 
1 la jornada de V. Magostad I prestando con 
jOstad se pueda valer de las medias anatas de 

t6k~. í h agiendo ser üi^io a V. Magostad de 
ledios y s^nn y en la forma que se contieno 
) mandará V. Hagestad ver y darse por bien 
a que el Reyno siempre slrue a V. Hagestad y 
;«. ^Madrid 8 Henero 16(7.=llay cuatro ru- 
to a los quioientas mili dnádos qnc se han 
anatas de Juros para obras pías rrelÍKÍones 
idra cada Voa de las Prouinuias cnniar in- 
:o3 connontos de Monjas y persaonas necem- 
a que con esta noticia se hagan las resernas 
)s adhertira que tengan onuiados los ¡DrormoG 
.hril, en lo que loca al seruicio del Millón del 
informo con lo que propone el Reyno. y con 
|ue lo qne se consignare sea con limitazion do 
e disponer lo que sea mayor aliuio del Beyno, 
1 le he menester en plata por auerse de con- 

Otra monfeda y assi dispondrá el Reyno que 
ue los medios que se me proponen para su 

Justicia y perjuicio de Terceros y seria mo- 
esados es menester que el Reyno como se lo 
Ds qno produzcan esta cantidad sin alzar la 
ininze al millar se cumplirá al Reyno la mer- 

conformóme on qae la administrazion de los 
ion del Reyno con asistencia de tos quatro 

esto por aora, y en la forma rreferida aceto 
1 Reyno el affccto con que se ha dispuesto ha 
iforme a lo que sienpre he cspcrimentado de 
1 rdhrica. —Ka la carpeta se pone lo siguiente: 
=Señor. = Da quenta a V. Magestad de qne oi 

a juntado después que besao su Real mano 
techo el acuerda inclnsso sirviendo a V. Ma- 
Icl un millón del décimo repartimiento y 300 

y de que V. Magestad se valga de las medias 
haciendo seruicio a V. Magestad do no milloD 






(« B*. »^ 



t^^ 



r V 






f'.< 



^í 



."^ • 



8^v 






li- 
te* . - 



>*• ■ 









M' - . 









» / 



r^ . • ' 



{./- 



308 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

de plata.==Rúbrica.=En Madrid a 45 de henero K)47.=Visto en el Reyno. 
= Manuel Cortijos. 

ArchÍTO (reneral central.— Cámara de Castilla. — I^eRajo 159. 



Documento núm. 1003. 

El reino en 19 de Enero de 1647 contesta á las objeciones que se 
hablan formulado en vista de los anteriores acuerdos. 

Hauiendo considerado Las ordenes de su Magostad en la rrespuesta de 
los seruicios hechos, es de parecer que la condición puesta en el de las 
inedias anatas que apela sobre el modo de la distribución de ios quinien- 
tos mil ducados de la Refacción que su Magostad (dios le guarde) manda 
se de a los yoteressados que son obras pias combentos pobres y biudas se 
buelba a poner para que sse destribuya La dicha Refacción en la forma que 
el Reyno la puso por ser tan justa y que mira al consuelo unibersal délas 
prouincias y ya que ssientan el grauamen de la media anata con que con- 
tribuyen sus naturales y vecinos se manifíeste en ellas la piedad de su 
Magostad y pues su Real seruicio no se embaraza en esto y se mexora la 
satisfacion. 

Y en quanto al seruicio de los trescientos mili ducados de la Jornada 
para que su Magostad, se pueda baler dellos en los asientos que se están 
efectuando los concede llanamente como hasta aquí se a hecho y en los 
mismos medios sin alterarlos en cosa alguna y por esta bez y año de mili 
seiscientos y quarenta y siete. 

Y en quanto al seruicio de el millón nueuONde plata que aula concedido 
en los medios en el expresados y no en otro modo == Atendiendo a la or- 
den que su Magostad se a seruido de Remitir al Reyno oy diez y nueuc 
del corriente y la que el lllustrisimo Señor Don Juan chuma^ero y carri- 
llo presidente del consejo en su Real nombre a embiado y conssiderando 
ser muy justo socorrer y prebenir los daños de esta campaña que Biene y 
que no se embaracen los disignios=es de parecer que se sirba a su Ma- 
gostad con el medio que manda perpetuando ciento y treinta mili ducados 
sobre el sigundo uno por ciento de la extenssion de la alcauala en la mis- 
ma forma que en las domas conccssiones se a hecho que aqui expressa 
como en ellas se contiene =. con calidad que no sse haga ni pueda hacer 
repartimiento inboluntario a las caberas de partido ni a las personas de 
sus Jurisdiciones ni prouincias de ningún estado ni calidad que sean= ni 
las dichas prouincias queden obligadas a cosa alguna mas que a contri- 
buir loque les tocare en lo Reditual. 

Y con calidad que de los medios de las Rentas de officios y tierras bal- 
días su Magostad no se pueda baler sin consentimiento del Reyno y que se 



i 



FELXPiS IV 309 

a bisto ser ninguao el medio dado de las quartas partes de tierras y offi- 
cios y estancos que se ofreció para este Millón de plata. 

Y con calidad que sa Magestad a de quedar enteramente pagado de di- 
cho millón de plata y solo se aya de balcr para el de la dicha bcnta de los 
dichos cieato y treinta mili ducados de Renta aqui expresados. 

T con calidad que este seruicio ea cesando las guerras aya de quedar 
obligado su Magestad a Redimirle de su patrimonio n de otros caudales 
que posea en consideración de auer ssido concedida esta extensión de al- 
cauala por el tiempo de las guerras y no mas. 

T con condición de que la intención del Reyno no es granar al estado 
eclessiastico indenidamente ni tampoco eximirle de lo que le deuiere tocar 
bien entendido. 

T con condición de que de este sernicio se aya de dar a los procurado- 
res de las presentes cortes el quince al millar que les toca por leyes de 
estos Reynos. 

Suplica 

De los muchos yncombenientes que se an ofrecido en la benta de ofñ- 
cios es en el que mas se reconocen al seruicio de su Magestad y al Reyno, 
el de contador de millones que cobrando los derechos que por sus titules 
se les permite y los que an añadido con la mano poderosa que tienen en 
los lugares en algunas montan tanto como los mismos seruicios, porque 
de tomar la Ra^oa de las Rentas de millones que administra el Reyno y el 
consejo en cada paga Ueban (roto el papel) Reales y por cada rrenta diui- 
diendo la del bino aceite vinagre carnes y rrastreado aunque sse com- 
prehendan en un arrendamiento y de cada Ramo cobran dos Reales, y lo 
\ mismo estando en administración, y de tomar la rra^on de las pagas que 

\ se ha'gen medio Real aunque no sea de paga entera. 

También cobran dos Reales en cada tercio del primero y segundo uno 
por ciento de lo hendible y dos de lo arrendable separándolo en tres ren- 
tas y cobrando de cada una y medio Real de la ragon de cada carta de 
pago. 

Otros dos Reales llenan de Cada lugar de los Repartimientos que se an 
hecho Para la Jornada de su Magestad y otros dos de lo que les toco de 
compra de Juros y medio de la carta de Pago. 

T siendo la obligación del Reyno seruir a su Magestad con tantos ym- 
puestos para socorrer sus necessidades, es de grande Pena que esto sea 
causa para cargar de nueuo a los subditos por los derechos que se aumen- 
tan en beneficio de los que exornen el ofñcio de contador y para Remedio 
de tan crecido daño, Suplica a su Magestad se sirba de conceder facultad a 
'todas las ciudades para que puedan consumir estos offícios y repartir en- 
%relos lugares comprendidos en la thessoreria la^cantidad que a sa Ma- 
jestad dieron que con poco mas que montan los derechos que an pagado 



\ 



1 



BEI, PODEn CIVIL BFÍKSP.SXt 

I para satisfií^cr al comprador y quedaran libres de carga 
I salarios que se pagaa de luilloaea ccasarjn en beneficio de 
para la baeaa admiaistracioa de las sisas los escnaanos de 
n la queata de su valor y Recoxan las cerlificaziones y tes- 
mitaD al Beyoo los balores de cada pa^ en la conrormidad 
■ates qaese iatrodajesen los oficios do coatadorcs. ^ Ha- 
le villa sao le. = Rubrica. 
TOErmersl oeutral — C&m&rk da Cutillft.— Lemijo ISO. 



Documento número.^ 1004 y 1005. 

n del reino de 31 de Enero de 1647 sobre detalles 
D asunto. 



leyno hipo en treinta y uno de Henero d« este año de k G47 a la 
fu Mageitad fue leruidti dar a consulta que el lltyno hipo en 
I prorrogación del un millón del deeirno repartimiento trefien- 
0» de la Jornada y prestando consaitimienta para lis medias 
■os de esle pressente año, y hacitndo íervipio de un millón de 



[o la respaesla que su Magestad Dios le guarde se simo de 
o en particular en los tres puntos de resserba do los «ini- 
ados de medias anatas do Juros del modo de benerigiar los 
mil ducados de reota sobre el segundo uno por ciento y 
c no se toque«n las quarlas parles de ventas de ofScios y 
erando los inconvenientes que ai en que se tome otra for- 
licnciasqne se signen a sn Magestad y sus vassallos de 
r sijja como esta acordado, es de parecer se Qombren qua- 
Dmissarios, los cuales por consulta representen a su Ma- 
es que ai, y que cu díTcrentes ve^cs se au votado en esta 
el Reyno=Y assimismo las propongan y dea a entender 
ente y señores ministros para que mas bien sean oídas y 
: conozca el desseo que el Reyuo tiene de acudir coa igual 
lio de la necessidad de su Magestad y aliuío y consuelo 
I, y en esta conformidad, es, se guarden las condiciones 
ichos ser a icios. 

Supplicn 

e las necesidades de cada día en los dueños de juros son 
la piedad de su Magestad va en aaniento le supplica el 

isoruas de este año de solsuiontos y cuarenta y siete sean 



FBLIPB IV 3J4 

trdnta y seis mil dacados qne ea la misma cantidad qtíe 
sserbo, porque sera de grandissimo descoasuclo quando 
oralibio qaeeste se lirailc^Hanael Cortijos devilla- 



ro de este año hi^o el Aeino a Vuestra Mageatad consalta 
:1 acuerdo qse tomo con visla de la rrespuesta qne Vues- 
sernido dar a la que tii^o en 8 del dicho mes sobre la 
. nn milloa del décimo Repartimiento el quinto de los 
lucadoa de la jornada de Vuestra Mageatad y conaenti- 
medias anatas de Jaros de este año y haciendo aeruicio de 
lia aegua se contiene en loa acuerdos qne el Reino hi(o 
idos que buelue a las Reales manos de Vuestra Uagestad 

Responder. 

os quinientos mil dncadoa que ae an de Reseruar de las 
ara obras pías qne el medio de Juntas propone el Reino 
; Porque los Juroa^ne eatan aituadoa sobre Rentas Reales 
solo naturales de cada provincia Porque no ay duda que 
JOS tienen Juros en seuilla cordoua y granada y los de 
:ias loa tienen en otras a que no pueden proneer las Jnn- 
que propone el Reino y en las Resernas qne asta aora se 
rme mis ordenes siempre lo an sido los connenlos de Re- 

1 de todo el Reino obras pías de cantinos y otras y esta 
Ifí entendido ymporta ciento y beinlo quentoa ciento y se- 
1 dnclentoa y sesenta maravedís con que bieno a ser mut 
edado a arbitrio de la Junta qne a tratado desta materia 
ernado con particularea noticiaa Resernando algunos coo- 
osoa en alguna parte Capellanías y otras obras pias bin- 
;anos caualleros particulares por tener toda su hacienda 

poder mantener, y teniendo esta materia el corrienle di- 
idose hacer nouedad en la rreserna de ospitalea y con- 
iosas que yuportau los ciento y lie'uite qnentos ciento 
dncientoa y beinlc y ocho maravedís dichos para lo qne 
ento de los quinientos mil ducados seria cosa de gran 
eslía acer nouedad y asi se executara lo que tengo Resuel- 
1 condición que trata do la cuenta de los ciento y treinta 
Henta cu el segundo nao por ciento de la extensión de la 
se aga ni pueda acer Reparlimienlo ynboluntario en esto 
coaa alguna y o bol un taña mente a las pronincias y comu- 
conpra de Juros deale millón do plata pero en el Repartl- 
inlares por ser esto R^alia que me toca la reserno en mi 
como roas conncnga=eD lo qne toca a que no se pueda 



M% 



DKL PODER CIVIL BN ESPAÑA 



baler del medio que el Reyno propusso >Para la paga del millón de las 
quartas partes de las cuentas de ofícios y tierras baldías no usare de mas 
medio del que se a permitido de justicia a que atendere por el bien de mis 
basallos como lo hago siempre == en quanto al quince al millar que se pi- 
de por el nueuo seruicio del un millón de plata al Beyno puede estar cier- 
to le are merced como se lo tengo ofrecido, en el ultimo punto de consu- 
mir los oücios de contadores de millones y rrepartir en los lugares con- 
preendidos en la tbesoreria la cantidad que dieren los conpradores me 
conformo con que los repartimientos que para esto se hicieren no secon- 
uiertan en otra cosa dando quenta primero al consejo o parte donde toca- 
re y con estas calidades acepto estos seruicios y ordeno al Reino otorgue 
luego las escripturas. 

4.s=el motivo principal que tuvo el Reyno fue que la distribución de 
los quinientos mil ducados de rreseruas se rratease en las diez y nuene 
Prouincias y que a sus cauegas de partido acudiesen todas las necesida- 
des pues en ellas estaran enbebidos ios dichos ciento y beinte qnentos que 
se asienta distribuye Vuestra Magostad fíxamente con que no se quita ni 
enbara^a lo Justo desta distribución y^n quanto a lo que rresta y suplica 
de nueuo el Reyno en el acuerdo yncluso Parece que en su distribución 
quanto quiera que sea tan corta se ara con toda propiedad en las necesida- 
des corriendo por la Junta de la caneca de prouincia pues esta mas inme- 
diata a ellas y en lo que mira a las necesidades de los que en propios tér- 
minos asisten en Burgos teniendo sus juros en seuilla, se representad 
Vuestra Magostad que la Junta donde asiste la persona como bocino y que 
le consta su necesidad a de dar Pliego con que justifícandola ligitimamen- 
te se le a de reseruar a donde tiene el caudal y en esta conformidad se a 
de entender en las demás prouincias en que se ofreciere lo mismo, y añá- 
dese que estas necesidades se barian con el tiempo pues puede hauer Juro 
que lepossea el ligitimamenie necessitado y que por accidente de uenta o 
herencia pare en el poderosso y en esto tendrá mas inmediato conocimien- 
to la cauega de partido y assi al que tuno ayer ragon de Resema no te- 
niéndola por la bariacion Referida entrase otra necessidad en su lugar y 
también en esta conformidad se a de estilar en todas las canecas de Parti* 
do donde se ofrecieren semexantes cassos. 

ofrécese mas Representar a Vuestra Magostad el consuelo que sera en 
todo el Reyno obrándose a un tiempo esta satisfa^ion pues desde el año de 
635 a que padecen sus naturales y hocinos el seruigio de las medias ana- 
tas i regular que por no ser común le sienten con sumo desconsuelo. 

^.==La distribución de los ciento y treinta mil ducados de Renta el Rey- 
no tuno entendido siempre que la ynteucion de Vuestra Magostad no fue 
se hiciesse por repartimiento ynboluntario asi en sus Prouincias como en 
sus hocinos y esto mismo aseguraron mioistros de Vuestra Magostad al 
Reyno y por esta causa correspondiendo el millón a solos cien mil duca- 



»LIPB IV 313 

licíos se a estilado creció treynta mil mas 
idamente sia hacer í;eDero de bexacioD y 
itra Magestad y la del Reyao es toda nna 
I qne tiene puesta en este particnlar paes 
ecer a Regalía de Vuestra Magestad. 
I el Reyno propusso de las quartas Partes 
id dicho serai^io el Reyno acepta la mer- 
aido haberle de no usar de mas medía del 
lUes liauieado pedido el Reyao los dos mí- 
agestad en los dichos medios, y teniendo 
odo conelnaso del rosulkira lo que Vuea- 
esta parle como lo tiene mandado y en el 
tad mande se guarde la dicha condición, 
millar de eatoa aernicios acepta el Reyno 
1 se úrae hacerle y suplica mande decía- 
le y en todo lo qne mas fuere de sn Real 
'O de tG47.^EIay cnatro rubricas.^ En la 
íe^o ("de Hebrero 1B47, =Señor.^Da 

qne se le ofrece a la Ressolucion qae fne 
e hiqo en 19 de llenero de eate año sobre 
oncedidos Por el Reyoo^aMannel Cortit^os. 
laotoalos qninicntos mili dncados que 
las para obras pias rreligiones y personas. 
13 en gracia que yo hago y para que se re- 
;an las necesidades y asai se ordenara que 
ü>ien a la Junta rrelacion de las personas, 
ion de los ciento y treinta mili ducados de 
íta lo que tengo respondido y pretende el 
I forma con la declaración que iiazemos se 

no se ussara de mas medio del permitido 
en cuanto se hará justizia y en perjuicio 

eu la qnarln que toca al quince al millar, 
íclararo la merced. =^Rubñca.E'Bn Ma- 
leo el Reyno. =Rnbrica.» 
-Cioiara do Cotilla.— Le<fajo 150. 



34 4 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

Documento nóm. 1006. 

CSomunicación del reino de 19 de Febrero de 1647 

acerca del, mismo asunto. 

4. 
I 

Señor. 

En primero de este mes hi^o el Rey no a Vaestra Magestad consulta dan- 
do qnenta de lo que se le offrecia a la rresolncion que fue seruído tomar 
a la que higo en 49 de Henero de este año sobre los quinientos mil duca- 
dos de la Resserba de juros, y venta de los ciento y treinta mil ducados 
de renta para el millón de plata, y quartas partes de los offi^ios y tierras 
yaldias a que Vaestra Magestad fue seruido responder. 

En quanto a los quinientos mil ducados quo se reserba n de las medias 
anatas para obras pías, Religiones y perssonas pobres, esta condición la 
ponéis en gracia que yo hago, y para que se reparta en todas las prouin- 
cias según las necessidades, y assi se ordenara que las ciudades y aiunta- 
mientos, en bien a la junta Relación de las perssonas que la tubieren. En 
la segunda sóbrela distribución de los ciento y treinta mil ducados de 
renta para el un millón de plata Lo que tengo respondido y pretende el 
Reyno es todo uno, y assi en esta forma con la declaración que hacéis se 
execute. En la tercera sobre que no se ussara de mas medio de el permiti- 
do en justicia en los dos millones en esto se hará justicia y en perjuicio 
de ella no puede auer condición. En la quarta que toca al quince al millar 
hecho el computo del seruicio declarare la merced. 

Habiendo recluido el Reyno la Ressolucion de Vuestra Magestad couti- 
nnando lo que a hecho en todo lo que se a ofrecido de su Real seruicio a 
venido en lo que Vuestra Magestad manda excepto en quanto a la condi-- 
cion que pusso en el consentimiento que dio para que Vuestra Magestad 
se pudiesse valer de las dichas medias anatas sobre la forma de la distri- 
buicion de la Resserua de los dichos quinientos mil ducados para obras 
pías. Religiones y perssonas pobres por aliarse obligado a instar a Vaestra 
Magestad mande se guarde por las rabones y cansas que tiene insignua- 
das en el acuerdo que buelbe a las Reales manos de Vuestra Magestad que 
mandara lo que mas convenga. Madrid 16 de Hebrero 4647.== Hay cuatro 
rubricas»=>=En la carpeta dice asi: aEl Reyno 46 de Hebrero 4647.= Señor. 
>s Da quenta a Vuestra Magestad auerse conformado con la Resolución que 
fue seruido tomar sobre la venta 430 mil ducados para el millón de plata 
y quartas partes de ofíicios y tierras valdias y quince al millar y hace ins- 
tancia, para que Vuestra Magestad mande se guarde la condición que tiene 
puesta en la rcserua de los 500 mil ducados de las medias anatas. »=: Hay 



i 



tel Corti^os.^ Rabrica.^Al margea: aenbiense las 
niocias, como lo tengo mandado, qae a la juDta or- 
iteDcion a ellas y sobre eate pnnto do se rrepliqao 
I a poner eo execacion el otorgamieDto de laa escrip- 
i.= Rubrica.^ lin Madrid a 19 de hebrero 46*7.= 

rftl eentrel.— CiniM» da Oaslill».— I.eg«ji> IB9. 



Documento núm. 1007. 

S de Febrero de 1647 acerca de la manera 
rtnar la comisián de millones. 

'■ 26 Tebrero tm. ^Acabo de Reciair nn decreto de 
iteque dice assi. Haniendoae de nombrar aora Pro- 
ae asistaa en la comisión de millones ea el ínterin 
), y estando dada forma para so elección por cédala 
idado y ordenado, qae sea hechando suertes cutre 
3, teniendo Yo atención a lo que coouiene, que no qe 
que ea jnsto que todos los procuradores de Cortes 
9a, qae también lo ban merecido. Ele resuelto y 
nente ae haga esta elección por suertes, como lo dlft- 
y qne sea luego sin admitir votos aunque sea de 
nodo de elección sino la dispuesta. VoS dispondréis 

propondrá oy en el Reyno para qae assi lo execate, 
I Consejo oy martes 26 de febrero 4647. = Francis- 
. = Ilubrica.^En la carpeta dice: Señor Presidente 
ero )ei7. = Eii Madrid a 2T de fcbreroí6t7. 
ftl oentral.— CimiTii de Cutí Un.— Legajo 109. 



)OCUMENT0 NÚM. 1008. 

artes en 30 de Octubre de 1648 para tra- 
concernieates á la cristiandad y otras para 



racia de dios Bey de Castilla de león de Aragón de 
salea de Portugal de Navarra de Granada de Toledo 
de Mallorca de Sevilla de Cerdeña de Cofdova de 
(aon de los Algarves de Alxeclra de Gibraltar de bs 
lyndías Orientales y Occidentales yslas y tierra 



346 DEL PODER CIVIL BI} ESPAÑA 

firme del mar Occeano Archidaqae de Austria Duque de Borgoña de Bra- 
vant y Milán Conde de Aspurg de Flandes Tirol y Barcelona de Vizcaya y 
de Molina &.* Concejo justicia Regidores Caballeros Escuderos oficiales y 
hombres buenos de la muy noble y muy mas leal ciudad de Burgos cabe- 
za de castilla mi cámara ya^ sabéis como en las cortes que últimamente 
mande convocar y se propusieron en veinte y dos de Hebrero del año pa- 
sado de mil seiscientos y cuarenta y seis se hi^o saver a los Procuradores 
de las Ciudades y Villas quen nonbre destos Reynos vinieron y se halla- 
ron en ellas el estado que las cosas de la Christiandad y las particuiares 
de mis Reynos estados y señónos y el que mi hacienda y Patrimonio R. te- 
man y abiendo sobrevenido nuevas ocasiones de gastos con las alteracio- 
nes de Portugal y Cataluña que siempre se han continuado y las de Ñapó- 
les y Sicilia y otros acidentes y las grandes y forzosas ocasiones de gastos 
que he tenido en defensa y seguridad destos mis Reynos y de mis subditos 
y naturales dellos juntando en la tierra y en la mar gruesos exercitos y ar- 
madas procurando la defensa y ensalzamiento de nuestra santa fe y obe- 
diencia de la santa sedeen cuya consideración se me otorgaron diferentes 
servicios que cumplen por el mes de Agosto del año de mil seiscientos y 
cincuenta y porque para disponer los asientos generales del que viene 
conviene que proceda su prorrogación y para este efecto y otros que fuesen 
convenientes a mi servicio y al bien destos Reynos Paz y seguridad dellos 
he acordado de tener y celebrar cortes generales destos Reynos asi para la 
prorrogación de los dicbos servicios como para las cosas Universales y 
particulares dellos para que entendáis y sepáis más particularmente lo que 
después de las Ultimas Cortes ha sucedido y el estado en que se hallan las 
cosas de mi monarquía hacienda y Patrimonio Real y las otras de la Chris- 
tiandad cuya defensa me toca tanto como saveis y ver tratar conferir y 
praticar todo lo que conviene proveer y atenuar para vien y Veneficio pú- 
blico y para su execucion por esta mi carta os mando que luego como os 
fuere notificada juntos en vuestro Cavildo y ayuntamiento según que lo 
tenéis a vso y costumbre antes de proceder al nombramiento de Procura- 
dores de Cortes o hecbar la suerte para la elección dellos: haréis acuerdo 
para que se les de poder bastante y decisivo como vos le tenéis sin limita- 
ción ni moderación alguna y le otorgareis según y como se hizo en las tres 
Ultimas Cortes y hecho aréis la elección o nonbramiento de los dichos 
Procuradores de Cortes en quien concurran las calidades que deben tener 
conforme las leyes destos mis Reynos y les deis y otorgeis el dicho vues- 
tro poder decisivo y bastante para que se hallen presentes ante mi en la 
Villa de Madrid a los Diez dias de Diciembre deste año para tratar de los 
dichos servicios y entender praticar conferir otorgar y concluir por Cor- 
tes todo lo que en ellas de mas desto se propusiere pareciere resolviere y 
acordare convenir con apercivimiento que os hago que si para el dicho dia 
no se hallaren presentes los dichos vuestros Procuradores o hallándose no 



FEUPE IV 317 

1er decisivo y bastante cod los otros Procuradores 
lara las dichas Cortes se Ibonaa y huvieren veaido a 
DÍr y ordenar lodo lo que se huviere y deviere hacer 
aviene al servicio de Dios nuestro señor y bien destos 
forma y manera como si todos se hallaran presentes 
:íra Carta oa tuere notiñcada mando a qual qaier Es- 
para esto faere llamado de al que os la mostrare tes- 
iianera que llaga fe. Dada en San Lorenzo a Treinta de 
liacientos y quarénta y ocho años, =^ yo El Hey. = yo 
retarlo del Rey nuestro señor la fice escrebir por su 

nidpalde BursoB.~Atado L*, niimeroBO.— Ciad*d, 



DOCUMBNtO NÚM. 1009. 

leída al reino en 20 de Febrero de 1649. 

ros Procuradores de Cortes que os halláis aquí pre- 
otorio por las cartas convocatorias que para ello se 
udades y villa destos Reinos el fio para que el Rey 
lo Juntar aquí y para que os halléis mas enterados y 
inocimionta conferir disponer y resolver lo que en- 
irdesQ mayor servicio bien coman y conservación 
I se confia de vra. grande ateacton y celo de tales Va- 
an brebemente los grandes y nuebos dispendios y 
1 los poderosos esfuerzos que so sabe hacen los ene- 
a para acometer los Reinos y Señoríos de su Mag.d eu 
}or obligación de vra. propia coaservacion y defensa 
para reprimirlos y asseguraros de sus Violencias. 
a por la noticia qse tobo eo las ultimas cortes que se 
issado de seiscientos y cuarenta y seis el estado de 
consumo qne so tubo della y de los otros servicios 
ivian hecho, la gran parte que faltaba para poder su- 
ex^esivos gastas que se ofrecía hacer en tantas guer- 
ipaña como fuera de ella. 

caussan los accidentes que de nuebo an sobrebenido 
. Emperador ha ajustado en Alemania coa las coronas 
1 os son vastantemente not.oa pues desembarazados 
1 guerra se sabe y es sin duda se valdrán de las fuer- 
n ella contra nossotros lo qnal obliga a sumo cuidado 
lyores y nws poderosos esfuergoa que hasta aqui y 
buscar medios promptos de hacienda para poder ha- 



34S 



DEL PODER CI?1L EN KSPANA 



9er los preparamentos y reclalar los exercitos para ressistir y oponerse a 
sas dissiaios prevenir las placas y castillos y poner en defensa las fron- 
teras en todas partes tanto en la parte de Portugal como en la de Catalana 
pnes siendo como es tan notoria la esterilidad y poca disposición qae da 
por su naturaleza aquel terreno para poder mantener los exercitos es for- 
zoso que todo lo necesario se conduzga y llebe de acarreo lo qual nunca 
se podra conseguir faltando el caudal como se dexa veer. 

Quan gruesas y poderossas ayan pido las armadas de mar que estos 
años se an aprestado y salido a navegar en oposición de las del enemigo 
(que no an sido de menor fuerza) también es notorio y las gruesas sumas 
que en esto se an consumido y son menester respecto de los crecidos gas* 
tos que se ha^en tanto en la fabrica de Bagelcs como en las le\as de gente 
de mar y soldadesca Artillería y otros differentes géneros de que se com- 
ponen semejantes armadas para poder navegar pelear y resistir el ene- 
migo como lo han hecho estas armadas en las costas de España y Italia 
estos años passad os de qae a resultado hallarse menoscavada lanrmada 
on mucho numero de Vareos assi de alto bordo como de galeras y otras 
embarcaciones de menor porte que es forzoso volver a fabricar para con* 
servarla y tenerla en pie por lo que de ella se necessita para la conserva- 
zion y defensa de los Reinos y estados de su Mag.d en todas partes. 

La Paz con Olanda se a ajustado como sabéis y para cumplir lo que se 
ofreció por ella es menester sumas grandes. 

También os es notorio que las provisiones que estos años se an hecho 
y remitido a tlandes an sido mayores y mas effectivas que en los tiempos 
passados siendo aquellos mas descansados que estos que oy mas que 
nunca convenga augmentarlas fácilmente lo persuade la razón pues ha- 
llándose francesses tan vecinos con tantas plagas dentro del Pais sus 
fuerzas desembarazadas no admite duda que uniéndolas procuraran aco- 
meter poderosamente aquellos catados, y que para defenderlos conven- 
dra crecer nras. fuerzas muy considerablemente por los medios que fue- 
ran mas útiles para conseguirlo y para esto es necessario dinero conside- 
rable porque de otra manera no sera posible labrar aquellas provincias y 
consiguientemente todos los otros Rey .os y estados de su Mag.d porque si 
una vez dominasen aquellas provincias (sin poderles resistir) harían lo 
propio de lo restante de esta Monarquía y assi conviene hacer todo lo po- 
sible para socorrer aquellos Paysses hasta el ultimo aliento como cossa 
en que va el todo de nta. seguridad y alcanzar Vna Paz honesta y de re- 
putación por lo de adelante. 

Ñapóles y Sicilia ya se save el cuidado que devieron dar destos Reinos 
tan dependientes de aquellos accidentes la promptitud con que se acudió 
al remedio de aquellos alborotos, las gruesas sumas de din.o que se remi- 
tieron para poder restituir en autoridad la justicia y lo que se necesita para 
flofensa suia y de sus personas y haciendas siendo forzoso suplir de la de 






* 



FBLIPS IV 319 

a y se necesita en qao también es fuerza 

able. 

sabe) se halla Indefenso por averie fultado 
Reinos de Ñapóles y Sicilia la importanuia 
idad de todo lo restante de Italia también 
rerle y poner eo pie qq numeroso exercito 
;ado se goverao alli y se socorrió la pla^ja 
cion de las armas de su Mag.d assistioselo 
. lo que vasto y asai se hnlla el crédito de 
palaljra dol Marques de Caraceaa su Gover- 
qae do J usticia se babran de satisfacer, 
cantidades qne se an remitido a Alemania 
idor pero todos saben ol travajo y apretado 
I Mag d Cessaria, sos enemigos en aquellas 
á le a procurado socorrer desde acá como 
de sn conservación se signe la de toda la 
emente ante la de los estados y Reinos de 

1 lo que en el snslento de la cassa que dexo 
gloriosa memoria) se a consumido pero to- 
derablea a que no se ba podido faltar tanto 
a socorrer el Señor Emperador como por no 
is'criados medios de qne poderse sasleotar 
iencias de sn Mag.d qne an Ido de acá. 
a los embajadores en Alemania Inglaterra 
artes donde residen ministros de su Hag.d 
en se sabe que no son excusables y qne es 
la demás de los otros gastos que traen loa 
para el mejor encaminamiento del servicio 
¡os mira macho y es de snma ymportancia 
a aumento y conservación suia a que no se 

cchos por mar y tierra qne crecen tanto y 
3S de Monedas condnciones della intereses 
bres de negocios no a olvidado sn Mag.d 
i interiores del Reino pneseon tanta pro- 
dado por beaeRcto común a la dotación de 
las cassaa Reales salarias de Ministros de 
icias y los demos de justicia, las guardas de 
ivalleros Portugueses y catalanes devido a.- 
bles en que se an consumido y consumen 
rdinarlos con que sirvo el Reyno. 
> que el Reino tiene, y después de sn Real y 



1 



320 DEL PODEB CIVIL SU RSP&ÑA 

paternal sentimieato en medio de los caidados y descomodidades que an 
saasado a sa Real persona los travajos de la guerra eiiMoiendose varias 
veces a reaistirla taa de cerca, y avieodo dado a las matberias del Go- 
bierno y de justicia la aBsisteDcia necesaria, sin qae los maiores travajos 
del coraffon aian suspeodido ai por nna ora el despacho en beneficio de 
9US vassallos con admiración de los que le assislen y sirven qnisslera ali- 
viar al Beynode las coatribaciones y llega a tanto su piedad y amor a 
BUS Vassallos qne qaando se hallan las cosas nniversaies en el estado 
que se sabe ha maudado el Hey nro. S.r que se le alivie como se a hecho 
de los estancos de Goma Polvos aznles y Pimienta que por las admiulstra- 
ciones qne aa tenido innumerables ejecutores molestaban los pueblos 
poniendo en esto el remedio conveniente. 

También se airvio de mandar que el repartimiento de quiebra de millo- 
nes gravosso en el Heyno se moderase la qninta parle en los lagares qne 
corría por repartimiento y en lo qae deven atrasado se tomo medio conve- 
niente en favor de los pueblos. 

Assi mismo mundo su Mag.d que cesasse como a cessudo el tribnto de 
los dos por ciento de lo arrendable que importaba seiscientos mil ducados 
al año encargándose de dar salisraccion a los factores a quien estaba con- 



Tambien a mandado su Mag.d reducir la Media anata al estado de sns 
principios quitando el nuebo cresímiento, y en lo que solía contribuir tan 
aliviado que ya no lo pagan pobres, mercedes y alivios que su Mag.d a he- 
cho al Reyno dignos de grande estimación y rendido agradc9Ímieoto. 

Como el Rey nro. Señor a hecho estas mercedes al Reyno de su propio 
motu quissiera hacerle otras mayores en sn alibio pero como no puede 
faltar a la obligación de su oficio de Rey y defensaa de sus vasallos vien- 
do el apretado estado que tiene todo el orgullo de los enemigos de esta 
Monarquía, las maquinas y prevenciones que ha^en en su daño, los acci- 
dentes que se ofrecen y cada dia se saben de los extranjeros a mandado 
convocar estas Cortes para proponer al Reyno que aora mas que nunca se 
deven bajer mas esfuergosi que con ellos se deve prometer reprimir estos 
intentos y conseguir ana buena paz y sin esfuerzos y socorros y tales que 
vean nuestros enemigos el coraron, valor y promptitud con que se ha^en 
ai la paz se puede esperar ni assegurar la defensa de esta Monarcbia. 

Finalmente se offre^e otra ocasión de gasto no de pocas cantidades pero 
la mas feliz qne en el estado presente puede ofírecerse a estos Reyuos, 
que es la venida de la Reina nra. Señora y pues esta venida junto con lo 
que se ha referido del estado de las cossas y neccssídades qne se offre^en, 
es la mas urgente y apretada que se an en su tpo. offre^.ido pues eu ella 
va la conservación de la religión católica la venida de la Reyna nra. 5.*. 
La paz que de esta buena gnerra se puede esperar. La defensa de estos' 
Reynos y do tas cassas propias, &1 Rey nro. Señor os lo propone y fíando 




I 



) 



FBLIPB IV 324 

de vra. nativa antígaa y gran lealtad amor y celo con que siempre le ser- 
vís se promete que con atención a lo referido cuidareis y os desvelareis 
para hallar medios del socorro de tantas necessidades cumpliendo en esto 
con el servicio de dios nro. Sr., con la obligación de servir a tan gran Rey 
que tanto os ama con la sangre con que vertisteis en castilla, de la deffen- 
sa de las cassas ppias. y de los naturales de los Keynos y finalmente con 
lo qne deveis dessear y procurar veerlos en paz de quietud y sosiego. 

Acavada de leer la dha* proposición ios Procuradores do Cortes de la 
ciudad de Burgos y los de Toledo se levantaron en pie y a la par comen- 
taron a responder a su Mag.d y comentaron a hablar primero los de Tole- 
do y su Mag.d los mando callar y dijo Toledo hará lo qne yo le mandare, 
hable Burgos con lo qual los Procuradores de Cortes de Toledo pidieron 
por testicnonio el mandato de su Mag.d y los de Burgos assi mesmo le pi- 
dieron y su Mag.d mando se les diesse y oon esto, Don Juan Fran.oo de 
Salamanca eatando^l y los demás Procuradores de Cortes en pie y descu« 
biertos respondió en nombre del Rey no a la proposición lo siguiente. 

Señor, inestimable favor es para estos Rey.os que vra. Mag.d se aia ser- 
vido de mandarles dar parte ^éi estado de su Monarquía, y del que tiene 
la haz.da y Real Patrimonio de V. Mag.d y aunque sienten vivamente los 
grandes empeños, es de mucho consuelo y aliento se aian cansado en sus- 
tentar tantos, tan poderosos exercitos y armadas por la exaltación de la 
iglesia defenssa de tan dilatados Rey.os y especialmente por la quietud y 
seguridad de los de Castilla que se ao conservado en paz y justicia en esta 
común y fatal agitación de la Europa quando Y. Mag.d diere licencia se 
juntaran estos cavalleros, y continuando su antigua fidelidad y ^elo trata- 
ran de la prorrogación He los servicios, buscando medios como asistir a 
los catholicos intentos de Y. Mag.d a que también offrecen sus haciendas 
y vidas esperando que muy presto gomaran de la paz universal que tan 
efficazmente les va disponiendo la suma y R.l prudencia de Y. Mag.d 

En acavando de Responder a su Mag.d Don Juan Fran.oo de Salamanca 
a dicha Proposición, dijo su Mag.d al Rey no. Yo os agradezco lo que me 
aveís dicho y la boluntad que mostráis a mi servicio que es la misma que 
tenia entendido de vossotros y de la fidelidad con que estos Rey.os me 
sirven y espero lo haréis aora como lo piden las ocassiones y tratareis del 
remedio y socorro de mi hacienda y del estado en que están las cossas y 
do la del servicio de nro. S:t y bien destos Rey.os qae es lo que mas des- 
seo, juntaros eis con el Presidente y assistentes todas las veces que fuere 
menester que yo os doi para ello licencia. 

Con lo qual su M.d se levanto de su silla y se entro en su aposento acom- 
pañado de los mismos que quando salió y luego salieron los señores assis- 
tentes Y el Reyno les volvió acompañando hasta la posada del S.r Presi- 
dente todos en coches. 

é 

Condeso de los Bipntados.-^Códioe8 de las Cortes de Casulla. 
Tomo YI 21 



1 



NTO NÚM. 1010. 



31 de Diciembre de 1654, para tra- 
al eerricio y de otras cosas para el 



Dioa Bey de Castilla de León de Aragón de 
Portugal de Navarra de Granada de Toledo 
rea de Sevilla de Cerdeña de Cordova de 
)3 Algarves de Algecira de Gibraltar de las 
Islas y tierra firme del mar océano Arclii 
:goBa de Vravante y Milán Conde de Abs- 
la Señor de Viccaya y de MQÜna et3., Con- 
'os Escaderos oflciales y hombres buenos 
i\ ciudad de burgos cavcza de castilla, mi 
ortes que ultimameotc tube y celebre en 
!sado de mili y seiscieuloa y quarcata y 
te de llebrero del. se hijo saber a losPro- 
llas que en nombre de estos reynos binic- 
tado qne las cosas de la christiandad y las 
los y señoríos y el que mi hacienda y Pa- 
:e tan apretado como entonces se significo 
sas ocasiones de gastos que he teoido en 
lis Beynos y de mis subditos y Naturales 
tierra y en la mar gruesos ejércitos y Ar- 
a me otorgaron diferentes servicios que se 
a la Paz y seguridad de estos Royóos qne 
¡ene proveer y ordenar en lo adelante, he 
)rtC3 generales de estos Heynos asi para la 
:ios como para que entendáis y sepáis mas 
s de las ultimas cortes ha subcedido y el 
isas de mi Monarqnia hacienda y Patrimo- 
itandoselas necesidades y aprietos con la 
Cataluña ilandes y Italia Hevelion de Por- 
ratar conferir y praticar y resolver todo lo 
lar par^ el Vien y Veneficio publico, V assi 
a luego como os fuero notificada Juntos en 
o según que lo teueis de vso y eostnmbro 
ínto de Procuradores de Cortes ó echar las 
iréis Acuerdo para que se les de poder bas- 
neis sin limitación a1»una como se h¡^o en 
becho el dicho Acuerdo arete la dicha elec- 



iichos prooaradores de cortes eo qnien cpa- 
en tener conforme a las leyes de estos mis 
licho vaestro poder dicesivo y Vastante para 
li en esta Villa a los qnince de llebrero del 
tos dichos servicios y eoteoder practicar 
■oncluir por cortes todo lo que en ellas de- 
<e y acordare combeair con apercibimiento 
:ho dia no se hallaren presentes los dichos 
tadose no tubierea el dicho vuestro poder 
Iros Procaradores de estos Royaos qne para 
Vbiereo Venido a ellas, mandare concluir y 
e y debiere hacer y entendiere que combie- 
Bcnor y Vien de estos reynos ile la misma 
S se hallasen presentes, y de como esta mi 
do a qaal qaier escrivano pablíco qne para 
esto Tuere llamado de al qne os la mostrare testimonio signado en manera 
qne haga fe. Dada en Madrid a treinta y nao de Diciembre de mil y seis- 
cientos y cinqnenta y quatro.= yo El Rey.^ yo Antonio Carnero secreta- 
rio del Rey unestro señor la flce escrebir por sn mandado. 

— Lsgftjo 2.", atado 1.*, núm. 61.— 



Documentos números 1011 Á 1022. 

Lo que paanba en las ciudades y villaa de voto en Cortes coa 
motivo de la elección de los procuradores y autorización del 
TOto decisivo. 

Cortes de 1655. 

Sevilla. El asistente, conde de Villahambrosa, acusa en 49 de Enero 
<tolGB5 el recibo déla carta del presidente del Consejo ordenando dis- 
ponga, qne los procuradores qne hubiesen de asistir á las Cortes que se 
convocaban, se tiallasen en Madrid para ii do Febrero, con poder líaeúíuo, 
en la forma qne se liabía hecho eu las Cortes antecedentes, «y que eslo sea 

con toda brevedad y con apercibimiento de qne no permitiera se hiciese 

pfeilo honenaj» ni se diese iaslruccián aparte.»— ha cédula al conde de Vi- 
llahambrosa llevaba la feclia de 31 de Noviembre de 1^54, é ibarefrenda- 
d» por el secretario Antonio Carnero. 

En iti de Enero ofrecia procurar que para el miércoles 3 de Febrero, 
tcudria vencidas alasdilaciones y dificultades qne introduce en este cabil- 
do 1» aprensión que tienen algunos particuUircs del que quien más asegu- 
ra el sor elegido para entrar en suertes de procurador de Corles es el que 






k' 



324 DEL PODKR CIVIL m CSPAÑA 

más se opooe y diticalta el porler decisivo; pero al cabo la precisión de las 
órdenes de S. M. les quita el arbitrio y espero que no será necesario lle- 
gar á la ejecación de ellas.» 

En 7 de Febrero, en efecto, servíase el conde de Villab umbrosa del ex- 
traordinario que despachó al señor conde de Peñaranda, presidente de In- 
dias, con las condiciones del asiejito de avería, para anunciar que el 8 que- 
darían nombrados los procuradores, advirtiendo que era la primera vez 
que la ciudad votaba el poder decisivo sin haber hecho súplicas ni de ne- 
cesitar de demostraciones violentas por el asistente. Después añadía de su 
mano, que D. Juan de Lara, que sería el procurador mayor, había obrado 
en esta materia con el afecto y actividad que debe, y al mismo tiempo lo 
recomendaba para que se le honrase, por habérselo representado así el 
asistente. Acompañaba además una carta de Lara al limo. Sr. D. Diego de 
Riaño y Gamboa, en que se ofrecía enten mente el mejor servicio de S. M. 
Sin embargo, los procuradores nombrados fueron D. Jerónimo Federigui, 
alcalde mayor, y Tomás de Torres y Ayala, jurado. 

En 9 de Febrero el conde de Villa hnmbrpsa comunicaba el resultado de 
la votación del 6 en el cabildo, y mandaba nota nominal de los 33 capitu- 
lares de 60 que habían votado el servicio, para que S. M. los honrase en 
las ocasiones que se ofreciesen. 

Soria, El corregidor de Soria, después de avisar en 23 de Enero el re- 
cibo de la ejecutoria, manifestó en 30 del mismo mes que, habiendo hecho 
cabildo para el poder decisivo con 45 votos hasta los 4 4 que votaron, los 
seis de ellos negaron el servicio, y los cinco le concedieron; y viendo que 
los cuatro votos que faltaban estaban los dos de parecer de negarle y los 
otros dos de concederle, y que por un voto no se conseguía, levantó el 
Ayuntamiento para volverle á juntar. Pedía, no obstante, se le enx'iase 
cédula como se habla practicado otras veces, para que el poder decisivo se 
diese con graves penas y apercibimientos, ofreciendo no valerse de ella si 
no fuere necesario. Con este procedimiento la ciudad vino en otorgarlo, 
como comunicaba en 3 de Febrero. 

Pontevedra. El corregidor de Pontevedra transmitió la convocatoria á la 
Real Audiencia para que diese las órdenes á las ciudades, con lo que el 
servicio se otorgó sin difícultad. 

Toro. En Toro, el corregidor manifestaba en 92 de Enero, que para que 
la ciudad otorgara el poder conforme á la minuta, era necesario disponer 
primero los ánimos de algunos regidores que dificultaban el darle decisi- 
vo, y esperar además el regreso de algunos que se encontraban ausentes 
ocupados en materias déla guerra, «que estosdías, añadía, anda muy viva, 
con avisos de que el rebelde (el duque de Braganza] se quiere echar sobre 
las plazas de Alcañizas y Garavajales, y si en esta frontera no ae toma más 
forma de la que hoy hay, se despoblará toda la tierra.» En 6 de Febrero 
volvió á comunicar, que la ciudad había dado el voto decisivo á los pro- 







\ ^ 



3«» 
Jiao de Benavidea; no obsta ato, 
)dad, se determinó siíviese la 
abiendo acadído A la Cámara el 
1 regimienta por reaunciaciún 
lo la elección de loa procurado- 
«xto de hallarse Talto de salud, 
la ciudad nombró ea intería 
: le sirviera por el tiempo qae 
is de Cortes. 

itorias y comnoicadas al cabil- 
lo Eaero, por titolo de S. H., á 
i □ con venientes; an pleito entre 
tes, segiin el corregidor D.Clau- 
I Febrero, y la oposición á otor- 
cayó al fin la elección, á peaar 
jO Gabriel de Águila, aun caba- 
Lor Conde de Peñaranda,» y en 
! ni se acordaba de que pudiera 
I esto sin grandes dilicultadía y 
leí n de Febrero, habiéndose 
ición para el 2 de Marzo, contra 
ite, el corregidor asó de sus Ta- 
icerel nombramiento. En su co- 
ttfior haber sabido qoe algunos 
itros de los pleiteantes se escoa- 

Francisco Melchor de Lazó a y 
gran desasosiego la proposición 
I conrereacias, apresuró la reu- 
servicio. Ed su comunicación 
)iego de Riaño y Oamboa: uEslo 
) por esta ciudad. No signiñco á 
despachar correo con esta nue- 
que le sirvo. Hifse tenido esta 
articular. Quiera naestro Señor 

r, D. Diego Fernández de Moya, 
de corta edad. 

la cédula de convocatoria eael 
es acordaron no resolver nada 
ieaen todos los regidores. En la 
D. García de Cotes Morejón ma- 
it voto decisivo, «se comenzó á 



/ ' 









I* ». 



326 DEL PODBQ CIVIL US KSFt^NA 

votar y á negar elgervicio, con que yo, añade el corregidor, levanté el con- 
sistorio pidiendo á estos caballeros lo mirasen mejor, sin dar lagar á qae 
acabasen de votar todos. 9 El corregidor pedía al presidente de Castilla, 
mandase que fuesen con toda brevedad á' Burgos los caballeros regidores 
que estaban ausentes para qub fueran á ayudarle. Gran éstoá D. Jerónimo 
de Urramendi, Ü. Francisco de Arriaga, D. Juan Vélez, D. Alvaro de San- 
toyo y el Sr. D. Prudencio de Riaño, sobrino de V. I., «que aunque algu- 
nos no sé que hayan votado el poder decisivo, tengo por cierto que ven- 
drán en darle por las razones que Uay para ello.» Con este refuerzo ol 4G 
de Febrero reunió de nuevo el consistorio, y habiendo propuesto á la ciu- 
dad alas obligaciones que tiene de ser la primera en la concesión de los 
servicios que S. M. (q. D. g.) pide, y lo mucho que aventuraba en dilatar- 
los,x> logró el resultado apetecido, por lo que en su comunicación del mis- 
mo día suplicaba al presidente diese las gracias «al Sr. D. Juan de Riaño 
y á sus hermanos, sobrinos de Y. I., que me han ayudado en esta ocasión 
como esperaba.» 

Zamora. En Zamora así la brevedad excesiva como la condición del po- 
der, causaron no poca novedad, y el corregidor pospuso esta función po- 
lítica, según decía en su comunicación de 3 de Febrero, á (dos militares 
cuidados que nos causa el rebelde en estas fronteras, tan continuados co- 
mo faltos de medios y de asistencias y socorros pura su remedio.» El re- 
sultado de la votación fué el siguiente: «Los que vinieron en el servicio y 
dar poder decisivo fueron los siguientes: D. Andrés de Miranda, Nicolás 
de Carrión, Francisco Núñez, módico; D. Manuel de Monrroy, D. Luis de 
Valencia, Alonso de Espinosa, Francisco Gonzalo de Silva, D. Francisco de 
Ocampo, D. Alonso Cedrón, D. Francisco Cedrón, D. Francisco de la Cer- 
da: total, 44 ; con los que, como se nota al pie, ase hizo el acuerdo de que se 
diese el poder decisivo como S. M. lo manda.»— «Los que negaron el ser- 
vicio y que no se diese el poder, fueron D. Pedro Ordóñez por el conde de 
Alba de Liste, como alférez mayor; D. Juan López de Valencia, D. Juan 
de Llanos, D., Alonso de Sotelo, Mateo Alvarez, D. Lorenzo del Manzano, 
D. Alonso de Olmedo, D. Pedro Alvarez, D. Pedro Maldooado y D, Mateo 
Monge: total, 40;» á lo que el corregidor añade: «otros dos no vinieron en 
el servicio, el uno dispuse se quedase en su casa y el otro se redujo á no 
votar.» 

Segovia. Los regidores se limitaron en la mayor parte á otorgar el po- 
der en la forma de las últimas Cortes, teniéndolo por bastante. Sus pala- 
bras eran las siguientes: «especialmente para que por nos y en nombre 
de la ciudad y provincia puedan parecer á ver, tratar, conferir y otorgar 
todas las cosas que convengan al bien y beneficio público de estos reinos 
y al sostenimiento, defensa, paz, quietud y conservación íe ello, sus sub- 
ditos y naturales que por mandado de S. M. serán declarados en las di- 
chas Cortes, y consentir, otorgar, hacer y concluir por Cortes y en voz y 



I, partido y provincia y de esloa reíaos 
Y ka otras cosas que por S. H. Faesen 

o su mismo corregidor D. Diego Rubín 
:e excasaron diticoltades. 
alladolid, D. Pedro de Ayala Maoñqne, 
: caavocatoria, mauifestó qae od aqaella 
i los linajes, úendo más dificultoso que 
iHores, no iuleresáudoEe eo ello, aynda- 
aejosoB de no habérseles hecbo las mer- 
s 80 soldados.» Propuso que por el Pre- 
como GG decretó, al de aqaella Audien- 
or en lo que advirtiere para la facilidad ' 
comunicación de 28 de Enero dio cuea- 
lorcs erau mny opuestos á dar el poder 
d de graujearse dos votos que aseguro- 
era, que Labia servido acoa la salisfac- 
íáloE,«ycuya preteasióa había sido un 
para que se diese, más qae se hallaba 
iÍD Moatero, á quiea le estaba orrecida 
a dado. Venciendo muchas dificultades, 
el poder decisivo en los diuiíos D. Jnan 
, á quienes Ayala Manrique recomendó 
3esar de haber conseguido los votos de 

Cámara de datilU.— Cortos (Tarioa). — Lajíft- 



ro NÚM. 1023. 

il reino en 7 de Abril de 1655. 

res de Cortes, que estáis presentes, por 
a ello se escriuieron alas Ciudades, y 
lo notorio el üu para que el Rey nuestro 
para que os halléis con mayores, y mas 
y podáis con mayor deliberación, y co- 
ló que entendieredes puede ser del ma- 
íagestad, y bien común, y conservación 
la grande atención, y zeio de tales vas- 
a que lian tenido estos Reynos, y lo vui- 
:1 año de mil y sdscientos y quareuta, 
ecbo desde el de mil y seiscientos y qua- 



OKL PODKH CIVIL B» BtPANA 

is buenos efectos que se bao consogaido: lo qi 
segurar, mantener y defender lo que se ha rec 
r ha cosas al estado que tenbn antes, y al tie 
imo rompió la guerra; impedir sus disi^nios 
justa, y segura paz; y que vna, y otra Coroo: 
3, y consemelos Reyaos qne Dios le diú, y 1< 
inseu, y gozea de las vtilidades, y C0DaeDÍen< 
la del reposo común, que es lo que el Rey nui 
], y desea, 
de mil y seiac-ientos y qusrenta el Principad 
torio. Y a este taionimieoto se siguió la rebelioi 
Enemigos desta Corona tantas ventajas como 
erras internas en el oora^^on destos Reynos; 
iz pnso et Rey Chrislianissiino el confín desta 
uta la ayuda de Dios, y las grandes, y poderos 
:3, y muy amados subditos, y vassallos han 
1 ido caminando con varios sucessos, auieados 
la ofensa, y defensa hasta el año de mil y se 

todas las cargas, y obligaciones que quedan 
laidado de las alteraciones de Sicilia, y Ñapo 
Estado de Milán, con dos Exercilos, ocupando 
v-fortiücaudole, y presidiándole de esta part 
omercio marítimo, con los puestos de Tortol' 
itoa hazer inexpugnables con el arle. 
D no eran menores los frutos que cogían de 
erras internas, ocupando plazas importantis 
s obedientes, especialmente en la de Flandes. 
o el peso de tan graues accidentes sujetar, ni 
L invencible y natural constancia dol Rey I 
ífuer^o de liazer mayor oposición al Ímpetu de 
il auxilio de Dios, por la intercession de su Ma 
ndo quaotos medios pudieron subministrar el 

ir se profuró por el de la paz, ofreciendo a los 
o de Munstrer Coadicionos de taú gran venta, 
uodo, no solo por la tealiticacion de todos los 
lor los decretas escritos, y impreasos de los Pa 
B mismas de la Francia, y de los mejores, y t 

ito tnuo el Rey nuestro Señor Ministros en Aleí 
ío de mil y seiscientos y quarouta y cinco, ha 
cincuenta. 



en, 1 
ejor 



irtol 
leroi 
de J 
ti OH 



Cape 
«, Fl 



)at¡i 
7 de 
Real 



1 



lo es la del Rey N. Señor crecer, ni aumentar las cootribacionea qpe oy 
¡an estos Reyuos: la de su Magestnd es, que se elíja va medio vnluer- 
, que rinda lo mismo que oy coatribayeo; y qde coa igual proporcioa 
me á los que tienen caudal, y no caiga sobre el pobre meadigo, sobib 
¡oroalero, ofícial, y oirás personas que soio se susteotan del trabajo per- 
i'il. Que en este medio se sobrogoeo las contribuciones que oy se exe- 
;an, que grauao lauto al Reyuo; pues por solo ^as de las sisas de veinte 
[oalro milloues, y dos millonesde quiebras, contribuye casi diec mi- 
aes cada año, y su Uagestad, qnando mas, qo percibe tres müloaes y 
idio, y todo lo demás io vsurpan personas de todos estados, vnós de- 
ido de pagar lo que les toca, y otros cobrando para si lo que coutribu- 
el mas pobre joruaiero, y oüciai; Ileuando esta carga los que do tieneD 
idal, poder, ai mauo para dcxar de pagar. 

loa que se destruye el Heyno, se ofende la justicia, y la igualdad, sin 
Tse hallado medio para eaitar taa grande desperdicio, y que su Mages- 
[ p^ciba lo ntismo quo contribuye el vassallo; con que se huuieran és- 
iado otros de mayor graueza, que los ha ocasionado la vsnrpacion des- 
een trlbactones, y los ba justificado la necessidad. 
;,a de elegir otro medio vniucrsal, y subrogar en él algunas de las coa- 
bucioues que oy correa, no es acción voluntaria, uno obligación de jas* 
ia; pues no puede permitir, ni tolerar el Rey N. Señor, que lo que vnos 
isallos conlribayen, lo vsurpen otros; y que contribuyendo el pobre, y 
lesvalido, se cscuse el mas acomodado. 

Vssi lo ha consultado el Consejo a su Magestad, fundándolo en la obli- 
ÜOD de justicia [con quien se ha conformado) y al Reyno toca la propo- 
ion, y elección del medio, que debo tener las calidades referidas, con 
e se asseguran las prouisíoaes; la defensa desle, y de los demás Beynos 
su Uageslad, en que tan principalmente se hallan interessadoa los ras- 
Ios de Castilla, y también se conseguirá el alioio del pueblo. 
£sto es lo que os propone el Rey N. Señor, y confia que con igaal zelo, 
iciorto, trabajaréis, y discurriréis en estos puntos, de que se dará por 
!D servido, prometiéndose, que viendo los enemigos desta Corona redu- 
as las contribuciones a mejor orden, y que su Magestad tiene vu medio 
), de tal calidad, y sustancia, que pueda disponer los Excrcitos, y Ar- 
das, para la orcasu, y la defensa, abrazarán los medios de la paz; de 
e se ha de seguirla quietud, sosiego, y mayor aliólo doatos Reyos. 
Impreso en poder del autor. 



i Mayo de 1660 p^ira jurar al 
tratar de otras cosas de estos 



V tie Castilla de León de Aragón de 
il de Navarra de Granada do Toledo 
Cerdeña de Cordova da Córcega de 
;ecira do Gibraltar de laa Ulas de 
:cidentalea islas y tierra tirme del 
oque de Borgoña de Bravanle y Mi- 
I y Barcelona señor de Vizcaya y de 
i Cah:illeros escuderos officiales y 
loy mas leal Ciudad de borgoa ca- 
ordado que el Sereniwmo Principe 
ay amado hijo seajarado coaforme 
'edeaCos mis Reynoa, segon y por 
ws y herederos dellos se sueleo y 
3 cosua y negocios de ioiporlaucia 
conservación y defensa deata coro- 
irtes generales de estos BeyDOS,,y 
notificada esta mi carta Juntos en 
I lo tenéis do Vso y costumbre eli- 
en qnien concurran las calidades 
lestos Iteynos que cerca dosto diS' 
)odcr Vastante 'para que se hallen 
I a quince de Jnnio que biene destc 
Je su Ciudad y destos HeyoosJu- 
I Principe como para tratar enten- 
ilr por cortes en nombre desa Ciu- 
e se ofrezca tratar y se propusiere 
:emos que si para el dicho tiempo 
s. Procuradores de cortes y allan- 
s otros Procuradores destos Ileynos 
lámar y binieren a ellas maadare- 
1 hubiere y deviere hacer y enten- 
' Dios nuestro señor y bien destos 
notíüoada mandamos a qnalquier 
llamada que de al que os la mos- 
ne haga te. Dada en Tolosa a ocho 



Xfi DKt. POUtn CIVIL KN ESPAÑA 

deUayodeMUl y seíacientoa y sesenta. =yo el Rey. =^yo A ntoaio Car- 
nero aecrotario del Rey nuestro señor b hice escribir por su rnaadado. 
Archiro manioipalde BurgD*. — LexsJD 3.°. ktade 1.°, iiúm.63. 



Documento núm. 1025. 

Real cédula de 5 de Agosto de 1660 para que no se renuncien 
las suertes de Cortea. 



Concejo Justicias etc. sa ved que haviendo yo sido larormado que devien- 
do beoir a las Cortes con loi Poderes de las Ciudades y Villas los Proüura- 
dores que ellas vbiercu Elejido o por Elcxion o por .■>ucrle Se^uu la Cos- 
lomlire de cada vna la Espcrieuzia a moslrailo, questo no ¡¡e Executa por 
liaucrsc dado Lugiir a (|ue aquellos, a quieo A locado la ayan Veodido a 
otras personas de que aa resultado ÍDuombenicutes que so deven atajar 
por las QU^ociacíoues y tratos que ea esto se pueden ilozer, y se hazeu 
por personas poderosas que solízitan procuraciones para sus Unes par- 
ticulares y no para el Venelicío publico del Hey." y de las mismas ciada- 
des y Villas por quien bieucn que es lo principal por que yo dcvo mi- 
' rar y con esta consideración por decreta mío resolví que de ninguna ma- 
nera se admitan los l'oderes de los Procuradores que eúibiareu Las Ciu- 
dades a las Corte» que teogo mandüdas Combocnr para Jurar al Serení- 
simo Principe Don i^elipe Prospero mi muy claro y muy amado hijo i'.o 
cónlaodo qae son loa mismos a quien hubiere locado la suerte o hubiere 
sido Elejido en primer lugar donde se elijíere, por nombramiento y no por 
suerte, con calidad que si en alguno, coocurriere ympedimento Justo 
para no venir se buelba u hechar la suerte o nombrar según su costuQi- 
bre como si no se hubiera hcehado primero observándose lo mismo para 
io de adelante de Torma que perpetuamente para siempre xamas ymbio- 
lablemente vengan a ser por estas procuraciones los mismos originarios 
a quien hubiere tocado la Suerte o nomicazíon sin que coa ninguna cansa 
ni pretexto puedan traosrcrirlas en oíros eslraños ni en Regidores de tas 
mismas Ziudades aunque ellas mismas lo coosieutan y dispensen y Visto 
el Decreto referido por el mi Consejo de la Cámara me consulto que lo qne 
en el se manda que se reduce a que no se Vendan las Procaraciones de 
Cortes ni se transfieran ui li;ig.iu negocin cianea voluntarias de ellas des- 
pués do hayerse sorteado Sino que las rirvan las personas a quien hu- 
biere tocado la tul Procura/íon o por suerte o por Elezlon tiene mucha 
Combenieucía y que esto mismo esta probcido y dispuesto por una Ley 
del S. Rey Don Juanel secundo que ruepromulg.ida el año de nIH'Rque 



Procuraciones con grabUimas Penas 
r Cédulas para todas las Ciudades y 
ranzia de ella y execacion de las pe- 
prador y Yeudedor que después de 
dicbaa Proc ara z iones, Con declara- 
firvicio u otra ocupación legitima no 
rso'na el Regimiento y. qae por esta 
e poder el propietario servir la Pro- 
dicho Sostitoto. a sa elezion y locan- 
comprelit- adidos en esta prohivicion 
I KO^titüto aotea de haverse hecli:ido 
lado con lo consultado y declarado 
I ordeno y mnndo qae en conformi- 
ioda Cumpla y ex,ecute el dicho De- 
I el dijho mi Conaejo de la Cámara y 
16 orrezicren y todo ello se gnarde y 
idelaute se comiscaren y por lo que 
s y liareis guardar y cumplir y exe- 
mo en ella se Contiene de manera 
ion coD efecto como pregmatica ley y 
liera el Rey.' Junto en Cortes y an- 
'ess.to* y oydores de las mis Audien- 
ÍDÍer mis Jueces y Justicias de estos 
Cumplan y hagan gnardar y cumplir 
1 se coDtieue, que asi es mi Volun- 
o de «1660.» 
im da Castilla.— TkríoB. 



1680 i la ciudad de Burgos, en 
BióQ, mandando elegir los procu- 



es Caballeros escuderos orfluiales y 
muy mas Leal Ciudad de Burgos Ca- 
ae haviendo yo sido Informado que 
wderes de las Ciudades y Villas Los 
do o por la elección o por suerte se- 
aperiencia a mostrado que esto no se 
e aquellos a quien ha tocado la aysu 
resultado incombenicntes que se de- 



ben atajar por las ncg o daciones y truios qse en esto se 
haccD por porsoaaa poderosas qoe aolicitan Procurado 
parlicolarea y no para el Veoelloio pnhlico del Heyno 
Ciudades y Villas por quien biencii que es lo principal p( 
mr, y coa esta coDsideracioQ por decreto mió reaolvi q 
nera hb admitan los poderes de loa Procuradores que en 
des a las Cortes qne tengo mandadas combocar para ju 
Principe D. Felipe Prospero mi muy caro y moy amadi 
qae son los mismos a qaien Vbiere tooado La suerte o \ 
en primer Lngardonde se elijiere por nombra miento, y 
calidad que si eo alguna conteniere ympedimenlo just 
buelva a echar la saerte o nombrar segnn costumbre co 
echado primero observándose lo mismo para lo de adcl 
perpetuamente para impresiones ynbiolablemente. Vei 
procuraciones Los mismos originarios a quien Vbiere 
nominación sin qne con ninguna cansa ni pretesto pued. 
otros estranos ni en Regidores de Las mismas Ciudades 
mas lo consientan y dispensen E Visto el Decreto referi 
sejo de La Cámara me Consulta que lo que en el se mar 
a qne no se vendan Las Procnracioneü de Cortes ni se 
gan negociaciones Volnntarias deltas después de haversi 
las sirban Las personas a quien Vbiese tocado La tal 
sorteo o por elección, tiene mncba conbeuiencia y que 
prevenido y dispnesto por una Ley del señor Hey Doi 
qne fne promulgada el año de mil y quatrocicntos y qn 
prohive la compra y Venta destas Procuraciones con gr 
qne seria conbeniente despachar cédulas para todas la; 
de Voto en Cortos para observancia dolías y cxccucion d 
ympnestas Contra el Comprador y Vendedor qne despv 
suertes vendiesen las dichas Procuraciones, con declai 
Por tener puesto en mi servicio u otra ocupación logitim 
dir ni servir por su persona el Regimiento y que por est 
por sustituido aya de poder el propietario servir la P: 
persona o por la del dicho snstitnto a su elección y toca 
aya de ser de los compre hendidos en esta prohibición 
nombramiento del sostituto antes do lial>erse echado La 
dome yo Confirmado con lo Consultado y declarado poi 
sejo de la Cámara, ordeno y mando que en conrormida( 
cha Ley se entienda cumpla y execule el dicho decreto 
entendido en el dicho mi consejo de la cámara y en el 
casos qne se ofreciesen y todo ello se guarde y execule 
en las que adelante se conbocaren y por lo qne a Vos toe 
cumpliréis y liareis guardar y cumplir y execntar en toao y por totto si 



aera que se lleve a pura y devida 
Ley y saucioa ecba y promulga- 

ía y asimismo mando a loa del mi 

is AQdieacbs y Chancillerias y a 
deslos mia Reyoos y Beñorios que 
cumplir eala mi cédula aeguo y 

voluntad fecha en Madrid a cinco 

i añoa.=yi) El Rey.=por maada- 

■nero. 

«gajo 3.*, ftUdolO, ndm.Sl. 



en 6 de Setiembre de 1660, 
del Principe. 



de Cortes, que estáis presentes; 
nieroD a hg Ciudades, y Villas de 
para que el Rey Nuestro Señor os 
rar Cortes; y para que mas partí- 
ior tratar, conferir, y practicar lo 
loa Reyaos conuicne, ha mandado 
s. 

I celebración tiestas Cortea mandó 
irdenar, que las Ciudades diessen 
,ar el juramento de obediencia, y 
any [>odero30 Principe Don Felipe 
eredero, y Successor en todos los 
o qne cerca desto aneis de execn- 
e, y lagar donde este acto se hu- 
le coa los Prelados, Grandes, Ti- 
, hagáis el dicho juramento de obe< 
'ma, y solemnidad, qne por el fae- 
tstumbres se debe, y ha acostum- 

eueoir, y mandar por las miamas 
poderes bastantes para conferir, y 
Magostad se os propnslesse, y fues- 
>ublica, defensa destos Reynos, Paz 
para otorgar, y conceder, deoisiua- 



pan qua oa halléis con mayores, y m:is iudinidaoles 
con mnyor deliberación, y conocimiento, proponei 
m ten dic redes puedo aer de mayor seruicio de Dioa, 
y bicD común, y coDScniacioo destos Reynoa, como 
:ioD, y zelo de tan bnenos Vassallos: Se oa haze notor 
leaido y tienen estos Reynos, y lo vniuersal de la M 
Itiraas Cortes. 

mpiúse, como sabéis, la gnerra el año de 1635, entre 
spaña, y Francia; y se ha continaado liasta el año [ 
rnrios sncei^sos, en que se han consamido los seruicio 
t Reynos á su Magestad, para assistir, mantener, y def 

Monarquía. 

[atóse la conclusión de la Paz, por las grandes difici 
na, y otra Corona, y Aliados dellos se ofrecieron; y 
id de Dios, se ha cooseguido: Y para conHrmarla c< 
is estrechos vincnlos, se ha ajustado, y celebrado el i 
ra infanta Doña María Teresa, tleyna Christianissima 
istad empeñó hasta su Real Persona en la jornada a h 
incurrió el Rey Christla ais simo con iguales demonst) 

y conformidad entre ambas Coronas, coa qoe desta 
rar las m lyores felicidades, reposo, quietad, y sosaie 
1 Religión Católica, y de los Royaos, y Estados de su 
: qoe no podrán go^ar los de España enteramente, has 
f conseguido la recuperación del Reyno de Portugal, 
ge dilatado el tratar de la recuperación de aquel Re^ 

las ArmasdesnHagestaddiuertidasen la defensa de 
indes. 

hallándose ios Exercitos de su Magostad desembaraza 
Tas, no puede, ni debe sn Magestad snspender, ni dil 

recuperación deste Reyno, en que consiste la seguri 
spaña, y la Paz, y sosiego de los de Europa, 
s coaneoienclas de la vnlon de Castilla, y Portugal, f 

son notorias. 

la mas interesada, es, la defensa de la Religión Calo 

siempre se han empleado las Armas de su Magesta< 

con mejor disposición lo podrAu continuar, conseru: 

; Castilla, y Portugal. 

mbien se Imllaa interesados ambos Reynos en la ve 

luision nace vna discordia, y guerra perpetua, que 

layores, y mas graocs Inconnenientes qnc ya se experi 

lagestad no paede, ni podrán sus Successores ceder a 

¡rano escrúpulo de su Real consciencia, no solo por 1 

crnacion de su patrimonio hereditario, sino también ; 



IPB IV 337 

^España, y do todos los Beynosdcla 
te se podrá iiiaotener la Vnz coa la di- 
ta destruir para esuandalo del mundo. 
iños, y pcriíciouar el trnlado de la Paz, 
stos dos Reynos; y para execularla, no 



trcitos de Italia, Flandes, y Catnlaña 
s; y esta gente lia comentado ya a en* 

lOra de tiempo en La entrada de los 

tuedc ceder, ni dexar de executar esta 
istar, y gaste iodo su Rual PatriiuoDio, 
ision para Tacilitarla, es la presente, y 
hazicuda p.ira sacar tos gastos oecessa- 
'csado. para escnsar vna guerra perpe- 

erir, y eligir vn medio (-eneral, que 
lalcs de todos los que los tuuieren, sin 
ales, ni a los dcriiáK que viaen de la la- 
ta, ni otro caudal: y este medio ha de 
y sustentar esta guerra por el tiempo 

yuo para la recuperación de Portugal, 
puta, por que su Magostad no trata de 
yuos, sino do couscruar, mantener, y 
¡•¿ai; y para eslo, mirando, como mira, 
, no ay medio rescruado, que no fuere 

consiste en la hreuedad, y su Mages- 
;uDa en b resolución, y exccucion del 
rmacioa del E\ercÍto, y preuenciones 
irompto, y crcctiuo, porque de lo eon- 
inuenicotes. 

Rey N. Señor; y espera su Magostad 
ajaré para que con suma breuodad se 
) ha do seruir para esta empressa: De 

'ortilla, y Alonso Cauallero, de la Orden 
boca de su Magestad, Señor do la Villa 
ie mayor perpeluode la Ciudad deBur- 
s antiguo, respondió a su Magestad, en 
que le mandó hazer, lo siguiente. 
ti 



338 DEL PODBR CIVIL EN ESPAÑA 



Señor. 






Siruese V. M. de mandar a estos Reyoos lo mismo que solicitaaa su de- 
seo desde el feliz aacimiento de el Serenissimo Principe N. Señor, que el 
alborozo con que le recibió su fidelidad, passe a la demonstracion en el in- 
violable Omenage, y públicos testimonios de su fee, con el sagrado jura- 
mento de su obediencia, y las prendas ciertas de que no solamente han 
de tener successor de los dilatados Imperios de Y. M. sino heredero de sus 
Ínclitas proejas. 

Y no es menor la merced de que Y. M. se sirua de , mandar participar 
á estos Reynos del estado de su Real Patrimonio, aviendo ajustado la Puz 
tan deseada entre las dos mayores Monarquías. 

Esperan licencia estos Caualleros, para juntarse a mostrar su mas an- 
tigua fídelidad, buscando medios, para que tengan efecto los Católicos 
intentos de Y. M. a cuyos pies humildemente ofrecen su caudal y vidas. 

Sv Magestad dixo al Rey no lo siguiente. 

Yo os agradezco lo que me aueis dicho, y la voluntad que mostráis a mi 
seruicio, que es la misma que tenia entendida de vosotros, y de la fídeli- 
dad con que estos Reynos me siruen, y espero lo haréis aora, como lo pi- 
de la ocasión: luntaros eis con el Presidente, y Assi^tentes de Cortes todas 
las vezes que fuere menester a tratar de todo lo que conuinierc, que Yo 
doy para ello licencia. 

Impreso en poder del autort 



Documento núm. 1028. 

Consulta ori^nal del Consejo de guerra en 18 de Abril de 1661 
acerca de la infantería y caballería que se suponía en el ejér- 
cito de Ehctremadura. 

Señor. 

D. Diego Sarmiento. Cumpliendo Dou Diego sarmiento con lo que pro- 
D. Antonio de laasi. puso al Consejo de Estado y guerra pleno ha hecho la 
Barón de Anchy^° relación inclusa de la Infantería y Cauallería que se 
D. Vicente Gonzasra. supone ay en el exercito de Estremadura y se a mo- 
uido y mobera para el de diferentes partes que parece poner en las reales 
manos de Y. M.d para que sirniendose de mandarla veer se halle Y. M.d 
con noticia de lo que cootiene. Madrid 18 de Abril de 664.=Hay cinco 
rubricáis. 

Real decreto original. == «quedo aduertido.))=Rubrica. 

Adjunta á la consulta anterior se halla la rela'v^ión siguiente: 



úxereito tU Estremadura ya 
io orden par¡i eUo. 



mili hombrea.... 211 
madara seis mili 



que coQsto por la 
onaideran qnatro 

Üraaada Hill que 

de Sevilla ymbie 

chooieQtos a mili 



I ynfaateB para la gaaraicion 
umero) ay para la campaña 



se lebantaran eo Madrid y 
atnlaña y estremadura ^in- 



r^'io de la capitanía üeaeral 



lado del pie aoti- 

1U500 

doña en tres tro- 
otro quealojoen 
Diego Correa y el 
I mili y treaciea- 

1U300 

oa donde fueron 
lojados en la Al- 

II 500 

:aDallo3 U300 

)s que a y aniso 

U900 



340 DBL PODEH CIVIL ÜN ESPAÑA 

Que todos haceu aumcro lic i|ualro mili y quioiüolo! 
y se paedea tener por quatro mili cfectiuoa 

Y por todo este mes abran llegado mili y cica cauo 
cumplimiento a los dos miil de \a factoria de D. ! 
Corti^oa 

Con «iDc serau ;inco roill cauallos ofcctinoa pues ay 
tados para todo 

Aroliivo Kcnoml <la Simaucaa.— Socrutaria de (nier; 
jo 1,058. 



Documento núm. 1029. 



Consulta del Coos^o de Guerra en pleno, feche 
Agosto de 1663, sobre la forma cómo se 
guerra de Portugal. 

Señor. 

Unqno do S." Inear. Eb confortllidild de lo q 

Miirqnea do Talada. ¿o Je mandar por SO B.l 

UarqoM de Morbara. . . ^ . 

D. Dieso Sanníento. "'^''^ ^ '^""'OCO CoasCJO 

Manincd de Aeoilafuente. el incluso papel que el Sr. i 
Vftron de AndD-- Roales mauos de V. Mg.d e 

Marqnea do Trocifal. , , . , . 

D. VicBüte GoDíaga. "OS de los puntos prin^.l 

Lnie Poderioo. Guerra de Portugal que sor 

garon a pedir a V. Mg.d se : 
le venir a esta corte y liauieudo discurrido el Cons 
sumamente grabe con la atención que ella misma y 
solicita ha parecido representar a V. Mí; d eu pnmer 
voto del Conssejo que su Alteza merece, muy particv 
ateu^ion y agierto con que en todo discurre mauífesti 
le sos mnoliaa experieugias, su gran talento y el g 
que dessca y procura eucamiuar loa medios y ña A 
esta oy puesta a la zcuaura do todo el mundo y qu' 
consiste el crédito de la Monarquía y de las Ileales 
aunque es assi que el Conssejo esta conociendo las sm 
de presento se oltre^en y cada día es de recelar se a 
para cmlwraíar loa progresos de esta Guerra pues co 
no se tiene coa solo Portugal sino con Francia y In 
Consejo quoesto do deue descae^r el animo sino anl 



igen^ias se trole luego de prcueoir el 
caydado qac pueda coaducir al lo^ro 
lí aunque S. A. discnrre lodos los nie- 
pon|ue nmclios de los pautos no son 
aes dirá el Consaejo lo que se le ofíre- 
luego COI» todo lo que se propone en 
le on los votos singulares que se yra 
:nien[e a V. Ug.d los quales son eo la 

ae por el Otoño no solo se pueda ha- 
la falten las fnerjas necesarias para 
) se passieso sobre Arronches o otra 
irma del socorro aunque le üenc por 
1 se hallan de fuerzas los réueldes so- 
lón Juan y lo diSminnidas y de mala 

sina y vigorosaiuenle como S. A. pro- 
I tener esecuijioD sera a la primaucra 
la formación del exercilo pero tiene 
trale de entrar en empeño se enmien- 
de la milicia que a tan sensible costa 
I subieses. 

stigo y que esta se podra execatar en 
bruron mal tiene por cooneniente que 
easle sera el medio de rednsir la mi- 
aucla. 

)bca ser castigados con todo rigor lo 
mientras no so hiciere tiene por cier- 
I milicia en la Torma que se desea, 
ipa notes se reduzgan al numero que 

preciso que se concluya coa toda prí- 
)s GOOO esgui^aros y Grisoncs. 
: ha orrrecido el hijo del Hoy de Dina- 
id«r qnc sera toda de Alemanes altos 
I de traer hereges a España, 
sa a los íOOO Valones que ya donieran 

ello tales ordeños que no se dilate un 
ransporte inmediatamente a España. 
i vna Iclia de 6.000 vitramontanoa y 
;s do llenero y a su seutir es que se 
luro o en el que pareciere conneniente. 
ie deue hacer la gnerra no discurre 



34*2 DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA 

aora dejaadolo para la sagon ea que V. Mg.d lo pregunte o el señor Don 
Juan hable en ello. Tiene por cierto que el exercito se compone de fuerzas 
competentes y entra como deue en Portugal se mitigara la obstinagion de 
aquellos naturales y que no hay que desconfiar de que muchos vendrán 
a la obediencia pues las demostraciones que higo la ciudad de Euora y los 
lugares del contorno mientras estuuieron en ella las Reales armas de V. M. 4 
promete que siempre que entrasen poderosamente causaran los mismos 
y aun mejores effectos^ 

Conformase con la proposición de que los tercios se sustenten y recru* 
ten por los Reynos y Prouingias y que se escuse la saca de las Milicias 
sino es que las de Seuilla se tengan por aproposito para la armada y buel- 
be a acordar con esta ocasión quan del servicio de V. M.d sera que se es- 
tableciesen los batallones como lo ha propuesto repetidas vezes. 

En quanto a la hospitalidad se conforma también en lo que propone el 
señor Don Juan poniendo en consideración que se podría no teniendo in- 
conueniente cgoicargar la Superintendencia al Obispo de Badajoz por tener 
entendido concurren en su persona caridad, zelo y christiandad y que se 
procure vayan de aqui las demás personas eclesiásticas y Religiosas de 
San Juan de Dios que S. A. pide teniendo el duque por muy del seruigio 
de V. Mg.d que los soldados se curen con particular cuydado pues es pre- 
cisso que a vista del abandono conque supone son tratados se desanimen 
los demás y reusen entrar en ocasiones de riesgo. 

El punto mas principal es en el sentir del Duque la disposición prompta 
de los medios necesarios pues sin este requisito ninguna de las en que se 
discurre podra tener la deuida execucion y para que esta sea tan effectiu» 
como combiene y lo pide el estado del tiempo le parece que se podria co- 
meter a diferentes Ministros la solicitud de estas disposiciones encargando 
a cada vno la que a Y. Mag.d pareciesse para que por si la vaya solicitando 
y dando quenta a V. Mg.d de lo que se obrare. 

Paregele al Duque que los Alemanes que están en Ñapóles podran venir 
sin quo hagan falta aunque seria bien prevenir españoles que al mismo 
tiempo se transporten a aquel Reyno» pero assi para esta gente como para 
la demás que huuiere de venir de fuera tiene por preciso que se preben- 
gan los socorros muy de antemano porque no siendo assistidos muy pun- 
tualmente sera no solo gastar sin fruto sino reforjar al enemigo. 

El hager la guerra por diferentes partes lo estiman por propossigion pro- 
blematica hauiendo para hacerlo y dejarlo de hager ragones de conue- 
niencia por vna y otra parte pero tiene por induuitable que se deue hacer 
a un tiempo por todas las que se resoluiere y por no hauerse executado 
assi dura el dolor de los regientes escarmientos y assi le parege que a esto 
conuiene dar forma muy pregisa particularmente para que la Armada se 
refuerge y salga al mismo tiempo que el exergito principal. 
Reconoce el Duque el peso de los aloxamientos y quisiera que «n esto se 



guerra de manera que el 
je busln aqui y el soldado 
i«sler para poder salir eo 

a \p liene V. M.<1 resuelto y 
clon qaaado lo tuuícre por 
ir y en quanto al exercicio 
e combendra pedir a S. A. 

sobro todos estos dispur- 
del señor Don Juan es sa- 
;r executarlas y a que pla- 

1 no podra tener execu^ioD 
estas se regniarau con esta 

: que en el otoño se pneda 
^sde luego combicne tratar 
e entre ella y el otoño mc- 
LB disposiciones tguese Fae- 
3ne podran soruir para los 

le placas y puestos d ene se 
1 que obren a un tiempo 
ddc Lisboa como dirá mas 
,ar sobre la parte por don- 
;a q ue se deue tratar de ha- 
bilitar empressa (an grande 
erra las quales se conforma 
propuestos en el voto del 
orma en quanto a las mili- 
se obre a uu tiempo con la 
nes por lo que toca assi loa 
Tronches o a la de Jurume- 
is de mucha importancia y 
ere para mantenerla y con- 
onchcssera bien preveoirla 
legara a intentarlo pero no 

)s los discursosque hace el 
; aquella guerra forma en 
istar aqnel exercito y rece- 
i que los enemigos intenta- 
e. Reconoce qne solamente 



1 



344 DEL fODBB CtVIL EN ESPAÑA 

se podra estar a la defensiba pero que ha de ser procara ndo no perder 
VD palmo (le tierra »q decir por ahora qual pla^a sea mas importante paes 
no es negessaria esta caliíicaQÍoa para trat^ir de la defensa de todas. 

Que las presenciónos para la prlmabcra deben comon^irse luego y mu- 
chas podran seruir para las ocurrencias del otoño pero que para todo ha 
de ser el fundamento principal y el primer mouil tener modios suGcicn- 
tes y dinero prompto porque sin el ni se podra estar a la defensina en el 
otoño que se encamina á solo no perder ni a la offensiua en la primabera 
cuyo fin ha de ser tratar de la conquista y pone en consideración que otro 
año quigas no podra lograrse porque aunque ahora lo embarazan los soco- 
rros forasteros no sera acaso con las fuerzas y declaragion que lo harán 
adelante. 

Lo que para este año le parece se podra hager es remontar luego los 
4 500 hombres que S. A. dice están a pie da udo tales ordenes que eslc 
numero de cauallos este en Estremad ura a mas tardar a mediado de sep- 
tiembre que la gente de la Armada con los Italianos que han venido podra 
assi mismo seruir para la defensina del otoño pues con esto y la que se 
podra leuantar de aqui alia para rccrutar los tercios de españoles y si h\ 
cauallcria se ajusta en el numero que se deue es muy contiogentequc los 
enemigos no intenten plaga o que intentada no puedan embarazar los so- 
corros que furtibamentc se suelen y podran introducir con un golpe tan 
grande de caualleria cabiendo también en la contingencia Romper vn quar- 
tel y passar de este a mayor desconcierto pero que lo que mas importaos 
pagar la gente para ((ue subsista la que ay y prebenir auticipadamente to- 
dos los bastimentos que para semejantes casos son necesarios tratando 
de ajnstar luego los assientos en la cantidad y con la promptitud que es 
menester. 

Para la guerra de la primabera es menester tratar luego de las lebas de 
esguigaros y Grisones que vienen propuestas y aun que las cosas de Ita- 
lia no se ajusten juzga el marques que se pueden traher sin reparo 4000 
Alemanes y la caualleria que ay de la misma nagion pues siendo 6000 yn- 
fantes los que ay de esta en Italia y sabiéndose que el Conde de Peñaran- 
da Icbanta otros 2000 le parece que con los 3000 que le vienen a quedar 
y otros 2000 de los 6000 esguigaros y Grissones passando a España los 
4000 quedan bastantemente prebenidos por ahora los estados de Italia a 
donde siempre combendra enviar si fuere posible algunos españoles. 

Los 2000 Valones de Flandes, ya que no pueden venir para el otoño 
(como se pensso) tiene por combeniente que se inste en que estén en Es- 
paña con la anticipación possible. 

También le pareze se ajuste la lena offrezida por el hijo del Rey de Di- 
namarca y que se trate de la de los ultramontanos, propuesta también en 
el voto del Duque de san lucar encaminándola por medio de ñangas y de 
personas abonadas. 



nbicne tcnlier para la caaallcría 5i)o Alb:incscs 
I al Virrey de Ñapólos ROO horgoñoncs por mc- 
laD y 300 Vnlonos por el del Goucrnador de los 

zgn el Marques que son necesarios pan quien 
3 oa menester que voj'a con fuerzas muy súpo- 
os teadran pnra su defensa y lo domas cree que 
1 quo perderá sicmpreelqDccmprcUendc y assi 
Lcreu macho mayores qae las de los enemigos 
itar la conquista y en cuanto a la Toriua y parle 
iirse suspende su pnre^^er para quaudo llegue la 
la forma do ajustur ei cxer^ito le parece que los 
ir a tres terjios y procurar teuor en ellos hasta 

n por lo menos al numero de 6000 y estos se di- 
eudo la reforma que S. A. propone y dejando 
! linuicre de experiencias conocidas y de toda 
tndolos vinos con estas calidades so rcrormea 
n clejir los que se tubicreu por aproposilo. 
i;;au los tercios con nombro de Iteynos y Proaín- 
o duda mucho que tos de la Corona de Ar^goo 
) mas que se extenderá su concesión sera a re- 
ay en el exercilo de Cataluña y de Aragón y que 
oyno de Valencia haga lo mismo. 
os le parece qnc se podran aplicar dos a la An- 
luiociasde Castilla la nueba y Vieja haciendo el 

quo se lubicre por mas proporciona da y estos 
tar con el numero que se les señalare y se liao 
íncias a quien se repartieren con obligación de 
ual se les habrá dee\iniirde la carga de dar 
□doles al mismo tiempo otras c\empcioncs y ali- 
ir a la referida de mantener loa tercios. 
sta cuyo tiempo se dcue mantener la gente en la 
ra y opossicioa de lo que Intentaren los encmi- 
si os socorrida coa toda puntualidad conuiene 
lestor tratar de los quarlelcs de ybierno o snjc- 
o por ser cierto que la gente se deshará y auU' 
s qae padecen los pueblos cou los alojamientos 
Lene el Miirques por indispensable el qnelngeu- 

gnarnecidas las plagas de la frontera goge de la 
o la qual se cree que sera muy poca, 
^ro que ay de yufanteria y cauallcria y assl jnz- 
i rejiartir de modo que no sea muy seusibledts- 



34-11 nEI. PODRR civil. EM ESPAÑA 

poaieBilo que los que se alojnren seno socorridos muy puntv 
quenta de V. M.d y que también se les de el pan de municioD 
teles nombra ado nlgunas personas de toda satisfaccioa qnc los 
den del socorro de los soldados y de castigar seueraoiente los 
hicieien. 

Juzga el Marques que paeden licenciar las Milicias pues es 
te que ha quedado dellas y esta de poco proneclto y tambiei 
so entender este licénciamiento para poder tratar mejor de a: 
{ios de Reynos y Prouincias. 

en quanto a lo que S. A. apunta sobre corregir la canalleria 
parezer de S. A. juzgando que por ningún casso denen conse 
ordenes de los soldados sino castigarlos muy señeramente 
S. A. insinúa enraman d^ los cabos demás de conrurmarse con 
de S. A. es de parezer que en castigarlos o remouerlos es bien 
sas seruicios y a lo que bunieren obrado en otras ocasiones ^ 
procedido bien en ellas y que siendo comben ¡ente quitar algo 
uando el punto de la reputación como su A. lo propone. 

En lo de la liospitaüdad se conforma con el señor Don Juan 
encamine ten^a la superintendencia el Obispo de Badajoz pro 
se embien de nqui personas eclesiásticas pues no Taltarao dt 
se piden y que también vayan Religiosos de San Juan de Dio: 
nisterío do acudir a los enfermos en la forma qae S. A. propc 

Que la guerra se dcue bacer a un tiempo por Gstremadura 
de Galicia y eon la armada y que esta se refuerce para que 
la prima bcm. 

Que el estrechar amistad con Ingleses siempre lo tendrá pe 
beuiente y quedada se Iteguen a declararen manitiestarotun 

One se deuen hacer prouisiones reservadas de aiina v¡zco( 
de todo genero de muni<;iones por si fuere menester Iranspor 
seguD los acideotes que se afre<;icreD y operaciones que se 
que esto sea en nauios fletados. 

Que lo que toca a dinero leuas asientos y demás preben^ioi 
a diferentes personas qne lo soliciten y den quenta a V. Hg.d 
cada cossa se fuere executando. 

Don Diego Sarmiento se conforma con todo lo qne contient 
señor Don Juan y viene propuesto en los votos antecedentes, 
~ lenas y forma de ajnstar el exer^ito y tiene por diñcil que pa 
pueda prebenir lo que es menester para oponerse a los intent 
migos por el poco tiempo que resta de aqui a alia y para trata 
ra offensina y ajastar los exercitos conque es bien intentai 
que en primer lugar combiene saber el caudal qne ay pues Cb.u ••o n» »>•> 
la regla y respecto do que las experiencias maniriestan que no se tiene el 
que es menester para tratar de muchas op^a^iones es su sentir qne sea 



PKLIPE IV 'ii^ 

mquiste y que este sea poJeroso y parn ello se te 
ulios uon venientes. 

le parece qae la caualleria estraogera sobra en 
« necesaria para asegnrarla de las entradas que 
I intentar los enemigos y assi le pareas se deue 
aquella frontera en donde también estara a lu 
jmadara en caso de necesidad pnes los IGOO ca- 
le levanten no podran tener efecto para el tienpo 
gran golpe de caaalleña na sera posible emba- 
s enemigos quisieren intentar, 
despidan las mili<;iaa y que se disponga lo de la 
lue viene volado. 

tente se conforma con todo lo que propone el se- 
sobre ello añaden el Duque de nao Incar y Mar- 
« a la fornia de hacer la guerra es de parecer 
imadura y por la mar a un mismo tiempo qne 
3 de la Prouinciá y que assi passe Inego a Estre- 
.-iciones, conformase con lodeloüterijiosprauiD- 
arios y propone lo que combieoe prenenir luego 
iin el nada se ha^e a tiempo. 
onforma con lo propuesto por el señor Don Juan 
de San Lucar y Marques de Morlara úendo tam- 
ualleria estrangera de Galicia passe a Castilla. 
se conforma tamliieD con lo propuesto en el pa- 
representado en los votos antecedentes anadieo- 
^nfanteria española qne se reformen lodos los 
pues se elijan los que se tubieren por aproposito 
lilicias pues ya el otoño esta vecino y qualquiera 
hará falta) que aquí no se den socorros ni ves- 
exercito hasta ocho o 10000 para qne alia se re> 

oca a la guerra defensina con lo votado por el 
qne se procure se ponga la canalleria en el Qu- 
inqué duda que los enemigos iatenton operación 
.quiera se gastaran y es do creer que han de que- 
do, pero la prebencion la tiene siempre por muy 

lualleria estrangera de Galicia passe a Castilla 
inia competente o para bolner a aquel Reyao o 
I según lo que mas combenga. 
principal porvenir discurrido este punto solo es 
al señor Don Juan haga la planta del ejercito, 
10 tener muchos, pero reconoce que ni la gente ni 



• —-^-at-i xqaí el lím » m pasw i 
.'l: :-ín en ei (¡o? es ayaísicr y nin 

--. ■■ Tíüj.t di5ciiiT:a': íE .» ^K-is sale- 



FELIPE IV 

ElDu.fUú do SjuluLijr .bolulo a lm!)lir y se 
eu su voto el Marques de Mortara, añadíeudo 
Napolus se pídun lu.OOi) Imstldos p^ra owbbr 
al inisLiio Virrey y a los de SiciUa y ZerJcña e 
bicrca de embarcar por reseroa do trigo y zc 
ucdud el Ir.íDsporte a Üapaoa y qao la ruini 
nns crecida qae se padicre. 

t:i consejo ao coDrorm;» ea esto coa el Du<] 
con io votado eo qaanto al punto de loa Sjrj 
V, Mag.J maodara lo que mas fuero seruido. ^ 
= Hay ocho rubricas. 

Real Decreto al margen <(oa diceaai=aEQ 
para la defeasiua dcate otoño y ofensiaa de la 
tomándolas resoluciones que el Consejo sata< 
denlas qae pertenece a poner en bueua ordei 
madura me courormo con lo que Dan Juan pr< 
metido lo particular de la Torma oa que se h 
para que cousuitaudomelo |>or menor yo ref 
mi mayor serui^io y quedo roiraudo eu lo qu 
rales de Vatolla.s =Rubrica, 

ArehÍTO senernl de Simancas. — Beoretorl 
mo 2.029. 



Documento núm. 

Consulta original del Consejo de Guen 
de Agosto de 1663, sobre loa preps 
Portugal. 

Don Diego Sarmiento- En el Consejo se 

u j iC. c 1 • los Ríos y Guzmni 

Uoriines de Trocital. ' 

ria de Granada rep 
sado qne se poue cu las Itealcs manos de V. tlí¡ 
tanda el inconueniente que tiene valerse para 
gente que comunraento se saca de lenas en l< 
lia fugitina de los cxcrcitos que haze granxcr 
socorros y vestidos que se les da y después n 
que se tiene un gasto grande sin Truto propon 
medio para que se tenga infauteria segura q 
Trovin^ia de'natnralcs de los mismos lagares 
lia de teaer cu la forma que aduicrte. 




350 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

El Consejo reconoce que mouido el Presidente de sa buen zelo y de lo 
que le ha ensenado la esperiengia en la saca de las milicias de Granada y 
de la costa que V. Mag.d tuno por bien encargarle este año ha^e esta pro* 
posición a V. Mag.d que sin dada es muy acertada y merece por ello muy 
particulares gracias y el consejo estima por muy conueniente que se trate 
de lo que toca a la formación de los tercios siendo fijos y no para mudar- 
se la gente dellos cada año persuadiendo a las canezas de provincias a la 
disposición de este seruicio con las rabones mas eficaces y en la mejor 
forma que sea menester y lo mismo parece se podra practicar en Senilla 
formando alli un tergio, otro de Cordoua y Jaén que son Reynos coojun* 
tos, otro del Reynado de Toledo y en Castilla la Vieja otros dos tercios uno 
en León y el otro en Valladolid Segouia y otras partes los quales se podran 
aplicar a la defensa de CiudadRodrígo por ser la parte mas inmediata a los 
mismos partidos: y considera el Consejo también que si esto llegase a exe- 
cucion se sacarla de conueaiencia el escusar algunos alojamientos porque 
los soldados destos tercios que no tocase la suerte de quedar en las pía* 
zas se podrían embiar a sus casas a inuernar cuydando de darles sus so- 
corros y que los lugares est uniesen en obligación de poner en el exercito 
a lo mas largo en todo Marzo qualquier soldado que faltase pero para que 
esta materia se resuelua con maior examen pareze que V. Mag.d mande 
se remita al Señor Don Juan para que diga su sentir en ella. Madrid a tO 
de Agosto de i 663.= Hay tres rubricas. 

Real Decreto al margen que dice asi = «Hauiendo remitido esta con- 
sulta a la junta que se tiene con Don Juan he resuelto se formen qu^- 
tro tercios fixos de a mil hombres y que se nombren el uno de Bfadrid, 
otro de Toledo otro de Seuilla y otro de Andalucía y que se procure dis- 
poner con otros partidos que acudan a la paga dellos que se supone mon- 
tara diez mil escudos al mes por cada uno y he encargado el hacer esta 
negociación de Madrid al Duque de Sanlugar, en Toledo al Conde de Villa 
Ymbrosa en Seuilla al Asistente y en Andalucía en que se comprende Cor- 
doua y su Reynado y Granada y su costa al Oydor mas antiguo de aquella 
Chancilleria por passar el Presidente della a Estremadura y a los Corregi- 
dores de la ciudad de Coi'doua y de las demás de su Reynado a cuya exe- 
cucion se dará toda la prisa posible y también he mandado a los Virreyes 
de Italia y de la Corona de Aragón procuren que aquellos Reynos a ymi- 
tacion destos acuda cada vno a la paga de otro tercio.» = Rubrica. 

Archivo (general de Simancas — Secretaria de f nerra, mar y tierra.— Lega- 
jo 2029. 



« s»* 



FELIPE IV 351 



Documento núm. 1031. 

Convocatoria de Cortes en 31 de Agosto de 1665, para jurar al 
Príncipe D. Carlos José y tratar de otras cosas concernientes 
al bien de estos reinos. 

OoQ Phelipe por la gracia de Dios Rey de Castilla de león de Aragón de 
las dos sicilias de Jerasalen de Portugal de navarra de Granada de Toledo 
de Valencia de Galicia de Mallorca de Sevilla de Cerdeñas de Gordo va de 
Córcega de Murcia de Jaén de los Algarbes de Algecira de Gibraltar de las 
yslas de Canaria de las yndias orientales y ocidentales yslas y tierra fir- 
me del Mar occeano Archiduque de Austria Du(tue de Borgoña de Braban- 
te y Milán Conde de Abspurg de Flandes Tirol y Varcelona señor de Vizca- 
ya y de Molina etc. Concejo Justicia regidores Caballeros escuderos ofícia- 
les y hombres vuenos de la muy noble y muy mas leal Ciudad de burgos 
caveza de castilla mi cámara yo he acordado que el serenísimo Principe 
Don Carlos Joseph mi muy caro y muy amado hijo sea jurado conforme a 
las leyes fuero y antigua costumbre destos mis reynos y por la forma que 
los Principes primogénitos y herederos dellos se suelen y acostumbran ju- 
rar y para esto y otras cosas y negocios de ymportancia que se ofrezcan 
tratar de mi servicio y conserbacion y defensa desta corona he resuelto 
de tener y celebrar cortes genérales destos Reynos y asi os mando que 
luego como os fuere notificada esta mi carta juntos en vuestro cavildo y 
ayuntamiento según que lo tenéis de Vso y costumbre elijáis vuestros pro- 
ctt]padores de cortes en qnien concurran las calidades que deben tener 
conforme a las leyes destos mis Reynos qué cerca desto disponen y les deis 
y otorguéis vuestro poder bastante para que se hallen presentes ante mi 
eu la villa de Madrid a quince de Octubre que biene deste año asi para 
acer y prestar en nombro de su Ciudad y destos Reynos juramento en 
forma al dicho serenísimo Principe Como para tratar entender practicar 
coasentir y otorgar y concluir por cortes en nombre de esa Ciudad y des- 
tos Reynos todo lo demás que se ofresca tratar y se propusiere en ellas 
con apercivimiento que os hacemos que si para el dicho tiempo no se ha- 
llaren presentes ios dichos vuestros procuradores de Cortes y hallándose 
no tubieren poder bastante con los otros procuradores destos reynos y que 
para las dichas cortes Mandamos llamar y binieren a ellas mandaremos 
concluir y ordenar todo lo que se hubiere y debiere hacer y entendiére- 
mos que combieue al serbicio de Dios nuestro señor y bien destos reynos 
y de como esta carta os fuere notificada mandamos a qualqaier escribano 
publico que para ello fuere llamado que de al que os la mostrase testimonio 
situado eu manera que haga fe. Dadi en Madrid a treinta y uno de Agos- 



3bÍ DBL POOEK CIVIL EN KSPA\A 

to de niitl y scíscícdIos y scscotu y ciaco Afios.^^ 
lome de Le^sa socretario Oel Roy uuestro señor 
utaDdailo. 

Arohivo municiiml de BurRoa.— LcRsjo 3.°, ntnc 



Documentos númkros 1032 

Ordenes y resolaciones de S. M. desde 1669 
de voz y voto consumidos por criados desp 

En decreto de 30 de Abril de ulüeg» se siruio si 
sigue. 

RecoDociendo los graüdes incoo ocaienteB y pe 
los Vasallos de eslar Veodidos por Juro de hereda 
rea, Alféreces inaiores, fiscales de la Justicia ordií 
res, rroviaciales de la liermandad. Contadores dt 
uienorcs y todos los demás que tienen vok y votí 
por la opresión que padecco los t'uelitos, deuajo d 
los mas l'oderosos, rccayuudo la niuyor carga en 
el despoblarse los lugares y el dccaccimiento de la 
do laD preciso acudir a este daño promptu y crecti 
do en lo que se alira du disponer por lo que toca a 
dad que linliicrc bendidos perpetuamente en las Ci 
tes, y en las otras ciudades grandes cauezas de Pa\ 
demás Villas y Lugares de lo restante del Reyno, 
luego cesen toilos en el vso y cser/.i/io de los olic 
como a de quedar reducido el gouierno de cada V 
forma que cada nuo lanía antes del uño de seiscico 
pi'zurou a vender yperpetuar estos olicios dand 
proporcionadas los inleres;idos: V conniniendo t; 
se cxecule esto aasl, y qne no aya motivo que pue 

lie resuelto también que cou uinguo pretexto 
por ninguna necesidad que se ofrezca se vendan 
ningún consejo, tribunal, Junta, ni Ministro, ccss; 
esto qn a losq ule r ordenes qile cslcn dadiis en razoi 
aunque sea uoa expreso couscutinileulo del Keii 
prorogacion de los scruicios hechos husla hoy, 
lendrasc entendido en la Cámara para darse puní 
en la part<' que le tora, como lo mando. 

Después en olro decreto de fá de llenero de ulii 
i;>d decir. 

Ilauiendosc rci;onocido algunos yncoovcnicuteí 



ELice IV ;i5it 

ic tiuncu voto cu los AyuatymicutoR de 
íinos lie resuello ijue de aqoí iidclaotc do 
JDDO, por causii urgente que se ofreciere; 
Cámara piira qne se obseruu eu esta con- 

89» y st^uieDtas. hauiendo acudido a la 
IOS de los olidas coosumidos y rcprescD- 
a ea hauerlos separado del uso y cxcrci- 
latisfauiou de la caülidad con que cada 

a diaersas Medulas a los referidos iatere- 
il uso de sus olizios cu el iuterio ijue se 
le cada udo pa^o o que se consumiaD por 
de tanteo que tenian y por esta gracia de 
le 50 ducados. 

«9 cédulas se excitaron en el Consejo dis- 
etencioQ de ellas y consta por ccriifica- 
[ne el consejo determino en fauor do los 
u que se les datia salisraciou de sa precio, 
[¡onsejo se trataua lo referido, ocurrían a 
1 la preteasioD de continuar cada uoo en 
¡alidad de Ínterin'. 

consulta a su Magestad en U de Febrero 
letra la citada orden de consumo de el 

dijo o represento lo que signe. 
Orden quedaron estas partes comprehen- 
)s en todas aquellas Villas y lugares que 
solo el cecurso de que se los hubiese de 
lOada de las Cantidades que cada uno de 

por razou de sus oficios; Y coa este mo- 
lo las parles al Consejo a pedir que en el 
don del precio principal con que liauiau 
3 embarazase el uso y cxercicio de ellos 
las en contraditorio Juicio, ha dctermi- 
lor de los ynteresados, Y respecto de con- 
etidas ynslanciaa de esta calidad, confor- 
iel Consejo ha pareado que mientras no 
c dejar de deferir a que c^terzan y contt- 
siruiendose Vuestra Magealad de venir en 
ocurrieren a pedir esta continuación con 
eu el Ínterin que se les da satisfacion de. 
la o Lugares, los quieran consumir, to- 

S3 



3a4 DKL POBEH CIVIL EH ESPAÑA 

Y SU Magestad se coaronno cod ello ^= V ea su virtad s( 
títulos de oficios COD la miama calidad qae cooticac la res 
=MadrÍd wlTn de Febrero de ai 7lí.o =^ Pídase al Escriba 
del Consejo noticia del estallo del consamo de treve ofi 
Ayuntamiento de Madrid Y pase con este espediente y ps 
se zitaa al Fiscal para que los vea; Y en el interia do se di 
algunos de Regimientoa de oficios perpetuos por vía do reí 
hedores de ellos, si solo de los Hereditarios de Padres e 
nos. A. ^i^Rubrica. Madrid «48» de Abril deal'l2.»= Pas< 
te al Fiscal, sin aguardar la noticia del Escribano de Cama 



Bd conseqnencia do lo resuelto por su Magestad (quo es 
Decroto-s de 30 de Abril do I6G9 y S~ de lienero de 1<i70. '. 
traiga á la Cámara memorial alguno sobre vcnelicio de ( 
Voto en los Ayuntamientos ai los demás qae coinprehendc 
del 3D0 de (it669i) ni sobre pretensión de nueuas calidades 
cias que se saliciteu augmentar & los Titules de ellos. 

ror lo que mira a loa ofizios que comprehende la citada 
hauerse consumido; on coaformidad de lo resuelto por su 
salta de la Cámara do U de Febrero de 1693 y executonas 
despachen los títulos a ios dueños que los pretendiercn e 
se a liccbo basta aquí, que es xastiticando la cantidad co 
siruio por su oricio y cxliiuictido carta de pago de estar se 
uicio cu los que no le bizieron ea contado, y para lodos s 
que se lea da satisfacion del dicho precio o que por los Pu 
men los oficios por el dcreuho de tanteo quo tieoen tom¡ 
dar la dicha satlsracion. 

Escriuansc cartas circulares a todos los correxidores do 
ViLbs del Roytto que cada uno on los Pueblos de su jurist 
y al)cñguB exactísima ni ente que oficios de Reximieutos y c 
loa Ayuntamientos y los demás de aquella Poblacioo se osl 
empeño, en conQauza ó deuajo de tazito arrendamiento y h 
verdad y integridad los olizlos que se liallareo de esta cali 
los dueños propietarios do ellos y que Personas los exerze 
tnlos; y justincando los expresados corregidores el todo o 
ferido se pasara el expediente o haaiso de el al fiscal pa 
pida lo que combenga contra las dichas personas como qui 
las leyes y pracmaticas qoc prohiben semejantes arrcndao 
ños, sin tener lizoncia de su Magestad despacíiada por la 
se les permita hacerlo. 




FELIPE IV 355 

Asi bien aberiguaran en la misma forma las personas que tubierea en 
sa Caneza dos o mas ofízios de Regidores o otros de Ayuntamiento o fuera 
de el qne sean yncompatibles en una persona sin tener lizencia para ello, 
y lo que se justificare y hallare de esta calidad se pasará al 6scal como lo 
antezedente y para el mismo efecto pues ay en ello y nfraccion de las Leies 
que lo prohiuen también aberiguaran los dichos Corregidores que perso- 
nas están siruiendo qualesquiera ofízios como thenientes dentro y fuera de 
los Ayuntamientos, si tienen nombramiento de parte ligitima y si el Pro- 
pietario tiene titulo despachado en su caneza, porque sin el no puede usar 
de la calidad de nombrar theniente y si este y el Propietario han satisfe- 
cho la media anata entendiéndose esto con los oficios que ostan sujetos 
a ella. 

La misma aberigua^ion y reconocimiento harán los corregidores en los 
ofízios que se simen en el ynterín que el menor a quien pertenece tiene 
edad o si es muger a tomado estado y sin embargo de ello o de hauer cum- 
plido el menor la hedad que a menester se esta manteniendo en el exerci- 
cio del ofízio el sugeto que fue nombrado para ello solo por el dicho tiem- 
po y hallando los Corregidores no hauer asi en estos sugetos, como en los 
thenientes que simen (como viene dicho en el capitulo antezedente) Titulo 
ligitimo para seroir los ofízios, los suspenderán del uso de ellos a los unos 
y los otros con pena de que no lo quebranten pues se procederá contra 
ellos conforme a derecho* 

Encargúese a los Corregidores muy expecialmente que la expresada 
aberígnacion la hagan correspondiente a la obligación de su empleo de 
manera que no quede tolerado ni disimulado ningún fraude de los que 
pueda hauer en todo lo que va expresado como que tampoco por razón de 
ello, no se haga perjuicio ni molestia a los ynteresados sin justo motiuo 
pues de lo contrario se tomará con cada uno de los que no lo obsemaren 
la resolución qne mas conuenga. Y esta comunicación no se entiende con 
los Correxidores de las Si Provincias ni otros parages donde ay Ministros 
y Personas de representación que son Correxidores. 

ArohÍTo flreneral central.— Estado.— Legajo 674. 



Documentos números 1034 y 1035. 

Organización y atribuciones de la Comisión de millones desde 
1632 á 1671, y ayudas de costa dadas á los procuradores de 
Cortes. 

Señor Don Alonso de los Herreros. 

Señor mió en conformidad de lo que dije a Vm. en el conssejo que de- 
seava saver el Señor Presidente en razón de las mudanzas que ha havido 



cu UmainiaiRiracion itc k 
DOtU-ia por liHver sido dos 
de 1IÍ33 y la segunda ea e 
gurar lo cierto diré a Vm. 
lo ) ajuRtar por loü libros 

llaslaclañodceaOqne 
administra van por el revi 
i|uatro procuradoros de C 
i\'iiiilian a las Cindadcs k 
uosde Caslilla y Leoe) y 
siempre asistía el Corroxii 

) salía lo i|uepor mayor ^ ¡ „„^^w^ — j-„ 

bravaa asesor y ea todos los lagares de los Partidos, sb usav» lo inísmo y 
todos davau quenta a la caveza del Dcyoo, o provincia a donde bealaa eo 
apelacioo y se feaeeian las causas, 

Ea el año de 632 que ceso el adbítrio de la sal y bolbícron a correr los 
millooes cD la misma forma y administraeion que autes csccto que se 
nombraron administradores quitando la jurlsdicion a las cavezas de Rey- 
nado y provincia y se eligieron por el reyno por voto y sin consultarlo a 
su Mg-i) y los que se eligieron fueron para Sevilla al Señor Manuel Paoto- 
ja qnc administrava la sal y ser rejidor de Toledo porque el reyno acordó 
que los que se nombrasen, havian de ser rejidores do Ciudad de vocto en 
cortesa Granada fue, Juan Alonso de la Torre rejidor de Burgos, a Guada- 
laxara Don Gaspar de Vereniendi rejidor de la misma Ciudad, y a Cuenca 
Don Diego Gallo de avellaneda lamvien Rexidor de Burgos, y al Señor Don 
Mi;;uel de Salamanca, para esta vill i do Madrid que se hallava procurador 
de Cortes por la misma ciudad en las mismas Cortes hizo merced su Ma<j, d 
al reyno en el año de (está ea hiauco] de que la comisión de millones fue- 
se tribunal y que despachase por Uon l'helipe se formo de quatro procn- 
radores de Cortes ua Consejero de Cámara que fue el Señor Conde do Cas- 
Irillo un Consejero Real que pienso fue el Señor Don Antonio Campo 
redondo un consejero do llazieuda y loco al Señor Miguel de Poñarieta, y 
por fiscal al del Consejo Real y sejuntavanen una sala de palacio, esto so 
t-uolinuo coa variación de ministros hasta que en el año de is. mando su 
Magestad después de disaellas las Cortes que la comisión fuese en el con- 
sejo De Hacienda a donde hasisticron los quatro procuradores do Cortea 
con otros quatro ministros siendo íhcal el de Hacienda después se mudo 
esta forma, haciéndosela junta en una sala del Consejo de Hacienda ha- 
sistiendo en ella los Señores Don Francisco Aaíouio de Alarcon, José Gon- 
zález y los qoalro procuradores de Cortes en que se ofrecinel embarazo 
con el señor Conde de I.emus que entrava como procurador de Cortes de 
Galicia, pretendiendo que como grande babia, de tener el primer lugar y 
resolvió sn Mag.dqoe aunque llegase primero el Conde, y después el mi- 



le In campanilla y {^overnase, b saín. dcs^iic.<!sc 
j paelcoDséJo de Ca^íllu a doode hasi^ticroa 
^ora, DoQ Francisco namoa y Doa Juan Clia- 
i García de Porres y yo cotre por el Consejo do 
Señor Don Aadrcs de Kiafio, y se formo conta- 
mudarscal Conssejo de hacienda en la Torina 
ron souretarios, cscrivanoa de Cámara y relator 
izas para la Torma del Govierno de la sala y ad- 
asentido el reyno, a ynstiiDcia que se hizo por 
<n las Zedulaa por el Consejo de la Carnara, esto 
hacer memoria mas ajustado sera lo que Vm. por 
¡conociese suplicóle que lo antes que pueda, se 
)n de iodoloqueseleofrecierequcauni)ui;l>cn- 
. lo qnc se desea guarde Dios a Vm. inuclios años, 
! (STt. Doü Jcroaimo triónos de la porrilla. Ru- 



M corrillo la Junta de la Comiüon de Millones y la% 
tesde el aña de (r632)> hasta aora en conformiilad 
.d y acuerdos del Reym. 

1 de «63í.» ae administraban los servicios de Mi- 
co Corles y se nombraban por suertes qnatro pro- 
les administra sen. Y por su mano se remitían a 
<s y en todos se decia Nos loa Rey nos de Castilla 
comisión do millones eon asistencia del corregi- 
3 tenían votos yguales y en los eaaos de justicia 
lartidoa tenían correspondencia con la Caveza de 

año de ([632.1) en las escripinras que otorgo para 
en u(3.» de Jalio del mismo ano eo In uoodicion 
capitulo que el Reyno y su comisioa ensuau- 
lamentela administraccion cobranza y dislríbu- 
e siempre que se disolviese qualquier Reyno hu- 
Dmisarios y otros tantos para sus vacantes wendo 
hadas entro todos los procuradores en la misma 
entonces se había echo y que Su Mag.il havia de 
sen a esta comission tres señores consejeros uno 
Cámara asistentes de Cortes otro del Consejo de 
sala de mil y quinientas y otro del de Há- 
llales votos los quales en sujunta ceba auto los 
s Cortes secretarios de diclia comisión despácha- 
lo a ella tocante y perteneciente así en primera 



35S DEL PODER civti. en esvAHK 

como en seganda instancia determinando y concluyendo ti 
asi de justicia como de Govierno y gracia cxccnlaado lo q 
mayor parle y en la dictiajunta havia de liaver na ñscal letrado el que su 
Mag.d nombrase y havia de mandar señalar pieza en palacio donde se hi- 
ciese la diclia Coniision del Reyno la qnal se havia de empezar a usar eo 
la Torma referida desde el dia que se disolbiesea las dichas Cortes y dorar 
sa exercicio tan solamente en el hueco de ellas y que la dicha junta havia 
de dar las Libranzas del balor de los servicios firmados do los Comisarios 
del Reyno y despachadas solamente por los escrivanos mayores de las 
Cortes y tomada la razón por sus Cantadores y de la condición referida se 
despacho cédula de sil Hag.d en so aprobación en 37 de Julio del mismo 
ano de «632.» y en qG» de Noviembre siguiente se echo la suerte de los que 
Invian de quedar y toco a Don Antonio del Sello Procurador de Corles por 
Segobia, a D. üeronimo de Ulloa por Toro, a Jil Pardo de Naxara por Cuen- 
ca, y a Don Gonzalo de Menchaca por Sevilla y por cédula de sa Mag.d fe- 
cho en primero de Diciembre del mismo año se formo la dicha comisión y 
nombro para ella al Conde de Castriiio por el Consejo de Cámara y asis- 
tente de Cortes a Don Antonio de Campo redondo por el Consejo y sala de 
mil y quinientas a don Gonzalo de Henchaca procurador de Cortea por Se- 
villa a Miguel de peoarriela como uno del consejo de hacienda a Don Ao- 
lonio del sello por Segobia a Don Gerónimo de Ulloa por Toro y a Jil Pardo 
de Najera por Cuenca y por fiscal al Doctor Juan de Balboa que lo era del 
Consejo de Hacienda y que la dicha comisión se hiciese ante los escrívanos 
mayores de las Cortes que lo son de la dicha comisión. Y en Consulta de 
K H » del dicho mes de Diciembre en que el Reyno propuso doce caballeros 
Keíjidores de tas Ciudades para que de ellos se nombrasen tres adminis- 
tradores de millones nombro su Uag.d a Don Manuel l>antoja a Dod Gaspar 
de Veremendi y a Don Diego Gallo de Avellaneda y mando qne propusiesen 
perssooas para administradores de otros tres partidos y con vista de la 
respuesta la remitió el Reyno a su comission de millones para que la exe- 
cutase qnanto al despacho de los administradores. En esta conformidad 
corrió hasta tas Cortes del afio de «638» qne estando el Reyno junto eo 
ellas en din de Enero del año de «638.» se vio una orden de su Mag.d del 
thenor siguiente: La satisfacción que tengo del Reyno es igual al celo con 
que me sirve y con esta atención e heñido en dexar a la comisión de mi- 
llones del Reyno la administración y cobranza de los servicios qne me ha 
otorgado, y por consistir en ellos la mayor parte de mis rentas y haver de 
servir para la defensa deslos Reynos es preciso que en su administración 
se ponga tal cobro qne no puedan desbanecerHC pnes desto se seguirla la 
ruina de todo y assi he resuelto, que junto con losqoalro comissarios de 
inillones que a de nombrar el Reyno entren en la comisión otros qnatro 
ministros míos qne agregué a esta comission el año de «633ii para lo qnal 
nombro a Don Antonio de Camporedondo Joseph González y Don Antonio 



PBLtPB IT 359 

y a Miguel de Penarrleta del de Hacienda y paiM 
DS de qanl(|aíera de los qnatro al Harqaea de 
la vomissioD con loa mÍDisIros que agrego tea- 
ridad qne do dependa de otro tribunal ni Con- 
el Reyno me propuso y yo resolví cerca de que 
sala de mil y qníoicDtas por que quiero que 
a y acabeo ea todas instaocias en la comission 
pueda apelar ni suplicar para el Consejo coa 
ita ayan de concurrir siempre qnatro dé los mi- 
e demás ia la Batisfaccioa universal que se da 
u cDipission consignen lugar y grado de tribu - 
or honrra y gracia qne le pnedo hacer. Madrid 

año de «638.» estando junto el Reyno en a:26u 
m papel del Señor Don Juan Chomazero Presi- 
r siguiente. 

1 Dios la guarde tiene al alivio de sus Reynos 
isiones qne obligan a grabarle en servicias le 
le exoacrar do el gasto qne haze la comisión de 
onsejo de Hacienda como el miembro mas prin- 
I por servido de qne lo exccnte V. S. en defecto 
fldncir la comisión a dos ministros suyos y dos 
' tienen la suCrtc quedando su Mag.d cott ad- 
issos de ausencia oeuTormedad a los que tie- 
)s que qnedarcn que el Señor fiscal del Conso- 
spache los negocios y las apelaciones vaya a 
n qne aera breve y seguro el despacho guarde 
Madrid a veinte y cinco de Juníode <[I643.» Li- 
ro y Carrillo. 

1 acordó el Reyno qne condicionando uneba- 
m de millones no se puede rednzir al Consejo 
nbiese de tener precisamente el Reyno como 
tener se biniese en que la comisión se reduzca 
dena hallándose dos procuradores de Cortes de 
edando su Mag.dcon adbertencia de nombrar 
fermedad a los que tinian la mismti suerte y de 
eceqaesevolbiesc a tratar desla materia por 
iCorteseldia siguiente de Reyno que fue en 
año de «1643.1) En las Cortes del año de «Oie» 
«7» de Agosto de dicho año se vio un papel del 
} Presidente de Castilla del thenor siguiente. 
iiaa le guarde las necesidades del Reyno y que 
leerle no producirán la cantidad necesaria para 



í 



360 DEL PODP.n civil. EN' QSPAÑA 

asistid a loa excrnitos duutro y fuera ric enpaffa dcssea es< 
{í;astos uo uocesiirios cu sa nilmiaistraciou entro oíros (|iie 
uno el (le la comissioa de millones que llegara a treinta y i 
dos poco meaos y reducida al Consejo de Hacienda se alior 
facilidad expediente de los negocios COQ gran satisfaüiou y 
men de las parles porqoe correrá el despacho todos los dii 
en el Consejo de Hacienda las materias de Govieroo disli 
branza las de justicia enel tríbnnnl de oydores y en la coi 
cerniente a las (jucntas mándamelo represente a V. S. que 
gnridad de que corriendo por qucnta y por la conccncia d 
yor hcuericio de los Itoyoos lo procurara coa las veras qut 
niendo l.i conbeuicacia pulilicn a el corlo ínteres de los | 
que sn Ma^.'l se dará por obligado y mni bien servido gua 
cou la Telieidad que deseo. Madrid a «30» de Julio de ulG 
Cliomazero Carrillo. 

Con vista del papel referido bizo el Reyoo consnlla a sn 
de Agosto del mismo año suplicando tubie-w por bien de q 
novedad ea esto por las razones que se representaron y nc 
bre ello lomase su Mai^.d resolución. 

Eu estas Cortos se ofreció la disputa del asiento que liav 
señor conde de Lemus en la comisión de millones y preleí 
de preceder por Urande al Señor Presidente de Hacienda q 
era el Señor Don Francisco Antouio de Alarcon y sn Mag.d 
oM.n de Octubre del diclioaño de «(¡46.» dirigido a la cor 
ues mando declarar que en el lugar que el Señor Conde d 
de lener en la dicba Comisión se guardase lo que se estiUl 
curren Cardonales con el Señor Presidente dol Cousejo que 
por la dignidad le preceden al Presidenle preside y en el * 
tado y guerra siu embargo de cslar en mejor lugar los mo 
vor entrado primero el mas antiguo tiene la campanilla y 
supuesto que el Presidente de Mázieuda presidia CQ la dic 
su Mag.d le dirige sus ordenes le tocava y pertenecía aunq 
en lugar inferior por liavcr entrado el Cande de Lemus pri 
la con que a cada uno se le venia a guardar las calidades 
que les tocaba del ministerio que tenia y qne se executase 
midad. 

Estas Corles se disolvieron en aiS.n de febrero del año 
«20.)> de Marzo siguiente el Consejo de Hazicnda gano nn< 
Mag.d para agregar la junta de la administración de millo 
al Consejo do Hazienda y habiendo tenido noticia desto al: 
y el agente general del Hoyno se pusso plcyto en la sala de 
t?s para qne se guardasen las condiciones do millones y 
miento se restituyese la comisión al estado quo tenia y poi 



PRUPB tv 361 

í que la iliclia comisión do millones se rc- 
iDdo se gano la dicha Cédula y desta e^ecu- 
por elCoasejo de la Cámara en «6.»deotu- 
1 parece qae no se puso en execucion linata 
Dio el Heyno en las Cortes del año de k6Í9.i¡ 
I diclio año ae presento por el agente gene- 
a hizo consulta a su Mag.d en nfl.» del di- 
las razones que !e asistiaa para que maoda- 
y cédula referida a que se sirvió su Mag.d 

ücia qae so coastderarea por mis mÍDÍstros 
)n al Consejo de Hacieada ordene aora que 

que el Reyno me represeota y los reparos 
ir bien de venir en lo que me suplica y assi 
nradorcs de Cortes que salieron por suerte 
nistros del Conseja y del de Uazieoda que 
I y se vaya dando expediente a los negocios 
a ella. 

:uto y corrió hasta que cu las Cortes del año 
oto eu «iü.n de Harr.o de «GSB.» se vio una 
el dicho mes y año ea que se sirvió mandar 
entimiento para que la juota de la comisión 
) de Hazionda para lo qual el Reyno por ma- 
les hizo acnerdo para que ta junta pasase al 

Calidades y condiciones cODtcnidaa en el 
do desde entonces hasta aora sin alteración 



'e los Señores de la cámara del año de G39, qw 
on en 30. de Junio del. 

ro de «639» acordó el Reyno dar de aiuda de 
r Presidente de Castilla y mil ducados a ca- 
wjo y Cámara, asislcnlcs de Cortes, y otros 
astian de Contreras secretario de Cámara, y 
i derechos que dejal>a de llebar de los nego- 
en Don Antonio de Zevallos señaladamente 

:icho mes de llenero acardo se librase a Ber- 
de la Cámara ciento setenta mil maravedís, 
lo se diesen mil ducados de ayuda de costa 
oza secretario de Cámara de Palacio. 
ao otros mil ducados al Señor Don Antonio . 



DEL PODSB CIVIL BN BSPAÑA 

todarte por no averscle dado qa.iado se dio a los sQQorea i 

cho día acordó ge diesse segaoda aiuda de costa al Señor I 
ñores de la Cámara y secretario de ella y del PatroDazgo I 
Torma y cantidad ([uela primera y a Bernardo González o 
la Cámara otros ciento setenta mit maravedís. Ea %3 de E 
)» acordó que al oficial mayor de la secretarla del Palrom 
iesen cien mil maravedís y ochenta y cinco mil al segunt 
is Corles qoe se juntaron en dos de Marzo del año pasado ( 
on en 9 de Octubre del las aladas de costa siguientes poj 
tes. 

;ñor Presidente del coasejo dos mil dacados. 
i señeros asistentes de Cortes y al secretario Antonio Ca; 
is a cada uno. 

i dos secretarios del Patronazgo Real y justicia y al secr 
I de Palacio, y al de ordenes a cada ano otros mil ducado 
in Luis de Montenegro oficial mayor déla secretaria d 
mil maravedís. 

¡ronimo Realoñcial segando de ella v8ú,OO0d maravedís, 
da UQO de los oficiales mayores de las secretarias del P 
asticía, Palacio, ordenes y secretarias de Hacienda «100, OC 

3 oficiales segundos de dichas secretariag «SO, 000» inarave 
scepto que a los oficíales segundos de Hacienda no se le; 
I, y lodo lorelerido se libro en lo que procediese desdi 
adelante de penas y condenacioaes y ea los dos qnentos 
: la Tliesorería general. 

iii-D do llebrero de aG47.B que fue el dia en qae se disol' 
:orleB se dio la misma aynda de costa al So.r Presidente 
ates, y secretario de Cámara y official mayor y segundo de 
ario de ordenes. 



Ifag.d (Dios le guarde) a sido servido de repartir a los Pro 
I Corlea, eacrivanoa mayores, recetor Agente, Letrados y : 

de Alcavalas, para que compre cada nno las cantidades i 
que se coatienea en la relación que va con esta a razón i 
' sobre el segundo nno por cíenlo libres de media anata y c 
ondiciones coa que se han dado a los hombres de negocie 
1 Reyno para que cada uno ponga lo que le toca en las an 

por liaver de servir este diaero para la messada del exerc 
1 deste mes do Mayo como El Reyno lo tiene entendido y como ae 
entregando se me ira avisando para que de queota a su Mag.d y con: 



a so les despachara Privílef^o eo toda forma 
eseo. Madrid ^B de Mayo «1646.» Francisco 
ca. Señor secretario Doa Manuel Cortizos de 



■a de jnros a los Procuradores de Cortet. 

rodé Saneóles 500 U 

mimo de ürramendi SCO ü 

) ni mo de Castro 600 U 

;ode qniñonea 800 U 

i.eoHnrtado 400 U 

)DÍo HaldonadoCalvillo 30O U 

mimo Ortiz de Sandoval 300 U 

encorrea 600 U 

i Ximenez de Qoagora 500 U 

a Alonso del Corral BOO U 

acisco Roca Mora &00 U 

atÍD Canaller 800 U 

a.eo de Contreras 200 U 

ISO Velez n 

de Lemos ),500 U 

ompaSero 700 U 

de Ctiinchon. no se le reparte por 

rse he^bo por el Consejo de Estado. » 

;odeGnulva 300 ü 

1 Antonio deHeredía 300 U 

! de Villegas aOO U 

aValle ioo U 

lardo de Salas BOO U 

ipañero 400 U 

istoval Ordoñez 300 U 

latOTal de Tordesillaa 600 U 

rieldeBarríonDevo 400 U 

a Vela iOO U 

i de Carrion 300 ü 

zalo de Velasco 300 Ü 

adeSalcedo 500 U 

Iresde Rlaño 300 U 

jdePinedo BOO U 

1 Huiz de Avendaño 500 U 

1 Cortizos. no se le reparte por ha- 
e tiecho por el Consejo de Hazienda. 
de de Pcre. por el oficio de escri- 

I de las Cortes 800 Ü 

par de Arredondo !00 U 

par de la Serna 200 U 



364 DEL PODER CIVIL EN BSPAÑA 

El Recetor D. Antonio de Ccvallos 800 ü 

Agente Fran.co de Aponte 400 U 

I D. Antonio de Mesa 200 U 

Letrados | D. Pedro de Porras 200 U 

' A otros dos que ay » 400 U 

( D. García de Herrera 2,000 U 

La Diputación \ D. Gaspar de Valdes 300 U 

' Al Diputado por la Ciudad de Murcia. . . . 400 U 

Archivo fifoneral central. —Cámara de Castilla.— Lograjo 129. 



En la Carpeta del documento dice: Señor Presidente 48 de Mayo ((1646.» 
Con El Repartimiento de lo que toca a cada uno de las Ca valleros Procu- 
radores de Cortes y ministros del Rey no de la Compra de juro sobre el 
segundo uno por « 100.» En Madrid a 23 de Mayo «4646.» Visto en el 
Rey no. 

Los Corregidores de las Ciudades de Soria Segovia y Avila, avisan que 
no se hace el repartimiento de las Cantidades que les toca para la compra 
de juros de los ciento cinquenta mil ducados de renta en plata con que 
el Reyno junto en Cortes sirvió a su Magestad por tener pretensión cada 
una se le haga vaja de la demasia que se les ha repartido, de que han re- 
plicado en el Reyno, V. m. se sirva de avisarme si se ha tomado resolu- 
ción en esto, o, el estado que tiene para que con noticia del lo la junta 
acuerde lo que mas conviniere, y no estaudolo, lo de a entender en El 
Reyno, procurando que con toda brevedad se ajuste, pues ve quanto ira- 
porta adelantar el servicio de su Mag.d y no perder ora de tiempo, y que- 
do aguardando la respuesta para dar q^enta a su Yll.ma Dios guarde a 
y. m. como desseo de la possada a 4.° de Junio de <(4 646.» Antonio Car- 
nero. Rubrica. Señor secretario Manuel Cortizos de Villasante. 



Por Cédula de su Mag.d de 24 de Octubre de «1609» se libraron al Rey- 
no 20,000 ducados para que acudiese con ellos a los Procuradores de Cor- 
tes que estavan juntos las que so cstavan celebrando por via de ayuda de 
costa. 

Por otra Zedula de 24 de Agosto de 4640 se libraron otros 45,000 duca- 
dos por bia de ayuda de costa a los Procuradores de Cortes de que toca- 
ron a cada uno a 456,250 maravedís. 

Por otra Zedula de 3 de Abril de 4647 se libraron otros 20,000 ducados 
por bia de ayuda de costa para que se repartiesen entre los Procuradores 
de Cortes de los Rey nos en las que se estavan Celebrando. 

Por otra de 43 del dicho mes y año se libraron otra tanta cantidad por 
la misma razón y para dicho efecto. 

Por otra Zedula fecha en San Lorenzo en 5 de Agosto de 4647 parece se 






FELIPE IV 365 

lü)raroii a los Señores Procaradores de Cortes que servian ea la9 que se 
esta van celebrando 3 ü. 300 ducados de ayuda de costa, que se havian de 
repartir entre todos, en atenzioh a que estavan sirviendo y no tenían sa- 
lario de sus Ciudades. 

Por otra Cédula de 48 de Septiembre de 1647 se libraron otros 20,000 
ducados a los Procuradores de Cortes que estavan sirviendo en ellas. 

Por otra de dicho dia mes y año se libraron a dichos Señores Procura- 
dores que no tenian salario de sus Ciudades 300 ducados a cada uno. 

Por otra de 43 de henero de 464 8 se libraron por dicha razón a cada uno 
de los Señorea Procuradores 300 ducados de ayuda de costa. 

Por otra Zedula de 43 de henero do dicho año se libraron otros 20,000 
ducados a los dichos Procuradores de Cortes que en las presentes estavan 

sirviendo. 
Por otra de 3 de Agosto de dicho año se libraron a los ministros otros 

20,000 ducados por la misma razón. 

Por otra de dicho mes y año se libraron a los S.res procuradores que es- 
tavan sirviendo sin salario de sus Ciudades 3 U. 300 ducados de ayuda de 
costa. Por otra de 42 de henero de 4649 se libraron a dichos Procuradores 
otros 20,000 ducados. 

Por otra de la misma data otros 3 U. 300 ducados a los Señores Procu- 
radores. 

Por otra de 21 de Julio de dicho año otros 20,000 ducados a todos los 
Procuradores que estavan sirviendo en las Cortes actuales. 

Por otra del mismo dia, otros 3 d. 500 ducados á los Señores que ser- 
vían sin salario de sus Ciudades. 

Por Zedula de su Mag.dde 21 de Octubre de 4656 y 45 de Junio de 4659 
se libraron y mandaron pagar a Don Hernando de Lara y Zuñiga Procura- 
dor que fue de Cortes por esta. Villa de Madrid en las que se disolhicron 
en 23 de Diciembre de 4658. 4,500 U. maravedís en el servicio de 21 mi- 
llones y en el de quiebras con preferencia a todo lo librado y que se li- 
brase en dichos servicios considerándose como gastos de Administración 
los mismos de que sple hizo merced de ayuda de costa por la 4.* y 2.* 
prorrogación de los servicios de millones en la misma conformidad que a 
los demás Procuradores de dichas Cortes en las pagas de marzo y septiem- 
bre de 4657 y 4658. 

Por Zedula de su Mag.d de 22 de Octubre de 4 656 y 30 de henero de 4 659 
se libraron y mandaron pagar a Don Phelipe de Valencia procurador que 
fue de Cortes por Zamora en las que se disolbieron el dicho año de 4658 
2,340 U. 856 maravedís en las pagas de marzo y Setiembre de 4657 y 4658 
por quartas partes por quenta de los 8,000 ducados de que se hizo merced 
de ayuda de costa, por resoluzion de su Mag.d a consulta de la junta de 
Asistentes de Cortas de 42 de sep.re de 4656 a cada uno de los Procuradores 
de ellas. 



•* ^ T - ÍTI» 



366 



DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



Por Otra cednila de 29 de oct.re de 4659 se libraron y mandaron pagar a 
D. Juan Antonio de heredia procarador que fue de Cortes por Gaadalaxara 
en las que se disolbieron el dicho año de 4658 en la fínca del servicio do 
24 millones de dicha junta en las pagas de Marzo y septiembre de \ 663 y 
siguientes 4,7iO U. 428 maravedís con antelación y preferencia a todo lo 
librado y que se librase en dichos servicios considerándose como gastos 
de Administración por los mismos de que su Magostad le hizo merced de 
ayuda de costa Por una vez por la prorrogación de millones en la forma 
que a los demás procuradores de las dichas Cortes, por resolución a con- 
sultas de dicha jiinta de 2 de noviembre y 40 de diciembre de 4658. 

Archivo general central.— Oámara do Castilla»— Leg^vjo 120. 



Documento nüm. 1036. 

Relación nominal de los procuradores de las ciudades y villas 
de voto en Cortes qae asistieron á las de Madrid de 1621; 
de 1623 á 1629; de 1632 á 1636; de 1638 á 1643; de 1646 
á 1647; de 1649 á 1651; de 1655 á 1658, y de 1660 á 1664. 

Ciortes celebradas en Madrid: 1621. 

CIUDADES. 

í D. Francisco López de Arriaga. 

^ ( D. Pedro de Sanzoles. 

. , i D. Isidoro del Cerro. 

j Jerónimo de Figueroa. 

. , í D. Fernando de Villazañe. 

(D. Gutiérrez de Quirós Miranda. 

<? lln ÍD. Juan de Bargas y Sotpmayor. 
} Juan de Perea. 

_ , (D. Juan Brochero de Tejada. 

Salamanca. . • . ^ r\ tx- n «^ • j « 

(D. Diego Gaitan de Bargas. 

. ÍD. Mateo de Lissón y Viezma. 

^ (Licenciado D. Alonso de Herrera Valenzuela. 

r' /irtfi í^' ^®^^^ Jacinto de Ángulo, 

o ...... ^jj Cristóbal de Llana. 

. (D. Juan Antonio de Verástegui. 
(Francisco de Higuera. 

!D. Luis Jerónimo Fernández de Cabrera y Bobadilla y de 
la Cerda, conde de Chinchón. 
D. Antonio González de Pruaño. 
ÍD. Juan Palomino Hurtado de Mendoza. 

^ " ' ( D. Martín Cerón de Bena vides. 

I Alejandro Tacaño. 
^^'^^ (Constantino del Castillo de Peralta. 




Á 



PBLIPE IV 
CIUDADES. 

j* Licenciado D. Jerónimo de Ledesma. ^ 

(D. Alonso Ordóñez de Ledesma. 

. .. ÍD. Juan Serrano Zapata. 

( D. Antonio de Pedresa. 

Mad d í^ Antonio Rodríguez Monroy. 

(Gaspar de Arnau. 

^ , í D. Diego López de Salcedo. 

(D. Juan BraVo de Sarabia. 

Toro. |D. Rodrigo Zapata. 

( D. Diego de Monsalve ülloa y Arriaga. 

ir II j I--I {^^ Francisco de \os Ríos. 

^ (D. Gregono Romano Altamirano. 
Gundal ' (Andrés de Usátegui. 

' ' " ( D. Pedro de Alarcón y Sotomayor. 



367 



Documento núm. 1037. 

Ckirtes celebradas en Madrid: 1623 á 1629. 

CIUDADES. 

I D. Juan Fernández de Castro. 

^ * ( D. Alonso de Castro. 

_« . , I D. Diego de Bargas y Ayula. 

(Alonso Sánchez de Hurtado. 

, , í Blas Alvarez Alfonso. 

(D. Antonio Castañón Villafañe. 

^ ... TD. Juan Ramírez de Guzmán. 

(Francisco Rui Díaz de Pineda. 

. i Licenciado. D. Antonio Bargas de Carbajal . 

' * " ( D. Cristóbal Gutiérrez de Moya. 

. JD. Francisco Maldonado de Zayas. 

( Licenciado D. Antonio de Torres Camargo. 

, , . í D. Antonio Alrarez de Boorques. 

(D. Diego de Ayaguo y Godoy. 

„ . í D. Francisco Guill y Tomás. 

Murcia <«, . , , , "^ 

(D. Juan de Loyola. 

ÍD. Diego Enríquez de Tapia. 

^^^ ( D. Luis de Guzmán Librón. 

j D. Juan de Soria Vera. 

* " * I D. Cristóbal de Cabaleda Ninuesa. 

^Luis Caja. 

( Damián de Torres. 

í Cristóbal Peña Pardo. 

(El capitán Pedro Moran Pereira. 



■^^^ *«:,cr' 



368 OBL PODKR CIVIL BN RSPAÑA 

GIUDADl'.S. 

^y¿/^ ( D. Ñuño de MUgica. 

* ' ( D. Gouzalo Daza de Olivares. 

Madrid í D.Pedro de Torres. 

(D. Gaspar de Guzniáu, conde de Olivares. 
gQj^^ ( D. Iñigo López de Salcedo. 

( Diego Gutiérrez de Moütalvo. 

-P^j,^ ( D. Alvaro de Osorio. 
"Id. Pedro Mesia de Tobar. 

Valladolid í^iceaciado Diego de Soto. 

( D. Juan de Vega Almoroz. 

•' (D, Juau Timiño. 

[ El conde de Salvatierra. 

Galicia n D. Antonio de Castro, elegidos procuradores por la ciu 

( dad de Betanzos. 



DOGÜiMENTO NÚM. 1038. 
Cortes celebradas en Madrid: 1632 á 1636 

CIUDADES. 

¡)^^rgos j '^^ Jerónimo de San Vítores de la Portilla. 

( D. Miguel de Salamanca. 

Toledo. ... \^' ^^^^^ V^ica de Herrera. 

I Alonso de Cisneros de Herrera. 

¿^¿^ ; f D. Diego Rubín de Celis. ^ 

( D. Hümiro Díaz de Quiñones y Laciana. 

Sevilla { ^' ^°°^^^^ ^^ Mencliaca. 
( D. Laureano de Avendaño. 

Salamanca.... P'*^"^^^^^ ^«5^^°- 

( D. Jerónimo de Carbajal. 

Granada (^' ''^^^^'^ ^® Fuentes y Pradilla. 
[ D. Diego Calderón Dávila. 

Córdoba ¡^^' ^^^^ Zebico de la Cerda. 
(D. Pedro Gómez de Cárdenas. 

Murcia . . {^' ^^^^^ ^® Rocafull y Boyll. 
( xMiguei Pérez. 

c../.«m;^ (D- Antonio del Sello Bcrmúdez. 

( laceuciado Medina del Hierro. 

y^^^j j D. Alonso de Arquellada y Guzmáu. 

^ I U. I ligo Fernández cíe Córdoba y Mendoza. 

,, í D. Gaspar de Guzmán. 

Cuenca J » j i kt- 

(Gil Pardo de Najara. 

Zamora í ^' Antonio de Miranda y Vega. 

( D. Martín Rodríguez de Ledesma. 




I' 



^ ■*" ÍL^ 



370 ÜEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

CIUDADES. 

'. D. FraucLsco de OciUDpos Sotomayor. 

Zamora.. j D. AQtoaio de Miranda, procurador y á la vez diputado del 

( reino. 
.. ^D. Jerónimo Guillamas. 
( D. Diego de Villa veta, \ 

., , . , (D. Pedro González de Almunia. 

Madrid \r^ ^ - • j r« • 

(D. Jerónimo de Tapia. 

(D. Pedro González de Mendoza. 
(D. Francisco Barrionuevo. 
i D. Antonio de Torres Sedaño. 

^^"'*^ [d. Cristóbal de Tordesillas. 

f D. Juan Arias de la Lúa. 

^ (Juan de Zamora Cabreros, 

.... ( Rodriíío Díaz de Vivar y Mendoza, duque del lufautado. 

^'"'«''''''^'"•''•iD.LuisdeLlauri. 

i D, Pedro Lavora de Andrade. 
(d. Antonio de Castro, elegidos por la ciudad de Betanzos. 



Documento núm. 1040. 

Cortes celebradas en Madrid: 1646 á 1647. 

CIUDADES. 

SD. Pedro desanzoles. 
D. Jerónimo Ruiz de Yurremendi. 
D. Jerónimo Ssjinvítores de la Portilla. 

Tr^io^n (D. Luis Pinedo. 

(Juan Ruiz de Avendano. 

I D. Jerónimo de Castro y Mendoza. 

León : D. Diego de Quiñones Castro. 

( D. Felipe Antonio de Villafañe. 
I D. Jerónimo Ortiz de Sandoval. 

Sevilla I Sebastián Correa. 

f Francisco de Esquivel. 
Salamanca, ... D. Alonso de Contreras y Aguilera. 
, f Francisco Hurtado Estébanez. 

( D. Antonio Maldonado Calbillo. 

, , . ÍD. Luis Jiménez de Góngora. 

( D, Juan Alonso del Corral. 

ÍD. Francisco Riquelme de Rocamora. 
^^^^^^ I D. Agustín de Ceballos, 

í D. Luis Jerónimo Fernández de Cabrera Robad illa y La 

Segooia ■. cerda, conde de Cliinchón. 

( D. Diego de Grixalba. 




Je ControtiJs y Je la Cueva. 
: de Vel.isjo. 
Ycpcs y Rojas. 

i Va lene b. 

BarrioQucvo y l'cniUa. 

AgDÍla. 

le Salua Cortés, 

le Mena. 

no Ponce do León. 

vt de Salcedo. 

)rdóñez. 

le Tordcsillas. 

Icedo Burgos y Vivur. 

9 de Kiaño. 

■lio de llercdia. 

llegas. 

I^mus. 

Oder en csU-í Cortes más que u 
tuaoca, Jucn y Uuliuia. 



ENTO NIJM. 1041. 

las en Madrid: 1648 á 1651. 

:;Ísco deSalaniiiQca. 

iñas. 

■lado de Herrera. 

iistnñún Villar^tñc. 
6rez Osorio. 
le Va Idea Godoy. 
do l.aredo Bustíllo. 
GodÍDcz de Cabc¿a de Vaca. 
alvalierra y del Burgo. 
esiuos Porcell de Peralta. 
Calle y Heredia. 
os Bios Guzmán. 
Guzmán y Cárdcaas. 
Gaitero y Milán de .Inigón. 
ández de Alarcón. 
Aró val o de Ziiazo. 
limo do Cootreraa. 



1 



MartÍD Aviles. 
tolÍD de la Scmn. 
baldés Lorcnzana. 

iñeí. 

3 do Lisie. 

;la do Tapia. 

iclicco Triviño. 

uero y Tapia. 

ez de Haro y Guzíniía. 

de Salcedo. 

Lcrrez de MoDliilbo. 

quez de Aldaoa. 

JOS de Villa aante. 

de Segovia. 

3 la Bastida y Castillo. 

Monterrey (do bobo otro procurador). 



lENTONÚM. 1042. 

u eo Madrid: 1655 á 1658. 



I Hoz Mata. 

s de Riaño. 

Vaca de Herrera, 

: MoDtalváo. 

i a de Celis. 

Herrera. 

Kederiquc. 

rres Ayala. 

Jareta MaUlouado. 

Sotomayor. 

de Oviedo Castillejo. 

ila. 

lel de OLiDdo. 

nez de Cárdenas. 

arzosa. 

idrigo de Castilla. 

o airas Escobedo. 

Maauel de Pefiaranda. 

de CoQlreras. 

iiández do Moya. 



ÚM. 1043. 

adrid: 1660 á 1664. 



laárez de la Caevfi. 



Castillo. 
y Herrera. 



DS Ríos. 

lerrero y Aragón, 
y Córdoba. 



1 



:. KN RSPA^A 



(D. Rodnsode Gonlrcraü Mmin. 

Jaén i^ .1 ^ ..■ 

(D. Alvaro de Viezinn. 

,. (D. AatoDÍo Cuja y Hcailoza. 

(d. AIodro González. 

ÍD. Dioso Rodríguez do Vjdw'.r.-ol. 

(O. Francisco de llunilalfajar. 

, ., 1 D. Juan da S;iIl'c<1d Guillnnias 

Avila i., „ , ■ r. 

/ (D. Pedro de licnao. 

„ , ., (D. José Vicente do Ilorjn. 

Madrid J j , r. ■ 

(D. Alonso de la Ent^ion. 

Sarta D. García de Medrano. 

ÍD. Juan da Soto Vclaaco. 

(D. Alonso de Tapia. 

„ ,, , ,, , (D, Juan de Palacios y Velnsco. 

Vatladohd .... i _ , , „ . . „ \ . 

(O, Jnan do Ribera Palacio. 

Guad la' í^' ^°'^^^ Magaña. 

' "' (Duque del Infantado. 
„ ,. , (D. IleDÍto (joD^ález Bravo. 

Galvua ÍTí .. _■ ,-j 

(O. Martin <jámez. 

^ , . (D. Francisco Sotomayor y Cliavos, 

(D. Gonzalo Espadero de Saavcdra. 

NoT». No consta más qae an procurador por Soria. 



Documento núm. 1044. 



Salarios de los procuradores de Cortes en el reinado 
de Felipe IV. 

Del mismo extracto oficial de los procesos origínales de Cortesa quo nos 
venimos reli riendo, tomárnoslas noticias sigaientcs relativas á los salarios 
y ayuda de costa que se concedieron á los procuradores de Cortes duran- 
te el reinado de Felipe IV; 

El iO de Julio de )Gil acordó el reino solicitar el despicho de la cédula 
de los cnalro cuentos por la concesión del servicio ordinario, y en 4G de 
Octubre sigaieale se aprobó el repartimiento de dicha suma. 

CoD motivo del parto de la Reina se diá á cada procurador, diputado y 
secretario, seis haclias para las luniinarius y 1.000 maravedís, según acuer- 
do de 15 de Agosto de 162 -I . 

En 19 de este mismo mes y año se concedió á los escribanos mayores 
de las Cortes, otra taota cantidad como tocaba á cada uno de los procura- 
dores de los 20.000 ducados que S. M. les señaló de primera ayuda do eos- 



FELIPE IV 375 

tas, y ea dicho día dictó S. M. cédula fijando cu 300 ducados anuales lo 
que había de darse á cada procurador y escribanos mayores por casa de 
aposento. 

En 23 del citado raes acordó el reino se diesen á cada procurador y se- 
cretario 53.000 maravedís para alivio de los lutos. 

En 40 de Setiembre de ^G'ii nombró el reino comisarios para solicitar 
la cédula de ios cuatro cuentos do que S. M. les hizo merced por el servi- 
cio del casamiento, y en 46 de Octubre se aprobó eL repartimiento de aque- 
lla suma. 

En 2 de Junio de 4633 S. M. mandó librar al reino 20.000 ducados por 
primera ayuda de costas, y éste acordó conceder á los secretarios y recep- 
tor general una suma igual á la de los procaradores. 

£1 14 de Julio siguiente, S. M. señaló 300 ducados anuales á cada procu- 
rador y secretario para casa. 

En 9 de Octubre concedió S. M. otros 20.000 ducados á los procurado- 
res por segunda ayuda de costas. 

En 43 de Octubre despachó Real cédula S. M. concediendo voto en ('or- 
tes al reino de Galicia. 

En el mismo mes de Octubre de 4623 solicitó el reino la cédula de los 
cuatro cuentos por la concesión del servicio ordinario, y hecho el reparto 
correspondió á cada secretario 404.000 maravedís. 

En 2 de Febrero de 462i se acordó librar á cada uno de los secretarios 
la parte que les correspondió de los 20.000 ducados que S. M. otorgó al 
reino por tercera ayuda de costas. 

En 8 de dichos mes y año S. M. hizo merced á cada procurador de 6.000 
ducados por el 45 al millar del servicio de millones, y en el día 24 acordó 
el reino se diese una cantidad igual á cada uno de los dos escribanos ma- 
yores. 

En 2> de Setiembre del mismo año concedió S. M. á los procuradores 
otros 20.000 ducados por cuarta ayuda de costas, y el reino acordó se die- 
se á los escribanos mayores igual cantidad que correspondiese á aquéllos. 

En 2 de Abril de 4624 se otorgó á los procuradores la quinta ayuda de 
costas por cantidad, de 20.000 ducados. 

Con motivo de las ñestas de San Isidro se dio de propina en este año á 
cada procurador 4.050 reales, liiás 6.000 maravedís por sus hachas para las 
laminarías. 

En 20 de Octubre del mismo año concedió S. M. al reino 20.000 duca- 
dos por la sexta ayuda de costa para los procuradores y escribanos ma- 
yores. 

En 28 de Febrero de 4 626 solicitó el reino la cédula de los cuatro cuen- 
tos deque S. M. les hacía merced por la concesión del servicio ordinario, 
y en 42 de Mayo se aprobó el reparto de dicha suma. 

En 3 de Marzo del citado año se otorgó ú los procuradores la sétima 



1 



DEL PODER CIVIL KN ESPAÑA 

tídad de 20.000 ducados por el encabezamiento ge- 

10 octava ayuda de costa. 

31 se les señaló otros 10.000 ducados por Dovcaa 

do Mayo y 6 de Noviembre de i6iS concedió S. M. 
«retados las décima, undécima y duodécima ayu- 
I ducados cada una. 

Í9 de Noviembre de 1099 se concedió i los proca- 
décimatercera , dócimacuarta y dócimaquinta ayu- 
id cada una de 20.000 ducados, 
el mismo año solicitó el reioo la cédala de los cua- 
esión del servicio ordinario, cuya suma se repartió 
ada. 

3! hizo merced S. H. A los procnradoroa de las nnc- 
icados por primera ayuda de costa, y 300 ducados 
is gastos que hicieron con ocasión del juramento 

mismo año señaló S. M. G.OOO ducados A cada pro- 
)n del servicio de i^ millones, y el reino acordó 
il abonase oíros G.OOO ducados á cada uno do sus 

1 citado ano asignó S. M. & los procuradores 30.000 
yuda de costa, extensiva á los secrelarios. 
niente solicitó el reino laeédulado loscaalrocucn- 
narlo. y obtenida se repartió aquella cantidad sc- 

8 Agosto de 1633 se repitieron las ayudas de costa 
cantidad de 20.000 ducados cada una, y en C de 
incedió otra también de 20.000 ducados. 
34 mandó S. M. dar á cada procurador 13.000 rea- 
nedio dozavo que concedió el reino á S. H. por en- 
icobo. 
mismo año se concedió á los procuradores nncva 

000 ducados. 

1 siguiente se mandó entregar á cada procurador 
ropina por la ñesta de' toros que se celebró en ta 
¡mostracidn de alegría por la venida de la señora 

: Agosto de 1035 concedió 5. M. á los procuradores 
¡n cantidad de 30.000 ducados cada vez. 
de 1635 S, M. lúzQ merced de 3.500 á cada uno 
or el 15 al millar del servicio do 9 millones en 



r'T 



FELIPE IV 377 

Y en 46 de Abril de 4636 se les asignó 497.368 maravedís á cada aao de 
que S. M. les hizo merced para ayuda de costas. 

Durante las Cortes celebradas desde 26 de Junio de 4638 hasta 4.^ de 
Julio de 4643, concedió S. M. á los procuradores en once distintas fechas 
ayudas de costa ordinarias en cantidad de 20.528 ducados cada vez, y ade- 
más en 24 de Julio de 4638 les ratificó el señalamiento de 300 ducados 
anuales á cada procurador para casa, aunque las tuviesen propias ó de 
aposento. 

En 48 de Enero de 4639 hizo merced S. M. á cada procurador de 9.000 
ducados por el 45 al millar de los servicios de los 24 millones, 2 V« millo- 
nes y 9 millones, y otros ordinarios y extraordinarios. 

En 4 de Junio de 4640 se libró á cada uno de los 39 procuradores, á los 
dos secretarios y á los tres diputados 43.500 maravedís en plata doble por 
la propina y luminaria de la fiesta de San Isidro, y 400 reales más á cada 
uno por tablado. 

Igual propina se les concedió en 1 644 por las fíestqis de San Isidro y las 
de Santa Ana. 

En 45 de Octubre de 4644 concedió S. M. á cada procurador 2.000 du- 
cados en lugar del 45 al millar por la prorrogación del servicio de los 9 
millones. 

En 45 de Febrero de 4642 hizo merced S. M. de 2.000 ducados á cada 
procurador por el servicio de la extensión de la alcabala. 

En 42 de Mayo de 4642, con motivo de las fiestas de San Isidro, se les 
concedió una propina igual á la de los años anteriores. 

En 4 .° de Agosto del citado año acordó el reino se librase á cada procu- 
rador 30 ducados para que compraran los tomos de la nueva Recopilación 
de las leves de estos reinos. 

En 4.^ de Julio de 4643 señaló S. M. á cada procurador 3.000 ducados 
por la concesión del servicio de 24 millones, prorrogación del primer uno 
por 400 en lo vendible y servicio ordinario y extraordinario. 

A los procuradores de las Cortes celebradas desde 24 de Febrero de 
4646 á 28 de Febrero de 4647, les concedió S. M. 300 ducados anuales para 
casa, 30.000 maravedís para lutos de la Emperatriz, y otros tantos para 
lutos del Principe D. Baltasar Carlos; 3.000 ducados á cada uno, en Fe- 
brero de 4647. por la prorrogación del servicio de los 9 millones en pla^ 
ta, extensión de la alcabala, un millón del noveno repartimiento y sisas 
del Sueldo de los 8.000 soldados, y por ayuda de costa ordinaria so les 
repartieron 528 ducados á cada uno en 24 de Marzo de 4646, ó igual suma 
cu 24 de Noviembre siguiente. 

En 48 de Mayo de 4649, 5 de Marzo, 26 de Agosto de 4650, 3 y 34 de 
Marzo de 4654, se concedieron ayudas de costas ordinatias á los procura- 
dores, repartiéndose á cada uno de ellos 528 ducados en cada vez. 

Como ayudas de costas extraordinarias obtuvieron de S. M. los 300 



1 



378 DEL POnEQ CIVIL BK ESPAÑA 

íucados para casa ea 18 ilc Mnyo de 1640; Q.OOO ducados cada uno, en 
iO de Julio de 1050, por el 15 al millar del servicio de millones, y 9.000 
iucadoscada uno. en 12 de Alirll de 1GS1, ea lugar del IB al millar de 
ION servicios prorrogados en dicho año. 

En las Cortes celebradas desde 7 de Abril de 1G55 hnsta 25 de Dicicnj- 
itrc de 1G58, se concedieron seis distintas ayodas de cortas ordinarias i 
los procaradores á razón de !>i8 á cada nao, y como extraordinarias se 
Íes liizo merced por S. M., en 34 de Mayo de 165S, de la misma cantidad 
[|ue veoian percibiendo por propinas y laminarías en bs Restas, y de 
j.OOO docados ó cada ano por las dos prorrogaciones de los servicios de 
mil lo oes. 



DOCUMRNTOS NÚMEROS 1045 A 1095. 
Mercedes á los procuradores de Cortes en la misma época. 

Ea el EIxtracto oficial realizado por D. Vicente Candas loclán y que origi- 
nal existe en el Archivo general central de Alcalá de llenares, resulta que 
en 3 de Setiembre de 1G21 pidió la Diputación se le mandasen pagar los 
SO. 000 maruvcdia quo para alivio de lato se libraron á los pro c unidores 
por ser costumbre librará unos lo mismo que á otros, y se acordó que no 
se les diese lo que pedían, y so hace constar, qne lo Diputación acudió al 
Consejo contra este acuerdo. Se pretendió también, según consta en los li- 
bros de Cortes, que los procuradores pudieran traer cocbe de dos caba- 
llos, y nombraron comisarios qne solicitasen se diese asiento en el Conse- 
jo A los procaradores en la vista de los pleitos. Ea 19 de Abril de 1Q34 
prestó el reino con se nti miento para que los procuradores de Corles pudie- 
ran traer coche de muías. En el libro a." de las Cortes de 163! se trató de 
que se liiciese merced á los procuradores, y esto mismo se repitió en el 
libro 1 ." do las Cortes de < 63S, en el libro 3.<* de las mismas Cortes y en el 
úaÍcodelasdc164G. 

En cuanto á consultas, se anota una en el libro de 1621 , para que S. M, 
haga merced á los procuradores de las Cortes últimas.' En el libro 4.* do 
las de 1632 existe otra sobre ofrecerlos procuradores comprar de juros los 
lí.OOOrealesdeqaeS.M. les había hecho merced. En el libros." consigna- 
ba otra sobre nombramiento de algunos procuradores por administrado- 
res de los nueve millones, y también para que se diesen los emolumentos 
á los procuradores que babian sido corregidores. En el libro 2." de las de 
1638 consta, que se hizo otra para que S. M. mandase publicar las merce- 
des que tenia hechas á los procuradores, y otra para que se hiciese mer- 
ced á los corregidores de las ciudades y villas de voto en Cortes. En el 
libro del64G tiay uaarespcctodel 15 al millar de los servicios prorrogados 




FEUPB IV 379 

á los procuradores de Cortes, y á fojas 373 vueltas se hizo otra para 
que S. M. mandase dar á cada procurador de Cortes lo mismo quedió á 
los de las del año 4G46 por el 15 al millar de los servicios concedidos. En 
el libro 2.° de las de 1656 existo otra, para que las mercedes que se ha- 
bían hecho á los procuradores de estas Cortes de diferentes rentas de por 
vida, no se comprendiese en los decretos que se habian promulgado sobre 
las mercedes de esta calidad; asimismo se hace mérito de otra en res- 
puesta de un decreto avisando las propinas que habían cobrado los pro- 
curadores de Cortes. En el libro 3.° de las Cortes de 1660 resulta otra so- 
bre la baja de los salarios, propinas y luminarias de los procuradores á 
Cortes. 

Cortes de 1632. 

El procedimiento seguido en los anteriores reinados para el otorgamien- 
to de las mercedes h los procuradores de Cortes^ se modificó en la época 
de Felipe IV, porque en vez de consultarse al Consejo, precedía la opinión 
de la Junta de asistentes, y después de birla recaía el decreto de S. M. Son 
tan concretos los apuntes que hemos encontrado en el Archivo general 
central respecto de las Cortes de i 632, que en vez de extractarlos prefe- 
rimos copiarlos íntegros. 

Las mercedes que S, M. (que Dios guarde) ha servido de hacer merced á los 

procuradores de estas últimas Cortes, 



Lo que la junta consulto. 

la junta de asistentes consulto a su 
Mag.d le hiciese merced do un asiento 
de cavallerízo con .gajes situados en 
parte fíja una encomienda de su orden 
hasta mil ducados de renta si la hu- 
viere vaca, o futura sucesión y que 
qualquiera destas mercedes pudiese 
elegir para si o su hijo que se le per- 
donen los ((6000» ducados en que esta 
condenado por el casamiento que hi- 
zo su hijo con la hija del conde de 
Yillafranca, i que su Mag.d por su de- 
creto encargue su persona al consejo 
de hacienda para que le hiciese todo 
buen pasage acomodándole sus qnen- 
tas en lo que fuese posible sin daño 
de la hacienda de su Mag.d ni de otro 
tercero. 



Lo que su Mag.d responde^ 

A Don Bernardo de Rivira Al- 
guacil maior y Procurador de Cor- 
tes por Sevilla responde su Mag. d, 
queda mirando en que hacerle 
merced . 



"'^ 



DRL rODEB CIVIL 

isnllo que coa erecto se 
u300>' ducados de piu- 
» le esta hecha merced 



suceda en el oñcio de 
¡ral i qac sirba las au- 
'Diedades i eu quaiito a 
ibe se haga Dueba reeo- 
¡ODsejode hacienda coq 
Mae.í 



lode hacer merced del 
o de aposentador del H- 
de la corte í de »300n 
piasion efectivos uDn 
a de dos mil ducados 
recto de donde ae te dea 
.0 de sn Mag.d recomcn- 
sejo de las ordenes el 
jespacho de sn abito. 

nsulto a su Mag.d le hi- 
le suBpeadcrle por qua- 
iga de lo que debe del 
rvio los oñcios de recep- 



A Don Laureano de Avendaño 
jurado y Procurador de Corle» de 
la dicha ciudad, manda 5u.Mag. i. 
se Le proponga en otra cosa en lu- 
gar del olicio de administrador de 
la labia de Indias. 

A Don Pedro Vaca de herrera 
Regidor de toledo i su Procurador 
de Cortes, manda su Ma^. i, se le 
asigare lo que se le debe efcctiva- 
menle en erectos ñjos pagados eu 
dos o tres años i se le de un avito 
a BU liijo segundo i otro para ca- 
sar a una hija. 

A Don Jacinto de Tuentes y Pa- 
dilla «ii.°» y Procurador de cor- 
tes porGranada, manda su Mag. d. 
que el oflcio se le de para el hijo 
en Torma que pueda servir tam- 
bién sus ausencias. 



A Miguel Pérez Reidor y Pro- 
curador do Cortes de Murcia secon- 
forma su Mag.d con el parecer de 
la junta. 



le Alcavalas i 
;ando la' qnarta parte 
año i la segunda en otro 
;a otro y la quarta en 
igurídad al consejo de 
; un asiento de cavalle- 
'na nuestra Señora para 



Dsulto a su Mag.d do si 



isnlto un avito para cas- 
naa o íiija i de un dc- 



Al Viiconde de la íosa don Alon- 
so lanas Procurador de Cortes por 
el Reyno de Ualicia, so conforma 
suMag.d con el parecer de la junta. 

Al Doctor Bernardíno yañez 
priego juez do la audiencia de los 



la al grados de sev i Un i. procurador de 
Cortes por el mismo Kcyao de (ja- 
licia. so iioaroriDQ bu Maíj.d con el 
parecer de la juala. 

mer- al liccociado Eslevao Vázquez 

rcD- do saahcdra procurador de Cortes 

i du por Madrid responde su tiag. d, se 

acá- le consulte en otra cosa porque las 

o coa niefiadas están. 

nsul- 

ritos. 

se le A Don GorOQÍtno de Ullo^i liaziía 

¡cotil Procurador de Cortes por Toro, 

creto responde su Mag.d sea do ud ca- 

man- vallerizo. 



se le Al Marques de Palacios Procu- 

da de rador de Cortes por Zamora, se 

'enta, coaCoruia su Mag.d con el parecer 

mura de la junta. 

mer- \ Don Antonio de Miranda y Ve- 

. cri- ga, tamvien Procurador de Cor- 

raría, tes por Zamora, se conforma su 

i por Mag.d con el parecer de la junta, 
en la 
ida- 
a ve- 



plaza 
e loa 
eado 



A D. Sancho Dnitoa contador de 
qaentas en la contad uriamaior de- 
ltas regidor y procurador de Cor- 
tes por Avila, responde su Ma^. d, 
que se conforma con el parecer de 



1 



3K2 



[. puueii CIVIL EK esv^t<^ 



Lu juDiii codsdUo u sd ina¡;cslíiil 
liavia hecho reparo on lar suliuicDcía 
deste sugeto paru malerias de tiovier- 
ao mus síq cmhnrgo le pjrecia que su 
Mag.d asigarase el empeño quchu vie- 
se hoclio coa el ofrecicudole ;ilguo 
uorrcgiiuicQlo i según Tuera, le haga 
la merced, masque pudiéndose cscu- 
sar se U puede hacer de osieoto de 
' aposeatudor de libro con la mitad de 
los gajes hasta que suceda cu todos 
por la primera vacante. 

A la junta le parece se le puede ha- 
cer merced de un avito i que si salie- 
re vieu de la visita que se le estii lo- 
mando por el consejo de las Indbs 
oucomicode su Mng.d su persouaal Üc 
La camnra i que esto sea sin per- 
juicio de la parte y derecho de Doña 
María de fonseca cuio es el oflcio a 
quien toco la suorte de Corles <¡ue 
servía el licenciado Pedro de Vei^ara 
i antes sirvió Don Alonso do Paz. 

la junta consulto a su Mag.d que le 
parecía se le diese asiento de cavalle- 
rino de la Reyna nuestra Señora i la 
Tutúra sucesión de una Alcaldia de 
quinientos ducados do renta i que 
mientras vacase se le señalen gíijcs, 
no siendo de la hacienda de su Mag.d 
i que se le perpetué el Regimiento de 



A Don Juan de Palacio Procura- 
dor de cortes de Valladolid, res- 
ponde su Mag.d, que se consul- 
to otra cosa por ser lo qnc se con- 
sulta contra la rerormacion. i en 
quaato .-il empeño de su Mag.d 
dice, se le dign coa que landa- 
mcoto lo consulla la junta cerca 
del ofir-io do aluda de cámara i co- 
rregimiento. 



Al licenciado l'cdro de Vergura 
(iaviria oidor mas antiguo de la 
audiencia de México, Regidor de 
Salamanca i su procurador de 
Corles, se conrormu su Mag.d con 
el parecer de la junta y dice, se 
añada, i(uc s-iliendo vien do sd vi- 
sita le liara merced creativa y de 
satistaccion. 



A D. Luis de Guzmau Regidor y 

Procurador de Corles por segovia, 
responde su magestad, vcase si 
goza oi gajes D. Luis de Guzman o 
renta cu su lugar porque entiendo 
lo he mandado. 



A la Juula parece (|ue se le haga 
merced de una eocomienda o Alcal- 
dia de hasli ochocientos duirados do 
renta o la Tutura sucesión de uno, o, 
otro i de un djicreto caconicudando 
su persona al consejo de la cámara 
para las plazas que son ascenso del 
de las ordenes. 

la junta consulto se le hiciese mer- 
ced de geulil hombre úe la voca i de 
un decreto para la cámara mandando 
se vea bu memirial en la pretensión 

del Ululo. 



A lien Lope ilc Morales del con- 
sejo de las ordenes i procurador 
de Cortes por sori.i, se conforma su 
Mag.d cou el parecer de la junta. 



A Don liaspur de Guzman Regi- 
dor de Cuenca y su procurador 
do Cortes, responde su Mag. d, en 
cuaato a Don Gaspar de Guzmau 
se le consulte otra cosa porque los 



c 

■I 

'i 



FKLirU IV 



383 



A la junta le pareció se le hiciese 
merced de asiento de aposentador del 
libro i que haciendo dejación de la 
merced qae tiene de un avito se le de 
el passo qae pide deste oficio. 



la junta fae de parecer se le cum- 
pla luego la merced que se entiende 
lo esta hecha de una Ydalguia en Por- 
tugal, i se le añadan dos mil ducados 
de aluda tle costa en cueros de la par* 
te que a su Mag.d le toca i una futura 
sucesión de alguna Alcaldia de hasta 
quatro cientos ducados de renta. 

A la junta le pareció le hiciese su 
Mag.d merced de la plaza que preten- 
día del consejo de hacienda en oca- 
sión de vacante o la primera que su 
Mag.d proveyese. 

la junta consulto se le hiciese mer- 
ced de que con efecto se le cumpliese 
la que le estaba echa de una pinsion. 

la junta consulto se lo hiciese mer- 
ced de la que se le hizo de una enco- 
mienda. 



la junta consulto que aunque no 
havia dado memorial tenia noticia 
que havia venido en los servicios que 
se havian concedido en estas Cortes 
le parecía que su Mag.d le podia ha- 
cer la merced que fuese servido. 



gentil hombres de la voca ha m ui* 
dado so consulten por el bureo. 

A Gil pardo de nagera procura- 
dor de Cortes por lá misma ciudad 
de Cuenca, responde su Mag. d, 
a Gil pardo se proponga otra cosa 
de satisfacción porque ha servido 
ejemplarmente y los oficios contra 
la reformación no se consultan. 

A Alonso Yañez de Mendoza pro- 
curador de Cortes por Guadalaxa- 
ra, respondo su Mag. d, a Alonso 
yañez de Mendoza la parte de los 
cueros en lo que toca a la Cámara. 



A Rafael Cornejo escribano ma- 
ior de las Cortes, responde su 
Mag. d, de Cornejo tendré particu- 
lar cuidado. 

A Juan de Palma escrívano ma- 
ior de las Cortes su compañero, se 
conforma su Mag.d con el parecer 
de la junta.. 

Al conde de Prere, que es el pro- 
pietario de esto oficio, responde su 
Mag. d, se passe si el Conde de Pre- 
re tiene encomienda. 

El marques de las navas no dio 
memorial i a la junta le pareció 
consultarle, su Mag.d responde, en 
quanto al Marques de las navas 
esta vien con las excepciones que 
tiene. 



> 



Arohivo (general (sentral.— Cámara de Castilla.— Le(?a jo 120. 



Cortes de 1638. 

El documento (|ue menciona las mercedes que se concedieron á los pro- 
curadores de estas Cortes, aparece fechado en Madrid á 22 de Febrero 
de iG3ü: tiene cuatro rúbricas, que son de los individuos que formaban la 



1 



DÜL PODBB CIVIL En KSÍA.>A 

(es de Corles; y aalea de ellas, se iec el siguiente párrafo: 
mercedes (lae V. M.d fuere serbido de hazerles no se pu- 
ae se disuelbao las Cortes.» En el texto del documento re- 
L una de las pretcnsiones el dictamen de la Junta, pero no 
1 Rey. 

Francisco Castellanos, que obtuvo ya la merced do uea 

lugar de ella ct arcediaaato de Málaga ó el corregimiento 
il. El CoDBCJodeciaquoS. U. le tenía hecha merced de un 
:íón de Málai;a, y si no la quisiese, de una capellanía de 
s, á SD elección; y .iñadia: «Parecen basantes bs merce- 
e tiene bochas. u 

D. Antonio de Valencia pretendió merced de la cncomicn- 
I ó Miruvel, y por decreto mandó S. M. que se le declara- 

por estar proveídas las encomiendas, y se añade: «que 
rc^d de na habito i decretos para el Consejo de la Cámara 

consta por certificación de Rafael Cornejo, que se agregó a 
ios qne habb hecho el Reino antes que llegase.» 
Francisco do Campo, qne S. M. le había hecho merced del 
lerizo de la Reina, que no podía servir, y como no tenía 
nder en ludias, solicitó el corregimiento de Logroño, Avi- 
Junta consignó, qne S. M. le había hecho merced de un 
igo y un asiento de caballerizo de b Reina nuestra señora, 
in decreto para el Consejo de ludios que tenga cuidado de 
I corregimiento de Potosí que pidió, 6 en otro, según sus ■ 
i: «Parece, añade, que V. U.d le puede hacer merced de la 
del Corregimiento de Carrion y mandalle que la tenga 

D. Antonio de Miranda, alcalde do la chancilleiia de Va- 
lle liaber vacado una plaza de oidor, solicitó quo la ñsca- 
lera que vacare, y que esta merced se publicase eu la Ca- 
se cédula para cuando llegare el caso. La Junta dijo, que 
echo merced de la plaaa primera de la chancillería que 
!S de una fiscalía de eala corte, y añadía después: «Parece 
4 mandar que sea la merced de la fiscalía para la primera 
e de las tres y que la tenga secreta.» 
cenciado D. Francisco de Inojedo y Jaraba pretendió una 
miento y un hábito para un sobrino. La Junta consignó: 
nía hecha merced del corre.^ i miento de Alcaraz i sirvieu- 
ina plaza de iasaudiencias,» y añadió: «Parece quo V. M.d 
nercedda un liabito.o 

raucisco de Arriaga solicitó merced del corregimiento de 
ando cumpliese, y de la eacomicuda do Míravel. Se coo- 
le tenia hecha merced de un decreto para la Cámara en la 



FELIPK IV 385 

añade; aParetc nuc puode V. M,d hazcrle iiierzed de 
eo de la Reyuu nueslm scflora.» 

iiaco Yáñez do Barriouuevo pidió merced de una enco- 
a de Snntiago ó una plaxéi de la Cootaduria mayor de 
;io, y en su derecto la futura sucesióii de la sargentía 
pudiéodok servir desde la ciudad de Soria; el eorrcgi- 
), y dos liáliitos para dos de sus hijos. Después de liacer 
rocurador eotró á servir eQ 9 de Diciembre de 1638. 
Iiizo merced á los demás procuradores, Se añadía: uPa- 
M.d hacerle merced de la futura sucesioa del Corregí- 
I y que la teDi¡a secreta y de no habito para un hijo.» 
Dcisco Serrnno de Tapia pretendió la futnra sucesión de 
ihros de la razón, relacioocíi, rentas ó mercedes, el pri- 
:í. M. le había heeho merced del titulo de secretario coa 
I al año, y la Junta decía: «Parece que le puede V. M.d 
corregimiealo do Cnrmona para quando vaque y que lo 

a Serrano pidió se lo hiriese merced de la secretaría de 
m gajos y casa de aposento. Cousta que S. M. le tenia 
titulo de secretario sin gajos y de SOi) ducados do peu- 
(.a Junta añadió: «Parece que puede mandar V. tSA que 
;retariosoze cinquenta mil maravedís y se le paguen en 
consejos.» 

ro Gavera de Andrade solicitó merced de la compañía 
) Corana, con sueldo, y do un hábito para acomodar á 
I. S. M. le tenía hecha merced de un hábito, y á la Jua- 
ia S. M. mandar que se le diese otro hábito. 
astro Osorlo pretendió merced do un hábilo y de una 
ara la persona que casare coa su hija, ó el gobierno del 
4 ú Otro equivalente. Pareció á la Junta que S. M. podía 
un hábito para el ó para su hijo. 
hal.do Tordesillas solicitó merced de un hábito para nn 
más del que obtuvo, y de una alcaldía. Resulta que se le 
hábito para él ó para su sobrino, y la Junta añadió: «Pa- 
nerced que le está he;ha.n 

orres Sedaño pretendió merced de que so le señalase, en 
1 que se le habla concedido, el tribunal ó puesto donde 
S. M. le tenía hecha merced de una plaza de asiento de 
teína nuestra sonora para el ó para su yerno, á su elec- 
to para su persona ó para quien casase con su bija y del 
Segovia, y que se le diese cédula para oficio de asiento 
corregimieato. La Juata dijo: «Parece que V. M.d le a 
cdes.» 



DEL PODBR CIVIL e.S ESPAÑA 

aaio Scvilboo preteudiú la pinza de la Contadi 
oliciode papeles, ú otras mercedes iguales á 
stas Cortea á otros -procuradores de ellas. S. I 
e secretario con tOO.OOO maravedís y la Tutur 
I la Junta de población y minas. La Junta dcci 
a merced del secreto de Sao Clemente.» 
cga preteudió una de las contadurías de libi 
Disfrutaba el título de secretario de 5. M. co 
ido y la Tutura sucesión de la secretaria de li 
iDDta dijo: «Parece que V. M.dle haga merced 
ejo de Hacienda ordinario.» 
irtÍD de Guzmán preteodió que la merced det 
inmutase en otro hábito para un liijo, además 
«d, y de la prebenda do prepósito de la iglesi 
vacante. 1^ Jnnta dijo- «Parece que V. M.d le 
para un hijo.» 

SCO Hoco pidió que, además de la plaza de ou 
merced de un hábito para D. Alonso Moedan 
lunta opinó que bastaba la merced que S. M 

el de Quiñones Pimentel pretendió merced di 
ne él tenía, y la Junta opinó que le bastaba 1 

luán María de i^lTuro solicitó el corregimiento 
ilti que se le hizo memcd de un hábito para 
e pensión y decreto para la Cámara para qu 
ona eu corregimientos, la Junta opinó que mii 
Qsión se le hiciese merced de pagarla en el C( 

imo GuillamasVelázqucz pidió que, además di 
■ coiicedicra una plaza del Consejo y Conladur 
: había hecho merced de caballerizo de S. M, 
rmano. y la Junta dijo: «Parece que V. M.d [ 
la pensión de 200 ducados para él ó para an h 

Diego do Villaveta, además de la plaza de al 
lid y de SOO ducados de pensión para un sohr 
te y que la pensión se silnase eu uno de los i 
opinó que le bastaba la merced que se le haL 
ro de AImnoia pidió merced de no asiento d< 
nd del olicio de regidor, como se hibia hecho ( 
I hábito de la orden de Santiago y 200 ducado., . 
Kireció que le bastulja la inerceJ liecha. 



D. Gregorio de Tapiu, eu lagar de las mercedes rraibúlns, pidió uua se- 
-cturiíi con ejercicio y nu háliilo i)aru uoa de sus hijas. Después de cdu- ' 
lerar lus gracias recibidas, la Junta dijn: nParece (¡uc V, M.á le paede 
icer iDerced de que la futura sncosion de que le eslá hecha merced sea 
¡ameole la del Coosejo de la sal y en caso que do la llegue á gozar se le 
9 el hábito que pide.» 

Murcia. I). Juaa de Córdoba Alamán, que había recibido merced de ua 
ibito, solicitó un corregí mieuto, y In Juuta creyó que era bastante. 

Jaén. D. Meado de Cootreras pretendió una plaza do la Contaduría, y 
espncs de hacer constar que se le habla hecho merced de un hábito para 
Liien casare con su hija y de unu plaza de caballerizo de S. M. para él ó 
>ra su hijo ó yerno, á su elecciún, ó del corregimiento de Uadajoz, la Junta 
linó se le podía otorgar la alcaldía que solicitaba por su vida uo más. 

D. Krancísüo Baiíán solicitó una plaza del Consejo de líacieada y un há- 
ito para la persona que señalare, y después de enumerarse las gracias 
tcibidas, pareció á la Junta que se le podía dar desde luego plaza de la 
natadaria y jurar en ella sin gozar de gajes ni emolumentos hasta qué 
viviese pasado el trienio del corregiii liento y fuese ya proveído. 

Gaadaiajara. D. Luis de Lanrl pretendió que la futura sucesión de la 
icretaría del Almirantazgo, Miuas, población ó donativo do que se le ha- 
la hecho merced, fuese señaladamente la del Almirantazgo ó la futura de 
I secretaria do Ordenes. Se lo había concedido un hábito para un yerno, 
I fulura sucesión de las secretarias mencionadas, y mientras tanto 100,1)1)0 
laravedis del titulo do secretario que tenia. La Junta dijo: «Parece que le 
aga V. M.d merced de que el hábito sea para nielo y la futura de la se- 
retaría del Almirantazgo, u 

El duque del Infantado aspiró á que se le hiciera merced de ocuparle en 
I servicio de 3. H. en algún virreinato. La Junta dijo: aParece que el du- 
ue ha servido con gran lineza, y asi es justo que V. M.d le haga merced.» 

El Rey decretó todas las anteriores consullas en los siguientes lérmi- 
os: » En cnanto a D. Diego de Tapia parece inconvenienlc esta introduc- 
ioD y assi se le cousultc otra cosa. Eu lo que se propone a D. Juan Fclix 
irado como pareze, y di^n tanto de el esemplo con que ha servido este 
ambre, que se podría ver si alguna futura de las contadurías del Consejo 
e mdíns se lo pndíessc dar si tiene suliciencia, por creer yo que aquel 
^nero de officio ha menester menos experiencia indibidual que los de la 
jntaduria, y en cuanto a D. Juan Maria de Alfaro por menor iuconveníen- 
: tendría si tiene capazidad darle futura sucesión de algún corregimiento 
ue esto de situarle la pensión y excúsese lo que se propone a D. Uregorio 
e Tapia, a D. Francisco Bazau bastara assegurarle la plaza de la contado- 
la sola sin las otras dísuntivas y excúsese la futura seiíalada del Almi- 
intazgo a D. Luis de Llauri y lo demás que se le propone como parece y 
ludré particular cuidado del duque del Infantado y excúsese lo que se le 



388 



DEL PODER CIVIL EX ESPAÑA 



consulta a Cornexo y quaoto al conde de Pere como pareze acordándole 
las personas que han servido de pages de aquellos estados por ser tan 
aventaxada su crianza a la de. los meninos y en todo lo demás como 
parece.» 

Rafael Cornejo y el conde de Pere habían servido las plazas de oficiales 
de estas Cortes. 

Cortes de 1646. 

En el Archivo general de Simancas, Negociado de Cortes, legajo 56, exis- 
ten una multitud de memoriales de sujetos y algunas ciudades, solicitando 
gracias por los servicios hechos en los Ayuntamientos y en las Cortes para 
la concesión de millones. Las personas que formulan dichos memoriales, 
son procuradores y regidores de las ciudades de^ Avila, Burgos, Córdoba, 
Granada, Guadalajara, Jaén, León, Madrid, Segó via, Sevilla, Toledo, Toro, 
Valladolid y Zamora. No espresan la resolución que recayó, y en cada car- 
peta hay una lista alfabética por nombres propios de los contenidos en 
ella. Forman parte del expediente diversas certificaciones y testimonios 
de los servicios alegados por los solicitantes. 

Parlamento de Barcelona en 1653. 



I). Juan de Austria, al año siguiente de capitular Barcelona y abandonar 
Cataluña la causa francesa, convocó en nombre de Felipe IV este Parla- 
mento, de que dan cuenta Corolcu y Pella en Las Corles catalanas, rela- 
tando los principales extremos que comprendía la proposición Real. Des- 
pués de empeñados debates, se hizo un reglamento para los alojamientos 
y se acordó servir al Rey con 300.000 escudos por tres años. El Rey des- 
de el Buen Retiro expidió Real cédula dando las gracias á los tres esta- 
mentos por su servicio y algo más, según se desprende de las siguientes 
comunicaciones de los consellcres de Barcelena, que existen en el Archi- 
vo general central de Alcalá de Henares, Estado, legajo 860: 

La primera resulta fírmada por el secretario Agramont en 16 de Enero 
de 4653, y dice asi: «Señor. ^= Deseada esta íidelisima Ciudad hallarse 
siempre en estado que le fuese posible mostrar con effectos, los que 
han siempre residido en nosotros, y en servicio de V. M. para que en 
todas ocasiones se sirviese mandarlos experimentar, y si bien en la de 
aora, que a petición del Marques de Mortará lugar tbioiente y Capitán Ge- 
neral de V. M. hemos servido a V. M. con veinte y cuatro mil libras de 
plata que en moneda corriente son ciento y veinte mil libras, se halla ésta 
Ciudad por causa del contagio de peste y guerra del todo exausta, he- 
mos resuelto que no embarazasen a esta tan de vida obligación las demás 
que forzosamente nos corren=Suplicamosa V. M. hnmildcmente postra- 



FKLIPK IV 3S» 

) a SDs Reales píes reciva {testos fidelisinios vasallos este servicio, iiiaQ- 
idoDOa leaer siempre c a su neal gracia, y con ol consuelo que de la 
meucia de V. M. confiamos, la Dívioa guarde su Re;il Persona krgos y 
hOBos anos como ha tncuesler la Christiandad.n 

il 1S de t'ncro de I65J, los consclleros do Barcelona elevalian al Rey 
a solicitud: «Señor. =La Real Clomcocia con que fué servido V. M. re- 
ír a su gracia nneslra obediencia y iuuacta lídelidad que siempre lia 
idido en nuestros corazones, nos aseguran con toda ccrte:ía qae alcan- 
iamos de V. M. las muchas honras y mercedes que contiene la Real 
rta de V. M. cuia copia nos ha mandado dar et serenísimo D, Joan Ae 
stria, hijo de V. M. y al Consejo de ciento de oyrta el día O cou lagrimas 
contento, ha dado mil alabanzas a Dios nuestro señor, encaminados a 
E Qierczcan estos fldclisimos vasallos veer muy dilatados años la vida y 
ud de V. M. tcoicudose por los mas dichosos, que los quo mas de nin- 
a otro Rey y Señor, por que conTesamos ingenuamente que su Real mi- 
icordia, lia sobrepujado en gran manera a todo lo que podía detenerla. 
r todas estas mercedes que nos alcanza la naturaleza qunnta sea la iu- 
lusidad dellas liemos dado á Dios nuestro señor las gracias que nos ha 
.0 posible, cantándose uu tedeuu laudamos en la Cathedral. asistiendo 
ú. el dicho consejo, y asi mismo su alteza y el Marques de Morlara, y 
tros dias y noches continuas so liaran Tiestas y lumimirias eu toda la 
■dad y a V, M. postrados a sus Reales Pies le damos las maiores que 
s es posible significar y con la mayor humildad que podemos, asegu- 
ido a V. M. que queda nuevamente tan obligada nuestra lídelidad, que 
illamos merecerán nuestros crfectos [eu quanlo nos fuere posible) igua- 
sc a los que mas los obraran cu servicio de Y. M. La divina guarde su 
al Persona largos y dichosos años, como lia menester la Cbrlstbodad, 
^ta lidelisima Ciudad.» 

Archivo ^nerai nentrat— Gatada — L^njo 071. 



Documentos números 1096 Á. 1270. 

ercedea á loa procuradores de las Cortes cuyos decretos cons- 
tan registrados en los códices de las Cortea de Castilla. 

Cortes de 1632. 

Eu I." de Octubre de t63G, a consulta de la Junta de asistentes de Cor- 
!, se hizo á D. Pedro Vaca de Herrera, procurador de Corles de Toledo, 
;rccd de dos liábitos de una de las tres órdenes militares, uno para su 
lo segundo y otro para casar una bija. 
En i del mismo raes y año, se hizo merced á Miguel l'crez, procurador 



i't «fir M. Lií T-L*:í7HTi:Hr ;»ic !:i».-r: li:-» I2 ?i^ délo que debía á la Real 
I:i»*:tíaiLi i.í ^ rv'-r,r..r.i ü* ni. ...»iieí :^^ Iqto a sa cargo. 

* ^ 5.-T..ru« üíU'ín. iciuxTuiiír i^Oírtesde Sevilla, se le dio uoa 
-:i. 'iLt-'L^i u- .. ir..»-a tH r.iin;ij:: -i-raiiU I.ü'^m ducados de renta, para 

» j i^. :. . it* rrr.iiii.¡. ir n* Lr¡«;:r de Cortes de Zamora, se le coüce- 
.. i^j: ' - .- :. ,^.' t.- !r- -i:»»:! -ie b chaDcillcna de Valladolid, su- 

X. r-.r L ' w. J'*.::t"!js. icji! *ni:* de Zamora, se le hizo merced en 7 
*r ' "I. r*. .1- m.. ;a,-:ii:_.ii,íí .ie su Orden de hasta 1.000 ducados de 



4 



X ^^?*r*- Lv ^ zr^n Li^iríj. pn>: unidor de Salamanca, se le hizo mcr- 
— ^ -ii ii- » '^LHi I»* ^i í.u»ito de una de las tres Ordenes militares. 

í ^. .r-r^ lililí "\ .;i. rrx'aridor de Toro, se le concedió un hábito para 
m * r^ii'j. -.a e-:a ri de»X"tabre. 

1 ^. ;..■>; tr* *ri>s, procurador de Soria, se le hizo merced en 15, 
!.«' iiu 'Ui!* iii..ea<ti ii» su Orden v una alcaidía de hasta 800 ducados de 

% 3. ?«TLjri ao Tjñez Priego, procurador de Galicia, se le concedió 
»j * le V. tí'ü rn* aa h tbilo parj casar una hermana. 

\ J. :.i'-.j.:o ie Faeate. procurador de Granada, se le hizo merced en t8 
it; V ^'«L jor. de ua eorre:¿i miento de la ciudad de Carmena. 

Cortes de 163a 



% x'dsi'iJi de la Junta de asistentes de las Cortes de 7 de Diciembre de 
í »..*s. A' .\:jo meroetl al duque del Infantado, procurador de Cortes de Gua- 
i.;.! jra. de dt*s hábitos, uno de Santia.i^o para D. Jerónimo Palomeque y 
jía^ twrji U ^versoaa que designase S. E. 

\ l\ Juan Arias de la Rúa, procurador de Valladolid, se le concedió eñ 
i> vlc t'uor>> de lt»3í», una plaz;i de oidor de la audiencia de los grados de 

A O. l>io^o de Villaveta, procurador de Avila, se le concedió la plaza de 
jiloaUle do la ohaucillería de Valladolid y un hábito de Santiago para Don 
^>auv*isv*o del IVso. 

A D. DiOiiO de Rivas, procurador de Sevilla*, se le hizo merced de la sc- 
orv^lariji de la Inquisición de dicha ciudad. 

A \K AütOttio de Torres, procurador de Toro, se le concedió el corregí- 
iuieuK> de Si\i50via. 

A 0% IVilro González de Zipata, procurador de Soria, se le hizo merced 
de uua plua ou la cluuicilloria de Valladolid. 

A l>. Manuel de Ouluouos Pimeutel, procurador de León, se le hizo mor- 



FRUPIt IV 391 

liio de Snatiago para na hijo ó parn (|i:i¡cn casare coa uaa 

González de Alranaia, procurador de Madrid, se 1c dio üd 

iago. 

cisco de O; n nipos Sotomayor, se le hizo merced an 19 de 

, de un hábito, eíd decir de qué Orden. 

rcro del mismo año, ncoosulla también de la JuoU deasis- 

edió B D. Jerónimo de Tapia, procurador de Madrid, un há- 

;o paro un hijo suyo. 

no de Guiilamas, procurador de Avila, so lo concedió na 

iago para D. Antonio de Guiilaniaa, sn hermano. 

vora Andrade, procurador de Galicia, obtuvo merced de 

la misma orden. 

: Zamora Cabrero se le dio, ea S de Febrero, un hábito para 

'O. 

lonzalez de Mendoza, procarador de Soria, se le liizo merced 

ara sn persona ó para la de su bijo'ó yerno, it su elección. 
Soárez de Molina, procurador de Granada, se le dio un íiá- 
I casabe can Doña Ana Cbiuchilla, su sobrina. 
Córdova y Alemán, procurador de Murcia, t<inibíén ohtu- 
ora aquel de sus liijos que eligiese. Después se delemiiaó 
Juan. 

I de Peraleja, procnrador de Mnrcia, se le concedió un há- 
;d para la persona que nombrase. 
>bal de Tordcsillas, procurador de Toro, se le dió un hábito 

ío se hizo merced á D. Antonio de Miranda, procurador de 
>ra, de una plaza de oidor de las cha nci Herías. 
I de Torres, procurador de Toro, se le concedió un háhilo 
ra su persona ó para quien casase con su liija. Y también 
ición de millones. 

rzo se otorgó n D. Francisco Castellanos, de Marquiua, un 
ago para su hijo D. Juan C.ist ella nos. 
lo González de Madrid, caballerizo de la Reina, se le hizo 
hábito de las tres Ordenes militares. 
> de Valencia, procurador de Salamanca, se le concedió un 
pariente suyo. 

Llanri, procnrador de Guadalajara, se le dió un hábito de 
a persona que casase con uua desús nietas. 
ío de 1643 se bizo merced á D. Fernando Cal>allero, pro- 
tes de Sevilla, de un hábito para un nieto, que debía ser de 
I declaración de B de Octubre. 
il de Tordesillas, procurador por Turo, se le coui-ctiió un 



390 DEL PODEA CIVIL EN ESPAÑA 

de Murcia, de suspender por cuatro años la paga de lo que debía á la Ueal 
Hacienda de la receptoría de millones que tuvo á su cargo. 

A D. Bernardo de Rivera, procurador de Cortes de Sevilla, se le dio una 
encomienda de la orden de Santiago de hasta l.úOO ducados de renta, para 
sí ó para su hijo. 

A D. Antonio de Miranda, procurador de Cortes de Zamora, se le conce- 
'dio una plaza de alcalde del crimen de la chancillcría de Valladolid, su- 
pernumeraria, jurando luego en ella. 

Al marqués de Palacios, procurador de Zamora, se le hizo merced en 7 
de Octubre, de una encomienda de su Orden de hasta 1.000 ducados de 
renta. 

A Pedro de Vergara Gaviria, procurador de Salamanca, se le hizo mer- 
ced en M de Octubre de un hábito de una de las tres Ordenes militares. 

A D. Jerónimo Ulloa, procurador de Toro, se le concedió un hábito para 
un sobrino, con fecha 43 de Octubre. 

A D. Lope de Morales, procurador de Soria, se le hizo merced en 15, 
de una encomienda de su Orden y una alcaidía de hasta 800 ducados de 
renta. 

A D. Berna rdi no Yáñez Priego, procurador de Galicia, se le concedió 
en 7 de Noviembre un hábito pañi casar una hermana. 

A D. Jacinto de Fuente, procurador de Granada, se le hizo merced en 18 
de Noviembre, de un corregimiento de la ciudad de Carmena. 

Cortes de 1638. 

A consulta de la Junta de asistentes de las Cortes de 7 de Diciembre de 
1638, se hizo merced al duque del infantado, procurador de Cortes de Gua- 
dalajara, de dos hábitos, uno de Santiago para D. Jerónimo Palouieque y 
otro para la persona que designase S. E. 

A D. Juan Arias de la Rúa, procurador de Valladolid, se le concedió en 
25 de Enero de 1639, una plaza de oidor de la audiencia de los grados de 
Sevilla. 

A D. Diego de Yillaveta, procurador de Avila, se le concedió la plaza de 
alcalde de la cliancillería de Valladolid y un hábito de Santiago para Don 
Francisco del Peso. 

A D. Diego de Rivas, procurador de Sevilla*, se le hizo merced de la se- 
cretaria de la Inquisición de dicha ciudad. 

A D. Antonio de Torres, procurador de Toro, se le concedió el corregi- 
miento de Segovia. 

A D. Pedro González de Zapata, procurador de Soria, se le hizo merced 
de una plaza en la chaucillcria de Valladolid. 

A D. Manuel de Ouiiloncs Pimeutel, procurador de León, se le hizo mcr- 



Abito áe SoDliago para ud hijo ó parn quien casare eoD naa 

3 GoQzálezde Almunia, proc orador de Madrid, se le dio ua 
Qtiago. 

incisco de Ocampos Solomayor, so le liizo raeríod en 19 de 
19, de un hábito, s¡D decir de qué Orden. 
;brero del mismo ano, á consulta tambicudela Junta deasis- 
Dcedió á D. Jeróuimo de Tajúa, procurador de Madrid, ud ha- 
lago paro un hijo suyo. 

limo de GuillamaR, procurador de Avila, se te concedió ud 
ntiago para D. Antonio de Goillamas, su hermano, 
javora A odrade, procurador de Galicia, ohtuvo merced de 
le la miama orden. 

de Zamora Cabrero se le dio, en 3 de Febrero, un hábito para 
nyo. 

} González do Mendoza, procurador.de Soria, se le hizo merced 
p para so persona ó para la de su hijo'ó yerno, ¡i su elección. 

Suárez de Molina, procurador do Granada, se le dio uu lii'i- 
íen casa<;e con Dolía Ana Chinchilla, su sobrina. 

i Córdova y Alemán, procurador de Murcia, timibién ohtu- 

1 para aquel de sus hijos que eligiese. Después se detorniiuó 

lio de PeraleJB, procarador do Murcia, so le concedió un há- 

ago pura la persona qne nombrase. 

itóbal de Tordesillas, procurador de Toro, se le dio un hábito 

irzo se hizo merced á D. Antonio de Miranda, procurador de 
[ñora, de una plaza de oidor de las chancillerias. 
lio de Torres, procuFiídor do Toro, se le concedió un liáiiito 
>ara su persona ó para quien c.isase con sn hija. V también 
iración de millones. 

larzo se otorgó a D. Francisco Castellanos, de Mnrquioa, un 
atiago para su hijo D. Juan Castellanos. 
indo González de Madrid, caballerizo de la Reina, se le hizo 
n hábito de las tres Ordenes militares, 
lio de Valencia, procurador de Salamanca, se le concedió un 
in pariente, suyo. 

le Llanri, procurador de Gnadalajara, se le dio un hábito de 
I la persona quo casase con una de sus nietas. 
ulio de 1643 se hizo merced á D. Fernando Caballero, pro- 
ortos de Sevilla, de un hábito para un nieto, quedebia ser de 
lin declaración de 6 de Octubre. 
ibal de Tordesillas, procurador por Toro, so le conf-cdió un 



> ■ ' ■ 



\ 

;..' 






* ' 



í^ . 




394 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 



^nicoue.s de la carrera de las 1 odias, sirviéndole de rccomeodacióa el Con- 
sojo. TambicQ se le concedió una pensión eclesiástica de' 300 ducados 
alano. 

A D. Gonzalo de Valencia, procurador por Zamora, se le dio un decreto 
^ de recomendación al Consejo de la Guerra para sargentía mayor de Zamo- 

; ra; y se ordenó queá su madre, Doña Ana María de Valencia, se le reser- 

k ■ ^ vasen de la media anata los juros que tenía hasta en cantidad de 800 doca- 

X dos cada año. En 18 de Junio se declaró, que sólo se reservase esta soma. 

':' A D. Alonso de Contreras y Aguilera, procurador por Salamanca, se le 

dio un decreto de recomendación al Consejo de la Cámara, que cuidase de 
;' la persona que propusiere para casar con txx. hija. 

^, ,. A D. Fernando de Contreras, procurador por Jaén, se le concedió un 

hábito y 300 ducados de pensión eclesiástica cada año. - 

Al Dr. D. Andrés de Riaño, procurador por Valladolid, se le hizo mer- 
ced'de una plaza de oidor en la Audiencia de Sevilla. 

D. Cristóbal Ordóñcz, procurador por Toro, obtuvo decreto del Con- 
sejo de Indias para que precisamente le consultase en la provisión de al^ 
guno de los cargos que señala. 

A D. Agustín Ccvallos, procurador por Murcia, se le concedió la alcal- 
dii mayor de San Antonio de los Salchite en Guatemala. 

A D. Juan Antonio de Heredia, procurador por Guadalajara, se le hizo 
merced de una plaza de fiscal en el Consejo de Navarra ó en las Audien- 
cias de Sevilla ó Galicia. 

En 23 de Febrero de 1647 se concedió á D. Francisco Hurtado Estéba- 
nez, procurador por Granada, la primera capellanía que vacase en la ca- 
pilla de la iglesia de Granada para un nieto ó sobrino, á su elección. 

A D. Luis Moreno Ponce do León, procurador por Soria, se le hizo 
merced de una plaza de contador de cuentas en el tribunal de la Con- 
taduría mayor. 

A D. Juan Ruiz, procurador por Toledo, se le dio un hábito para casar 
á su hija. 

A D. Domingo de Mena, procurador por Madrid, se le hizo merced de 
un decreto de prebenda efectiva de hasta 600 ducados del Patronazgo para 
un hijo suyo. En 17 de Mayo se le mandó dar en Málaga ó Goadix. 

A D. Alonso de Contreras y Aguilera, procurador por Salamanca, se le 
dio un havito. 

A D. Antonio Calvillo Maldonado, procurador por Granada, debía ser de 
Santiago el havito concedido. 

En 1 1 de Marzo á D. Juan Valle de Velasco, procurador por Cuenca, se 
le hizo la merced de un hábito de Santiago para D. Juan Valle de Velasco, 
su hijo. 

A la viuda de D. Diego de Quiñoues, marques de Loreuzaua, procura- 
dor de León , se la concedió una pensión. 



FKLIPE IT 396 

D Luis de Pineilo, procarador por Toledo, se le tiizo merced del car- 
i veedor generul de Sicilia. 

D. Kernando de Contreras, procurador por Jaén, se dccliiró qae de- 
er de Saatingo el hábito concedido. 

D. Lnis Jiménez de Goagora, procurador de Cúrdoba, so le dio la ad- 
stracióQ de miltoDes de Sevilla. 

D. Diego de Grijalva, procurador por Segovb, se lo dio decreto de la 
1 de millones para que en caso de vacante se acordasen do él, y ado- 
se le concedió un hábito para un hijo snyo. 

D. niego López de Salcedo, procarador por Soria, y á D. Luis Jiménez 
Angora, que lo era de Córdoba, se les concedió plaza de contadores 
lentas en la Contaduria mayor. 

8 de Abril, i, Ü. Luia Alonso de Yepes, procnrador por Cuenca, se le 
edieroa honores de contador de cuentas. 

D. Francisco de Esqnivel, procn^dor que fue de Sevilla, so le hizo 
ed de un canooicato ó ración de Málaga para nn hijo suyo, y un bá- 
para su hijo ó para quien casare con su hija. 
i. Luis de Villegas, procurador por Guadalajar», se le otorgó un liá- 
en 10 de Mayo. 

). Juan de Salcedo, procurador por Valladolid. se le dio el correRi- 
to de Toro en 20 de Uayo. 

D. Gabriel de Barrionuevo se le concedió un hábito para casar una 
luya, y se declaró que Tacse de Santiago. 

3. Juan Vela del Águila, procurador por Ávila, se le dio nna pensión 
iástica de 300 ducados al año para uno de sus hijos; y en 1 7 de Ju- 
:n vez de la pensión, se le concedió un hábito para nno de sos hijos. 
•a 4 de Julio de \6i' so declaró, que los S.S95 ducados de que se 
I becho merced á cada uno de los procuradores de las últimas Cor< 
lor los servicios y prorrogaciones de ellas, tuviereír prererencias á 

pagos. 

). Juan Alonso de Corral, procnrador de Cúrdoba, en 13 de Novieni- 
.elGi7, se le hiio merced del corregimiento deGuadi\ ó el de Baeza. 
). Felipe de Villarañe y Valencia se le concedió, en G de Abril de 
un canonicato ó ración en una de las iglesias de Málaga para un 
myo. 

). Lorenzo Manuel de Rivera, procurador por Sevilla, se le dio el ofi- 
e mayoral y mampastor de la casa y hospital de San Lázaro de aque- 
udad. 

Cortes de 1649. 

1 Cectia I3de Junio de <G5l, comienzan á registrarse las siguientes 
edes, concedidas á consulta de la Junta do asistentes de Cortes: 



396 DEL PODKR CIVIL KN ESPAÑA 

A Ü. Juau Pinar, procurador de Cortes por Toledo, se le hizo merced de 
la primer capellania de los Reyes nuevos de Toledo que vacare para ua 
cuñado suyo, y un hábito de las Ordenes militares para sí ó para hijos, ó 
nietos, ó hermano, cuñado, hijo de hermano ó hermana, para casar a hija 
6 hermana. A demias, se dieron tres decretos: uno, para que el gobierno 
de fuera, consultare lo que le pareciese conforme á sus servicios; otro, para 
({uo el de Italia le consultare para un oficio en Milán, y el último, de reco- 
mendación para la Junta de millones. En 21 se le concedió otro hábito. 

A D. Juan de Segovia, procurador por Valladolid, se le concedió la sar- 
gentía mayor de Salamanca, y 1.000 ducados por una vez para las prue- 
bas de un hábito: éste se le dio para disponer de él en 2 1 de Junio. 

A Antonio del Yerro, procurador por Guadalajara, se le dio un asiento 
de caballerizo de la Reina, con ejercicio, y un hábito de Santiago. 

A Diego Vázquez de Aldana, procurador por Toro, se le agració con el 
corregimiento de Falencia, y además, en 48 de Junio, con una renta anual 
de 500 ducados. Eü 21 se le concedió un liábito de Santiago para diferen- 
tes parentescos. 

A D. Juan de Cañas, procurador por Burgos, se le otorgó una plaza de 
alcalde de hijodalgos de la chancillería de Granada. 

A D. Diego de Salvatierra, procurador de Salamanca, le fueron concedi- 
dos 300 ducados cada año en las medias anatas de sus juros. 

A D. Antonio Caatañón, procurador de León, se hi reservaron perpetua- 
mente de las medias anatas de que S. M. se valía, 240.000 maravedís que 
decía tenía de renta de juros, de perpetuarle 50.000 maravedís, que tam- 
bién decía tenía de renta de por vida. 

A D. Martín de Guzmán, procurador de Córdoba, se le hizo merced de 
dos hábitos de Santiago, el ano para. sí, para hijo, nieto, hermano, cuña- 
do, hijo de hermana ó hermano, para casar hija ó hermana, y el otro para 
un sobrino suyo. 

A D. Diego Gutiérrez de Mental vo, procurador de Soria, se le concedió 
un hábito en los mismos términos; una canongia ó dignidad en Málaga ó 
Granada, la primera que vacare, para su hermano D. Alonso, y un regi- 
miento de Soria. 

A D. Francisco Gaitero Milán de Aragón, procurador por Murcia, se le 
dio un hábito de Santiago en los indicados términos. 

A D. Antonio Casta ñon, procurador de León, se le hizo la misma con- 
cesión, y la misma merced se otorgó á Jerónimo Hurtado, procurador por 
Toledo; á D. Francisco de Laredo, procurador por Sevilla; á D. Gabriel 
Flores Osorio, procurador por León; á D. Diego Ordóñez Rodríguez, pro* 
curador por Zamora; á D. Juan Fernández de Alarcón, procurador por 
Murcia: á D. Juan de Cañas, procurador por Burgos; á D. Francisco de Avi- 
les, procurador por Jaén, y á D. Francisco Arévalo de Zuazo, procurador 
por Segovia. 



» ■ 



FELIPE IV 39" 

A. D. Jaliáa Arius, conde de Zamora, so lo coDceilieron dos linliUos de 
SantlaKO, ano para si ó parieotes. y otro pitra el oonde de Zamora. 

A, R. AloQso de la Serna y Qniñoaes, procur.idor por León, so le reser- 
varon por dba años, de las medias anatas de que S. M. se valla, 430.000 
maravedís de renta de jnro. 

D. Diego de Salvatierra, procurador por Salamanca, obtuvo un hábito 
de Santiago para si ó quien casare con su hija, 

A D. Francisco de Laredo, procurador por Sevilla, se le dio la futura 
sucesión de la capellanía mayor de los Reyes de Sevilla. para un hcrnia- 
ao, y en el ínterin 500 ducados de renta eo el portazgo de la sal de Se- 
villa. 

A D. Jerónimo Hurludo, procurador por Toledo, se lo dlóen 1.* de Julio 
un hábito para un nieto suyo. 

A D. Lula de Montesinos l'orcel, procurador por Granada, se le di ú la 
futura sucesión de Ubcda y Dacza, y un hábito de la qrdcn de Santiat^o. 

A D. Francisco Martin de Aviles y Quesada, procurador por Jaén, se le 
otorgó un.! prebenda ó canongta do Málaga para su sobrino D. Alonso de 
Romera Salto. 

A Melchor de la Bastida y Castrillo, procurador de Guadalajara, se le 
hizo merced en SO de Julio, de la futura sucesión de una encomienda de 
MO ducados y uu liábito de Santiago para su hijo. 

A. D. Francisco Crema, en coosideración ¿ los servicios de su padre Don 
José, procurador por Valladolid, se le concedió un hábito de Santiago, á 
condición de que fuese hijo legítimo, 

A D. Sebastián Verro de Castro, procnrador por Toro, se le dió na hábi- 
to para nn bijo suyo. 

A n. Manuel Cortijo, por los servicios de su padre del mismo nombre, 
procurador por Toro, se le hizo merced de la (utura sucesión de una en- 
comieoda de 600 ducados. 

A D. Rodrigo üodincz, procurador por Salamanca, se le otorgo una 
pensión eclesi;istica de 300 ducados al ano, y un hábito de Santiago para 
nao desús hijos. 

A D. Francisco de Salcedo, procurador por Soria, se le dió un habito 
par^i sa sobrino. 

Y en |4 de Setiembre aparece un decreto á favor do D. José Crema, 
procnrador por Valladolid, de un corregimiento de Cuenca ó el de Toro. 

A D. José de la Calle Heredia, procurador por Granada, se le dieron 500 
ducados de renta en pensiones eclesiásticas para sus sobrinos. 

Por decreto de !i de Agosto se dispuso, qne D. Francisco de Valdos y 
Godoy, procurador por Sevilla, gozase de todos los emolumentos que ha- 
bían recibido los demás procuradores, sia embargo de no haberse hallado 
al otOL'gamiento de las escritoras. 

Y en 6 de Febrero de 1663, se liizo merced á D. Mateo de Valdes Loren- 



398 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

zana, procurador por Cuenca, de nii hábito de la ordea de Santiai^o para 
su hijo ó quien casare con su bija ó nieta. 

En 9 de Mayo se dio al conde de Cobatillas, procurador por Segovia, un 
hábito para su hijo mayor. 

En 29 de Enero de 1654, se hizo mereced á D. Antonio Yila de Tapia, pro- 
curador por Avila, de un hábito de Santiago para una hermana suya. 

Además resulta concesión de mercedes á diversos regidores de las ciu- 
dades y villas de voto en Cortes, por haber venido en el consentimiento 
para la perpetuación de las sisas de los 8.000 soldados. 



Cortes de 1655. 

A consulta de la Junta de asistentes de Cortes se concedieron á los pro- 
curadores de las de Madrid de 4 655, además de las ayudas de costa y de 2 4 
cuentos 425.941 maravedís que se le debían al reino de sus consignacio- 
nes atrasadas hasta fín de 4649, las siguientes mercedes: 

A D. Juan de la Hoz Mata, procurador por Burgos, se le concedió una pla- 
za del Tribunal de la Contaduría mayor de cuentas con gajes y posesión 
desde luego. 

A D. Tomás de Torres Ayala, procurador por Sevilla, se le dio el corre- 
gimiento de Mérida en el nuevo reino de Granada, provincia de Tierra Fir- 
me, cuando vacare. 

A D. Rodrigo Dávila, procurador por Granada, se le concedió la futura 
sucesión de la primera administración general de millones que eligiere y 
vacare. 

Á D. Jerónimo Federique, procurador por Sevilla, se le dio una plaza su- 
pernumeraria de juez ofícial de la Casa de contratación de Sevilla, con po- 
sesión de ejercicio y gajes desde luego. 

A D. Francisco Manuel de Peñaranda, procurador por Segovia, se le man- 
dó pagar una partida que se le debía de 88.000 reales. 

A D. Pedro de Chaves, procurador por Avila, se le mandó dar reserva por 
toda la vida do los 2.000 ducados de renta que tenia en juros. 

A D. Luis Manuel de Olando, procurador por Córdoba, se le concedió 
plaza en el Consejo de Hacienda con posesión y gajes desde luego, y el 
ejercicio cuando le tocare por antigüedad. 

A D. Diego Luis de Riaño, procurador por Burgos, se le hizo una conce- 
sión igual á la anterior. 

A D. Felipe de Valencia, procurador por Zamora, se le dio el corregi- 
miento de León cuando vacare, y á su compañero D. Francisco Gastelu y 
Gamboa, una plaza de alcalde de hijodalgos de cualquiera de las dos 
chancillerías de Valladolid y Granada, la que eligiere, para quien casare 
con una hermana de D. Eugenio de Miranda, su sobrino. 




FELIPE IV 399 

A D. Fernando de Contreras Vera, procurador de Jaén, se le concedió 
otra plaza de alcalde de Sevilla ó Navarra en una de las dos chancillerías. 
para quien casare con una hija suya, siendo á satisfacción de la Cámara 
de Castilla. Esta dio su consentimiento en 22 de Marzo de 4657. 

A D. García de Herrera, procurador por León, se le hizo merced de 2.000 
ducados de renta en crecimiento de alcabalas de la provincia de León, y se 
le mandaron librar cinco cuentos de 200.000 maravedís, que dijo se le de- 
bían y quedaron decretados en 1647, como los intereses que se debieren. 
En 5 de Agosto se declaró que la concesión era perpetua en su casa. 

A D. Francisco Manuel de Peñaranda, por otro decreto de 44 de Noviem- 
bre, se le dio título de secretario de S. M. con gajes de casa y aposento. 

A D. García de Herrera, procurador, por otro decreto de la misma fe- 
cha, se le hizo merced de un hábito para hijo ó cuñado de D. Andrés de 
Herrera, su hijo. 

A D. Antonio Timiño Dávila, procurador por Avila, se le concedió un 
hábito para su persona. 

A D. Juan Orliz de Montalbán se le hizo merced de un hábito para uno 
de sus hijos, el que eligiere. 

A D. Luis de Guzmán y Vicuña, procurador por Cuenca, se le hizo igual 
concesión para un hijo ó quien casare con una hija suya. 

A D, Diego Mejía de Ocampo, procurador por Extremadura, se le conce- 
dió en idénticos términos. 

A D. José Vaca de Herrera, procurador por Toledo, se le concedió un há- 
bito para quien casare con su hija. 

A D. Cristóbal de Oviedo y Castillejo, procurador por Granada, se le 
concedió un hábito para su persona. 

A D. Fernando de Contreras Vera, procurador por Jaén, se lé dio un há- 
bito para hijo ó hija; mas por resolución de i 5 de Junio de 4658, á instan^ 
cia del mismo interesado y de la ciudad de Jaén, se declaró que este há- 
bito fuese y se entendiese para su sobrino D. José de Villalobos. 

A D. Alonso de Miranda, procurador por Soria, se le hizo merced de un 
hábito de una de las Ordenes militares para un hijo ó hija, á elección. 

A D. Luis de Vicuña, procurador por Cueli^ca, se le concedió la futura 
sucesión de la alcaidía de Martes. 

Y al marqués de Villagarcía, procurador por el reino de Galicia, se le 
hizo merced deuna encomienda de 2.000 ducados de renta en las prime- 
ras que vacaren en su Orden, y en el ínterin que entrare á gozarla de 600 
ducados de renta en los 8.000 soldados de aquel reinado. En 44 de No- 
viembre de 4656 se le dieron 600 ducados do renta y un hábito, supri- 
miéndose lo de la encomienda. 

A D. Antonio de Oca Sarmiento, procurador por Galicia, se le dio un 
hábito de una de las tres Ordenes militares, por decreto de 26 de Enero 
de 4657. 



- ^l%- 



400 DEL PODER CIVIL EN KSPAXA 

Por Otro decreto de 20 de Marzo se acordó el reparto de 20.000 ducados 
entre ios procuradores á Cortes. 

A D. Francisco de Esquivel, procurador por Sevilla, se le dio en 24 de 
Abril un decreto de recomendación al Consejo de Indias para que 8e le 
diera á uno de sus hijos ó yerno un oficio de contador de la Casa de la 
contratación de Sevilla. 

A D. Francisco de Contreras, procurador por Salamanca, se le concedió 
la futura sucesión de una encomienda de 400 á 300 ducados. 

A D. Francisco (lastelu y Gamboa, procurador por Zamora, á quien se 
había dado una plaza en las chancillerías para quien casase con una her- 
mana de D. Eugenio de Miranda, su sobrino, ahora, habiendo ajustado de 
casarla con D. Rodrigo de Tordesillas, colegial en el mayor de Oviedo, se 
aprobó su persona para la plaza de hijodalgos de la chancilleria de Va- 
lladolid 

A D. Pedro Jacinto Calderón, procurador por Extremadura, en 3 de Agos- 
to se le hizo merced de un hábito para su persona. 

A D. Francisco Zapata, procurador por Toro, se envió decreto á la cá- 
mara para que consultase en el corregimiento de Paleucia cuando vacare 
y para la comisión de millones. También se le otorgó un hábito para su 
persona ó la de un hijo suyo, 

A Diego Fernández de Moya, procurador por Jaén, se le recomendó para 
el corregimiento de Alcalá la Real ó el de la ciudad de Baeza. 

A D. Diego de Moreta, procurador por Salamanca, se le coneedióvun há- 
bito para su persona ó quien casare con una hija suya. 

A D. Jerónimo Federique, procurador por Sevilla, se le hizo merced de 
una plaza de juez oficial supernumerario de la Casa de la contratación de 
aquella ciudad; pero no pudiendo dar la fíanza, se le dio ahora la plaza de 
tribunal de la Contaduría mayor. 

D. Juan Martínez de Zarzosa, procurador por Murcia, recibió la merced 
de un hábito para su persona. 

D. Gaspar de Sotomayor, procurador por Salamanca, lo obtuvo para su 
peráoua ó para la de un hijo ó quien casare con hija suya. 

D. Esteban Bonifaz Escobedo, procurador de Segovia, obtuvo un hábito 
para quien casare con uoa hija suya. 

D. Diego Rubín de Colis Villafañó, procurador por León, alcanzó una 
plaza del Tribunal do cuentas con posesión, ejercicio y gajes. 

D. Juan de Lorenzana y Córdoba, procurador por Madrid, obtuvo mer- 
ced de un hábito para su tío el capitán Francisco de Córdoba y Villafañé. 

A D. Felipe de Valencia, procurador por Zamora, se le concedió la res- 
titución á su casa del titulo de mariscal de Zamora. 

A D. Diego Fernández de Moya, procurador de Jaén, se le dio hábito 
para su persona ó la de un hijo ó para quien casare con su hija. 

A D. Francisco Gastclu y Gamboa, en 7 de Julio de 4658, se le hizo nier- 



t 



'QDta en cada año paru bu sobrino D. Eugenio de 

la y Ayala, procarador por Toledo, se le entrega- 
la de eosta, sin embargo de haberle anticipado á 
, su antecesor, por cuya muerte servia en estas 

1 y Zúñiga, procnrador por Madrid, en 3 de Enero 
d de DO tiábito para sa bijo mayor ó para qaien 
íjaa, á SD elecciÚD. 

Alemay, procurador por Murcia, se le bizo mer- 
1 persona. 

«37 de Marzo de1S59, que co el acuerdo qnc hizo 
ón del servicio de millones, puso por condición 
ada ano de los procuradores de las Cortes 4.000 
i al millar, librado en las sisas impuestas para la 

no año Bc bizo merced á D. Alonso Sanz de llerre- 
ica, de un titulo de secretario do S. U. coa 1 00.000 

ia y Ayala, procurador por Toledo, solé concedió 

na, procurador por Sevilla, que entró en lugar de 
Lyala, se le mandó dar la misma ayuda de costa 

Cortes de 1660. 

DSC¡o de la Cámara, y por decreto de %"¡ de Abril 
ó D. Cecilio Fcrrer Gonzaga, procurador por Gra- 
L un bijo o nieto ó para quien casare con una do 

star las dílerantcs ayudas de costa que se concc- 
es de estas Corles; pero ni en el resto del reinado 
o se consignó en el último códice de las Corles de 
hasta el 10 de Noviembre de IGflO, resulta ya re- 
i los procnradores de las Cortes. 



TOS NÚMEROS 1277 Á 1294. 

situdes del jansenismo en España. 

spo de Ipros, nació en (blanda en 1585: bizo sus 
Celtio de Jesuítas de Utrecht; los de filosofía 



1 



400 DEL POliea civil. EN ESPAÑA 

Por otro decreto ile 20 de Marzo se acordó el reparto de iO.OOO ducados 
ODlre los procurudores á Corles. 

A D. Fraucisco de Esquive!, procurador por Sevilla, se le dio en ii de 
Abril uD decrclo de recomeudacióo al Cousejo de ludías para que so le 
diera á nao de sus hijos ó yerno ud olicio de contador de la Casa do la 
coulTatación de Sevilla. 

A D. Fraucisco deContreras, procurador por SalamaDca, so le coucedio 
la futura sucesióu do una eucomieuda de 100 á 500 ducados. 

A D, Francisco (inslelu y Gamboa, procurador por Zamora, ;i quien se 
había dado uua plaza en las cliancillerias para quien casase coa una iier- 
maua de D. Eugenio de Miranda, su sobrino, aliora, habiendo iijustado de 
casarla con D, Rodrigo de TordesÜlas, colegial eo el mayor de Oviedo, se 
aprobó su persona para la plaza do tiijodalgos de la chaocilleria de Va- 
lladolid 

A D. Pedro iacinlo Calderón, procurador por Extremadura, en 3 de Agos- 
to se le hizo merced de un hábito para su persona. 

A D. Francisco Zapata, procurador por Toro, se envió decreto á la cá 
mará para que consultase en el corregimiento do PaleucJa cuando vacaí 
y para la comisión de millones. También se le oloi^ó un hábito para 
persona 6 la de un hijo suyo. 

A Diego Feriiáadez de Moya, procurador por Jaén, se le recomendó p 
el corregimiento de Alcalá la Real ó el de la ciudad de Baeza. 

A D. Diego de Moreta, procurador por Salamanca, se le concedió\Uii 
bito para su persona ó quien casare con una bija suya. 

A D. Jerónimo Federiquc, procurador por Sevilla, se le hizo mere 
una plaza de juez olicial supernumerario de la Casa de la cootratac' 
aquella ciudad; pero no pudiendo dar la ñanza, se le 
tribunal de la Contaduría mayor. 

D. Juan Martínez de Zarzosa, procurador por Mun 
de un habito para su persona. 

D. (iaspar de Sotomayor, procurador por Salamam 
persona ó para la de un hijo ó quien casare con hija 

D. Esteban Booiraz Escobedo, procurador de Scgo^ 
para quieu casare con una hija suya. 

1). Diego Rubín de Colís VillafLiñé, procurador pi 
plaza del Tribunal de cuentas con posesión, ejercicio 

D. Juan de Loron/.aoa v Córdoba, procurador por 
ced de un habite 

A D. Felipe de 
tilucíóu á su caí 

A D. Diego Fi 



w — r 






L»- I-"- a 

■ ^ I 



'- - • 



n "■ "^ 



I , 



J 



y 

en 
>re- 
era 
s Es- 
i mente 
v ayuda 
se le po- 
i al NuQ- 
rcsolvio se 
onimo de la 
.os 9 del mis- 
instando Jun- 
gasen el querer 
pacho para en- 
de la-Torreasu 



Magestail <l o la respuesta del Nuncio y ordeaaado que el Coasejo de Estado 
le consultase sobre ella lo hizo a los al 4» represeaUDdo a sa Hagestad que 
esta pretensiou del Nuncio se podría remitir al de Flandes para que diese 
BU parecer que fue decir que por aquella via se havia escrito al Señor Don 
Juan encargando a su Altera diese el suyo oyendo en esta materia at Coas- 
sejo de Bravanle y que de nuevo se podría eacrevir a su Alteza en la misma 
conforinidad para que avisase luego lo (|uc se le ofreciese y elCoussejo de 
estado en consulta de los 1 1 de HeneTo de este año se 
Por esla tiu qo conTormo con el de Flnudcs cu que se voluiese a es- 

littj despacho en oB- - .- . 

te mnteriii, si de crcbT a aquellos estados, añadiendo que porque po- 
Haníoa ha Weinia ¿fia ger que este despacho do alcanzase a so Alteza se- 
no '"»^ T ..^1 ria hien fuese al Marques de Carazena y que al Nuncio 

ro pnede eer lo uno ^ J ^ 

7 lo otro en uSe- sc le podna dezir se enibiaba aFlandes la orden nece- 

oTBtariBdePlandBs, gg,^, p^fj, ¡j exccucioQ de lo resuelto en esto=Car- 

reeoelto en 1m con- pcta=i( Sobre la exccucion del decreto de su Santidad 

BolUí DJUdu. contra los fomentadores de la Doctrina de Jansenio.» 



Relación de lo que contUnen las dos inclusas cartas del Señor Marqitus de Ca- 
razena de 3 de Abril de mG53i), los papeles que vienen con ellas, y la consttlta 
que el Conseja de flandes hizo sobre ello á su Mageslad mandando que en 
razón de lodo se le consulte lo que pareciese. 

Con ocasión dbHaver dado el Nuncio 'de so Santidad en esta corte a los 
principios dcste año un memorial a su Hagestad qucúndose de qne algu- 
nos tribunales de flandes impidiesen la cxecncion de un decreto qna ea 
Beatitad mando publicar, prohibiendo algunos libros y escritos tocantes a 
la Doctrina do Janseaio y do havcrsc metido aquellos Ministros en b pu- 
blicación de!. lubilco universal del añodcn63Gn se escri vio at Señor Do. Juan 
lorormase de lo que en esto se le ofrecía y por havcr salido do aquelloses- 
tados, se lo embio al Marques de Carazena por el Conssejo de dandcs co- 
pia de lo que se escrivio a su Alteza, encargándole lo mismo refiero el 
Marques en su primera carta (coa que vienen dos copias de consultas que 
el Consejo de Bravante y Privado hizieron a bu Alteza en n de Diciembre 
de ii65'» y «IT» de Mayo de uQS» y el memorial del Nuncio) que no se le 
ofrezc que decir mas que remitirse a las dichas consultas, en que al Se- 
ñor Don Juan no le pareció determinar cosa alguna, con qne solo aguarda 
la resolución de V. Magostad para executarla. = La consulta del Consejo 
de Drauantc se reduce a informar a su Alteza de lo que paso en la publi- 
cación del Decreto de su Santidad de la representación y opposicion que 
hizieron el üscal de su Mageslad y Procurador general do Brauantc sobre 
no poderse publicar sin el Placet de aquellos Tribunales por contravenir 
a los Placartes, y a contradecir aquol Consejo el haverse intrometido en 



FELIPB IV (OS 

)bre las Doctrinas, ni errores, di en fomentarlas, y a todo lo de- 
je apunta ea el meroorial dol Nuncio, a cuyas circunstancias sa- 
a exemplares, coDcluyendo el Cousejo cu qnc su intención no es 
en onda los cncriloa de la Doctrina de Janscaio, ni otros heretí- 
iDiblOGOfl, sino hacer rigurosa Justicia cootm los Aulliorcs y se- 
llóse" conrormidnil ilc tos Reales l'lacnrtos tocantes a csla mate- 
yendo aqncl Cousficjo que nndic se pucdn que\ar del con raxon, 
hacer esto faltaran ans Ministros a las ohligiciones de los Pre- 
qne su Magestad les havia honrrado de cuyo parecer esperaban 
dteza. 

ejo Privado on sn Cousnlla, hecha con vista de la referida dice, 
izoncs qne se alegan en ella, merecen ser bien consideradas y 
pte romana no contentándose con lo Espiritu.nl, procura meterse 
itico, tocante a las Costumbres, de manera que siendo aquellos 
os que de mas de un .siglo a esta parte veneran a la Sede nposto- 
idíeudose de poderosos enemigos della, se deben qne\ar de la 
aanay decir lo que la Magestad de Felipe t.' escrivio en semc- , 
ma al Cardenal Grambcla embajador en ella que es lo siguicn- 
teríe cosa que por vcer que yo soy solo el que respeta a la Sede 
I, y coa suma veneración mis rey uos, en lugar de agradecimiento 
jrian] se aprobcchen dello para quererme usurpar la authoridad 
1 necesaria y conveniente para el servicio de Dios y para el bnea 
de lo que me lia encomendado, y assi podrió ser, qnc me Torza- 
lar nuevo camino, y yo os confíesoqne me traben muy cansado 
3 acabárseme la paciencia, por mucha qne tonga, y si a esto so 
ia ser que a toilos pesase de ello =^ El Consejo Privado (conforme 
;ae por diñcii el impedir al de Granante la instancia de tener la 
re para annniar la dicha nueva Bulla; sipo es tomándose algún 
:e (o) temperamento para la conciliación y conservación de dos 
stan poderosas, como la Espiritual y temporal, teniendo por 
ite que parb este efecto bolviesc el internnncio luego a lirusclas 
go se dispusiesen comisarlos para que disputasen con el esta 
se ajustase sin perjuicio de ninguna de las parles, Pareciendolo 
o Privado que siendo su Alteza servido podría fírmar nna carta 
¡ste nn al Consejo de Branaute, 

tra consulta que el Coussejo Privado hizo al Señor Dn. Juan (y 
Marques en sa secunda carta) sobre las que su Magestad escri- 
\lteza en razon de la quexa que dio el Nuncio en esta Corte de 
Consejo de Estado de Flandes embiado cartas Circulares a los Ar- 
obispos y Vicarios generales para la publicación del Jubileo Uoi- 
e el año de «S6ii concedió su Santidad a aquellos Paisses repre- 
t Alteza el Consejo Privado qne podría responder a las cartas de 
:ad que haviendo la Bula del dicho Jobileo llegado a sus manos 




408 DEL PODBR CIVIL BN ESPAÑA 

no pudo dexar de comuaicarla al dicho Gonssejo (como lo hizo) para que 
hízíese lo que se acostumbraba ea semejantes casos, como lo executo cm- 
blando a los Prelados las dichas cartas Circulares diciendo era mucha de- 
licadeza del Nuncio de acá, y del Internuncio do alia, formar quexas a su 
Magostad y Alteza. Pareciendole que convendría en razón, Política que la 
publicación de los Jubileos y de otras semejantes coaccsiones apostolions 
se hiziese con participación de su Magestad para que se considere el tiem- 
po que se ha de señalar para la dicha publicación y pata la devoción de los 
Jubileos por los inconvenientes que de lo contrario podrían resultar. El 
Marques en su carta aprueba todo lo referido, teniendo por conveniente y 
por demasiado delicada la quexa del Nuncio y Internuncio remitiéndose 
a lo que su Magestad ordenase. 

El Consejo de Flandes de aquí con vista y consideración de todos estos 
papeles representa en el punto de Jansenio que es meramente Dogmático y 
que según los Placartes de Flandes y de acá, solamente en los benefíciales 
y de pleito entre partes. Se necesita del Placet, siendo de parecer que su 
Magestad, podría mandar escrevir al Marques de Carazena permita la pu- 
blicación de la Bulla que prohibe los dichos escritos y libros como so pu- 
blico la pasada, tocante a los mismos libros de Jansenio de orden de su 
merced. Que en cuanto al segundo punto de la publioacion del Jubileo 
Universal que se concedió el año «656» se le podría ordenar al Marques 
permita que se haga en la forma acostumbrada en esta materia sin hacer 
novedades = Carpeta. = (¡(En asumpto a una Bula de su Santidad que pro- 
hibía algunos libros que favorecían la Doctñna de Jansenio.J) 

En el Archivo general de Simancas existen estos expedientes (Estado, 
legajo 3.040). 

El secretario de Estado suscribió, en 40 de Febrero de 4667, una comu- 
nicación al Sr. D. Juan Bautista Ares Pacochaga, diciéndole: ((Así mis- 
mo fué de parecer el Consejo en el punto de los Jansenistas, que por las 
consecuencias que pueden seguirse en los Países bajos destos principios 
por la vecindad de la Francia de darse la mano con aquel Reino los sub- 
ditos que en los estados de Flandes son de la opinión de Jansenio, se es- 
criba así mismo al Sr. Marqués de Astorga este advertido de observar las 
ordenes que S. M. (que este en gloria] mando enviar sobre esta materia 
á Roma y usaran en aquella Embajada.» 

Estado,— 'Legajo 3.042. 

El Consejo de Estado, en U de Setiembre de 4668, consignó que el mar- 
qués de Astorga había remitido copia de un capitulo de carta que el Nun- 
cio de París escribió al cardenal Nepote, dándole cuenta de hallarse la 
nueva secta de los Jansenistas introducida y amparada en Francia, en 
grave ofensa de Dios y de nuestra sagrada religión; y después de haber 
visto esta carta con mucho dolor suyo, fué de parecer que V. M. se sirva 



PELIPE IT 407 

ímilir al TríboDal de la Inqnisición para qne, advertido de lo 
reveoga lo que tuviere por coDvenlente para que esta peste no 
s dominios de esta Corona, y al raarquéa de Aatorga se le po- 
el recibo. 

icretó lo signientc: «Está bien y assi to he mandado.n 

Legaj» 3. SI. 

irío de Estado, en 7 de Noviembre de 1616, participó á D. Bar- 
Lega sa qne S. M., á consulta del Consejo de 37 del pasado, 
itido á esta Uoiversidad enviase dos dipatados á Roma, á fin 
anúguiese cuanto antes la decisión de nna materia en qne la 
a confunde y destruye mocho la doctrina de nuestra sagrada 
ta resolnción se tomó en vista de que el deán y doctorea en 
la Universidad de Lovayna enviahao noa comisión á Roma á 
la Santa Sede con toda Individualidad do las controversias, 
ues y doctrina qne enseñaban en sus esencias, y recibir sobre 
sióo y^entencia de So Santidad. 

Legajo 3.064. 

me del Consejo de Estado de ii de Judío de 1(i8<, consta que 
10 de ti de Abril se liizo saber al marqués del Carpió pasaba á 
Patricio Duño al repuro de las 96 proposiciones y demás doc- 
ia la Universidad de Lovayaa se enseñaban contra la pureza de 
■Ai, socorriéndole para su sustento y el de su compañero con 14 
mes; pero que antes de recibirse el despacho de S. M. era pú- 
uella corte lo que V. M. se sirvió resolver en esto dependen- 
jejo opinó so quedase con esla noticia y que se aguardase ta 
a este religioso, y que le asistiese como S. M. se lo tenia en- 

acretó: aCan/brmome con lo que parece.n 

■Legajo 3.07!. 

entanle de España en Roma, D. Francisco Bernardo de Qairós, 
en 30 de Diciembre de 4685, la conveniencia de que al P. DuIíd 
I P. Fr. Francisco Díaz de San Buenaventura, predicador do Su 
r al propio tiempo indicó que oa el negocio de las doctrinas de 
I habia oJdo á los calificadores del Santo Oficio y cardenales do 
igación, y se liallaba casi resoclta, y para publicarse el decreto 
que Sa Santidad iatcrviniesc en unaCongn^aciÓD donde se le 
cien de la censura qne la Conj^regación del Santo Oücio tenia 

¡o de Estado, en consulta de 31 de Enero de 168(í, se limitó á 
irobar lo qne se estaba realizando eo Roma, y el Rey decretó: 



408 DBL PODER CIVIL BN ESPAÑ& 

En eale expediente existe ana comnaicación del P. Fr. Francisco 
de San Bnanavontara de Roma, contradiciendo laa doctrinas de la Uní 
aidnd de Lovayna, y dando cuenta de las conferencias que habió celeb 
Eobre este asanto. 

Estado. — Legajo 3.071. 

Kl Consejo de Estado, en coasnlta de 1S de Marzo de (GS9, reHere 
el marqués deCogoUudo liabia hablado con Sn Santidad para que toj 
resolución en las proposiciones y libros de los janseaistaa de Fian 
ponderándole los inconvenientes que de lo contrario se originaban, d 
ciendo de esta conferencia que su beatitud se ¡Dcliaaba muy poco á la 
cIqsíód de esta dependencia. Opinó el Consejo qne, al acosar el recita 
esta carta, se encargase á nuestro representaúte en Roma el coidad 
materia tan importante, y que procurase saber del comisarlo del Sant( 
cío 6 de otro de la Congregación la causa por qnó esto se difería. 

El Bey decretó: «Como parecí.» 

Estado.— Legajo 3.035. 

Bldnquode MedJaaceli, en U de Febrero de <694, remitió al Conae 
Estado copiasde dos breves mandados, despachados por 9a Saótidad 
mismo día, sobre las controversias do los jansenistas de Flandes: el 
erigido á los Obispos de aquel pais, p»ra que tomasen á sus súbditi 
juramento según el formalaTÍo de Alejandro Vil. ¥ el otro para la 
versidad de Lovayna, persnadióodola á que siguiese la doctrina de 
Agustla y Santo Tomás. Y asimismo un decreto en que Su Santidad ii 
nia con graves punas el silencio que esta materia pedia, prohibieud' 
escritos de ambas partes. El Consejo fué de diversos pareceres; pero el 
denal Portocarrero, según resulta de la consulta de 31 de Marzo de ( 
año, opinó no debía hacerse otra cosa que aguardar si avisaba algo el 
tor, aprobando la cuenta que daba el duque de Medinaceli, encargAi 
la continuase de lo que se fuere ofroiiiendo. 

El Rey decretó lo siguiente: «Cumo parece al Cardenal y tos que le ñg\ 

Est'ado.—Legajo 3.090. 

El Consejo de Estado, en consulta de i9 do Setiembre de 1 G9S, relírii 
ol conde de Allamira ironiinnaba con el mayor celo en las diligencias 
pozadas para que se determinasen en Roma los puntos dogmáticos q 
controvertían en los Países Bajos, y que el no haberlo cons^nido toi 
ora por querer Su Santidad se resolviese primero ei punto pendiente í 
el libro qne escribió el arzobispo de Cambray, para lo coal tenía dipi 
especial Congregación, siendo contÍDuar la Juota. bien que hasta eoK 
estaba por determinar, como materia que so miraba con la mayor atei 
por su calillad y por interesarse el Rey cristianísimo declarado prot 
de los que impugnaban esta obra y escritos del Arzobispo. El Conseje 



M . 



íELiPs IV 409 

al Qirdeaal Yudica observase, en caanlo al contenido de 
írdenes con qae se hntlaba el conde de Altamira. 
tó: 'Como parece.» 

¡iones del arzobispo de Malinas contra el internuncio en 
n en el Archivo general central de Alcalá de Hcnarea (KlS' 

m.) 

litl Arzobispo de Malijtas sobra et perjuicio del partido de tos 
ae protegia el Internuncio y un manifiesto de las quejas con- 

Señor: En 40 años que he manejado negocios Pablicos y 

1 los Reales Intereses de sa Uag.d be segnido siempre la ma- 
ar desempeñar mis obligaciones y esto mismo practique en 
Sos qne estnbe en Mkdrid sirviendo la Plaza de Ministro en 
^emo de llandes, y al cabo de ctlos se digno su H.d de darse 
lo de mi Leal Celo, confirieudome el obispado de Brujas y 
.rzobispado, y conociendo lo iorestado qoe estaba de dog- 
y cuerpo qne havia tooiado el Jancenismo, he continuado 
iplicaciones, solicitando el mayor acierto en el servicio de 
idea y quietud de los ánimos agitados pero con tanta des- 
liallado siempre opuestos a los mismos que debieran aya- 
i al loable fin de la estirpacion de este partido de Janéenla- 
amenté controbierten los dogmas de nneatrn sagrada Reli- 
adica notablemente el Real servicio y soberania de su Ma- 
le informado del distorbio que se padecía eu estas partea y 
e estaban sua Reales intereses, se sirbio su benigaa justifl- 
iar ordenes muy conformes a su Christiano celo, y sin 
producido Oiuy buen efecto, si este loterunncio no hubie- 
a Corte tan preocupado y prebenido en fabor do Novatores 
primer dia qne llego, comprobó las uoticias anteriores qne 
este Particular y entre algunos discursos tubo nno con 
Hoyo Maeda el dia antes que partiese para Madrid, el cual 
itemente admirado de ha ver oído al Ministro de su Santidad 
llegar a esta Corle discurír tan nparttado de la senda que si- 
guió sn predecesor, y que con tanta Pasión y libor Sobstenia los dictamenea 
deJanceniattaa, y después deliaverpesadomadurameote sobreestá materia 
le embio a decir por el Conde de Tarín Ministro de el Duque de Saboya 
hania quedado sumamente escaudalizido de havcr oído los dictámenes tan 
herrados en que bcoia el Internuncio sobre el puoto del apoyo de Jance- 
nistas. y que le digese, que de los mas finos y Thenazcs cu esta secta a 
qnieu havia hablado, no oyó tales expresiones en abouo de ellos, como ha- 
bia entendido de el mismo internuncio, y que en esta iutteligencia le hl- 



1 



*tO DEL PODBR CIVIL EN BSPAN* 

cíese merced de advertir al laternancio procurase mudar de Máximas que 
fuesen meooa perjadiclalea a ka cosas de la religioa y servicio de sn Ha- 
geatad y qae haciéndolo assi seria su amigo y le serbiria en la Corte de Ma- 
drid, y qae de hacer lo Contrario no podria dejar de representar a So Ma- 
gcstad y a 311 Ministerio la mala conduela del Internuncio para que solici- 
tase CE esa Corte por medio de V. li. el retirarlo de este empleo; y habien- 
do el Conde liechole ftel relación de io que Don Lais le havia encargado, le 
escribió na papel cuya copia es la adj unta con su reapaesta; y porque este 
Ministro, en lugar de moderar su pasión en favorecer el Partido de Nova- 
tores se a reconocido después acá, y los ha protexido con mayor empeño 
dando Crédito a lo qoe le dicen y siguiendo enteramente lo qae le Influ- 
yen, sin tener aceptación ni el mas leve lugar mis instaDclas y adverten- 
cias antes si, parece por los mismos hechos las desprecia y desatiende, 
pues a esa Corte imforma todo lo qne le suministran los Novattores, y a» 
espenmentta de las de la Santa Congregación en estas materias son sin co- 
municación de partes, y fundadas solo en los informes de este lotcrunn- 
cio de forma (fue en lagar de minorarse las Controversias y Partido del 
Janceniamo, con el apoyo que hallaa en el, y en eaa Cortte, se ban ponien- 
do laaCoaaas en estado que esta sectu esta eji términos de declararse bien 
presto formalmente; Y respecto que los casos ban aprettando, y poniendo 
estas ioportancias en las ultimas extremidades he dado orden a mi Agen- 
te, informe a V. E. de los nueboa motibos que ocurren para quejarme, no 
solo de este Ministro, pero también de esa Cortte, pnes desasíale a lo que 
hera tan de sn primera obligación y al mismo tiempo coatrabíene con sos 
delit»eraciones a la obserbancia y puntual execacion de las Providencias 
que su Mag.d ha dado' para aseguraran soberanía y Reales dominios dees- 
tos estados, y el no haver ya perdido sa Magostad uno y otro se debe atri- 
buir a qne Jancenlstas no han tenido Crine ipe que los sobstenga, decla- 
rándose Cabeza de ellos, y como se añaden las Circunstancias de la Cer- 
cana vecindad de Olanda, y la mala Constitución en que por todas parttea 
se halla la Monarchia, y los Conttínnados snatos en qne nos tiene la aalnd 
del Rey, se debe rezelar qoando menos ao píense na contratiempo diricil 
de atajar qne acaree pésimas Consecuencias al servicio de las dos Mag.dea 
si ya no ea qne la superior anthoridad de V. G. no ae interpone en esa 
Corte a fln qne aparten y saquen de esta a este laternancio, pues en tanto 
que estubiere aqui, ni la religión ni el servicio del Rey esperimentaran 
buenos sncceaos: Suplico a V. E. con el mas rendido respecto sea servido 
de persuadirse que esta rcpresenttacion no lleva otro bn que el de solici- 
tar el mayor lustre de nuestra sagrada religión, y servicio de su Mageslad; 
sobre que esta preocupada toda mi atención y cuidado; mi profunda ol>e- 
diencía queda como siempre subordinada a los preceptos de V. E. cuya 
Excelentísima persona guarde Dioa muchos añoa 11 de Abril de <698. Es- 
celeatisimo Señor besa la mano de V. E. su mas rendido servidor Arzobi»- 



PKLIPE [V 4H 

lioas. Es.mo Seiíor. Conde de Altamíra. Ed la carpeta del anterior 
to dice: Broxelas a sa Excelenob a 1 1 de Abril 1 698. Del Arzobis- 
linos. Recibida ea 30. qae ea moy propio da sn celo quanUí ro- 
y desea ca este particular y muy correspoadieate a las protestas 
m Excelencia se halla de su obrar en todas partes, pero que síon- 
lancla en pnacto «ie tan reparables consequeucias sa Excelencia 
jpaz de dar paso en ella sin qae preceda orden especial de su 
o instancia del Sr. Dnqae Elector a quionqs podra recurrir, 
idida en 3 de Maya. 

Carta de «I Arzobispo de Malinoí al Conde de Altamira. 

Seuor. Señor sin embargo de considerar a V. E. rodeado de diver- 
razos unidos a la ocupación de V. E. todavía no puedo dejar de 
este mas a V. E. lo [limero para ponerle en la inteligencia del 
io qae nos hace en estos estados al Internuncio de sn Santidad, 
ndo para justificar mi Conduta sobre los Cargos que este Ministro 
i hacer, procarando mi descrédito, Inpresionamde a los de esa 
nolo ha hecho al Nuncio de Madrid, soy fácil eu acusar, y pon- 
Ku exagerar la altura a que ba llegado el Partido del Jauceniamo; 

asegurar a Vuestra Excelencia coa ingenua verdad que sobre este 
r por mucho que diga, siempre quedare corlo pues con graa do- 
ozco hemos llegado a la extremidad, y que por no haver attendi- 
irte a las representaciones qae se lo han hecho sobre este Panto 
m Preocupada y ganada por Jancenistas, ha cobrado tantas fuer- 
laño tan peijndicial al servicio de las dos Magestades. 
I a Vuestra Excelencia rendidamente sea servido de quando tu- 
uu quarto de hora desocupado mandar le lean el Papel adjunto 
1 deducida la Coaducta de este Internuncio dejando a la alta com- 
in y snpeñor juicio de Vuestra Excelencia el Juzgado de ^ com- 
ió al servicio de las dos Magestades su duración en este empleo 
Ixcelencia tiene siempre mi Profunda Bcueracion tan a la obedien- 
estra Excelencia como lo manifestare en los motivos que Vuestra 
a me concediere de su raayof agrado y servicio nuestro Señor 

Escekntisima persona de V. E. machos años como he menester, 
a 25 de Abril de 4698. 

itiaimo Señor besa la mano de Vuestra Excelencia su mas rendi- 
or Arzobispo de Malinas, 
itisimo Señor Conde de Altamira. 

mdados de queja que el Arzobispo de Malinas time del ¡ntemuneio 
de su Santidad el Abbad Efpada. , 

imente que de muy recien llegado a Bruselas el refeildo ínter- 
in estar informado de la coasistencia de la dependencia de Uar- 



442 DEL PODER CIVIL BN ESPAÑA 

tin de Hondt Clérigo de el orattorio, ni poder estar enterado de las razo- 
nes y motivos qae el Arzobispo tenia para no ha verlo confirmado en la 
Prebostia de la casa* del oratorio, ni sabor tabiese orden de Roma para 
apoyar su recarso, respectto que la dificultad de la Confirmación ^accedió 
poco mas de ocho dias antes del arribo del Internuncio a esta Cortto poro 
desde el dia que llego á ella tomo a su empeño el auxiliar y faborocer a 
diclio de llondtt, y no obstante que Concurrían excesos notables que ha- 
via Cometido contra el Estado, pues tubo refugiado de secreto en su Casa 
cerca de Catorce años al famoso Haruauld Cabeza de los Jancenistas de 
franela desterrado por tal de aquellos Rey nos; y sin esttar informado de 
esta y ottras Circunstancias desde su arribo, escrivio a Roma sin mas co- 
nocimiento de los hechos propios que el de la relación hecha por el Intte- 
resado en causa propia y con tal empeño conttinuo en protegerlo que ob- 
tubo la ultima resolución a su favor de la sacra congregación. 

2. Que mostró tan recien llegado tal libor en favorecer a este sagetto, 
que sin, benir al Caso en la Combersacion que tubo con D.n Luis del Hoyo 
el dia antes de Partir, se declaro faboreeedor suyo, y defensor de los no- 
tados de Parciales de Jancenistas, y con tal ardor que D.n Luis con Don 
Francisco de Humain que se hallo Presente salieron escandalizados y 
D.n Luis llebado de su Celo le embio a decir por el Conde de Farin Minis- 
tro del Duque de Saboya procurase mudar de Máximas y seguir las qne 
fuesen conformes a su esttado y representación y que de mantenerse en 
los dictámenes que le havia hoido tan Contrarios en todo a su Carácter y al 
Rl. Servicio del Rey, como Ministro suyo estaba en obligación de hacer 
relación a S. M. luego que llegase a Madrid de la parcialidad que havia re* 
conocido en el Internuncio y inclinación por los Novattores a fin que S. M. 
pidiese a su Santidad lo retirase de este empleo, pero como esta adberten- 
cía no aprobedlo escrivio a D.n Chrispin González Botello el papel Cuya 
Copia es la adjunta, y el original estta en la Secretaria de Bstado de Espa- 
ña con; que se deja ver la Pasión con que se ha empeñado a sobstener y 
faborecer el Partido de Novatores. 

3. Que haviendo el Lntternuncio leidole al Arzobispo la sentencia que 
havia recibido de Roma para dar la Confirmación al referido de Hond.t le 
pidió le diese Copia de ella para poderse arreglar a lo resuelto por la Con- 
gregación, y esta misma ynstancia le hizo otras dos veces por su oficial 
Uansusteren, y sin embargo que de oficio debia darle la Copia de dicha 
sentencia se denegó absolutamente, faltando en esta Parte a la obserbancia 
de las reglas de el derecho, pues a nadie se le rehusa siendo Intteresado 
copia de la sentencia mayormentte teniéndola la parte Contraria del Arzo- 
bispo. 

4. Que la Confirmación dada por el Internuncio a Mrn. de Hondf es 
conttra la Rl. Soverania de S. M. Prebilegios de estos Países y Concordata 
tos, y de notable perjaicio a la antthoridad Arzobispal, pues Conforme a lo 



FHLIPB IV 4t3 

BD dichos Concordatos y obscrbuaciu de loa Prcbilcgios, QO 
M, ai toca al lattcraunclo £xercer aiagan acto do Jarísdíccioo, 
dr las regalías Reales y baloorar PríbilQgiosy Concordatos. 
nttos de Partir de Ronuí todas las lastrucciones y direccioucs 
lemo las toma de los Priocipalea Jancenistas qae havia en. 
, te conforme lo eacri vieron l'ersonajes dignos de Tee, y después 
mado por los propios liechos, y por la exlreclia udíod, y par- 
: lia mantlenido con el GeTe Presidente principal auxiliador de- 
Partido do Novallorcs, y hijo de Confesión del Referido Clcrigo 
c donde ha procedido ol nao empeño que se ha hecho por este 
ir el afectto que ha mauifestado y fahorahle acogida que lia he- 
<a loa adhereotes de Jancenislas, concediéndoles coa liberali- 
a semblante largas audiencias, haciéndoles el siosahor a los 
Parttido de haberlos detener en sa aDieaalc^ y después oírlos 
) y con aspereza. 

iempro que el Arzobispo lo ha requerido a que se uniese con 
'ar las tropelías y Usurpaciones de los Consejoa seculares los 
ibarazabaD el cicrcicio do au Cargo, ae ha denegado absoluta- 
stando no tenia orden de Roma, para ello, y como los casos 
10 se podían prebeoir para poder tener orden expresa sobro 
I todos los que se han ofrecido diricullad la InslrnccioD qae 
le le dio para la regencia d£ estte empleo, bastaba y le poaia 
I obligación de unirse con el Arzobispo, y de acuerdo defen- 
ener las regalías y ordeoes de la Iglesia en punttoa capiritua- 
coQocimieolo de ellos toca a loa Prelados con que para sabst~ 
18 materias al Arzobispo y desempeñar las obligaciones de su 
) neceaittaba de mas orden Particular que la instrucción geae- 
! para sucomisioQ. 

a la diñcultad quo se ofreció con motivo de la elección de se- 
Cabildo de Sania Gudula hecha a favor do Carlos de Boodt 
el Dean de dicho Cavildo con algunos Canónigos do su fac- 
ón queja al Roy contra el Arzobispo por la vía de su Consejo 
S. U. fue servido remitírsela ;il Arzobispo con orden de in- 
: ella con su parecer, lo hizo satisfadeado a las imposturas 
y sus Parcialca habían forjado cquibocando la verdad del lie- 
Arzobispo no fue parte pero bien Juez, y reconocido por tal 
ísorero Unichels con loa Canónigos opuestos a dicha elección 
iel Arzobispo, alegando en au Memorial la Nulidad do ellas 
havcrse hecho sin guardar las fornias ordinarias, y que so 
los estlalotos do dicho Cabildo y sin embargo de ser dicho do 
a perjudicial Janoeoísta de loa que siguen este Partido como 
13 Informaciones que se han tomado a su Cargo, obtuvo la 
el luterouncio, y oste escrivio al Nuncio da Madrid havla de- 



1 



414 DBL PODBB CIVIL BN KSPASA 

«stido Tol a otaría méate de el citado cargo de secretario coa inlerbeacion 
y beneplácito del Arzobispo y que el Dean y Ca vil do para acredilarsn 
respecto y resignación que le Profesaban, qaedaban de acuerdo y coaseat- 
tian en que se bolbiesc a hacer nueva elecion, y haviendose passado eslte 
informe a S. H. por la via del Nuncio como consta por su Real despacho 
de 7. de Junio de 1697 en que ae sirve expresárselo usi al Arzobispo, se 
reconoce liaver sido entteramente opuesto a la Verdad del hecho pnes el 
referido de Bondt, no desistió ni ha desistido anttes si Consta por actto de 
Notario Apostólico, que ha pretextado y declarado se mantiene y persiste 
en la posesión de dicho Cargo, con que es Culpable, y se le puede notar de 
ligereza y padon al lotcmuncio pues obra en estas materias con Parciali- 
dad, y que el fin de eslc ymforme fue para desacreditar y Malquistar al 
Arzobispo tanto en Roma como en Madrid. 

S. Que en la dependioncia de el Primer Curatto de Santa Gudula coafo- 
rido por aquel Cavildo en cierto Vanbisbcque, se declaro lut^o el Yater- 
nuncio- faborecedor sayo sin informarse Primero del Arzobispo de los mo- 
tivos que cOBcurriaa para rehusarle la admisión, y no Conferirle el Cargo 
de Almas, instando desde sus Principios al Arzobispo a que le admitiese 
sin embargo de ao leaer el exceat ú licencia de sn ordinario el Obispo de 
Torna y para poder dejar la Yglesia de Cortray a donde es Cura, y de ha- 
verso este sngetto inabilitado con los enormes excesos Comettidos contra 
los sagrados Cañones y executado otros absurdos contra lo mismo que 
esta dispuesto y arreglado por la Santa Yglesia, y de haver ocurrido 
a los tribunales seculares en matteria paramente espiritual tal qnal lo 
es esta de Cargo de Almas, teniendo solo la facultad de conferirla y de 
conocer de semejaotes matterias los Obispos y Jueces eclesiásticos y 
que para Corregir y que se abstengan los eclesiásticos en tomar recursos 
en los Tri banales seculares, se han ympueslo por la Yglesia penas muy 
grabes y censuras reserbadas, no obstante la Concurrencia de tan no- 
tablea Circunstancias no fueren atteudidas del Yntteruuncio, ni ha con- 
siderado que el Arzobispo no pedia Conferir el cargo de Almas, sin ex- 
presa dispenssacion de su Santidad, respecto de Uaverle heclio incapaz 
al Pretendiente los attenttatos que havia executado contra los Sagrados 
Cañones, y rebeladosc a su mismo Superior, ai nada ha bastado para que 
dejase de persistir en la admisión de este sugetto iaabililado, y a ña de 
poderlo Consegnir propuso al Arzob.ro que siendo de su Complacencia es- 
cribiría al Nuacio de París interponiéndole para que obtubiese del Obispo 
de Tornay el Exceat, a que le respoadio el Arzob.po podía executarlo, y el 
le iasignuo deseaba le escriviese un papel para preltext;ir esta instancia, 
y haviendo por ollíido o por Concurrencia de Negocios de mas precisión 
diferidolo el Arzob.po dos o tres días, formo qneja el Yutternuncio a 
S. A. E. añadiéndole que el Arzob.po jugaba a dos manos, y se cntlcndia 
con el Obispo de Toruay, pues haviendole ofrecido le escribiría un papel 



PBLIPE IV il3 

re esta matleña no lo hnviíL hecho; y prebeaido el Arzob.po por qq Mi- 
;ro del discurso que havia teaido el YattcrauDcio Con S. A. E. sobre 
i puato, le escribió laego pidieodole reüriese al Nuncio las Circnastan- 
1 y motivos qae havian concnrrido para rehusar a este sugctto el Cargo 
Almas a ña de quedar disculpado eu la Cortte de Roroa y ponerse a 
)ierto de las penas impuestas por la misma Cortte, le respondió el Ynt- 
luncio en otro Papel excusnodose de hacerlo: y porque do quedase 
i. E. en la mala impresión en que se le liavia puesto le bolbio a escri- 
Itaoamcnte el Arzob.po pidiéndole passase el oficio referido; y verbal- 
ate y por escripto declaro tantlo a S. A, E. como al mismo Yntternun- 
admitiría al dicho Vaobisbeque con condicioa que el Yateronncio to- 
!ea su Cargo su justificaciou haciéndose responssable a la Corle de 
na de las Penas y demostraciones que podía ejecutar la Santa Sede 
L el Arzob.po por haver admitido al referido Cara después de los a b- 
dos que havia Cometido, a cuya Proposición se excudo absoIntameBtte 
fntternnncio, y no quiso entrar eu etla, con que se puede vecr con evi- 
icia que no solo consentía en que se Ynfracttasen las Conslitocinnes de 
fglesia, pero que su designio hcra el de snbscitarle nuebos embarazos 
Ingar de segundarle y unirse con el para sobsteuerle y defender las 
alias de la Yglesia, las quales procuran los Consejos seculares bulne- 
y extinguir. 

. Que habiendo Cierto Predicador exercido la facultad de Predicar sin 
ir autorizada para ello, lo hizo en la Villa de Lovay no contra la Conf-re- 
ioa que haviaa teoido !os Obispos, y con tanto ardimiento y escándalo 
! el Chanctller de Brabante te dijo al Arzob.po que eu Conciencia y 
a exemplo de otros debía hacer demostración con el tal angeto, y sien- 
el Arzob.po informado de esto mismo de otras partes, cito a dicho 
dicador para qnecomparecieseeu su Tribunalajustiflcaise de los punt- 
en que hera acusado, y en lugar de Comparecer dicho Predicador, 
irrio al Intternuncio. y este conttra todas las formas ordinarias y re- 
s de derecho, admitió su recurso, y dio un respcriplo, para que en Pri- 
ra instancia no contesttase eu el Tribunal Arzobispal y compareciese 
te el de el Obispo de Amberes, procedimiento bien extraño, y no Prac- 
ido, pncs la Primera instancia es indisputable tocaba conocer de ella al 
Eob.po y que tal oobedad, uo estilada eu estos Países, y sin conocí- 
agrabio de el Arzob.po no se podia haber eiecutado. 
lú. Que sobre diversos negocias embio el Arzob.po a su oficial Vansus- 
en a traltar con el luternúncio, y sin embargo de ser sageto legal y 
:n moderado, adbirtio el Internuncio al Arzob.po no le era grato dicho 
;ia], ni gustaba de trat<ir con el en adelante, haciéndole entender lo 
ibiasQ otra persona; el fín no se lia pcncttrado, poro se puede atribuir, 
e siendo la qne le embiase menos authorizada podria el latcrnuncio In- 
preltar las palabras, y eqnlbocar el sentido de las Comisiones. 



f 




446 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

\U Qae en cUbersas ocasiones lia procurado el laternancio desacredi- 
tar al Arzob.po impresionando mañosamente hera Galpable y Caussa de 
los machos Conttrastes y dificnltades que se ofrecían; y con alguna pro- 
babilidad se ha enttendido que al mismo Sr. Elector le ha entretenido con 
semejantes discursos a que se debe atribuir la suspensión de S. A. E. en 
haver dilattado, y no tomar expidienttes en las representaciones del Ar- 
zob.po 

4 2. Que en la dependiencia de Daniel Kerkhoven, secretario del Arzob. po 
que se reduce d sobsttener la validación de una Bulla de el Papa por la 
qual le Confirió un Canonicato de los de su nominación en laCathedral de 
Amberes, habiendo requerido diversas beces al Internuncio para que como 
Ministro de sa Santidad se interpusiese de forma que los Tribunales se- 
culares se abstraycsen del conocimiento de la Validación de dicha Bulla; 
por ser materia Puramente espiritual, y que su Partte Conttraria alegase 
su derecho en justicia ante el Tribunal eclesiástico a quien toca, y no a 
Juez secular ninguno, pues no haviendo en dichas Bullas cosa que pueda 
perjudicar al estado, ni a los Prebilegios del Pais, en el Puntto de el Peti- 
torio debe juzgar el Juez eclesiástico, y sin embargo de haver tan funda-> 
dos mottivos, le rehuso el Internuncio su amparo conttra toda razón y 
justicia. 

43. Que tanto en estos Paises, como en Roma, y España ha formado 
queja el Internuncio, consistente en que el año pasado combido el Arzo- 
bispo a comer en su Casa a todos los Obispos que se hallaban en esta Cort- 
te, y a el, no, haciéndole Cargo de lo mismo que le debia agradecer, pues 
si el Arzobispo no le combido, fue por no exponerle en el embarazo de que ' 
los otros obispos, harian dificultad de Cederle el lugar y Precedencia y 
también porque la Concurrencia fue casual, y no promectitada de forma 
que si se Considerase desapasionadamente, se reconocerá quan débil fun- 
damento tiene esta queja; y en los mottivos que se han referido se podra 
veer la tiene muy justificada el Arzobispo del extraño proceder y Con- 
ductta que el Internuncio ha tenido desde que llego a esta Cortte. 

H. Y finalmente como ha sido tan extrecha la unión y buena Corros- 
pondiencia entre el I oter nuncio y Gefe Presidente se ha alenttado con ma- 
yor exceso el Partido de Jancenistas, pues en los dos referidos Ministros 
han hallado siempre amparo contra el Arzob.po y Prelados y de esto ha 
resultado la desemboltura y falta de respecto que se ha experimentado en 
algunos Burgeses, impresionados de que apoyando el Internuncio el Par- 
tido de Novatores, lograrían obtener por la via de la fuerza, lo que por la 
de la justicia y razón no podrían conseguir con que la mala intteligencia 
que se ha reconocido ay en los Pueblos la ha ocasionado la Conduta que 
ha seguido el lutternuncio contraria al servicio de las dos Magostades. 



r 



PELIPB IV 417 

Copia de Papel escripto por D. Luis del Hoyo Maheda a D, Chrispin González 
Botello secretario de estado de España, para hacar relación a S. M, y al 
Consejo, 

El Señor Arzobispo de Maliaas me abisa este correo lo que parttizipa 
a V. S. y a todos los Señores de Estado daado qucnta de lo que le passa 
coa el Clérigo de lloadt Prepósito de los Padres del Orattorlo y me pide 
bea a V. S. y le pide no se dilate el hacer relacioa de su representación 
pero como yo me hallo de tres meses a esta parte tan malttratado de mi 
peligrosa y larga enfermedad no puedo hacerlo de persona con no poco 
dolor mió, y asi recurro a esttos renglones, pudiendo decir que este P.e de 
Hondt es el Archipapa de los JauL^enistas, el manttenedor de ellos, tenido 
y conocido por tal y no niega el el serlo, antes lo obstenta y asi es perni- 
ciossisimo a mi me quiso veer algunas vezes, y me embio a prebeoir de 
ello pero sin embargo se x^ontubo, y no lo hizo con que nunca le hable ni 
le conozco de vista. 

El Interounoio desde que paso a Flandes se declaro a favor de este P. e 
de Hondt y por faborecedor de los Janeen i s tas que escandalizo al lugar y 
yo se lo adberti, de que se procuro justificar asi de palabra como por es- 
cripto, pero se ha ido mas dando a conocer cada dia, persuádeme que lo 
deben de haver ganado estos hombres que lo saben hacer y tienen maña y 
disposición para ello acostumbrándolo ansi, con que les vale y consiguen 
su intento, y ansi mesmo Creo que mientras se manttubiere este Ministro 
alli, ha de ser muy pernicioso al servicio de ambas Magestades. 

El Arzob.po de Malinas es un S.to Prelado martillo de los Hereges, y si 
no fuera por su Valor y Constancia, la religión hubiera descaecido mucho 
en aquellas partes, y establecidose la Sectta de estos Jancenistas, que no 
es menos perjudicial que la de Lutero y Calbino, hablo con todo conoci- 
miento por lo que he visto por mis ojos y tocado con las manos, y ansi 
faltara á lo que debo, sino refiriera a V. S. todo esto para que si le pare- 
ciere ponerlo en la noticia de S. M. lo haga y de todos esos Señores de Est- 
tado, que si no fuera por el Impedimento que Uebo dicho los Informara 
muy por menor y digera quantto Combiene alenttar a este Prelado para 
que no desMaye porque si lo hiziera seria en gran perjuicio de ambas Ma- 
gestades la divina guarde a Y. S. muchos años como deseo Madrid y fe- 
brero 44 de 4697. b. L. M. de Y. S. su mayor servidor=D. Luis del Hoyo 
Maeda=»Señor D. Chrispin González Botello. 

en la Carpeta del anterior documento dice lo siguiente. 

Bruxelas a su Excelencia a 25 de Abril 4698» del Arzobispo de Malinas 
recibida en 44 de Mayo. Respóndase, que ha ley do su excelencia el Papel 
que remite pero que se halla incapaz de dar paso en la materia sin que 
preceda orden de su Magestad según le tiene insinuado en su antecedente. 
Respondida en 47 de Mayo. 

Tomo YI «7 






7W 






1 



t . 



r^" 






418 DEL PODEB CITIL E!f ESPAÑA 

Fot ultimo, en el mismo Archivo geoeral central (Bstado, legajo 1.599), 
hemos encontrado un curioso documento que traza los progresos del jan- 
senismo en España. Dice así: 

Aviso Gatholico. 

El Jansenismo se hace cada día mas de moda en nuestra España» y es 
«ansa de las turbaciones, y transtorno que se esperimentan en algunas 
Cortes CathoUcas de Europa. En consequencia de la apelazion que inter- 
pusieron contra la Bula Unigen\íxi.% los siete obispos refractarios de Fran- 
cia (entre los que fue ma^ furioso Golbert Obispo de Montpellcr, y coa 

. :!• : ^ aprovazion del P. Pooget su theologo) publico el señor Cardenal de Byssy 

nna instrucción Pastoral en la que estableció cinco verdades Capitales. La 
y.^ , primera que la Bula ünigenilu^ era Canónica y Oi-thodesa en todos sus pun- 

tos: La segunda que no es equiboca, ni ambigua: La tercera que es un jni- 
cio irrefragable de la iglesia unibersal: la cuarta que es Dogmática: La 

^- ' quinta que sin incurrir en las mas fuertes censuras nadie se puede dis- 

pensar de subscribir a ella de espíritu, y de corazón. Estos cinco Artículos 
formavan la primera parto de la Instrucción. 

En la segunda parte demostrava el señor Cardenal de Bissy, que solo al 
Papa, y a los obispos toca va de derecho el declarar jurídicamente en pri- 
mera instancia, si nna decisión es, o no es de la Iglesia, porque en el Parti- 

l' do de los Refractarios se habla pretendido semejante derecho. La instruc- 

'/ cion del Sr. Cardenal fue denunciada al Parlamento de Paris que se dis- 

ponía a obrar contra ella; pero el Rey le quito el conocimiento avocando 
esta causa a su Consejo y nombrando Comisarios Eclesiásticos y seculares 
para que le hiciesen relazion. Los principales Capítulos de acusación in- 
tentados contra el señor Cardenal de Bissy eran que en muchos lugares de 
su instrucción cometía atentado contra los derechos mas sagrados de la 
Corona, y al mismo tiempo establecía máximas contrarias a las libertades 
de la Iglesia de Francia. En su relación aseguraron los Comisarios al Rey 
que era una imputación calumniosa; que al contrario la instrucción con- 
tenia en muchos pasages las máximas mas conformes a los derechos de la 
Corona y a las Libertades déla Yglesia Galicana. No hablaron los Comisa- 
rios de las denunciaciones hechas contra la instiruccion del Cardenal, sino 
como de un texido de falsedades y de impostura. 

En consequencia en 93 de Mayo de 4723 Condenó el Rey los Li velos 
de las Denunciaciones como difamatorios, calumniosos, llenos de declama- 
ciones falsas, temerarias, escandalosas, injuriosas a la persona del Carde- 
nal de Bissy, a la Santa Sede, al orden episcopal, sediciosas dirigidas a la 
revclion, y contrarias a las buenas costumbres. 

El Yll.mo Señor Pedro Francisco de Lafiteau Obispo de Sisteron, Agente 
que fué en Roma, y Francia, sobre el negocio de la Bula ünigenüus y tes- 



^i. y 



W^:^\ 






'** * 



: f 






' /. 



FELIPE IV 



419 



tigo de estos hechos al folio 444. del i,^ tomo de la Historia de la Goasti- 
tttcioa de que fué Autor, confirma may de lleno qae los Jansenistas re- 
vuelven los Tronos, y fomentan revelione^ contra los Soberanos, asi se 
espUca en estos términos fielmente tradazidos. 

((Oprimidos por todas partes los Qnesnelistas vaxo del peso de la Auto- 
sridad, jazgaron que ya era tiempo de descubrir todo su sisthema con- 
dtrario a toda Potestad lexitima, y de explicarse abiertamente Avian en- 
»señado los Calvinistas que los Pueblos son sus propios dueños y Seño- 
»res: que la soberanía está^ en manos de la Nación; que la maltitud es la 
»que comunica la autoridad a los Soberairos; que ellos no la exercitan sino 
»en el nombre del Pueblo; y que como el los ha elevado los puede aba- 
»tir a su placer, y voluntad. Estos fueron los principios con que los doe- 
atores fanáticos sublevaron en otro tiempo a Ynglatorra, y Escocia contra 
»sus Reyes. Los Qnesnelistas no se horrorizan de estos sacrilegios, y Par- 
Dricidios, que entre nuestros vecinos han causado máximas tan sedicio- 
osas. Ellos enseñan la misma Doctrina publicanla en sus discursos, la in- 
Dsertan en sas escritos, y se ha descubierto que se dicta publicamente en 
»sus escuelas. 

dEI Señor Fauvel fue el Profesor apelante que tuvo el atrevimiento de 
^declararse tan abiertamente contra las dos Potestades. Habia extablecido 
Dpor principio, que el poder de hacer leyes pertenece a la multitud; que 
»e\ Principe i el Senado, no nos pueden mandar observarlas, sino en^nom- 
»bre de la multitud, y que el poder de que se hallan revestidos los Reyes 
))no reside en ellos sino porque Dios lo ha concedido inmediatamente a 
úos Pueblos, que les ha confiado. Timbien havia representado a la Ygle- 
»sia baxo la idea de una República, donde la Autoridad ha sido concedida 
»por JesuGhristo a todo el Cuerpo, y a donde el Papa, los primeros Paste- 
ares y aun los Concilios Generales, no la exercen sino en quanto obran 
sen nombre de todo el Cuerpo etc.» 

Por mas que los Jansenistas hayan querido enmascararse para ocultar 
sn orrible sistema, aun desde sus principios se hao manifestado enemigos 
' de toda subordinación. Urdióse en Flandes una secreta trama contra el 
Gobierno Español, y en la que no hizo el menor papel Cornelio Jansenio. 
Temió las resultas, y para desfigurar las sospechas dio a luz un escanda- 
loso Libelo contra los Reyes de franela, intitulado el Marte Gálico, com- 
placióse entonces España de esta producción, por que estava muy mal 
con Francia, y el fruto del Libelo fue para Jansenio el Obispado de Ypres. 

Antonio Arnaud con el fin de desviar a los fieles de la frecuencia de los 
Santos Sacramentos dio a luz el libro de la Frequente Comunión Quejóse 
amargamente a la Reyna el Principe de Conde quien trata va de refutar tan 
impropia obra. La Reyna hasta tercera vez mandó a Arnaud fuese a Roma 
a dar quenta de su Doctrina. No obedeció, y temiendo la prisión de la Bas- 
tilla estuvo algunos años oculto en París» hasta que se huyó a Leydan. 



f% * 



420 UEL PODER CIVIL EN ESFANA 

Muchas ordenes se han repetido en Francia contra el Autor impresor, 
y manipulantes de las Gazetas Eclesiásticas, y con pena de la vida, pero 
continúan estos Libelos difamatorios, sin que se hayan podido descubrir 
sus Autores, y sin que estos malvados obedezcan aun con riesgo de su 
vida ordenes tan justas. El espiritu del Jansenismo fecundo en estas pie- 
zas hace estos prodigios. 

Dixe al principio que el Jansenismo se hacia ya de moda en nuestra Es- 
paña; y ahora añado, que levanta mucho la caveza en vista de algunos Li- 
bros que cada dia se traducen al español y cuyos Autores fueron Janse- 
nistas de corazón; y aun cuando no contengan mala Doctrina es hacer mu- 
cho favor á sus Autores grangeaodoles lectores que so apasionan por ellos, 
y con inclinación a subscribir a otras obras suyas prohividas. Lo cierto es 
((ue lo que se juzga buena Doctrina trahe consigo un pestilencial hedor 
que solo perciben los de largas narices: y desde luego afírmo que no se 
hallarán en tales Libros exortaciones a la trequcncia de Sacramentos, ni a 
la invocación del nombre Santísimo de Jesús, al de su Santísima Madre, 
ni al de los Santos. 

En una de las gacetas'de este año próximo pasado de 89 se anuncio que 
se daria al Publico una colección de las obras del Piadoso Nicolás Le-Tour- 
neaux. En la gaceta del presente de <9 do Marzo Núm.® 23 se publica una 
obra de lo mismo Letourneaux, que dice asi: Hisíoria de la vida de nuestro 
Señor Jesiichristo escrita en francés por el Piadoso y sabio sacerdote Nicolás 
Letourneaux, y traducida al castellano. Nada puedo decir hacerca de la doc- 
trina de este Libro porque no le he visto; pero veamos ahora si quadra al 
Autor el dictado de Piadoso que le prodigan sin tropezar en Barras. Nicolás 
Fontayne educado entre los Solitarios de Puerto ReaL que no puede ser sos- 
pechoso a los Jansenistas, escribió en 12 ((volúmenes en dozavo las memo- 
rias sobre dichos solitarios, y en el tomo 2.^ a las paginas 427, y siguien- 
tes habla de Letourneaux en esta forma» ((Después de haber dexado un 
«Curato o Vicaria (fue la de Villers) en la canpaña con que subsistía muy 
spobremento, no exercio mas función alguna eclesiástica. Tomó el partido 
» (retirándose a Puerto Real) de condenarse asi mismo como un usurpador 
))del Sacerdocio de Jesu-christo dexó con alegría la sotana, y por consi- 
))gu lente todas las sagradas funciones, y se reduxo a un vestido grosero 

«ceniciento, y a una vida muy penitente Que? (esolama el mismo His- 

))toriador) los Sacerdotes están obligados a degradarse, y ni el privilegio 
»de sus funciones sagradas, ni la unción sacerdotal que han recibido los 

«dispensan de entraren el camino de la Penitencia Yo le he visto Dios 

«mió! en su estado de humillación! = To vi en el rincón o desván de una 
«guardilla a un pequeño hombre feo de mala cara, y mal vestido; y como 
«no le conocía apenas le salude. « Tal era según la relación de un testigo 
ocular el ayre penitente de Letourneaux después de su voluntaria degra- 
dación. Disfrazarse de este modo, no decir jamas la misa, no rezar, ni re- 



FELIPE IV 424 



, \ 



t 



i 

I 



cibir los sacramentos es lo qae se llama en el lengaaje de Puerto Real, en* 
trar en el camino de la Penitencia. De Mons Carlos Dachemin sacerdote 
solitario de Puerto Real y compañero de Letourneaux dice el mismo Fon- 
tayne, que los ojos mas linces no percibieron en 27 años que fue labrador 
en Puerto Real sino el esterior de un Paysono, y tampoco se le vio a tan hu- 
milde sacerdote, hacer la menor función de tal, ni se le oyó pronunciar 
una palabra latina para mejor ocultar su carácter. Estos son a los que a 
boca llena llaman Piadasos nuestros españoles, en fin el llamado aun, por 
el señor Gliment Obispo de Barcelona, muy Piadoso, murió sin recibir los 
sacramentos. Justos juicios de Dios en premio de la virtud del Piadoso Le- 
tourneaux, quien miro con desprecio los decretos Pontificios, y ni le con- 
tuvo el respeto que debió tener al Santo Concilio do Trente. 

Por los años de 4639 se publicó en París la traducción del Misal que 
probivio la^Asamblea del Clero en 4660, y en el siguiente la condeno Ale- 
xandro séptimo, y no obstante el buen Letourneaux traduxo en francés el 
Brebiario Romano, que fue censurado por una sentencia de Cheron oíicial 
de Parisenel año de 4688 pero Arnaud Gcfe entonces del Jansenismo, to- 
mo la defensa. Veamos ahora algo de ja Doctrino de Letourneaux. entre 
varios pasages notados do Jansenismo en sus obras, y que ya no tengo 
presentes, anotó el siguiente en su tomo 4.® del año christiano pagina 368 
de la edición de Sosset de 4683 Dice asi: Eí hijo de Dios delibera si rogaría 
a su Padre que le dispensase el morir, y puetle ser también que en efecto hiele- 

se esta suplica; pero el se corrigio al instante ¿se puede oir sin horror a este >n' 

impio hablar de Jesu-christo como si fuera un puro hombre sugeto a en- 
gañarse como los demás hombres, y que no sabiendo que partido tomarla, 
delibera, toma mal su partido y so corrigen Solo quien no crea la Divinidad 
de Jesu-christp podra hablar en este tono. Por mas que los Jansenistas 
aparenten unción, y piedad en sus Libros, nunca pierden de vista aquella 
proposición de sus Patriarcas: Que christo no murió por todos los hombres ^ 
cuya proposición estamparon para que andando el tiempo se negase el Mis- 
terio de la encarnación, que es la base de la Religión Christlana, se diese 
por apócrifo el evangelio, y se arruinase enteramente la fe, estableciendo 
sobre sus ruinas el puro Deísmo, en confirmación aOrma el Señor Pillcau 
en su relación jurídica, que en el primer Congreso que tuvieron los seis Ge- 
fes del Jansenismo, uno de ellos profirió esta impía proposición. 

A que efecto un Jesu-christo nacido, y muerto por los hombres? Esta es una 
historia apócrifa, un error del que es preciso desengañar á los Pueblos publi- 
cando que Jesu-christo no murió por todos los hombres, sino solamente por los 
escogidos que deste modo sin que se note vendrán poco a poco a negar el Miste- 
rio de la encamación. 

Imprimiéronse en Barcelona en el año 4 774 las instrucciones christianas 
sobre el sacramento del matrimonio de Nicolás Letourneaux, que traduxo 
la Ex.ma Señora Condesa del Montixo, y exorno con una carta que sirve 



422 DEL PODER CIVIL EN ESPAÑA 

r 

de Prefación el Ul.mo Gliment, quien liace altisimos elogios del Autor, y 
antepone sus cortísimas instrucciones a la grande obra que el Padre To- 
mas Sánchez compuso del matrimonip, tan útil y aun necesaria en los tri-* 
bunales, que la admiraron los Papas Clemente S,^ y Paulo 5.® y alavaron 
con los mas altos elogios. ¡Pero a quanto se atreve el espíritu del Partido! 
Véase dicha carta, y se convencerá qualquiera del encono del Señor Cli- 
ment contra los enemigos de los Solitarios, y lo mucho que se inclina á 
estos: véase también su Pastoral, que precede a las costumbres de los isr- 
raclitas, y christianos del Abad de Fleuri, donde se muestra apasionado 
por la Iglesia de Utrec, cuyos feligreses los declara por de nuestra comu- 
nión. Hasta aqui han sido inntiles quantos esfuerzos han hecho ambas 
Potestades para esterminar el Jansenismo porque insensiblemente se mul- 
tiplicó tanto su numero en Francia, que ha prevalecido al de los Gatholi- 
cos. Mons de Perefíxe Arzobispo de París puso quantos medios le dictó 
su celo para reducir al gremio de la Iglesia a las monjas de Puerto Real 
sobstenidas por sus Solitarios en el error, y quien llamo a aquel Monas- 
terio Baluarte del Jansenismo, Hizoles varias visitas con amor de Padre; 
embioles muchas Pastorales; pero nada bastó, hasta que dando quenta a 
Clemente XI dirijio su Santidad un Breve a Luis XIV en que denominaba 
a dicho monasterio de Puerto Real de Campos, y a sus Solitarios, Nido de 
la tieregia, y le suplicava por la ruina de aquella Asamblea, lo que puso 
en ejecución demoliendo el sitio, y dispersando sus moradores en el año ' 
de 1708. Este prudente remedio empeoro el mal, porque en la dispersión 
se multiplicaron los Jansenistas sin fin, hasta que rompiendo la mina en- 
teramente abandonaron la subordinación, que en todo vasallo es debido al 
Soberano, y la sumisión a la Santa Sede, despreciando censuras. Bulas 
Dogmáticas, y Concilios, lo que ha constituido a los Jansenistas, ramas 
cortadas del Árbol de la Fé Catholica, Apostólica Romana. 

O llespaña, Hespaña única entre todas las Naciones del mundo en con- 
servar la pureza de la fé despierta, abre los ojos, y mira los estragos que 
nos presenta la Francia, nacidos del odio con que los Jansenistas imitando 
a los demás herejes, han manifestado contra el Vicarío de Jesu-christo, 
contra el Cuerpo de los Obispos, y contra sus Principes, y Señores, quan- 
do engrosado su Partido se han halla